Archive for the tag 'SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA'

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA Oronja, Seta de los Césares, Amanita caesarea

Andrés Rodríguez González Noviembre 14th, 2018

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

 

Oronja, Seta de los Césares

Amanita caesarea 

 

 

 

La estación de otoño es muy atractiva, basta contemplar el maravilloso colorido de los árboles de hoja caduca. En la Serranía tenemos la suerte de poder disfrutar de maravillosos paisajes de bellos colores, especialmente si vamos al Valle del Genal.Pero sobre todo el otoño es época de setas. Tenemos por un lado los magníficos boletus; junto a ellos, destaca el vivo color naranja de los níscalos; por otro lado, se exhiben unas atractivas setas de cardo y destacando sobre todas ellas, las majestuosas , las regias oronjas, la llamada Amanita caesarea o seta de los Césares.

La Amanita caesarea se considera como la reina de las setas o la seta de los reyes.  Cesárea, es, además de una operación mediante la cual vienen al mundo muchísimas criaturas, aquella cosa “perteneciente o relativa al imperio o a la dignidad imperial”. De hecho, eran uno de los manjares preferidos del cuarto emperador romano, el Claudio popularizado por las novelas de Robert Graves y la excelente serie de la BBC. Al parecer, Agripina, su cuarta esposa, una vez que hubo conseguido que Nerón, hijo de un matrimonio anterior, fuese designado heredero por Claudio, decidió prescindir de éste. Se cuenta, aunque no hay pruebas, que lo hizo mezclando en un plato de estas setas algunos ejemplares de otra variedad de Amanita, la mortal phalloides. Como era costumbre, Claudio fue deificado tras su muerte, lo que hizo decir a Nerón que esas setas eran “cibus deorum” manjar de dioses, pues habían sido la causa de que su tío Claudio se convirtiese en dios.En el campo y en el mercado puede aparecer cerrada, con forma de huevo (los catalanes le llaman “ou de reig”, y los italianos “ovolo buono”), de color blanquecino manchado, o abierta, con el sombrero de brillante color naranja y el pie amarillento, con o sin restos de la volva o cubierta juvenil.

En la fotografía de María Peña Márquez, del Grupo Atropa, se aprecia en primer plano una rarísima variedad de esta especie, la denominada “Hipocromática” por presentar un color bastante pálido, alejado de su aspecto naranjado habitual.

El Sombrero de esta seta es grande, de un diámetro que varía entre los 8 y 25 cm. en ejemplares desarrollados. La cutícula es de un color típicamente anaranjado, y, frecuentemente, está decorada con grandes placas blancas, restos de la volva. Es carnoso, compacto y consistente, aunque se vuelve algo esponjoso con la edad. Evoluciona de globoso a convexo y, finalmente, casi plano. La cutícula es separable, dejando ver una carne con color amarillento. Es de superficie lisa, algo viscosa con la humedad y brillante, sobre todo, de joven. El margen agudo y estriado, más apreciable en sombreros desplegados.Sus Láminas al principio son de color amarillo pálido, después amarillo dorado. Son anchas, libres, numerosas, y con su arista flocosa. Tiene abundantes laminillas intercaladas, llamadas lamélulas.El Pie es cilíndrico, algo más delgado hacia el ápice, recto, robusto y bulboso. Es de un bonito color amarillento como el de las láminas y el anillo. Es lleno, pero a medida que crece se va deshaciendo desde su centro dándole a esta zona un aspecto distinto, casi hueco. Sus medidas varían desde unos 8 a 20 cm. de altura por de 1 a 3 cm. de diámetro. Es carnoso y de adulto algo esponjoso. Tiene un anillo frágil, del mismo color amarillo que el pie, amplio, colgante, abundante, membranoso y estriado en la parte superior. Si lo cortamos, su color varía del amarillo externo al blanco central. Su base es claviforme con volva amplia, blanca o ligeramente grisácea, membranosa, con típica forma de saco. En ejemplares jóvenes, esta volva, velo universal, contiene a la seta en su conjunto con una forma de huevo, desarrollándose más adelante con pie, y sombrero.Poseé una Carne blanca, amarillenta bajo la cutícula, espesa y tierna. Es de sabor agradable que puede recordar al de la nuez y olor suave, que pasa a ser desagradable en ejemplares muy adultos.Produce unas esporas de color blanco puro. En casos ligeramente amarillenta.De forma elipsoidal, blancas o ligeramente amarillentas en masa, de 8-11 x 6-8 µm., lisas, hialinas, y no amiloides.Brota de forma aislada a gregaria en bosques de caducifolios, encinas, alcornoques, robles o castaños. Es una especie termófila, que aparece a principios de otoño  y a veces en pleno verano, pero siempre después de tormentas abundantes y repetidas. Como necesita calor para su crecimiento, según avanza el otoño desaparece en zonas de climas menos templados. 

