Archive for the 'Plantas y Árboles' Category

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Zamarrilla.

Andrés Rodríguez González Junio 23rd, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Zamarrilla. Polio.
Teucrium lusitanicum

Planta de la familia de las Lamiáceas de amplia distribución que habita en bosques y bosquetes de climas secos, forma parte de matorrales basófilos, acidófilos y nitrófilos, también vive en pastizales, pedregales y pendientes rocosas, desde nivel del mar hasta los 1500 m.

Es una mata de pequeño tamaño con pelos ramificados; tallos de erectos a ascendentes, blanquecinos, verde-amarillentos, grisáceos o amarillos, pubescentes o tomentosos. Hojas opuestas o en verticilos de tres, sésiles, oblongas, lanceoladas o lanceolado-lineares, crenadas desde el tercio inferior o desde la mitad. Inflorescencia en panícula de cabezuelas ovoides y pedunculadas, o en cabezuela terminal. Flores zigomorfas, hermafroditas o femeninas, pentameras. Caliz tubular, con 5 dientes. Corola unilabiada, blanca, crema o rara vez amarillenta; lóbulos 5, los latero-posteriores oblongos y glabros.

El Dr. Font Quer, en la pág. 650 de su magnífico Dioscórides renovado, explica:
“Se considera tónica y estimulante, y se usa como las especies del mismo género.
Quer, en la página 115 del tomo VI de la “Flora española”, se expresa así acerca de esta planta:
La zamarrilla amarilla es mejor por más aromática y apreciable para la composición de la triaca y el mitridato; se debe elegir bien guarnecida de flores de brillante color amarillo dorado, bien seca entre papeles y de olor activo y aromático, se emplean particularmente las extremidades o cogollos floridos.
El polio es diurético y promueve los menstruos, y se aprecia para la curación de la hidropesía, tericia y mordedura de bestias venenosas, para este efecto emplean la infusión de las hojas y flores en forma de té, lo que también excita los menstruos y orina, y quita las obstrucciones.
Chomel, en su “Historia de plantas usuales”, dice que hacen beber, en la Provenza, para los cursos de vientre molestos, el agua de poleo macerado en ella.
Arizaga, en el libro repetidamente citado (página 76) cuenta que los monjes Benedictinos de Valvanera la llaman hierba del humor y la usan para el reumatismo crónico; su método es hacerla polvos y después de untar la parte con miel la cubren con polvos, y me aseguró el cirujano y otros monjes que siempre se ha quitado el dolor. Lo cierto es que tenían prevención de esta planta, que me enseñaron para que les dijese lo que era.

Sobre su historia nos explica:
“Dioscórides trata del polio en el capítulo 118 del Libro III, y lo considera útil contra las mordeduras de las serpientes, contra la hidropesía, la ictericia y las enfermedades del bazo; relaja el vientre y provoca el menstruo. En las “Experiencias y remedios de los pobres”, de Antonio Bandinelli, que figuran como segunda parte del “Tesoro de Pobres” del Maestro Julián (pág. 241), se lee una curiosa “Receta para los gusanos, la mejor que se pueda hallar y más fácil, aunque los tengas de muchos años”: En el mes de mayo tomarás del masclo, a diferencia del ordinario, que éste tiene como unos botones blancos por los cabos de las ramas y tiene el olor muy fuerte, más que el otro. Pondrás, dentro de un lienzo delgado, de las hojas y de la flor de los cabos, y harás como un botón muy recio, y te lo atarás a los ojales de la camisa, que esté a la parte de dentro que toque a la carne, y en particular el hoyo debajo de la garganta, que experimentarás luego el remedio quedando sano. De ahí, probablemente, el nombre catalán de herba cuquera y herba dels cucs que se da a esta planta. ”

Bibliografía
http://www.montesdemalaga.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA ALCAPARRAS

Andrés Rodríguez González Junio 22nd, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
ALCAPARRAS
(Capparis spinosa)

