Archive for the 'Plantas y Árboles' Category

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA ZUMAQUE. Rhus coriaria

Andrés Rodríguez González Octubre 13th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
ZUMAQUE.  Rhus coriaria
Pertenece a la familia de las Anacardiaceae a la que pertenece conocidas plantas como el pistacho, el mango o más cercanas como el lentisco y la cornicabra.
Es un arbusto caducifolio, circunmediterráneo llegando también hasta Canarias, posiblemente fue extendido por los árabes desde el siglo X como cultivo para uso curtiente y tintura debido a su gran concentración de taninos
Destaca por los virajes de color rojo de sus frutos y hojas que se dan en el otoño lo que ha hecho que se utilice también como especie ornamental.
Su nombre derivaría del romano y griego Rhus que sugiere proceder del griego rhous o del celta rhuud, rojo de sus hojas o frutos.
Esta planta medicinal alcanza un tamaño de 1 a 2 metros, posee ramas finas y las hojas están recubiertas por finas vellosidades.
El fruto es una baya de color rojo muy intenso así como las hojas. Esta planta es usada desde la antigüedad como especie y para curtir las pieles pero también tiene cualidades medicinales relevantes. Es condimentario por sus frutos en la cocina turca o siria para adobar carnes. Las flores, hojas, frutos y raíces son las partes que poseen los principios activos, gracias a ellos tiene propiedades astringentes, antidiarreico, antifúngico, antihemorrágico, antiséptico y es tonicante. Esta planta también se ha usado eficaz tratar afecciones como hemorroides, diarreas, escorbuto, gonorrea y disentería. Se puede preparar una decocción con 15 gramos de planta seca en un litro de agua, que debe hervir por 5 minutos. Luego se deja enfriar y filtra para luego beberlo. Solo se pueden tomar dos tazas al día. La corteza en polvo se lo usa para heridas infectadas y ulceras en la piel ya que ayuda a curar este tipo de problemas. Es importante solo utilizar esta planta para remedios caseros con autorización médica para que aconseje su uso así como prescriba la dosis correcta para evitar contraindicaciones e intoxicaciones por contener componentes tóxicos. Algunos de los síntomas de envenenamiento con esta planta son delirios, vértigo, lesiones en el sistema renal y gastrointestinal y en casos graves puede ser mortal. No es recomendable su uso en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, niños y personas con enfermedades crónicas.
Las hojas al contacto con la piel generan reacciones alérgicas como sarpullido también en dosis altas resulta ser toxico por lo que se lo debe usar con precaución para evitar efectos adversas. Solo se debe manipular esta planta con guantes para prevenir alergias de contacto.

Pero más importante que su uso medicinal es su utilización como tintura. Actualmente se observa en las cercanías de pueblos y pequeñas ciudades de la Península Ibérica donde las tenerías tuvieron cierta importancia. En Ronda se observa en el camino de la Virgen de La Cabeza y zonas cercanas. En Andalucía , destacaron Baeza, y Priego de Córdoba que en el siglo XVIII llegó a tener una floreciente industria del curtido que exigía el zumaque cultivado en su término y en otras localidades vecinas. Todavía la gente mayor relatan que esta planta estuvo asociada al cultivo del olivar de montaña y su recolección suponía un considerable suplemento para la renta familiar. Aunque su extensión se fue reduciendo , debido a su gran potencial colonizador y resistencia ha ido ocupando terrenos incultos, cunetas, bordes de caminos e incluso canteras abandonadas.
Desde mediados del siglo XIX el cromo que es un elemento más barato pero más nocivo, pasó a sustituir al zumaque. Recientemente y debido a la más estricta legislación ambiental y de salud que impone la CE para el cromo, se están llevando a cabo investigaciones para su recuperación como curtiente natural y cultivo en zonas deprimidas. Como es el caso del Life que en 1998 se iniciaba en Hellín , Albacete, promovido desde la universidad de Castilla la Mancha. Podría ser muy interesante recuperar su cultivo en zonas de la Serranía donde hubiera suelos de poca calidad y barbechos.

BIBLIOGRAFÍA
www.tusplantasmedicinales.com/
multiplantas.com/
https://dialnet.unirioja.es/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA CYCA. Cycas revoluta

