Archive for the tag 'rafael obregon'

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA Taladro de las Encinas. Escababajos perforadores de las encinas.

Andrés Rodríguez González Febrero 7th, 2018

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA
Taladro de las Encinas. Escababajos perforadores de las encinas. Cerambys welensii, Cerambyx cerdo

Los cerámbidos  son unos escarabajos xilófogos (comedores de madera) especializados en la familia de las Querqus: Encinas, Alcornoques, Robles, Rebollos y Quejigos.

Los más activos y conocidos en las dehesas de encinas son el Cerambyx welensii y el Cerambyx cerdo. Son La muerte silenciosa del encinar

Estos coleópteros alcanzan los 6 cm de longitud por algo más de 1 cm de anchura.  Las hembras son de mayor tamaño que los machos y sus antenas notablemente más cortas. Dispone de fuertes mandíbulas, sus patas están provistas de potentes ganchos, junto a su oscuro color completan un resumen de este eficaz escarabajo.

Su ciclo biológico comienza cuando los adultos aparecen a finales de primavera, en verano o a principios de otoño. Tras la fecundación las hembras ponen los huevos en el tronco de los árboles, los huevos se transforman en larvas  de gran tamaño 9 cm de larga y de la anchura de un dedo)  que excaban anchas y profundas galerías a la vez que se van alimentando. Esta fase puede llegar hasta los 3 años o incluso 4 años y ella, la larva, recorre y atraviesa todo el tronco de la querqus que habita. Cuando se acerca el momento de la formación de la pupa y posterior salida al exterior se acomoda en un habitáculo algo más ancho que las galerías y próximo a la corteza.

Los cerámbidos cumplen una importante función en el equilibrio de la naturaleza. En bosques y dehesas ataca a los individuos viejos o enfermos, completan el proceso hongos e insectos que colonizan las galerías para acelerar la descomposición de los viejos árboles, que formaran parte de la tierra y darán paso y espacio a los jóvenes. Cumple pues un importante papel en la regeneración de la masa arbórea.

El problema  viene planteando cuando ese equilibrio se altera profundamente.

Desde mitad del pasado siglo, la dehesa está sufriendo una profunda alteración, se han arrancado millones de encinas y alcornoques, enormes extensiones adehesadas han sido transformadas o eliminadas. La tasa de reposición de arbolado es raquítica. Las subvenciones europeas no han solucionado para nada el tema ya que al estado español como a sus autonomías la salud de las dehesas bien parece importarles muy poco para plantear un política valiente de inversión, inversión poco lucida porque es a largo plazo y el largo plazo y el voto son incompatibles. Otro peliagudo problema que padece la dehesa es la sobreexplotación,  ganadera, agrícola y forestal, que agota tanto al suelo como al arbolado, haciéndola más vulnerable y asequible a parásitos como los cerámbidos.

Tenemos pues una ingente masa de árboles susceptibles de ser atacados por el escarabajo, su despensa se multiplica y ellos con ella.

Soluciones: El Cerambyx tiene sus enemigos naturales que se encargan de tener su población a raya. El pájaro carpintero, rapaces nocturnas, erizos y zorros. A su vez esta escuadrilla sanitaria se ha visto mermada sustancialmente por la acción humana. Solo el zorro en función de su dieta omnívora carece de problemas de subsistencia hoy por hoy.

Los Cerambyx se muestran inmunes al veneno de los insecticidas, no así otros insectos que erróneamente pagan el pato del escarabajo y que pueden ser colaboradores del equilibrio natural de las dehesas.

Recapitulando tenemos por un lado los perdedores; arbolado débil, depredadores esquilmados, dehesas debilitadas… Y un ganador involuntario de todo este desaguisado; el Cerambyx.

Y en el caso que tratamos dos vencedores iguales pero diferentes.

Desde el principio hemos hablado de dos tipos distintos, Cerambyx welensii y Cerambyx cerdo, distintos pero de aspecto muy semejante, de hecho solo los expertos son capaces de distinguir uno del otro.

Para añadir complicación a la historia, el Cerambyx cerdo está estríctamente protegido por el convenio de Berna de 1979, que fue ratificado por el estado español el 13 de mayo de 1986.

