Archive for the 'Plantas y Árboles' Category

Plantas de la Serranía de Ronda: Rosal silvestre (Rosa canina)

Andrés Rodríguez González Mayo 22nd, 2014

Plantas de la Serranía de Ronda

Rosal silvestre (Rosa canina)

También llamado Rosal perruno, zarzarrosa, agavanzo .

El fruto, el escaramujo, es botánicamente conocido como “cinorrodón” (del griego que significa “rosal perruno”). El nombre científico le fue dado por la forma de sus puas o espinas, similar a los colmillos de los perros.

Es un arbusto espinoso de hoja caduca de la familia de las rosáceas, nativo de Europa, el noroeste de África y Asia occidental. Crece espontánea en laderas y matorrales de secano, aclarados y lindes de bosques y montes. Actualmente su distribución es muy amplia, ha sido introducido en América, Australia(sobre todo en Tasmania) y Nueva Zelanda.

Este arbusto mide hasta 3 m de altura, con tallos colgantes de color verde, cubiertos de espinas pequeñas, fuertes y curvas. Las hojas están compuestas de 5 a 7 folíolos dentados ovales. Hojas pinnadas y alternas.

Las flores son grandes, solitarias o agrupadas, son de color rosa pálido o blancas, de 4 a 6 cm de diámetro, con cinco pétalos, olorosas. Aparecen entre mayo y junio, dan otro nota de color a los montes en primavera. El fruto es ovoide de color rojo intenso, de tipo cinorrodón, de un tamaño entre 1,5 y 2 cm.

En España, exceptuando la línea costera de Canarias y algunas zonas puntuales de la costa andaluza y murciana con clima tropical, se encuentra en cualquier parte, desde el nivel del mar hasta los 1.500 m de altitud.

No tiene preferencia por suelos específicos; incluso prefiere zonas montañosas o semi-montañosas, como el sotobosque arbustivo de especies caducifolias y quejigares, pero también puede aparecer en otros bosques, setos, lados de caminos, etc., y hasta en áreas costeras, pues tolera bien la salinidad. Agradece los suelos bien drenados y húmedos, algo fértiles y con un pH neutro.

Sus necesidades de agua se sitúan en los 675-900 mm por año. Puede soportar temperaturas muy bajas, hasta de -23 °C (zona de rusticidad: 7 a 10).

Es una especie conocida desde la prehistoria, se han encontrado restos en  poblados lacustres

Con fines medicinales se emplean los frutos y las flores de esta planta.

Como principales propiedades del rosal silvestre, tenemos que es astringente, antiinflamatorio, cicatrizante, hemostático, antianémico, depurativo, diurético suave, laxante, antidiarreico, antiparasitario tanto en humanos como en animales, y antiescorbútico.

El fruto madura en otoño, destaca por su alto contenido de vitamina C, poseen cinco veces más de esta vitamina que el limón, también contiene carotenoides y flavonoides, se usa para hacer mermelada y té.  Se recolectan los frutos y se dejan secar en capas finas a una temperatura máxima de 35 grados, evitando la humedad, no se deben almacenar más de un año. En farmacia y perfumería es utilizada esta planta para dar sabor y corregir el aroma de unguetos, medicamentos y cremas cosméticas. Con la planta se prepara miel rosada o rodomiel.

Con el fruto se prepara un vino que es tónico y estimulante, para ello se añade a un litro de vino tinto de alta graduación, unos 100 gramos de frutos secos, se deja macerar durante 15 días, se filtra y se toma una o dos copas al día. Se puede preparar un antidiarreico y antiresfriados, para lo cual se hierve medio litro de agua con dos cucharadas pequeñas de frutos secos de rosal silvestre durante diez minutos, se filtra y se toma una o dos tazas al día. Y un último remedio, para preparar un vinagre cicatrizante y antiurticante se añade a medio litro de vinagre caliente un puñado de pétalos frescos, se tapa el frasco y se deja al sol durante 15 días, se filtra y se aplica en forma de compresa sobre la zona afectada.

Es abundante en zonas con matorrales y especialmente frecuente en las zonas bajas de las laderas del pinsapar de las tres Cañadas de Ronda, en la Sierra de Las Nieves. donde suele estar parasitado por muerdago. En época de nevadas presenta un especial atractivo resaltando el verde intenso del muerdago sobre el fondo blanco de la nieve.

Bibliografia

misremedios.com

www.natureduca.com

es.wikipedia.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Viborera. Viborera andaluza, viborera blanca

Andrés Rodríguez González Mayo 9th, 2014

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Viborera (Echium albicans). También llamada viborera andaluza y viborera blanca

Como todas las demás plantas boragináceas tienen las siguientes características: Son hierbas o arbustos de hojas alternas y a menudo cubiertas de pelos ásperos. En general las plantas de esta familia tienen propiedades mucilaginosas, ligeramente provocan el sudor, algunas son astringentes y un poco narcóticos.

