Archive for the tag 'Naturaleza Serranía'

Andrés Rodríguez González Septiembre 11th, 2018

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Mariposa del madroño. Mariposa Cuatro Colas. Charaxes jasius

Es, sin duda, la mariposa que tiene un reverso más bello de las que vuelan en la Serranía.  La mariposa del madroño, es la mariposa diurna mayor que se encuentra en Europa.  Por su gran tamaño pudiera parecer un pipilionáceo, sin embargo, es de familia nimfálidos.

Posee una envergadura alar de 65-75 mm, en los machos y de 75-90 mm en las hembras. Existe dimorfismo sexual en cuanto al tamaño, siendo las hembras  algo mayores que los machos. El anverso  se caracteriza por tener un color marrón adornado con una banda marginal naranja que recorre tanto las alas anteriores como las posteriores. En las alas posteriores existen unas manchas azuladas en zona submarginal. El reverso muestra una serie de manchas gris-marrón, sobre fondo granate, bordeadas de blanco desde el área basal hasta la discal.  A partir de este punto existen diferencias entre las alas anteriores y posteriores. En las alas posteriores sigue una banda blanca, otra compleja con manchas granates y fondo gris en cuyo borde pueden verse lúnulas de color azul metálico que aumentan su tamaño desde la costa hasta el margen interno, finalmente aparece una banda de color naranja pálido. Posee dos colas bien marcadas en cada ala, de ahí el otro nombre vulgar con el que se la conoce.

Las orugas son verdes con dos línea amarillas brillantes que recorren  el lateral de todo el animal. Son fácilmente identificables por poseer dos pares de apéndices en la cabeza, a modo de pequeños cuernos, que se proyectan hacia atrás, en los que la línea amarilla se torna rojiza. También en la zona anal posee un par de apéndices, similares, pero algo más cortos que los de la cabeza.

Especie con muy amplia distribución. Esta es una especie del Centro y el Norte de África, que debió penetrar en las costas mediterráneas europeas. Actualmente se encuentra en colonias aisladas en la Península Ibérica, Islas occidentales del Mediterráneo, Sur de Italia y Francia.

Es posible encontrarla zonas arbustivas y de matorrales altos en los que exista la planta nutricia, el Madroño (Arbutus unedo). Durante la fase de adultos es posible verla en áreas de frutales, relativamente alejadas de las áreas de distribución de los madroños y en la zona costera se ha descrito sobre la planta de la Chirimoya (Annona cherimola). Desde 50 a 1.700 msnm.

Vuela en dos generaciones bien definidas: la primaveral de Mayo a Junio y la de verano de Agosto a Septiembre.

La hembra pone los huevos por separado, de uno en uno sobre el envés de las hojas de la planta nutricia. Esto evita la presencia excesivas orugas sobre una misma planta. El primer alimento que comerá la oruga es la envoltura del propio huevo, que es de color verde amarillento.

Las orugas se alimentan básicamente del madroño, recientes estudios han demostrado que puede hacerlo de otras especies de plantas el Chirimoyo, laurel (Laurus nobilis), arándano (Vaccinium x corymbosum), naranjos (Citrus sinensis), melocotoneros (Prunus persica) entre otras. Tienen color verde fluorescente, surcado por una línea lateral amarilla desde la cabeza hasta las dos puntas del final del abdomen. La cabeza de estas orugas es rara, con cuatro cuernos dirigidos atrás. Cuando la oruga ha crecido lo suficiente, esta se cuelga debajo de una hoja, para formar una crisálida de color verde pálido y queda unida, a la hoja, por un conjunto de hilos de seda para tejer un punto de unión denominado cremáster. Esta mariposa pasa el invierno en estado de oruga. Para ello esta elige una hoja bien orientada y se une a ella mediante un cojín de seda poco denso.

Los imagos o adultos son de hábitos diurnos y costumbres no muy diferentes de otras mariposas. Comienzan la mañana exponiendo sus alas al sol para alcanzar la temperatura corporal para iniciar el vuelo. Al atardecer buscan posadero donde pasar la noche, normalmente buscan la protección de arbustos.

La especie tiene un marcado carácter mediterráneo, pues si bien la planta nutricia es capaz de resistir heladas de hasta -15ºC, la oruga y los huevos no son capaces de sobrevivir a estas bajas temperaturas. Es por ello que su distribución queda reducida a lugares en donde las heladas sean escasas y de baja intensidad

Los adultos machos son territoriales y revolotean continuamente alrededor de los madroños que han elegido para patrullar y defienden este territorio contra cualquier intruso. Las hembras se ven sobre la parte central y alta de los madroños, buscando un lugar donde depositar los huevos. Las mariposas gustan de libar frutas en descomposición, excrementos e incluso de fluidos corporales de animales muertos.

