Archive for the 'Plantas y Árboles' Category

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Salvia

Andrés Rodríguez González Mayo 25th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Salvia. Salvia officinalis

La salvia es una planta es una planta medicinal usada por todas las medicinas populares europeas. Es una planta presente en la medicina china e históricamente fue muy apreciada por los romanos.

Tiene porte arbustivo, perenne y es originaria de la región mediterránea.  Existen diversas especies de salvia, tanto en regiones más frías donde los inviernos son fuertes como en las regiones calurosas y hasta desérticas.

El nombre hace referencia a su fama, en latín su nombre es «salvi», que quiere decir “salvar”.

Entre sus propiedades más notables, la salvia es un potente expectorante y es considerada como un maravilloso limpiador de catarros, tanto si se toma en forma de té como en inhalación a base de un poco de té de salvia mezclado con suero fisiológico. De ambas maneras es un gran recurso en casos de bronquitis, rinitis y procesos similares. También es antifebril y antitusígena. Esta planta es especialmente beneficiosa para tratar problemas del ciclo menstrual como amenorrea y dolores menstruales, también se usa en la menopausia, este efecto específico se deriva de algunos de los flavonoides que contienen la planta, que ayudan a equilibrar el sistema hormonal. También es la salvia que puede ayudar en las retenciones de líquidos, cuando la presión arterial es elevada y en los dolores de cabeza que acompañan a los desequilibrios hormonales de la mujer. Un baño de asiento con té de salvia es especialmente efectivo en los casos de cistitis y problemas vaginales.

Personalmente la uso restregando una hoja sobre los dientes para su limpieza y contra al mal sabor del aliento.

La salvia es fácil de cultivar tanto si se plantan semillas como si se hace por esquejes de ramas. El cultivo también es fácil, si bien no le gusta es de exceso de humedad. Uno de los problemas de cultivo de la salvia es el pudrimiento de sus raíces por el exceso de agua en el suelo.

También se usa en la cocina, y puede parecer por eso que la salvia no presenta contraindicaciones, pero salvia contiene alcanfor y otros compuestos que pueden ser peligrosos si se consumen en gran cantidad, como convulsiones y daños en el hígado. Se aconseja no consumir más un vaso pequeño al día. Es necesario tener en cuenta que los niveles de alcanfor dependerán de la variedad, del proceso de fabricación, de la preparación y del momento de la recolección.

Como siempre digo la información contenida en esta página sirve para complementar, nunca para reemplazar el consejo del médico o profesional de la salud y no pretende cubrir todos los posibles usos, precauciones, interacciones o efectos adversos de las plantas aconsejadas. Es posible que esta información no se ajuste a sus circunstancias específicas la salud personal de cada uno.

Bibliografía

https://ecocosas.com

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: CAÑAHEJA

Andrés Rodríguez González Mayo 4th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

CAÑAHEJA Ferula communis

Una hierba gigante venenosa

La cañaheja es una hierba gigante. Lo primero que llama la atención es su tamaño que la hace muy decorativa en jardines pero también debemos saber perenne que es altamente tóxica.

Es una hierba perenne dotada de una raíz tipo tubérculo, conocido en botánica como rizoma.

Pertenece a la familia de las umbelíferas. Puede alcanzar entre uno y algo más de dos metros de altura, posee unos tallos erectos y cilíndricos de hasta dos centímetros de espesor.

La planta cuenta con grandes hojas basales lanceoladas que se desarrollan en otoño y se mantienen en la planta hasta el verano, que se secan. Estas hojas se encuentran divididas en segmentos lineales, que renueva cada año, es decir se secan en verano y vuelven a salir en otoño e invierno. La inflorescencia, que aparece en primavera y se mantiene hasta mediados del verano, es realmente espectacular, puede mantenerse rígida muchos meses después de la dispersión de los frutos. Sus hojas tienen una cierta similitud a las del hinojo pero se diferencia fácilmente porque la cañaheja no desprende el fuerte olor a anis del hinojo y sus segmentos foliares son más gruesos.

