Archive for the 'Plantas y Árboles' Category

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Jopo (Orobanche spp.)

Andrés Rodríguez González Diciembre 25th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Jopo (Orobanche spp.)
Planta de la familia de las Orobanchaceae. Orobanche, es un género con unas 120 especies aceptadas de plantas parásitas.
Son plantas parásitas que no posee clorofila, por tanto, no puede sintetizar sus propios alimentos y parasita a otros vegetales. Las plantas pequeñas unen sus raíces a las de las plantas parasitadas próximas para tomar el agua y los nutrientes.
Vivaz o anual  de una altura entre 15-30 cm. Suele crecer mejor a sol o semisombra, en suelos pedregosos, secos o frescos pero que estén bien drenado; puede ser pobre en nutrientes
La planta está formada de pequeñas hojas escuamiformes, alternas, lanceoladas, en la base de un tallo cubierto de pelos glandulosos. Florecen hacia final de primavera o principios de verano; espiga terminal formada por flores tubulares, con 2 labios lobados, pubescentes. Su color es blanco azulado o crema con venas azul violáceo; la base de la corola, ensanchada, es clara. Su multiplicación es mediante la producción de muchísimas semillas, tiene pequeños frutos esféricos contienen multitud de semillas diminutas.
En los cultivos agrícolas parasitan a ciertas plantas como habas, girasol de pipa, zanahoria, etc., causando graves problemas en muchos casos. En jardines se evita la infestación tronchando los tallos antes de que tiren las semillas.
Existen numerosas especies, cada una de ellas parasita un tipo determinado de planta. Algunas especies parasitan únicamente a una determinada especie de planta, tal como Orobanche hederae, que lo hace con la hiedra (Hedera helix); estas especies se denominan a menudo según la planta a la que parasitan. Otras pueden parasitar varios géneros, tales como Orobanche minor, que parasita tréboles (Trifolium) y otras leguminosas.

Orobanche ramosa es nativa de Europa central y suroccidental pero se encuentra naturalizada en muchos otros lugares, se la considera como la mayor amenaza para las cosechas en algunas zonas. Algunas plantas que pueden ser parasitadas son: tomate, berenjena, patata, repollo, cóleos, pimientos, girasol, apio y guisantes. En las zonas muy infectadas pueden causar una pérdida total de la cosecha.
Son plantas pequeñas, con un porte de 10 a 60 centímetros de altura, dependiendo de la especie. Se reconocen fácilmente por sus vástagos coloreados de amarillo paja que carecen totalmente de clorofila, teniendo sus flores forma de lengua de dragón, amarillos, blancas o azules, según la especie. Los tallos de la flor son escamosos, con un ápice denso, de 10 a 20 flores en la mayoría de las especies, aunque tienen una sola en O. uniflora. Las hojas se distribuyen en escalera, son simples y de forma triangular. Las semillas son diminutas, de color marrón oscuro que ennegrecen con la edad. Estas plantas florecen generalmente desde finales de invierno hasta finales de primavera. Cuando no lo hacen, no hay ninguna parte de estas plantas visible sobre la superficie del suelo.
Crece esencialmente en el hemisferio norte templado; menos representado in América central y este y norte de África; unas 25 especies en China.

Bibliografía
fichas.infojardin.com
Wikipedia

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Cardo mariano

Andrés Rodríguez González Diciembre 21st, 2016

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Cardo mariano Silybum marianum.

Una de las plantas que más nombres populares recibe. Cardo borriquero, cardo alcachofero cardo alpistero, cardo blanco, cardo borde, cardo borrico, cardo borricuno, cardo borriqueño , cardo burral, cardo burrero, cardo burreño, cardo cabrero, cardo capotero, cardo capotudo, cardo de María, cardo de Santa María, son sólo algunos de los nombres populares que le dan. Es una planta herbácea anual o bienal, de tallo simple o ramificado hacía el ápice, que puede alcanzar 3,5 m de altura. Dichos tallos son de sección más o menos circular, no alados y con costillas longitudinales, foliosos sobre todo en la base, y con un denso indumento blanquecino araneoso. Las hojas pueden medir hasta 40 por 12 cm y son pecioladas o sentadas; las basales más o menos pecioladas, pinnatipartidas en 4-6 pares de lóbulos con márgenes con grandes espinas amarillas de hasta de hasta 1,5 cms, y de haz verde brillante con un retículo blanquecino; las superiores, similares pero sésiles y más pequeñas. Los capítulos son terminales y solitarios con pedúnculos tomentosos tienen el involucro ovoide, sin pelos con 5-7 series de brácteas mayores hacia dentro pero con las medias mayores que las internas; las externas y medias tienen base oblonga, muy ensanchada en un apéndice 15-50 mm, ovado y con margen dentado-espinoso en su base. El cardo mariano es una especie nativa de los países ribereños del Mediterráneo y Asia hasta India y Siberia; naturalizada en el resto del mundo y también cultivada en Hungría, Argentina, Venezuela, Ecuador y China. Crece en bordes de cultivos, caminos y carreteras, baldíos, etc…, en suelos muy nitrificados, desde el nivel del mar hasta 1300 m de altitud. Florece de abril a agosto. La especie fue creada y descrita primero por Carlos Linneo como Carduus marianus en Species Plantarum. Atribuido luego al género Silybum por Joseph Gaertner y publicado en De Fructibus et Seminibus Plantarum. Etimologicamente  Silybum procede del Latín Silybum. Y marianum es un epíteto que viene de María. Hace referencia a la Virgen María, ya que hay una leyenda medieval sobre esta planta que dice que ella utilizó las grandes hojas de un cardo para ocultar a Jesús de los soldados de Herodes. Al momento de escapar, de su pecho cayeron algunas gotas de leche, que han perdurado para siempre en esta especie para recordar aquel señalado día. Este cardo quedó, entonces, bendecido y lleno de virtudes. Es por ello que en la medicina medieval se recomendaban esta planta a las puérperas y nodrizas, a fin de aumentar la secreción de leche. Por eso su nombre en muchos idiomas se refiere a la leche y a María.

