Archive for the tag 'Gonzalo Astete'

Setas de la Serranía: Ganoderma resinaceum

Andrés Rodríguez González Septiembre 4th, 2021

Setas de la Serranía

Ganoderma resinaceum

Con Gonzalo Astete

El género Ganoderma se caracteriza por ser especies lignícolas (viven sobre madera), saprofitos, parásitos o parásitos facultativos de troncos vivos o muertos. Su carne es de consistencia dura, de colores ocres, amarillos o rojizos y textura opaca o brillante. Suelen tener forma de repisa y se unen al sustrato con pie largo o directamente.

Abarca más de 200 especies.

El ejemplar fotografiado en Las Navas de los pinsapos creemos que es de la especie Ganoderma resinaceum. Se trata de un hongo poroide, poco frecuente, cubierto de una resina cerosa amarilla, que persiste durante todo el año y que parasitan robles y encinas saliendo en la parte baja del tronco.

Su sombrero en ejemplares jóvenes es de forma circular, está cubierto de una capa cerosa amarilla, hongo que crece rápidamente, cuando esa capa serosa se desprende muestra un sombrero en forma de consola, ondulada y gruesa, con una costra serosa o resinosa blanda de color amarillo que se derrite con calor y cede a la presión, de 15 a 40 centímetros de largo, 10 a 20 centímetros de ancho y de 4 a 8 centímetros de grosor. La parte superior es de color rojo o purpura ennegreciendo con la edad y de consistencia dura.   El borde es de color amarillo anaranjado y  en estado seco color crema.

El pie es inexistente o muy poco desarrollado, excéntrico o lateral, pardo rojizo.

La parte inferior del hongo presenta  poros redondos de unos 3 milímetros , de color blancos de jóvenes y  crema después pasando a marron con la maduración o al roce. Los tubos tienen aproximadamente de  8 a 20 milímetros  de longitud de color marrón.

La carne de éste hongo es de color marrón claro,  con olor agradable  y de sabor amargo, suberosa, el látex se solidifica en pocos minutos formando una costra dura.

Produce esporas de forma elipsoidal u ovoides, truncadas en un extremo, lisas, de unas diez micras, de color marrón rojizo.

Es un hongo parásito y saprofito que prefiere árboles vivos, frecuentemente encontrado colonizando especies de Quercus, aunque también puede encontrarse en otras especies de hoja ancha. En áreas muy frías, puede muy rara vez ser encontrado incluso en sus anfitriones preferidos.

Ganoderma resinaceum normalmente comenzará su vida como un parásito, sin embargo, a la muerte del huésped, puede persistir como un saprofito. Al igual que las otras especies del género produce una podredumbre blanca, haciendo que el hospedador pierda la lignina de su madera y, por lo tanto originando una putrefacción importante en las plantas que parasita.

Rara vez se encuentra en los bosques naturales, se localiza más  en los parques, en los bordes de las carreteras y en árboles plantados. Su cuerpo exterior aparece desde finales de junio hasta mediados de noviembre, siendo una especie muy rara.

Su crecimiento es muy rápido.

Del mismo género es una seta importante, el Ganoderma lucidum, popularmente llamado Pipa. Es una seta usada en medicina sobre todo en China y Japón. De él se extrae un producto llamado Reishi. Es, una seta milenaria con propiedades terapéuticas en enfermos de fibromialgia avaladas por multitud de artículos científicos. Actua también sobre distintas enfermedades como diabetes, tensión arterial, colesterol, alergias y cáncer. Se han detectado más de 400 moléculas activas. El Rishi se comercializa micromolido en envases.

También está demostrada la efectividad del reishi en las alergias, llegando a eliminar algunas totalmente. También se usa en personas con diabetes, ya que reduce los picos de glucosa en sangre y mejora la producción de insulina en el páncreas y la absorción de glucosa por el músculo.

Bibliografía

http://www.amanitacesarea.com/

https://www.lavanguardia.com/

http://setasyhongosdetineo.blogspot.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Roquero rojo

Andrés Rodríguez González Junio 22nd, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Roquero rojo . Monticola saxatilis

Es un ave del Orden Passeriformes; familia Turdidae, popularmente Tordos.

