Archive for the 'Plantas y Árboles' Category

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Sedum

Andrés Rodríguez González Noviembre 10th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Sedum

Es un género de plantas anuales o perennes, popularmente se consideran del grupo de las crasuláceas, popularmente llamadas “carnosas”. Suelen tener rizomas, un tipo de raíz que se extiende a poca profundidad y permite que la planta se extienda abundantemente.

El origen del nombre sedum, es del latín y sirve para nombrar a diversas crasuláceas, como de la siempreviva mayor. A pesar de la afirmación de muchos autores, sedum no tiene relación con el latín sedo que significa mitigar, calmar o apaciguar, ni con el término latino sedeo que significa sentarse o estar sentado.

Tienen hojas generalmente enteras, planas o cilíndricas, alternas de ordinario, en algunas ocasiones opuestas, verticiladas o agrupadas en rosetas basales, generalmente sésiles.

Sus flores están agrupadas en una inflorescencia que generalmente se encuentra en el extremo o vértice, se llama “cimosa”. Flores hermafroditas, pentámeras de ordinario, aunque pueden variar de tetrámeras a heptámeras, con el mismo número de sépalos que pétalos y carpelos, y generalmente doble número de estambres. Sépalos generalmente carnosos, libres, con uña basal, o soldados en la base para formar un receptáculo más o menos pronunciado, generalmente en forma de copa. Pétalos libres o soldados en la base, comúnmente blancos, amarillentos o rosado- rojizos. Carpelos casi siempre separados.

 Fruto en polifolículo. Folículos en la madurez desde erectos a estrellado-divergentes.

 

https://www.asturnatura.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Membrillo

Andrés Rodríguez González Noviembre 9th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Membrillo  Cydonia oblonga

Es un árbol de tamaño pequeño a mediano, originario de la región del Cáucaso, en el sudoeste cálido de Asia (Irán, Turquía).

Es un frutal emparentado con el manzano y el peral. Su fruto, llamado asimismo membrillo, es de color amarillo-dorado brillante cuando está maduro, con forma de pera, de 7 a 12 cm de largo y de 6 a 9 cm de ancho; su pulpa es dura y muy aromática. Los frutos inmaduros son verdes, con una densa pilosidad de color gris claro, que va perdiendo antes de madurar. Sus hojas están dispuestas de forma alterna; son simples, de 6 a 11 cm de largo, con una superficie densamente poblada de finos pelos blancos. Las flores, que surgen en la primavera después de las hojas, son blancas o rosas, con cinco pétalos

El fruto se clasifica como climatérico, puede conservarse después de la cosecha hasta los dos e incluso tres meses después. Las condiciones óptimas de conservación son 0 °C y una humedad relativa próxima a 90 %.

El membrillo es demasiado duro, astringente y agrio de sabor por lo que no es usual comerlo crudo, a menos que sea escarchado, es decir preparándolo de modo que el azúcar cristalice. Se usa para hacer mermelada, compota y pudin, o puede pelarse para posteriormente asarlo. Su fuerte aroma hace que sea un complemento para añadir en pequeñas cantidades al pastel de manzana y a la mermelada, para potenciar el sabor. Se puede también producir vino de fruta del zumo estrujado de membrillos, una especialidad en países como Alemania y Polonia.

En España, hay regiones del archipiélago canario donde se suaviza su sabor sumergiéndolo previamente en agua de mar, de modo que éste resulte más apto al paladar; también es popular en toda España cocer el membrillo con azúcar a partes iguales, resultando la tradicional y afamada “carne de membrillo” o “dulce de membrillo” que se consume a menudo con nueces o acompañado de queso.

¿Cómo hacer rápido dulce de membrillo?

Ingredientes

500 g de membrillos cortados en cuartos, 500 g de azúcar, 15 g de pectina (suprimible) y el zumo de un limón

Se limpia con un paño la piel de los membrillos para quitarles los pelillos de la superficie. Seguidamente, y según gustos y la variedad de la fruta, los pelamos o los dejamos con la piel, después los cortamos en cuartos y les quitamos con el cuchillo el corazón. Seguidamente los picamos en trozos pequeños para que cuezan más rápido. Pesamos 500 gramos y los ponemos en un olla de fondo grueso con 400 gramos de azúcar. Los 100 gramos restantes los mezclamos con la pectina. Reservamos.

Ponemos a cocer durante quince minutos a fuego medio los membrillos con el azúcar manteniendo el hervor. Cuando pase el tiempo añadimos el azúcar con la pectina, cocemos hasta que vuelva hervir, le añadimos el zumo de limón y mantenemos la cocción durante tres minutos más. Trituramos bien con una batidora de mano y volcamos en un recipiente hermético. Dejamos gelificar y pasamos al frigorífico. Se pueden añadir trozos de nueces cuando los dejamos gelificar.