Se hibrida ocasionalmente con Silybum eburneum, la otra, y única, especie aceptada del género. Uso medicinal, aunque no existen estudios con metodología y rigor científico que avalen los beneficios para la salud humana descritos aquí. Las semillas del cardo mariano se han venido usando desde hace siglos con fines medicinales. De ellas se obtienen sustancias como la silimarina, que se usa en afecciones crónicas del hígado y la vesícula biliar; la silibinina que se usa en casos de intoxicación por ingestión de amanitas (por ejemplo la Amanita phalloides o la Amanita muscaria). Otras sustancias de interés medicinal presentes en las semillas son la silydianina y la silychristina. Otros beneficios atribuidos al cardo mariano son que interviene favorablemente en casos de piedras en riñones y vesícula, baja el azúcar en sangre, ser el más potente hepatoprotector conocido con acción sobre cirrosis, hepatitis, hígado graso, envenenamiento hepático. Protege también las células de los riñones en caso de insuficiencia renal.Tiene propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladores. Impide el daño hepático y renal provocado por ciertos medicamentos antivirales, analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios. Tiene acción antioxidante en tejidos grasos. Induce la apoptosis en células cancerosas. Rebaja los niveles de colesterol.Reduce la insulinoresistencia en pacientes con diabetes de tipo 2 que también padecen cirrosis. Podría tener aplicaciones en la prevención del cáncer. Se usa para tratar complicaciones en pacientes de sida. El cardo mariano también se usa en multitud de productos que aseguran reducir los efectos de la resaca. Se usa como complejo vitamínico especialmente para aumentar la producción de leche en mujeres tras el parto. Pero insisto en que no existen estudios con metodología y rigor científico que avalen los beneficios para la salud humana citados. La planta puede contener altas concentraciones de nitrato de potasio, lo cual es potencialmente peligroso para el ganado rumiante, en el estómago del cual la flora bacteriana lo transforma en nitrito que se combina con la hemoglobina, produciendo anoxia y fracaso circulatorio periférico.

Bibliografía Wikipedia

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Agracejo

Andrés Rodríguez González Diciembre 9th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Agracejo
Berberis vulgaris

