Archive for the tag 'pinsapares'

Recuperación de pinsapos en Sierra Hidalga y Puerto de Lifa.

Andrés Rodríguez González Marzo 26th, 2021

Recuperación de Pinsapares en Sierra Hidalga y Puerto de Lifa.

En terrenos del Parque Natural Sierra de las Nieves, una vez superado el Puerto de Lifa, desde la derecha del camino, se extiende una amplia zona que podríamos limitar por las cumbres de Sierra Hidalga, el Carramolo del Queso, Puerto Frío llegando incluso a las proximidades del Cerro La Yedra, ya cercano al Refugio Félix Rodríguez de la Fuente. Es un páramo pedregoso con gran cantidad de rocas calizas  muy erosionadas aflorando entre pequeñas dolinas. Por toda la zona existen pequeños rodales de pinsapos incrustados en las grietas de las rocas buscando el escaso suelo, la mayoría de ellos han sido despuntados por las cabras, pero también existen algunos pocos ejemplares de gran porte que se presentan muy envejecidos, además aparecen restos de madera de otros ya muertos y algunos rodales con protectores instalados por los voluntarios de Sierra de las Nieves hace ya varios años. En otras zonas vecinas pertenecientes a la finca de Los Peñoncillos también se ven algunos ejemplares de gran porte, pero ya situados fuera de los límites del Parque Natural Sierra de las Nieves. En esta finca existen manchas de matorral importantes que sin duda, protegen los pinsapos de pequeño tamaño, si bien la dura competencia por la luz y los escasos recursos del suelo, impiden su normal desarrollo. Las dificultades de acceso a la propiedad privada no nos han permitido ver el estado de los pinsapos de la finca Los Peñoncillos.

Son los restos del Pinsapar más cercano a la ciudad de Ronda. Las causas de su decrepitud fueron el pastoreo excesivo de cabras y el uso de la madera de pinsapo fundamentalmente para carboneo, una práctica habitual en tiempos pasados aprovechando la relativa facilidad para sacar el carbón obtenido hacia la ciudad de Ronda.

Actualmente ya no pastorean los rebaños de cabras y la zona se dedica al pastoreo extensivo de ovejas. El efecto producido en la vegetación natural de la zona de Lifa ha sido muy positivo. Existen abundantes brotes de encinas que están adquiriendo una cierta altura y los pinsapos parecen querer emerger de entre las grietas de las rocas donde se protegen de los dientes de los rumiantes.

A efectos de una posible regeneración de los pinsapos, parece lo más adecuado la colocación de protectores de plástico alrededor de los pinsapos incrustado entre piedras para conseguir que las yemas de crecimiento alcancen una altura suficiente en la que se encuentren a salvo de las ovejas. Dadas las dificultades del terreno y que necesariamente deben hacerse los trabajos sin ayuda mecánica alguna se propone que la actuación se haga por fases empezando por los pinsapos más cercanos al camino de Lifa dentro de la finca del mismo nombre. Se colocarían unos 40 – 50 protectores de plástico con dos varas grías de metal por protector en los matorrales de pinsapo más recortados y comidos, se aprovecharían los protectores existentes de otras actuaciones y se liberarían aquellos pinsapos que hubieran desarrollado un porte suficientemente alto para ser considerados como libres del peligro de ser destrozada su yema de crecimiento.

Todo ello contando con el permiso de la propiedad del terreno ya que se trata de una finca privada, trámite que intentamos gestionar en la actualidad.

SETAS DE LA SERRANÍA: MAZA DE MORTERO TRUNCADA, CHUPETIN

Andrés Rodríguez González Diciembre 31st, 2020

SETAS DE LA SERRANÍA: MAZA DE MORTERO TRUNCADA, CHUPETIN

Con Gonzalo Astete

Nombre científico Clavaridelphus truncatus

También llamada Clavaria truncata

Su nombre “truncatus”, proviene del latín y quiere decir truncado, en relación a su aspecto.