Andrés Rodríguez González Octubre 12th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
CYCA. Cycas revoluta
Las cycas son unas reliquias vivientes. Son del grupo de las gimnospermas plantas con semilla de las más primitivas que tenemos en la actualidad. Con más de 300 millones de años de existencia, aparecieron antes que los dinosaurios. Las cycas fueron una de sus principales fuentes de alimentación. A lo largo de los períodos Triásico y Jurásico constituyeron el 20% de la vegetación. En la actualidad, ya no son tan abundantes ni diversas. Entre las cycas encontradas en forma de fósiles, hay diecinueve especies ya extintas, además de los once géneros que se conservan actualmente.
Por su aspecto, las cycas nos recuerdan a las palmeras y helechos, de echo se las confunde con ellos frecuentemente. Son plantas muy longevas, en el Royal Botanic Garden de Kew (Inglaterra), hay un ejemplar de más de 220 años.
La polinización de las cycas, no es llevada a cabo por el viento, por estudios realizados se sabe que apenas hay polen de cycas en el aire, son las interacciones con otros seres vivos las que intervienen en la polinización y en la dispersión de sus semillas; así como también, en la adquisición de nutrientes nitrogenados. Tal vez los escarabajos y en concreto, algunas especies de gorgojos y sobre todo las abejas las que pueden contribuir en forma notoria en la difusión del polen.
Tienen sexos separados, hay cycas machos y cycas hembras. Las cycas macho producen su polen en una enorme estructura cónica, que se desarrolla en el centro de una corona de hojas rígidas, parecidas a la de las palmeras, cuando el polen ya está listo para su distribución, elevan la temperatura de su cono central en más de dos grados; algunas, en vez de elevar su temperatura, producen un olor fuerte y desagradable. La elevación de temperatura atrae a los gorgojos, que aterrizan en el cono dándose un banquete con el polen derramado, quedando su cuerpo cubierto del mismo durante el proceso. Luego, echan a volar hacía otras cycas en busca de más alimento, llevando el polen de la primera encima a la segunda. Es la polinización.
Las semillas de las cycas son bastante grandes, y normalmente tienen colores llamativos: rojo, púrpura y amarillos. Estas semillas coloreadas se presentan en los conos maduros de las cycas, los órganos fructíferos nacen separados unos de otros, los colores vivos atraen a los pájaros y a una gran variedad de mamíferos, que se ocupan de dispersar las semillas.
Las cycas crecen en un rango amplio de climas tropicales y subtropicales. Si bien su presencia no es tan significativa en la actualidad; en lo que aún sí destacan, es en su tamaño. En la actualidad podemos encontrar cycas de forma silvestre en casi todos los continentes, excepto en Europa y Antártida. Sin embargo, sus hábitats se ven restringidos solo a ciertas áreas, en los trópicos y subtrópicos. Muchas cycas crecen en exteriores, aunque siempre en jardines y zonas protegidas del frío.
Hoy en día, solo un puñado de cycas subsiste, y muchas se enfrentan a una posible extinción en estado silvestre. La razón por la cual, las cycas se ven amenazadas, es que viven en hábitats en peligro, como los bosques tropicales. Además, las cycas tienen un crecimiento muy lento, y su reproducción es poco frecuente y exitosa. Igualmente, los coleccionistas sin escrúpulos son un peligro latente para su conservación.
Algunas especies de cycas silvestres se han extinguido recientemente. De todas formas tienen a su favor, en las que quedan, el atractivo de sus hojas y su porte en general. Lo que ha convertido a las cycas en ejemplares codiciados, para parques públicos y jardines particulares; convirtiéndose estos en un refugio para ellas. Programas de reproducción de distintas especies de cycas, llevados acabo por diversos institutos, luchan por su conservación. Es difícil, debido a la necesidad de mantener presente la variedad genética, en las poblaciones naturales. En la actualidad, existen cinco géneros de cycas amparados por una Ley Internacional, que prohíbe su recolección en sus hábitats naturales, tanto de semillas como de ejemplares completos; así como la comercialización de los mismos.
La Cyca Revoluta es nativa de Japón, su nombre común es “Sago Palm”. Su importancia se debe, no solo al interés como planta ornamental de interior y exterior; sino también, como sobreviviente de una época en la que desaparecieron muchas especies tanto animales como vegetales. Por eso, hoy muchos estudios se orientan hacia las cycas, para conocer como realizan la fotosíntesis, el intercambio gaseoso, etc… y es que pueden darnos claves, y encaminar diversos estudios de ingeniería genética, orientados a aumentar la resistencia y adaptabilidad de las especies en condiciones ambientales adversas; en lo que las cycas han demostrado, ser unas especialistas.
A pesar de todo, de la edad o el tamaño, la cyca revoluta es una de las plantas más fáciles de cultivar, en interiores o exteriores, por expertos o aficionados. Se adaptan a un amplio rango de temperaturas (entre -11 y 42°C), admite pleno sol o sombra. Es capaz de prosperar con buenos cuidados.
La propagación de las cycas, mayormente es por semilla, aunque también puede hacerse por hijuelos. Escisiones en el tronco han estimulado la formación de bulbos. Los hijuelos se pueden recolectar a principios de la primavera, se dejan secar por varios días, se mojan en agua con polvos enraizantes, y posteriormente se plantan. Se deben plantar en tierra bien drenada. Se deja secar la tierra casi totalmente antes de regar; y así, hasta que emitan sus primeras raíces.

Observese la diferencia de tamaño entre una cycas de Canarias y una cultivada en Ronda, además de los años de diferencia la rondeña nunca pasará de ser un pequeño matorral de apenas un metro de altura, mientra que la canaria gracias al clima llega a tener una altura y porte considerable.