La Viborera es una interesante planta de la familia de las Boragináceas. Es Endémica de Andalucía, botánicamente Provincia Bética, Sectores Rondeño y Nevadense.  Concretamente solo se encuentra en determinados lugares de  las provincias de Cádiz, Málaga y Granada. Siempre en Roquedos, pedregales y bordes de caminos, sobre rocas calizas, dolomías o areniscas. Característica de la Serranía de Ronda, Sierra Nevada y sierras de Tejada, Almijara y Huétor.  Siempre sobre suelos muy pobres y escasos, entre 1.000 y 2.500 m sobre el nivel del mar.

Echium es el nombre del género que deriva del griego “echium”, que significa “víbora”,  por la forma triangular de las semillas que recuerdan vagamente a la cabeza de una víbora. El nombre de la especie “albicans” es latino y significa “blancuzco”, que no es un blanco perfecto.

Es una planta perenne de pequeño tamaño, pude presentar un tallo de hasta 70 cm. de altura. Posee unas hojas basales pecioladas, estrechamente elípticas. Las flores son inconfundibles de color azul intenso. Tienen los pétalos soldados (unidos) lo que les proporciona una forma de tubo en el fondo del cual se almacena néctar, que hace que estas plantas sean muy visitadas por insectos. Florece y fructifica de Abril octubre.

Bibliografia

www.floravascular.com

saludbio.com

Un recorrido por las Orquídeas del P.N. Sierra de Grazalema

Andrés Rodríguez González Abril 20th, 2014

Un recorrido por las Orquídeas del P.N. Sierra de Grazalema

Uno de los días señalados de Semana Santa he realizado un corto y a vez agradable recorrido por los alrededores de Benaocaz, un pueblo incrustado en pleno Parque Natural de Grazalema. Queríamos conocer las orquídeas de este parque. Al menos las florecidas en esta primavera.

Se cumplió el objetivo gracias a que la ruta había sido perfectamente preparada por www.rutaalternativa.es. Puedo decir que fue un recorrido magnífico. Muy bien organizado y acompañados de Manolo Canto y Jesús F. Rodríguez, expertos conocedores del medio, pudimos disfrutar de un muy agradable paseo y de sus enseñanzas.

Recomiendo Ruta Alternativa para cualquiera que quiera conocer la naturaleza del Parque Natural de Grazalema.

Las orquídeas son la familia botánica más interesante tanto biológicamente como económicamente. Habitan en todo el planeta excepto desiertos de arena y Polos. Las tropicales son epifitas, es decir viven sobre otras plantas a las que utilizan como soporte, esas son las que se venden comercialmente. En zonas templadas son terrestres y de tamaño más reducido pero no de menor belleza. En Europa viven más de  350 especies, en la Península Ibérica sobre 150 especies y en el Parque Natural Sierra de Grazalema existen 35 especies. En los alrededores de Benaocaz, localizamos el Jueves Santo, 11 especies. Su diseño y colorido está totalmente adaptado a la reproducción, engañan a los insectos para atraerlos y una vez posados en las flores, recojan el polen que, inconscientemente, llevan a otra flor para ser fecundada.
A continuación voy a mostrar fotografías de las especies localizadas señalando su estrategia de atracción al insecto. -

1.- Ophrys lutea lutea.

Engaño visual, atrae a los abejorros con sus colores y forma.

2.- Ophrys lutea minor.

Una subespecie de la anterior con el mismo objetivo y diseño. Como su hermana, son las más abundantes de la Serranía de Ronda. -

3.- Ophrys speculum.

Practica también el engaño visual, atrae a escarabajos voladores y a abejorros. Cuando el sol le da en determinada posición refleja sus rayos pudiendo verse a gran distancia, por eso se le llama popularmente “Espejo de Venus”. -

4.- Ophrys bombiliflora.

Atrae a los insectos himenópteros  llamados “Bombus” por su gran parecido con ellos.

5.- Orchis langei (maculata).

Esta delicada y bella orquídea posee un espolón detrás que consigue engañar a los insectos ya que buscan la existencia de néctar en ese espolón (algo que si ocurre en otras muchas especies vegetales). En la mayoría de las orquídeas ese néctar no existe pero los insectos son engañados y penetran en el espolón llenándose de polen. Se ha descubierto que en el espolón existe más temperatura que en el exterior por lo que los insectos pasan las noches frescas de primavera en su interior. Otro recurso más para atraer insectos (Comunicación personal de Juan Ríos, excelente botánico de Arriate).

6.- Ophrys atlántica.

También utiliza la atracción visual. Existe una pequeña población de esta rara orquídea que se encuentra catalogada en la Lista Roja de las plantas de la península como “en peligro de extinción”. Manolo Canto y Jesús Rodríguez comentaron como han visto disminuir su número en los últimos años, de algunas docenas se ha pasado a solo encontrar ocho ejemplares.

7.- Orchis tenthredinifera.

Su parecido a determinados insectos hace que sea muy visitada.

8.- Ophrys olviensis.

Presenta una amplia variedad de colorido que va desde el blanco al azul claro pasando por rosa. La presencia de espolón nos indica que ofrece un cobijo a los insectos y que además los engaña ofreciendo un néctar que no tiene.

9.- Orchis morio.

Igual que la anterior presenta espolón, por lo tanto su atracción la realiza en un doble sentido, un cobijo y falso néctar.