Seta con un aspecto muy característico, tiene forma de clavo o maza con el extremo obtuso o algo hundido. Habitualmente su longitud no pasa de los 15 cm. con un diámetro de 3 a 4 cm. en su zona más ancha. Tienen color amarillento casi naranja en su parte superior, la obtusa, que se diferencia ligeramente del resto de la parte aérea que es más clara. Por esa forma tan curiosa se le da el nombre de Maza de Mortero Truncada.

El pie de esta seta es rugoso, tanto vertical como horizontalmente, es frecuente que aparezca sinuoso aunque también pueden ser rectos y más estrecho en la base. Su color es más claro que la parte superior obtusa de la seta, pero sin diferencias morfológicas, formando un conjunto uniforme.

Otra curiosidad de la seta es que el “himenio”, la parte fértil, recubre toda su superficie. Su carne es consistente, fibrosa, algo esponjosa, de sabor bastante dulce y olor a hongo, por ese sabor dulzón y agradable se le introducía a los niños pequeños en la boca a modo de chupete, de ahí el nombre popular de Chupetín. Cambia ligeramente al marrón cuando se corta.

Produce esporas amarillentas.

Es una especie que vive asociada a raíces de  coníferas aunque también aparece en robledales. Aparece, a veces, con profusión, en verano y otoño en pinares y entre los pinsapos de la Sierra de las Nieves. Suele verse en ramilletes, en forma de corros de brujas, pero también en solitario.

Tiene un sabor muy dulce que es apreciado en algunas zonas. El problema es que su textura un poco desagradable, motivo por el cual se utiliza molido o batido para confeccionar postres. Contiene manitol, sustancia que le da dulzor y la hace algo laxante por lo que se debe de moderar su consumo.

Como en otras setas, tiene propiedades anticancerígenas por su contenido en ácido clavárico, actualmente está siendo motivo de estudio para su aplicación en procesos tumorales.

Bibliografía

http://www.amanitacesarea.com/

https://ginaspieceofcake.co/

Paco Marín: El bosque de Pinsapos vuelve a vivir

Andrés Rodríguez González Marzo 22nd, 2020

El bosque de Pinsapos vuelve a vivir

Describir con el pincel, la pluma o el lápiz los pinsapares no debe ser fácil, cuando se aman los bosques y se conoce las visicitudes de los pinsapos, dibujar los restos de sus bosques, debe ser aún más difícil. Pero no era así para Paco. Esos paisajes yermos, los pedregales estériles a los que conduce la erosión de las laderas desnudas, antes ocupadas por pinsapos que con sus raíces y sus hojas amortiguaban la furia de los temporales protegiendo los suelos, esos paisajes producto de antiguos fuegos provocados por mano humana, para cualquiera que no fuera Paco aún sería más difícil de pintar. Pero él supo les supo sacar la belleza no viendo bosques que una vez fueron, sino pinsapares en regeneración, viendo que la vida no se había extinguido del todo y los bosques de pinsapos, a través de los supervivientes, son la semilla de un esplendor que volverá.

                                                                                                                               

Denuncia: El enemigo actual del pinsapo

Andrés Rodríguez González Junio 19th, 2015

El gran enemigo del Pinsapo

siguen siendo los rebaños de ovejas que campean a sus anchas por la Meseta de Quejigales. Es algo incongruente y absolutamente incompatible con el concepto de Parque Natural y mucho menos con LA FIGURA DE PARQUE NACIONAL QUE SE PRETENDE CONSEGUIR PARA LA SIERRA DE LAS NIEVES.

Como ejemplo valgan estas fotos de una oveja que otea sus propiedades desde las almenas de su castillo como si de un señor feudal se tratara y de un pinsapo ramoneado y que no puede crecer más allá de la altura de las grietas de la roca que le protege de los dientes del devorador.

Historia de los Pinsapos en ppt