Bibliografía
cycas.rocks/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: MANDRÁGORA.

Andrés Rodríguez González Octubre 10th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
MANDRÁGORA, la planta mágica

Su nombre científico es Mandragora  autumnalis. Es la planta de la magia y las brujas europeas más importante y conocida, con más leyendas, supersticiones y usos en la magia que ninguna otra, en torno a ella se han tejido historias fantásticas y de muerte. Al igual que la belladona, produce efectos narcóticos y alucinatorios y, por ello, los clásicos la utilizaron en medicina, los germanos la usaban en brujería, los romanos para elaborar filtros mágicos y en el medievo fue la planta de rituales de brujería más utilizada.
Actualmente no se usa, pues es extremadamente tóxica
La Mandrágora es una planta solanácea, que como todas las de esa familia en mayor o menor grado posee determinadas sustancias químicas que en algunas plantas no son peligrosas pero en otras de la misma familia se pueden convertir en una droga o incluso provocar la muerte de quien las usa.
Esta planta crece en los bosques y lugares más bien umbríos aunque la planta de la que se han obtenido las fotos estaba en una zona despejada, de fuerte insolación pero con presencia de agua a pocos metros. Esta planta posee flores rojas, blancas o azules, tiene grandes hojas y frutos semejantes a una diminuta manzana. Muy característico es su gruesa raíz bifurcada en forma de figura humana. Es originaria de los países mediterráneos.
La raíz contiene un alcaloide, “mandragorina”, de propiedades similares a la atropina, narcótico y antiespasmódico, en la antigüedad se le atribuían cualidades maravillosas.
Sus mitos y leyendas son muchísimos, voy a citar algunos.
La raíz de la madrágora tiene una forma algo parecida al cuerpo humano, por ello se aceptaba que, cuando alguien tenía una dolencia en cualquier parte del cuerpo, el trozo de mandrágora que hay que aplicar a esa zona corporal correspondía al trozo de mandrágora equivalente.
Entre las historias y supersticiones acerca de esta planta, se dice que, quien arranca, aún de forma involuntaria, una raíz de mandrágora corre el serio peligro de quedarse ciego o morir. Si alguien la arranca por voluntad propia, ha de volver al lugar de donde la ha arrancado y, como compensación, dejar allí un trozo de pan, algo de sal y una moneda.
Curaba la languidez, la jaqueca y los dolores de cuello. Hildegardo de Bigen detalló sus virtudes en el siglo XII: tomada con vino, la mandragora ahuyenta la melancolía del alma y reanima a quien sufre náuseas. Y Pierus Valerian, nacido en 1477, decía que esta raíz humana da un humo al arder cuya fuerza está entre el veneno y el sueño.
La mandrágora, protege contra el enemigo, cualquier enfermedad,  contra robos, incendios y catástrofes. Favorece la serenidad del espíritu, exorciza los estados melancólicos y constituye una garantía para que los negocios funcionen de acuerdo con las expectativas. Como procedimiento de adivinación, permite conocer la intimidad de las personas y desvelar lo que a uno le va a ocurrir.

Se decía que sus virtudes maravillosas procedían del hecho de ser el producto vivo de donde salió Adán, el primer elemento vital de la humanidad, de los animales y de las plantas. Viejas leyendas afirman que son precisas ciertas precauciones para recoger la mandragora en la tierra: escoger el día propicio, que podía ser el viernes, o día de Venus, o el sabbat, es decir, el sábado. Unos aconsejaban la oscuridad de la noche y otros el alba. Otros, los primeros días de septiembre. Escogido el momento, se rodeaba la planta de un triple círculo mágico y se grababa en su corteza la triple señal de la cruz. Un perro negro entrenado para hurgar la tierra ayudaba a arrancar la raíz atándola a su cuerpo. Corría en pos de su amo llevando consigo la planta entera, que lanzaba gemidos de niño herido. A continuación era sacrificado el perro a las divinidades subterráneas y se enterraba en el mismo agujero de donde salió la raíz. Una vez arrancada, era preciso bañarla, alimentarla con leche o vino, vestirla de rojo y blanco para ahuyentar a las potencias demoníacas que quisieran apoderarse de ella. Después era conservada en un armario bien protegido o en una caja en cuya tapa se hubiera dibujado una horca, un ahorcado y una planta, porque era creencia generalizada que la mandragora crecía bajo los ahorcados y su esperma la generaba.
Una raíz de mandrágora entera, colocada sobre la chimenea del hogar, dará a la casa protección, fertilidad y prosperidad. La mandrágora también se cuelga del cabecero de la cama para que dé protección durante el sueño; si se lleva consigo atrae el amor y evita contraer enfermedades.
La sensibilidad de la mandrágora obliga a que cuando ésta vaya a ser recogida con el objeto de ser convertida en talismán, el recolector ha de ser una persona moralmente intachable y presentarse con un aspecto impecable, es decir, aseado y con indumentaria de fiesta.
Para “activar” una raíz de mandrágora seca (es decir, para despertar sus poderes), se ponía en algún lugar prominente de la casa y se dejaba allí durante trés días después se metía en agua templada y se dejaba toda la noche en ella, a la mañana siguiente, la raíz queda “activada” y podía ser empleada en cualquier acto de magia. El agua dentro de la que estuvo inmersa la raíz se puede esparcir por las ventanas y las puertas de la casa para protegerla, o sobre personas para purificarlas.
La mandrágora también ha servido durante largo tiempo como muñeco (fetiche) en la magia de imágenes, pero su escasez y elevado costo normalmente obligan al mago y al brujo a buscar sustitutos; entre otras se han empleado raíces de fresno, manzanas, raíz de nuez y manzana  americana.
Se dice que el dinero colocado junto a una raíz de mandrágora (sobre todo las monedas de plata) se duplica, y que el perfume de la mandrágora produce sueño.  Donde haya una mandrágora no pueden habitar los malos espíritus, por eso esta raíz se usa en exorcismos.