Merendera androcymbioides (Valdes, 1978) en la Serranía de Ronda (Málaga)

Andrés Rodríguez González Noviembre 6th, 2018

Sobre la presencia de Merendera androcymbioides (Valdes, 1978) en la Serranía de Ronda (Málaga)

Gonzalo Astete Martín, Rafael Obregón, Andrés Rodríguez González y Gonzalo Astete Sánchez

Las merenderas o quitameriendas son un género de liliáceas bulbosas de flores blancas o rosadas que anuncian la llegada del otoño. Estos nombres vernáculos hacen alusión a la estacionalidad de la floración, generalmente de otoñal-invernal, en el que, en tiempos antiguos, los días más cortos adelantaba la hora de la cena, suprimiendo la comida correspondiente a media tarde, la merienda. Habitualmente aparecen ligadas a pastizales montanos con gran intensidad de pisoteo y pastoreo. En la península ibérica se conocen 3 especies, entre las que se encuentra la especie objeto de esta nota.

En 1978 el botánico Benito Valdés describía una nueva especie de Merendera la cual llamó Merendera androcymbioides (Valdes, 1978), epíteto que hacía alusión al parecido con Androcymbium. Fue descrita a partir de ejemplares recogidos en la Serranía de Ronda, más concretamente en “las cercanías de Ronda”. Según comunicación personal a uno de los autores (A.R.G.), por parte de Baltasar Cabezudo, catedrático de Botánica de la Universidad de Málaga, la localidad tipo debió desaparecer con obras de remodelación que se realizaron en los años setenta en la carretera que une Ronda con San Pedro de Alcántara, si bien nos aportó datos aproximados donde Benito Valdés situaba la localidad tipo. Basándonos en esa comunicación y en otras informaciones que también apuntaban al mismo lugar, en diciembre de 1.999 y enero de 2.000, uno de los autores del artículo, Andrés Rodríguez González, acompañado por el técnico del Parque Natural Sierras de Grazalema, Gregorio Pino, (un magnífico botánico desgraciadamente ya fallecido), realizamos varias prospecciones en la zona donde se suponía que Benito Valdés había localizado la planta, la localidad tipo, concretamente en la zona denominada “Linarejos”, pero a pesar de nuestros esfuerzos no fue posible localizar ningún ejemplares.

Merendera androcymbioides es una planta que alcanza los 5-20 cm, de hojas lineales, enteras y generalmente acanaladas, que aparecen de forma simultánea a las flores. Presenta de 1 a 5 flores trímeras y hermafroditas por bulbo, con 6 tépalos libres de color blanco o lila pálido. Cada flor consta de 6 estambres con anteras de 3-5 mm de color amarillo-verdoso y ovario súpero con 3 estilos libres. Floración invernal, de diciembre a marzo.

 

Este endemismo andaluz es típico de pastizales subnitrófilos y pedregosos, con escasa cobertura de matorral, en un rango altitudinal de entre 500-1500 m. También puede aparecer en bordes de olivar, en sustratos calizos o arcilloso-calizos. Sólo se conocen poblaciones en las provincias de Córdoba, Jaén, Granada, Málaga y Cádiz.

Desde su descubrimiento, las citas en la Serranía de Ronda habían sido muy escasas. Tal vez esto sea consecuencia del escaso periodo y la irregularidad de la floración, o puede que por el poco interés que esta especie suscita en los botánicos españoles. Hasta la fecha, tan solo se disponía de referencias corológicas por comunicaciones de Manuel Becerra, quién la localizó -por 2006- en el Puerto de Quejigales en el Parque Natural Sierra de Las Nieves. Pocos años después sería un botánico aficionado de Arriate, Juan Ríos Pimentel, quien nos comunicara su presencia en  Sierra Hidalga, una pequeña población localizada a últimos de diciembre de 2014. Días después -6 de enero de 2015-, los autores nos desplazamos hasta dicha Sierra para buscar esta joya botánica. En el recorrido hasta donde había sido localizada unos días antes, encontramos  un ejemplar aislado junto a un carril en una ladera de escasa pendiente orientada al oeste, a 1.015 m de altitud, con presencia abundante de rocas calizas muy erosionadas. Esta zona había estado sometida durante siglos al aprovechamiento tradicional de los pastos la escasa presencia de encinas, lo que también puede explicarse por el intenso carboneo, al ser una zona cercana a Ronda. Como consecuencia de la reducción actual del pastoreo, el matorral serial ha comenzado a invadir la zona. Con presencia dominante de Ulex parvifolius (aulaga morisca), Quercus coccifera (coscoja), Cistus crispus (jaguarzo o jara rizada) y Rhamnus alaternus (aladierno). Poco después, en esa misma mañana y a una altitud mayor (unos 1.214 m), localizábamos la población encontrada unos días antes por Juan Ríos.

Esa nueva población, a la que denominamos “Antenas de la Hidalga” por la cercanía a este topónimo dentro del Parque Natural Sierra de Las Nieves, posee un número elevado de ejemplares (entre 80 y 100), agrupados en una ladera con fuerte pendiente y orientación predominante sur-sureste, sobre arcillas procedentes de la descomposición de la caliza, abundantes rocas sueltas y escasa cobertura de matorral, muy inferior a la de la descrita anteriormente. La cobertura arbórea es prácticamente nula, tan solo encontramos algunas plantas de la Asparragus horridus entre los ejemplares de Merendera androcymbioides.