Las flores se distribuyen en los extremos de las ramificaciones del tallo, es decir son terminales, están formadas por pétalos amarillos de unos 8mm de largo. Los frutos miden unos 15mm de largo, son aplanados y alados

Esta planta en abundante en toda la región mediterránea desde Asia Menor hasta la Península Ibérica y norte de África. En Ronda se puede ver con todo su esplendor en el cortado del Tajo, recortada sobre el fondo de las sierras de Grazalema es verdaderamente espectacular. En toda la Península Ibérica e Islas Baleares, es relativamente abundante, pero es rara o falta en las provincias atlánticas. Se ve también en la Serranía creciendo entre matorrales, herbazales, campos baldíos, bordes de caminos, cunetas. También en terrenos pedregosos o rocosos, siempre que no alcancen mucha altitud y siempre con buena insolación.

El nombre científico de esta planta “Ferula” hace alusión a su alto contenido en ácido ferúlico, un compuesto que ha sido usado desde la antigüedad como protector de la piel. Usado como cataplasma en contusiones y golpes por sus aplicaciones analgésicas y cuidando que este en contacto con la piel durante poco tiempo. Siempre bajo control médico. Es lo único uso recomendable de esta planta y ya que toda la planta es muy venenosa y de ningún modo se puede efectuar un uso interno de la misma, mucho menos el consumo humano, incluso los herbívoros silvestres la rehúyen y evitan su consumo, ya que les provoca hemorragias internas Esta es la causa de que la planta pueda alcanzar portes excepcionales, incluso en zonas con un fuerte pastoreo.

Se puede mantener en jardín con ciertos cuidados como colocarla a pleno sol, admite todo tipo de suelo siempre que tenga buen drenaje, se riegue unas 3 o 4 veces por semana en verano y algo menos el resto del año. Puede vivir en macetas y resiste heladas de hasta los menos siete grados.

Bibliografía

http://www.sierradebaza.org

https://www.jardineriaon.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Árbol del amor, árbol de judas.

Andrés Rodríguez González Abril 15th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Árbol del amor, árbol de judas. Cercis cilicuastrum

Se le llama el árbol del amor porque sus hojas tienen forma de corazón. Considerado uno de los árboles ornamentales por excelencia por su exuberante floración primaveral de color rosa. También se le denomina “árbol de Judas” porque, cuenta una leyenda, que Judas Iscariote se ahorcó en uno.

Tiene su origen en el Sur de Europa y Asia. Pertenece a la familia de las Fabacéas. Como todas estas plantas tiene unos frutos alargados envueltos en una vaina, como las habas.

Se desarrolla bien en zonas cálidas con suelos calizos en las orillas de los ríos formando grupos. Al ser un árbol tan vistoso, se utiliza mucho como ornamento en plazas pequeñas, alineando calles estrechas, también es muy utilizado en jardines por su floración que se produce antes de la salida de las hojas.

El árbol del amor no es una planta de gran altura, puede llega a los 6-8 metros, hacia los 20 años termina su crecimiento. Destaca por su tronco liso en tonos rojizos y posee hojas caducas. Este árbol empieza a florecer a partir de su tercer año de vida. Sus flores hacen su aparición en primavera y son muy decorativas por su color rosáceo con matices violetas. Su floración se prolonga en algunos lugares hasta el verano, mantiene las flores aún cuando ya ha producido las primeras hojas. Sus flores crecen directamente sobre las ramas y el tronco.

Los largos y calurosos veranos son su clima ideal, aunque puede resistir tanto el frío como las épocas de sequía. Lo que necesita son suelos que drenen bien y que tengan cal. Tienen que estar expuestos a la luz continuamente y no encharcarlos si se riegan en jardines.

El ejemplar de la foto se encuentra en Setenil de las Bodegas.

Bibliografía

https://www.hogarmania.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Espárrago, Esparraguera.

Andrés Rodríguez González Abril 8th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Espárrago, Esparraguera.  Asparagus officinalis

Planta herbácea perenne perteneciente a la familia Asparagaceae. Su follaje es muy ramificado y aspecto plumoso. En cultivo la planta dura de ocho a diez años.

La planta de espárrago está formada por tallos aéreos ramificados y una parte subterránea constituida por raíces y yemas, que es lo que se denomina comúnmente “garra”. Las hojas están reducidas a escamas, con ramificaciones filiformes verdes en su base. Estas ramificaciones alcanzan los 25 mm de largo. La floración se produce a partir de junio. Las flores son pequeñas, campanuladas, pedunculadas, se distribuyen en parejas o son solitarias. Las flores masculinas y femeninas se encuentran en plantas diferentes. En sus raíces que son carnosas, largas y cilíndricas acumulan las sustancias de reserva que ha de utilizar en la primavera siguiente para la formación de los brotes comestibles conocidos como “espárragos”.