Pero todo esto no son sino tonterías y hoy día sabemos que son las potentes sustancias químicas que posee esta planta las responsables de la “magia” que se encerraba en su raíz durante tantos siglos.

Bibliografía

wiccasolitario.mex.
http://www.hechizos.us/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Membrillo Cydonia oblonga

Andrés Rodríguez González Octubre 6th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Membrillo Cydonia oblonga

Es un árbol de tamaño pequeño a mediano, originario de la región del Cáucaso, en el sudoeste cálido de Asia (Irán, Turquía).
Es un frutal emparentado con el manzano y el peral. Su fruto, llamado asimismo membrillo, es de color amarillo-dorado brillante cuando está maduro, con forma de pera, de 7 a 12 cm de largo y de 6 a 9 cm de ancho; su pulpa es dura y muy aromática. Los frutos inmaduros son verdes, con una densa pilosidad de color gris claro, que va perdiendo antes de madurar. Sus hojas están dispuestas de forma alterna; son simples, de 6 a 11 cm de largo, con una superficie densamente poblada de finos pelos blancos. Las flores, que surgen en la primavera después de las hojas, son blancas o rosas, con cinco pétalos
El fruto se clasifica como climatérico, puede conservarse después de la cosecha hasta los dos e incluso tres meses después. Las condiciones óptimas de conservación son 0 °C y una humedad relativa próxima a 90 %.
El membrillo es demasiado duro, astringente y agrio de sabor por lo que no es usual comerlo crudo, a menos que sea escarchado, es decir preparándolo de modo que el azúcar cristalice. Se usa para hacer mermelada, compota y pudin, o puede pelarse para posteriormente asarlo. Su fuerte aroma hace que sea un complemento para añadir en pequeñas cantidades al pastel de manzana y a la mermelada, para potenciar el sabor. Se puede también producir vino de fruta del zumo estrujado de membrillos, una especialidad en países como Alemania y Polonia.
En España, hay regiones del archipiélago canario donde se suaviza su sabor sumergiéndolo previamente en agua de mar, de modo que éste resulte más apto al paladar; también es popular en toda España cocer el membrillo con azúcar a partes iguales, resultando la tradicional y afamada “carne de membrillo” o “dulce de membrillo” que se consume a menudo con nueces o acompañado de queso.
¿Cómo hacer rápido dulce de membrillo?
Ingredientes
-     500 g de membrillos cortados en cuartos, 500 g de azúcar, 15 g de pectina (suprimible) y el zumo de un limón
Se limpia con un paño la piel de los membrillos para quitarles los pelillos de la superficie. Seguidamente, y según gustos y la variedad de la fruta, los pelamos o los dejamos con la piel, después los cortamos en cuartos y les quitamos con el cuchillo el corazón. Seguidamente los picamos en trozos pequeños para que cuezan más rápido. Pesamos 500 gramos y los ponemos en un olla de fondo grueso con 400 gramos de azúcar. Los 100 gramos restantes los mezclamos con la pectina. Reservamos.
Ponemos a cocer durante quince minutos a fuego medio los membrillos con el azúcar manteniendo el hervor. Cuando pase el tiempo añadimos el azúcar con la pectina, cocemos hasta que vuelva hervir, le añadimos el zumo de limón y mantenemos la cocción durante tres minutos más. Trituramos bien con una batidora de mano y volcamos en un recipiente hermético. Dejamos gelificar y pasamos al frigorífico. Se pueden añadir trozos de nueces cuando los dejamos gelificar.

Plantas de la Serranía de Ronda: Azufaifo. Jinjolero.