Tenemos dos circunstancias a tener en cuenta para la tardía solución del problema, por una parte considerar que en las dehesas extremeñas, parte de las andaluzas y salmantinas el escarabajo que pululaba a sus anchas era el “cerdo”, cuando en realidad, según estudios recientísimos (2008) era el welensii.

A partir de 2009, comprobado que el enemigo a batir ya no estaba protegido, se ensayan distintas fórmulas para frenar el avance del  welensii y la más eficaz es la más sencilla y barata.

El “taladro”, así se conoce al escarabajo en el campo, se caza de la siguiente fácil y barata manera.

Una botella de 5 litros de agua, una vez vacía, se corta a un 75% de su altura, la parte superior, invertida se mete en la inferior que rellenaremos con alguno de estos compuestos:

1º Melón piel de sapo y agua con ácido cítrico (limón por ejemplo). El melón entero se tritura. Se añade igual volumen de agua y un 5% de ácido cítrico.

2º Vino común, azúcar, agua y sal común- Un litro de vino, 300 gramos de azúcar, se deja reposar 48 horas a temperatura ambiente. Al cabo de ese tiempo le añadimos 300 gramos de sal común y 1 litro de agua.

3º Cerveza común, azúcar, agua y sal común. Para un litro de cerveza se toman 300 gramos de azúcar. Dejamos reposar 48 horas a temperatura ambiente, después añadimos los 300 gramos de sal común y 1 litro de agua.

La botella la sujetaremos al tronco (con una cinta de embalar por ejemplo) próxima a la parte superior del árbol, y el insecto atraído por estos combinados se cuela en la botella y no puede salir.
Las fotos están realizadas por mi paisano José María Calderón en Extremadura. El escarabajo ha sido identificado por el prestigioso ecólogo y entomólogo Dr. Rafael Obregón. Las fotos de las botellas están tomadas del blog “espíritudelarbol”