10.- Hymantoglosum robertianum.

Puede alcanzar una altura de hasta 20 cms, coronada con un penacho de abundantes y bellas flores es sin duda la más llamativa y grande de las orquídeas de la península. En la zona floreció hace un tiempo y solo encontramos algunos ejemplares con flores ya pasadas.

11.- Aceras antropophorum.

Conocida popularmente como “la flor del hombre ahorcado” por la forma de sus flores, es de las pocas orquídeas que contiene una pequeña cantidad de néctar para atraer los insectos.

BIBLIOGRAFÍA:

Miniguía visual de orquídeas del P.N. Sierra de Grazalema. www.rutaalternativa.es

Guía de campo de las orquídeas silvestres de Andalucía. Manuel Becerra Parra y Estrella Robles Domínguez. Editorial La Serranía.

www.micogest.com

Más de Orquídeas de la Serranía de Ronda

Andrés Rodríguez González Abril 7th, 2014

El mundo de las Orquídeas es muy peculiar, no solo un mundo de belleza sin igual. Su reproducción, los polinizadores, su presencia efímera que a veces les hace desaparecer de su lugar habitual durante años y otras se mantienen en el mismo lugar parece desplazarse a corta distancia.

En cuanto a las especies, a veces aparecen ejemplares muy difíciles de clasificar como el caso que os muestro en la foto como Ophyrs sp., decir que es un híbrido sin hacer estudio serio, es una osadía por mi parte. Quizás sea una variedad hipocromática, es decir de colores tenues, una variedad de Ophrys speculum. En la zona donde me la mostró Vicente Astete, a orillas del río Guadalevin (el que forma el famoso Tajo de Ronda), además de O. speculum existe en abundancia O. lutea.

Plantas de la Serranía: Orquideas

Andrés Rodríguez González Abril 5th, 2014

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

ORQUIDEAS

Son, de todas las plantas, las más exóticas y ornamentales. Se consideran unas plantas muy evolucionadas. Son plantas herbaceas perennes, Angiospermas Monocotiledóneas, pertenecientes a la Familia Orquidáceas. Están tan extendidas en todo el mundo, unos 700 géneros y 25.000 especies repartidas por todo el planeta, siendo la más numerosa de todas las Fanerogamas.

Las orquídeas constituyen un grupo extremadamente diverso de plantas, que pueden tener desde unos pocos milímetros de longitud hasta constituir gigantescas agregaciones de varios cientos de kilogramos de peso o presentar longitudes de hasta 13 metros. Las flores de las orquídeas también varían en tamaño desde menos de 1 mm y difícilmente visibles a simple vista pasando por las grandes flores de 15 a 20 cm de diámetro en muchas especies hasta los 76 cm de las flores de otra de ellas. La fragancia de sus flores no es menos variable, desde el delicados aromas  hasta el repulsivos hedores.


La palabra Orquídea deriva de la palabra griega orkhis (όρχις) que significa testículos, por el parecido de los tubérculos de muchas orquídeas con dichos órganos.  Fueron conocidas y apreciadas por los seres humanos desde hace muchos años. Existen escritos chinos de 1.500 años de antigüedad donde se hace referencia a su cultivo. En la antigua Grecia se le atribuían propiedades curativas. Los aztecas utilizaban una orquídea, la vainilla, para enriquecer una bebida hecha a base de cacao, con la que obsequiaban a los guerreros

En la Península Ibérica hay unas 130 especies distribuidas en zonas boscosas y humedales, bordes de ríos y arroyos, en general zonas con cierta humedad.

Es una creencia falsa que sólo se encuentran distribuidas en selvas tropicales, especialmente en el continente americano. Las grandes orquídeas sí tienen sus principales hábitats en espacios tropicales, pero otras muchas, hasta llegar a 500 especies catalogadas, viven en Europa, en climas fríos y también templados.


Son plantas difíciles de clasificar, presentan gran diversidad entre poblaciones y a veces dan lugar a errores de identificación. Además se hibridan con facilidad con más de 100.000 híbridos conocidos, con lo que aumenta las dificultades

Entre las orquídeas se encuentran plantas terrestres, epifitas (que viven sobre otras plantas sin parasitarlas, solo como apoyo) y parasitas.  Las especies terrestres cuentan con un bulbo que tiene la función de órgano de reserva.

Tienen una gran capacidad de adaptación y pueden encontrarse desde regiones frías como Alaska, hasta en desiertos, donde no se encuentran en zonas polares y arenas de los desiertos.  Su capacidad de adaptación les ha permitido colonizar espacios situados en todas las altitudes, desde el nivel del mar hasta la cota de 3.000 metros.

Los tallos son rizomas en las especies terrestres. En las especies epífitas, en cambio, las hojas se hallan engrosadas en la base formando pseudobulbos que sirven para almacenar agua y nutrientes.

Las flores suelen aparecer en racimos, espigas terminales, solitarias o en las axilas de las hojas. Son hermafroditas. Hojas alternas y tallos muy variables.

Ninguna familia de plantas tiene una gama de flores tan variada. Las flores están altamente especializadas en relación a sus polinizadores. Son muy bien conocidas las variaciones estructurales que facilitan la polinización por una determinada especie de insecto, o de pájaro o incluso de murciélago.