Andrés Rodríguez González Octubre 4th, 2016

Azufaifo. Jinjolero.
Su nombre científico es Zizyphus jujuba.
Es un arbolito de pequeño tamaño originario de China pero cultivado en las zonas templadas del Mediterráneo desde los tiempos de los romanos.
Plinio relata que fue introducido en Roma desde Siria en tiempos de Augusto. El origen del nombre es muy curioso, mientras que el nombre vulgar “Azufaifo” parece ser de raíces árabes, el científico del género “Zizyphus”, lo relacionan con una derivación griega del nombre oriental “Asafifa”. Según Desfontaines este árbol y no el Almez es el verdadero Lotos de los antiguos, que dio origen a los Lotógagos, un pueblo del norte de África.
Pertenece a la familia Rhamnaceas, plantas leñosas de tipo arbustivo, con pinchos, a veces trepadoras, sus flores son muy pequeñas y los frutos en forma de “Drupa”. De esta familia son también otras plantas abundantes en la Serranía como el Espino Negro y el Sanguino. Algunas son medicinales, otras se han usado industrialmente.
Del mismo género y muy relacionado con el Azufaifo está el “Arto” propio de zonas semidesérticas Mediterráneas, en España, de forma natural, se da en zonas cálidas de Almería y Murcia, se distingue bien, el Arto es más pinchudo y su fruto es menos sabroso que el Azufaifo. En estas provincias se suele injertar el Azufaifo sobre pies de Arto resultando una planta vigorosa y de frutos muy apreciados.
En la Serranía el Azufaifo es frecuente encontrarlo en las antiguas huertas, a veces asilvestrado en riberas de arroyos y acequias, como continuamente salen brotes de su base no es planta que se pierda fácilmente. Se reproduce con facilidad a partir de esos renuevos, se consiguen ejemplares nuevos ya que la semilla es muy difícil que germine, lo usual en la Serranía era sacar los arbolitos futuros de esos pequeños brotes.
Los frutos son ricos en mucílago, por lo tanto tienen propiedades laxantes y se han usado también como pectorales. Maduran al final del verano, pasan de un color verde claro a un intenso rojo, son de pequeño tamaño, la semilla está situada centralmente.

Se usa frecuentemente como planta de jardín por sus hojas de intenso color verde y la presencia de los pequeños frutos, de muy agradable sabor. Es de hoja caduca, perdiéndola con los primeros fríos del otoño.
Existen unos magníficos ejemplares en algunos jardines por la zona de la carretera de Campillos. También en zonas donde haya habido huertas.

Es una de esas plantas que ya no está de moda como la higuera. Antiguamente toda casa de campo con huerta tenía uno o varios Azufaifos. Una lástima que se pierdan estás plantas que forman parte de nuestra historia.
A raíz de publicar en octubre de 2.008 una entrada sobre el Azufaifo recibi un comentario de Pedro Granado que me comunicaba que aunque el azufaifo parece relegarse históricamente al sur y sureste de la Península, más Levante y Cataluña, existe aislado desde hace siglos en el corazón de las dos Castillas concretamente en el Valle del Tiétar, en la cara sur de Gredos. En esta zona, principalmente en el pueblo de Pedro Bernardo (Ávila), existe desde hace siglos, y su fruto se consume típicamente en las fiestas del Santísismo Cristo dela Vera Cruz, a medidados de septiembre. Se pueden observar varios árboles de azufaifo de hasta 10 metros de altura, y troncos cuyo diámetro puede llegar a los 70 cm. de diámetro, con lo que podemos hacernos una idea de la antigüedad de estos, teniendo en cuenta el lentísimo crecimiento de su madera. Los más antíguos han sobrevivido gracias a que estaban en huertas del casco urbano, detrás de las casas, y no han sucumbido a incendios, talas ni abandonos. A la gente le resulta curioso que el azufaifo se dé tan bien en esta zona, al sur de la Sierra abulense de Gredos, pero lo cierto es que hay que acercarse hasta aquí para vé el azufaifo creciendo entre castaños, robles y avellanos y constatar su altísima capacidad de adaptación al clima, que en esta zona castiga en invierno con generosos abundantes.

Bibliografía.
Guía del Incafo de los Árboles y arbustos de la Península Ibérica. Gines López González.  886 páginas. Madrid 1982

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Hinojo de sangre (Foeniculum sanguineum)

Andrés Rodríguez González Septiembre 16th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Hinojo de sangre (Foeniculum sanguineum)

Especie muy interesante y nueva para la ciencia. Enrique Triano y Antonio J. Pujadas son quienes tienen el honor del descubrimiento científico, que llega cuando publican un artículo dándola a conocer en la revista Acta Botánica Malacitana 40. 71 – 88 en el año 2015. En la publicación también intervienen J. Anaya, M. Grande, C. Raposo, P. Torres y P. Hernández. Esta especie era conocida desde hace un tiempo por Juan Ríos que la había localizado en los alrededores de Ronda y en el Arroyo de La Ventilla.
Las fotos que acompañan han sido realizadas por Gonzalo Astete y la identificación la ha realizado Manuel Becerra Parra, para ambos mi agradecimiento, a uno por permitir usar las fotos y al otro por la identificación.
Es una especie de hinojo exclusiva, al parecer, del soroeste de España y Marruecos.
Se diferencia fácilmente del hinojo normal (Foeniculum vulgare) que es muy usado en la zona para aderezo de aceitunas, por tener los pétalos de las flores rojos y el polen rosado, en fresco. Es una especie diploide tiene 22 cromosomas. Contiene aceites esenciales en los que coincide con el hinojo vulgar pero también tiene otros peculiares suyos. Además los análisis genéticos realizados han demostrado que es una especie nueva.
El Holotipo, en la Ciencia, es el ejemplar o ejemplares que sirven al autor para realizar la descripción de la especie nueva. Pues bien el holotipo de esta nueva especie de hinojo fueron unos ejemplares recogidos por Triano y Pujadas en Benamahoma en 2.016.