Bibliografia
http://espiritudearbol.blogspot.com.es

LA MARIPOSA MONARCA LLEGA A RONDA

Andrés Rodríguez González Julio 24th, 2016

LA MARIPOSA MONARCA LLEGA A RONDA

La mariposa monarca, de nombre científico Danaus plexippus es probablemente una de las mariposas mejor estudiadas del mundo. Es un insecto muy llamativo por su tamaño y vistosos colores. Pero lo que llama realmente la atención son las migraciones que realiza todos los años desde Estados Unidos hasta México, donde pasa el invierno, para retornar en la primavera siguiente hacia el norte.
En su viaje hacia el norte van depositando sus huevos sobre distintas especies de plantas de la familia Asclepiadáceas, que son plantas que contienen compuestos tóxicos para el ganado y otros muchos herbívoros. Las orugas consumen ávidamente estas plantas, incorporando los tóxicos a sus propios tejidos, lo que les sirve como defensa ante sus depredadores y que serán transmitidos a las mariposas que emergerán de sus crisálidas.
Desde hace años se han avistado ejemplares de esta especie de mariposa en zonas costeras del sur de la Península Ibérica. Estos avistamientos esporádicos se han interpretado como ejemplares divagantes que han sido arrastrados por el viento y que han podido llegar a la Península desde América del Norte; en ocasiones, estas mariposas han llegado a formar colonias efímeras en los lugares donde existen las especies de plantas que necesitan para completar su ciclo biológico, desapareciendo poco tiempo después.
Desde 2008, la Fundación Migres financia un proyecto de investigación con la Universidad de Córdoba para tratar de conocer la situación real de esta especie en el sur de Europa. Los investigadores Juan Fernández Haeger y Diego Jordano Barbudo, profesores de Ecología de la Universidad de Córdoba, con la colaboración deotros investigadores, llevan casi tres años estudiando una amplia franja costera del sur de Cádiz (entre Vejer de la Frontera y Castellar de la Frontera) tratando de localizar todos los enclaves donde la mariposa monarca podría no sólo aparecer, sino completar su ciclo biológico.
Los científicos han localizado y cartografiado todos los enclaves o rodales encontrados de las plantas adecuadas para el desarrollo de la mariposa monarca. Estas especies de plantas son fundamentalmente dos: la mata de la seda (Gomphocarpus fruticosus), introducida en el siglo XVIII desde África, y la adelfilla (Asclepias curassavica), que debió introducirse en España desde América central durante el siglo XVI. Ambas tienen una distribución muy fragmentada en esta zona y, paradójicamente, son favorecidas por el ganado, que consume otras muchas especies de plantas pero no éstas Asclepiadáceas, bien defendidas del ramoneo por su toxicidad.
Los investigadores revisan sistemáticamente los rodales de plantas tratando de detectar la presencia en ellos de las mariposas, sus huevos, orugas o crisálidas. Durante el desarrollo de este proyecto se ha estudiado una zona de 900 km2 en la citada franja litoral próxima al Estrecho de Gibraltar y se ha conseguido demostrar que las mariposas monarca han ocupado aproximadamente dos tercios de los rodales existentes y han estado de forma persistente durante los tres años de trabajo en gran parte de ellos.
El número de fragmentos colonizados por la mariposa varía entre años y también estacionalmente; se expande más en verano y otoño y ocupa menos fragmentos en invierno. Los resultados indican que la extinción local en algún fragmento puede ir seguida de la recolonización desde otros fragmentos próximos (funcionando como una meta-población), sin que pueda excluirse la llegada esporádica de individuos de origen americano, tal como se registra en otros países europeos.
Datos anteriores y registros históricos sugieren que esta especie debió instalarse en el sur de la Península Ibérica probablemente en el siglo XIX, cuando la mariposa alcanzó Canarias, Azores y Madeira y se expandió también por el océano Pacífico hasta llegar a Australia. Esta expansión es enormemente llamativa y es un ejemplo más de las proezas que pueden realizar insectos tan frágiles como una mariposa.
Los investigadores destacan, por último, la necesidad de proteger estos llamativos insectos, protección que debe estar basada en el conocimiento preciso de las condiciones para favorecer su ciclo biológico y las de los fragmentos de plantas que seleccionan.
El naturalista rondeño José María Canca Guerra del grupo de investigación de la Serranía de Ronda, Atropa, ha localizado el pasado día 23 de julio  un ejemplar de la mariposa monarca en una zona próxima al Parque Natural Sierra de Las Nieves del  Cordel de los Pescaeros. Es  una noticia de relevancia ya que amplía el área de localización de esta especie. Consultado el investigador Rafael Obregón de la Universidad de Córdoba nos ha comentado que posiblemente sea un ejemplar nacido en la zona del Estrecho y que ha emigrado en busca de comida que a estas alturas del año escasea para esta especie.

Bibliografía
www.uco.es/servicios/comunicacion/

Mariposa del madroño. Mariposa Cuatro Colas.

Andrés Rodríguez González Diciembre 20th, 2014

Mariposa del madroño. Mariposa Cuatro Colas. Charaxes jasius

Es, sin duda, la mariposa que tiene un reverso más bello de las que vuelan en la Serranía.  La mariposa del madroño, es la mariposa diurna mayor que se encuentra en Europa.  Por su gran tamaño pudiera parecer un pipilionáceo, sin embargo, es de familia nimfálidos.

Posee una envergadura alar de 65-75 mm, en los machos y de 75-90 mm en las hembras. Existe dimorfismo sexual en cuanto al tamaño, siendo las hembras  algo mayores que los machos. El anverso  se caracteriza por tener un color marrón adornado con una banda marginal naranja que recorre tanto las alas anteriores como las posteriores. En las alas posteriores existen unas manchas azuladas en zona submarginal. El reverso muestra una serie de manchas gris-marrón, sobre fondo granate, bordeadas de blanco desde el área basal hasta la discal.  A partir de este punto existen diferencias entre las alas anteriores y posteriores. En las alas posteriores sigue una banda blanca, otra compleja con manchas granates y fondo gris en cuyo borde pueden verse lúnulas de color azul metálico que aumentan su tamaño desde la costa hasta el margen interno, finalmente aparece una banda de color naranja pálido. Posee dos colas bien marcadas en cada ala, de ahí el otro nombre vulgar con el que se la conoce.