Se distribuyen por la península, y en general en todo el litoral e islas mediterráneas. En la Serranía se las puede ver en zonas donde existan madroños y también en otras más alejadas donde no existe su planta nutricia.

 La foto del adulto es Gonzalo Astete a quien agradezco que me permita usarla.

 

Bibliografía

www.granadanatural.com

naturalezaymediorural.blogspot.com

http://es.wikipedia.org/wiki/Charaxes_jasius

http://ichn.iec.cat/bages/arbusts/Imatges%20Grans/cCharaxes%20jasius.htm

http://www.sea-entomologia.org/PDF/BOLETIN_33/B33-040-275.pdf

elviejoforestal.blogspot.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Azufaifo

Andrés Rodríguez González Septiembre 7th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Azufaifo. Jinjolero. (Zizyphus jujuba).


Es un arbolito de pequeño tamaño originario de China pero ha sido cultivado en las zonas templadas del Mediterráneo desde los tiempos de los romanos.
Plinio relata que fue introducido en Roma desde Siria en tiempos de Augusto. El origen del nombre es muy curioso, mientras que el nombre vulgar “Azufaifo” parece ser de raíces árabes, el científico del género “Zizyphus”, lo relacionan con una derivación griega del nombre oriental “Asafifa”. Según Desfontaines este árbol y no el Almez es el verdadero “Lotos” de los antiguos, que dio origen a los Lotógagos, un pueblo del norte de África.
Pertenece a la familia Rhamnaceas, plantas leñosas de tipo arbustivo, con pinchos curvados a modo de garfios, a veces trepadoras, sus flores son muy pequeñas y los frutos en forma de “Drupa”. De esta familia son también otras plantas abundantes en la Serranía como el Espino Negro y el Sanguino. Algunas son medicinales, otras se han usado industrialmente.
Del mismo género y muy relacionado con el Azufaifo está el “Arto” propio de zonas semidesérticas Mediterráneas, en España, de forma natural, se da en zonas cálidas de Almería y Murcia, se distingue bien, el Arto es más pinchudo y su fruto es menos sabroso que el Azufaifo. En estas provincias se suele injertar el Azufaifo sobre pies de Arto resultando una planta vigorosa y de frutos muy apreciados.

En la Serranía el Azufaifo es frecuente encontrarlo en las antiguas huertas, a veces asilvestrado en riberas de arroyos y acequias, como continuamente salen brotes de su base no es planta que se pierda fácilmente. Se reproduce con facilidad a partir de esos renuevos, se consiguen ejemplares nuevos ya que la semilla es muy difícil que germine, lo usual en la Serranía era sacar los arbolitos futuros de esos pequeños brotes. Podría ser muy interesante recuperar esta planta que, como otras muchas, ha caído en desuso hasta el punto que muchas personas desconocen su existencia. Es una de esas plantas que ya no está de moda como la higuera. Antiguamente toda casa de campo con huerta tenía uno o varios Azufaifos. Una lástima que se pierdan estás plantas que forman parte de nuestra historia.

Los frutos son ricos en mucílago, por lo tanto tienen propiedades laxantes y se han usado también como pectorales. Maduran al final del verano, pasan de un color verde claro a un intenso rojo, son de pequeño tamaño, la semilla está situada centralmente.

Se usa frecuentemente como planta de jardín por sus hojas de intenso color verde y la presencia de los pequeños frutos, de muy agradable sabor. También se puede usar como seto ya que resulta bastante impenetrable al estar armado de poderosos pinchos. Es de hoja caduca, perdiéndola con los primeros fríos del otoño.
Existen unos magníficos ejemplares en algunos jardines por la zona de la carretera de Campillos. También en zonas donde haya habido huertas.

A raíz de publicar en octubre de 2.008 una entrada sobre el Azufaifo recibí un comentario de Pedro Granado que me comunicaba que aunque el azufaifo parece relegarse históricamente al sur y sureste de la Península, más Levante y Cataluña, existe aislado desde hace siglos en el corazón de las dos Castillas concretamente en el Valle del Tiétar, en la cara sur de Gredos. En esta zona, principalmente en el pueblo de Pedro Bernardo (Ávila), existe desde hace siglos, y su fruto se consume típicamente en las fiestas del Santísismo Cristo dela Vera Cruz, a medidados de septiembre. Se pueden observar varios árboles de azufaifo de hasta 10 metros de altura, y troncos cuyo diámetro puede llegar a los 70 cm. de diámetro, con lo que podemos hacernos una idea de la antigüedad de estos, teniendo en cuenta el lentísimo crecimiento de su madera. Los más antiguos han sobrevivido gracias a que estaban en huertas del casco urbano, detrás de las casas, y no han sucumbido a incendios, talas ni abandonos. A la gente le resulta curioso que el azufaifo se dé tan bien en esta zona, al sur de la Sierra abulense de Gredos, pero lo cierto es que hay que acercarse hasta aquí para vé el azufaifo creciendo entre castaños, robles y avellanos y constatar su altísima capacidad de adaptación al clima, que en esta zona castiga en invierno con generosos abundantes.

