Archive for the tag 'serranía de ronda'

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA: Gavilán común

Andrés Rodríguez González Junio 20th, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA
Gavilán común (Accipiter nisus)

El gavilán es una de nuestras más pequeñas rapaces.  Pertenece al Orden Falconiformes; familia Accipitridae. Su longitud es entre 28 a 37 cm y su envergadura de 60 a 77 cm.
Es un ave que vive en zonas boscosas en las que captura pequeñas aves, algunas tan diminutas como los páridos. Para acceder a unas presas tan escurridizas, esta rapaz ha adquirido algunas adaptaciones tendentes a facilitar su movilidad en las intrincadas espesuras boscosas, como la posesión de alas cortas y redondeadas y una cola particularmente larga, que le otorgan gran capacidad de maniobra y de aceleración.
Esta pequeña rapaz presenta un acusado dimorfismo sexual invertido, por el cual las hembras resultan ostensiblemente más corpulentas que los machos; además, entre ambos sexos existen marcadas diferencias en cuanto al diseño del plumaje. El macho adulto tiene las partes superiores y el píleo de un color grisáceo bastante intenso, en tanto que las inferiores son pálidas con un fino barrado transversal y un tono rojizo que puede ser muy notorio, principalmente en las mejillas y los flancos; sobre el ojo luce una leve línea blanca a modo de ceja. Las patas son amarillas y con los largos tarsos sin emplumar. La hembra, mucho más pesada y robusta, posee un patrón de coloración dominado por los tonos pardogrisáceos en el dorso y el píleo, con las regiones inferiores blanquecinas, finamente barradas de pardo; la ceja es más grande y evidente que en su compañero. El plumaje de los jóvenes presenta las partes superiores parduzcas, con las plumas orladas de ante, y las inferiores blanquecinas y toscamente barradas de pardo rojizo. Sobre el ojo que es amarillo se extiende una marcada ceja. Visto en vuelo, el gavilán es un ave bastante pálida, en cuya silueta llama la atención una cola larga y de base estrecha . Normalmente, se lo observa volando velozmente a baja altura entre los árboles, aunque también puede elevarse y planear durante un tiempo sobre el dosel forestal.
Respecto al canto es muy silencioso, en ocasiones emite un suave kiu-kiu-kiu-kiu.

Las fotografías de un gavilán hembra son de José María Canca que me las ha cedido para su publicación y por ello le doy las gracias.

Bibliografia
www.seo.org

FAUNA DE LA SERRANÍA Meloncillo

Andrés Rodríguez González Junio 18th, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA
Meloncillo (Herpestes ichneumon)

El meloncillo es la única mangosta europea, está representado en la Península Ibérica por la subespecie Herpestes ichneumon widdringtonii,
Es un animal fácil de reconocer por su cuerpo alargado de cortas patas y cabeza fina, y por su larga cola, que puede llegar a medir hasta 45 cm, ancha en su arranque y rematada en un mechón negro.
Su cuerpo, de 51 a 55 cm de largo y 19 a 21 cm de altura en la cruz, está cubierto de un pelo negro con las puntas en amarillo cremoso, o pardo con la punta en gris plateado, lo que le da un aspecto jaspeado. Los machos son algo mayores que las hembras. El peso del meloncillo está entre 2,5 y 3,5 kg.
Sus pezuñas tienen cinco dedos con uñas que no son retráctiles.
Su cabeza es pequeña, puntiaguda y estrecha; no más ancha que el cuello. De ella sobresalen ligeramente sus orejas, cortas y anchas. Pero lo que más llama la atención son sus ojos, de color más bien claro y con una pupila horizontal, rasgo excepcional entre los carnívoros, que le confiere una mirada inquietante.
Su origen es africano. Ocupa el suroeste de la Península, siendo abundante sobre todo en el Algarve, Sierra Morena, Doñana y las serranías de Cádiz y Málaga. Actualmente está experimentando una ligera tendencia expansiva quizás favorecido por la densificación del matorral; se han localizado individuos en los Arribes del Duero.
Su hábitat típico es el monte bajo mediterráneo con encinas y alcornoques. En las zonas de cultivo se refugia en los sotos e islas de fresnos, adelfas y zarzas. También puede estar presente en bosques fluviales.
Aunque se sospecha que la salud de sus poblaciones puede estar amenazada, a veces es presa de los cazadores furtivos, que lo ven como un competidor en la caza del conejo.
El celo del meloncillo tiene lugar a alturas variables de la primavera. La gestación dura unos tres meses, después de la cual las camadas, de entre dos y cuatro crías, nacen principalmente en verano.
Las crías permanecen con la madre alrededor de un año, durante el cual la siguen caminando en fila india, pegados unos a otros, con el morro bajo la cola del individuo que le precede dando un aspecto al grupo de gran serpiente, lo que unido a su andar desgarbado, sin apreciarse las cortas patas, le hace parecer un reptil,. Quizás por ello se ha inventado una mitología ampliamente extendida en Andalucía y Extremadura acerca de un animal extraño llamado “Alicante” que es como una gigantesca culebra pero tiene pelos.

