Archive for the tag 'orquideas'

ORQUÍDEAS DE LA SERRANÍA DE RONDA. Ophyrs sphegodes

Andrés Rodríguez González Junio 5th, 2015

ORQUÍDEAS DE LA SERRANíA DE RONDA.
Vicente Astete, Gonzalo Astete y Andres Rodriguez Gonzalez
Ophyrs sphegodes
Ophrys incubacea. Flor de la Araña
Orquídea extremadamente rara en la Serranía. Se tenían muy pocas citas y bastante antiguas de la presencia de ésta orquídea en la Serranía, de manera que al citarla este mismo año Manuel Becerra y en una localidad diferente de las referenciadas, ha sido una muy positiva sorpresa.
Otra orquídea que es necesario proteger con carácter urgente por ser extraordinariamente escasa.

ORQUÍDEAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Orchis cazorlensis

Andrés Rodríguez González Mayo 25th, 2015

ORQUÍDEAS DE LA SERRANIA DE RONDA.

Con Gonzalo Astete y Vicente Astete

Orchis cazorlensis. Nombre común Lacaita. Sinonimos: Orchis spitzelli subsp. Cazorlensis. Orchis patens. El tratamiento taxonómico de Orchis grex spitzelii es muy variado dependiendo de los autores. Los más sintéticos consideran una sola especie. Creemos que se impone el reconocimiento de al menos O. spitzelli s. str., O. cazorlensis de areal ibérico y posiblemente norteafricano y O. patens Desf., que correspondería a las poblaciones norteafricanas (Argelia y Túnez) e italianas.

Una de las “joyas de la corona” de las Orquídeas de la Serranía de Ronda. Una planta que es necesario adoptar todas las medidas de protección que sean necesarias dada su escasez e interés de su conservación. En la Sierra de Las Nieves existe una escasísima población. Esta es una de las orquídeas más difíciles de localizar. En la Península Ibérica es frecuente en la rama castellana del Sistema Ibérico, escasa en Sierras del Sureste. Se consideraba un endemismo del centro y Este de la Península Ibérica. También en la Isla de Mallorca. Muy poco a poco se va ampliando su área de distribución con nuevas citas. En Andalucía probablemente se trate de una especie relicta, que se ha refugiado en unos pocos enclaves favorables para su supervivencia.

Hojas basales 2-4, de hasta 15 cm de longitud, en roseta. Hojas apicales 1-2, abrazadoras, lámina reducida. Inflorescencia en espiga, 12-29 flores, de ovoide a cilíndrica, el tallo puede alcanzar hasta los 38 cm de altura. Brácteas mayores o iguales al ovario, linear-lanceoladas, membranosas. Flores rosadas o púrpuras. Sépalo medio connivente con los pétalos formando una gálea. Sépalos 7-9 mm de longitud, oval-oblongos, sépalos laterales patentes. Labelo 12 x 12 mm, rosado con mánchas purpúreas, oval, trilobulado. Cápsula oblonga.

Es fácil de identificar por sus pétalos y sépalos de color verde oliva a pardo rojizo. El labelo de contorno es oboval, de color blanquecino a rosado y con pequeñas manchas violáceas, posee tres lóbulos.

Comparte con otras orquídeas del género Orchis el mecanismo de polinización. Este consiste en engañar a los insectos que la visitan con la esperanza de obtener alguna recompensa, como néctar o polen. A pesar del trabajo realizado por los polinizadores estos no obtienen nada a cambio.

Parece indiferente en cuanto al suelo, aunque los prefiere calizos húmedos y profundos que tengan matorral aclarado, interior de bosques de pinos y encinas, más raramente en herbazales y pastizales. Desde los 900 a 1.850 msnm.