Bibliografía.
Guía del Incafo de los Árboles y arbustos de la Península Ibérica. Gines López González.  886 páginas. Madrid 1982

 

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Alcaparra

Andrés Rodríguez González Agosto 13th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Alcaparra  Capparis spinosa

Pequeños arbustos que producen frutos muy utilizados en la cocina. Su sabor es intenso, ligeramente amargo.

Pertenecen a la familia Capparidaceae.

Las alcaparras son unas plantas que crecen hasta el metro y medio de altura, son originaria del Sur de Europa.  Tienen hojas pequeñas y unas flores grandes y muy hermosas. Esta planta es de muy fácil cultivo y mantenimiento, pudiéndose tener tanto en maceta como en el huerto. Las hojas son simples y pecioladas, en cuya base aparecen un par de ”ganchos” espinosos llamados técnicamente estípulas. Se comportan como perennes, es decir, que en vez de caer en otoño, lo van haciendo a lo largo de todo el año al mismo tiempo que les salen de nuevas.

Las flores se abren en primavera, en las axilas de las hojas. Pueden alcanzar los 10cm de diámetro, con dos pétalos de color blanco, cuatro sépalos verdosos y estambres de color violáceo. Los capullos florales, conocidos como alcaparras, se recolectan para consumo; así como los frutos, conocidos como alcaparrones, que terminarán de madurar hacia finales del verano o comienzos del otoño.

Las alcaparras son unas plantas muy agradecidas que pueden crecer en climas donde la pluviometría es escasa, son muy resistentes a la sequía. En cultivo se transforman en una hermosa planta que produce una gran cantidad tanto de capullos florales como de frutos. Necesitan sol directo, en semisombra no podrían crecer bien. Las alcaparras pueden desarrollarse sin problema en todo tipo de suelo, incluso en los calcáreos. Por otra parte, si vas a a tenerla en maceta, es recomendable usar turba negra mezclada con perlita a partes iguales. El riego tiene que ser de forma regular, 3-4 veces por semana en verano y cada 6 días el resto del año. Es importante evitar que el suelo o el sustrato quede encharcado. Tampoco necesita mucho abono, se puede hacer con cualquier abono orgánico o bien humus si está en el suelo. Es conveniente recortar sus ramas y quitar aquellas que se vean débiles o enfermas.

En aquellas partes de la comarca donde la temperatura durante el invierno baja de los -2ºC, se deben de proteger del frío y de las heladas. A causa del cambio climático y el aumento de las temperaturas, la alcaparra ha pasado a ser una planta que de estar ausente en la comarca por el frío, cada vez se observan más ejemplares tanto cultivados como silvestres. Se pueden proteger por ejemplo, envolviéndolas con plástico o introduciéndolas dentro del hogar si las tenemos en macetas.

Las alcaparras son muy resistentes a las plagas y a las enfermedades, pero puede verse afectada por hongos si se las riega en exceso.

Estas son unas plantas que se reproducen por semillas o por esquejes. Para sembrar alcaparras lo primero que tenemos que hacer es, adquirir las semillas, en primavera. Los frutos maduran a finales del verano/comienzos de otoño, pero durante esa estación no es recomendable sembrar, es mejor esperar a que las temperaturas temperaturas se mantengan por encima de los 15ºC, podremos sembrarlas de la siguiente manera: Introduciremos las semillas en un vaso con agua durante 24h, para que el embrión que se encuentra en sus interior ”despierte”, al día siguiente, rellenaremos una maceta con sustrato universal para plantas mezclada con un 20% de perlita, y lo regaremos bien, y colocaremos un máximo de dos semillas por maceta, por último las cubrimos con un poco de sustrato (el mínimo para que no se vean a simple vista). Volvemos a regar. Hay que mantener el sustrato siempre ligeramente húmedo, así nuestras alcaparras no tardarán más que dos-tres semanas en germinar.

Se pueden reproducir por medio de esquejes semileñosos que se deben de obtener a inicios de verano. Para ello, hay que: Cortar tallos de 20-30cm. Humedecer la base con agua e impregnarlos con hormonas de enraizamiento en polvo. Rellenar una maceta con turba negra mezclada con perlita a partes iguales, y regar. Hacer un agujero en el centro en la maceta (uno por cada tallo). Plantar los tallos.

Los esquejes brotarán muy pronto, en el transcurso de 1 mes, manteniendo el sustrato húmedo.

Las alcaparras se usan sobretodo en la cocina, para preparar salsas, mahonesas, ensaladas… Y es que, son muy productivas: una sola planta puede producir hasta 3kg de capullos florales que podrás usar para preparar deliciosos platos.