Es una planta de porte arbustivo perteneciente a la familia de las berberidáceas. Se desarrolla en terrenos calizos abiertos entre los 300 y los 800 metros sobre el nivel del mar de Europa central y meridional, Asia occidental y norte de África. En la Sierra de Las Nieves se puede encontrar a mayor altitud, hasta los 1.000 metros.
El Agracejo es un arbusto con tallos leñosos y erectos que pueden llegar a alcanzar hasta 3 metros de altura. La corteza de los tallos más jóvenes tiene un color púrpura a pajizo mientras que los tallos más viejos son grises. La epidermis de los tallos está densamente ocupada por poderosas espinas simples o trifurcadas con una espina central de mayor tamaño, hasta 35 mm de longitud. Posee hojas más o menos elípticas, sésiles o pecioladas y con el margen entero o espinuloso. Las flores se agrupan en racimos que tienden a caer de las puntas de las ramas. Cada una de las 3 a 25 flores del racimo tiene entre 4 y 6 mm de diámetro. Poseen sépalos ovales y pétalos amarillentos de hasta 4,5 mm de longitud. El periodo de floración del agracejo es entre abril y junio. Posterior a la floración suelen dar frutos en abundancias, los cuales son bayas de color rojo y 1 centímetro de longitud, estos frutos son comestibles y tienen un sabor ligeramente ácido. Los frutos son unas bayas de color rojo a negro azulado de entre 5 y 9 mm de longitud y entre 3 y 4,5 mm de anchura productoras de semillas fusiformes de entre 4,5 y 6,5 mm de longitud.
Se desarrolla comúnmente en los espinares, bosques aclarados y pastos semi-áridos en terrenos calcáreos situados entre los 300 y 800 metros sobre el nivel del mar de Europa central y meridional, Asia occidental y norte de África. También se ha naturalizado en los Estados Unidos. Es relativamente frecuente en la Sierra de las Nieves donde en otoño da un toque de color amarillo dorado muy bonito cuando está a punto de que se le caigan las hojas. Entre sus ramas con pinchos se desarrollan bien los pinsapos jóvenes que logran, al instalarse entre las puas del agracejo quedar libres de los dientes de los ungulados.
En esta planta se puede desarrollar un peligroso hongo, el óxido negro, que provoca la enfermedad de la roya de los cereales.
La planta sirve de alimento a las larvas jóvenes de una polilla.
Todos órganos del Agracejo, especialmente las raíces, contienen sustancias cuyo consumo puede provocar problemas en la salud humana, según el compendio publicado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria en 2012. En concreto se ha detectado la presencia de alcaloides de isoquinolina como la berberina, la palmatina y la jatrorrhizina y otros alcaloides. La medicina popular lo ha utilizado como Antipirético, Aperitivo, Hipotensor y Laxante. La corteza de la raíz ha sido utilizada en el tratamiento de enfermedades biliares y hepáticas como tónico y colagogo, aunque no hay pruebas médicas de su efectividad. Otros usos conocidos, como el tratamiento del cólera, la leishmaniasis cutánea o las úlceras tampoco tienen una acción demostrada. Es importante señalar que debido a la presencia de alcaloides, el agracejo tiene una toxicidad moderada, por lo que su consumo deberá ser supervisado con un especialista o médico. La principal propiedad de interés es como tónico digestivo y aperitivo. Lo cual ayuda en casos de falta de apetito y anorexia, y diversos problemas digestivos. Por otro lado los alcaloides también tienen efectos hipotensores y antipiréticos que pueden ayudar a reducir la presión arterial y prevenir la temperatura respectivamente.
En Europa, las bayas se utilizan tradicionalmente para hacer mermelada. En el suroeste de Asia, especialmente en Irán, las bayas se utilizan para cocinar, así como para hacer mermelada.
Es muy utilizado en jardinería como planta ornamental.

Berberis vulgaris fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum. “Berberis” es el nombre genérico que es la forma latinizada del nombre árabe de la fruta; “vulgaris” : epíteto latino que significa “común”.
Investigaciones recientes en los últimos años señalan que la berberina podría tener efectos benéficos en el tratamiento de diversas enfermedades. Muchas de estas investigaciones se realizan en institutos de China debido al gran interés que existe en la medicina basada en plantas de la región, siendo la berberina un componente común en diversas hierbas de su medicina tradicional. Estas investigaciones aún no son pruebas concluyentes pero a la fecha han dado resultados muy atractivos para diversas enfermedades: Diabetes mielitus, problemas cardiovasculares, reducción de grasa en Hígado y tratamiento para el cáncer. Pero repito que su uso debe ser controlado y dirigido por un médico ya que esta planta es tóxica.

Bibliografía
www.hierbasyplantasmedicinales.com
Wikipedia

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Brezo.

Andrés Rodríguez González Noviembre 21st, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Brezo. Erica arbórea
Planta perteneciente a la Familia de las Erináceas, como el Madroño, las Azaleas  y el Arándano. Son casi 3.000 especies distribuidas en unos 100 géneros. Algunas se cultivan como plantas ornamentales como las Azaleas, otras son medicinales como el Arandano que se emplea contra la diabetes, además es astringente y se usa contra la fragilidad capilar, el Madroño posee frutos comestibles constituyendo una parte importante de la dieta de los animales salvjes en otoño. Son arbustos, pequeños árboles o matas.
El nombre “Erica” significa en griego “Quebrar” en alusión a que sus ramas se rompen fácilmente, “arborea” hace referencia a “matorral”. El nombre Erica lo utilizó Dioscorides para nombrar a la Brecina, el único brezo que se parece al Tamarisco. Linneo lo interpreto correctamente cuando denomino Erica vulgaris a la brecina, pero ese nombre se ha perdido y la brecina ha pasado a denominarse como Calluna vulgaris, ya que es más antiguo, con lo que esa planta ha perdido hasta el nombre del género. La nomenclatura científica tiene estas cosas.

