Archive for the tag 'Sierra Hidalga'

Paisajes de la Serranía de Ronda: Cortijo de la Viborilla.

Andrés Rodríguez González Enero 19th, 2017

Paisajes de la Serranía de Ronda
Cortijo de la Viborilla.

Entre la Sierra Hidalga y la Sierra de Las Nieves existen una serie de “cortijos” que son impresionantes. No por parecerse a los cortijos andaluces del Valle del Guadalquivir, sino por todo lo contrario. Estos no están rodeados de fértiles tierras sino de esterilidad y rocas desnudas. Cortijos son el nombre con el que se les conoce, pero son actualmente una ruina con cuatro paredes que apenas se levantan del suelo, al lado suelen tener una menguada fuente, algún moribundo o fallecido árbol y una pequeña “era”, testimonio de que los escasísimos suelos con poca pendiente entre rocas eran cultivados. Cuando estaban habitados, sus condiciones no debían ser mucho mejores, la dureza del clima con frecuentes y duras nevadas, la incomunicación a la que estaban sometidos sus habitantes, con veredas maltrechas y empinadas, la escasez de agua con menguados nacimientos  y, a veces, alejadas fuentes, debían hacer muy duras las condiciones de vida. La pobreza de estos terrenos áridos, de calizas y margocalizas, con fuertes pendientes, contrasta con los suelos de la otra ladera de Sierra Hidalga, la que mira a Ronda, de suelos fértiles y con horizontes bien desarrollados. En los terrenos que hoy nos ocupan la mayoría de la superficie está cubierta por piedras y rocas que carecen de suelos, entre los escarpes rocosos serpentean pequeños torrentes que vierten sus escasas aguas hacia la cabecera del río Guadalevín o su principal valedor, el arroyo Carboneras que recoje aguas de las Cañadas del Cuerno y de Enmedio del Pinsapar de Ronda y de La Fuenfría.

El agua está presente en épocas de lluvias pero en verano, gran parte de la primavera y bien avanzado el otoño, aquellos terrenos bien pueden confundirse con una zona desértica o un predesierto de Almería. En determinados lugares, el agua filtrada en el suelo o la caída en forma de nieve, aflora al exterior cuando las arcillas impermeabilizan el terreno, y lo hace en forma de escasas fuentes; cerca de ellas, si el escaso suelo lo permitía, a veces existen restos de pequeñas albercas y lo que debieron ser pequeños huertos. Y entre los minúsculos llanos con un poco de tomo de suelo, se adivina, con mucha imaginación, que eran los dedicados a los cultivos de cereales, cultivos casi artesanales que debían hacerse con arado romano y mulo o burro como toda ayuda, en un intento de arañar algo productivo a la tierra esteril.
Siempre que visito estos cortijos, la Sardina Baja y Alta, el Hoyoncillo, Malillo, Cobatillas, Colmenarejo… tanto si entro por Manaderos como si lo hago por Lifa o por el arroyo Carboneras junto al Refugio de Quejigales, pienso en la dureza de la vida de los aparceros que por aquí sobrevivían.  Y digo bien, sobrevivir, por que vivir aquí no es vivir. Veo a los pastores cuidando rebaños de los señoritos de Ronda, pensando cómo justificar ante ellos no poder pagar la aparcería por la sequía, la enfermedad o la espantá de los rebaños por los truenos y tormentas, veo a los muchachos mal vestidos y peor calzados, ocupados todo el santo día en buscar la oveja o la cabra “paria” que no aparece, en evitar que las cabras invadan el huerto o se coman los cultivos de cereales; pienso en las muchachas ayudando a la madre en sus múltiples obligaciones, tal vez soñando con un hombre que les saque de allí para llevarles a una vida mejor; pero sobretodo, pienso en las mujeres que aquí vivieron, aquí parieron, lloraron a sus hijos muertos al nacer o picados por víboras, despeñados en algún tajo; tal vez soñando con que alguno de sus hijos pudiera irse a Ronda como “aprendiz” de algún oficio o alguna de sus hijas a casa de los señoritos a “servir”. Imagino mujeres duras, descalzas por darles sus zapatillas a las hijas, temerosas por el futuro de sus hijos y a la vez valientes para vivir el día a día. Y sobre todo pienso en las mujeres que vivieron en el cortijo de La Viborilla. ¿Y por qué en éste? Porque desde aquí se ve Ronda, que representaría el paraíso prometido, el lugar donde se iba un par de veces al año. Donde vivían parientes y quizás, algún novio que trabajaba en una tienda de la calle La Bola, un mozo que le prometío una vida mejor cuando viniera de “la mili”, y que no pudo cumplir su promesa porque antes el amor fue truncado por una suegra que le arreglo el matrimonio con alguna vecina, una “casi suegra” que le jodio la vida y, a la vez, le dio los sueños de la vida que nunca vivirá.