En la Serranía de Ronda abunda en zonas de matorral, encinares y zonas rocosas de la Serranía de Ronda.

En algunos lugares se cultivan variedades derivadas casi todas ellas del espárrago “Precoz de Aranjuez”, pero son cultivos muy exigentes en mano de obra y escaso rendimiento por lo que es una verdura de precio muy alto; por ello, interesa producirlo en jardín propio, cuando se dispone de espacio suficiente o recogerlo en el campo, la mejor época es en primavera después de las lluvias cuando el sol proporciona unas temperaturas adecuadas.

El espárrago se puede cultivar en la mayoría de los terrenos, con excepción de los demasiado compactos o demasiado húmedos; prefiere suelos ligeros, arenosos, cuyo subsuelo conserve a pesar de todo un cierto frescor durante el verano. Los suelos con estiércol bien descompuesto aplicado antes de la preparación, dan resultades excelentes. La esparraguera establecida en buenas condiciones, puede durar una docena de años.

La palabra espárrago procede del latín  “sparagus” y deriva a su vez del griego “aspharagos o asparagos”. Ha sido usado desde tiempos muy antiguos como verdura culinaria, debido a su delicado sabor y a sus propiedades diuréticas.

El espárrago blanco se obtiene al evitar la exposición de las plantas a la luz mientras crecen. El espárrago morado es diferente a las variedades verdes o blancas, se caracteriza principalmente por un alto contenido en azúcar y bajos niveles de fibra. Fue originalmente cultivado en Italia.

El espárrago silvestre, popularmente conocido como espárrago triguero, se usa en el Mediterráneo como seto para delimitar las parcelas aprovechando sus hojas en forma de pinchos desagradables y para obtener las “puntas de espárrago” como alimento. Las plantas arden con facilidad, incluso en épocas de lluvias, y los agricultores suelen quemarlas intencionadamente para provocar la salida de nuevos brotes.

Cuando se cultiva, las jóvenes garras destinadas a la plantación se obtienen por siembra de semilla en vivero, en pequeños surcos, en abril; generalmente, la pequeña cantidad de garras necesarias en un jardín familiar se consiguen de un productor profesional; se usan garras de un año, sanas y vigorosas, con raíces fuertes y con yemas bien aparentes y que no se secan por una exposición prolongada al aire.

Bibliografía

https://www.guiaverde.com

wikipedia

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: JARA DE HOJA DE LAUREL

Andrés Rodríguez González Abril 5th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

JARA DE HOJA DE LAUREL Cistus laurifolius

La jara de hoja de laurel pertenece a la familia Cistaceae.

Su nombre común (hoja de laurel) y específico (laurifolius) hace referencia a la forma de sus hojas, a ser parecidas a las hojas de Laurel, aunque no son iguales, son más pequeñas y rizadas que las del laurel.

Es un arbusto de espeso ramaje con multitud de tallos que crecen desde la base, puede alcanzar los dos metros de altura, aunque no suele ser tan alto. Se desarrolla en terrenos ácidos y silíceos. La flor de la jara de hoja de laurel, aparece de mayo a julio y cuenta con unos pétalos de color blanco muy puro, en los que destacan los estambres, largos, abundantes y amarillentos. Mientras que el fruto es una cápsula con 5 valvas, que en la madurez se abren para expulsar la semilla.

La jara de hoja de laurel se extiende por la región mediterránea occidental, ascendiendo hasta los 2.000 metros de altitud en determinados lugares. En la Serranía de Ronda, de naturaleza generalmente caliza, es poco frecuente, tan sólo se encuentra en algunas manchas de terrenos silíceos como en algunas partes de La Nava. Por sus requerimientos de suelo, se suele asociar con la presencia de alcornoques. Sin embargo es una planta relativamente abundante en los montes del centro, este y sur de la Península Ibérica, particularmente en los que son pobres, formando un matorral denso, casi monoespecífico e impenetrable.