Es excelente de comer, una seta exquisita, pudiéndose consumir de numerosas y variadas formas. Para comerla, después de limpiar la tierra que pudiera contener, sus grandes adeptos dicen que lo mejor es filetearlas a lo largo y comerlas prácticamente tal cual, si acaso ligeramente aliñadas  con sal y aceite.

Es difícil confundir esta seta con ninguna otra, con un simple y rápido examen se determina claramente. Tradicionalmente se describe su posible confusión con  la Amanita muscaria pero sus diferencias son muy evidentes. La muscariatiene volva verrugosa, no membranosa. El pie, el anillo y las láminas de color blanco, no amarillo. La cutícula es roja con numerosos restos blancos, pequeños y verrucosos, y no, naranja, lisa y estriada.Existe una variedad, la Amanita muscaria var. aureola  que en situaciones muy concretas (decoloración por sol y lluvia…) pueden tener un cierto parecido, siendo determinante el color del pie y de las láminas, y sobre todo, la forma de la volva.En Europa es de gran estima y consumo, fundamentalmente en Italia y Suiza llegando a alcanzar precios superiores a los 100 €/kilo. A pie de monte en España se paga desde los 15 €/kilo según sea su calidad y estado de formación. Las que están en su primer estado de crecimiento, forma de huevo, son mucho más apreciadas, más que por su calidad gastronómica, por disponer de más tiempo conservación antes del consumo. Actualmente en algunas reglamentaciones de recolección micológica, de algunas comunidades autónomas, está prohibido el coger setas en este estado inmaduro.

Bibliografía

www.amanitacesarea.com

www.heraldo.es

 

 

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA Hidno herrumboso

Andrés Rodríguez González Octubre 28th, 2018

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Hidno herrumboso

Nombre científico: Hydnellum ferrugineus

  

A pesar de su extraño aspecto es una seta que presenta la típica estructura formada por un Sombrero, Himenio y Pie.

El Sombrero tienen de tamaño en los adultos entre 5 y 10 cm de diámetro. Tiene una forma irregular, a veces con apariencia de un solo sombrero y otras parecen varios unidos o superpuestos. En su crecimiento puede pasar de ser convexo a plano y al final puede deprimirse por el centro. Su superficie, cuando es joven es color blanquecino y exuda unas pequeñas gotitas de color rojo claro, en los ejemplares adultos es de color marrón, oscuro en el centro y más claro en los márgenes. Al tacto es áspero casi siempre y los márgenes son irregulares al ondularse.

El Himenio es como si estuviera formado por pequeños aguijones que pueden llegar a ser de unos cinco milímetros de largo, de color claro en los individuos jóvenes adquieren tonos oscuros al hacerse adultos. Con los aguijones pudiera confundirse con Hydnum repandum, pero la consistencia dura de su carne permite distinguirlo de esa especie perfectamente. También es muy similar la especie Hydnellum peckii, por exudar gotas rojas de joven, pero ésta no se encuentra entre coníferas. Si se diferencia mejor del Hydnellum aurantiacum, debido a la carne anaranjada que posee este último.

