Archive for Febrero, 2018

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Nazarenos

Andrés Rodríguez González Febrero 22nd, 2018

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Nazarenos (Género Muscari)

El nombre de Nazarenos hace referencia a la coloración de sus flores.
Las especies más comunes son: Muscari latifolium, Muscari neglectum, Muscari armeniacum y Muscari comosum.
Es originaria de las zonas meridionales de Europa y Asia occidental.
Esta planta forma parte de la familia de las Liliáceas. El género está integrado por unas 50 especies bulbosas de las regiones del Mediterráneo.
En forma silvestre crece en campos no cultivados, en borde de carreteras, prados,  etc, llega a medir de entre 15 y 20 cm de altura. Es perfecta para cultivarla en jardín ya que no requiere de muchos cuidados, perfecta para formar macizos. En jardinería como planta ornamental es muy adecuada también para su uso en maceta.
No requiere de un suelo especial, por lo que puede vivir en cualquier tipo. Para su plantación debe ser a una profundidad de unos 20 cm para que pueda tener una buena aireación. Plantar a una distancia entre sí de unos 7 cm para poder dejar el espacio a los bulbillos que nacerán. Los bulbos se siembran a mediados y finales del otoño, es decir, desde noviembre a diciembre. Además, los Muscari necesitan pasar un período de frío invernal antes de florecer. Las hojas crecen muy rápido pero es hasta la primavera que esa magnífica flor aparecerá.
Su único enemigo es el exceso de agua que puede llegar provocar podredumbre en el bulbo, así que el riego debe ser con moderación desde que brota el escapo floral hasta que crece un poco. Posteriormente se aumenta el riego hasta que la flor se marchite. Entonces debe ir disminuyendo, evitando encharcamientos con un buen drenaje.
Si el terreno está bien abonado con estiércol ya no necesita de abono mineral. Pero si se quiere una floración abundante es recomendable aportar al suelo un abono orgánico en invierno al menos una vez cada 2 años. La multiplicación puede llevarse a cabo por la separación de los hijuelos, la cual se podrá hacer en el período de descanso.
Existen variedades cultivadas con preciosas tonalidades que van de lo azul a lo violeta y otras más difíciles de encontrar de color blanco, además poseen un                      sutil y característico perfume que le dan un toque único.

Bibliografia
https://blog.gardencenterejea.com

Plantas de la Serranía de Ronda: Narciso amarillo

Andrés Rodríguez González Febrero 16th, 2018

Narciso amarillo Narcissus assoanus

Narcissus assoanus es una subespecie de planta bulbosa perteneciente a la familia de las Amarilidáceas. Es originaria del sur de la Península Ibérica.
Planta perenne. Hojas alargadas, como las gramíneas, de 1-2 mm de ancho. Flores de 15-20 mm, de color amarillo intenso, con una corta corona en forma de copa, agradablemente perfumadas, dispuestas en umbelas de 1-5. Se diferencia de Narcissus assoanus en el tubo más largo del perianto. Se distribuye por todo el sur de España en pastizales y matorrales despejados, suelos pedregosos y arcillosos, en ambientes secos y soleados propios de encinares.
Narcissus assoanus  la subespecie praelongus fue descrita por Barra & G.López y publicado en Anales del Jardín Botánico de Madrid 39 (1): 209, en el año 1982. Aunque sigue habiendo fuertes controversias en los expertos respecto a la toponimia. El nombre de especie se dedica a Ignacio Jordán Claudio De Asso y Del Río (1742-1814), científico zaragozano de talla internacional, químico, botánico, jurista y economista, destacado representante de la Ilustración española y aragonesa
El nombre del género “Narcissus” hace referencia del joven narcisista de la mitología griega Narkissos hijo del dios río Cephissus y de la ninfa Leiriope; que se distinguía por su belleza, deriva de la palabra griega narkào ( narcótico) y se refiere al olor penetrante y embriagante de las flores de algunas especies (algunos sostienen que la palabra deriva de una palabra persa  y que se pronuncia Nargis, que indica que esta planta es embriagadora).
La foto es de Gonzalo Astete Martín a quien agradezco que me haya permitido usarla.