El meloncillo es un carnívoro que apenas sale por la noche, ya que disfruta de 15 horas ininterrumpidas de descanso. Sus momentos de mayor actividad son un poco antes del mediodía y hacia la media tarde.
Sus extremidades delanteras son bastante fuertes, lo que le permiten hacer marchas relativamente largas y, sobre todo, excavar con bastante pericia, ayudado por sus robustas uñas. Esto le permite adaptar antiguas madrigueras de conejos o incluso de tejones para usarlas como dormideros; también así cazan conejos que les sirven de alimento principal.
Además de estos jóvenes conejos, también se alimentan de reptiles,  pequeños mamíferos e insectos que sean capaces de capturar.
A su vez, sirven de alimento al lince, cuya predación sobre el meloncillo ha sido constatada en Doñana.
Sus huellas son semiplantígradas, de unos 3,5 cm de largo por 3 cm de ancho. En tierra blanda marcan los cinco dedos con sus correspondientes uñas, pero en sustratos duros el quinto dedo desaparece. En suelos arenosos además dejan tras de sí la estela de su larga cola.
Sus deyecciones son alargadas, cilíndricas y con estrangulaciones. Miden entre 10 y 15 cm de largo y son de color negruzco o grisáceo oscuro por contener pelo de conejo. Al secar quedan brillantes. Suelen estar depositadas en letrinas familiares en cruces de sendas y cerca de zarzas.
Aunque no son individuos estrictamente solitarios, tampoco son gregarios. Pasan las noches en familia en las madrigueras, pero cuando salen durante el día el grupo se desperdiga.
Mientras que los machos son territoriales, las hembras solapan sus áreas de campeo entre sí.
Algunos machos comparten su territorio con una sola hembra, pero otros pueden tener hasta cuatro o cinco hembras distribuidas por su zona de control.
El descubridor del meloncillo fue Félix Haenseler, según cita Boissier en su libro Voyage botanique dans le Midi de l’Espagne pendant l’année 1837. Haenseler estuvo en Estepona durante nueve años como farmacéutico, no precisando en que años. Fue allí donde descubrió un cuadrúpedo llamado popularmente “meloncillo” . (M. Haenseler, qui a séjourné près de neuf ans à Estepona, a découvert dans ces collines un quadrupède nouveau pour l’Europe, le Viverra Ichneumon qui n’était connu jusqu’ici qu’en Egypte et sur quelques points de la Barbarie; il vit dans des terriers et on lui donne dans le pays le nom de Meloncillo.)
Sobre si el Meloncillo ha sido introducido o no existen discrepancias, para unos fue introducido como animal de compañía por los árabes en el sur de España desde Marruecos, para otros su presencia es mucho más antigua y se basan para decir eso en restos fósiles.
Las fotos son de José María Canca a quien agradezco que me haya permitido su uso. Sus fotos, estas y otras muchas, son un ejemplo de su amor a la Naturaleza y su implicación en su protección.