Es típica de montaña, donde aparece solo en la época estival. Habita en parajes donde se alternan zonas de roquedos con otras de matorral y pastizales.

Especie rupícola vinculada a zonas de sierra de media y alta montaña, a partir de mil metros de altitud, con roquedos y matorral bajo con pastizal intercalado. Requiere la ausencia de arbolado. En la Serranía se puede ver en las zonas altas de la sierra de Líbar y en la Sierra de las Nieves aunque no es fácil al ser una especie  muy escasa y esquiva.

Es parecido al zorzal, su longitud es de unosm19 cm y tiene una envergadura de entre 33-37 cm

El macho exhibe un plumaje singular e inconfundible, con un bello diseño cromático, mientras que la hembra muestra una tonalidad más parda y discreta.  Su cabeza y espalda lucen un color azul grisáceo, que contrasta notablemente con el naranja que cubre el pecho, el vientre y las infracobertoras caudales. Muestra una amplia mancha blanca en la parte posterior de la espalda, posee alas oscuras y tiene la cola anaranjada, como el pecho, con una banda central parda. Las hembras presentan la cola teñida de manera similar a los machos, pero su cuerpo es pardo, con las plumas terminadas en una banda clara que les otorga un aspecto vermiculado. Los jóvenes volantones resultan muy similares a las hembras.

El macho canta posado y en vuelo. Con frecuencia inicia su melodía en vuelo lento y ascendente. La intensidad del canto culmina en la parte más alta de su recorrido, donde puede mantenerse unos instantes. Después cesa de cantar y se deja caer bruscamente, con las alas y la cola desplegadas. Tras este despliegue no aterriza, sino que reinicia el proceso, alcanzando menor altura. Posteriormente se posa y continúa con su canto. Emite diferentes gorjeos y notas, algunas de las cuales recuerdan a las del roquero solitario o a las de los pinzones vulgares y otros fringílidos. La alarma del roquero rojo consiste en un corto y agudo buii, similar a los reclamos del roquero solitario. Las llamadas son agudos piídos, cortos y fuertes.

Especie estival, presente en Málaga sólo durante época reproductiva. La reproducción se inicia en abril. Puede realizar dos puestas anuales de 4 a 5 huevos. Nido en el suelo o entre rocas. Insectívoro estricto, especializado en escarabajos y saltamontes, mariposas y orugas. Complementa su dieta en otoño con frutos carnosos.

que afortunadamente se puede observar en algunas sierras de Málaga. Suele verse posado erguido sobre piedras o caminando a saltos en el suelo. Su nombre hace referencia evidente a su preferencia por los roquedos, que usa como atalayas para buscar a sus presas.

Las fotos son de Gonzalo Astete a quien agradezco su cesión.

Bibliografía

https://seo.org

http://www.birdingmalaga.es/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA GALLIPATO

Andrés Rodríguez González Abril 3rd, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

GALLIPATO Pleurodeles waltd

Los animales vertebrados incluyen cinco grandes grupos: Mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios. Estos a si vez, se subdividen en dos, los Anuros que carecen de cola y los Urodelos que si la poseen.

El gallipato es un anfibio urodelo, de la misma familia de las salamandras. Su actividad es sobre todo nocturna, está activo desde febrero a octubre en la meseta castellano-leonesa. Activo todo el año en las regiones meridionales. Solamente se relacionan entre sí durante el período.

De tamaño grande, puede alcanzar una longitud total de 30 cm. De los que casi la mitad son cola. Su color es verde parduzco. Tiene una cabeza aplastada, muy ancha en su parte posterior, su cuerpo está cubierto con verrugas de punta negra, en los costados tiene una hilera de manchas amarillentas o anaranjadas, no tiene cresta en el cuerpo y su cola es comprimida lateralmente.

Es una especie que está amenazada por la pérdida de hábitats acuáticos por drenaje, contaminación por fertilizantes, impacto del ganado, eutrofización, atropellos, especies introducidas que son depredadoras, contaminación urbana e industrial y desarrollo de infraestructuras.

Se distribuye por la meseta castellano-leonesa, centro y sur peninsular excepto el extremo sudeste. También se encuentra en el sur de Cataluña, comunidad valenciana y Murcia. Especie propia de altitudes bajas, vive desde el nivel del mar hasta los 1.000 m de altitud, haciéndose rara por encima de esta altitud y alcanzando en algunos puntos los 1.480 m.