El origen del término alcaparra proviene del griego caparis y del árabe alkabara, apareciendo referencias en textos antiguos sobre las propiedades curativas y gastronómicas de la planta.
Las primeras evidencias de existencia del alcaparro se encuentran en Asia, siendo los griegos quienes lo introdujeron entre los pueblos del Mediterráneo, sobre todo España e Italia, multiplicándose rápidamente gracias a la adaptación al clima cálido y soleado.
En la depresión andaluza es frecuente en taludes de carreteras y campos de secano, en la comarca de la Serranía de Ronda no se encontraba hace unos años, el lugar más cercano donde crecía era en la zona del Tajo del Molino, en la Sierra de Teba, pero actualmente se puede ver cómo crece de forma espontánea en varios lugares, concretamente en las cercanías de Ronda en el camino al Pilar de Coca, una prueba evidente del calentamiento climático que ha experimentado la Serranía.
Las alcaparras o tápenas son los botones de la flor del alcaparro Capparis spinosa, un arbusto de hojas de preciosas flores blancas también conocido como ‘tapenera’. Los frutos que nacen a partir de estas flores reciben el nombre de alcaparrones o caparrones, con una textura carnosa y jugosa, con péndulo de 4 cm. y diferente color según su madurez, pasando del verde al rojizo.
Las ramas más tiernas de esta planta, normalmente las que se encuentran en los extremos externos se conocen como tallos rastreros y que se renuevan anualmente, pudiendo llegar a alcanzar los 6 metros de longitud en plantas cultivadas. Se consumen después de haberlos encurtido con agua, vinagre y sal. Tres productos diferentes de una misma planta que se pueden observar y recolectar en épocas diferentes, desde abril hasta septiembre.
El alcaparro crece en diversos climas y suelos, aunque es una planta que prefiere temperaturas cálidas y secas, aumentando así su número y mejorando la calidad de sus flores para la reproducción. La adaptación a estas condiciones ambientales ha hecho que sus semillas presenten dureza e impermeabilización por lo que su germinación es complicada, necesitando un mínimo de 120-200 mm de agua anual.
Fueron mencionadas en la literatura grecorromana, en obras como la ‘Cena de Trimalción’ de Petronio, y en alegorías sobre la vejez en el Antiguo Testamento:
“El almendro comenzará a florecer, la langosta resultará una carga y la alcaparra no servirá para nada. Pues el hombre va a su hogar eterno, y en la calle se escucha ya a los que lloran su muerte”.
Dentro de la literatura humorística y sarcástica también ha tenido aceptación la alcaparra debido a la sonoridad de su nombre. Así se pueden encontrar trabalenguas como:
Los componentes principales de las alcaparras y alcaparrones son el agua y los hidratos de carbono. Apenas contienen grasas por lo que poseen importantes beneficios para el organismo, ya que el aporte calórico es muy bajo (100 gramos de alcaparras contienen 25 calorías aproximadamente). El botón de la flor del alcaparro, la alcaparra o tápena, es valorado por sus aplicaciones en la farmacopea gracias a sus propiedades diuréticas, antirreumáticas, antiartríticas (debido a la caparirutina) y cosmetológicas.
También se ha utilizado para combatir el dolor de muelas mediante enjuagues bucales, como curación en heridas infectadas, mediante infusiones que combaten los padecimientos estomacales y para evitar la caída del cabello.
Existe un escrito del siglo XIV sobre Medicina Sevillana que comenta algunas de sus propiedades: Alcaparras: la rayz y las fojas y el fruto todos son calientes y secos en segundo grado, y son abrideras y desolutiuas…
Bibliografia
http://www.regmurcia.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: RETAMA DEL ALJIBE

Andrés Rodríguez González Junio 19th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
RETAMA DEL ALJIBE 
(Echinospartum algibicum)

Una de las características de la Serranía de Ronda es el rico patrimonio vegetal que alberga. Uno de los grandes botánicos de la provincia de Málaga es Manuel Becerra, natural de Benaoján, muy recientemente en un interesante artículo publicado en mel diario Sur. Manuel Becerra, explica que “la abrupta orografía de la provincia y la enorme variabilidad climática y complicada historia geológica, hacen de Málaga una de las provincias más ricas en cuanto a biodiversidad florística”. Hasta el momento se conozen más de 2.000 taxones diferentes de plantas vasculares, muchos de ellos, exclusivos de Málaga. También hay especies que podemos catalogar como raras, según asegura Becerra, por distintos motivos.