Imagen de Josep Cuatrecasas del año 1930, cuando vino a realizar una visita a los pinsapos.

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Merendera androcymbioides

Andrés Rodríguez González Enero 11th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Merendera androcymbioides
En 1978 Benito Valdes describía la nueva especie Merendera androcymbioides con ejemplares de la Serranía de Ronda, concretamente decía que el material para la descripción de la nueva especie había sido encontrado en “las cercanías de Ronda”.  Desde entonces las citas en la Serranía de Ronda son escasas por no decir casi nulas. Tan solo tenemos referencia de que Manuel Becerra Parra localizó la planta en el Puerto de Quejigales en 2.006. Por lo tanto cuando Juan Ríos Pimentel, botánico aficionado pero no por ello menos riguroso que cualquier científico titulado, me comunicó que haciendo una ruta por Sierra Hidalga había localizado ejemplares a últimos de diciembre de 2014 de esta rara especie, me apresuré a hacerle compromiso de volver a buscarlos. El día 6 de enero de 2.015, acompañados de Gonzalo Astete,  otro buen naturalista de la Serranía, hicimos un recorrido para intentar ver esta joya botánica. Localizamos primero un ejemplar suelto a 1.015 m de altitud sobre el nivel del mar y más tarde a más altura, 1.214 m, una población bastante abundante (quizás entre 70 a 100 ejemplares) en una ladera con fuerte pendiente orientada al sur- sureste, sobre arcillas procedentes de descomposición de calizas, mucha piedra suelta y vegetación tipo matorral. Dentro de terrenos del Parque Natural Sierra de Las Nieves. Este año no ha sido posible su localización a pesar de nuestros esfuerzos.

Valdes designó el epíteto “androcymbioides” en alusión al parecido con Androcymbium : (…las poblaciones de la Serranía de Ronda deban considerarse como especie independiente. Por ello se describe aquí como Merendera androcymbioides , que alude al aspecto de Androcymbium que tienen los ejemplares sin flores de esta especie.) Resulta evidente el parecido morfológico de muchas plantas aún estando alejadas taxonómicamente, conocido es de sobra el fenómeno de la convergencia adaptativa por el cual especies alejadas adquieren similares adaptaciones.
Aunque pertenecen a la misma familia, Colchicaceas , las posibilidades de observarlas creciendo juntas serían nulas . Actualmente presentan diferente hábitat y área de distribución . Mientras que Androcymbium gramineum se cría preferentemente en terrenos costeros almerienses y norteafricano  entre 0 y 200 m, la Merendera androcymbioides es un endemismo del sur peninsular que crece en pastizales y matorrales basófilos de montaña entre los 600 y los 1600 m de algunas Sierras Béticas del interior andaluz. Presentan diferencias morfológicas apreciables ,flores , porte , fenología…
Pero ambas son ejemplos de geófitos, esas plantas que hacen frente a las condiciones ambientales más adversas con órganos de reserva y resistencia subterráneos. Un biotipo con éxito en la región Mediterránea que ha colonizado medios tan diferentes como pueden ser las frías praderas de montaña o los cálidos arenales costeros.
Las dos son de temprana floración en su medio: Androcymbium comienza su ciclo floreciendo de noviembre a Febrero, aprovechando esa humedad y escasas precipitaciones invernales de la árida costa almeriense; mientras que la Merendera única en su género de floración primaveral, comienza su desarrollo en Febrero con el suelo aún saturado y tras el deshielo de las primeras nieves. Pero los ejemplares localizados en la Sierra Hidalga habían florecido a finales de diciembre y conservaban sus flores el día 6 de enero de 2015.

