Archive for Abril, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: ARLEQUINA

Andrés Rodríguez González Abril 14th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

ARLEQUINA, Esparaxis, Flor de arlequín. Sparaxis tricolor

 

Son pequeñas plantas bulbosas perennes muy valoradas en jardines por su preciosa floración.

Pertenecen a la familia Iridaceae, el género Sparaxis compuesto por unas 12 especies de bulbos originarios de Sudáfrica. Algunas de las especies más conocidas son Sparaxis tricolor, Sparaxis grandiflora, Sparaxis bulbifera, Sparaxis variegata, Sparaxis villosa. Son numerosos los híbridos.

Se caracterizan por sus hojas acintadas de color verde intenso y por sus flores de seis pétalos estriados con tres colores de los cuales el del centro es siempre amarillo rodeado por una mancha oscura alrededor, el resto de la flor puede ser rojas, púrpura, blancas, amarillas o salmón.  Cada espiga puede tener de tres a seis flores agrupadas. Su abundante floración es en primavera.
Normalmente en el mercado, encontraremos los bulbos de esta planta en colores mezclados. Tienen unas hojas,  forma lineal y planas. 

Se utilizan en jardineras para terrazas y balcones, como flor cortada (por su larga duración) y para rocallas y bordillos. Esta planta bulbosa puede usarse perfectamente en macetas y jardineras normales de las que se usan para los geranios, se pueden plantar unos 12 bulbos en cada una, dejando un pequeño espacio de separación entre cada uno, más o menos 5 cm, se deben enterrar a 8 o 10 cm de profundidad

La exposición puede ser de pleno sol y de semisombra. No le convienen las heladas pero pueden resistir alguna esporádica y de baja intensidad.

Es muy importante que el suelo drene muy bien para lo cual podemos hacer una mezcla de tierra normal de jardín a la que se añadirá un cuarto de arena y otro cuarto de turba.

El riego será moderado a razón de un vaso de agua por planta cada 2 días. Es mejor quedarse corto que excederse con el agua.

Abonar en invierno con turba y estiércol creando una capa superficial que protegerá los bulbos del frío y asegurará una buena floración. Cuando se marchiten las flores añadir abono orgánico en polvo cada 15 días hasta que las hojas se pongan amarillas.

Eliminar las flores marchitas; por lo demás no precisan de poda.

El mayor peligro para estas plantas bulbosas es el exceso de agua que puede pudrir los bulbos.

Se propagan muy bien por división de los bulbos. Los bulbos se plantan en otoño a una distancia de 5 cm entre ellos y a una profundidad de 8 cm.

Aunque es habitual sacar los bulbos del suelo en invierno para que no se estropeen con las heladas, en el caso de los Esparaxis, personalmente no los saco, sus bulbos son pequeños y delicados, eso unido a los lugares elegidos en el jardín son a pleno sol y en rocallas y dado que florecen cada año con más vigor, no me arriesgo a sacarlas.

Por último decir que las Esparaxis son buenas flores de corte para el jarrón ya que duran bastante tiempo.

Bibliografía

http://www.consultaplantas.com/

https://www.eljardinerourbano.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA FRESIA. Genero Freesia

Andrés Rodríguez González Abril 11th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

FRESIA. Genero Freesia

Son varias las plantas de estas Bulbosas que se cultivan como plantas de jardín. Las fresias son originarias de África, donde se pueden encontrar unas 15 especies nativas. Su mayor concentración la tenemos en Sudáfrica, con 12 especies diferentes. Su perfume fresco y dulce, se utiliza profusamente en perfumería y en cosmética, pero no como perfume principal, sino como modificador de otras fragancias más profundas.

Son plantas de un color verde oscuro, que llegan a alcanzar una altura de unos 80 centímetros en condiciones de buena fertilidad.