En ese artículo ha seleccionado a siete de ellos como especialmente interesantes.
Otro de los endemismos malagueños más escasos y amenazados es esta especie de retama, RETAMA DEL ALJIBE  (Echinospartum algibicum) que puede llegar a alcanzar los dos metros de altura y presenta las flores amarillas, que curiosamente sólo se conoce de unos terrenos rocosos que no superan la hectárea de extensión situados en los alcornocales del término municipal de Montecorto, en la Serranía de Ronda.
Es la única localidad conocida a nivel mundial, la población está formada por poco más de 100 individuos y se encuentra gravemente amenazada por los incendios.


Hormigas de la especie Camponotus cruentatus cuidadando pulgones en flores de Retama del Aljibe.

Bibliografía.
http://www.diariosur.es

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA ALBARICOQUE

Andrés Rodríguez González Junio 15th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
ALBARICOQUE

Es esta misa página ya he publicado sobre tan interesante planta, describiendo el árbol y sus frutos pero el conocimiento avanza y cada día se descubren nuevas e interesantes propiedades de uno de los frutos más deliciosos al paladar y saludables para la alimentación: el Albaricoque o también llamados albérchigos, chabacanos o damascos. Son frutas que todos conocemos,  redondeadas con hueso, de piel lisa amarilla con una carne jugosa y dulce, de tamaño entre pequeño a mediano..
El albaricoque es una fruta cuyo consumo nos aporta beneficios nutricionales y son una fruta de temporada en primavera y verano.
El albaricoque tiene un contenido nutricional del que podemos resaltar sus vitaminas A, C, folato o B9, Niacina o B3, riboflavina o B2, tiamina o B1 y piridoxina o B6. De los minerales podemos destacar el potasio, fósforo, calcio, hierro, selenio y zinc. Los albaricoques contienen fibra, carbohidratos, agua, proteína vegetal y carecen de grasa en su composición.
Además de poder comer los albaricoques crudos en el desayuno, como postre o en la merienda, también podemos preparar mermelada casera de albaricoque, compotas, incluirlos en recetas dulces como pasteles y galletas caseras, añadirlos deshidratados al cous cous como hacen los marroquíes o fabricar orejones deshidratándolos al sol.
Podemos resumir sus muchas propiedades en diez:
1.- El albaricoque nos aporta antioxidantes que protegen nuestras células del ataque de los radicales libres y retrasan el envejecimiento.
2.- Es una fruta beneficiosa que nos ayuda a combatir la retención de líquidos debido al aporte de potasio, un mineral con acción diurética.
3.- Los albaricoques participan en la prevención de enfermedades degenerativas, cardiovasculares e incluso cáncer.
4.- Es una fruta excelente para las personas con hipertensión o tensión arterial alta.
5.- Los taninos del albaricoque poseen efecto antiinflamatorio.
6.- Los albaricoques están muy indicados en dietas de adelgazamiento para personas con obesidad o sobrepeso.
7.- Podemos contribuir al buen estado de nuestra piel y cabello consumiendo habitualmente albaricoque.
8.- El albaricoque favorece el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.
9.- La quercetina (un flavonoide) del albaricoque tiene acción antitrombótica, contribuyendo a la prevención de trombos.
10.- Los albaricoques cuidan la mucosa del tracto digestivo, siendo excelentes aliados en casos de problemas de estómago e intestino delgado.

El albaricoque es una fruta ideal durante todas las etapas de la vida: niñez, adolescencia, edad adulta, embarazadas y lactantes y deportistas.
Y no es cuestión de tamaño, esta pequeña fruta contiene muchos nutrientes en su interior. Por eso resulta muy necesaria cuando se trata de seguir dietas equilibradas.
Se pueden reunir sus múltiples propiedades para ayudanos a tratar de forma natural trastornos cutáneos, problemas estomacales, infecciones auditivas y otros problemas de salud. Recordar que el albaricoque es muy rico en hierro, cualidad que favorece la lucha contra la anemia. Asimismo contiene cobre, facilitando la absorción de hierro por el cuerpo. Si lo consumimos por tiempo prolongado, estaremos aumentando nuestra hemoglobina. Se recomienda especialmente a las mujeres con flujos menstruales muy intensos.
Al tener celulosa y pectina, esta fruta funciona a modo de laxante para combatir los constipados. La celulosa es una fibra soluble muy beneficiosa para promover los movimientos intestinales.
Se recomienda consumir diariamente antes de cualquier comida un albaricoque. Ello prepara al estómago para que los alimentos tengan una digestión favorable debido a su reacción alcalina que neutraliza los ácidos.
La fiebre puede disminuirse si ingerimos albaricoque. Es recomendable tomarlo licuado o mezclado con miel y agua mineral. Alivia la sed, limpia el sistema, baja la fiebre corporal y nutre el organismo con vitaminas y minerales que le servirán como defensa.
Se extrae un aceite de la semilla de albaricoque y es usado frecuentemente para masajes del cuerpo. Aplicado directamente en la piel, permite que esta se mantenga saludable y brillante, al tiempo que cura cualquier posible enfermedad como eczema, sarna o escozores.
También puede ser usado como desmaquillante natural.
Bibliografía
http://www.vix.com
http://www.ecoagricultor.com

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Estepa o jara blanca.