Bibliografía
www.fotonatura.org

Parque Nacional Sierra de Las Nieves o ¿Parque temático de la Costa del Sol?

Andrés Rodríguez González Febrero 11th, 2018

Parque Nacional Sierra de Las Nieves o ¿Parque temático de la Costa del Sol?

Ahora se vende Naturaleza, como antes se vendía sol y playa. La protección a la biodiversidad, las facilidades a la investigación, las ayudas a la agricultura y ganadería locales, el mantenimiento de la población de la zona que deberían ser el objetivo central de los Espacios Naturales Protegidos han pasado a ser, al menos en Andalucía en sus Parques Naturales, una fuente de conflictos y restricciones para quienes tienen tierras en esos espacios y quieren seguir explotando racionalmente sus recursos. Las restricciones, los papeleos, las multas, los enfrentamientos verbales entre la poca población que permanece y pretende explotar los espacios naturales de Andalucía con los agentes de Medio Ambiente ocurren cada día. Además de los sinsabores de las sequias, las inundaciones, las plagas, los furtivos y demás problemas, los propietarios deben sumar los inconvenientes de la administración medioambiental y los “niñatos de mochilas nuevas y zapatillas de cien euros” que nunca dejaron de pisar el asfalto hasta que los llevan un día al campo donde se comportan salvajemente intentando torear vacas, espantando el ganado, dejando puertas abiertas o destrozando alambradas.
La declaración de Parque Nacional no mejora las cosas para los viven en el campo o del campo. Las restricciones pueden ser mayores de lo que ya son, los papeleos hacen que para llevar una pequeña explotación se necesite contratar  un equipo de ingenieros agrónomos y de montes y Medio Ambiente en lugar de facilitar las cosas parece tenerlos de enemigos.
En el aspecto de la conservación, si es lo que más interesa, me pregunto varias cosas ¿Un Parque Natural no garantiza igual o mejor que un Parque Nacional que un espacio se proteja? En el aspecto de conservación y como buen conocedor de la Sierra de Las Nieves, puedo decir sin temor a equivocarme que se encuentra en mejores condiciones actualmente que cuando yo la conocí hace más de treinta años. Si de verdad fuera la conservación lo que interesa ¿Por qué no se han incluido las Sierras Bermejas, que contienen endemismos muy interesantes y unas rocas únicas (peridotitas) en los límites del Parque Nacional declarado? Sencillamente la Geología no vende. ¿Cómo es posible que se quede fuera de los límites del parque una de las zonas más interesantes de estas sierras, la verdadera joya de la corona, La Nava? Sin duda es el único lugar del Parque Natural donde se realizan por parte de una familia una serie de trabajos medioambientalmente sostenibles que hacen que esa familia haya podido y pueda desarrollar toda una vida en ese espacio? ¿No estamos intentando demostrar que la Sostenibilidad es posible? ¿Y para ello dejan fuera de Parque a esa finca? ¿Por qué allí se caza controladamente? La caza controlada, cuando no existen depredadores naturales como el lobo es la única manera de controlar las plagas como los jabalíes.
Mucho me temo que el recién nacido Parque Nacional solo sirva para vender apartamentos en Marbella y la Costa, la realidad es que las nuevas promociones ya no plantean el mar como fondo en las fotografías de la publicidad, ahora se venden  Sierra Blanca de fondo de imagen. Y detrás el Parque Nacional con las cimas nevadas.
¿Qué beneficios obtienen los pueblos con la declaración de Parque Nacional?¿ Tal vez rebajas fiscales en el establecimiento de empresas?, puntos a favor en las contrataciones de trabajos de mantenimiento?, la contestación es nada de nada.
Hemos pasado de una administración centrista en Madrid a una doble centrista en Sevilla y Málaga. La gestión de los Espacios Naturales se hace, desde despachos situados en esas capitales. En pisos rodeados asfalto y coches. A veces una vez al mes algún técnico viaja a esos Espacios Naturales que no conocen porque no han pateados sus campos, no viven ni conocen ni sufren los problemas de las gentes que en ellos habitan. Ni ellos forman parte del Espacio Natural ni las gentes del campo los acepta como uno más de ellos. Si a esos administradores de ciudad les importara de verdad el pinsapo no lo hubieran “olvidado” en los planes de gestión.
El modelo de gestión de los Espacios Naturales, parece ir más por la creación de Parque Temáticos (tipo norteamericanos) que por centros generadores de biodiversidad, de mantenimiento y expansión de especies en peligro de extinción o vulnerables.
Mucho me temo que el Parque Nacional Sierra de Las Nieves será una “medalla” que se colgarán los políticos malagueños (de la ciudad de Málaga y la Costa del Sol) a costa de los lugareños como Granada tiene su Parque Nacional de Sierra Nevada, Parque que venderán al “turismo verde” de mochilas nuevas y zapatillas de cien euros, o al turismo oriental como ha hecho Ronda ciudad.
La gestión, la dirección del Parque Nacional, un Centro de Recepción e Interpretación en condiciones ¿Dónde se ubicará?, Tal vez en Málaga capital, tal vez  en Marbella o ¿Quizás en alguna de las zonas colonizadas por la capital y la costa como el Valle del Guadalhorce o la falsa comarca de la Sierra de Las Nieves?. Depende de donde esté el alcalde que mejor sepa moverse, más contactos tenga o sea más sumiso al partido. Desde luego no creo que sea para Ronda ni para ningún pueblo de la Serranía que seguirán olvidados de la mano de los políticos capitalinos de Málaga y Sevilla.