Se encuentra en áreas de bosque mediterráneo y sus etapas de sustitución, cultivos y zonas húmedas. Tiene dos fases, una terrestre y otra acuática de duración variable. Durante la fase terrestre pasa el verano enterrado o bajo piedras. Durante su fase acuática se encuentra en todo tipo de masas naturales y artificiales de agua de relativamente gran tamaño y profundidad y escasa corriente. En algunas poblaciones está todo el año en el agua.

Se alimenta en el agua de una gran variedad de invertebrados, sobre todo larvas de insectos, crustáceos y moluscos. Ocasionalmente captura larvas de anfibios y peces. Las larvas de gallipato se alimentan sobre todo de crustáceos y larvas de insectos.

Realizan la reproducción en el agua, durante la primavera en el noroeste ibérico, otoñal e invernal en el sur. Los machos en celo tienen la cara interna de los brazos unas grandes y oscuras rugosidades en las patas delanteras denominadas callos nupciales. Su cometido es poder aferrarse con fuerza a la hembra durante el apareamiento. Las hembras hacen una puesta anual de 328-1.303 huevos. El desarrollo larvario dura unos tres meses. Se han encontrado individuos que tienen branquias y talla y caracteres sexuales de adultos.

Cuenta para defenderse con un mecanismo único en anfibios, que consiste en hacer salir por los costados las costillas cuyas puntas se impregnan de secreciones tóxicas de la piel, lo que puede hacer desistir a un depredador de ingerirlo.

La magnífica foto es de Gonzalo Astete que la ha cedido para esta ocasión.

Bibliografia

http://www.vertebradosibericos.org/

https://elpais.com/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Ciato coprófilo

Andrés Rodríguez González Febrero 7th, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Ciato coprófilo. Cyathus stercoreus

Con Gonzalo Astete

Pertenece a un grupo de setas conocido como “Hongos nido” por su forma que recuerda vagamente a un nido de ave.

El nombre indica claramente donde se encuentra habitualmente este hongo, en estiércol de vaca o caballo, pero no de manera exclusiva, también aparece de forma ocasional sobre restos leñosos en descomposición.

Carece de pie, presenta la parte aérea (Carpóforo) compuesto por fructificaciones sésiles de algo más de 1 cm de altura como máximo aunque habitualmente no llega a ese tamaño y que no suelen alcanzar esta cota en anchura. En su primera etapa tienen forma más o menos globosa o de pera, están recubiertos por unos abundantes pelos, en este caso de tacto suave, no erizados, de color pardo castaño, que se pierden al madurar. Cuando se abre y alcanza el estado adulto la seta tiene forma de nido o más habitualmente acopada. Presenta tres estratos perfectamente diferenciados, la zona exterior es pilosa y de color pardo castaño, una especie de tela que tapa la boca es membranosa y blancuzca, desapareciendo con el tiempo, por último, la zona interior es lisa, no estriada, de color gris oscuro, en ocasiones casi negro, de apariencia brillante.

En el interior aparece la Gleba compuesta por una especie de huevitos llamados peridíolos, con forma de lenteja, en número aproximado de 10. Son de color muy oscuro y marcadamente brillantes, están unidos al fondo de la seta por una especie de hilo ligero.

Carne poco significativa sin olor ni sabor reseñables. No comestible aunque no es venenoso.

Se suele encontrar desde primavera hasta finales del otoño. El ejemplar fotografiado por Isidoro Alcobendas se ha encontrado en invierno.

Es más raro de encontrar que otros de su mismo género como Cyathus striatus y Cyathus olla.

Bibliografía

https://www.fungipedia.org/

https://micoex.org/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA LEOCARPO FRAGIL

Andrés Rodríguez González Febrero 6th, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

LEOCARPO FRAGIL  Leocarpus fragilis

Con Gonzalo Astete

Hongo del grupo de los Myxomicetos. Es una especie que habita por todo el mundo. Forman grupos de muchos individuos agrupados que le dan el aspecto de una puesta de huevos de algún insecto.