Andrés Rodríguez González Mayo 16th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Estepa o jara blanca. Cistus albidus

Una de las jaras más abundantes, quizás la que más, de la Serranía de Ronda.
Posee unas flores de grandes; vistosos y frágiles pétalos, arrugados, son los que anuncian la llegada de la primavera y el alargamiento de las horas de luz.
El nombre del género “Cistus”, procede del nombre griego que una vez latinizado se convierte en “cisthos”. También se puede realacionar con la palabra griega “Kiste”  que significa caja o cesta, por la forma de sus frutos. El nombre de la especie “albidus” así como el topónimo “jara blanca”, le viene dado por el vellosidad blanquecina que recubre sus hojas.
El nombre popular de “Jara”, viene del término árabe “Xara” que significa “matorral”.
El color de la flor tiene ligeras variaciones, suelen ser rosa palido pero algunas plantas tienen sus flores blancas.
La jara blanca,  tiene porte arbustivo pudiendo alcanzar de 1 m. a 1,5 m. de altura. Es una planta muy termófila, perteneciente al ámbito del mediterráneo occidental.  Es propia de matorrales seriales, compartiendo paisaje con romeros, coscojas, aliagas, lentiscos etc. Especialmente abundante en zonas repetidamente incendiadas. Vive en todo tipo de terrenos, pero especialmente calizos.

Sus hojas son suaves, rugosas y a nivel popular se han empleado, hojas y tallos como estropajo para limpiar las sartenes, cacerolas y platos y como sustituto del tabaco, secando sus hojas, moliéndolas y liándolas en forma de cigarrillos. También sus hojas empleadas en forma de infusión han servido para problemas digestivos y para aliviar afecciones bronquiales y resfriados, así como para desinfectar heridas.
En el norte de África, los árabes elaboran un té con sus hojas que emplean como aperitivo, es decir, para estimular el apetito, así como para tratar dolores digestivos y jaquecas.
Sus muy variados topónimos nos pueden recordar algunos de sus usos populares: hierba para fumar, quiebraollas, revientaollas, estepa blanca, estopa, jaguarzo blanco etc.
Es un arbusto de una gran belleza, muy interesante para introducir en el diseño de jardines mediterráneos con pocas necesidades de agua, es decir, jardines xerófitos. Se pueden recolectar sus semillas en otoño y tras un leve raspado con un papel de lija fina sembrarlas en sustrato o en suelo directo, es muy frecuente que germinen dando un arbusto muy rústico y resistente para el jardín. Aunque sus flores son muy efímeras, apenas duran un día, la disfrutaremos en flor desde marzo hasta junio según las zonas.

Bibliografía
http://www.etnobotanica.net

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Álamo negro.

Andrés Rodríguez González Mayo 10th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Álamo negro (Populus nigra)

El álamo negro  o chopo negro es un árbol de hoja perenne de la familia de las salicáceas (Familia salicaceae).
Crece muy rápido pudiendo llegar hasta los 35 m. y tiene el porte vertical, pero con los años se hace más irregular. El tronco a menudo presenta bultos suberosos. La corteza es oscura, agrietada con los años.
Poseé ramas ascendentes que nacen desde muy abajo y forman una copa espesa. Las hojas son alternas, anchas, triangulares o romboidales, acabadas en punta, con el borde aserrado y de color verde claro en las dos caras. Florece de marzo a abril, antes de la aparición de las hojas. Es dioico, las flores de cada sexo se dan en pies separados. Las flores son poco llamativas, nacen en amentos que cuelgan. El fruto es redondeado, con gran cantidad de semillas que son pequeñas, envueltas en una cubierta algodonosa que facilita su diseminación por el viento. Después de la floración los campos cercanos a las chopaledas suelen tener amplias “nevadas” algodonosa que pueden ser muy fastidiosas para personas alérgicas. En otoño las hojas adquieren un color amarillo muy vistoso.