Bibliografia

www.granadanatural.com

www.floraprotegida.es

Orquídeas de la Serranía de Ronda: Orchis papilionacea

Andrés Rodríguez González Mayo 9th, 2015

Orchis papilonacea.  Nombre común o vulgar: Orquídea mariposa, Hierba del muchacho

Es una orquídea muy llamativa y de especial belleza. Se desarrolla en prados, matorrales y bosques no muy tupidos, en todo tipo de terrenos aunque prefiere los de tendencia calcárea, a la luz solar directa o media sombra. Florece en primavera. En la Península Ibérica se encuentra básicamente en la mitad meridional. Por encima de la cuenca del Tajo, aparece de forma aislada hasta el valle del Ebro, en localidades del este de España. Pero aún no está bien estudiada su variabilidad en el territorio peninsular

Es una orquídea muy rara en la Serranía de Ronda. Hasta tal punto que se han visto solo dos plantas, una en la zona de Hundidero y otra en la Sierra de Las Nieves, también citada como extremadamente rara  en el P. N. Sierras de Grazalema,  es algo más frecuente en la zona de Yunquera  y, sin ser en ningún caso abundante. Su presencia en los Llanos del Republicano se había catalogado de  “rara” pero hace ya algunos años que no se ve. Nos dicen que en las cercanías de El Gastor sí existe una población más abundante.

O. papilionácea fue descrita por Linneo a partir de ejemplares españoles. La subespecie “grandiflora” (Boiss.) que fue descrita también sobre materiales españoles, concretamente de Sevilla, como variedad.

Las orquídeas obtienen su nombre del griego “orchis”, que significa testículo, por la apariencia de los tubérculos subterráneos en algunas especies terrestres.  La palabra ‘orchis’ la usó por primera vez Teofrasto (371/372 - 287/286 a. C.), en su libro “De historia plantarum” (La historia natural de las plantas). Fue discípulo de Aristóteles y está considerado como el padre de la Botánica y de la Ecología.

Las hojas son oblongas con una longitud de 8 cm generalmente con manchas más o menos uniformes de color purpúreo marrón oscuro. El tallo de la inflorescencia que es erecta en espiga con forma oblonga, sale de la roseta basal de 5 a 10 hojas oblongo lanceoladas que a veces están moteadas de puntos púrpura marronáceos. El labelo de forma en lengüeta presenta el borde festoneado con pequeños entrantes. El labelo sobresale debajo del casco 3/4 partes es de color púrpura blanquecino. Tiene además dos pétalos la mitad del tamaño de los sépalos y su mismo color algo más débil, que se sitúan por encima de la columna cubriéndola.

Esta orquídea tiene usos medicinales, la harina de sus tubérculos, llamada salep, es muy nutritiva y demulcente. Es muy rica en mucílago y forma una demulcente y suave gelatina que se usa para el canal gastrointestinal irritado. Se usa en dietas especiales de convalecientes y niños.

Bibliografia

fichas.infojardin.com

orquidea.blogia.com

Wikipedia

Orquídeas de la Serranía de Grazalema. Luis Velasco y Pepe Beltrán. Edita Consejería de Medio Ambiente Junta de Andalucía.  2004

Más de Orquídeas de la Serranía de Ronda

Andrés Rodríguez González Abril 7th, 2014

El mundo de las Orquídeas es muy peculiar, no solo un mundo de belleza sin igual. Su reproducción, los polinizadores, su presencia efímera que a veces les hace desaparecer de su lugar habitual durante años y otras se mantienen en el mismo lugar parece desplazarse a corta distancia.

En cuanto a las especies, a veces aparecen ejemplares muy difíciles de clasificar como el caso que os muestro en la foto como Ophyrs sp., decir que es un híbrido sin hacer estudio serio, es una osadía por mi parte. Quizás sea una variedad hipocromática, es decir de colores tenues, una variedad de Ophrys speculum. En la zona donde me la mostró Vicente Astete, a orillas del río Guadalevin (el que forma el famoso Tajo de Ronda), además de O. speculum existe en abundancia O. lutea.