Esta planta, al igual que su pariente próximo la Cistus ladanifer o Jara pringosa, es rica en landano, una resina pastosa que se obtenía por destilación de la planta, la que ha sido utilizada con fines medicinales en los siglos XVIII y XIX. Se emplea fundamentalmente para tratar hernias y problemas reumáticos, en forma de emplasto. Estos usos, por la toxicidad implícita en esta planta, están desfasados actualmente, al igual que su empleo como planta ornamental, pues se ha comprobado que esta planta contiene substancias que inhiben el crecimiento de otras plantas, de aquí que estos jarales sean de una pobre biodiversidad y presentarse casi monoespecíficamente dominados por esta sola planta.  Actualmente el único uso etnobotánico que se conoce a la jara de hoja de laurel es para eliminar el desagradable olor que despide el cuero en curación por lo que se ha utilizado para dar aroma al cuero, también se emplea algo en perfumería.

Bibliografía

http://www.sierradebaza.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: LIMONERO

Andrés Rodríguez González Abril 1st, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: LIMONERO

El limonero tiene como Nombre científico Citrus limon.

Es uno de los árboles estrella para los que tenemos la suerte de vivir en clima mediterráneo.

Posee unas hojas de color verde brillante lustroso, sus flores huelen extraordinariamente bien, aguanta las heladas sino son fuertes, no requiere especiales cuidados y sobre todo sus frutos son muy útiles en la cocina mediterránea. El limonero no quiere ni las corrientes de aire ni frío intenso, en caso de plantarlo en una zona de heladas frecuentes se debe proteger con mallas. También puede vivir en macetón en una terraza siempre que sea soleada, en éste caso se trasplanta una vez al año o cada dos años a una maceta de un tamaño un poco mayor que la anterior. Para hacer el trasplante lo mejor es utilizar sustrato ácido que drene bien.

Para tener un árbol fuerte y que aporte bastante producción de limones lo mejor es  hacer un injerto de la variedad “lunero” sobre un naranjo amargo en la época adecuada, en mayo y junio. Nos garantizaremos la fortaleza del árbol madre y la abundancia de la cosecha.  Pero si queremos tener en maceta un limonero porque no dispongamos de suelo donde sembrarlo, la mejor variedad para plantar en maceta puede ser la variedad “Cuatro Estaciones”.

Pese a la creencia popular de que es propio de nuestro clima mediterráneo, en realidad es una planta que procede del noroeste de la India. Su cultivo apareció en nuestras tierras a partir del siglo XI.

Necesita vivir en el exterior y a pleno sol ya que como todos los cítricos que estén a la sombra no dan frutos.

El limonero necesita mucha agua, pero no tolera el encharcamiento, por lo que tenemos que evitar poner un plato debajo de la maceta. Lo ideal sería regarlo a diario en verano y dos o tres veces por semana en invierno.

Puede no podarse, pero si no lo hacemos crece en exceso y llegará un momento en el que no podamos manejarlo. Suele aconsejarse que se pode una vez al año y en primavera, cuando haya pasado el riesgo de heladas.

El limón es un producto que se puede consumir a diario, por ejemplo añadido al zumo de naranja. Además de sus propiedades alimenticias y como fuente de vitamina C, se le han constatado los siguientes usos en cuestiones de belleza:

- Acaba con las manchas de la piel. Debido a que tiene vitamina C que es un antioxidante efectivo, ayuda a controlar el fotoenvejecimiento. Además tiene la capacidad de activar la producción de colágeno.

- Blanquea las uñas porque es un disolvente natural de sustancias tóxicas.

- Reduce la grasa del cabello, al ser rico en vitaminas B, A y C, que son las que otorgan mayor vitalidad al cabello.

- Combate el acné. Por el ácido ascórbico que tiene reduce la oxidación de la grasa, lo que dificulta la formación de puntos negros. Además tiene un efecto antimicrobiano que disminuye la cantidad de bacterias culpables de la producción de granitos.

- Exfolia tu piel. Combinando limón con sal y aceite de oliva se obtiene un gran exfoliante. La sal, debido a su textura granular remueve las capas superficiales de la piel y el aceite de oliva, rico en ácidos grasos, aporta grasas a la superficie cutánea.