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA Taladro de las Encinas. Escababajos perforadores de las encinas.

Andrés Rodríguez González Febrero 7th, 2018

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA
Taladro de las Encinas. Escababajos perforadores de las encinas. Cerambys welensii, Cerambyx cerdo

Los cerámbidos  son unos escarabajos xilófogos (comedores de madera) especializados en la familia de las Querqus: Encinas, Alcornoques, Robles, Rebollos y Quejigos.

Los más activos y conocidos en las dehesas de encinas son el Cerambyx welensii y el Cerambyx cerdo. Son La muerte silenciosa del encinar

Estos coleópteros alcanzan los 6 cm de longitud por algo más de 1 cm de anchura.  Las hembras son de mayor tamaño que los machos y sus antenas notablemente más cortas. Dispone de fuertes mandíbulas, sus patas están provistas de potentes ganchos, junto a su oscuro color completan un resumen de este eficaz escarabajo.

Su ciclo biológico comienza cuando los adultos aparecen a finales de primavera, en verano o a principios de otoño. Tras la fecundación las hembras ponen los huevos en el tronco de los árboles, los huevos se transforman en larvas  de gran tamaño 9 cm de larga y de la anchura de un dedo)  que excaban anchas y profundas galerías a la vez que se van alimentando. Esta fase puede llegar hasta los 3 años o incluso 4 años y ella, la larva, recorre y atraviesa todo el tronco de la querqus que habita. Cuando se acerca el momento de la formación de la pupa y posterior salida al exterior se acomoda en un habitáculo algo más ancho que las galerías y próximo a la corteza.

Los cerámbidos cumplen una importante función en el equilibrio de la naturaleza. En bosques y dehesas ataca a los individuos viejos o enfermos, completan el proceso hongos e insectos que colonizan las galerías para acelerar la descomposición de los viejos árboles, que formaran parte de la tierra y darán paso y espacio a los jóvenes. Cumple pues un importante papel en la regeneración de la masa arbórea.

El problema  viene planteando cuando ese equilibrio se altera profundamente.

Desde mitad del pasado siglo, la dehesa está sufriendo una profunda alteración, se han arrancado millones de encinas y alcornoques, enormes extensiones adehesadas han sido transformadas o eliminadas. La tasa de reposición de arbolado es raquítica. Las subvenciones europeas no han solucionado para nada el tema ya que al estado español como a sus autonomías la salud de las dehesas bien parece importarles muy poco para plantear un política valiente de inversión, inversión poco lucida porque es a largo plazo y el largo plazo y el voto son incompatibles. Otro peliagudo problema que padece la dehesa es la sobreexplotación,  ganadera, agrícola y forestal, que agota tanto al suelo como al arbolado, haciéndola más vulnerable y asequible a parásitos como los cerámbidos.