Bibliografía
www.faunaiberica.org
www.esteponaensuhistoria.com Alemanes en la historia de Estepona.
por F. J. Albertos, 2014

LIBELULAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Bella dama Calopteryx virgo

Andrés Rodríguez González Junio 17th, 2017

LIBELULAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Con Gonzalo Astete
Bella dama Calopteryx virgo

Según el diccionario etimológico de Pedro Romero el nombre científico proviene del griego, “kallis” que siginifica bello, “pteryx” ala y “virgo”, joven, virgen.
Es una libélula del grupo de los caballitos del diablo. Se trata de una de las más grandes, alcanza los cuatro centímetros de longitud. Las alas de las hembras son translúcidas y de color pardo, mientras que las de los machos son de color muy oscuro, azul metálico. El cuerpo de los machos es también predominantemente azul, mientras que el de las hembras es verde con reflejos dorados.
Los ojos de estos insectos pueden tener más de 30.000 facetas (ojos simples), lo que unido a la increíble movilidad de su cuello hace que nada escape a su atención cuando vuelan en busca de alimento.
Prefieren las corrientes de agua rápidas, claras y bien oxigenadas, aunque es posible encontrar jóvenes lejos del agua.
La hembra depositará los huevos sobre las partes sumergidas de las plantas acuáticas, pudiendo sumergirse para ello completamente. La vida larvaria dura dos años, alimentándose de diversos pequeños animales acuáticos, que captura con sus formidables mandíbulas.
Las larvas se caracterizan por tener el primer artejo de las antenas tan largo como los otros seis juntos, y por los cercos caudales, largos y estrechos.
Está presente en la mayor parte de Europa, desde Escandinavia y Escocia hasta Grecia, en gran parte de Asia hasta Japón y en el norte de África.
Bibliografía
http://animalandia.educa.madrid.org

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Chupaleche, Podalirio.

Andrés Rodríguez González Junio 17th, 2017

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Elaborado con José María Canca Guerra

Chupaleche, Podalirio
. Iphiclides podalirius.
La familia Papilionidae está representada en la Serranía de Ronda por tres de las mariposas más bellas, la Arlequín, la Macaon y la que ahora traemos, Podalirio o Chupaleches.
Es una mariposa frecuente en Andalucía y toda la Península Ibérica, exclusiva del norte de áfrica, sur y centro de Europa, se extiende por todo el Asia templada hasta China occidental.
Vuela desde febrero a junio y desde finales de junio a agosto en dos generaiones anuales. Las orugas se alimentan de árboles y arbustos de plantas de la familia de las Rosáceas, tanto silvestres como cultivados, como género Prunus, Manzanos, perales y Espinos (Majuelo).
En julio es especialmente frecuente en toda la provincia de Málaga, a los adultos se les ve libando flores de lavanda (donde se hizo la foto que acompaña que es del año pasado).  Se ve desde nivel del hasta los 1870 metros de altitud. Suele verse en claros de bosques, jardines y matorrales. También sobre almendrales abandonados, siempre prefiere zonas que no tengan tratamientos químicos fotosanitarios.
No se encuentra protegida por la legislación medioambiental.

Bibliografía

Atlas de distribución de las mariposas dirnas de la provincia de Málaga. José Manuel Moreno-Benitez. Editorial La Serranía, 2015

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA ALBARICOQUE

Andrés Rodríguez González Junio 15th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
ALBARICOQUE