-Sirve como desodorante. Aplicado el jugo de limón sobre la piel directamente, ayuda a que el antioxidante de la vitamina C impida el paso del mal olor.

- Cura los labios. Gracias a que tiene un efecto antiinflamatorio, si se coloca sobre los labios irritados puede ayudar a mejor los síntomas, aunque provocará algo de escozor.

- Ayuda a que disminuyan las várices. Es necesario combinarlo con aceite de oliva y ajo.

- Suaviza codos y rodillas. Mezclando el jugo de un limón, algo de sal y aceite de oliva se puede crear un magnífico exfoliante casero, que se puede utilizar para suavizar los codos y las rodillas. Además, si se ha puesto autobronceador y se ha pasado en su aplicación, se podrá eliminar el tono naranja que se haya quedado.

- Hidratante clarificante, con solo unas gotas de limón por un vaso de agua de coco será más que suficiente. Apliquese sobre el rostro y el cuerpo, el limón aclarará la piel y unificará el tono, mientras que el agua de coco la mantendrá hidratada.

Bibliografía

https://www.vivercid.com

https://www.elpais.com.uy

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: CLEMATIS DE INVIERNO.

Andrés Rodríguez González Marzo 31st, 2019

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: CLEMATIS DE INVIERNO.

Su nombre científico es Clematis Cirrhosa.

Es una planta trepadora que pertenece a la familia de las Ranunculáceas. Destaca por sus flores que cuelgan a modo de penachos plumosos muy coloridos y llamativos.

Puede llegar a crecer hasta 8 metros. Soporta climas muy fríos de hasta  menos diez grados, pero si los veranos son muy secos y calurosos puede perder sus hojas en ese periodo, sin que eso suponga que se ha secado la planta.

Es originaria de la región Mediterránea. En la Península Ibérica se encuentra más bien en el sur y en todas las Islas Baleares. Suele vivir en matorrales o paredes donde se pueda aferrar. Aguanta climas fríos hasta los 1000 metros sobre el nivel del mar. Sus hojas presentan diversas formas, suelen estar divididas en tres partes iguales, tienen el peciolo prensil para facilitarles agarrarse a otras plantas o a las rocas a semejanza de un zarcillo.

Florece en invierno, de ahí su nombre. Aunque también su floración se puede extender hasta la primavera, desde octubre a mayo, por eso cada vez se usa más en jardinería. Una vez que se le han caído los pétalos de la flor, conserva el aspecto ornamental de sus flores gracias a las aristas plumosas de las semillas que quedan en las ramas. Además es una planta que puede ser usada o plantada en zonas que no cuenten con un suministro de agua constante e importante, siendo muy resistente a estas condiciones. Sin embargo, en caso de contar con un sistema de riego constante, es importante que el suelo sea capaz de drenar el agua sin que se acumule. No soporta bien el viento, por lo que debe sembrarse en zonas con cierta protección ante los fuertes vientos.

Bibliografía

http://hablemosdeflores.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA HIERBA MORA. Tomatillo del diablo

Andrés Rodríguez González Marzo 13th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

HIERBA MORA. Tomatillo del diablo

Su nombre científico es Solanum nigrum.

Planta herbácea, anual, crece de manera silvestre en casi todo el mundo.

Familia de las Solanáceas, como el tomate, la berenjena, pimientos y patata. Posee tallos de hasta cincuenta centímetros de altura, ramosos y velludos, hojas lanceoladas, con dientes en el margen, flores axilares, de corola blanca y fruto en baya negra de un centímetro de diámetro. De origen sudamericano

Es una planta a la que no suele prestarse atención, pero al menos se debe saber que es tóxica, aunque, como suele ocurrir con la flora que contiene alcaloides potencialmente peligrosos, también ha sido usada por la medicina natural. La hierba  mora contiene propiedades analgésicas y sedantes, pero no debemos olvidar que es una planta tóxica y por lo tanto, no debe usarse. Se ha hallado un glucoalcaloide llamado solanina. Según el terreno y las condiciones de nutrición varían las concentraciones de la sustancia tóxica incluso en plantas muy cercanas unas a otras, pudiendo llegar a ser sumamente peligrosa.