Es un hongo muy inconfundible. Son muy características las pequeñas bolitas de entre 0,5 y 1,5 milimetros de diámetro con las que hace visible y por la gran cantidad de ellas que presenta. También es muy significativo que esa enorme cantidad de pequeñas bolitas presente dos colores diferentes según la época de vida de los hongos, de joven es amarillo vivo, con aspecto pegajoso, después, cuando madura presentan color amarillo brillante o rojizo.

Esas pequeñas esferas son donde produce las esporas, su nombre técnico es Esporangios. Se rompen con mucha facilidad y de ellos salen multitud de minúsculas esporas de color verde.

Hay quienes consideran a estas setas como no pertenecientes al Reino de los Hongos, sino al Reino Protoctistas, en realidad son mohos que se alimentan de bacterias a las que atrapan por fagocitosis, es decir englobándolas dentro de su estructura y digiriéndolas ya que en su primara fase tienen forma y aspecto que les hacen parecerse a las amebas.

Vive en general sobre restos de plantas o donde existan restos de materia vegetal,en zonas con árboles entre alcornoques y encinas, también en bosques de coníferas, campos, parques y jardines.

Se desarrolla en otoño en invierno.

No es tóxico pero tampoco es comestible.

Bibliografía

http://www.fichasmicologicas.com/

https://micoex.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: MELONCILLO

Andrés Rodríguez González Febrero 4th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

MELONCILLO Herpestes ichneumon

La única especie de los herpéstido o mangostas presente en Europa, es uno de los pocos mamíferos carnívoros diurnos. Las mangostas disponen de una forma del cuerpo y unas defensas genéticas que les permiten contrarrestar el veneno de las serpientes, es por eso que son eficientes matadores de culebras.

Siempre se pensó que era una especie africana introducida por los árabes durante la conquista de la península como una animal de compañía que se asilvestró pero estudios recientes han demostrado existe un alto grado de diferencia genética con sus parientes africanos, lo que lleva a pensar que su entrada en la península es anterior a la llegada de los árabes, se calcula que debió cruzar el Estrecho por sí solo a finales del Pleistoceno hace unos 10.000 años.

Su aspecto recuerda al de un mustélido de tamaño mediano. Tiene una cabeza afilada terminada en punta con el hocico de color negro, un cuerpo alargado con patas cortas y cola larga. El color del recio pelo es marrón oscuro en general, alternando tonos crema claros con el pardo castaño que le dan un aspecto escamoso El color es pardusco con finas motas más claras y con los pies. Ojos con pupilas verticales. Orejas redondas y pequeñas. Su peso ronda los tres kilogramos, un poco más en los machos y algo menos en la hembras. Cola con la punta negra. Patas cortas con uñas no retráctiles. El tamaño es de 50-55 cm de cuerpo y cabeza y unos 45 cm de cola. Las huellas son semiplantígradas, marcan cinco dedos y uñas, el meñique más retrasado, y son de unos 5-6 cm de largo por 3-4 cm de ancho.

Especie que utiliza zonas de matorral que tengan bastante cobertura vegetal como arroyos con zarzales y junqueras. Evita las zonas abiertas donde puede ser atacado por de mayor tamaño. Para moverse en zonas de cultivos y olivares suele utilizar las zonas de lindes evitanto también los bosques espesos y los cultivos arbóreos. No suele superar los 1.000 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Su periodo de actividad normal coincide con el periodo entre la salida y la puesta del sol. Suele estar activo hasta el atardecer cuando se retira a descansar. La mayor parte del tiempo la pasa buscando alimento.

Consume el alimento que esté disponible en cada momento, incluye la captura de conejos jóvenes, roedores, insectos y pequeñas aves o el consumo de setas, frutos y carroña. Una de sus presas preferidas son los reptiles, especialmente las culebras. Es un animal que vive en grupos familiares de 5 a 6 miembros, pero que también puede vivir en solitario o en parejas. Sus territorios suelen ser de unos tres kilómetros cuadrados.