Tras hablar de la planta con bastantes aficionados locales a la botánica y con fotógrafos de naturaleza, encontramos una nueva cita, localizada por un botánico apellidado Mangada, cuya ubicación no coincidía con las poblaciones encontradas en años anteriores. Esta nueva población fue visitada por los autores donde se localizó un pequeño rodal con no más de una decena de ejemplares. Ejemplares localizados junto al lugar designado con ese topónimo en el Parque Natural Sierra de Las Nieves.

Semanas después los autores de este artículo localizaron, en febrero de 2.018, otra importante población en las cercanías de Ronda, en la zona conocida como “San Acacio”.

La población de “San Acacio” se asienta sobre un terreno de naturaleza caliza con afloramientos de rocas, donde crecen jóvenes encinas que soportan una fuerte presión de herbivoría que las mantiene con esa morfología achaparrada tan característica. En ese terreno es abundante y dominante sobre otras especies de matorral  Cistus albidus (jara blanca), que comparte hábitat con esparragueras y aulaga morisca. El suelo es muy pobre, poco desarrollado e intensamente erosionado por la actividad del ganado. Se observan restos de un antiguo carril con base muy pedregosa y, precisamente en ese carril es donde con más abundancia crecen las Merenderas.

Se ha contabilizado el número de plantas en un cuadrado de 30 por 30 metros en la de más abundancia y se han encontrado 63 plantas, en diverso estado vegetativo, donde encontramos individuos brotando, en plena floración o, incluso, ya pasadas.

Agradecimientos

Agradecemos a Manuel Becerra la comunicación sobre la población de Merendera androcymbioides encontrada en la Sierra de Las Nieves y a Juan Ríos por compartir con nosotros la ubicación de la población de Cueva Bermeja.

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Linaria saturejoides

Andrés Rodríguez González Octubre 23rd, 2018

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Linaria saturejoides 

Esta especie fue identificada científicamente por el gran botánico Boissier cuando viajo a tierras de la Serranía de Ronda para descubrir para el mundo de laciencia el famoso Pinsapo. 

Pertenece a la familia de las Escrofulariáceas. Como todas las Linarias es sumamente bella y de aspecto delicado, aunque la realidad es que crecen en zonas rocosas, con matorral, a veces en suelos intensamente erosionados, pedregosos e incluso en carriles, es decir, zonas muy rústicas.

Es una planta anual que puede llegar a alcanzar hasta de 30 cm de altura.

Los tallos fértiles desarrollan unas hojas lineares, muy planas, las situadas en posición más inferior, crecen en grupos o verticilos de cuatro y las restantes se desarrollan en forma alterna. La inflorescencia es laxa, vista con detalle se ve ligeramente peluda y con glándulas, en esa inflorecencia se desarrollan un número de hasta dieciocho flores; posee brácteas lineares y agudas. Flores zigomorfas, hermafroditas, con un pedicelo bien patente. Su cáliz tiene cinco sépalos que no son iguales. Corola personada, violeta o lila claro rosado, con el paladar amarillo o anaranjado; tienen un espolón recto o algo curvado, más largo o de la misma longitud que el resto de la corola. Androceo o parte masculina productora de polen con estambres inclusos. Gineceo, asi llamada la parte femenina de las flores tiene un ovario de dos lóbulos y un estigma capitado. Cápsula globosa, de unos 5 mm, a veces sin pelos y otras con pelos que poseen una pequeña glándula en el extremo.

Produce numerosas semillas numerosas, en forma de disco, de unos 2 mm; disco liso o tuberculado, negro; ala de 0,4 a 0,8 mm de anchura, no engrosada, entera, blanca o gris blanquecina.

Vive en pedregales y arenales dolomíticos o calizos, hasta unos 1900 m. Endémica del SE peninsular, Málaga, Granada y Almería.

Florece entre finales de primavera a principios de verano.

El ejemplar fotografiado lo fue en el Parque Natural de la Sierra de Las Nieves, en el término municipal de El Burgo.

La foto es de Gonzalo Astete a quien agradezco que me permita usarla.

Bibliografía

http://www.almerinatura.com/

 

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Espino negro. Rhamnus lycioides

Andrés Rodríguez González Octubre 20th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Espino negro. Rhamnus lycioides

 

Su altura raramente supera los tres metros de altura, con abundantes ramas espinosas y de corteza gris clara.

El espino negro es un arbusto que mantiene las hojas todo el año, éstas se disponen de manera alterna o agrupadas en pequeños fascículos. Las hojas son de un color verde oscuro por ambas caras, apenas se le marcan los nervios y su borde es entero con el ápice romo. Su forma es linear, tendiendo a ensancharse hacia el ápice. Son coriáceas y persistentes y los nervios laterales están poco o nada marcados por el envés.