El alcaloide lo emplea la planta como defensa contra los predadores; sin embargo, cuenta con cierto uso en fitoterapia. En medicina popular se ha utilizado para untarla sobre la piel en zonas golpeadas, heridas, abscesos y para el dolor de muela para disminuir el dolor. En el caso de las heridas, se colocaba la hierba mora previamente machacada, para producir la cicatrización, al parecer con efectos inmediatos, según dicen si se aplica la hierba mora toda la noche, al día siguiente la herida se estará cicatrizada completamente. No solo se ha usado para uso externo, puesto que si se toma el jugo de las hojas frescas de la hierba mora, también se puede aliviar los dolores estomacales. El fruto maduro de la hierba mora se ha usado para mermeladas y  y conservas, en otros lugares se lo comen como a cualquier otra fruta. Se usa como infusión para aliviar los cólicos digestivos, empachos, vómitos, espasmos y las lombrices. En algunos lugares del mundo, como en las Antillas, se ha cultivado para consumir sus hojas como si fueran espinacas (previamente hervidas para eliminar la efectividad de sus componentes tóxicos).

La planta posee pequeñas flores que parecen estrellas blancas con corazones amarillos en su centro, forma arbustos de un verde intenso y que crece por doquier entre el resto de la flora sobre todo en invierno. Su cáliz es como una pequeña campana de cinco sépalos sobre la que se asienta una corola blanca y estrellada, de seis a doce milímetros de diámetro. En su centro se observan las amarillas anteras de los cinco estambres, y en verde, se distingue el estigma. Esta flor guarda mucha similitud con la flor de la patata, lo cual no es de extrañar porque también con esta planta comparte familia, la de las solanáceas, un amplio grupo en el que se incluyen especies que son alimentos coma la berenjena, pimientos y tomate pero también otras especies conocidas por su toxicidad como la belladona o el estramonio.

Las flores se convierten en bayas oscuras del tamaño de un guisante y bastante tóxicas, sobre todo al madurar, cuando contienen mayor concentración de alcaloides como la solanina. De hecho, las referencias a casos de intoxicación señalan que muchas de ellas han podido producirse por confundir estas bayas con guisantes. Plinio, en su Historia natural, escribió de esta planta, usada por sus efectos psicoactivos, que «bastan algunas gotas de su zumo para perturbar la razón. Sin embargo, los autores griegos juegan con ella: según dicen, a la dosis de una dracma provoca imaginaciones lascivas, visiones fantásticas, que parecen reales; a dosis doble, una verdadera locura, y a cualquier dosis mayor, la muerte». Y puede leerse en la entrada sobre Solanum nigrum en el libro ‘Plantas medicinales. El Dioscórides renovado’, de Pio Font i Quer. Lo cierto es que Plinio podría referirse a S. villosum, que algunos autores consideran una de las variedades más extendidas de S. nigrum, mientras que otros la diferencian de tal modo que podría tratarse de una especie distinta. Cuestiones taxonómicas que a menudo resultan controvertidas y que a veces se reducen a tecnicismos poco prácticos aplicados a la divulgación.

Algunos expertos aseguran que apenas seis bayas de esta planta pueden resultar mortales para un adulto, a pesar de que la toxicidad y sus efectos dependen de múltiples variables más allá de la cantidad del veneno. En cualquier caso, esta planta tan peculiar es citada en todas las listas de flora que hay que mantener lejos de perros, gatos y niños. Hay que tener en cuenta, asimismo, que su veneno puede ser efectivo a través de la piel, por lo que tampoco es conveniente tocarla. Y, a pesar de todo ello, y por sus propiedades narcóticas, la hierba mora se ha empleado tradicionalmente como analgésico, así como para tratar afecciones de la piel

Existen diversas variedades de esta especie y cierta confusión entre ellas. Actualmente, muchos expertos consideran que S. nigrum y S. americanum son una única especie. Y tanto ella como sus variedades se encuentran en la lista de casi 200 plantas cuya venta está prohibida en España (orden SCO/190/2004 de 28 de enero), aunque no parece haber necesidad de adquirirla dada la abundancia que de ella se encuentra en prados y sembrados.

Como curiosidad, la denominación del género Solanum parece provenir del viento solano, que sopla del Este, tal vez por la forma de estrella de su flor o por antiguas leyendas que cuentan que esta planta, al igual que el influjo continuo de ciertos vientos, puede inducir a la locura.