El brezo es un arbusto que puede llegar a tener cuatro metros de alto, aunque a veces puede llegar en Andalucía a tener hasta 7 metros. Sus hojas son muy estrechas y lineales, se agrupan en grupos de tres o cuatro. Las flores son de color blanco o sonrosado con una corola en forma de campana muy característica. Florece entre febrero o marzo a julio o agosto según el clima de donde se encuentre. Vive en bosques aclarados y con otros matorrales siempre que el sitio sea fresco y algo umbrío sobre todo en suelos que carezcan de cal. En la Serranía de Ronda es frecuente encontrarlo en el Valle del Genal y Montes de Cortes.
En España vive en toda la península, hasta Canarias y Baleares, se extiende por Europa occidental y África oriental.
Su madera es muy dura y pesada, de un bello color rojo, muy buena como combustible y para carbón. Las cepas se utilizan para fabricar pipas de fumar después de un largo proceso de secado ya que tienden a hendirse y torcerse.

Bibliografía

Guía del Incafo de los árboles y arbustos de la Península ibérica. Ginés López González. CSIC. Madrid 1.982

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Sabina Mora o Ciprés de Cartagena (Tetraclinis articulata)

Andrés Rodríguez González Noviembre 10th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Sabina Mora o Ciprés de Cartagena (Tetraclinis articulata)

Se trata de una auténtica joya de la botánica de la Región de Murcia. En la Serranía de Ronda la podemos encontrar en la parte alta del pueblo de Benaojan, en los bordes de la carretera que se dirige a Cortes de la Frontera como una especie introducida.
Es una planta Conífera de la familia de las Cupresaceas, la misma del Ciprés y del Enebro. En estado natural sólo se encuentra en el norte de África, la Isla de Malta y en algunas zonas de los alrededores de Cartagena.
Es un pequeño arbolito de unos cinco a siete metros de altura, con una copa cónica que en los ejemplares más viejos suele pasar a irregular o aparasolada. Tiene tronco recto con la corteza estriada. Tiene pequeñas ramillas de las que salen hojas muy pequeñas que parecen estar articuladas, cada una presenta un pequeña glandulita en el dorso.Florece en otoño e invierno madurando las piñas en el verano del año siguiente.
En la zona de Cartagena debió ser abundante hasta mediados del S.XIX momento en el que se produce una auténtica eclosión minera en la zona y su madera comienza a ser utilizada para el entibado de galerías. Esta tala indiscriminada produjo la casi desaparición de la especie reduciendo los ejemplares supervivientes a apenas una veintena. Ya en el siglo XX, a partir de 1950, empezó a decaer la explotación minera y el tetraclinis se multiplicó por diez.
Vive en laderas calizas, secas y soleadas de clima semidesértico  junto a palmitos, pinos, acebuches y cipreses. Su crecimiento es lento.
Pese a la creencia popular que señala a los árabes como sus introductores se puede afirmar, por los restos de carbón hallados en un yacimiento prehistórico de Jumilla, que su presencia es muy anterior y por tanto oriunda.
En el mundo egipcio se empleó para embalsamar cadáveres. La madera es muy apreciada en ebanistería y marquetería, medios en los que se la conoce con el nombre de Alerce. La resina se ha usado como incienso denominándola esvernix, sandarax y sandaraca. También es utilizada en pegamentos para vidrio y porcelana. La catalogación de la sabina (entre 1885 y 1890) en estas tierras se debe al botánico cartagenero Francisco Antonio Ibáñez.

Las fotos son de Gonzalo Astete.
Bibliografía
fotolog.miarroba.es/corremundos
Guía del Incafo de los árboles y Arbustos de la Península Ibérica. Ginés López González. CSIC. 1.982

Plantas de la Serranía de Ronda: Madroño

Andrés Rodríguez González Noviembre 2nd, 2016

Plantas de la Serranía de Ronda
Madroño
Arburus unedo.

Familia Erinaceas.
Es una familia que habita en todo el mundo, desde el Himalaya hasta el sur de África. Incluye plantas tan populares como el Rododendro (azaleas), los Brezos, el Arándano o el Madroño; son unas 1.700 especies distribuidas en 100 géneros. Algunas son medicinales, otras se utilizan en jardinería y otras, como el madroño, poseen frutos comestibles.
Cuando el gran Linneo le puso el nombre científico utilizó dos nomenclaturas romanas, Arbutus significa árbol pequeño, Unedo que según Laguna procede del latin Edo, comer, y Unus, uno solo, “Comer uno solo” aludiendo a la creencia popular de que sus frutos embriagan.
El madroño es un arbusto que difícilmente llega a los cinco metros en campo pero que en jardinería puede llegar hasta los ocho metros de altura. Su tronco tiene una corteza pardorojiza muy escamosa que se desprenden en placas, se mantiene verde todo el año. Sus hojas tienen el borde suavemente aserrado, son parecidas a las del laurel. Las flores son muy características, nacen en ramilletes terminales pendulares y son de color blanco aunque a veces, presentan tonos rosáceos. El fruto es redondo, tapizado de pequeñas verrugas, de color rojo cuando maduran. Otra de las curiosidades de esta interesante planta es que florece en otoño al mismo tiempo que maduran los frutos del año anterior, de modo que puede verse en el mismo árbol, flores y frutos a la vez.