Es una especie mucho menos abundante que el hinojo vulgar que está presente en la Serranía de Ronda en muchísimos lugares.  Pero cada vez son más naturalistas los que localizan esta especie ya que los ejemplares fotografiados estaban en un camino muy frecuentado situado en las proximidades de Ronda.

Bibliografía
www.biolveg.uma.es/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Lentisco. Almácigo, charneca.

Andrés Rodríguez González Septiembre 8th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Lentisco. Almácigo, charneca. Pistacia lentiscus

Planta perteneciente a la familia de lasa Anacardiáceas. Esta familia incluye unas 600 especies, que abarcan géneros tan apreciados como el Mango, los Pistachos y las Nueces de Merey. Son frecuentes las especies ricas en taninos, muy usados para curtir cueros, otras son productoras de resinas y esencias para producir lacas y barnices. Suelen ser plantas leñosas con hojas alternas o pinnado compuestas. Flores regulares de pequeño tamaño en forma de drupa.
El lentisco es un arbusto de 1 a 2 metros de altura pero que puede crecer hasta los seis o siete cuando se hace viejo.  Sus ramas tienen corteza grisácea, que en las jóvenes tiene color verdoso o rojizo. Al herir esas ramas desprenden un olor aromático característico a resina. Sus hojas se mantienen todo el año. Tiene flores unisexuales, pequeñas dispuestas en cortas espigas en las axilas de las hojas. Existen plantas masculinas y plantas femeninas. Florece de marzo a mayo según los climas, los frutos maduran en otoño. Resiste mal las fuertes heladas, por lo que en la Serranía de Ronda se da en zonas de solanas donde no haga mucho frío.

Forma parte de los matorrales tipo mediterráneo que a veces forman espesuras considerables.
El nombre de Pistacea era usado por los romanos para designar el árbol de los Pistachos (Pistacea vera), traido a Roma en tiempos de Tiberio, Pompeyo lo introdujo en España. El nombre es de origen persa (Pistake).
Se utiliza toda da la planta, especialmente las ramas, hojas y corteza. Ha tenido muchos usos. La madera es dura y se pulimenta bien. Es un buen combustible. Las hojas del lentisco tienen propiedades expectorantes, también se emplean para fortalecer los dientes y las encías. Se utiliza industrialmente en la fabricación de barnices. Masticando los frutos perfuma el aliento. Posee también propiedades expectorantes, y se suministra especialmente a los niños aunque su prescripción es de competencia médica. Las hojas y tallos tiernos del lentisco se les considera en Cataluña como aperitivos desde tiempos remotos. Los frutos del lentisco proporcionan aceite de lentisco, que los payeses de Baleares utilizaban para el alumbrado. El principal uso es la obtención de una harina aromática denominada Almáciga o Mastique, que se extrae en Asia Menor sangrando la planta mediante incisiones en el tronco; se usa e la industria de barnices, en odontología, para masilla de los vidrieros, para pefumar el aliento y fortalecer las encías. Pero a pesar de la abundancia de esta planta en la Península, nunca se ha empleado para la obtención de esta resina, al menos en escala apreciable.

Las hojas del lentisco proporcionan más del 11 % de tanino y otras materias astringentes, Una materia colorante, la miricetina y pequeñas cantidades de esencia de lentisco, con pinemo y probablemente, otros terpenos y sesquiterpenos.
Una receta simple para abrir el apetito es echar una ramita de lentisco, con algunas hojas , en un vaso de agua. Al cabo de un rato, se puede tomar la mitad a la hora del almuerzo y el resto a la noche.
Dioscórides da una receta para confortar el estómago y cortar las diarreas a base de mezclar 10.350 gramos de mosto y 5.750 gramos de ramas granadas de lentisco bien chafadas en un mortero, se ponían a hervir juntos hasta que el mosto menguase a una tercera parte o la mitad. Después se colaba y se guardaba. El líquido resultante era de gran eficacia en los casos antes citados.

Bibliografía
La guía del Incafo de los Árboles y Arbustos de la Península Ibérica. Gines López González. 1.982
multiplantas.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Estramonio. Trompeta del diablo.

Andrés Rodríguez González Septiembre 1st, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Estramonio. Trompeta del diablo. Burladora, chamico, revientavacas, hierba hedionda, higuera del infierno.