Bibliografia

https://www.adipiscor.com

https://www.sertox.com.ar

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Madroño

Andrés Rodríguez González Marzo 11th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Madroño Arbutus unedo

La planta que emborracha.

Es una planta que tiene la mala fama de que al ingerir sus frutos las personas se emborrachan. Esta creencia popular no va del todo descaminada ya que los frutos del madroño al madurar, fermentan y contienen cierta cantidad de alcohol, por lo que su consumo excesivo puede provocar mareos y dolores de cabeza.

“Arbutus” es el nombre que los romanos daban al madroño y a sus frutos; “unedo” procede de “edo”, que significa comer, “unus o uno”, es decir, “comer sólo uno”, aludiendo a la propiedad de emborracharse con sus frutos si se abusa de ellos.

El madroño es una especie fundamentalmente mediterránea que también se distribuye por las islas atlánticas de Irlanda, Canarias, Azores, Madeira y Cabo Verde. En la Península y Baleares aparece en casi todas la provincias, pero escasea o falta en las zonas más continentales y frías del interior. En la Serranía busca zonas que no sean excesivamente frías, como algunas zonas protegidas del frío intenso de La Nava y Conejeras y otras más cálidas como el Valle del Genal o la parte de la carretera de San Pedro cercana al Alcuzcuz.

El madroño es un arbusto o pequeño arbolito que alcanza los 8 m de altura si se le deja crecer. Tiene una copa densa y globosa que genera mucha sombra. La corteza es pardo-rojiza, agrietada y escamosa, se desprende en plaquitas. Las ramillas jóvenes son rojizas, si bien al madurar se tornan grisáceas. Las hojas son persistentes, simples, alternas, lanceoladas, de color verde intenso, brillantes por el haz y mate por el envés, de 8-10 cm de largo por 3-4 de ancho y de margen serrado. Las flores son blancas o rosado-claras, aparecen en grupos colgantes al final del otoño o a comienzos del invierno y tienen forma de campanita cerrada. Los frutos al madurar tienen un aspecto granulado, carecen de piel, son carnosos, redondeados, de 2-3 cm, rojos o de naranja intenso en el exterior  y amarillo-anaranjados por dentro. En invierno se puede ver al madroño con flores y frutos maduros a la vez.

Es una planta propia de los bosques de hoja persistente del clima mediterráneo. Crece sobre todo asociada a los alcornocales, con los que comparte área de distribución en las zonas de sustrato ácido, si bien el madroño además se distribuye por los terrenos básicos. La encontramos desde el nivel del mar hasta los 1200 m, siempre que las heladas no sean excesivas. Aunque prefiere los suelos bien desarrollados y frescos, a veces aparece en terrenos pedregosos. Por otro lado, la protección que ofrece de su copa y la presencia de frutos en invierno, hacen del madroño una planta muy importante en los ecosistemas como refugio y alimento para la fauna.

La madera es densa, muy dura, de excelente calidad como leña y muy apropiada para hacer carbón vegetal. Sirve para tallar pequeñas piezas como cuencos y cubiertos; sin embargo no se usa mucho para tornear si no está bien seca porque tiende a retorcerse.

Las hojas y la corteza se han empleado como curtientes por su alto contenido en taninos; su raíz, para teñir de rojo, y en medicina para combatir diarreas  al tener propiedades astringentes, favorecer el tránsito de la orina, al tener diuréticas y limpiar, como desinfectante, las vías urinarias.

Además, a pesar de que crece lentamente, es una planta muy interesante desde el punto de vista ornamental por el colorido de sus hojas, flores y frutos. Asimismo se usa para restaurar los ecosistemas mediterráneos degradados y en los ramos de flor cortada por el verde lustroso de sus hojas. También se llaman madroños a las borlas ornamentales de los vestidos goyescos que se asemejan al fruto.

El uso más conocido del madroño se debe a sus frutos, que se pueden comer solos o bien elaborar con ellos compotas, vinagres y aguardientes, muy apreciados en Portugal, Extremadura, Asturias y Madrid. Recordemos que en el escudo de esta última ciudad figura el madroño junto a un oso.

El madroño aparece en los catálogos de flora amenazada o protegida de las comunidades de Castilla-La Mancha, Madrid, Murcia y Valencia, mientras que en Andalucía figura como una especie regulada para su explotación en los terrenos forestales privados.