Las flores del espino negro son muy pequeñas, hermafroditas casi siempre, solitarias o en pequeños haces en la axila de las hojas, con envuelta tubular de color verde-amarillento, con cuatro lóbulos triangulares. Florece en primavera y verano, desde marzo a junio.

El fruto es una drupa globosa, de entre 4 y 6 mm. de diámetro, de color verde al principio y negra al madurar en los meses de agosto y septiembre. Su reproducción se hace por semillas.

El espino negro vive en bosques esclerófilos, matorrales, en general zonas secas pues es muy resistente a la sequía prefiriendo suelos calizos. Se le puede ver bajo encinas, quejigos o pinos.

Suele crecer absolutamente pegado a las piedras y en los huecos de ellas para evitar ser ramoneado por las cabras.

En la Península Ibérica se le puede ver en la mayor parte del territorio, principalmente en el este, centro y sur.

En jardinería se usa para setos espinosos o como ornamental por su frutos y hojas persistentes. Es rústica y aguanta sequía y heladas fuertes.

Al ser un arbusto espinoso y de ramas bastante quebradas, éstas se han utilizado, en el ámbito rural, para cubrir las tapias de los corrales y para la separación de tierras, haciendo de linderos.

Se han empleado sus flores en infusión para tratar el dolor de garganta, afonía  y se usa la madera para hacer los badajos de los cencerros .

Bibliografía

https://floradeiberia.com/

http://bioeduca.malaga.eu/

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Hipérico o Hierba de San Juan.

Andrés Rodríguez González Octubre 18th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Hipérico, Corazoncillo o Hierba de San Juan, Hipericum perforatum.

Es una planta medicinal perenne muy conocida y usada por ser considerada un antidepresivo natural. Principalmente se utilizan las flores de la hierba de San Juan para uso medicinal.

En esta entrada me voy a centrar en sus usos en medicina natural. No sólo es un conocido antidepresivo natural, tiene otras muchas aplicaciones terapéuticas.

Dioscórides, médico de la antigua Grecia, ya tenía bien documentadas las propiedades del hipérico y sus usos medicinales.

Entre sus principios activos más conocidos están los taninos, los flavonoides, aceites esenciales, hipericina y la hiperforina

En este artículo vas a encontrar información muy útil sobre las propiedades del hipérico, los beneficios y usos de la hierba de San Juan, cómo tomar el hipérico y las contraindicaciones del hipérico. La hierba de San Juan es una de las plantas medicinales más estudiadas y utilizadas que nos informan sobre su acción medicinal: Antiséptica, Vermífuga, Antiviral, Digestiva, Antiespasmódica, Expectorante, Antibiótica, Cicatrizante, Vulneraria, Analgésica, Astringente, Diurética y Sedante

Como todas las plantas medicinales, se debe tomar siempre bajo la supervisión de un profesional que pueda valorar la progresión y las dosis a usar.

Especialmente se ha usado para tratar la ansiedad, insomnio, el nerviosismo, la irritabilidad y la depresión leve. También puede ser muy útil para aliviar síntomas de la menopausia como los cambios de humor. Se puede tomar en infusión.

Para las personas que sufren de cefalea, ya sea migraña o jaqueca, tienen en la hierba de San Juan un aliado natural para aliviarlo y sentirse mejor. Para los casos de gastritis, dolor de estómago, malas digestiones ardor de estómago se toma una infusión de hipérico tras la comida. Se utiliza de manera externa o tópica para reactivar la circulación y mejorar las varices. También se puede hacer baños de asiento con la infusión de hierba de San Juan para las hemorroides externas. Para aliviar la piel y favorecer la curación de las quemaduras, se puede aplicar la infusión de hipérico sobre éstas a una temperatura ambiente o ligeramenta fría. Se aplica con gasas o compresas limpias que se dejan durante 20 minutos. Tanto para las personas que están dejando de fumar, la hierba de San Juan puede ser de gran ayuda para aliviar la ansiedad, la tensión y nerviosismo que puede producir la adicción a la nicotina. Para aliviar de una manera natural los dolores producidos por neuralgias, como el caso de la ciática, aplicar el aceite de hipérico sobre la zona afectada dando un suave masaje. En general, el hipérico es muy efectivo para el dolor de espalda. Podemos reducir o eliminar los dolores musculares y articulares usando el aceite de hipérico. Debido a su acción antiinflamatoria y analgésica si lo utilizamos para masajear la zona que nos duele o que está inflamada notaremos mejoría.

Para preparar la infusión de hipérico sólo tienes que poner una cucharadita de flores secas en una taza y añadir 200 ml de agua caliente. Se tapa y se deja reposar 5 minutos. Después se cuela y se bebe poco a poco según se va enfriando.

Otra manera de tomar la hierba de San Juan para uso interno es con tintura. La tintura es un preparado concentrado y para usarla se deben diluir unas gotas (su número dependerá de la persona y de la dolencia a tratar) en un vaso de agua.