Tenemos pues una ingente masa de árboles susceptibles de ser atacados por el escarabajo, su despensa se multiplica y ellos con ella.

Soluciones: El Cerambyx tiene sus enemigos naturales que se encargan de tener su población a raya. El pájaro carpintero, rapaces nocturnas, erizos y zorros. A su vez esta escuadrilla sanitaria se ha visto mermada sustancialmente por la acción humana. Solo el zorro en función de su dieta omnívora carece de problemas de subsistencia hoy por hoy.

Los Cerambyx se muestran inmunes al veneno de los insecticidas, no así otros insectos que erróneamente pagan el pato del escarabajo y que pueden ser colaboradores del equilibrio natural de las dehesas.

Recapitulando tenemos por un lado los perdedores; arbolado débil, depredadores esquilmados, dehesas debilitadas… Y un ganador involuntario de todo este desaguisado; el Cerambyx.

Y en el caso que tratamos dos vencedores iguales pero diferentes.

Desde el principio hemos hablado de dos tipos distintos, Cerambyx welensii y Cerambyx cerdo, distintos pero de aspecto muy semejante, de hecho solo los expertos son capaces de distinguir uno del otro.

Para añadir complicación a la historia, el Cerambyx cerdo está estríctamente protegido por el convenio de Berna de 1979, que fue ratificado por el estado español el 13 de mayo de 1986.

Tenemos dos circunstancias a tener en cuenta para la tardía solución del problema, por una parte considerar que en las dehesas extremeñas, parte de las andaluzas y salmantinas el escarabajo que pululaba a sus anchas era el “cerdo”, cuando en realidad, según estudios recientísimos (2008) era el welensii.

A partir de 2009, comprobado que el enemigo a batir ya no estaba protegido, se ensayan distintas fórmulas para frenar el avance del  welensii y la más eficaz es la más sencilla y barata.

El “taladro”, así se conoce al escarabajo en el campo, se caza de la siguiente fácil y barata manera.

Una botella de 5 litros de agua, una vez vacía, se corta a un 75% de su altura, la parte superior, invertida se mete en la inferior que rellenaremos con alguno de estos compuestos:

1º Melón piel de sapo y agua con ácido cítrico (limón por ejemplo). El melón entero se tritura. Se añade igual volumen de agua y un 5% de ácido cítrico.

2º Vino común, azúcar, agua y sal común- Un litro de vino, 300 gramos de azúcar, se deja reposar 48 horas a temperatura ambiente. Al cabo de ese tiempo le añadimos 300 gramos de sal común y 1 litro de agua.

3º Cerveza común, azúcar, agua y sal común. Para un litro de cerveza se toman 300 gramos de azúcar. Dejamos reposar 48 horas a temperatura ambiente, después añadimos los 300 gramos de sal común y 1 litro de agua.

La botella la sujetaremos al tronco (con una cinta de embalar por ejemplo) próxima a la parte superior del árbol, y el insecto atraído por estos combinados se cuela en la botella y no puede salir.
Las fotos están realizadas por mi paisano José María Calderón en Extremadura. El escarabajo ha sido identificado por el prestigioso ecólogo y entomólogo Dr. Rafael Obregón. Las fotos de las botellas están tomadas del blog “espíritudelarbol”