Datura stramonio

Es una planta del grupo de las Solanáceas, caracterizada por ser especialmente muy tóxica. Puede ser mortal, es muy aconsejable no usarla para nada. Aunque la datura o estramonio tiene posibles aplicaciones medicinales, es poco recomendable su uso casero por los venenos que contiene. Es una planta de bella estampa con flores muy llamativas, cada vez se extiende por más lugares hasta el punto que se puede considerar como cosmopolita.
De todas las partes de este vegetal, las semillas son las más tóxicas, más de treinta pueden constituir una dosis letal. Contiene varios alcaloides peligrosos como hiosciamina, escopolamina y atropina. La actividad de estos alcaloides produce un delirio alucinatorio incontrolable de numerosas horas, y en muchos casos la muerte, puesto que es la más venenosa de todas las solanáceas, peligrosa  también en sus usos mágicos y chamanes, aunque ha sido empleada para prácticas adivinatorias desde la antigüedad.

A partir de Datura stramonium el químico alemán Albert Ladenburg aisló en 1881 la escopolamina. Muy pequeñas cantidades bastan para inducir una intoxicación grave o mortal y la ingestión de cuatro o cinco gramos de hojas basta para matar a un niño. Como echo histórico se cita un caso de intoxicación colectiva ocurrido en Jamestown (Estados Unidos) en 1616, cuando con ocasión de una rebelión el capitán John Smith dio a sus soldados una ensalada que contenía unas pocas hojas de Estramonio. Hace pocos años su uso como droga por parte de unos jóvenes en las cercanías de Madrid ocasiono una intoxicación colectiva y la muerte de algunos de ellos. En caso de envenenamiento, conviene hospitalización de urgencia y le será practicado un tratamiento a base de lavado de estómago, sedación, inyección de benzodiacepinas y rehidratación intensa.

Las hojas se usan en altares, los chamanes la fumaban junto con el tabaco para entrar en “trance”. Evidencias arqueológicas  indican su presencia en contextos funerarios en el períodos antiguos.
Aunque puede tener uso medicinal nunca debe ingerirse, siempre su uso será externo, como las hojas previamente hervidas junto con malva y marrubio que curan las hemorroides, para esto se dan baños de vapor lo más calientes que se tolere tres veces al día o, se amasan las hojas con cebo y pomadas calientes y se aplican en el ano, también han sido usadass como antiinflamatorias de la matriz, para el reuma, para el dolor de cintura y espalda, dolor muscular, pero siempre su uso será externo. Para las várices se aplican con barro en la zona afectada.
Se está estudiando su uso en tratamientos del síndrome de Parkinson.

Bibliografía
www.taringa.net

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Sabina, sabino, sabina rastrera.

Andrés Rodríguez González Agosto 28th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Sabina. Sabina real, sabino, sabina terrera, sabina chaparra, sabina rastrera. Juniperus sabina
Conífera de la familia de las Cupresáceas. La misma que el ciprés y la tuja. Carlos Linneo reservó el nombre de sabina, con que los romanos designaban a ésta y parecidas especies, para esta planta, quizá por ser la más utilizada como medicinal.
El empleo de la sabina emenagoga (para provocar y regular la menstruación) y abortiva, en medicina popular, se remonta a los griegos; debe sus propiedades a un alcohol contenido en su esencia, el sabinol, pero su acción es tan violenta, que puede provocar la muerte. Mata las lombrices intestinales. Esta misma esencia sirve, en uso externo, para quitar verrugas, pues tiene propiedades cáusticas y vesicantes. Por consiguiente, no debe utilizarse ningún producto obtenido de esta planta en ningun caso sin previa prescripción facultativa. Según Quert en su  “Flora española “, la corteza y el leño de la sabina promueven los menstruos con tanta violencia que, algunas veces es suficiente ponerle  en el calentador, cuando se calienta la cama,  y con el humo que se queda entre las sábanas basta para excitar aquella evacuación, y puede arrancar el feto de la madre.
Es un arbusto leñoso de poca altura, achaparrado, que raramente supera el metro en España,  crece más en anchura que en altura aunque si se poda y da forma puede transformarse en un árbol de tres o cuatro metros de altura. Siempre está verde, su tronco es grueso, la corteza de color pardorojizo o cenicienta, que se desprende en placas, ramas extendidas y retorcidas con hojas muy cortas, en forma de escama, imbricadas unas en otras, como la del ciprés, dispuestas en cuatro hileras, con un poco de forma de quilla y con una glándula ovalada resinosa en el dorso, desprendiendo un olor penetrante y desagradable al machacarlas. La glándula del dorso de la hoja, a veces sale al exterior el contenido y brilla, o bien, resorbido o evaporado, deja una depresión en la hoja. Fruto redondo, pequeño, negro azulado con unas tres semillas de color cuero.
A veces existen plantas que producen flores masculinas y femeninas pero más frecuentemente que estén en pies distintos, es decir que existan plantas que son sabina macho y sabinas hembra. Florece a partir del mes de septiembre y hasta la primavera, madurando en el otoño o la primavera siguiente.
La sabina se encuentra en el centro  y sur de Europa, así como en el norte  de Asia. Esta planta soporta perfectamente los climas más rigurosos desde los fríos y húmedos de las regiones nórdicas  o montañosas, hasta los secos y cálidos  del Mediterráneo. En España aparece desde la Cordillera Cantábrica hasta Sierra Nevada. Se encuentra en las provincias de Almería, Asturias, Cantabria, Castellón, Cuenca, Gerona, Granada, Guadalajara, Huesca, Jaén, Lérida, León, Navarra, Palencia, Soria, Teruel, Valencia y Zaragoza. Rebasa ampliamente los 2000 metros de altitud. En Andalucía es frecuente. En la Serranía de Ronda se encuentra ampliamente distribuida, tanto en zonas de altitud y montaña como otras más bajas, como las cercanías del embalse de Zahara. En zonas montañosas como la Sierra de Las Nieves convive con el Enebro.