El uso tópico y local de la hierba de San Juan se realiza con el aceite de hipérico o también usando la infusión. En ambos casos se aplica de manera local mediante un masaje suave (con el aceite) o mediante compresas o gasas impregnadas con la infusión.

Una receta sencilla para hacer aceite de hipérico en casa y aprovechar sus propiedades tan beneficiosas para la salud. Los ingredientes son 2 vasos de flores frescas de hipérico o 1 vaso en caso de ser flores secas, aceite de girasol, de oliva o de almendras dulces, un frasco de crista y frasco de cristal opaco

Primero echamos las flores de hipérico en el frasco y pondremos tanto aceite como necesitemos hasta cubrirlas por completo. Las dejaremos durante 40 días, en los que le de la luz del sol. Cada día removeremos con una cuchara de palo. Verás que el aceite va tomando un color rojizo. Transcurridos los 40 días colamos el aceite y lo echamos en un frasco de cristal opaco, además  machacamos bien las hojas en un mortero para obtener el máximo de sus beneficios y el líquido resultante lo añadimos también.

Este aceite casero se puede utilizar durante un año.

Bibliografía

https://www.ecoagricultor.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Azufaifo.

Andrés Rodríguez González Octubre 15th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Azufaifo. Jinjolero. (Zizyphus jujuba).

Es un árbol de pequeño tamaño originario de China pero ha sido cultivado en las zonas templadas del Mediterráneo desde los tiempos de los romanos.

Plinio relata que fue introducido en Roma desde Siria en tiempos de Augusto.

El origen del nombre es muy curioso, mientras que el nombre vulgar “Azufaifo” parece ser de raíces árabes, el científico del género “Zizyphus”, lo relacionan con una derivación griega del nombre oriental “Asafifa”. Según Desfontaines este árbol y no el Almez es el verdadero “Lotos” de los antiguos, que dio origen a los Lotógagos, un pueblo del norte de África.

Pertenece a la familia Rhamnaceas, plantas leñosas de tipo arbustivo, con pinchos curvados a modo de garfios, a veces trepadoras, sus flores son muy pequeñas y los frutos en forma de “Drupa”. De esta familia son también otras plantas abundantes en la Serranía como el Espino Negro y el Sanguino. Algunas son medicinales, otras se han usado industrialmente.

Del mismo género y muy relacionado con el Azufaifo está el “Arto” propio de zonas semidesérticas Mediterráneas, en España, de forma natural, se da en zonas cálidas de Almería y Murcia, se distingue bien, el Arto es más pinchudo y su fruto es menos sabroso que el Azufaifo. En estas provincias se suele injertar el Azufaifo sobre pies de Arto resultando una planta vigorosa y de frutos muy apreciados.

En la Serranía el Azufaifo es frecuente encontrarlo en las antiguas huertas, a veces asilvestrado en riberas de arroyos y acequias, como continuamente salen brotes de su base no es planta que se pierda fácilmente. Se reproduce con facilidad a partir de esos renuevos, se consiguen ejemplares nuevos ya que la semilla es muy difícil que germine, lo usual en la Serranía era sacar los arbolitos futuros de esos pequeños brotes. Podría ser muy interesante recuperar esta planta que, como otras muchas, ha caído en desuso hasta el punto que muchas personas desconocen su existencia. Es una de esas plantas que ya no está de moda como la higuera. Antiguamente toda casa de campo con huerta tenía uno o varios Azufaifos. Una lástima que se pierdan estás plantas que forman parte de nuestra historia.

Los frutos son ricos en mucílago, por lo tanto tienen propiedades laxantes y se han usado también como pectorales. Maduran al final del verano, pasan de un color verde claro a un intenso rojo, son de pequeño tamaño, la semilla está situada centralmente.

Se usa frecuentemente como planta de jardín por sus hojas de intenso color verde y la presencia de los pequeños frutos, de muy agradable sabor. También se puede usar como seto ya que resulta bastante impenetrable al estar armado de poderosos pinchos. Es de hoja caduca, perdiéndola con los primeros fríos del otoño.

Existen unos magníficos ejemplares en algunos jardines por la zona de la carretera de Campillos. También en zonas donde haya habido huertas.

A raíz de publicar en octubre de 2.008 una entrada sobre el Azufaifo recibí un comentario de Pedro Granado que me comunicaba que aunque el azufaifo parece relegarse históricamente al sur y sureste de la Península, más Levante y Cataluña, existe aislado desde hace siglos en el corazón de las dos Castillas concretamente en el Valle del Tiétar, en la cara sur de Gredos. En esta zona, principalmente en el pueblo de Pedro Bernardo (Ávila), existe desde hace siglos, y su fruto se consume típicamente en las fiestas del Santísismo Cristo dela Vera Cruz, a medidados de septiembre. Se pueden observar varios árboles de azufaifo de hasta 10 metros de altura, y troncos cuyo diámetro puede llegar a los 70 cm. de diámetro, con lo que podemos hacernos una idea de la antigüedad de estos, teniendo en cuenta el lentísimo crecimiento de su madera. Los más antiguos han sobrevivido gracias a que estaban en huertas del casco urbano, detrás de las casas, y no han sucumbido a incendios, talas ni abandonos. A la gente le resulta curioso que el azufaifo se dé tan bien en esta zona, al sur de la Sierra abulense de Gredos, pero lo cierto es que hay que acercarse hasta aquí para vé el azufaifo creciendo entre castaños, robles y avellanos y constatar su altísima capacidad de adaptación al clima, que en esta zona castiga en invierno con generosos abundantes.