La fresia es una planta herbácea que se desarrolla a partir de un grupo de una estructura pequeña como un tallito llamada “Cormo” del que emergen unas hojas envainadas dispuestas en abanico. De entre las hojas aparecerán los tallos florales llamados raquis y las hojas principales del follaje. Sus flores aparecen dispuestas en espigas unilaterales, en cada una de las espigas puede tener entre 5 y 8 flores simples o dobles. Poseen forma de campana irregular y tienen unos 3 o 4 centímetros de diámetro. Son flores delicadas, elegantes y sutilmente perfumadas, muy apreciadas como flor cortada, aunque también se utiliza en la industria de las esencias, tanto para fabricar perfumes, como para cualquier otro producto de cosmética. Cada plantita tiene una vara floral principal y dos o más varas laterales en posición inferior.

Por todo ello es una planta muy valorada, tanto por su floración temprana como por la belleza y gran cantidad de flores perfumadas, que parece querer anunciar el comienzo de la primavera.

Si al cultivarlas queremos tener varas florales verticales, debemos entutorar la fresia, ya que tiende a tumbarse cuando aparecen las flores. Cuando se cultivan muchas Fresias es conveniente proporcionarles un entutorado para facilitar la circulación de aire entre las plantas, y evitar la aparición de hongos.

Las flores de las fresias destacan por ser una de las diez flores más perfumadas, compitiendo con la madreselva, la gardenia, el jacinto o el jazmín. Las flores, que pueden ser dobles o simples tienen gran cantidad de colores, desde blanco puro, amarillo, rosa, naranja, rojo, azul… siendo las fresias blancas y amarillas las más perfumadas.

La floración comienza entre 10 y 12 semanas después de su plantación. Podemos prolongar la floración durante varias semanas, si escalonamos la siembra.

El éxito de la fresia como flor cortada se debe a que duran mucho tiempo y que perfuman cualquier estancia en las que las pongas. Para que las flores cortadas duren más, se deben cortar por la mañana temprano, antes de que comience a hacer calor, se conservan mucho más tiempo y no pierden frescura. Se corta la espiga desde su nacimiento, cuando la flor inferior de la espiga esta semi abierta, el resto de las flores se irán abriendo paulatinamente.

Cada día corta un poco el tallo de la espiga floral, con una ligera inclinación para que la superficie de absorción del agua se mayor. Cortar a diario tiene una explicación, los cortes tienden a cicatrizarse, impidiendo que la vara floral absorba todo el agua que la flor necesita. Añadir un conservante de flores al agua. Contienen desinfectantes y alimentos que ayudarán a eliminar cualquier parásito y duranrán mucho más tiempo. Una opción (aunque no es tan eficaz) es añadir un par de aspirinas disueltas al agua. Si no utilizas conservantes, cambia el agua a diario.

En Sudáfrica la fresia se planta en otoño, produciendo flores invernales a temperaturas que rondan los 10ºC. En la Serranía comienzan a aparecer como uno de los primeros bulbos a finales del invierno o comienzo de la primavera.

Las fresias no soportan las heladas. En la Serranía es conveniente sembrar los cormos en macetas y pasarlos al interior, o plantar en el jardín directamente al finalizar el invierno.

La más cultivada en los jardines es la freesia hybrida, obtenida a base de cruces entre la freesia refracta, freesia leictlinii, freesia corymbosa y otra serie de fresias más, a partir de las que se han obtenido los cultivares comerciales que utilizamos en el jardín.

El éxito con el cultivo de la fresia tiene mucho que ver con su plantación. La profundidad de cultivo de la fresia son unos 5 centímetros, ya que el cormo de la fresia es realmente pequeño. Entre bulbo y bulbo tendrías que dejar unos 7 centímetros, aunque pueden estar algo más juntas, si los bulbos no son muy grandes. Antes de colocar los bulbos en su lugar definitivo, hazte un pequeño planteamiento de la plantación. Busca plantar pequeños grupos de cormos, para que el resultado final tenga un ambiente silvestre. Los tallos de las fresias son propensos a tumbarse por el peso de las flores. Coloca tutores para sujetar las varas florales. Cuidado cuando coloques los bulbos en sus agujeros, la yema tiene que estar apuntando hacia la superficie.