Es esta misa página ya he publicado sobre tan interesante planta, describiendo el árbol y sus frutos pero el conocimiento avanza y cada día se descubren nuevas e interesantes propiedades de uno de los frutos más deliciosos al paladar y saludables para la alimentación: el Albaricoque o también llamados albérchigos, chabacanos o damascos. Son frutas que todos conocemos,  redondeadas con hueso, de piel lisa amarilla con una carne jugosa y dulce, de tamaño entre pequeño a mediano..
El albaricoque es una fruta cuyo consumo nos aporta beneficios nutricionales y son una fruta de temporada en primavera y verano.
El albaricoque tiene un contenido nutricional del que podemos resaltar sus vitaminas A, C, folato o B9, Niacina o B3, riboflavina o B2, tiamina o B1 y piridoxina o B6. De los minerales podemos destacar el potasio, fósforo, calcio, hierro, selenio y zinc. Los albaricoques contienen fibra, carbohidratos, agua, proteína vegetal y carecen de grasa en su composición.
Además de poder comer los albaricoques crudos en el desayuno, como postre o en la merienda, también podemos preparar mermelada casera de albaricoque, compotas, incluirlos en recetas dulces como pasteles y galletas caseras, añadirlos deshidratados al cous cous como hacen los marroquíes o fabricar orejones deshidratándolos al sol.
Podemos resumir sus muchas propiedades en diez:
1.- El albaricoque nos aporta antioxidantes que protegen nuestras células del ataque de los radicales libres y retrasan el envejecimiento.
2.- Es una fruta beneficiosa que nos ayuda a combatir la retención de líquidos debido al aporte de potasio, un mineral con acción diurética.
3.- Los albaricoques participan en la prevención de enfermedades degenerativas, cardiovasculares e incluso cáncer.
4.- Es una fruta excelente para las personas con hipertensión o tensión arterial alta.
5.- Los taninos del albaricoque poseen efecto antiinflamatorio.
6.- Los albaricoques están muy indicados en dietas de adelgazamiento para personas con obesidad o sobrepeso.
7.- Podemos contribuir al buen estado de nuestra piel y cabello consumiendo habitualmente albaricoque.
8.- El albaricoque favorece el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.
9.- La quercetina (un flavonoide) del albaricoque tiene acción antitrombótica, contribuyendo a la prevención de trombos.
10.- Los albaricoques cuidan la mucosa del tracto digestivo, siendo excelentes aliados en casos de problemas de estómago e intestino delgado.

El albaricoque es una fruta ideal durante todas las etapas de la vida: niñez, adolescencia, edad adulta, embarazadas y lactantes y deportistas.
Y no es cuestión de tamaño, esta pequeña fruta contiene muchos nutrientes en su interior. Por eso resulta muy necesaria cuando se trata de seguir dietas equilibradas.
Se pueden reunir sus múltiples propiedades para ayudanos a tratar de forma natural trastornos cutáneos, problemas estomacales, infecciones auditivas y otros problemas de salud. Recordar que el albaricoque es muy rico en hierro, cualidad que favorece la lucha contra la anemia. Asimismo contiene cobre, facilitando la absorción de hierro por el cuerpo. Si lo consumimos por tiempo prolongado, estaremos aumentando nuestra hemoglobina. Se recomienda especialmente a las mujeres con flujos menstruales muy intensos.
Al tener celulosa y pectina, esta fruta funciona a modo de laxante para combatir los constipados. La celulosa es una fibra soluble muy beneficiosa para promover los movimientos intestinales.
Se recomienda consumir diariamente antes de cualquier comida un albaricoque. Ello prepara al estómago para que los alimentos tengan una digestión favorable debido a su reacción alcalina que neutraliza los ácidos.
La fiebre puede disminuirse si ingerimos albaricoque. Es recomendable tomarlo licuado o mezclado con miel y agua mineral. Alivia la sed, limpia el sistema, baja la fiebre corporal y nutre el organismo con vitaminas y minerales que le servirán como defensa.
Se extrae un aceite de la semilla de albaricoque y es usado frecuentemente para masajes del cuerpo. Aplicado directamente en la piel, permite que esta se mantenga saludable y brillante, al tiempo que cura cualquier posible enfermedad como eczema, sarna o escozores.
También puede ser usado como desmaquillante natural.
Bibliografía
http://www.vix.com
http://www.ecoagricultor.com

NATURALISTAS en la Serranía de Ronda. “Estudio geológico y petrográfico de la Serranía de Ronda”

Andrés Rodríguez González Junio 1st, 2017

NATURALISTAS en la Serranía de Ronda.
“Estudio geológico y petrográfico de la Serranía de Ronda”

Se cumple este año el centenario de un libro absolutamente fundamental en el desarrollo de la Geología española además de en el conocimiento y difusión de los valores naturales de la Serranía de Ronda tanto a nivel nacional e internacional, la publicación del “Estudio geológico y petrográfico de la Serranía de Ronda” de Domingo de Orueta y Duarte.
Con tal motivo junto al Centro de Profesorado de Ronda, la Biblioteca de la Real Maestranza de Caballería y el Ayuntamiento de Ronda, hemos organizado unas Jornadas de conmemoración de tan importante hito histórico, a celebrar en octubre de 2017, en el Centro de Profesorado de Ronda.