En un hábitat o en otro estos geófitos con frecuencia crecen en llamativos grupos y destacan al ser las primeras en emerger sus bellas formas, flores blanquecinas que contrastan con el verde de sus hojas, bien sea sobre la arena, la arcilla o la nieve.

Bibliografía
www.mirandoplantas.com
institucional.us.es/revistas/lagascalia/

Un árbol singular de la Serranía de Ronda: El torvisco Macho del Mures.

Andrés Rodríguez González Junio 21st, 2016

Situado en el Cerro Mures, una montaña caliza situada cerca de Ronda que posee excelentes vistas sobre la ciudad, Acinipo, las montañas de Grazalema y de Montejaque, Sierra Hidalga. Existen en las cercanías algunos hermosos ejemplares de Cornicabra de porte arbóreo, pero este árbol en concreto es un híbrido de Torvisco y Cornicabra, que, además presenta un tamaño descomunal para tratarse de estos matorrales.

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Merendera androcymbioides

Andrés Rodríguez González Enero 8th, 2015

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Merendera androcymbioides

En 1978 Benito Valdes describía la nueva especie Merendera androcymbioides con ejemplares de la Serranía de Ronda, concretamente decía que el material para la descripción de la nueva especie había sido encontrado en “las cercanías de Ronda”.  Desde entonces las citas en la Serranía de Ronda son escasas por no decir casi nulas. Tan solo tenemos referencia de que Manuel Becerra Parra localizó la planta en el Puerto de Quejigales en 2.006. Por lo tanto cuando Juan Ríos Pimentel, botánico aficionado pero no por ello menos riguroso que cualquier científico titulado, me comunicó que haciendo una ruta por Sierra Hidalga había localizado ejemplares a últimos de diciembre de 2014 de esta rara especie, me apresuré a hacerle compromiso de volver a buscarlos. El día 6 de enero de 2.015, acompañados de Gonzalo Astete,  otro buen naturalista de la Serranía, hicimos un recorrido para intentar ver esta joya botánica. Localizamos primero un ejemplar suelto a 1.015 m de altitud sobre el nivel del mar y más tarde a más altura, 1.214 m, una población bastante abundante (quizás entre 70 a 100 ejemplares) en una ladera con fuerte pendiente orientada al sur- sureste, sobre arcillas procedentes de descomposición de calizas, mucha piedra suelta y vegetación tipo matorral. Dentro de terrenos del Parque Natural Sierra de Las Nieves.

Valdes designó el epíteto “androcymbioides” en alusión al parecido con Androcymbium : (…las poblaciones de la Serranía de Ronda deban considerarse como especie independiente. Por ello se describe aquí como Merendera androcymbioides , que alude al aspecto de Androcymbium que tienen los ejemplares sin flores de esta especie.) Resulta evidente el parecido morfológico de muchas plantas aún estando alejadas taxonómicamente, conocido es de sobra el fenómeno de la convergencia adaptativa por el cual especies alejadas adquieren similares adaptaciones.