Aunque es muy importante el proceso de sembrado para la fresia, no es menos importante la preparación del terreno, elegir la ubicación, el riego etc. pero sobre todo debes recordar que no soportan el frío, de modo que hay que elegir muy bien el momento de la plantación.

Las fresias prefieren suelos sueltos, ligeramente ácidos y con una gran cantidad de materia orgánica. Como todos los bulbos no quieren estiércol fresco.

Como las fresias en nuestro clima se desarrollan a finales de invierno y en primavera pueden estar perfectamente a pleno sol, pero si las temperaturas fueran muy altas son altas la mejor ubicación de la fresia es a semi sombra, donde las flores aguantaran mucho más tiempo.

En cualquier caso, se debe evitar que reciba el sol de medio día, que puede ser el más perjudicial.

En cuanto al riego, la fresia no gusta de suelos encharcados, donde sus cormos pueden sufrir, sin embargo, si necesitan que el suelo conserve la humedad durante su crecimiento y floración. Una vez que ha florecido y las plantas pierden sus hojas, debemos suspender el riego.

Las fresias no son plantas que suelan sufrir muchos ataques, aunque siempre pueden estar expuestas a lashabituales plagas del jardín como araña roja, pulgones, caracoles y babosas, pero lo más peligroso para ellas son los hongos, se detectan si observamos hojas manchadas o rayadas.

Araña roja. Aparecen por un ambiente excesivamente seco, y es más frecuente en la fresia cultivada en invernadero. Para prevenir su aparición conviene mantener la humedad ambiental.

Pulgones. Pulgones jardín y primavera se conjugan solos, es muy difícil no tener algún ataque de áfidos. Si los pillamos en un primer estadio, con un manguerazo nos deshacemos de ellos, pero si ya hablamos de plaga hay que utilizar fungicidas adecuados.

Caracoles y babosas. Son amantes de los brotes tiernos, y también es difícil evitar que aparezcan en el jardín…pero podemos evitar que se coman las plantas, colocando trampas de cerveza o añadiendo ceniza de madera alrededor de las plantas.

Las fresias se pueden reproducir por multiplicación de sus cormos o por semillas.

La multiplicación a partir de cormos es la más habitual en el jardín. Por semillas es muy difícil. Los expertos recomiendan sacar los bulbos en verano y conservarlos envueltos en papel de estraza en lugar seco a la sombra, pero yo particularmente no las saco del suelo y cada año rivalizan en vitalidad y belleza con el anterior.

Bibliografía

https://bulbos.net/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Valeriana española

Andrés Rodríguez González Abril 8th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Valeriana española. Centranthus calcitrapae

La Valeriana española es una planta de la antigua familia Valarianaceae, ahora se considera perteneciente a la subfamilia Valerianoideae.

El origen del nombre del género Centranthus es griego y significa “aguijón, espolón de los gallos” y  ánthos que significa “flor”, porque las flores de este género tienen espolón. El nombre de la especie “calcitrapae” procede del latín y significa “atrapa pies”, era un arma de guerra consistente en púas metálicas dispuestas en forma de tetraedro, de manera que al caer al suelo siempre hay una púa apuntando hacia arriba. Como esta planta no tiene ningún pincho ni espina, hay que pensar que el nombre se debe a que comparte hábitat con la Centaurea calcitrapa que si tiene pinchos y recibe el nombre popular de “pedrosa” porque a menudo aparece encima de las piedras calizas.