Plantas de la Serranía: Orquideas

Andrés Rodríguez González Abril 5th, 2014

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

ORQUIDEAS

Son, de todas las plantas, las más exóticas y ornamentales. Se consideran unas plantas muy evolucionadas. Son plantas herbaceas perennes, Angiospermas Monocotiledóneas, pertenecientes a la Familia Orquidáceas. Están tan extendidas en todo el mundo, unos 700 géneros y 25.000 especies repartidas por todo el planeta, siendo la más numerosa de todas las Fanerogamas.

Las orquídeas constituyen un grupo extremadamente diverso de plantas, que pueden tener desde unos pocos milímetros de longitud hasta constituir gigantescas agregaciones de varios cientos de kilogramos de peso o presentar longitudes de hasta 13 metros. Las flores de las orquídeas también varían en tamaño desde menos de 1 mm y difícilmente visibles a simple vista pasando por las grandes flores de 15 a 20 cm de diámetro en muchas especies hasta los 76 cm de las flores de otra de ellas. La fragancia de sus flores no es menos variable, desde el delicados aromas  hasta el repulsivos hedores.


La palabra Orquídea deriva de la palabra griega orkhis (όρχις) que significa testículos, por el parecido de los tubérculos de muchas orquídeas con dichos órganos.  Fueron conocidas y apreciadas por los seres humanos desde hace muchos años. Existen escritos chinos de 1.500 años de antigüedad donde se hace referencia a su cultivo. En la antigua Grecia se le atribuían propiedades curativas. Los aztecas utilizaban una orquídea, la vainilla, para enriquecer una bebida hecha a base de cacao, con la que obsequiaban a los guerreros

En la Península Ibérica hay unas 130 especies distribuidas en zonas boscosas y humedales, bordes de ríos y arroyos, en general zonas con cierta humedad.

Es una creencia falsa que sólo se encuentran distribuidas en selvas tropicales, especialmente en el continente americano. Las grandes orquídeas sí tienen sus principales hábitats en espacios tropicales, pero otras muchas, hasta llegar a 500 especies catalogadas, viven en Europa, en climas fríos y también templados.


Son plantas difíciles de clasificar, presentan gran diversidad entre poblaciones y a veces dan lugar a errores de identificación. Además se hibridan con facilidad con más de 100.000 híbridos conocidos, con lo que aumenta las dificultades

Entre las orquídeas se encuentran plantas terrestres, epifitas (que viven sobre otras plantas sin parasitarlas, solo como apoyo) y parasitas.  Las especies terrestres cuentan con un bulbo que tiene la función de órgano de reserva.

Tienen una gran capacidad de adaptación y pueden encontrarse desde regiones frías como Alaska, hasta en desiertos, donde no se encuentran en zonas polares y arenas de los desiertos.  Su capacidad de adaptación les ha permitido colonizar espacios situados en todas las altitudes, desde el nivel del mar hasta la cota de 3.000 metros.

Los tallos son rizomas en las especies terrestres. En las especies epífitas, en cambio, las hojas se hallan engrosadas en la base formando pseudobulbos que sirven para almacenar agua y nutrientes.

Las flores suelen aparecer en racimos, espigas terminales, solitarias o en las axilas de las hojas. Son hermafroditas. Hojas alternas y tallos muy variables.

Ninguna familia de plantas tiene una gama de flores tan variada. Las flores están altamente especializadas en relación a sus polinizadores. Son muy bien conocidas las variaciones estructurales que facilitan la polinización por una determinada especie de insecto, o de pájaro o incluso de murciélago.

En la gran mayoría de los géneros, las flores están formadas por tres piezas externas llamadas sépalos, dos laterales y uno dorsal, y tres elementos internos llamados pétalos, el inferior modificado en un labio o  labelo de tamaño mayor y color más intenso que los demás.  A partir de este esquema general existen todo tipo de adaptaciones y colores


Las orquídeas llevan sus flores de diversos modos. Aun dentro del mismo género, las diferentes especies pueden tener distintos modos de disponer las flores en inflorescencias, las cuales son indeterminadas y, a veces, reducidas a una única flor, terminal o axilar.