Bibliografía.

Guía del Incafo de los Árboles y arbustos de la Península Ibérica. Gines López González.  886 páginas. Madrid 1982

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Albahaca morada

Andrés Rodríguez González Agosto 29th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Albahaca morada. Albahaca cimarrona. Albahaca morada criolla

Ocimum villosum.

Planta considerada por muchos como la reina de las plantas aromáticas. Es llamada “La Incomparable” y la ” Madre de las Medicinas de la Naturaleza”.

Hierba aromática anual de hasta 70 cm de altura. Hojas opuestas, aovadas o elípticas, de 3 a 5 cm de largo, dentadas y violáceas cuando crece a pleno sol. Flores en panojas terminales de hasta 10 cm de largo; corola blanca de unos 3 mm y 4 estambres. Ovario de 4 carpelar. Una vez las semillas maduran caen al suelo y germinan fácilmente pero también podemos usar semilleros que se hacen en época invernal y cuando las posturas miden 15-20 cm, alrededor de los 50-60 días después de la germinación, se trasplantan a 70 X 40 cm.

Esta planta necesita que se le cultive a plena exposición solar, no tiene exigencias de suelo porque la podemos encontrar en terrenos yermos y cultivados de poca elevación, pero si demanda alta humedad y temperatura promedio entre 20 °C y 25 °C para su germinación, temperaturas inferiores a los 10 °C no le favorecen.

La primera cosecha de hojas se realiza a los 2 meses del trasplante, cortando a unos 30 cm. de la superficie del suelo, las restantes a intervalos de 2 meses hasta un total de tres. Es poco afectada por patógenos.

Es nativa de Asia, se ha extendido de todo el mundo especialmente en regiones con climas poco fríos. Procede de la India, donde recibe el nombre de albahaca sagrada porque suele plantarse cerca de los templos y patios donde es respetada por estar consagrada a la diosa Lakshmi, esposa de Visnú, el dios que conserva la vida. Tulsi significa incomparable. Tiene una gran variedad de usos en la herboristería de la India, así alivia la fiebre, bronquitis, asma, estrés y úlceras bucales.

Los hindúes la veneran y los griegos la temían. Basilicum deriva del griego Basilikon y significa “real”, de estirpe real, posiblemente porque fue utilizado en algún ungüento, baño o medicina destinados a los reyes; otros, sin embargo, lo hacen derivar de basilisco, un terrible animal mitológico que podía matar a una persona con solo mirarla. Esta planta juega un papel importante en la tradición popular griega e italiana, y se le atribuye una doble significación erótica y funeraria. Para los griegos, la albahaca también era signo funerario de duelo, y si había que sembrarla, era mejor proferir unos cuantos insultos, ya que así germinaría mejor.

Plinio indica que, cuando se trataba de fecundar a los caballos y los burros, se les daba a comer albahaca. En la Italia meridional era costumbre que las doncellas recogieran albahaca y se la pusieran entre los senos y la cintura, en signo de castidad, mientras que las mujeres casadas se la ponían en la cabeza, como método para despertar simpatía. Las personas amadas, al encontrarse, debían llevar un ramito de albahaca, pero sin darlo a la persona amada, puesto que sería signo de mala suerte. Una manera de albahaca en la ventana de la persona amada era señal de que el galán podía subir a la habitación.

No sólo se encuentran en los templos, usted encontrará al tulsi cultivado fuera de la mayoría de los hogares de la India y en los patios. En la adoración, se coloca en un altar y se mantiene en reverencia durante la meditación y la oración.

Pero todos los posibles beneficios espirituales aparte, la hierba, sin duda, aporta numerosos beneficios de salud a la mesa. La raíz se usa en decocción para la disminución de las fiebres, el jugo de las hojas se emplea en las afectaciones catarrales de los niños, además de ser un excelente remedio mezclado con jugo de limón en las afecciones cutáneas.

Medicinalmente esta planta posee propiedades medicinales muy importantes, en especial su poder hipoglucémico. Dioscórides explicaba la creencia africana de que comer albahaca controla el dolor producido por la picadura del escorpión. Esta planta se usaba en época romana para aliviar la flatulencia, combatir el envenenamiento, como diurético y para favorecer la producción de leche materna.

La infusión de la planta se ha usado como carminativa, nervina, vulneraria y diurética con gran efectividad en el tratamiento de las enfermedades del sistema renal.