El Pie es más bien corto en relación al tamaño del sombrero, también presenta aspecto macizo.

Su carne es muy dura, de color ferruginoso, más bien elástica y de mal sabor. NO ES COMESTIBLE.

Suele encontrarse en zonas de pinares y otras coníferas. Es una seta propia del otoño.

La foto es de Gonzalo Astete

 

Bibliografía

https://www.fungipedia.org/

 

SETAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Coprinus comatus.

Andrés Rodríguez González Octubre 15th, 2018

SETAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Coprinus comatus.

Popularmente se les conoce con los nombres de Barbuda, Chipiron de monte, Apagador, Matacandil.

Dicen que es excelente comestible pero se estropean con mucha facilidad. Los ejemplares jóvenes son excelentes, delicados y tiernos. Se deben consumir solo las setas con las láminas blancas y al contrario de lo que se ha indicado en otras guías, el pie de estos ejemplares es aprovechable. Se deben de cocinar y consumir nada más recolectarse, lo antes posible, sus características gastronómicas se pierden rápidamente.

De joven tienen un Sombrero de forma cilíndico-ovoide que evoluciona posteriormente a campanulado. De 3 a 8 cm. de diámetro y de 5 a 20 de alto. Cutícula fibrosa de color blanco, lisa en un principio que se rompe en grandes escamas de aspecto de “pelos” repartidas por toda la superficie. En el ápice del sombrero estas escamas no son blancas, sino marrones con forma de dedal. Margen liso y delicuescuente. Esta característica, la delicuescuencia, se extiende por todo el sombrero y oscurece y deshace todo a medida que crece, convirtiendose finálmente en tinta.

Sus Láminas son numerosas, anchas, muy apretadas, blancas al nacer que se vuelven rosas y luego negras por la maduración de las esporas, posteriormente se disuelven en tinta negra. Tiene láminillas intercaladas, llamadas lamélulas.

El Pie es cilíndrico de 12-20 de altura por 1-1,5 cm. de radio. Es hueco, liso, frágil, quebradizo, con restos de velo como anillo blanquecino, farinoso y fugaz, que a menudo acaba en la base manchado de negro por la esporada. Su grosor se atenua en el ápice y se acrecenta en la base.

Tienen una carne delgada, frágil, con olor suave pero agradable. Blanca en su juventud que cambia a negro cuando crece. Sabor ligeramente mohoso.

Es una especie nitrófila que aparece en cualquier terreno bien abonado, jardines, bordes de caminos, escombreras. Abundante desde primavera hasta finales de otoño.

De fácil cultivo, no se ha comercializado debido al poco tiempo de conservación que tienen antes de licuarse.

La foto es de María Peña a quien agradezco que me haya permitido usarla.

Bibliografía

http://www.amanitacesarea.com/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA Seta de Chopo Agrocybe aegerita

Andrés Rodríguez González Septiembre 16th, 2018

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Seta de Chopo Agrocybe aegerita

Aparece en grupos de varios ejemplares, compactos y apretados, sobre los tocones, raíces y troncos viejos de olmos, álamos y chopos y, a veces, en las mimbreras.

El sombrero mide de 2 a 10 cm de diámetro, primero semiesférico y marrón oscuro y más adelante aplanado y blanquecino. Las láminas son al principio de color blanquecino y después se oscurecen y toman un color tabaco con olor a fruta pasada o avinagrada. El pie es largo y esbelto de hasta 15 cm de longitud de color blanquecino o parduzco. Está provisto de un anillo membranoso. Las esporas son de color ocre o tabaco.