Es un árbol que suele vivir a pleno sol o media sombra, es más rústico que el álamo blanco. Se desarrolla bien en todo tipo de suelos, húmedos y profundos,  pero siempre acostumbra a crecer cerca de cursos de agua.
No necesita especiales cuidados, suele cultivarse como árbol de pantalla o cortavientos. No es recomendable cultivarlo en pequeños jardines. No necesita poda en los árboles adultos pero es conveniente sanear la madera dañada para que no le afecten los hongos. Nunca se debe podar drásticamente aunque muchos jardineros lo hacen sobre todo en ciudades.
Se multiplica bien a partir de retoños enraizados, al comienzo de la primavera. Brota con abundancia desde la raíz.
Sus potentes y vigorosas raíces suelen dar problemas a las viviendas cercanas ya que afectan a desagües, pavimentos y cimientos
Existen numerosas variedades, entre las más conocidas está el Populus nigra Italica, así llamado el Chopo lombardo o álamo italiano que tiene hojas estrechas y porte columnar muy estilizado. Otro es el Populus deltoides de América del Norte de copa ancha, tronco amarillento y hojas grandes. El Populus lasiocarpa o chopo chino de grandes hojas. El Populus trichocarpa de América del Norte de porte estilizado y hojas redondeadas.

Bibliografía
www.eljardinbonito.es/

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Palmito (Chamaerops humilis L.)

Andrés Rodríguez González Mayo 10th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Palmito (Chamaerops humilis L.)

Planta de la familia de las palmeras (Arecáceas) considerada como única palmera silvestre europea. Su área de distribución geográfica es Ibero-norteafricana. Se distribuye por las regiones secas a lo largo de la costa mediterránea, desde Italia hacia el oeste, pero excluyendo a Francia. Es común en las costas mediterráneas de España, sobre todo en las de Andalucía, Murcía Comunidad Valenciana, Islas Baleares y el norte deMarruecos. En la provincia de Almería crece de forma natural en Cabo de Gata, donde es una de sus especies más características.
En la Serranía de Ronda se distribuye por zonas de fuerte insolación, orientadas al sur y que no haga mucho frío, son dignos de mención los palmitos del cañón de Las Buitreras convertidos en auténticos árboles al crecer en lugares inaccesibles. En los terrenos con palmitos suele existir otra planta acompañante, el esparto, que junto a otras casi siempre presentes como, lavanda, retama, siempreviva, zarzaparrilla y acebuche forman espesos matorrales presentes en colinas semiáridas, venteadas y soleadas, sobre todo tipo de suelos, incluso en los más pobres.
Es un Arbusto que a veces produce troncos de hasta 4 metros, pero normalmente es de talla baja, debido a la presión del ganado y del hombre.
Sus hojas presentan unas acanaladuras que le permiten encauzar el agua obtenida por condensación de la humedad ambiental hacia dentro de la planta. Son verdes y grandes, con forma de abanico o palma de la mano. Tienen unos 50 a 80 cm de diámetro, son palmeadas y divididas en numerosos foliolos grisáceos o verde azulados, duros y terminados en ápices bifurcados. Los peciolos están recorridos en toda su longitud por  espinas rectas de unos 2 o 3 cm de largo, de color amarillo.
Es una especie dioica, es decir, que tiene ejemplares masculinos y femeninos separados. Las inflorescencias, de entre 15 a 20 cm de largo, nacen al final de los troncos, entre las hojas. Flores amarillentas y frutos redondeados, pequeños, carnosos, con olor desagradable, de color verde inmaduros tornándose rojizos a negruzcos al madurar los cuales son ingeridos por mamíferos como el tejón, el zorro, el conejo y ungulados que, en ocasiones, actúan como dispersantes de sus semillas.  Florece en primavera y los frutos maduran a lo largo del otoño.
La planta tiene valor ornamental y comercial y se emplea en jardinería por su resistencia y rusticidad. Es muy empleada para jardines de rocalla por no alcanzar una gran altura como otras palmeras y para formar setos espinosos que impiden el paso. Se cultiva en invernaderos para la exportación. Su valor ecológico reside en la resistencia a la sequía.
Los cogollos centrales son comestibles. También se aprovechan las fibras de sus hojas para la fabricación de esteras, escobas y cuerdas. Planta que resiste muy bien el fuego.
Las fibras de las hojas se utilizan para elaborar esteras, escobas y cuerdas, también como relleno de tapicerías.