En la gran mayoría de los géneros, las flores están formadas por tres piezas externas llamadas sépalos, dos laterales y uno dorsal, y tres elementos internos llamados pétalos, el inferior modificado en un labio o  labelo de tamaño mayor y color más intenso que los demás.  A partir de este esquema general existen todo tipo de adaptaciones y colores


Las orquídeas llevan sus flores de diversos modos. Aun dentro del mismo género, las diferentes especies pueden tener distintos modos de disponer las flores en inflorescencias, las cuales son indeterminadas y, a veces, reducidas a una única flor, terminal o axilar.

El fruto tiene forma de Capsula pero a veces puede ser una Baya.

Las semillas son diminutas y numerosas.

En la Serranía de Ronda tenemos preciosos ejemplares de Orquídeas, hasta tasl punto que empresas de Naturaleza como Micogest las estudian y fomentan su conocimiento a través de la organización de rutas fotográficas. Las magníficas fotos que ilustran este artículo son de Manuel Becerra Parra de la empresa Micogest, a quien agradezco la deferencia que ha tenido al cederlas para su publicación.


Problemas de Supervivencia de las Orquídeas. Un capítulo aparte merece la conservación de estas plantas tan interesantes y bellas. La germinación de las orquídeas es sumamente complicada interviniendo una gran cantidad de factores, tanto de suelo, como hongos, como climáticos, de temperatura…Por lo que carece de sentido intentar llevarse las plantas para cultivarlas en casa o en el jardín, ni arrancándolas con tierra lo conseguiríamos, las orquídeas que se muevan del suelo natural donde crecen están inevitablemente condenadas a la muerte. Otro de los factores que más negativos para la conservación de estas autenticas joyas  botánicas de la Serranía de Ronda, son la presencia cada vez más frecuente  de cerdos asilvestrados que devoran los bulbos y raíces, levantan el suelo y son los causantes de que en muchos lugares han desaparecido muchas de las orquídeas frecuentes años atrás. Y eso considerando un solo grupo de seres vivos que sufre las consecuencias de los que se puede considerar como una como una verdadera plaga por loe efectos tan negativos sobre la conservación medioambiental que ocasionan.

Debido a la acción depredadora de los cada vez más abundantes cerdos asilvestrados, según el experto Juan Ríos Pimentel, y considerando solo las especies de principios de primavera, las especies Ophrys speculum  Orquídea Abeja; Ophrys tentrendinifera Orquídea Avispa; Ophrys lutea Abejera amarilla y Orchys conica  Cónica, han visto disminuido de forma tan drástica el número de ejemplares que de frecuentes o relativamente frecuentes han pasado a ser extraordinariamente raras o incluso a no verse en los últimos años. Una disminución (y posiblemente perdida de algunas) que resulta especialmente dramática en zonas  bien conservadas como el Arroyo de la Ventilla, la Sierra de Las Nieves, Valle del Genal y Parque Natural Sierra de Grazalema y Libar.

BIBLIOGRAFIA

- Guía de campo de las orquídeas silvestres de Andalucía. Manuel Becerra Parra y Estrella Robles Domínguez. Editorial La Serranía. Colección Guías de naturaleza.

- Orquídeas de la Serranía de Ronda.  www.Mandrágora.com

- Orquídeas del sur de España - Foro de InfoJardín

www.infojardin.com

FLORA DE LA SERRANIA DE RONDA NARCISOS

Andrés Rodríguez González Marzo 28th, 2014

FLORA DE LA SERRANIA DE RONDA

NARCISOS

Narcissus es un género de la familia Amaryllidaceae originario de la cuenca mediterránea y Europa. Comprende numerosas especies denominadas popularmente como Bulbosas o Bulbos, la mayoría con floración primaveral, aunque hay algunas especies que florecen en el otoño.

Narciso es el nombre común en español para Narcissus. La mayoría de sus especies son nativas de la región mediterránea, pero unas cuantas especies se encuentran a lo largo de Ásia Central y China.

El nombre Narcisista procedede la mitología griega “Narkissos” hijo del dios “Cephissus” y de la ninfa “Leiriope” que se distinguía por su belleza. Según algunos investigadores, el nombre deriva de la palabra griega “narkào” , narcótico, se refiere al olor penetrante y embriagante de las flores de algunas especies, para otros especialistas la palabra deriva de un vocablo persa que se pronuncia Nargis, que indica planta embriagadora.

Los narcisos son plantas bulbosas, con hojas que nacen en la base de la planta. Las flores son en forma de umbela, solitarias, o en grupos,  poseen seis tépalos. Los  estambres son también seis. Los frutos son capsulas trilobuladas que contienen generalmente numerosas semillas. Sus flores se disponen con una espata membranosa de una sola bráctea. El Periantio tiene forma de tubo muy desarrollado. Corona normalmente bien desarrollada. Estambres insertos en el tubo del periantio o en la base de la corona.

Son muy frecuentes en esta época en la Serranía de Ronda, representados por numerosas especies de singular belleza. En las magníficas fotografías de Vicente Astete podemos apreciar algunos narcisos silvestres que compiten en belleza con los cultivados de la foto mía, narcisos de jardín.