El fruto tiene forma de Capsula pero a veces puede ser una Baya.

Las semillas son diminutas y numerosas.

En la Serranía de Ronda tenemos preciosos ejemplares de Orquídeas, hasta tasl punto que empresas de Naturaleza como Micogest las estudian y fomentan su conocimiento a través de la organización de rutas fotográficas. Las magníficas fotos que ilustran este artículo son de Manuel Becerra Parra de la empresa Micogest, a quien agradezco la deferencia que ha tenido al cederlas para su publicación.


Problemas de Supervivencia de las Orquídeas. Un capítulo aparte merece la conservación de estas plantas tan interesantes y bellas. La germinación de las orquídeas es sumamente complicada interviniendo una gran cantidad de factores, tanto de suelo, como hongos, como climáticos, de temperatura…Por lo que carece de sentido intentar llevarse las plantas para cultivarlas en casa o en el jardín, ni arrancándolas con tierra lo conseguiríamos, las orquídeas que se muevan del suelo natural donde crecen están inevitablemente condenadas a la muerte. Otro de los factores que más negativos para la conservación de estas autenticas joyas  botánicas de la Serranía de Ronda, son la presencia cada vez más frecuente  de cerdos asilvestrados que devoran los bulbos y raíces, levantan el suelo y son los causantes de que en muchos lugares han desaparecido muchas de las orquídeas frecuentes años atrás. Y eso considerando un solo grupo de seres vivos que sufre las consecuencias de los que se puede considerar como una como una verdadera plaga por loe efectos tan negativos sobre la conservación medioambiental que ocasionan.

Debido a la acción depredadora de los cada vez más abundantes cerdos asilvestrados, según el experto Juan Ríos Pimentel, y considerando solo las especies de principios de primavera, las especies Ophrys speculum  Orquídea Abeja; Ophrys tentrendinifera Orquídea Avispa; Ophrys lutea Abejera amarilla y Orchys conica  Cónica, han visto disminuido de forma tan drástica el número de ejemplares que de frecuentes o relativamente frecuentes han pasado a ser extraordinariamente raras o incluso a no verse en los últimos años. Una disminución (y posiblemente perdida de algunas) que resulta especialmente dramática en zonas  bien conservadas como el Arroyo de la Ventilla, la Sierra de Las Nieves, Valle del Genal y Parque Natural Sierra de Grazalema y Libar.

BIBLIOGRAFIA

- Guía de campo de las orquídeas silvestres de Andalucía. Manuel Becerra Parra y Estrella Robles Domínguez. Editorial La Serranía. Colección Guías de naturaleza.

- Orquídeas de la Serranía de Ronda.  www.Mandrágora.com

- Orquídeas del sur de España - Foro de InfoJardín

www.infojardin.com

Cabañuelas de mayo 09

Andrés Rodríguez González Mayo 9th, 2009

Las Cabañuelas y el Tiempo para mayo de 2.009
Dicen las Cabañuelas de mi pueblo, Garbayuela, que para los primeros días el tiempo será primaveral con temperaturas relativamente elevadas, que a determinadas horas del día pueden resultar hasta calurosas; poco a poco, hacia el final de la primera quincena del mes, cambiará el tiempo con descenso de temperaturas y hasta se presentarán posibilidades de que caiga algún chubasco poco importante.

Para la segunda quincena, dicen las Cabañuelas que el tiempo será típicamente primaveral con temperaturas más bien elevadas y en aumento paulatino y ausencia total de precipitaciones.

Ilustra  ésta entrada una fotografía de una Orquidea obtenida en un talud de la Vía Verde de la Sierra