Medicinalmente son diuréticas, vasoconstrictoras, antihemorroidales y tónicas.

Bibliografía

https://www.jardineriaon.com

6610 visitas en un mes.

Andrés Rodríguez González Julio 3rd, 2013

Mañana se cumple un mes desde que empezamos a contabilizar las visitas recibidas en www.laserranianatural.com

Según nuestro contador, Google analytic, en este blog sobre la Naturaleza de la Serranía de Ronda, hemos recibido en un mes 6610 visitas. Creo que no esta nada mal para en blog elaborado por un aficionado, aunque ayudado tecnicamente por Andrés Ramirez, de la Voz de Ronda. Son muchos los fotógrafos, aficionados, naturalistas, amigos… que colaboran conmigo. Siempre con ánimo de informar, siguiendo la máxima de que solo lo que se conoce, se quiere y protege.

La temática es variada pero siempre sobre temas de naturaleza de la comarca de la Serranía de Ronda. También recogemos información de ARACA, sobre flora, fauna, paisaje,

Gracias por confiar en estas páginas, seguiré trabajando para conseguir mis fines, educar medioambientalmente-

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA: Escribano montesino

Andrés Rodríguez González Noviembre 17th, 2011

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA

Escribano Montesino
El macho del escribano montesino es un ave inconfundible y muy bonita por las listas longitudinales negras que destacan sobre la cabeza.
Los adultos de estas aves se diferencian de otros Escribanos europeos por su garganta y cabeza y cara grises con listas negras; las hembras son más apagadas, poco vistosas, con pecho y flancos algo listados. El obispillo y el vientre son de un ocre vivo.
El Escribano Montesino se llama así por su predilección por los terrenos elevados, más o menos rocosos, pero que tengan una cierta cobertura vegetal, sin despreciar los montes pedregosos, los encinares aclarados, los olivares de alta montaña, viñedos, zarzales y áreas cultivadas con muros de piedra. Este pequeño ave es frecuente en los linderos pedregosos posado en arbustos secos y se distingue bien por su trinar rápido y sonoro que recuerda al de Verdecillo y al Chochin.

Es un ave muy territorial, en primavera los machos establecen un territorio donde cortejan a las hembras con movimientos de la cola, que abren y cierran para dejar ver sus laterales blancos. Durante el otoño se forman grupos de jóvenes y adultos que en el invierno buscan zonas climáticamente menos duras, descendiendo hacia el sur de la Península.
Hacen el nido normalmente en el suelo, es construido por la hembra y protegido por una piedra o matorral, también pueden disimularlo con hierba. A veces han anidado en huecos de muros o entre rocas. La puesta se hace entre finales de abril y junio, ponen de 4 a 6 huevos que presentan  rayas pardas oscuras; la hembra incuba los huevos unos 12 días; los pollos permanecen en el nido también unos 12 días, después lo abandonan poco antes de poder volar. Pueden hacer dos crías, y a veces hasta tres.
Se alimentan de granos, brotes y hojas nuevas de plantas; también capturan pequeños insectos, sobre todo en verano y para cebar a los pollos. Son hábiles cazadores, capaces de apresar una araña después de haberse lanzado sobre ella en vuelo.

Las fotos que ilustran son de Juan Luis Muñoz, magníficas como todas las suyas.

Plantas de la Serranía: Retama Blanca

Andrés Rodríguez González Agosto 18th, 2011

RETAMA BLANCA Retama monosperma

Cuando Linneo describió esta planta lo hizo de forma equivocada en la distribución geográfica, debido al error que cometió su discípulo Loefling durante su viaje a España, al confundir la retama común con ésta, dado que las observó fuera de la época de floración.
Científicamente ha recibido diversos nombres, según algunos expertos, la toponimia está aún por aclarar. Son sinónimos los nombres de Retama rhodorhizoides, Lygos monosperma, Genista monosperma, Spartium monospermum, Spartium clusii, Retama webbii.
Es una planta perteneciente a la familia de las Fabáceas o Leguminosas. Como todas las legumbres tiene la particularidad de poder fijar el nitrógeno atmosférico por lo que resulta muy adecuada para recuperar terrenos de cultivo y, dadas las características de las retamas resultan especialmente adecuadas para recuperar zonas degradadas, con fuertes pendientes, por ejemplo bordes de carreteras y otras obras de infraestructuras.