Los Narcisos son unas de las plantas bulbosas más cultivadas en la primavera junto con los tulipanes. La cantidad de formas cultivadas han aumentado grandemente, con nuevas variaciones en los viveros de cultivo. Aunque conocidos desde tiempos remotos por los horticultores, fue a partir de la segunda mitad del siglo XIX cuando comenzó la selección y la producción masiva de naturales, cultivados e híbridos; el número de los producidos actualmente es prácticamente innumerable. En horticultura se clasifican en 11 grupos.

Los Narcisos encuentran multitud de aplicaciones en jardinería. Por ejemplo, naturalizando entre las grandes superficies de césped en los jardines, bien en grupos aislados o formando pequeños grupos junto a arbustos y plantados en rocallas. También se dan bien en grandes macetas de barro. Se plantan los bulbos en otoño y florecen a principios de primavera. Prefieren lugares soleados, pero también aguantan la semisombra. Los bulbos de tamaño grande deben enterrarse a unos 8-12 cm., mientras que los pequeños sólo se enterrarán 6-8 cm.. Se colocan los bulbos con la punta mirando hacia arriba o incluso con el ápice sobresaliendo ligeramente del sustrato de la maceta. En el jardín, es habitual plantar manchas pequeñas de 15 ó 20 unidades por metro cuadrado. Su cultivo es bastante sencillo. Lo más importante es que tenga un suelo con buen drenaje y con una cierta riqueza en materia orgánica. El exceso de agua no les conviene ya que produciría la pudrición de los bulbos.

Soportan bien el frío pero no aguantan el extremo por lo que no conviene sembrarlos al norte. Si se les planta en macetas, resguardarlos de las heladas fuertes en un sitio oscuro, fresco y seco. Cuando el tallo asome por encima de la tierra sácarlo para que les dé el sol, pero por la noche hay que volver a guardarlos si las temperaturas son muy bajas.

Feijoa (Acca sellowiana)

Andrés Rodríguez González Marzo 2nd, 2014

PLANTAS DE LA SERRANíA DE RONDA: FEIJOA.

Por sus usos beneficiosos le llaman “La Planta de la Eterna Juventud”.

Feijoa (Acca sellowiana), también denominada guayabo, guayaba o guayabo del Brasil, es una planta que podríamos considerar de Jardinería pero también Medicinal por las muchas propiedades que tiene y veremos más adelante.

En realidad es un Arbusto que suele ramificarse bastante hasta alcnazar unos cuatro metros de altura máxima. Es originario de la zona baja de Brasil y también abunda en Colombia, Uruguay, Bolivia y norte de Argentina, fue introducida al resto de países andinos a principios de este siglo. Su nombre lo debe al bótanico Otto Carl Berg, quien lo nombró así en honor de su colega español de la época colonial D. josé de Silva Feijo, director del Museo de Historia Natural de S. Sebastian mientras que el nombre sellowiana se lo otorgó el investigador alemán Friedrich Sellow, que exploro Brasil a mediados del siglo pasado

Tiene una corteza de color gris pálido, áspera o algo escamosa. Follaje persistente y ramillas rígidas. Posee hojas simples, opuestas, pecioladas, con pecíolos de 4 a 8 mm, ovoides o elípticas, verde oscuro y brillantes en el haz, blanquecinas en el envés, son muy características, presenta flores solitarias con cuatro sépalos y cuatro pétalos de color entre blanco y róseo, tiene numerosos estambres con anteras color amarillo o rojo muy llamativas. La polinización es llevada a cabo por pájaros y abejas. El fruto es tipo Baya oblonga del mtamaño de un huevo de gallina, verde oscuro en la madurez, con aromas agradables propios. La fructificación requiere clima fresco. La pulpa del fruto es carnosa, blancuzca o amarillenta y olorosa. En su interior puede haber más de cien semillas. Es comestible, rica en vitamina C y con ella se preparan bebidas, jaleas, helados y mermeladas.

Resiste el frío, aunque no por debajo de los doce grados bajo cero. Es sensible a las temperaturas muy elevadas y a la excesiva sequedad del aire. Puede mantenerse desde pleno sol a semisombra. En regiones en las que el invierno es muy frío se debe cultivar en macetas y resguardar del frío en un invernadero o llevar en el interior de la casa. No soporta el viento. Necesita suelos bien drenados. No soporta bien la poda, aunque se puede llevar a cabo. Sus consecuencias pueden ser el paro en la producción de fruta de hasta dos años.

Se propaga mediante semillas, pero la multiplicación por esqueje proporciona resultados rápidos. También por acodo en primavera.

Usualmente el fruto de la feijoa es utilizado como alimento y en bebidas, no obstante también presenta beneficios para tratamientos complementarios en el exceso de Colesterol debido a su alta concentración de pectinas, que contribuyen a bajar y estabilizar los niveles de colesterol y también para controlar la Hipertensión. La crema hecha con la pulpa de la fruta es un rejuvenecedor de la Piel, y también hidrata el Cabello . Es ideal para el crecimiento de los niños, puesto que en su cáscara posee altos contenidos de clorofila, siendo la única fruta-hortaliza con esta cualidad.