Los meloncillos pueden reproducirse en cualquier época del año, aunque en la mayoría de los casos el periodo de celo es en primavera y la época de partos a principios de verano. Los partos se pueden alargar hasta septiembre y  suele ser de entre 2 y 4 cachorros. Suele utilizar antiguas tejoneras o madrigueras de conejo como madrigueras de cría y descanso. Las crías permanecen con la madre durante un año. Durante ese tiempo, cuando salen de campeo, van todas andando en fila india detrás de la madre, creando la impresión de un gran animal que se mueve sigiloso entre el matorral, cosa que también le sirve como defensa al suponer sus enemigos que es una único animal de gran tamaño. De ahí que se haya confundido con grandes culebras peludas o con el animal mitológico llamado “Alicante”.

El meloncillo es un carnívoro diurno y eso tiene sus riesgos. Por eso acostumbra a vivir entre lo más espeso del matorral, donde pasa desapercibido. Su juego consiste además en desanimar a sus enemigos aparentando lo que no es. Para ello recorre los senderos en grupo, varios animales corriendo juntos cabeza con cola. De esa forma parece un animal más grande. Como además es bajito, de cola larga, patas cortas y de pelo recio, ya tenemos a la serpiente peluda.

Es capaz de cazar y comer serpientes, incluso las más venenosas. Los meloncillos han desarrollado inmunidad al veneno de las serpientes mediterráneas gracias a una mutación genética.

Dice la gente del campo que cada vez hay más meloncillos y que la culpa la tienen unos señores que se dedican a criarlos y soltarlos. El meloncillo, como el jabalí, depende del matorral, a más matorral por abandono de la agricultura y la ganadería tradicional, más melocillos y jabalíes lo ocupan. El aumento del matorral debido al modo de vida rural son los verdaderos responsables de que haya más meloncillos.

Además del abandono del campo, también le ha favorecido el cambio climático. Desde esas etapas históricas hasta hace unos 25 años, el área de distribución del meloncillo se circunscribía al tercio meridional de la Península, ocupando parte de Andalucía, la mitad sur de la provincia de Badajoz y el sur de la provincia de Ciudad Real, siendo esta las áreas donde se daban las condiciones ambientales adecuadas para su presencia. Sin embargo, en los últimos años se ha extendido su población hacia el norte del país. Así, en 2006 se confirmó la primera reproducción de esta especie en el ámbito de la Comunidad de Madrid, donde actualmente se reproduce de manera estable, principalmente en el suroeste de la Región. Ya está presente también en las provincias de Valladolid y Salamanca, por el norte, y Albacete por el este, y también existe una cita confirmada de un ejemplar en Villablino (León), en plena Cornisa Cantábrica.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), durante el periodo 1973-2005, tanto las temperaturas medias como las máximas y mínimas, han sufrido un incremento considerable.

Para el periodo 1980-2006, Aemet elaboró una serie de temperatura media anual de la España peninsular y Baleares, a partir de los datos de unas 40 estaciones. Esta serie muestra una tendencia creciente de 3,7 ºC/100 años. Los cinco años más cálidos de este periodo han sido (la temperatura media estimada está entre paréntesis): 2006 (15,87 ºC), 1995 (15,81 ºC), 1997 (15,75 ºC), 2003 (15,73 ºC) y 1989 (15,65 ºC), los cinco coincidentes con el periodo de expansión de la especie.

Por ello, todo apunta a que la presencia de esta especie en el territorio está condicionada de manera determinante por las condiciones climáticas, habiéndose desplazado hacia el norte conforme el clima se está haciendo más caluroso y árido.

Además, la rapidez y amplitud del desplazamiento, del orden de 400-500 kilómetros hacia el norte en tan sólo 20 años, constituye un indicio evidente de lo rápido que se está produciendo el cambio climático.

Agradezco a Gonzalo Astete la cesión de la foto para su uso en este medio.

BIBLIOGRAFIA

https://www.malaga.es/

https://www.ecologistasenaccion.org/

https://www.faunaiberica.org/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: CLATRO ROJO

Andrés Rodríguez González Enero 27th, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

CLATRO ROJO Clathrus ruber

Con Gonzalo Astete

Es un curioso hongo que en la madurez adquiere un aspecto muy peculiar, como de una malla abovedada de color rojo vivo. El nombre proviene del latín, “Clathrus” que significa enrejado y “Ruber”, rojo.