Prefiere para vivir suelos profundos, algo frescos con clima no muy frío, aguanta mal las heladas aunque como el ejemplar de la fotografía, en mi jardín soporta hasta las intensas nevadas. En la comarca podemos verlo en laderas al sur en el Parque Natural Sierra de Grazalema, en la zona baja de la carretera de S. Pedro, cerca del Alcuzcuz, en pequeños rodales en La Nava  y, sobre todo, en los Montes de Cortes formando extensos bosques mezclado con alcornoques, encinas y otros matorrales.
Los frutos bien maduros contienen una cierta cantidad de alcohol producido por la fermentación de la glucosa, por ello la fama de que emborrachan y producen dolor de cabeza no es una fantasía. Los frutos se dejaban fermentar para obtener bebidas alcohólicas y vinagre. Algunas personas de la Serranía fabrican aún con los frutos un excelente aguardiente.
Las hojas y la corteza poseen taninos y se han empleado para curtir pieles y como astringente para combatir las diarreas y la disentería, a las hojas cocidas se les ha dado uso contra las infecciones de las vías urinarias.
La madera es muy dura se ha usado para tornear y en la elaboración de carbón de calidad, que era el preferido en las fraguas antiguas.
Aunque utilizado en el símbolo de Madrid no es originario de esta región donde fue introducido con éxito.

Bibliografía
Guía del Incafo de los árboles y arbustos de la Península Ibérica

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Campanilla de otoño También llamada azucena de San Martín, campanillas, campanillas blancas, leucojo de otoño.

Andrés Rodríguez González Octubre 23rd, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Campanilla de otoño
También llamada azucena de San Martín, campanillas, campanillas blancas, leucojo de otoño.

De nombre científico Acis autumnalis Leucojum autumnale
Es una especie de planta bulbosa perteneciente a la familia de las amarilidáceas.
Se puede considerar como una Hierba perenne ya que a través de sus bulbos está viva todo el año.
Produce unos tallos de los que sale de cada uno de una a tres flores de 7 a 15 cm de altura dispuestas en una umbela que está protegida por una bráctea membranosa (llamada espata); las flores son acampanadas, constituidas por 6 piezas de color blanco, de 9-14 mm; 6 estambres incluidos en ellas; ovario situado en posición inferior con relación al resto de las piezas florales. Hojas son en forma de finos hilos, de 12-16 cm de longitud, aparecen durante o poco después de la floración. Fruto en cápsula. Florece desde finales de verano y en otoño.
En prados, suelos arenosos y ácidos. No calizos.
Se distribuye por todo el centro y oeste de la Península Ibérica. Es más bien rara en la Serranía de Ronda, se puede localizar en algunos alcornocales

Nombre común
BIBLIOGRAFIA
Wikipedia

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA ZUMAQUE. Rhus coriaria

Andrés Rodríguez González Octubre 13th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
ZUMAQUE.  Rhus coriaria
Pertenece a la familia de las Anacardiaceae a la que pertenece conocidas plantas como el pistacho, el mango o más cercanas como el lentisco y la cornicabra.
Es un arbusto caducifolio, circunmediterráneo llegando también hasta Canarias, posiblemente fue extendido por los árabes desde el siglo X como cultivo para uso curtiente y tintura debido a su gran concentración de taninos
Destaca por los virajes de color rojo de sus frutos y hojas que se dan en el otoño lo que ha hecho que se utilice también como especie ornamental.
Su nombre derivaría del romano y griego Rhus que sugiere proceder del griego rhous o del celta rhuud, rojo de sus hojas o frutos.
Esta planta medicinal alcanza un tamaño de 1 a 2 metros, posee ramas finas y las hojas están recubiertas por finas vellosidades.
El fruto es una baya de color rojo muy intenso así como las hojas. Esta planta es usada desde la antigüedad como especie y para curtir las pieles pero también tiene cualidades medicinales relevantes. Es condimentario por sus frutos en la cocina turca o siria para adobar carnes. Las flores, hojas, frutos y raíces son las partes que poseen los principios activos, gracias a ellos tiene propiedades astringentes, antidiarreico, antifúngico, antihemorrágico, antiséptico y es tonicante. Esta planta también se ha usado eficaz tratar afecciones como hemorroides, diarreas, escorbuto, gonorrea y disentería. Se puede preparar una decocción con 15 gramos de planta seca en un litro de agua, que debe hervir por 5 minutos. Luego se deja enfriar y filtra para luego beberlo. Solo se pueden tomar dos tazas al día. La corteza en polvo se lo usa para heridas infectadas y ulceras en la piel ya que ayuda a curar este tipo de problemas. Es importante solo utilizar esta planta para remedios caseros con autorización médica para que aconseje su uso así como prescriba la dosis correcta para evitar contraindicaciones e intoxicaciones por contener componentes tóxicos. Algunos de los síntomas de envenenamiento con esta planta son delirios, vértigo, lesiones en el sistema renal y gastrointestinal y en casos graves puede ser mortal. No es recomendable su uso en mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, niños y personas con enfermedades crónicas.
Las hojas al contacto con la piel generan reacciones alérgicas como sarpullido también en dosis altas resulta ser toxico por lo que se lo debe usar con precaución para evitar efectos adversas. Solo se debe manipular esta planta con guantes para prevenir alergias de contacto.