La Centranthus calcitrapae es una hierba anual sin pelos y de color verde o rojiza. Sus tallos son simples o ramificados en la base, a veces con entrenudos aunque también puede no tenerlos, son bastante erectos. Las hojas tienen tres nervios paralelos en la base y ramificados hacia el extremo; las hojas basales tienen el peciolo y el limbo entero y un poco dentado o irregularmente serrado, rara las hojas caulinares también tienen limbo y van disminuyendo progresivamente de tamaño a lo largo del tallo; las inferiores y medias, son pecioladas tienen lóbulos de márgenes ondeados, a veces ligeramente dentados o irregularmente serrados; las superiores son sésiles. La inflorescencia es pequeña pero muy bonita, con brácteas. Las pequeñas flores son rosadas o blanquecinas y  están soldadas en un tubo que tiene un pequeño espolón que generalmente no sobrepasa la base de la corola, el limbo de las flores es lobulado. Cada floor tiene un sólo estambre con filamento sin pelos y antera amarillenta. El fruto tiene una especie de pluma llamada vilano y semillas amarillentas o color castaña.

Suele aparecer en zonas de barbecho y en lugares baldíos.

Es muy visitada por las abejas.

En todo el Mediterráneo hasta Asia menor.


Bibliografía

http://acorral.es/malpiweb

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Peonía

Andrés Rodríguez González Abril 5th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Peonía, rosa albardera.  Paeonia broteroi

Es una planta endémica de la Península Ibérica, distribuido principalmente en el centro y oeste peninsular. Muy extendida en las Sierras Subbéticas desde donde llega a Murcia de forma dispersa por las sierras más húmedas de esa Comunidad.

En la mitología griega Peán-Apolo (dios sanador de dioses) curó a Plutón haciendo uso de la peonía. En algunos lugares de Europa donde existen representantes de ese género (aunque no de la especie “peninsular”), cuando los niños echaban los dientes se les colgaba del cuello un collar con semillas de peonía, costumbre poco prudente porque las semillas, aunque muy vistosas, también son venenosas.

Planta herbácea perenne que en lugar de una raíz tiene un rizoma. Sus tallos son de color rojo, alcanzan hasta 70-80 cm de longitud. Las hojas pueden ser de un solo foliolo o de dos, de forma ovada a oval-lanceolada, verdes y brillantes por el haz, glabros en el envés. Especie monoica (tiene flores masculinas y femeninas, en este caso hermafroditas, en la misma planta). Flores grandes y vistosas de hasta 15-16 cm de diámetro, con cinco o seis pétalos color rosa púrpura, posee numerosos estambres (parte reproductora masculina) con el filamento blancuzco a amarillento. Las flores de la peonia broteroi son especialmente bellas, lo que provoca localmente su recolección. Además se tiene constancia de la recolección de semillas para su cultivo en viveros, práctica que debe controlarse. Frutos en folículos, de hasta 5 cm de longitud, densamente peludos y persistentes en la madurez.

Crece a plena luz, en los claros de bosque, aunque soporta también la sombra y puede aparecer bajo el dosel del arbolado. Se desarrolla en sotobosques de quejigares, encinares, alcornocales y bosques de ribera principalmente. Especie muy ligada a ecosistemas húmedos y bien conservados, muchos de ellos catalogados como protegidos. En los lugares donde se presenta suele estar acompañada de un cortejo de plantas de elevado interés botánico. Debido a que es una planta muy tóxica no es consumida por el ganado y cabras monteses, aunque sí se observan deterioros por jabalíes, que seguramente buscan otras raíces o bulbos en estos ambientes.

Es una especie indiferente al tipo de sustrato, por lo que la podemos encontrar tanto en suelos ácidos como básicos. Requiere suelos profundos, bien drenados, frescos y algo húmedos, por lo que se suele asociar al estado más maduro de estas formaciones boscosas.

Las flores son de color rosa, solitarias y de gran tamaño y vistosidad. Son un atrayente perfecto para los insectos, por lo que la polinización es de tipo entomófila, sobre todo realizada por abejas. Presenta un carácter muy primitivo: los numerosos y largos estambres, propio de especies muy antiguas en la historia evolutiva. Florece en primavera, entre abril y junio. Fructifica durante el verano, entre julio y septiembre.