Bibliografia
http://espiritudearbol.blogspot.com.es

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Merendera androcymbioides

Andrés Rodríguez González Febrero 2nd, 2018

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Merendera androcymbioides

En 1978 Benito Valdes describía la nueva especie, Merendera androcymbioides con ejemplares de la Serranía de Ronda, concretamente decía que el material para la descripción de la nueva especie había sido encontrado en “las cercanías de Ronda”.  Desde entonces las citas en la Serranía de Ronda son escasas por no decir casi nulas.
Existen muy pocas referencias de la presencia de esta interesante especie, así Manuel Becerra Parra localizó la planta en el Puerto de Quejigales en 2.006. Posteriormente, J. L. Mangana, vuelve a encontrar esta vez en forma de una pequeña población no lejos del Picurucho de Pompeyo, en el Parque Natural Sierra de Las Nieves. Cuando Juan Ríos Pimentel, botánico aficionado pero no por ello menos riguroso que cualquier científico titulado,  me comunicó que haciendo una ruta por Sierra Hidalga había localizado ejemplares a últimos de diciembre de 2014 de esta rara especie, me apresuré a hacerle compromiso de volver a buscarlos. El día 6 de enero de 2.015, acompañados de Gonzalo Astete,  otro buen naturalista de la Serranía, hicimos un recorrido para intentar ver esta joya botánica. Localizamos primero un ejemplar suelto a 1.015 m de altitud sobre el nivel del mar y más tarde a más altura, 1.214 m, una población bastante abundante (quizás entre 70 a 100 ejemplares) en una ladera con fuerte pendiente orientada al sur- sureste, sobre arcillas procedentes de descomposición de calizas, mucha piedra suelta y vegetación tipo matorral. También dentro del Parque Natural Sierra de Las Nieves. A pesar de nuestros esfuerzos a lo largo de los años trascurridos ha sido imposible localizar nuevos ejemplares. Sin duda el corto periodo de floración, apenas una semana y la variabilidad del momento de aparición de dicha floración ha influido en el poco éxito de nuestras búsquedas. Siempre aparece en terrenos fuertemente erosionados, con poca presencia de árboles, con matorral, zonas calizas, muy pedregosas, dominio de encinares.

El uno de febrero de 2.018, Gonzalo Astete Martín y Gonzalo Astete Sanchez han localizado una importante población en número de ejemplares cerca de Ronda. De esa población proceden las fotografías que amablemente me han cedido para esta entrada del blog.
Valdes designó el epíteto “androcymbioides” en alusión al parecido con Androcymbium : (…las poblaciones de la Serranía de Ronda deban considerarse como especie independiente. Por ello se describe aquí como Merendera androcymbioides , que alude al aspecto de Androcymbium que tienen los ejemplares sin flores de esta especie.) Resulta evidente el parecido morfológico de muchas plantas aún estando alejadas taxonómicamente, conocido es de sobra el fenómeno de la convergencia adaptativa por el cual especies alejadas adquieren similares adaptaciones.
Aunque pertenecen a la misma familia, Colchicaceas, las posibilidades de observarlas creciendo juntas serían nulas . Actualmente presentan diferente hábitat y área de distribución . Mientras que Androcymbium gramineum se cría preferentemente en terrenos costeros almerienses y norteafricano  entre 0 y 200 m, la Merendera androcymbioides es un endemismo del sur peninsular que crece en pastizales y matorrales basófilos de montaña entre los 600 y los 1600 m de algunas Sierras Béticas del interior andaluz. Presentan diferencias morfológicas apreciables, flores, porte, fenología…
Pero ambas son ejemplos de geófitos, esas plantas que hacen frente a las condiciones ambientales más adversas con órganos de reserva y resistencia subterráneos. Un biotipo con éxito en la región Mediterránea que ha colonizado medios tan diferentes como pueden ser las frías praderas de montaña o los cálidos arenales costeros.
Las dos son de temprana floración en su medio: Androcymbium comienza su ciclo floreciendo de noviembre a Febrero, aprovechando esa humedad y escasas precipitaciones invernales de la árida costa almeriense; mientras que la Merendera única en su género de floración primaveral, comienza su desarrollo en Febrero con el suelo aún saturado y tras el deshielo de las primeras nieves. Pero los ejemplares localizados en la Sierra Hidalga habían florecido a finales de diciembre y conservaban sus flores el día 6 de enero de 2015.
En un hábitat o en otro estos geófitos con frecuencia crecen en llamativos grupos y destacan al ser las primeras en emerger sus bellas formas, flores blanquecinas que contrastan con el verde de sus hojas, bien sea sobre la arena, la arcilla o la nieve.

Bibliografía
www.mirandoplantas.com
institucional.us.es/revistas/lagascalia/