Bibliografía

http://www.arbolapp.es

PLANTAS DE LA SERRANIÍA DE RONDA. Olivillo

Andrés Rodríguez González Febrero 27th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA.

Olivillo. Phillyrea angustifolia

También llamada Olivilla y labiérnago blanco.

El nombre del género, Phillyrea, deriva del griego y era la denominación que recibía una planta de hojas muy parecidas a las del olivo; el epíteto específico, angustifolia, hace referencia a sus hojas particularmente estrechas.

Es un arbusto o pequeño arbolillo que siempre se mantiene verde y puede llegar a tener hasta de 5 m de altura. Presenta un porte abierto y denso, con ramas delgadas, más o menos erectas y en general flexibles. Su tronco es corto, al ramificarse pronto, hace que la copa tienda a estar a poca altura del suelo. La corteza es más o menos lisa y de un color pardo grisáceo que se va oscureciendo cuando el ejemplar se hace adulto. Tiene hojas simples, opuestas, lanceoladas, habitualmente tres veces más largas que anchas, de 3-8 cm de longitud por hasta 1 cm de anchura, casi sin rabillo y en general con el margen entero o con apenas algunos dientecitos muy espaciados, son de cierta consistencia, verdes por el haz y más pálidas por el envés. Esta especie es ‛dioica’, por lo tanto, presenta individuos con flores hermafroditas y otros cuyas flores son aparentemente hermafroditas pero que solo funcionan como masculinas (androdioica). Las flores, diminutas y muy perfumadas, nacen en primavera en cortos ramilletes junto a la base de los rabillos de las hojas. Cada una consta de 4 pétalos blanco verdosos que están soldados en la base para formar un tubo muy corto. En general, el aspecto del labiérnago recuerda al del acebuche o al del olivo; sin embargo, difiere claramente de estos por sus pequeños frutos carnosos (llamados técnicamente drupas), de menos de 1 cm, de color negro azulado en la madurez y con una forma redondita al principio que luego se vuelve algo picuda en su ápice. Cada fruto contiene un huesecillo.

Vive en zonas boscosas y de matorral donde no haga mucho frío, el labiérnago tolera bien las altas temperaturas estivales o la sequía, pero muy mal el frío. Es relativamente escaso en la Serranía por esa causa. Es indiferente al tipo de suelo y puede vivir en terrenos de arenosos a arcillosos, así como en sustratos pobres en nutrientes y materia orgánica.

Es una especie propia del matorral mediterráneo. Por su agradable y persistente follaje de color verde intenso, habitualmente se cultiva como planta ornamental. Como aguanta bien la poda, con ella se pueden formar setos. Por otro lado, debido a su resistencia al estrés hídrico, se considera una especie particularmente interesante para repoblar lugares muy expuestos al sol y para su introducción en zonas degradadas.

Su madera tiene fama de ser algo quebradiza, por lo que no es apreciada en carpintería. Sin embargo, es bastante buena como leña, pues produce una llama muy activa, y también da un excelente carbón.

La corteza del labiérnago se ha empleado para curtir cueros por su contenido en taninos, mientras que sus hojas servían antiguamente para teñir el cabello.

Antes se han utilizado las hojas y los frutos en infusión por sus propiedades astringentes y refrigerantes, así como para mitigar úlceras e inflamaciones bucales. También parece tener propiedades diuréticas y que se ha empleado contra las fiebres intermitentes. Asimismo, las flores se han utilizado para hacer cataplasmas contra el dolor de cabeza.

Los frutos son dispersados principalmente por aves frugívoras, como las ‛currucas’, y secundariamente son transportados por hormigas. Las aves tienen una doble misión: transportar las semillas y aumentar su capacidad germinativa. Para la segunda función, el paso por su aparato digestivo es primordial dado que los ácidos gástricos actúan reduciendo el grosor de las duras cubiertas de las semillas. Una vez expulsadas, estas tienen una mayor permeabilidad y germinan mejor.

Es una buena planta melífera, ya que produce un néctar muy atractivo para las abejas, aunque no se conoce ninguna miel monofloral de labiérnago.

Bibliografía

http://www.arbolappcanarias.es

Next »