Se puede usar para combatir la diabetes en pacientes entre los diez y mayores de setenta años de edad mostrando un descenso de azúcar en sangre. Se le atribuyeb otras propiedades como antiasmática, antiespasmódica, hipotensora, analgésica, antipirética, antiinflamatoria, hepatoprotectora y sedante. Como en todas las plantas se recomienda consumir bajo control médico ya que puede disminuir la tensión arterial. Se reporta efecto antiespermatogénico del extracto bencénico en ratas.

El Aceite esencial resulta de utilidad para la industria de Perfumería y Cosméticos.

La Albahaca es casi imprescindible en la cocina, principalmente en las salsas y los platos que se elaboran con Tomate, para aromatizar el Vinagre y para el consumo fresco mezclado con las ensaladas de otras hortalizas. En la Cocina Italiana no puede faltar en la elaboración de las pastas como Espaguetis.

Consejos: Es mejor agregar la Albahaca a las comidas momentos antes de ser servida, ya que tiende a perder su precioso sabor. Este es el motivo por el cual no se debería cortar nunca con el cuchillo, sino, con los dedos.

Bibliografía

https://www.ecured.cu/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Estramonio

Andrés Rodríguez González Agosto 17th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Estramonio, Planta del Diablo, berenjena del diablo (Datura stramonium)

Ha sido la planta de los aquelarres, de los adivinos, de los ritos chamánicos y últimamente de las fiestas más extremas.

La muerte de dos jóvenes en España en el año 2011 después de consumir un cóctel que contenía estramonio, una planta alucinógena y venenosa, planteo la atención sobre la llamada hierba del diablo.

Los cuerpos de los jóvenes, de 18 años, fueron encontrados en medio de los bosques de Perales del Río, un pueblo de los alrededores de Madrid donde se suelen organizar ruidosas fiestas de música tecno en edificios abandonados como El Monasterio de la Aldehuela, un lugar de culto para este tipo de celebraciones y reuniones esotéricas. Minutos antes de que murieran, una pareja se topó con una de las eufóricas víctimas visiblemente alterados por el cóctel que había consumido.

En los análisis de sangre se encontró alcohol, speed (droga sintética) y estramonio. Aunque la autopsia determinó que la planta no fue la causante directa sino un golpe de calor, una de las consecuencias de su consumo es la hipertermia: sofoco y sensación de asfixia combinados con problemas cardiovásculares.

Las víctimas del Monasterio, abandonados entre el silencio y los graffitis, bebieron un mejunje a base de estramonio que les ofrecieron. A los pocos días la policía detuvo a las dos personas que prepararon la bebida, a quienes se les acusó de tráfico de drogas y homicidio. Según las autoridades los detenidos repartieron gratuitamente la bebida con la intención de abrir mercado. No es la primera vez que ocurre. Hace unos años en Valencia un músico ambulante danés le repartía a los transeúntes un líquido que el describía como la “bebida de las brujas”. Cinco estudiantes extranjeros bebieron el brebaje de estramonio, también conocido como la manzana espinosa. Todos resultaron envenenados y dos de ellos murieron. Una semana después cuatro jóvenes que participaron en la marcha del Orgullo Gay fueron hospitalizados después de que alguien les diera a beber un cóctel con estramonio.

El estramonio es la planta más venenosa de la familia de las solanáceas pero más peligrosa que otras especies de la misma familia como la mandrágora, el borrachero o la escolopina.

Es una planta con propiedades alucinógenas pero es muy venenosa. Crece de forma natural en zonas cálidas de todo el mundo; presente en orillas de ríos, establos, estercoleros o vertederos de basuras, esta planta, como se ve, es capaz de adaptarse a todo tipo de suelos. Las sustancias tóxicas que la caracterizan son los alcaloides tropánicos (atropina y escopolamina). En dosis altas pueden provocar comportamientos agresivos, el coma e incluso la muerte.

Su asociación al vudú y la brujería viene porque los chamanes fumaban sus hojas junto con tabaco para entrar en trance. Una pequeña dosis de cuatro o cinco gramos de hojas son suficientes para matar a un niño.

Vuelvo a repetir que es una sustancia peligrosa, mortal ya que puede provocar un ataque al corazón. “Las semillas son las más tóxicas, con sólo unos pocos gramos, puede envenenarse una persona”, explicaba la toxicóloga María del Mar Serrano.

“Su alta concentración de alcaloides como la atropina, escopolamina e hiocinamina se traduce en delirios, mareos y alucinaciones que fácilmente pueden conducir a la muerte”, agrega la experta.

Utilizada en ritos de iniciación, hay referencias del estramonio desde la antigua Roma o en documentos de brujería de la Edad Media.e pues crece silvestre en los c

Su estrecha relación con el esoterismo va de la mano con los alcaloides de la planta que provocan alucinaciones durante horas.

A pesar de su letalidad, el estramonio tiene propiedades antiinflamatorias por lo que se utiliza para tratamientos de várices o hemorroides.