Tiene su origen en el sur de Europa, Portugal y Norte de África. También se ve en Badajoz.
Es una planta muy sensible al frío, por lo que no resiste heladas salvo que sean muy débiles. La retama blanca se desarrolla principalmente en zonas costeras sobre suelos arenosos. Esta planta comparte hábitats con otros árboles y arbustos típicos de los arenales costeros del suroeste español como el pino piñonero, la jara azulada y el Halimium. Además es resistente a ambientes salinos, por lo que la hace recomendable para la retención de dunas móviles, recuperación de taludes y fijación de terrenos.
La foto es de una planta localizada en la Vía Verde de la Sierra de Cádiz, es decir en una zona algo menos fría que el entorno de Ronda. En la Serranía es más frecuente la retama amarilla.
Se trata de un matorral o arbusto de entre 1 y 3 m de altura, con ramas de tipo junco, de color verde, estriadas longitudinalmente. Sus hojas son alternas, de un solo foliolo lanceolado o linear-lanceolado, de color ligeramente plateado. Tiene flores blancas amariposadas, de 9 a 12 mm, dispuestas en racimos laterales cortos y con pocas flores. Una vez fecundadas, se convierten en frutos tipo legumbre de 14 a 18 milímetros de longitud, con forma de obovada a redondeada que termina en punta. Son de color pardo amarillento y en cada fruto contiene 1 ó 2 semillas.
Se siembran las retamas poniendo las semillas en agua hirviendo cinco segundos, sacar rápidamente y pasar a un recipiente con agua del tiempo. Dejar en remojo durante 24 horas antes de pasarlas a maceta. Desde ahí se pasan al suelo.
En jardinería es muy apropiada para ser utilizada en rocallas de zonas secas, con pendientes. También en setos.

Nuevo Concejal de Medio Ambiente de Ronda

Andrés Rodríguez González Julio 9th, 2011

Carta Abierta al nuevo concejal de Medio Ambiente.
Y no es peloteo porqué no me hace falta ni él lo admitiría, pero la designación del Rafa Flores como nuevo concejal encargado de temas medioambientales, ha sido para mí una gran satisfacción. Por muchos motivos que intentaré explicar, motivos que nada tienen que ver con cuestiones personales. Nuestra amistad viene de lejos, desde antes de fundar ambos, junto a otros dos amigos, la Asociación Senderista Pasos Largos. Ni siquiera mi salida de  Pasos Largos rompió nuestros afectos. Con estas palabras, intento explicar que seré objetivo al escribir sobre su designación y, como él ya sabe, seré crítico, como siempre en positivo, cuando los momentos lo requieran y que siempre la aportaré ideas y proyectos que sean realizables  y compatibles con la difícil situación económica.
Rafa tiene tiene muchos valores que lo hacen especialmente adecuado para el tema, entre ellos que conoce el medio ambiente rondeño y lo hace de forma práctica y autodidacta. No es un teórico con conocimientos de los libros. Se ha interesado por la Naturaleza desde hace muchos años, ha aprendido en el campo y madurado sobre el terreno. Podemos compararlo a alguien que monta un huerto según las instrucciones de un libro o alguien que aprendió de sus padres a hacerlo y mejora el rendimiento cada temporada a base de acumular experiencia y solucionar errores.

El concejal de Medio Ambiente, Flores, en el acto de hacer entrega de una colección de libros sobre Naturaleza de la Serranía de Ronda a Joaquín Araujo en la Algaba de Ronda, con motivo de la entrega de un premio por ARACA.

Voy a desgranar algunos de esos valores, aunque, sin duda me quedarán otras muchas virtudes por comentar.
-    Es luchador. Que va a tener dificultades en su gestión es algo que ya debe saber. Además de las críticas habituales contra los “ecologistas antiprogreso” por parte de los expoliadores y explotadores del medio ambiente, también va a tener críticas despectivas por algunos de sus compañeros de corporación que pueden considerarle como un concejal de segunda, pero eso no es nuevo ya que el Medio Ambiente es considerado en España como una anécdota y a los que nos interesamos por estos temas no nos tiene consideración social alguna. Sabe que, aún, no se considera la concejalía de medioambiente tan importante como otras. Sabe que sus socios del PP, han eliminado cinco Consejerías de Medioambiente en varias de las Comunidades Autónomas donde han alcanzado el poder.
-    No es un político tradicional, yo se que ha impuesto una serie de barreras o límites en su gestión de los que no pasará, que le obligarán a dimitir antes de traspasar esas líneas. Otros responsables municipales asumieron cosas como Los Merinos estando convencidos de su maldad medioambiental. Por los motivos que fuera, casi siempre obediencia al partido, lo asumieron en contra de sus propias convicciones, para su vergüenza de por vida, lo hicieron. Yo confío en el Rafa no tenga que pasar esos tragos y que en caso de llegar algún “sapo” de tamaño considerable, que coja la puerta antes de renunciar a sus convicciones.
-    Tiene sensibilidad ante determinados temas por que los ha vivido y los vive en su actividad senderista y naturalista, por ejemplo, los caminos y veredas cortados, nunca puede ser igual que uno  de los que andamos por esos campos nos quejemos que han cortado un camino ante un gestor que conoce ese camino, que plantear el problema ante un individuo que nunca ha pisado el campo y lo más cerca que ha estado del camino en cuestión ha sido cuando lo ha  mirado en un mapa.