Aunque pertenecen a la misma familia, Colchicaceas , las posibilidades de observarlas creciendo juntas serían nulas . Actualmente presentan diferente hábitat y área de distribución . Mientras que Androcymbium gramineum se cría preferentemente en terrenos costeros almerienses y norteafricano  entre 0 y 200 m, la Merendera androcymbioides es un endemismo del sur peninsular que crece en pastizales y matorrales basófilos de montaña entre los 600 y los 1600 m de algunas Sierras Béticas del interior andaluz. Presentan diferencias morfológicas apreciables ,flores , porte , fenología…

Pero ambas son ejemplos de geófitos, esas plantas que hacen frente a las condiciones ambientales más adversas con órganos de reserva y resistencia subterráneos. Un biotipo con éxito en la región Mediterránea que ha colonizado medios tan diferentes como pueden ser las frías praderas de montaña o los cálidos arenales costeros.

Las dos son de temprana floración en su medio: Androcymbium comienza su ciclo floreciendo de noviembre a Febrero, aprovechando esa humedad y escasas precipitaciones invernales de la árida costa almeriense; mientras que la Merendera única en su género de floración primaveral, comienza su desarrollo en Febrero con el suelo aún saturado y tras el deshielo de las primeras nieves. Pero los ejemplares localizados en la Sierra Hidalga habían florecido a finales de diciembre y conservaban sus flores el día 6 de enero de 2015.

En un hábitat o en otro estos geófitos con frecuencia crecen en llamativos grupos y destacan al ser las primeras en emerger sus bellas formas, flores blanquecinas que contrastan con el verde de sus hojas, bien sea sobre la arena, la arcilla o la nieve.

Bibliografía

www.mirandoplantas.com

institucional.us.es/revistas/lagascalia/

19 Paisaje de la Serranía de Ronda: Sierra Hidalga

Andrés Rodríguez González Julio 23rd, 2013

19 Paisaje de la Serranía de Ronda: 

Sierra Hidalga

Con Vicente Astete

Sierra Hidalga es una mole montañosa de rocas calizas que cierra la Meseta de Ronda  por el sureste y que se puede admirar perfectamente desde la ciudad.

Como imagen de este representativo Paisaje de la Serranía de Ronda presentamos una foto poco vista de la Hidalga en la que se observa las rocas calizas muy erosionadas de la parte alta de Sierra Hidalga; su pico más alto, la Peineta, llamada así por la forma que se ve desde la ciudad de Ronda; algunos pinsapos, resto de lo que fue el pinsapar más cercano a la ciudad, destruido casi en su totalidad para obtener carbón, la ciudad de Ronda en parte y al fondo la Sierra del Pinar.

Coordenadas:

36º43´23´´ N

5º4´14´´O

Elevación 1.505 metros

PAISAJES DE LA SERRANIA: LIFA

Andrés Rodríguez González Junio 3rd, 2013

PAISAJES DE LA SERRANIA

Lifa.

Con Vicente Astete

Con el nombre de “Lifa” existen varios elementos del paisaje en una zona determinada de la Serranía de Ronda entre las Sierras Blanquilla e Hidalga.

Tenemos un Valle de alta montaña, un Puerto a más de 1.000 metros de altitud, un cortijo con abundante ganado de ovejas y cabras, un arroyo que vierte al río Turón y un cornicabral que es una zona de excepcional valor ecológico en EL Parque Natural de la Sierra de Las Nieves.

También tenemos los restos de una torre árabe de vigilancia ocupando un escarpe rocoso que domina todo el valle. Sus coordenadas son 36º45´17´´N

5º01´45´´O

967 mt elevacion.

Cabañuelas para diciembre 2012

Andrés Rodríguez González Diciembre 2nd, 2012

Cabañuelas para diciembre 2012

Según la interpretación que hago de las Cabañuelas según el método que aprendí en mi pueblo, Garbayuela en Extremadura, aplicado a la Serranía de Ronda, tenemos que: Al frío intenso de finales del mes de noviembre, que por cierto, predije al hacer las Cabañuelas del mes pasado, continuara una leve mejoría en cuanto a las temperaturas, pero ya el invierno no abandonará esta comarca. El tiempo en la primera quincena se muestra irregular, nubosidad variable con lluvias poco intensas que pueden ser nevadas en la Sierras. Al avanzar la quincena las lluvias serán menos importantes pero volverá a hacer frío aunque no tanto como el de finales de noviembre, donde la madrugada del día 28 al 29 tuvimos la primera helada de la temporada. En la segunda quincena aumenta el frío con heladas nocturnas bastante fuertes alternando con días de lluvia de poca intensidad. Me atrevo a pronosticar una Navidad muy fría pero sin lluvias.