Se encuentra distribuida en los lugares donde aparezcan sus árboles nutricios,  sotos, riberas de río y arroyos. Siempre crece ligada a zonas de ribera, lugares aprovechados a menudo para cultivar huertas, por lo que puede ser recolectada en temporadas más amplias, fuera de las tradicionales excursiones otoñales a buscar setas, ya que los hortelanos que cuidan sus huertos las recogen, también algunos expertos, pero no es una seta de consumo popular en la Serranía de Ronda. El árbol más productor es el chopo lombardo (Populus nigra var. italica). Es al año siguiente de cortar los chopos cuando se produce la mayor cantidad de setas, manteniéndose la producción durante los diez años siguientes.

En algunos lugares especie muy apreciada como en la zona de la Ribera de Navarra.

Su recolección resulta muy agradecida, pues en un mismo tronco de chopo se desarrollan numerosos ejemplares densamente agrupados. 

 

Como medidas convenientes para promocionar y conservar la producción de estas setas, en los lugares donde antaño eran abundantes se puede plantar chopo lombardo en las zonas donde se vayan a implantar choperas clónicas, mantener una serie de pies adultos sin apear, favorecer la entrada del ganado para evitar la presencia de vegetación competidora y mantener los tocones tras la corta durante un mínimo de diez años.

Se la puede confundir con  Pleurotus ostreatus, especie típicamente lignícola que fructifica en troncos y tocones de diversos árboles, similar en su morfología a la seta cultivada, pero de sabor más marcado y que se diferencia de Agrocbe aegerita claramente, por sus láminas blancas, bien decurrentes, y pie excéntrico carente de anillos.

Foto de Gonzalo Astete

Bibliografía

https://www.valdorba.org

 

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA Boleto de verano.

Andrés Rodríguez González Noviembre 8th, 2017

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Boleto de verano.

Boletus aestivalis (Boletus reticulatus). Género Boletaceae
Seta excelente para comer. Es un Boletus del grupo “edule” típico del verano,  habitualmente atacado por las larvas de los insectos, cosa normal dada su época de aparición.

En la Serranía aparece en otoño cuando el sol calienta el suelo después de las primeras lluvias, este año en noviembre. Suele encontrarse en bosques de castaños y robles  en otoño en nuestra comarca pero más al norte aparece en primavera verano, de ahí su nombre.

El nombre de Boletus tiene una etimología incierta, parece ser que deriva de dos palabras griegas,  o tal vez de “bolos” ya que el sombrero de la mayoría de los hongos es globular, para algunos autores deriva del nombre “metabolitos” por el cual los romanos mostraron las mejores setas comestibles, aunque originalmente se refiere únicamente a los “huevos” Amanita Caesarea. Reticulatus viene de “retículo”, abreviatura de red, malla.

Su sombrero es de 6-15 cm de diámetro, primero hemisférico, después convexo, el margen es grueso, bastante regular y del mismo color que el resto del sombrero. Poseé una cuticula separable, seca, tomentosa, se agrieta fácilmente en tiempo seco, filamentosa, de olor uniforme, de color gris-marrón u ocre-avellana.

Pie de 8-16 x 2-6 cm, robusto, casi cilíndrico, a veces en forma de maza, más o menos radicante, de color pardo rojizo y con retículo prominente y poligonal bien visible. Su carne es espesa, firme, se torna blanda con el paso del tiempo, de color amarillo bajo los tubos y blanco bajo la cutícula. Posee un olor agradable y sabor dulce.

Se diferencia de Boletus edulis porque éste último presenta la cutícula glutinosa y el pie ligeramente reticulado en la parte apical. No confundir con Tilophilus felleus de poros rosados en la vejez y sabor muy amargo.

Bibliografía
www.micoroda.es

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA Pleorotus

Andrés Rodríguez González Noviembre 7th, 2017

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA


Pleorotus

Es un conocido género de setas que pertenece a la familia Pleurotaceae del orden Agaricales.