Los Homenajeados Joaquín Araujo y Ernesto Fernandez Sanmartin con el secretario de ARACA, Andrés Rodríguez.

-    Rafa no tiene aspiraciones políticas. Ni de vivir de la política. Tiene un trabajo estable y que le gusta. Muchas veces los políticos tradicionales han buscado el “puestecito” para vivir, algo que les proporcione un sueldo. No tienen más remedio que ser sumisos y anteponer las decisiones del partido a las necesidades del Medio Ambiente.
-    Es inteligente, valiente y tiene don de gentes. Sabrá, sin duda aplicar esos valores a su tarea de servidor público. Le considero inteligente por ser capaz de renunciar a un negocio estable y tener la capacidad de adaptarse a situaciones nuevas, fue valiente por apostar por un trabajo nuevo que partía de cero cuando se integró en la Editorial La Serranía. Tiene don de gentes por herencia familiar y por haberlo desarrollado en su anterior trabajo cuanto tenía el restaurante.
-    Sabe esperar, no tiene la impaciencia de la juventud, sabe que la administración es lenta, que debe sembrar en la estación adecuada para recoger los frutos. Su experiencia en el campo le aconseja esperar el momento adecuado para hacer una gestión. Podría haber salido en los medios de comunicación diciendo las muchas iniciativas que piensa poner en marcha, pero es prudente y se sitúa antes.
-    Es persona que admite la crítica, lo que le honra y le permite mejorar. Sabe diferenciar entre una crítica destructiva y un constructiva.
-    Destaca sobre manera la ilusión en hacer bien las tareas encomendadas y sobre todas ellas, a pesar de la edad y de sus experiencias vitales (ambas juegan en contra), aun se ENTUSIASMA con lo que hace. Que nos viene bien a los demás porque cogemos alguna fuerza de su energía.

Ruta por el pinsapar de Grazalema y río Majaceite

Andrés Rodríguez González Junio 16th, 2011

ARACA presenta un recorrido para su colección de
RUTAS POR LA SERRANIA DE RONDA

De  Grazalema a El Bosque por el Pinsapar y Benamahoma.

Dedico esta ruta a Carlos Mirasol, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Ronda durante la pasada legislatura. La educación demostrada en el ejercicio de sus funciones, su concepto de servidor público y su corrección e igualdad en el trato hacia los ciudadanos han hecho que su labor en el desarrollo de todo tipo de actividades deportivas en Ronda sea absolutamente positiva.

Para la visita debemos obtener una autorización de la Junta de Andalucía, actualmente se puede tramitar en la página oficial de Medio Ambiente de la Junta. También podemos acudir al Centro de Visitantes del Parque Natural Sierra de Grazalema, que está situado en la localidad de El Bosque, al lado de la plaza de toros.

El perfil es de Jesús Ripalda

Este sendero permite visitar el bosque de pinsapos que se ubica en la cara norte de la Sierra del Pinar, el lugar emblemático por excelencia del Parque Natural Sierras de Grazalema. El desplazamiento en autobús desde Ronda hasta las antiguas canteras de Grazalema y la vuelta fue financiado por el Patronato Deportivo de Ronda, desde aqui mostramos el agradecimiento de la Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces. (ARACA).
Para llegar al punto de inicio de la ruta, desde Grazalema cogemos la carretera que va hacia Benamahoma, a un kilometro de la salida del pueblo encontraremos un cruce, tomamos la carretera que sale de frente, dirección a Zahara de la Sierra por el Puerto de Las Palomas.
Aproximadamente un kilómetro después del cruce veremos a nuestra izquierda un aparcamiento señalizado como “Sendero del Pinsapar”, donde comienza la ruta.

La senda comienza con una ascensión moderada por un pinar de repoblación, a través de un antiguo camino, ascendiendo en zig-zag, llegamos hasta el Puerto de las Cumbres.
Las vistas son extraordinarias, atrás queda Grazalema y su embalse en lo alto del pueblo, más lejos Ronda y la Sierra de Las Nieves.

El mapa ha sido realizado por Jesús Ripalda.

A partir de aquí, comienza un suave descenso hasta llegar al bosque de pinsapos.
En este lugar se dan unas condiciones especiales de humedad y temperatura, lo que hace posible la presencia de un peculiar abeto llamado “Pinsapo”, que sólo se encuentra en algunos puntos de la Sierra de Grazalema, la Sierra de las Nieves y la Sierra Bermeja. El pinsapo de Marruecos representado con magníficos bosques cerca de Xauen está considerado como otra especie diferente aunque emparentada con el Pinsapo andaluz.
Parece mentira pero el error de la existencia de Pinsapos en los Montes Urales aún puede encontrarse en  numerosos escritos. Alrededor del Mediterráneo, en Marruecos, Argelia, Sicilia, los Balcanes y Turquía existen restos de bosques de Abetos que quedaron cuando los fríos de la Era Terciaria permitían que casi todo el Hemisferio Norte tuviera bosques de estas coníferas. Es decir alrededor del Mediterráneo quedan algunos bosques de abetos, uno de ellos es el Pinsapo, pero no existen pinsapos en los Urales ni en los Balcanes, sencillamente son otros abetos.