Además de la organización de esas jornadas y como una modesta contribución y homenaje al centenario de la publicación del libro de Orueta, voy a iniciar una colección de artículos bibliográficos sobre Naturalistas que pasaron por la Serranía de Ronda  a lo largo de la historia, hombres de Ciencía que no perdieron su rigor científico sus trabajos y descubrimientos y que también tenían un espíritu aventurero que se vio acrecentado por ese halo de romanticismo que tienen los paisajes y habitantes de la Serranía de Ronda.

El centenario de la publicación de tan importante libro puede pasar desapercibido, es por ello que inicio esta colección que se publicará en www.laserranianatural.com  y, tal vez, también en papel.
Tan solo en la prensa local de Ronda o la provincial de Málaga se han publicado unos pocos artículos sobre la presencia de diamantes, de grafito o de platino en la Serranía de Ronda, y como no podía ser de otra manera, hablando de minerales y de la Serranía, ha salido a relucir ese personaje tan importante en la Geología española: Domingo de Orueta y Duarte.

Como el acceso a www.laserranianatural.com es gratuito aconsejo a quien sea amante de los textos en papel que imprima este coleccionable no vaya ser que mi proyecto de dar forma a estos textos en formato “libro” no se puede llevar a cabo.

En el siglo XIX los geólogos eran casi todos autodidactas, buscadores de rocas y minerales interesantes, como mucho llegaban a plantear hipótesis sobre estructuras y formaciones rocosas. Con los estudios de Orueta y Duarte, se marca un hito fundamental en la geología española y precisamente se hizo con un libro sobre la Serranía de Ronda. Sus estudios sistemáticos ya no son de busqueda al azar de minerales, sino que planifica el trabajo, maneja bibliografía adecuada, muestrea en el campo, lleva el material a analizar en el laboratorio y saca conclusiones. En definitiva, utiliza el método científico. Orueta y Duarte fué pionero también en el uso de la microfotografía a color para sus investigaciones y para ilustrar sus publicaciones. Prueba de ello son las abundantes microfotografías que acompañan al texto y su amistad con intercambio de saberes y técnicas con el Premio Nobel español Santiago Ramón y Cajal.

El 1.913 retoma la investigación geológica sobre la Serranía de Ronda que ya había iniciado con su padre (Domingo de Orueta y Aguirre) y MacPherson. Sus estudios le permiten identificar que la gran masa magmática presente en la Serranía es de rocas peridotitas y ya que en los Montes Urales existía platino asociados a ese tipo de rocas, Orueta está casi convencido que en la Serranía también debe haber platino. Nuevas campañas en 1.914 y 1.915 con elaboración de más de 500 preparaciones microscópicas, sondeos de aluviones y recolección de arenas, junto a un intenso y meticuloso trabajo de laboratorio dieron el libro “Estudio geológico y petrográfico de la Serranía de Ronda” en el que entre otras muchas cosas detalla el descubrimiento de platino en la sierra. Libro de 567 páginas, 4 mapas, 16 láminas a color y 51 microfotografías cuya publicación en 1.917 le aporta el reconocimiento nacional e internacional de su categoría científica con distinciones como doctorados honoris causa, académico de varias academias españolas, director del Instituto Geológico de España y muchas otras. De su categoría humana y generosidad da prueba la cesión que hizo al Estado de la posible explotación del platino en la Serranía de Ronda. Como reconocimiento a su investigación, el geólogo Santiago Piña de Rubíes dio el nombre de “Oruetita” a un mineral descubierto por nuestro personaje en su investigación sobre la Serranía.