Bibliografía
www.inatura.es
Wikipedia

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Falsa acacia, robinia, robinia negra, acacia de flor blanca.

Andrés Rodríguez González Mayo 3rd, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Falsa acacia, robinia,  robinia negra, acacia de flor blanca Robinia pseudoacacia

Se denomina como falsa acacia porque no pertenece, al género “Acacia”.
Se trata de un árbol no autóctono que puede alcanzar entre 20 y 25 metros de altura, procede del Este de los Estados Unidos pero se ha introducido de tal manera que muchas personas creen que es originario de nuestras latitudes.
Bastante popular por sus vistosas flores blancas que son consumidas como golosina con el nombre de “pan y quesito”.
Es de la familia de las Leguminosas. Es un árbol de rápido crecimiento, de corteza gris y agrietada, que puede alcanzar los 25 m. Son árboles que pueden llegar a vivir unos 200 años.

Sus hojas son caducas, alternas y compuestas por 3-11 hojuelas, siempre en número impar y no dentados Estas son de margen entero, ovaladas o redondeadas, a menudo con el ápice escotado y con el haz de un verde algo azulado. En la base de la hoja completa se observan a veces dos espinas que se disponen a ambos lados del rabillo. Las flores salen al final de la primavera en racimos numerosos, blancos, aromáticos y colgantes. Los frutos son legumbres de 3-12 cm de largo por 1-1,5 cm de ancho, mates y más o menos aplanadas, que cuelgan al final de las ramas.
Se suele utilizar como árbol de jardinería y ornamental, también se ha usado mucho para poner en las aceras pero este uso no es adecuado ya que tiene tendencia a levantar el suelo. Como planta asilvestrada la podemos encontrar en taludes, bordes de caminos, cunetas, descampados y bosques frescos y húmedos. Crece desde el nivel del mar hasta los 1600 m y es indiferente al tipo de suelo. A menudo se observa en verano cómo muchos ejemplares son atacados por pulgones que chupan sus jugos y generan un líquido viscoso que salpica las inmediaciones.
En la Península su uso más habitual es como ornamental, por su rápido crecimiento y vistosa floración. En sus lugares de origen la madera se usó en pequeñas piezas como mangos y, donde era muy abundante, en estructuras de edificios.
Por otro lado, sus semillas son tóxicas y hay que tener cuidado de que no sean consumidas por el ganado. Una especie con la que a menudo se confunde es con la acacia del Japón (Sophora japonica L.), oriunda del este de Asia, que se diferencia por carecer de espinas, tener las hojuelas de punta aguda y las legumbres globosas y con estrechamientos.
El nombre de Robinia está dedicado al jardinero francés Jean Robin, que fue el primero en cultivar este árbol en Europa.

Son árboles muy resistentes al frío.

Bibliografia
http://www.arbolapp.es
http://arboles-con-alma.blogspot.com.es

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA DURILLO Viburnum tinus

Andrés Rodríguez González Abril 16th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

DURILLO Viburnum tinus

Es un arbusto perennifolio de tamaño medio, que puede alcanzar hasta los 3 metros de altura, con abundante floración y frutos decorativos. Es muy duro y resistente, de ahí le viene el nombre.

Es perfecto para cualquier tipo de jardín, ya sea como ejemplar aislado o formando parte de un parterre, como seto informal o como cortavientos y si queremos un jardín de fácil mantenimiento el Durillo es una planta ideal.
Sus hojas son de color verde oscuro, se mantiene igual todo el año.
Florece en otoño e invierno, cuando casi todas las plantas se toman un descanso. Sus flores, de color rosa en capullo, blancas cuando se abren, ligeramente fragantes, son muy abundantes y resistentes. Sus frutos que son del tipo “drupa”, son de color azul oscuro, casi negro, permanecen hasta la primavera y son también muy decorativas.
Se desarrolla bien en posición soleada pero también en semisombra e incluso en la sombra siempre que no sea muy profunda. Se adapta a cualquier tipo de suelo, incluso los alcalinos aunque los prefiere ligeramente ácidos. Solo pide que esté bien drenado y no se encharque. Es muy resistente a las heladas y los climas fríos. También se adapta a las zonas costeras. Soporta los vientos fuertes como pocos por lo que puede instalarse en los lugares más expuestos del jardín y servir de protección a otras plantas más delicadas.
Los cuidados que necesita son mínimos. Apenas unas labores de poda que son las siguientes: Al plantarlo, conviene podar todas las ramas por la mitad para provocar una brotación abundante y nueva. Repetiremos la misma operación al año siguiente. Después, la poda de mantenimiento será ligera. La llevaremos a cabo en primavera y consistirá en recortar las ramas demasiado altas que estropean la armonía de la copa y suprimir madera muerta o dañada o cabezuelas muertas.