Pero más importante que su uso medicinal es su utilización como tintura. Actualmente se observa en las cercanías de pueblos y pequeñas ciudades de la Península Ibérica donde las tenerías tuvieron cierta importancia. En Ronda se observa en el camino de la Virgen de La Cabeza y zonas cercanas. En Andalucía , destacaron Baeza, y Priego de Córdoba que en el siglo XVIII llegó a tener una floreciente industria del curtido que exigía el zumaque cultivado en su término y en otras localidades vecinas. Todavía la gente mayor relatan que esta planta estuvo asociada al cultivo del olivar de montaña y su recolección suponía un considerable suplemento para la renta familiar. Aunque su extensión se fue reduciendo , debido a su gran potencial colonizador y resistencia ha ido ocupando terrenos incultos, cunetas, bordes de caminos e incluso canteras abandonadas.
Desde mediados del siglo XIX el cromo que es un elemento más barato pero más nocivo, pasó a sustituir al zumaque. Recientemente y debido a la más estricta legislación ambiental y de salud que impone la CE para el cromo, se están llevando a cabo investigaciones para su recuperación como curtiente natural y cultivo en zonas deprimidas. Como es el caso del Life que en 1998 se iniciaba en Hellín , Albacete, promovido desde la universidad de Castilla la Mancha. Podría ser muy interesante recuperar su cultivo en zonas de la Serranía donde hubiera suelos de poca calidad y barbechos.

BIBLIOGRAFÍA
www.tusplantasmedicinales.com/
multiplantas.com/
https://dialnet.unirioja.es/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA CYCA. Cycas revoluta