El 30 de octubre de 1915, presenta en el Instituto de Ingenieros Civiles, ante una audiencia muy selecta, el gran hallazgo realizado durante sus investigaciones en Ronda: el descubrimiento del platino en España. La noticia de este descubrimiento despertó el interés del Rey Alfonso XIII, quien encargó a Orueta un estudio detallado desde los puntos de vista económico y estratégico, pues además del platino existían indicios de cromo y níquel, utilizados en la fabricación de armamento y que España importaba de otros países. Para ello se incluyeron en los presupuestos del Ministerio de Fomento correspondientes a 1916 y 1917, respectivamente, la cantidad extraordinaria de 150.000 pesetas para hacer frente a las investigaciones. Igualmente, y por leyes de 8 de diciembre de 1916 y 16 de noviembre de 1917, el Estado se reservó los derechos de investigación y explotación hasta 1919. Entre finales de 1915 y 1918 Orueta llevó a cabo este encargo, estimando la existencia de 246.531 kg de platino en los ríos Verde y Guadaiza, cerca de San Pedro de Alcántara, en la provincia de Málaga. Además de ello, las cantidades de níquel y cromo prospectadas cubrirían con creces el abastecimiento de estas sustancias a las fábricas militares españolas. A pesar de los magníficos resultados de las investigaciones, el platino no se llegó a explotar nunca, ni aún en tiempos más recientes cuando se han optimizado y abaratado los métodos de extracción de minerales.


Bibliografía
De Aingerukua a Cortina del Muelle. Manuel de Orueta González. Ediciones Moretón. 282 páginas. 1998.

CABAÑUELAS JUNIO 2017 Aguas por san Juan quita aceite, vino y pan

Andrés Rodríguez González Junio 1st, 2017

CABAÑUELAS JUNIO 2017
Aguas por san Juan quita aceite, vino y pan

Dicen las Cabañuelas de Garbayuela aplicadas a la Serranía de Ronda que el tiempo para la primera quincena del mes será caluroso y despejado, con vientos de Levante que contribuirán a acelerar el fin de la primavera. Puede ser que tengamos tormentas que provoquen algunas lluvias débiles.
La segunda quincena será aún más calurosa dando la impresión de que ha llegado un duro verano, pero al avanzar el mes hacia su terminación refrescará y es posible que se cumpla el refrán que da origen a este breve resumen, con lo que completaremos un mal año a efectos meteorológicos.

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Golondrina común

Andrés Rodríguez González Mayo 28th, 2017

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Golondrina común Hirundo rustica

Es una de las aves más conocidas popularmente y de las mejor estudiadas.  Una de las aves migratorias más extendidas en el mundo. La golondrina común se puede ver en Europa, Asia, América y África. Por su proximidad al hombre, forman parte de la cultura popular, y su llegada, cada vez más temprana como consecuencia del cambio climático, se considera anuncio de la primavera. A pesar de su abundancia, se trata de una especie en declive, sobre todo por culpa de los cambios en el medio rural y de las políticas y técnicas agrarias. En 2014 la golondrina común fue sido nombrada Ave del Año por la SEO/BirdLife.

Según información aportada por el experto ornitólogo José María Canca que tiene una pareja de golondrinas que le anidan en su casa desde hace ocho años, el macho llega hacia mitad de abril.
Existen 6 subespecies de golondrinas comunes, todas ellas habitantes del Hemisferio Norte. Entre estas subespecies podeos destacar a 4 como fuertemente migratorias. Durante el invierno boreal se trasladan al Hemisferio Sur y es posible verlas en plena primavera, en Sudamérica, África y Oceanía. Las golondrinas han sido claves para desentrañar aspectos de la migración, de la selección sexual y de la reproducción en las aves. Se trata del miembro más extendido de su familia, pues cría en gran parte de Norteamérica y Eurasia, salvo en zonas árticas y desiertos. En invierno ocupa Sudamérica, África, el sur de Asia y el norte de Australia. De taxonomía compleja, se reconocen ocho subespecies, e incluso se ha sugerido que algunas de ellas podrían ser especies diferentes, en especial las formas americanas.