Se puede confundir con la Paeonia coriacea. Esta especie se desarrolla por encima de los 700 m de altitud en las zonas altas de la Sierra de las Nieves. En la zona altitudinal en que ambas especies pueden coexistir se diferencian también en los tallos y los frutos. Peonia broteri tiene los tallos rojizos y 5 folículos, Peonia coriacea tiene los tallos blanquecinos y solo 3 folículos.

Numerosas especies de peonías son cultivadas como ornamentales.

Bibliografia

http://www.floraprotegida.es/

https://www.malaga.es/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA GALLIPATO

Andrés Rodríguez González Abril 3rd, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

GALLIPATO Pleurodeles waltd

Los animales vertebrados incluyen cinco grandes grupos: Mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios. Estos a si vez, se subdividen en dos, los Anuros que carecen de cola y los Urodelos que si la poseen.

El gallipato es un anfibio urodelo, de la misma familia de las salamandras. Su actividad es sobre todo nocturna, está activo desde febrero a octubre en la meseta castellano-leonesa. Activo todo el año en las regiones meridionales. Solamente se relacionan entre sí durante el período.

De tamaño grande, puede alcanzar una longitud total de 30 cm. De los que casi la mitad son cola. Su color es verde parduzco. Tiene una cabeza aplastada, muy ancha en su parte posterior, su cuerpo está cubierto con verrugas de punta negra, en los costados tiene una hilera de manchas amarillentas o anaranjadas, no tiene cresta en el cuerpo y su cola es comprimida lateralmente.

Es una especie que está amenazada por la pérdida de hábitats acuáticos por drenaje, contaminación por fertilizantes, impacto del ganado, eutrofización, atropellos, especies introducidas que son depredadoras, contaminación urbana e industrial y desarrollo de infraestructuras.

Se distribuye por la meseta castellano-leonesa, centro y sur peninsular excepto el extremo sudeste. También se encuentra en el sur de Cataluña, comunidad valenciana y Murcia. Especie propia de altitudes bajas, vive desde el nivel del mar hasta los 1.000 m de altitud, haciéndose rara por encima de esta altitud y alcanzando en algunos puntos los 1.480 m.

Se encuentra en áreas de bosque mediterráneo y sus etapas de sustitución, cultivos y zonas húmedas. Tiene dos fases, una terrestre y otra acuática de duración variable. Durante la fase terrestre pasa el verano enterrado o bajo piedras. Durante su fase acuática se encuentra en todo tipo de masas naturales y artificiales de agua de relativamente gran tamaño y profundidad y escasa corriente. En algunas poblaciones está todo el año en el agua.

Se alimenta en el agua de una gran variedad de invertebrados, sobre todo larvas de insectos, crustáceos y moluscos. Ocasionalmente captura larvas de anfibios y peces. Las larvas de gallipato se alimentan sobre todo de crustáceos y larvas de insectos.

Realizan la reproducción en el agua, durante la primavera en el noroeste ibérico, otoñal e invernal en el sur. Los machos en celo tienen la cara interna de los brazos unas grandes y oscuras rugosidades en las patas delanteras denominadas callos nupciales. Su cometido es poder aferrarse con fuerza a la hembra durante el apareamiento. Las hembras hacen una puesta anual de 328-1.303 huevos. El desarrollo larvario dura unos tres meses. Se han encontrado individuos que tienen branquias y talla y caracteres sexuales de adultos.

Cuenta para defenderse con un mecanismo único en anfibios, que consiste en hacer salir por los costados las costillas cuyas puntas se impregnan de secreciones tóxicas de la piel, lo que puede hacer desistir a un depredador de ingerirlo.

La magnífica foto es de Gonzalo Astete que la ha cedido para esta ocasión.

Bibliografia

http://www.vertebradosibericos.org/

https://elpais.com/