Algunas de sus especies son de habitual cultivo, comercio y consumo, en especial la Pleurotus ostreatus que es muy apreciada, en especial sus ejemplares jóvenes.

Tienen sombrero de formas variables, de embudo, de ostra, redondas y generalmente con colores grises y pardos. Los sombreros siempre son  carnosos y consistentes, al igual que su pie, ya que son una misma unidad, absolutamente homogénea.

Lás láminas son claramente decurrentes, de colores blancos cremosos. Producen esporadas de colores similares incluyendo rosas y lilas.

En general son todas muy buenas comestibles, destacando la famosa “seta del cardo” Pleurotus eryngii de exquisito paladar. También la Pleurotus nebrodensis es muy valorada, en especial en la isla de Sicilia donde se comercializa con profusión.

Son más de 200 las especies aceptadas como Pleurotus. Algunas se encuentran en troncos de árboles o en tocones. El ejemplar fotografiado magníficamente por Gonzalo Astete se encuentra en un tronco vivo de Ailanto, un lugar para vivir muy poco frecuente en la Serranía de Ronda.
Como siempre que se trata de setas sólo debemos coger aquellas especies que conozcamos muy bien y siempre bajo la supervisión de un experto. Recordar que el consumo de algunas setas puede ser muy peligroso incluso mortal.  Vamos a dar una cifra, hay más de 1.200 tipos de setas en España de las cuales menos del 4% pueden ser mortales. No nos engañemos, que sean pocas en porcentaje no significa que sean poco frecuentes y abundantes.
Los casos de intoxicación por setas suelen ser graves y acarrear graves problemas hepáticos, algunas veces irreversibles, que derivan en trasplantes inmediatos. No somos conscientes del número de fallecidos por setas en España porque la mayoría de las veces no se documentan. Según cálculos de médicos especialistas, entre 5-10 personas por cada 100.000 al año.

Bibliografía
www.fichasmicologicas.com
www.segurosdedecesos.net

SETAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Amanitha vittadini

Andrés Rodríguez González Marzo 18th, 2017

SETAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Con Gonzalo Astete
Amanitha vittadini

Es una curiosa seta que presenta un “Sombrero” que frecuentemente supera en los los 10 cm de diámetro, incluso a veces supera los 15, tiene forma globosa cuando brota, evolucionando a forma convexa o plano convexa, rara vez aplanado. Su superficie es de color blanco o crema, muy seca y fácilmente separable de la carne, pero está recubierta de escamas que no son otra cosa que restos del velo que recubre la seta en sus inicios. Estas escamas son de color variable, crema amarillentas a gris ocre, más bien aplanadas, no piramidales, pero si con un cierto relieve. Margen regular y no es inhabitual que tenga restos colgantes del velo.
Sus “Laminas” son libres con respecto al pie, apretadas, de color blanco de jóvenes, luego cremas, de consistencia un tanto cerosa, blanda.
Tiene un “Pie” cilíndrico, pero radicante por su base, de consistencia muy dura y lleno. La zona superior es lisa, hasta el anillo, que es colgante y persistente, liso por arriba y arrugado por la parte inferior. Desde el anillo hasta la base, el pie está recubierto en su totalidad de escamas dispuestas de forma circular o en espiral. Todo el pie tiene un color similar al del sombrero, salvo quizás la base que se vuelve algo más ocrácea.
La “Carne” es espesa y consistente de color blanco, los ejemplares jóvenes tienen un olor aromático muy peculiar, con la edad este olor se mitiga y casi llega a desaparecer, su sabor es dulce.
Para tratarse de una Amanita su hábitat es peculiar, ya que sale en prados y pastizales de cierta altura, entre la hierba. Fructifica tanto en primavera como en otoño. Es una seta rara, el ejemplar fotografía procede de La Nava.
Por su hábitat es frecuentemente confundida con Agaricus, incluso mucha gente se la ha comido confundida, sin que se tengan noticias de ningún contratiempo con ella. Está considerada como comestible, aunque no es muy cotizada por los buscadores. Más difícil es su separación de la Amanita codinae, especie que no tiene el pie tan duro, y que sale en eriales y claros boscosos. La mortal Amanita virosa se diferencia por la ausencia de escamas y su volva envolvente.

www.fungipedia.org

Setas de la Serranía de Ronda: Seta Yesquero. Seta Casco de caballo.