Cuando adquiera un tamaño excesivo, podremos realizar una poda intensa, cortando a unos cuantos centímetros del suelo aunque sabiendo que luego puede tardar un par de años en volver a florecer.

Si queremos reproducirlo es fácil, plantaremos estacas de tallo semileñoso en verano.

Bibliografía

https://disfrutarconelhuertoyeljardin.blogspot.com.es

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: ÁRBOL DEL AMOR.

Andrés Rodríguez González Abril 9th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
ÁRBOL DEL AMOR, ÁRBOL DE JUDEA, ÁRBOL DE JUDAS, ALGARROBO LOCO
Cercis siliquastrum

Árbol de la familia Cesalpináceas. Oriundo del Mediterráneo oriental (Persia), fue introducido por los cruzados desde Israel al sur de Francia, aproximadamente en el año 1200. Después se difundió por todo el centro y sur de Europa. En España se ha encontrado asilvestrado en varios puntos de Valencia y Andalucía, aunque lo normal es verlo cultivado en jardines.
Es caducifolio, de forma irregular, que alcanza de 5 a 10m. de altura. Ramas de corteza lisa. En las más jóvenes toma una coloración rojiza. Es de forma bastante irregular, generalmente retorcido, corteza rugosa, de color pardo oscuro, casi negra en los ejemplares viejos.
Sus hojas son simples, de forma reniforme (acorazonada), que crecen alternativamente en las ramillas. Estípulas pequeñas, fácilmente caedizas. El periodo de foliación abarca desde el principio de primavera al principio del otoño.
Produce flores muy precoces, aparecen antes que las hojas y en gran cantidad, de color rosa. Aparecen agrupadas en ramillos sobre las ramas o a veces sobre el mismo tronco, tienen la forma amariposada típica de esta familia. Una vez secas permanecen en el árbol largo tiempo. Son hermafroditas, dotadas de estambres y pistilos. Florece en Abril o Mayo.
En forma legumbre colgante y aplastada, de 6-10 cm. de largo, color pardo rojiza, en su interior poseen de 10 a 14 semillas negruzcas. Maduran en otoño, permaneciendo durante el invierno en el árbol.
Alcanza su máximo desarrollo entre los 15 y 25 años. Es bastante indiferente respecto al suelo pero no gusta de heladas prolongadas. Resiste bien la sequía y el frío, así como la contaminación atmosférica de la ciudad. Necesita sol. Para su buen crecimiento necesita de poda. Se reproduce mediante semillas o por retoños basales; en este caso hay que transplantarlos pronto, pues no agarran cuando tienen cierta edad. Suelen florecer a partir del tercer año.
El nombre científico de este árbol deriva del griego “Cercis” (navecilla), aludiendo probablemente a la forma del fruto y de la flor; “siliquastrum” está formado por la voz latina “silique” (algarrobo) y el sufijo “astrum” (parecido imperfecto). El nombre castellano de “árbol del amor” se debe al color rosa de sus flores y a la forma acorazonada de sus hojas. También se le conoce como “árbol de Judea o de Judas” por su origen. Según cuenta la leyenda Judas Iscariote se suicidó ahorcándose en uno de ellos.

Su madera no es de buena calidad, pues se tuerce con facilidad y se descompone pronto a la interperie. Los frutos se utilizaron en medicina popular como astringentes. En algunos sitios se comen las flores tiernas en ensaladas y se escabechan en vinagre, sin embargo el principal uso de este árbol es el ornamental, debido a sus abundantísimas flores en primavera y a su bonito follaje, siempre en buen estado por no sufrir ataque de insectos.
Bibliografía
http://www.zoobotanicojerez.com

Next »