A la derecha según descendemos, perfectamente indicado, queda un nevero que han recuperado recientemente.

Cuando hicimos el recorrido, a finales de mayo, la primavera estaba en su esplendor, pudimos disfrutar de gran variedad de plantas herbáceas en flor, como la espectacular Amapola de Grazalema, un endemismo único que aquí habita. Son varias las plantas que por su rareza gozan de especial protección, por eso, en estos lugares esta absolutamente prohibido recolectar flora, molestar a la fauna y salirse del sendero. No debemos nunca olvidar que estamos en la zona de máxima protección del Parque Natural, el Área de Reserva.

El sendero ya metido en el pinsapar, seguirá descendiendo de forma más acentuada, hasta llegar al Puerto del Pinar, lugar donde el pinsapar se abre para dar lugar de nuevo al bosque mediterráneo. El Puerto del Pìnar es un lugar magnífico donde hacer una parada y disfrutar del espectacular paisaje rocoso que se nos muestra.

Mapa de Jesús Ripalda.

Desde el Puerto del Pinar tomamos una pista que nos lleva hasta la localidad de Benamahoma, es un descenso bastante brusco a través de un bosque mediterráneo donde la presencia de Algarrobos nos indica que el clima es bastante más suave que en la umbría del pinsapar. Pasamos junto a la Piscifactoría de Benamahoma, atravesamos el pequeño pueblo y llegamos a la venta del Bujio donde hicimos una parada para comer. Reiniciamos el camino, ahora vamos al pueblo del Bosque por el río Majaceite, sin duda la ruta más popular del Parque Natural.
Iniciamos el recorrido junto a un panel que indica el sendero del rio Majaceite que baja por unas escaleras hacia el rio entre grandes eucaliptus. Un panel nos explica la ruta de 5 km entre las dos poblaciones Benamahoma y El Bosque. En apenas cinco minutos desde el inicio llegamos a los antiguos batanes donde se teñian los paños para abrigos aprovechando el agua y la fuerza del rio. El sendero baja al rio o se aleja ligeramente de él pero siempre en el extraordinario Bosque en Galería con chopos, alcornoques, quejigos, zarzas, adelfas y otras especies características que entre lo umbrío del recorrido y la humedad del río lo hace perfecto para una pequeña ruta familiar en verano. Atravesamos varias veces al río por pequeños puentes metálicos, cuando llegamos a un amplio carril estamos en la Fabrica de la Luz, desde allí podemos ir por el carril y el Jardín Botánico hasta el pueblo de El Bosque o bien descender de nuevo hasta el borde del río y continuar su cauce para llegar al pueblo por la Piscifactoría.

Datos de Interés.
El recorrido tiene 16,7 Kms, la altura máxima a la que se asciende es de 1.305 m, la mínima de 248 m, con un desnivel de 1057 m.