La parte aérea o carpóforo tienbe un tamaño en un principio de 4 a 6 cm de diámetro, de forma globosa a esférica, superficie del peridio lisa, blanca, con abultamientos que marcan una retícula. Al madurar se rompe la volva en placas irregulares, dejando al descubierto una estructura en forma de jaula abovedada, de apariencia esponjosa y frágil. Su interior es viscoso y pegajoso de color negruzco que desprende un olor fétido que atrae a las moscas verdes que consumen esa sustancia y a la vez actúan como dispersoras de las esporas.

Su carne es esponjosa y maloliente. Desconocemos si es comestible, no sabemos de nadie que la haya comido, si bien la literatura habla de que se puede consumir en su primer estadio de huevo, dicen que sabe a rábano. En la Edad Media se utilizaba en brujería.

Nace en cualquier época del año, crece en lugares muy diversos con abundante materia orgánica. Prefiere climas suaves. Puede salir en solitario o en grupos.

Bibliografía

http://www.fichasmicologicas.com/

https://micoex.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: ACENTOR COMÚN

Andrés Rodríguez González Enero 24th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

ACENTOR COMÚN Prunella modularis

Los Acentores son un género de pájaros de la familia Prunellidae.

Los acentores son todos del hemisferios norte y habitan en regiones montañosas de Asia y Europa, a excepción del Acentor japonés y el de Acentor común, que también se encuentran en las tierras bajas, como el Acentor siberiano que habita en el extremo norte de Siberia. Estas aves no son muy migratorias, aunque sí que abandonan las partes más frías de su área de distribución en invierno y buscan zonas de menor altitud y por lo tanto más cálidas. Hace tres veranos hicieron un nido y criaron cuatro pollos una familia de Acentores en una zona baja de un pinsapo en jardín muy cerca de una casa, algo sumamente extraño.

La palabra “Acentor” proviene de Latín, su significado quiere decir “cantar con otro”, el nombre del genero “Prunella” viene de una palabra alemana que significa “marrón”.

El Acentor es un pájaro de tamaño pequeño, entre 14 y 18 centímetros de largo y su peso oscila entre los 25 y los 35 gramos. Pasa la mayor parte del tiempo en la maleza, es muy esquivo, discreto, de colores marrones, su canto persistente y chillón incluye una nota de trino alto que permite localizar al Acentor común. De cualquier modo, no es fácil de fotografiar, por eso agradezco la imagen que me ha proporcionado Gonzalo Astete. Posee un plumaje de distintos tonos de color marrón en diferentes proporciones, lo que le otorga una singular belleza.

Casi todas las especies del género viven los individuos en bandadas, tan solo el Acentor común es una excepción, son solitarios excepto cuando se alimenta.

Los acentores poseen picos finos, su alimentación es a base de insectos que viene en el suelo en verano y de semillas y pequeños frutos en invierno. También tragan pequeños granos de arena para ayudar a romper las semillas.

Las hembras de Acentor común a menudo se reproducen a la vez con dos o más machos, cosa que es bastante raro entre las aves. Tal sistema de apareamiento conduce al desarrollo de la competencia de esperma entre los machos. Pruebas de ADN han mostrado que los polluelos en la misma cría a menudo tienen diferentes padres. Los machos intentan asegurar su paternidad picoteando la cloaca de la hembra con el objetivo de estimular la eyección de los espermatozoides de los otros machos rivales. Los Acentores tardan solamente una décima de segundo en copular y se pueden aparear más de 100 veces en el día. Los diferentes machos machos cuidan de sus polluelos de manera que dos machos y una hembra pueden ser actuar aprovisionando de alimentos a los polluelos en un nido.

También existen dentro de las poblaciones del Acentor otros sistemas de apareamiento, todo dependiendo de la proporción de machos y hembras y también de la superposición de territorios. Cuando sólo hay un territorio femenino y uno masculino se superponen, son monógamos. En ocasiones, 2 o 3 territorios femeninos adyacentes se superponen a un territorio masculino, entonces se favorece la poligamia, y un único macho puede llegar a tener varias hembras.

Existen casos en la que dos machos conjuntamente defienden un territorio que contiene varias hembras. Cuando se les otorga alimento en abundancia, se reduce drásticamente el tamaño del territorio femenino. En consecuencia, los machos pueden monopolizar más fácilmente a las hembras. Es por ello que el sistema de apareamiento bien puede ser cambiado de uno que favorece el éxito femenino, a uno que promueve el éxito masculino.