Las orugas son verdes con dos línea amarillas brillantes que recorren  el lateral de todo el animal. Son fácilmente identificables por poseer dos pares de apéndices en la cabeza, a modo de pequeños cuernos, que se proyectan hacia atrás, en los que la línea amarilla se torna rojiza. También en la zona anal posee un par de apéndices, similares, pero algo más cortos que los de la cabeza.

Especie con muy amplia distribución. Esta es una especie del Centro y el Norte de África, que debió penetrar en las costas mediterráneas europeas. Actualmente se encuentra en colonias aisladas en la Península Ibérica, Islas occidentales del Mediterráneo, Sur de Italia y Francia.

Es posible encontrarla zonas arbustivas y de matorrales altos en los que exista la planta nutricia, el Madroño (Arbutus unedo). Durante la fase de adultos es posible verla en áreas de frutales, relativamente alejadas de las áreas de distribución de los madroños y en la zona costera se ha descrito sobre la planta de la Chirimoya (Annona cherimola). Desde 50 a 1.700 msnm.

Vuela en dos generaciones bien definidas: la primaveral de Mayo a Junio y la de verano de Agosto a Septiembre.

La hembra pone los huevos por separado, de uno en uno sobre el envés de las hojas de la planta nutricia. Esto evita la presencia excesivas orugas sobre una misma planta. El primer alimento que comerá la oruga es la envoltura del propio huevo, que es de color verde amarillento.

Las orugas se alimentan básicamente del madroño, recientes estudios han demostrado que puede hacerlo de otras especies de plantas el Chirimoyo, laurel (Laurus nobilis), arándano (Vaccinium x corymbosum), naranjos (Citrus sinensis), melocotoneros (Prunus persica) entre otras. Tienen color verde fluorescente, surcado por una línea lateral amarilla desde la cabeza hasta las dos puntas del final del abdomen. La cabeza de estas orugas es rara, con cuatro cuernos dirigidos atrás. Cuando la oruga ha crecido lo suficiente, esta se cuelga debajo de una hoja, para formar una crisálida de color verde pálido y queda unida, a la hoja, por un conjunto de hilos de seda para tejer un punto de unión denominado cremáster. Esta mariposa pasa el invierno en estado de oruga. Para ello esta elige una hoja bien orientada y se une a ella mediante un cojín de seda poco denso.

Los imagos o adultos son de hábitos diurnos y costumbres no muy diferentes de otras mariposas. Comienzan la mañana exponiendo sus alas al sol para alcanzar la temperatura corporal para iniciar el vuelo. Al atardecer buscan posadero donde pasar la noche, normalmente buscan la protección de arbustos.

La especie tiene un marcado carácter mediterráneo, pues si bien la planta nutricia es capaz de resistir heladas de hasta -15ºC, la oruga y los huevos no son capaces de sobrevivir a estas bajas temperaturas. Es por ello que su distribución queda reducida a lugares en donde las heladas sean escasas y de baja intensidad

Los adultos machos son territoriales y revolotean continuamente alrededor de los madroños que han elegido para patrullar y defienden este territorio contra cualquier intruso. Las hembras se ven sobre la parte central y alta de los madroños, buscando un lugar donde depositar los huevos. Las mariposas gustan de libar frutas en descomposición, excrementos e incluso de fluidos corporales de animales muertos.

Se distribuyen por la península, y en general en todo el litoral e islas mediterráneas. En la Serranía se las puede ver en zonas donde existan madroños y también en otras más alejadas donde no existe su planta nutricia.

Las fotos son de Rafael Obregón a quien le agradezco su cesión para esta página, excepto una de larva.

Bibliografía

www.granadanatural.com

naturalezaymediorural.blogspot.com

http://es.wikipedia.org/wiki/Charaxes_jasius

http://ichn.iec.cat/bages/arbusts/Imatges%20Grans/cCharaxes%20jasius.htm

http://www.sea-entomologia.org/PDF/BOLETIN_33/B33-040-275.pdf

elviejoforestal.blogspot.com

El insecticida que mata las abejas también acaba con los pájaros.

Andrés Rodríguez González Julio 13th, 2014

El  insecticida que mata las abejas también acaba con los pájaros.