Es un formidable Tónico general del organismo. Se usa también para estabilizar el ciclo normal del sueño y disminuir el estrés. Se recomienda licuar 4 Feijoas, agregar  Miel de abejas y mezclar con un gramo de Jalea Real. También se le puede agregar una cucharadita de polen de abejas. Tomar por ciclos de 30 días realizando una pausa de 15 días.

En la Serranía de Ronda solo he visto un ejemplar de Feijoa, en los jardines de la Bodega de F. Schart.

Plantas de la Serranía de Ronda. Jabonera

Andrés Rodríguez González Febrero 13th, 2014

Plantas de la Serranía de Ronda: Jabonera

Saponaria, Jabonera, Hierba jabonera. Nombre científico Saponaria officinalis. Fue descrita por Linneo y publicado en Species Plantarum

El nombre genérico deriva del latín sapo (jabón), en alusión a las propiedades que tienen las raíces al contacto del agua y officinalis que significa “planta medicinal de venta en herbarios”

También le dan otros nombres como flor del jabón, hierba de bataneros, hierba de jabón, hierba de jaboneros, hierba de los bataneros, hierba de los jabones, hierba jabonera, hierba lanaria, jabonera, jabonera común, jabonera oficinal, palo de jabón, saponaria. Pertenece a la familia Caryophyllaceae, nativa de Europa central y meridional, se ha aclimatado en el sudoeste  Asia y Norteamérica, donde crece en taludes, riberas y bordes de los caminos.

Crece en lugares sin cultivar, bordes de caminos, siempre que conserven cierta frescura. También en riveras, bordes de ríos y arroyos. Necesita suelos profundos y arenosos. Luz suficiente pero no en exceso.

Es una planta perenne que puede alcanzar hasta medio metro o más de altura, con tallos ascendentes erectos, más ramificados hacia el final de la planta. Su raíz es en forma de rizoma. Tiene hojas desde forma oval lanceolada a lanceolada, pecioladas. Florece en verano, con flores normalmente blanca, aunque también puede ser rosada o amarillenta, compuesta por cinco pétalos.

Tradicionalmente ha sido muy usada:

-  En jardinería la saponaria es adecuada para formar orlas o pequeñas manchas. Riego regular, bastante frecuente. El terreno debe permanecer siempre fresco. Abonado: añadir al sustrato un fertilizante orgánico durante el otoño o invierno. Una vez haya acabado la floración, se recomienda una poda que ayude a regenerar la planta. Multiplicación: por semillas en primavera.

- La raíz machacada junto a las flores, mezclados y agitados con agua generan una gran cantidad de espuma, por lo que se ha usado para sustituir a jabón. El rizoma tiene saponina y en las hojas flavonoides y vitamina C.

- Con las hojas se prepara una infusión y con las raíces una decocción y extractos fluidos para los forunculos y las dermatitis. Tiene propiedades sudoríferas, depurativa, antigotosa, antirreumática, diurética.

- Actualmente se usa en la industria para la elaboración de jabones, dentífricos y polvos limpiadores, la industria farmaceútica hace uso de esta especie para preparar numerosas medicinas expectorantes y jarabes.

Efectos secundarios de la Saponaria

En dosis altas puede irritar las mucosas digestivas. Cuando se requiera su prescripción, puede prevenirse este efecto mezclando la Saponaria con otras hierbas como llantén, malvavisco o malva.

Toxicidad: muy tóxica. Debido a su toxicidad no es una planta muy usada. Si se usa en altas dosis puede generar hipersensibilidad, irritación de las mucosas digestivas y depresión de los centros nerviosos respiratorios y cardíacos.

Fórmula para hacer jabón liquido con Saponaria:

• 50 gramos de raíz de saponaria

• 1 cucharadita de hojas de salvia

• 1 cucharada de hojas de romero

• Unas gotitas de limón

• 1 litro de agua

¿Cómo elaborar el jabón líquido con Saponaria?

1. Coloca las hierbas en un recipiente.

2. Hierve el agua y vierte sobre las hojas y la raíz de saponaria.

3. Tapa y deja reposar 45 minutos.

4. Cuela y envasa en vidrio hermético.

Enjuaga o lava tu cabello con esta agua cuando te bañes dando un buen masaje en el cuero cabelludo con las yemas de los dedos.

En la Grecia antigua ya se hacía gran uso de esta planta por los médicos de la época.

Algunas especies de Saponaria son alimento para las larvas de algunas especies de mariposas, incluyendo la polilla.


La foto es de Juan Ríos

Plantas de la Serranía de Ronda: Mandragora

Andrés Rodríguez González Enero 22nd, 2014

Plantas de la Serranía de Ronda

Mandragora

De nombre científico Mandragora autumnalis. Es una planta fanerógama perteneciente a la familia de las Solanáceas, es pequeño tamaño y florece en otoño. La planta alcanza una altura de unos 30 cm, suele encontrarse en zonas sombrías y húmedas, donde no da mucho el sol. Pierde las hojas en verano, permaneciendo en estivación hasta las primeras lluvias del otoño. Este año meteorológico como no ha llovido en otoño, la mandragora ha salido más tarde, precisamente en enero.