Andrés Rodríguez González Octubre 12th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
CYCA. Cycas revoluta
Las cycas son unas reliquias vivientes. Son del grupo de las gimnospermas plantas con semilla de las más primitivas que tenemos en la actualidad. Con más de 300 millones de años de existencia, aparecieron antes que los dinosaurios. Las cycas fueron una de sus principales fuentes de alimentación. A lo largo de los períodos Triásico y Jurásico constituyeron el 20% de la vegetación. En la actualidad, ya no son tan abundantes ni diversas. Entre las cycas encontradas en forma de fósiles, hay diecinueve especies ya extintas, además de los once géneros que se conservan actualmente.
Por su aspecto, las cycas nos recuerdan a las palmeras y helechos, de echo se las confunde con ellos frecuentemente. Son plantas muy longevas, en el Royal Botanic Garden de Kew (Inglaterra), hay un ejemplar de más de 220 años.
La polinización de las cycas, no es llevada a cabo por el viento, por estudios realizados se sabe que apenas hay polen de cycas en el aire, son las interacciones con otros seres vivos las que intervienen en la polinización y en la dispersión de sus semillas; así como también, en la adquisición de nutrientes nitrogenados. Tal vez los escarabajos y en concreto, algunas especies de gorgojos y sobre todo las abejas las que pueden contribuir en forma notoria en la difusión del polen.
Tienen sexos separados, hay cycas machos y cycas hembras. Las cycas macho producen su polen en una enorme estructura cónica, que se desarrolla en el centro de una corona de hojas rígidas, parecidas a la de las palmeras, cuando el polen ya está listo para su distribución, elevan la temperatura de su cono central en más de dos grados; algunas, en vez de elevar su temperatura, producen un olor fuerte y desagradable. La elevación de temperatura atrae a los gorgojos, que aterrizan en el cono dándose un banquete con el polen derramado, quedando su cuerpo cubierto del mismo durante el proceso. Luego, echan a volar hacía otras cycas en busca de más alimento, llevando el polen de la primera encima a la segunda. Es la polinización.
Las semillas de las cycas son bastante grandes, y normalmente tienen colores llamativos: rojo, púrpura y amarillos. Estas semillas coloreadas se presentan en los conos maduros de las cycas, los órganos fructíferos nacen separados unos de otros, los colores vivos atraen a los pájaros y a una gran variedad de mamíferos, que se ocupan de dispersar las semillas.
Las cycas crecen en un rango amplio de climas tropicales y subtropicales. Si bien su presencia no es tan significativa en la actualidad; en lo que aún sí destacan, es en su tamaño. En la actualidad podemos encontrar cycas de forma silvestre en casi todos los continentes, excepto en Europa y Antártida. Sin embargo, sus hábitats se ven restringidos solo a ciertas áreas, en los trópicos y subtrópicos. Muchas cycas crecen en exteriores, aunque siempre en jardines y zonas protegidas del frío.
Hoy en día, solo un puñado de cycas subsiste, y muchas se enfrentan a una posible extinción en estado silvestre. La razón por la cual, las cycas se ven amenazadas, es que viven en hábitats en peligro, como los bosques tropicales. Además, las cycas tienen un crecimiento muy lento, y su reproducción es poco frecuente y exitosa. Igualmente, los coleccionistas sin escrúpulos son un peligro latente para su conservación.
Algunas especies de cycas silvestres se han extinguido recientemente. De todas formas tienen a su favor, en las que quedan, el atractivo de sus hojas y su porte en general. Lo que ha convertido a las cycas en ejemplares codiciados, para parques públicos y jardines particulares; convirtiéndose estos en un refugio para ellas. Programas de reproducción de distintas especies de cycas, llevados acabo por diversos institutos, luchan por su conservación. Es difícil, debido a la necesidad de mantener presente la variedad genética, en las poblaciones naturales. En la actualidad, existen cinco géneros de cycas amparados por una Ley Internacional, que prohíbe su recolección en sus hábitats naturales, tanto de semillas como de ejemplares completos; así como la comercialización de los mismos.
La Cyca Revoluta es nativa de Japón, su nombre común es “Sago Palm”. Su importancia se debe, no solo al interés como planta ornamental de interior y exterior; sino también, como sobreviviente de una época en la que desaparecieron muchas especies tanto animales como vegetales. Por eso, hoy muchos estudios se orientan hacia las cycas, para conocer como realizan la fotosíntesis, el intercambio gaseoso, etc… y es que pueden darnos claves, y encaminar diversos estudios de ingeniería genética, orientados a aumentar la resistencia y adaptabilidad de las especies en condiciones ambientales adversas; en lo que las cycas han demostrado, ser unas especialistas.
A pesar de todo, de la edad o el tamaño, la cyca revoluta es una de las plantas más fáciles de cultivar, en interiores o exteriores, por expertos o aficionados. Se adaptan a un amplio rango de temperaturas (entre -11 y 42°C), admite pleno sol o sombra. Es capaz de prosperar con buenos cuidados.
La propagación de las cycas, mayormente es por semilla, aunque también puede hacerse por hijuelos. Escisiones en el tronco han estimulado la formación de bulbos. Los hijuelos se pueden recolectar a principios de la primavera, se dejan secar por varios días, se mojan en agua con polvos enraizantes, y posteriormente se plantan. Se deben plantar en tierra bien drenada. Se deja secar la tierra casi totalmente antes de regar; y así, hasta que emitan sus primeras raíces.

Observese la diferencia de tamaño entre una cycas de Canarias y una cultivada en Ronda, además de los años de diferencia la rondeña nunca pasará de ser un pequeño matorral de apenas un metro de altura, mientra que la canaria gracias al clima llega a tener una altura y porte considerable.

Bibliografía
cycas.rocks/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: MANDRÁGORA.

Andrés Rodríguez González Octubre 10th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
MANDRÁGORA, la planta mágica