Según la publicación de la prestigiosa revista Nature, remitida por el investigador Rafael Obregon de la UCO.

Desde hace algún tiempo se sabía esto y podíamos apreciarlo a los que pasamos año tras año temporadas de campo largas.

Más sobre neonicotinoides, en este trabajo de Nature se analiza el declive de las aves insectívoras en relación al uso de neonicotinoides.

http://www.nature.com/nature/journal/vaop/ncurrent/full/nature13531.html

Resumen en Inglés

Declines in insectivorous birds are associated with high neonicotinoid concentrations

Caspar A. Hallmann,

Ruud P. B. Foppen,

Chris A. M. van Turnhout,

Hans de Kroon

Eelke Jongejans

Nature  04 March 2014

Recent studies have shown that neonicotinoid insecticides have adverse effects on non-target invertebrate species1, 2, 3, 4, 5, 6. Invertebrates constitute a substantial part of the diet of many bird species during the breeding season and are indispensable for raising offspring7. We investigated the hypothesis that the most widely used neonicotinoid insecticide, imidacloprid, has a negative impact on insectivorous bird populations. Here we show that, in the Netherlands, local population trends were significantly more negative in areas with higher surface-water concentrations of imidacloprid. At imidacloprid concentrations of more than 20 nanograms per litre, bird populations tended to decline by 3.5 per cent on average annually. Additional analyses revealed that this spatial pattern of decline appeared only after the introduction of imidacloprid to the Netherlands, in the mid-1990s. We further show that the recent negative relationship remains after correcting for spatial differences in land-use changes that are known to affect bird populations in farmland. Our results suggest that the impact of neonicotinoids on the natural environment is even more substantial than has recently been reported and is reminiscent of the effects of persistent insecticides in the past. Future legislation should take into account the potential cascading effects of neonicotinoids on ecosystems.

ARACA CIERRE DE TEMPORADA 2013-14

Andrés Rodríguez González Junio 5th, 2014

CIERRE DE TEMPORADA 2013-14 DE ARACA

El  ARACA, la asociación rondeña de amigos de los caminos andaluces, a finales de mayo, llevamos  a cabo el tradicional acto de entrega del premio anual a la protección del medio ambiente y a la defensa de los caminos públicos de la Serranía.

Este año hemos dado el premio a una persona a quien tenemos un especial cariño y que nos ha enseñado muchos caminos y veredas de la comarca. Estimamos que era el momento  y la persona adecuada para cumplir con uno de los objetivos de esta asociación, el reconocimiento anual  a la labor de conocimiento del Medio Ambiente de la Serranía y la protección de los Caminos Públicos.  El premio “A la Defensa de los Caminos Públicos” ha recaído en nuestro querido Pepe Barea, al considerar que en él se reunén todos los valores que lo hacen merecedor de ello.

Además se entregó un premio extraordinario (el segundo) a Rafael Obregón, profesor de la Universidad de Córdoba, departamento de Ecología, por su labor de investigación y de difusión, además del talante colaborador que siempre tiene para cualquier aficionado o estudioso que demande su ayuda.

Este año hemos realizado una jornada científica de estudio de campo en el Arroyo de la Ventilla. Después, como ya es tradicional, la entrega de los premios a Pepe Barea y a Rafa Obregón, fue a continuación de una excelente comida que pudimos disfrutar en La Algaba. En nuestra modestia otorgamos un documento como acreditación y un libro que reune los documentos trascritos y estudiados del viaje a Andalucía de Simón de Rojas Clemente y Rubio entre los años 1.804 y 1.809. Después dimos un agradable paseo todos los asistentes por las magníficas instalaciones de la finca.

Los anteriores premiados son:

- Año 2.006. Premiado D. Julian de Zulueta

- 2.007. Premiado Centro de Educación y Congresos “La Algaba”. Ronda. Representado por D. Juan Terroba.

- 2.008. Premiado D. Francisco Moreno.

- 2.009. Premiado Francisco Marín Bustamante, Paco Marín.

- 2010. Premiado Rafael Marquez.

- 2011. Premiado Ernesto Fernández Sanmartin. Premio Extraordinario Joaquín Araujo.

- Año 2012. Premiado Rafael Flores y la Asociación Senderista Pasos Largos.