Es peligroso cultivarla y poco aconsejable por ser muy peligrosa y toxica, si se come puede producir alucinaciones y hasta la muerte de aquél que la ingiriese. Como su pariente la Mandragora officinarum, tiene actividad a través de la piel, por lo que es poco prudente manipular las hojas, frutos y sobre todo raíces. Puede provocar mareos, dificultad para respirar y bradicardia simplemente al manejarla por lo que no la recomiendo ni como planta ornamental a pesar de la belleza de sus flores, sobre todo si tenemos niños o mascotas que puedan llevársela a la boca y producirse una catástrofe.

Tiene hojas anchas lanceoladas, con una superficie rugosa que forma una roseta basal,  con el borde ligeramente ondulado, tienen el mismo color del tallo que es de color verde oscuro. El fruto sale en otoño, tiene color amarillo o naranja, y aspecto similar a una manzana y exhala un olor fétido.

El tallo brota de una larga y gruesa raíz que llega a penetrar hasta un metro en el suelo. Precisamente la tendencia de la raíz a dividirse en dos bifurcaciones en forma de dos piernas le da a la planta arrancada un aspecto ligeramente de forma humana que en la antiguedad acrecentó su carácter mágico. Son raíces gruesas.


Las flores salen del centro de la planta a principios de otoño, son muy hermosas. Son flores hermafroditas y su corola suele ser blanquecina con tintes azulados, rosados o violáceos más o menos intensos que le dan un precioso color vivo azul-violeta. Sus órganos reproductores están formados por cinco estambres, dos de ellos más largos que los otros tres, con las anteras de un bonito color rosado y el polen blanquecino y un largo pistilo con el ovario en su base y en su extremo el estigma bilobado o trilobado de color amarillento. El cáliz es cilindrico con cinco sépalos soldados en un tubo en su parte basal y prolongados en cinco lóbulos más largos que el tubo. La corola es acampanada con cinco lóbulos en forma de pétalos soldados en su base.

Las semillas de mandrágora para germinar deben superar dos obstáculos, uno es un  “letargo externo”, causado por la impermeabilidad de la cutícula que recubre las semillas que impide la entrada de la humedad y la hidratación del embrión. Se supera con la estratificación de las semillas en tierra durante muchos meses, a veces hasta tres años,  por la acción de los hongos y bacterias del suelo que escarifican la cutícula y rompen su impermeabilidad. De manera artificial se puede superar el “letargo externo” de forma rápida sometiendo las semillas a la acción del ácido sulfúrico o la lejía durante varios minutos. Su acción corrosiva escarifica la cutícula y facilita la posterior hidratación del embrión. De forma más lenta y más natural se consigue lo mismo simplemente estratificando las semillas en tierra vegetal durante varios meses.  El segundo obstáculo es el “letargo interno” del embrión de la semilla que permanece “dormido” y sólo despierta después de soportar varios meses de frío intenso durante el invierno. De manera artificial se puede superar el letargo interno guardando las semillas en tierra vegetal húmeda dentro de un recipiente cerrado en el interior del frigorífico durante varios meses.

Superados los dos letargos, tanto en la naturaleza como de manera artificial, las semillas germinan en el siguiente otoño o bien en primavera, aunque a veces pueden tardar hasta tres años.

La Mandrágora fue muy usada en Europa como medicina y en brujeria. Sus raíces han sido usadas durante la historia en rituales mágicos, ya que sus bifurcaciones tienen cierto parecido a una figura humana; incluso hoy en día se usa en religiones paganas, como la Wicca.

Es muy rica en alcaloides atropínicos como la atropina y la escopolamina que la hacen muy tóxica y peligrosa. Dichos alcaloides utilizados por separado en bajas dosis son bien conocidos por la medicina moderna, pero en la antigüedad no era posible separarlos y sus efectos tóxicos se sumaban, llegando a causar la muerte a quien consumía sus hojas, frutos o raíces. Se sabe que la mandrágora se administraba en forma oral. Como contiene atropina, se comporta de manera similar a la belladona; en dosis bajas bloquea los receptores de la acetilcolina deprimiendo los impulsos de las terminales nerviosas; mientras que en dosis elevadas, provoca una estimulación antes de la depresión.

Ya en tiempos de Plinio el Viejo, hace unos 2.000 años, en la campaña militar de Roma contra los germanos, los cirujanos daban a mascar un trozo de raíz de mandrágora a los heridos para aturdirlos antes de operarles o amputarles un miembro, ya que tiene un fuerte efecto anestésico. En la Edad Media fué una de las plantas más utilizadas en brujería por sus efectos alucinógenos. Era uno de los componentes básicos del ungüento con el que las brujas se untaban sus genitales en los aquelarres, consiguiendo así un fuerte efecto afrodisíaco y delirante, llegando a creer que volaban y copulaban con Satanás. Ha sido protagonista de muchas leyendas y rituales. Los magos hacían con ella algo similar a una figura humana, tallaban una figura en sus raíces presionando la raíz a cierta altura para formar un supuesto cuello, y cortando todas las bifurcaciones excepto cuatro, que serían las extremidades.