Andrés Rodríguez González Noviembre 10th, 2016

Setas de la Serranía de Ronda
Seta Yesquero. Seta Casco de caballo. (Fomes fomentarius)

Esta seta no es comestible, debido a su extrema dureza.
Hongo parásito que el su tamaño adulto tiene forma de pezuña de caballo, posee un tamaño de 10 a 40 cm de anchura. Su superficie está cubierta por una capa muy dura con círculos concéntricos que se van superando a medida que crece. De color variado, con tonos más o menos fuertes en colores como el gris o el marrón, siendo por lo general más claro hacia el margen.
Tubos largos que se van estratificando en varias capas. Posee unos poros delgados, muy pequeños, primero de color gris claro, más tarde con tonos ocre sucio.
La carne en los ejemplares jóvenes parece corcho, pero con la edad se vuelve dura y coriácea.
Lo podemos encontrar durante todo el año sobre troncos vivos o muertos de diversas frondosas, sobre todo fructifica en hayas y chopos. El carpóforo puede crecer durante varios años. El ejemplar fotografiado estaba en un tronco de pinsapo muerto y caído en el suelo.
Se trata de un potente hongo parásito que ataca a diversas frondosas, produciéndoles una enfermedad conocida como la “pobredumbre blanca”, ataca con especial virulencia a las hayas con las que acaba en varios años. Si el hongo es lo suficientemente activo en un sólo árbol se pueden llegar a contabilizar de 20 a 30 carpóforos.
Hace más de 5000 años, un hombre viajaba a través de un glaciar alpino cuando fue atacado. El impacto de una flecha rompió su arteria subclavia y murió desangrado. En el año 1991, al derretirse un glaciar, unos alpinistas encontraron su cuerpo momificado mientras caminaban por el valle de Oetz (Tirol austríaco).
A este hombre se le denominó “Oetzi, el hombre del hielo”. Iba perfectamente vestido para caminar por la nieve, llevaba capa, chaleco y zapatos especiales, también se hallaron unas hierbas suaves que rodeaban sus pies y que hacían la función de unos calcetines. Además de un hacha, cuchillos, flechas y un arco más alto que él, entre las pertenencias de Oetzi se encontraron varias especies de hongos. Uno de ellos, el Piptoporus betulinus (el hongo del abedul), es un remedio tradicional para combatir los parásitos, lo cual tiene sentido porque se encontraron huevos de parásitos en el intestino de ese hombre. Otro hongo que portaba era el que estamos comentando, un Yesquero, que pudo haber utilizado como yesca para hacer fuego o para sanar heridas, ya que este hongo posee acción antibacteriana.
Tanto el el Hongo del abedul como el Yesquero son hongos de los llamados “políporos”. La mayoría de los políporos crecen en los árboles y no se conoce ninguno que sea venenoso.
Hasta ahora este hallazgo es el ejemplo más antiguo del que se tiene noticia del empleo de hongos medicinales por el ser humano.
Bibliografía
jesanca.blogspot.com

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Rebozuelo anaranjado, trompeta amarilla.

Andrés Rodríguez González Marzo 13th, 2016

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Con Gonzalo Astete

Rebozuelo anaranjado, trompeta amarilla. Cantharellus lutescens.