A partir del estramonio, el químico alemán Albert Ladenburg aisló en el siglo XIX la escopolamina (burundanga), un alcaloide que se utiliza como antiespasmódico y analgésico en los partos, así como en el tratamiento del mal de Parkinson.

Su fuerte y desagradable olor la delata, quizás por ello también es llamada la hierba hedionda.

https://www.muyinteresante.es

https://www.bbc.com

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Alcaparra

Andrés Rodríguez González Agosto 13th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Alcaparra  Capparis spinosa

Pequeños arbustos que producen frutos muy utilizados en la cocina. Su sabor es intenso, ligeramente amargo.

Pertenecen a la familia Capparidaceae.

Las alcaparras son unas plantas que crecen hasta el metro y medio de altura, son originaria del Sur de Europa.  Tienen hojas pequeñas y unas flores grandes y muy hermosas. Esta planta es de muy fácil cultivo y mantenimiento, pudiéndose tener tanto en maceta como en el huerto. Las hojas son simples y pecioladas, en cuya base aparecen un par de ”ganchos” espinosos llamados técnicamente estípulas. Se comportan como perennes, es decir, que en vez de caer en otoño, lo van haciendo a lo largo de todo el año al mismo tiempo que les salen de nuevas.

Las flores se abren en primavera, en las axilas de las hojas. Pueden alcanzar los 10cm de diámetro, con dos pétalos de color blanco, cuatro sépalos verdosos y estambres de color violáceo. Los capullos florales, conocidos como alcaparras, se recolectan para consumo; así como los frutos, conocidos como alcaparrones, que terminarán de madurar hacia finales del verano o comienzos del otoño.

Las alcaparras son unas plantas muy agradecidas que pueden crecer en climas donde la pluviometría es escasa, son muy resistentes a la sequía. En cultivo se transforman en una hermosa planta que produce una gran cantidad tanto de capullos florales como de frutos. Necesitan sol directo, en semisombra no podrían crecer bien. Las alcaparras pueden desarrollarse sin problema en todo tipo de suelo, incluso en los calcáreos. Por otra parte, si vas a a tenerla en maceta, es recomendable usar turba negra mezclada con perlita a partes iguales. El riego tiene que ser de forma regular, 3-4 veces por semana en verano y cada 6 días el resto del año. Es importante evitar que el suelo o el sustrato quede encharcado. Tampoco necesita mucho abono, se puede hacer con cualquier abono orgánico o bien humus si está en el suelo. Es conveniente recortar sus ramas y quitar aquellas que se vean débiles o enfermas.

En aquellas partes de la comarca donde la temperatura durante el invierno baja de los -2ºC, se deben de proteger del frío y de las heladas. A causa del cambio climático y el aumento de las temperaturas, la alcaparra ha pasado a ser una planta que de estar ausente en la comarca por el frío, cada vez se observan más ejemplares tanto cultivados como silvestres. Se pueden proteger por ejemplo, envolviéndolas con plástico o introduciéndolas dentro del hogar si las tenemos en macetas.

Las alcaparras son muy resistentes a las plagas y a las enfermedades, pero puede verse afectada por hongos si se las riega en exceso.

Estas son unas plantas que se reproducen por semillas o por esquejes. Para sembrar alcaparras lo primero que tenemos que hacer es, adquirir las semillas, en primavera. Los frutos maduran a finales del verano/comienzos de otoño, pero durante esa estación no es recomendable sembrar, es mejor esperar a que las temperaturas temperaturas se mantengan por encima de los 15ºC, podremos sembrarlas de la siguiente manera: Introduciremos las semillas en un vaso con agua durante 24h, para que el embrión que se encuentra en sus interior ”despierte”, al día siguiente, rellenaremos una maceta con sustrato universal para plantas mezclada con un 20% de perlita, y lo regaremos bien, y colocaremos un máximo de dos semillas por maceta, por último las cubrimos con un poco de sustrato (el mínimo para que no se vean a simple vista). Volvemos a regar. Hay que mantener el sustrato siempre ligeramente húmedo, así nuestras alcaparras no tardarán más que dos-tres semanas en germinar.

Se pueden reproducir por medio de esquejes semileñosos que se deben de obtener a inicios de verano. Para ello, hay que: Cortar tallos de 20-30cm. Humedecer la base con agua e impregnarlos con hormonas de enraizamiento en polvo. Rellenar una maceta con turba negra mezclada con perlita a partes iguales, y regar. Hacer un agujero en el centro en la maceta (uno por cada tallo). Plantar los tallos.

Los esquejes brotarán muy pronto, en el transcurso de 1 mes, manteniendo el sustrato húmedo.

Las alcaparras se usan sobretodo en la cocina, para preparar salsas, mahonesas, ensaladas… Y es que, son muy productivas: una sola planta puede producir hasta 3kg de capullos florales que podrás usar para preparar deliciosos platos.

Medicinalmente son diuréticas, vasoconstrictoras, antihemorroidales y tónicas.

Bibliografía

https://www.jardineriaon.com

Next »