Existe una curiosa leyenda de como el enebro se transforma en sabina. Según la leyenda, los zorzales durante los fríos días de invierno y en especial después de las nevadas, ante la escasez de alimento se comen los brotes tiernos del enebro, entonces en el interior de la planta se producen una serie de cambios que transforman las nuevas ramas y hojas propias del enebro en las de sabina, con el paso del tiempo, estas ramas jóvenes de sabina van cogiendo fuerza y secan a las de enebro, convirtiéndose de esta manera la mata de enebro en una sabina. Pero esta no es la única leyenda sobre esta curiosa modificación. Hay quien cuenta que la transformación se produce cuando el zorzal que comió el fruto de la sabina deposita un excremento en un enebro. Es en este lugar donde se produce la reacción química que transforman las nuevas ramas y hojas propias del enebro en las de sabina. En realidad ambas especies son del género Juniperus y en sus primeras fases de crecimiento las hojas de las dos especies son aciculares y prácticamente idénticas. Conforme se va desarrollando la planta, en las sabinas empiezan a crecer las hojas definitivas escuamiformes, mientras que en los enebros continúan creciendo esas hojas aciculares pinchosas características. Por tanto, las sabinas agrupan a las especies de hojas definitivas como las del cipres  y los enebros a las de hojas definitivas en forma de aguja.
Se multiplica normalmente con estaquilla, en el periodo otoñal.

Bibliografía
multiplantas.com/
petreraldia.com/
wikipedia

Plantas de la Serranía de Ronda Fresno. Fraxinus angustifolia.

Andrés Rodríguez González Agosto 11th, 2016

Plantas de la Serranía de Ronda
Fresno. Fraxinus angustifolia.

Especie perteneciente a la familia de las oleáceas, junto al olivo, el aligustre y el jazmín. Todos muy productivos para los humanos. Del olivo obtenemos aceituna, el aligustre y el jazmín son importantes como plantas ornamentales y el fresno se ha utilizado mucho por su madera.
Es un árbol caducifolio que es originario de Europa. Este árbol tiene un tamaño mediano ya que alcanza una altura de entre 8 a 12 metros y en algunos ejemplares llegan a más de 30 metros.  También se usa como árbol urbano ya que da mucha sombra y se adapta bien a las ciudades.
Este fresno se desarrolla bien en climas templados pero es bastante resistente al frio y al viento, pero no tolera el calor intenso y los climas muy secos. El tronco es recto y duro con forma cilíndrica, da mucha sombra por eso es usado en arbolado público y en jardines o parques. Las hojas son lanceoladas en color verde oscuro.  Con el borde aserrado. Su disposición en las ramas es en forma imparipinnadas, en paralelo excepto la última que es terminal. Las ramas son finas y junto a las hojas forman una copa redondeada. Las flores son muy simples y pequeñas, tienen forma de filamentos que cuelgan, no tienen pétalos y su color es blanco. Las flores no son muy llamativas.  En el invierno las hojas se ponen de color amarillo y luego las pierde en unos pocos días.

Los frutos del fresno son alargados y se los denomina “de tipo sámara” donde está la única semilla que posee.  Estos árboles pueden vivir hasta los 80 a 100 años si se los cuida y se le otorgan las condiciones naturales que necesita. Los fresnos son bastante sanos y resistentes pero pueden sufrir algunas  plagas sobre todo de hongos.
El fresno es un árbol muy útil ya que se usa su madera como combustible, para fabricar muebles, productos deportivos y para mangos de herramientas. Su madera es elástica, resistente y fácil de trabajar. También sus hojas y corteza tienen cualidades medicinales importantes.  También sus hojas sehan usado como alimento para el ganado por lo que muchos presentan grandes talas.
En general se suelen plantar en las aceras de las calles y también en los jardines por ser de bello porte y fácil de cuidar.  Este árbol en la antigüedad era considerado para varias culturas un árbol sagrado que atraía la fortuna y evitaba las desgracias.

Bibliografia
www.fresno.com.es/

« Prev - Next »