Construye el Acentor un nido predominantemente de ramitas, de musgo y forrado con materiales que sean blandos como lana o con plumas, en las partes bajas de algún arbusto o conífera, ponen alrededor de cuatro huevos color azul o verdoso sin manchas. Un estudio ha demostrado que los machos tienden a no discriminar entre sus propias crías y las de otros machos. No obstante, varía su alimentación dada la certeza de paternidad. Si un macho posee mayor acceso a una hembra, y por lo tanto mayores posibilidades de una fecundación exitosa, durante un período de apareamiento específico, proporcionaría más cuidados a las jóvenes crías.

Son aves muy territoriales y pueden entrar en conflicto con otras aves que se encuentren invadiendo sus nidos. Los machos a en ocasiones comparten un territorio y ejercen una elevada jerarquía habiendo un macho dominante. No obstante, este dominio social no se traduce en beneficios para el macho alfa en términos de reproducción, ya que la paternidad suele ser compartida por igual entre los machos del grupo. Además, los miembros de un grupo rara vez están se encuentran entre sí, por lo que puede haber competencia.

En tiempos de escasez, los territorios de las hembras se amplían para dar cabida a la falta de recursos, lo que hace que a los machos les resulte más difícil monopolizar a las hembras.

Agradezco a Gonzalo Astete la imagen ilustrativa obtenida en La Algaba de Ronda.

Bibliografía

https://blogdeaves.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: CAMACHUELO COMÚN

Andrés Rodríguez González Enero 15th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

CAMACHUELO COMÚN Pyrruhula pyrrhula

El Camachuelo pertenece a la familia de aves llamada de los Fringílidos, pájaros comedores de granos, donde están incluidos los canarios, pinzones, jilgueros entre otros.

El Camachuelo común es el más grande de todas las especies de Camachuelos.

Está distribuido por toda Europa y Asía. El territorio que ocupa es el montañoso. Sin embargo, durante la temporada de invierno, puede abandonar esta zona para dirigirse al sur en busca de un clima más templado, se extiende desde Gran Bretaña hasta las diferentes islas de Japón. Se calcula que su población en el continente europeo es de aproximadamente unos quince millones de parejas en capacidad de reproducirse. Esta cantidad solo abarca al continente europeo.

Los especialistas no tienen claro cuántas subespecies consideran, algunos catalogan nueve variedades o subespecies, mientras que otros incluyen diez o doce. En la península ibérica aparece exclusivamente la subespecie “Iberiae”. Los  camachuelos viven en las regiones de Galicia, en la cordillera Cantábrica, en el Pirineo y Prepirineo, desde la región de Navarra hasta la parte occidental de Gerona. En invierno buscan zonas más cálidas, algunos escasos pueden verse en la Serranía de Ronda. El ejemplar que se muestra aquí, fue localizado en las cercanías de Ronda en enero de 2021 por Gonzalo Astete, que ha tenido a bien ceder las fotografías para su publicación en www.laserrania natural.com, por ello le damos las gracias.

El camachuelo evita los lugares que no tienen árboles, o que son áridos, pues allí no encontrará ninguna fuente de agua, y mucho menos de alimentos.

Es un ave omnívora. Esto quiere decir que sus hábitos alimenticios abarcan desde frutos hasta insectos. Su alimentación está influenciada por la región donde viven, y por las estaciones. La mayor parte del año se alimenta de semillas, pero también de una diversidad de frutos, que van desde los secos a los carnosos. Entre estos están las semillas de fresnos y bayas de otros árboles. Durante el invierno, y parte de la primavera, se alimenta de los brotes o retoños de los árboles frutales, tales como los manzanos y ciruelos. Sin embargo, durante el verano caza algunos insectos para complementar su alimentación. Su dieta es muy variada, se vale de todos los recursos alimenticios que le ofrece el lugar que habita.

Son muy ágiles. Viven en bandadas que durante la primavera son muy escandalosos, si bien durante la época de apareamiento y reproducción son bastante menos ruidosos.