Las heladas nocturnas son frecuentes en los inviernos de la Serranía.

A principios de Diciembre tuvimos las primeras nieves en las Sierras que rodean Ronda. En este caso es Sierra Hidalga.

Cabañuelas para febrero 2012

Andrés Rodríguez González Febrero 5th, 2012

Febrerillo el loco
La ocurrencia de un fenómeno que podríamos denominar de “catastrófico” como es la llegada de vientos del norte de Europa y Siberia muy fríos, lo mismo que las tormentas de verano, no son detectadas por las Cabañuelas de Garbayuela. Por lo tanto voy a hacer las previsiones del tiempo tal cual me aparecieron en los días correspondientes de agosto del año pasado.
Febrerillo el loco llama el refranero popular a este mes a causa de las alternancias y cambios bruscos que experimenta el tiempo durante  este periodo del año. Dicen las Cabañuelas que a unos primeros días del mes similares a los de enero, es decir con temperaturas agradables las horas centrales del día gracias al sol imperante y temperaturas muy frías al caer la tarde con heladas nocturnas seguirán fríos intensos con posibilidades de nevadas en caso de precipitaciones, cosa poco probable. La segunda quincena del mes será también muy fría, con cierta inestabilidad que se traducirá en pocas lluvias que de nuevo pueden ser en forma de nevadas.

La foto corresponde a la Sierra Hidalga nevada los días pasados.

Cabañuelas para diciembre de 2011

Andrés Rodríguez González Diciembre 7th, 2011

Cabañuelas diciembre 2011
Navidades frías pero sin lluvias.
Diocen la previsión del tiempo según las Cabañuelas de Garbayuela que el tiempo en la primera quincena de diciembre seguirá como a finales de noviembre, frío desde que anochece, bajada de las temperaturas más intensa durante las noches y recuperación de las temperaturas cuando las mañanas están ya bien entradas. Presencia de nieblas por fenómenos de inversión térmica, tipicos de inviernos sin lluvias. Cuando exista el viento, que será poco frecuente, contribuirá a dar sensación de más frío. Hacia mitad de mes tendremos alguna perturbación que dará lugar a cierta inestabilidad que se puede traducir en lluvias. La segunda quincena será igual, tiempo estable, frío cuando el sol se oculte y en momentos centrales del día incluso cierto calor al sol. Ausencia de lluvias en Navidad.

La foto es de mi alumno Cristobal Benítez, es de uno de los valles que rodean la ciudad de Ronda, los Llanos de Aguaya, al fondo Sierra Hidalga y Sierra Blanquilla.

Ganador concurso Conoce la Serranía. 3 trimestre 2011

Andrés Rodríguez González Septiembre 30th, 2011

El ganador del concurso Conoce la Serranía, en su edición del Tercer trimestre del año 2011 ha sido Santiago Rodríguez, que ha acertado las tres fotos presentadas durante el verano pasado.

La primera fotografía era una imagen del Pinsapar de Grazalema desde el Puerto del Pinar. La segunda era de Ronda desde el Predicatorio y la tercera era una imagen de Sierra Blanquilla y Sierra Hidalga.

Se da la circunstancia de que Santiago Rodríguez ya ganó el concurso en su edición dl segundo trimestre del año 2.010. Es un experto en la Naturaleza de la Serranía y gran conocedor de las fuentes de la Comarca.

El ganador recibirá el premio, que consiste en disfrutar de las instalaciones del Alojamiento Rural Posada del Fresno en  Montejaque, la capital de la Espeleología de la Serranía de Ronda.

Next »