- 2013, otorgado al grupo “El Tercer Tiempo”, por la elaboración de Rutas y Difusión de los Valores Medioambientales de la Sierras de Grazalema.

ARACA durante la temporada 2013-14 ha participado en diversas actividades, aunque diversas circunstancias nos han obligado a ralentizar nuestras salidas al campo: Reivindicación de apertura de caminos públicos en el término municipal de Ronda. Colaboración con el Ayuntamiento de Arriate para estudio del Arroyo de La Ventilla. Propuesta sobre control de cerdos asilvestrados.  Hemos realizado diversas rutas por la comarca. Participamos en las actividades de Voluntarios Ambientales de la Serranía de Ronda.

Fauna (Futura) de la Serranía de Ronda: Avispón asiático o japones.

Andrés Rodríguez González Noviembre 22nd, 2013

Fauna (Futura) de la Serranía de Ronda

Avispón asiático o japones Vespa mandarinia

El gran peligro que las especies invasoras representan para los ecosistemas autóctonos queda reflejado con toda su crudeza en la penetración del terrible avispón asiático. Un nuevo insecto invasor que mata a las abejas de la miel en la mitad norte de la península y se extiende con rapidez al resto del país.

La alarma generada es grande, son muchas las personas que me han hecho llegar fotos y ejemplares muertos de avispones, pero todos pertenecen a especies locales, lo que indica que aún no ha llegado a nuestras latitudes el avispón asiático, pero esa alarma ha hecho que muchos apicultores maten cualquier avispa o avispón con el peligro que tal cosa produce sobre la estabilidad de los ecosistemas.

Es fácil de distinguir. El avispón asiático tiene el cuerpo casi oscuro, salvo una franja inferior, amarilla, y sus patas, marrones con esquinas amarillas.

El avispón asiático pertenece a la especie Vespa mandarinia. Es un avispón muy grande, cuyo cuerpo puede medir entre 27 y 45 milímetros; pero con ser grande, mucho más son las reinas que alcanzan unos 5,5 cms de longitud.

Además, este voraz depredador gigante posee un aguijón de 6,35 mm. Estos insectos no suelen malestar a los humanos, pero aquellos que han recibido una picadura la describen como insoportable y muy dolorosa. En Japón los entomólogos describen su picotazo como se debe sentir un clavo ardiendo que se clave en una pierna.

La abeja de la miel es uno de los insectos más importantes para el medio ambiente y el ser humano. En las últimas décadas, diversas amenazas han disminuido su extensión, como enfermedades, productos fitositarios, abonos, insecticidas y ahora una nueva plaga las amenaza: El avispón asiático o japonés que se alimenta en su mayor parte de abejas, si bien ataca también a otros insectos y frutas

Fabrica nidos esféricos de hasta un metro de diámetro. Construye su nido en lugares altos con fibras de madera masticada. Su forma suele ser esférica y con una abertura de salida. Cada nido puede albergar unas 2.000 avispas y 150 fundadores que al año siguiente, durante la primavera, crearán al menos seis colmenas.

El avispón gigante japonés Vespa mandarinia, ataca a otras especies de abejas y avispas. Cuando un cazador solitario encuentra un enjambre, lo marca con una secreción procedente de una glándula que atrae a otros avispones que se encuentre por la zona, entonces se congregan en el lugar e inician un ataque en masa contra la colonia, a la que matan a un ritmo de unas 40 por minuto. A pesar de que son terribles destruyendo las colmenas de la abeja de miel europea Apis mellifera, la abeja de miel nativa de Japón, Apis cerana japonica posee un interesante sistema de defensa contra el avispón depredador. Las abejas japonesas pueden detectar la secreción de los avispones y atacan en masa a los invasores. Con aproximadamente 500 abejas japonesas rodeando al avispón, forman una especie de pelota apretada. En el interior de esta bola, la temperatura sube a unos 47ºC, lo cual está por encima del límite térmico soportado por el avispón (entre 44 y 46ºC). Esta temperatura es demasiado alta para el avispón, que muere enseguida, pero no afecta a las abejas de miel ya que el límite térmico que soportan es de unos 48 o 50º . En nuestras latitudes las abejas autóctonas no han desarrollado esta capacidad de autodefensa, pero se creen que pueden hacerlo al ser animales muy inteligentes. Es la gran esperanza de los apicultores.