El cortejo comienza con un ritual de cantos del macho, un canto sencillo de notas vibrantes, largas y ma veces con chasquidos. La hembra, en respuestas, trata de imitar al macho. Una vez el macho ha encontrado a su pareja, esta se mantiene junta durante toda su vida, es un ave monógama.

Construyen el nido en huecos de troncos y ramas de árboles. También aprovechan cualquier oquedad que encuentren, incluyendo las paredes con agujeros en zonas urbanas, o de construcciones abandonadas. Es el macho el que elige el lugar de construcción del futuro nido, pero la hembra quien da la aprobación definitiva y considera si el sitio elegido es apropiado o no. En caso contrario, el macho deberá seguir buscando hasta que la hembra dé su aprobación. En este proceso participan los dos miembros de la pareja. Sin embargo, en la construcción del nido participa solo la hembra. Esta comienza a buscar ramas muy finas, así como líquenes y hojas para entrelazarlas y acondicionar el lugar. La construcción del nido comienza durante los meses de abril o mayo. El interior del nido está acondicionado con algunas raíces no muy gruesas, así como con plumones de la hembra y pelos. Mientras tanto, el macho vigila que ningún otro se acerque a cortejar a su pareja.

Una vez construido del nido, a partir de finales de abril o principios de mayo, comienza la etapa de reproducción. La pareja por lo general tiene dos camadas al año; pero en condiciones óptimas, puede llegar hasta tres. Los huevos son de color blanco con tonalidades verdes o azules. Incluyen además, algunas manchas de color pardo. El período de incubación dura unos quince días, como mucho. Durante todo este período, el macho alimenta a la hembra y puede volverse un poco agresivo en su afán protector.

Una vez pasado el período de incubación, cuando los polluelos han nacido, el macho se sigue encargando de la alimentación, ya no solo de la hembra, sino también de las crías. Por promedio, la hembra puede poner de cuatro a seis huevos por puesta. Después de la segunda semana de vida, los polluelos empiezan a ser alimentados por los dos, tanto por el macho como por la hembra. De esta forma, en conjunto colaboran en la cría de los polluelos. Dos semanas más y los polluelos ya están en la capacidad de volar. Hacia los veintiún días después de su nacimiento, el camachuelo joven empieza a valerse por sí mismo.

El camachuelo se tiene por una de las aves más hermosas que existen en el mundo. Por esta razón se ha usado como mascota, si bien actualmente está prohibido. Es un ave que ha sufrido un retroceso importante, al alterarse su medio natural por la acción humana que en muchos lugares del norte ha reemplazado los bosques autóctonos por otros de eucaliptos o pinos. En ciertos lugares como Pakistán, existen santuarios para preservar a estas especies que son únicas en el mundo.

Bibliografia

https://hablemosdeaves.com/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Gymnopilus suberis

Andrés Rodríguez González Enero 3rd, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Con Gonzalo Astete

Gymnopilus suberis

 

 

Fácil de identificar por su bonito color amarillo vivo y por crecer casi exclusivamente en alcornoques.

Poseen un Sombrero de entre dos a seis cm de diámetro, de carácter carnoso, al principio de su crecimiento es de forma semiesférico, después convexo-aplanado; margen enrollado. Cutícula  cubierta por fibrillas escamosas que de joven le dan un aspecto tomentoso y cuarteado formando placas escamosas en tiempo seco,  color amarillo anaranjado vivo, que después pasa a ocre amarillento-anaranjado.

Las Láminas son numerosas, apretadas, de color amarillo-anaranjado vivo, después ocre rojizo, oscurecen a la presión. 

El Pie es corto con relación al sombrero, cilíndrico, curvado, estrechado en la base que penetra en el sustrato, blanco amarillento. Poseen un Anillo muy alto, membranoso, de color más oscuro que el pie.

Su Carne es dura, amarillenta, sabor amargo y olor a hongo. No tienen valor como comestible, por su parecido como especie con G. spectabilis se le considera sospechoso de toxicidad.

Suele aparecer en otoño crece aislado aunque es más frecuente que lo haga en grupos sobre tocones y ramas caídas de alcornoque y, a veces, sobre otros Quercus.

Bibliografia

https://micoex.org/

https://granadanatural.com/

 

Next »