Su nombre científico es Mandragora  autumnalis. Es la planta de la magia y las brujas europeas más importante y conocida, con más leyendas, supersticiones y usos en la magia que ninguna otra, en torno a ella se han tejido historias fantásticas y de muerte. Al igual que la belladona, produce efectos narcóticos y alucinatorios y, por ello, los clásicos la utilizaron en medicina, los germanos la usaban en brujería, los romanos para elaborar filtros mágicos y en el medievo fue la planta de rituales de brujería más utilizada.
Actualmente no se usa, pues es extremadamente tóxica
La Mandrágora es una planta solanácea, que como todas las de esa familia en mayor o menor grado posee determinadas sustancias químicas que en algunas plantas no son peligrosas pero en otras de la misma familia se pueden convertir en una droga o incluso provocar la muerte de quien las usa.
Esta planta crece en los bosques y lugares más bien umbríos aunque la planta de la que se han obtenido las fotos estaba en una zona despejada, de fuerte insolación pero con presencia de agua a pocos metros. Esta planta posee flores rojas, blancas o azules, tiene grandes hojas y frutos semejantes a una diminuta manzana. Muy característico es su gruesa raíz bifurcada en forma de figura humana. Es originaria de los países mediterráneos.
La raíz contiene un alcaloide, “mandragorina”, de propiedades similares a la atropina, narcótico y antiespasmódico, en la antigüedad se le atribuían cualidades maravillosas.
Sus mitos y leyendas son muchísimos, voy a citar algunos.
La raíz de la madrágora tiene una forma algo parecida al cuerpo humano, por ello se aceptaba que, cuando alguien tenía una dolencia en cualquier parte del cuerpo, el trozo de mandrágora que hay que aplicar a esa zona corporal correspondía al trozo de mandrágora equivalente.
Entre las historias y supersticiones acerca de esta planta, se dice que, quien arranca, aún de forma involuntaria, una raíz de mandrágora corre el serio peligro de quedarse ciego o morir. Si alguien la arranca por voluntad propia, ha de volver al lugar de donde la ha arrancado y, como compensación, dejar allí un trozo de pan, algo de sal y una moneda.
Curaba la languidez, la jaqueca y los dolores de cuello. Hildegardo de Bigen detalló sus virtudes en el siglo XII: tomada con vino, la mandragora ahuyenta la melancolía del alma y reanima a quien sufre náuseas. Y Pierus Valerian, nacido en 1477, decía que esta raíz humana da un humo al arder cuya fuerza está entre el veneno y el sueño.
La mandrágora, protege contra el enemigo, cualquier enfermedad,  contra robos, incendios y catástrofes. Favorece la serenidad del espíritu, exorciza los estados melancólicos y constituye una garantía para que los negocios funcionen de acuerdo con las expectativas. Como procedimiento de adivinación, permite conocer la intimidad de las personas y desvelar lo que a uno le va a ocurrir.

Se decía que sus virtudes maravillosas procedían del hecho de ser el producto vivo de donde salió Adán, el primer elemento vital de la humanidad, de los animales y de las plantas. Viejas leyendas afirman que son precisas ciertas precauciones para recoger la mandragora en la tierra: escoger el día propicio, que podía ser el viernes, o día de Venus, o el sabbat, es decir, el sábado. Unos aconsejaban la oscuridad de la noche y otros el alba. Otros, los primeros días de septiembre. Escogido el momento, se rodeaba la planta de un triple círculo mágico y se grababa en su corteza la triple señal de la cruz. Un perro negro entrenado para hurgar la tierra ayudaba a arrancar la raíz atándola a su cuerpo. Corría en pos de su amo llevando consigo la planta entera, que lanzaba gemidos de niño herido. A continuación era sacrificado el perro a las divinidades subterráneas y se enterraba en el mismo agujero de donde salió la raíz. Una vez arrancada, era preciso bañarla, alimentarla con leche o vino, vestirla de rojo y blanco para ahuyentar a las potencias demoníacas que quisieran apoderarse de ella. Después era conservada en un armario bien protegido o en una caja en cuya tapa se hubiera dibujado una horca, un ahorcado y una planta, porque era creencia generalizada que la mandragora crecía bajo los ahorcados y su esperma la generaba.
Una raíz de mandrágora entera, colocada sobre la chimenea del hogar, dará a la casa protección, fertilidad y prosperidad. La mandrágora también se cuelga del cabecero de la cama para que dé protección durante el sueño; si se lleva consigo atrae el amor y evita contraer enfermedades.
La sensibilidad de la mandrágora obliga a que cuando ésta vaya a ser recogida con el objeto de ser convertida en talismán, el recolector ha de ser una persona moralmente intachable y presentarse con un aspecto impecable, es decir, aseado y con indumentaria de fiesta.
Para “activar” una raíz de mandrágora seca (es decir, para despertar sus poderes), se ponía en algún lugar prominente de la casa y se dejaba allí durante trés días después se metía en agua templada y se dejaba toda la noche en ella, a la mañana siguiente, la raíz queda “activada” y podía ser empleada en cualquier acto de magia. El agua dentro de la que estuvo inmersa la raíz se puede esparcir por las ventanas y las puertas de la casa para protegerla, o sobre personas para purificarlas.
La mandrágora también ha servido durante largo tiempo como muñeco (fetiche) en la magia de imágenes, pero su escasez y elevado costo normalmente obligan al mago y al brujo a buscar sustitutos; entre otras se han empleado raíces de fresno, manzanas, raíz de nuez y manzana  americana.
Se dice que el dinero colocado junto a una raíz de mandrágora (sobre todo las monedas de plata) se duplica, y que el perfume de la mandrágora produce sueño.  Donde haya una mandrágora no pueden habitar los malos espíritus, por eso esta raíz se usa en exorcismos.

Pero todo esto no son sino tonterías y hoy día sabemos que son las potentes sustancias químicas que posee esta planta las responsables de la “magia” que se encerraba en su raíz durante tantos siglos.

Bibliografía

wiccasolitario.mex.
http://www.hechizos.us/

« Prev - Next »