La distribución natural del avispón asiático es en Sudeste de Rusia asiática, Corea, China, Indochina, Nepal, India, Shri Lanka, Tailandia y Japón .

Se cree que llegó a Europa por el puerto de Burdeos en un cargamento de madera o fruta procedente de China en 2004. En 2005 un apicultor francés dio a conocer su presencia en ese país. De ahí se habría extendido a España por la costa a través del País Vasco. Apicultores de la zona fronteriza del Bidasoa la detectaban en 2010 por primera vez. . En la actualidad, la avispa asiática se extiende por la mitad norte peninsular, aunque en el País Vasco hace más daño, quizás por el clima, óptimo para ellas, que desarrollan nidos más grandes. Los expertos estiman que colonizarán el resto de la península en los próximos diez años. Puesto en contacto con Rafael Obregón, experto de la Universidad de Córdoba, me dice que aún no ha llegado ni a la mitad de España, si bien cada vez es más frecuente encontrarlo en el norte, a donde ha llegado desde Francia.

Los expertos señalan diversas estrategias para combatir a la vespa velutina:

- Conocer bien la especie: es el primer paso para detectarla y actuar de forma eficaz.  Los expertos piden pide no confundirla con la Vespa crabro, el avispón de nuestra zona, de gran parecido. Esta especie autóctona también es un depredador de las abejas, pero con una dieta más variada, que les ha permitido convivir desde siempre. En países como Alemania y Austria están protegidas. Lavespa crabro es un poco mayor que la velutina, tiene unos colores más claros, y su vuelo es más lento y pesado.

- Utilizar sistemas para eliminarlas: los métodos tradicionales contra las avispas comunes son útiles, pero no son suficientes ante la cada vez mayor invasión. Por ello, si se detecta un nido, conviene eliminarlo lo antes posible o acabará con las colmenas limítrofes. En Francia, que sufren a la avispa asiática desde hace años, han creado diversas estrategias para localizar el nido, como pegar una cinta plateada a la avispa y ver dónde vuelve. Para terminar con el nido, hay que esperar al amanecer o anochecer, cuando están todas dentro, cubrir o al menos cerrar su única entrada, y fumigar. No se recomienda disparar al nido porque las obreras dispersadas pueden volverse fértiles y crear sus propios nidos.

- Hacer nuevas investigaciones y sistemas: Parece ser que una solución posible sería investigar una potente feromona sintética para atraerlas y capturarlas de forma masiva. Otros proponen sistemas como el de un apicultor japonés que ha creado una aspiradora con la que asegura eliminar 5.000 avispones diarios.

- Controlar su entrada: las especies invasoras son una de las mayores amenazas para la biodiversidad. El aumento y mejora de los controles e inspecciones en las vías de entrada de las mismas reduciría el impacto tanto del Avispón asiático como de otras posibles invasoras.


Comparación tamaño del Avispón asiático y una avispa normal.

Observese el color oscuro del Avispón y compararlo con la foto siguiente.


Avispón autóctono, es decir, de nuestra zona.

La denuncia: ¿Avispa Asiática en la Serranía de Ronda?.

Andrés Rodríguez González Julio 14th, 2013

La denuncia

¿Avispa extraña en la Serranía de Ronda?.

La llegada de especie foráneas es uno de los peligros más importantes para los ecosistemas. En un mundo global como el que vivimos, determinadas especies se transportan a zonas nuevas, se adaptan perfectamente y libres de sus enemigos naturales, ocasionan grandes problemas medioambientales, sanitarios y económicos. Recordemos al respecto a los conejos en Australia, los eucaliptos, la hormiga argentina o la más reciente del picudo de las palmeras en las costas españolas.