Malva

Andrés Rodríguez González Mayo 26th, 2011

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Malva.  
Malva sylvestris
Es una planta de hasta 1,5 metros de altura, sin embargo es una herbácea bianual y perenne. La malva se distribuye por casi todo el planeta ya que se adapta fácilmente a distintos tipos de terrenos. Para disponer de las propiedades de la malva se usan las flores y las hojas.
Su tallo es muy peludo y leñoso sin llegar a ser madera. La raíz penetra en la tierra con un largo pie lo que la hace resistente ante los intentos de arrancarla, por ello es una de los matorrales más invasivos y fastidiosos en los cultivos, huertos y jardines.
Posee bonitas flores de color rosa o púrpura con venas púrpuras más oscuras. El fruto, que tiene forma de disco, se abre y cae el suelo tras la maduración.
Posee componentes activos a base de mucílagos, aceite esencial y taninos.
Planta típica de primavera, es en esa época la mejor estación para recolectar las flores antes que se hayan abierto. Las hojas deben recogerse cuando la planta se encuentre bien florecida en primavera o verano. Se deben guardar en un recipiente seco y hermético.
Posee muchas propiedades, asi actua como Emoliente y está indicada como protectora importante de la piel, granos o furúnculos, llagas, heridas, úlceras, vaginitis, abscesos, picaduras de insectos, dermatitis, eczemas, hemorroides o cualquier tipo de lesión cutánea. Las propiedades del mucílago contenido en esta planta sirven parta ablandar los furunculos. Es un Antinflamatorio de la mucosa del estómago, de la vejiga, del intestino, boca, encías, la garganta y las amígdalas. También contra sequedad bucal, las úlceras estomacales e intestinales. Actua como Anticatarral, expectorante, y anitinflamación de garganta en las afecciones de los procesos respiratorios, tos, dolor en el pecho, catarros de la garganta, de los bronquios y en las anginas. Sus propiedades suavizan las vías respiratorias. Tiene propiedades Digestivas, combate el estreñimiento y es antidiarreico. Estimula la producción de orina y combate la cistitis, nefritis, uretriti. Por último, estimula las defensas.
Como modo de empleo, para las afecciones de la piel podemos preparar una cataplasma de la planta tierna machacada, sobre la parte de la piel afectada. En caso de eczemas se puede aplicar una compresa fría con la decocción de dos cucharadas de hojas secas y flores por litro de agua. Como regulador del tránsito intestinal podemos añadir a un litro de agua hirviendo de 30 a 40gr de hojas y flores de malva. Antes de tomar dejamos reposar 15 minutos. Se recomienda tomar 3 tazas al día. Para las afecciones bucales, como laringitis, irritaciones de garganta, etc., cocer el agua de una taza con un par de cucharaditas de flores de malva. Dejar reposar diez minutos antes de hacer las gárgaras.
Para aliviar el dolor de garganta podemos realizar gargarismos con la decocción de las flores y hojas secas. Para el dolor de pecho podríamos preparar una infusión de dos cucharadas de hojas secas por taza de agua. Para aumentar su valor emoliente se puede tomar con miel. Contra la tos es recomendable una infusión de una cucharada de flores con dos hojas de eucalipto. Otra receta interesante para las afecciones respiratorias en general es añadir a un vaso de leche unos 10 gr. de hojas y flores de malva y tomarlo antes de acostarse. Otra receta muy útil para tratar las picaduras y las quemaduras se prepara cociendo un puñadito de hojas de malva en una taza de agua y mojarlas con un poco de aceite de oliva. Aplicar sobre la zona afectada.
Debido a sus propiedades suavizantes se ha utilizado tradicionalmente para aliviar las molestias que sufren los niños cuando les salen los dientes, dándoles la raíz descortezada para que la mastiquen y se froten con ella las encías.
La malva también puede consumirse como alimento, en ensaladas mezclada con otras verduras. A parte de los valores medicinales, es una planta muy rica en vitaminas A, B, C, y E.
El líquido que resulta de hervir un puñado de flores también constituye un buen tónico facial.


No se han descrito contraindicaciones importantes, pero con las plantas es siempre necesario extremar las precauciones y que los preparados lops hagan personas que entiendan, por supuesto que las preparaciones a base de alcohol para administración oral a niños menores de dos años no son recomendables en absoluto.

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Jara blanca

Andrés Rodríguez González Mayo 19th, 2011

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Jara blanca, Jaguarzo blanco, Jara estepa. Nombre científico o latino: Cistus albidus.
Planta de la Familia de las Cistáceas. Su origen es Africa del Norte y Sudoeste de Europa. Es decir es una especie autóctona mediterránea. Crece desde el nivel del mar hasta cerca de los 1.000 m. Forma parte de los matorrales que sustituyen a los encinares degradados.
“Cistus” era el nombre de la jara en latín clásico, “albidus” significa blanquecino en latín y se refiere al color de sus hojas. El nombre vulgar de jara viene del árabe “xara” que significa matorral.
Es un Arbusto perennifolio, es decir que siempre conserva sus hojas, puede llegar al metro y medio de altura. Presenta hojas son de color gris blanquecino ovaladas y ásperas, las flores son rosadas o moradas y de escasa duración, los estambres son amarillos. Sus hojas son verdes grisáceas, tienen un característico olor a Jara. Florece entre primavera y verano y prefiere terrenos calcáreos pero no soporta una humedad en exceso. Sus flores, de color rosa pálido, recuerdan a las rosas. Las hojas han sido utilizadas por los árabes de Argelia como té, resultando muy digestivo tras comidas pesadas. En el Levante español, durante épocas de escasez, se han llegado a utilizar las hojas como sucedáneo del tabaco.
Muy poco usados en jardinería, ahora empiezan a utilizarse debido a lo rústicas que son, sus atractivas flores y que son muy adecuadas para formar macizos o revestir pendientes de carreteras. Es una planta adecuada para zonas secas y áridas , no soporta bien las heladas fuertes. Va bien en suelos pobres. Muy resistente a la sequía, regar solo en los períodos de lluvia en que esta sea escasa o inexistente. No toleran los transplantes, por ello se deben plantar en lugares definitivos.


Si se quiere alargar el período de floración se deben quitar los ramilletes de flores marchitas y darle algún riego en el caso de que no llueva a final de primavera.
Se multiplica por esquejes semileñosos en verano y por semillas en otoño.

Next »