Seta con un sombrero de aproximadamente 5 cm de diámetro en estado adulto, con forma de embudo o plana, pero con una especie de ombligo en su zona central. De color marrón grisáceo recubierto por fibras oscuras sobre un fondo algo amarillento. El borde suele ser más oscuro, y está ondulado e involuto de forma un tanto irregular, siendo además muy fino.
Láminas inexistentes, el himenio de esta seta es liso o arrugado, como con unas ondulaciones a modo de pliegues que se extienden sobre el pie. De color amarillento o carneo pálido.
Pie mucho más largo que el diámetro del sombrero, de color amarillo fuerte o amarillo anaranjado, generalmente liso. A veces con un surco longitudinal. Es hueco.
Carne fina, delgada y frágil, más dura en el pie y más flexible en el sombrero, de color amarillo pálido. Olor bastante fuerte, afrutado, y sabor dulce.
Es una seta que aparece durante el otoño, en forma de grupos, formando a veces verdaderas alfombras, en zonas musgosas dentro de los pinares, con predilección por los terrenos calizos.
Es un buen comestible habitualmente recolectado por los seteros, que incluso puede desecarse para su posterior uso. Se puede confundir con el Craterellus tubaeformis, cuyo himenio tiene auténticas nervaduras, no pliegues o arrugas como esta seta, además su olor a humedad es característico, y sus colores no son tan vivos.

Bibliografia
www.fungipedia.org

Setas de la Serranía de Ronda: Pie azul

Andrés Rodríguez González Marzo 2nd, 2016

Setas de la Serranía de Ronda

Con Gonzalo Astete

Lepista nuda. Pie azul

También llamada popularmente Borracha, Tricoloma violeta, Pezón azul.

El Sombrero va cambiando de una forma convexa en su juventud a plana, amplia y suave en la madurez. Su diámetro varía desde los 5 cm. a los 15cm. La cutícula es separable de la carne y tiene un color violeta, azul violeta o marrón violaceo o incluso los dos, difuminandose del centro, marrón, a los bordes, violeta. Es viscosa en tiempo húmedo. Los tonos más violetas se pierden con la edad o la sequedad del ejemplar, pudiendo quedarse en un color crema uniforme. Su margen suele ser cun poco más violeta, no está estriado, es liso y fino e incurvado en su juventud.

Presenta Laminas de color lila violaceo, apretadas, sinuosas, escotadas o adherentes o un poco decurrentes. Tiene numerosas lamélulas. Con la edad el color lilaceo se vuelve más crema. Las láminas se desprenden facilmente del sombrero.

 El Pie es cilíndrico, de base claviforme o suavemente bulbosa. Mide de 5 a 10 cm. de altura por 1 a 2 cm. de diámetro. Es de igual color a todo el conjunto, violaceo. Este color es más apreciable en su base. También se pierde con el paso del tiempo o la sequedad. Su textura es fibrosa, y de consistencia carnosa. En su base es común que aparezca micelio blancoviolaceo con hojarasca y tierra fuertemente adherida.

La Carne es de color blanco con reflejos pardos o violetas cerca de la cutícula y de la base del pie. Consistente, tierna, algo esponjosa en tiempo muy humedo.

De olor afrutado muy característico de la especie. Sabor suave, dulce, algo ácido.

Aparece en bosques, bajo coníferas o planifolios en grupos numerosos.

Es Aceptable para comer, con una adecuada preparación es, incluso, de buena calidad. El estado de humedad de la seta es muy importante, ya que se suelen “encharcar” y quedar con una textura flácida un poco desagradable.

Parece que se han descrito algunos procesos de intolerancia cuando se han consumido poco cocidas, por lo que recomendamos cocinarlas bien. Tambíen hay literatura que describe que resultan indigestas después de haber sufrido heladas.

 Por otra parte es una especie de facil “cultivo” en jardines o prados abonados simplemente enterrando micelio recogido en el monte al recolectar algún ejemplar. Al cabo de uno o dos años el prado producirá ejemplares, si las condiciones de humedad y temperatura son las adecuadas.

Bibliografía

www.amanitacesarea.com

Next »