La leyenda asegura que las raíces de mandrágora se transforman en hombrecitos de verdad, como pequeños duendes, y que se dedican a favorecer al dueño de la planta. No asegura la leyenda que todas las raíces de mandrágora tengan forma humana, algunas, sí y esas son las verdaderas plantas hechiceras. La leyenda dice que la planta con una raíz en forma de hombrecito, en el momento de arrancarla grita y que el grito mata a quien intenta arrancarla. El procedimiento para arrancarla y salvar la vida es el siguiente, se cava hondo alrededor de la raíz hasta ponerla al descubierto, se ata una cuerda a la raíz y el otro extremo se ata al cuello de un perro, a continuación se llama al perro desde cierta distancia y cuando el perro quiere acudir, tira de la planta y la arranca, la planta grita, y el perro muere.

Otra leyenda dice que crecía bajo los patíbulos donde caía el semen a veces eyaculado por los ahorcados durante las últimas convulsiones antes de la muerte o por erección y eyaculación postmorten.

Cuando juzgaron a Juana de Arco la acusaron de usar la planta porque pensaban que ese era el pecado de que oyera voces.

Era usada tanto en magia negra como en magia blanca, ya que es venenosa y curativa al mismo tiempo, según el uso que se le dé, pero repito  es peligroso tocarla, cultivarla y hasta manipularla.

Las fotos son de Juan Ríos y de Vicente Astete a quienes agradezco permitirme usarlas.

Plantas de la Serranía de Ronda: Falsa Parra

Andrés Rodríguez González Diciembre 17th, 2013

Falsa Parra, Parra Virgen.

Su nombre científico es Parthenocissus tricuspidata

Es una planta cultivada que tiene muchos nombres comunes o vulgares, además de los dos con los que he dado origen a este artículo, Parra de Virginia, Viña de Virginia, Parra del Japón, Ampelopsis, Hiedra japonesa, Enamoradas del muro y Vid de doncella.

Pertenece a la Familia botánica de las Vitáceas, como las vides. Procede de China y Japón.

Se trata de un arbusto trepador que puede llegar a una altura de hasta unos diez metros, su crecimiento es muy rápido por eso y el bello color rojo que toman sus hojas cuando van a caerse en otoño, es una planta muy utilizada para tapizar grandes muros, paredes y fachadas. Se cultivan muchas variedades algunas con otros tonos diferentes al rojo. No es exigente en cuanto a tipo de suelo, tampoco a clima, se cultiva tanto a sol como a la sombra, si bien la exposición al sol favorece la aparición de coloraciones vivas en otoño.

Posee unas hojas muy pecioladas, de formas bastante variables, desde algunas variedades que las hojas son casi enteras, redondeadas o acorazonadas, a dentadas o divididas, hasta formas con tres lóbulos. Sus flores son muy pequeñas pero con gran contenido en nectar. El fruto es achatado y de 6-8 mm de diámetro, de color azul oscuro. Posee unos zarcillos que terminan en ventosas que se agarran a las paredes por muy lisas que estas sean, por esa causa son muy trepadoras. También es muy resistente a las temperaturas, soporta fuertes heladas  de hasta  menos quince grados y calor fuerte en verano. En lo único que es exigente es que necesita un suelo bien drenado, por lo que si la vamos a cultivar en suelo arcilloso, es conveniente mezclarlo con arena gruesa o chinos. Necesita riego regular, más frecuente cuando la planta aún es joven y con escasas raíces.

Es conveniente abonar con materia orgánica, estiércol, compost, mantillo, en invierno y en primavera con fertilizante mineral.

Se puede podar sin problema pero no es conveniente dejar que los zarcillos alcancen los canalones del tejado o las tejas.

Se puede multiplicar por semillas plantadas en otoño o en primavera después de haberlas estratificado durante 2 meses a más o menos 4ºC. Más fácil es propagar por esquejes. Las estacas de madera tierna tomadas a fin del verano enraízan con facilidad bajo vidrio o plástico, al igual que lo hacen las estacas de madera dura (madera del año anterior) plantadas en primavera.

El problema de esta planta, además de ser necesario controlar su crecimiento es que puede enfermar por muchas causas, como Mildiu, un hongo que provoca manchas amarillas en el haz que después se tornan parduzcas en el envés, correspondiendo con ellas aparece un moho blanco si las condiciones de humedad son favorables. Cuando el ataque es intenso, las hojas pueden caer en gran número, se puede combatir con oxicloruro de cobre. Los tratamientos deben ser preventivos y en climas húmedos deberán repetirse para proteger el follaje. También puede enfermar de Manchas en las hojas, Oidio, Podredumbre de las raíces por Rizoctonia, Negrilla que aparece sobre la melaza que excretan las Cochinillas, por lo tanto se debe controlar las Cochinillas. La pulguilla de la vid Haltica ammpelophaga ataca también a la Parra virgen y puede tratarse. Mosquito verde. Diversos pulgones pueden invadir las hojas,  y ácaros como la Araña roja.

La foto ha sido gentilmente cedida por Isabel Martín.

« Prev - Next »