Informado por varias personas sobre la posible presencia de una especie de avispa foránea en algunas zonas de la Serranía de Ronda, una de las cuales Ana Gámez, me envio incluso fotografía, me puse en contacto con un buen experto en insectos, Rafael Obregón de la Universidad de Córdoba que me hizo llegar el comentario que copio textualmente:

Para nada Andrés, tiene que ver con una avispa africana. Esta preciosidad, aunque impresiona su tamaño, así como el de sus mandíbulas es un vespido autóctono. Se trata de Megascolia maculata flavifrons. Esta con la cabeza amarilla se trata de una hembra. Son parasitas de larvas de grandes coleópteros que viven en madera en descomposición, ya sean cetónidos, Rinocerontes (Oryctes nasicornis) o los tan temidas plagas de Cerambyx cerdo y welensis en Andalucía. Es por ello que son nuestro gran aliado en el control de los escarabajos xilófagos de los encinares. Decirte que son frecuentes en entre mayo y junio y que frecuentan las flores de esta Cynara humilis (como el de la foto) y sobre todo fuertemente atraido por el olor dulzón, a la vez que nauseabundo de las Rutaceas, Ruta chalepensis o Ruta angustifolia. Su picadura es inofensiva, similar a la de cualquier otra avispa. No ataca nunca, logicamente si se siente molestada o es capturada, no dudará en hacerlo.

Afortunadamente ha sido una falsa alarma.

Mariposa Macaon

Andrés Rodríguez González Noviembre 11th, 2010

Mariposa Macaón (Papilio Machaon).

Es un insecto del grupo de los Lepidopteros. Se han descrito numerosas subespecies.

[]Sin ninguna duda se trata de una de las mariposa más bellas que podemos encontrar en la Serranía de Ronda.

 

 La Macaón como vulgarmente se la conoce tiene un gran tamaño respecto a otras especies, puede oscilar entre los 6′4 y los 10 cm de larga y entre 32 y 56 mm de envergadura, también sus colores amarillo y negro la hacen muy llamativa y fácilmente visible. Presenta además una mancha u ocelo de color rojo en cada ala posterior, también tiene en las alas toques marginales de tonos azulados. Las alas posteriores disponen de unos apéndices con forma de cola.

La oruga del macaón también es de colores llamativos, verdes, anaranjados y negro. Además si es molestada hace salir un órgano naranja con forma de “Y” al tiempo que emite un olor intenso con el que intimida a sus depredadores.

Las orugas del macaón suelen alimentarse casi exclusivamente de dos plantas: Hinojo  y Ruda, ambas tienen sustancias químicas de las que, sin duda se impregnan, y la hacen poco atractiva para ser comida a los depredadores. No suele haber en una misma planta más de 3 o 4 individuos alimentándose.

En climas septentrionales tiene una sola generación anual; en climas templados tiene dos generaciones, abril-mayo y julio-agosto. En lugares más cálidos hasta tres en lugares más cálidos como el sur de la Península Ibérica y África. En las zonas más cálidas de la Serranía de Ronda aparece en primavera, presentando 3 generaciones que son más numerosas a medida que avanza el año: una en febrero-marzo, otra en junio-julio y la última desde agosto hasta que empiezan los primero fríos, a veces se ven individuos y larvas a finales de octubre, incluso a primeros de noviembre.

A diferencia de otros lepidópteros no es común ver muchos Macaones volando juntos y, durante el cortejo apenas si se agrupan 3 o 4 ejemplares.

Suelen volar en zonas abiertas en las que haya inflorescencias abundantes de las que obtienen su alimento.

Están presentes en zonas de clima templado de toda Europa aunque no es raro encontrarlas en cotas próximas a los 1200 metros de altitud. No se encuentra en Irlanda y es rara en Inglaterra, pero este precioso insecto tiende a desaparecer desde hace algunas decenas de años, sin embargo es bastante común en la Península Ibérica. También se extiende por el norte de África, en Asia llega a las estribaciones del Himalaya y Japón. Se puede ver también en América del Norte.

Esta mariposa debe su nombre común a “Macaón”, un médico que aparece en la mitología griega junto a su hermano “Podalirio”, que da nombre a otra mariposa también muy espectacular, y que contaba con el poder de curar hasta las heridas más graves. De hecho, según cuenta el mito, curó a Menelao, esposo de Helena de Troya.

Las dos fotos que ilustran esta entrada son de Rafael Obregon, a quien agradezco que me haya permitido su uso.