Son aves de pequeño tamaño, unos 19 cm de largo incluyendo los casi siete de cola, con las alas extendidas su envergadura llega a los 35 cm. Su peso es de unos 25 gramos. El plumaje de su parte superior es de color azul oscuro y brillo metálico. Tienen plumas rojizas en la frente, la barbilla y la garganta. La garganta está separada del pecho y el abdomen por una franca de plumas de color azul oscuro. La principal diferencia entre los machos y las hembras adultos son las plumas de la cola que, en las hembras son más cortas.
La subespecie “rustica” es la única presente en España, aunque en ocasiones se observan aves de vientre rojizo que podrían pertenecer a subespecies de Oriente Medio o tal vez  pudiera tratarse de variantes locales. Se encuentra ampliamente distribuida en época de cría y en paso por toda la Península, Baleares, Ceuta y Melilla. Inverna en muy pequeño número en el sur, principalmente en el bajo Guadalquivir. En Canarias, donde es común en paso, recientemente se ha localizado criando en Gran Canaria.
Las aves españolas invernan en el golfo de Guinea y regresan de forma paulatina al área de cría, con un desfase de hasta tres meses entre el norte y el sur. En Andalucía y Extremadura normalmente empiezan a verse en enero, con llegada masiva desde febrero; en el centro y el este de la Península suelen hacerlo un mes después, y en la Meseta norte y la cornisa cantábrica no se vuelven comunes hasta abril. Los machos más viejos retornan antes, y en décadas recientes se ha constatado un regreso más temprano, unas tres semanas antes. Durante el paso otoñal hay cierta segregación de espacio y tiempo entre aves locales y migrantes del oeste de Europa. Las golondrinas españolas abandonan las zonas de cría desde julio, en el sur, hasta principios de septiembre, mientras que los ejemplares en paso suelen moverse, siguiendo la costa mediterránea, en septiembre y octubre. A partir de junio se reúnen en dormideros, formados al principio sobre todo por juveniles.

Son aves insectívoras, llegan a consumir una gran cantidad de insectos, por ello son un gran aliado de agricultores, también es muy beneficioso su presencia en pueblos y ciudades por la gran cantidad de mosquitos que comen.
La población española no se ha cuantificado con exactitud, pero debe de contar con más de 1 millón de parejas. Se conocen dormideros con más de 100.000 aves. En Europa se estima que existen unos 16-36 millones de parejas, con la mejor zona en la franja entre Francia y Rusia. Los resultados obtenidos entre 1998 y 2005 por el programa SACRE reflejan cierta tendencia negativa, aunque con fluctuaciones. A escala europea, el declive es más grave (un 27% entre 1980 y 2003).
Las golondrinas poseen una gran capacidad de recordar los lugares donde anidan por eso suelen hacerlo año tras año en los mismos sitios. Cada año el macho de la pareja regresa antes que la hembra y comienza la preparación del nido, cuando llega la hembra comienza el cortejo por parte del macho que consiste en vuelos circulares alrededor del nido y un trino peculiar a la vez que hace un gran despliegue de sus plumas en particular de la cola. Después se completa la construcción del nido que suele terminar la hembra. Después del apareamiento la hembra pone entre 2 y 7 huevos de color blanquecino con pequeñas manchas rojizas. La hembra incuba los huevos durante 19 días, después de la eclosión de los pollos, ambos padres se encargan del cuidado, alimentación y protección de los hijos. Tras 22 días en el nido lo abandonan continuando el cuidado por parte de los padres.

Bibliografía
www.seo.org
www.animales.website

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA Salamanquesa común

Andrés Rodríguez González Mayo 26th, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA
Salamanquesa común Tarentola mauritanica

Es un animal vertebrado del grupo de los Reptiles. Dentro de ellos es un Saurio de la familia de los Gecónidos.
La familia de los gecónidos (Gekkonidae) está formada por alrededor de 700 especies de lagartos de pequeño tamaño conocidos vulgarmente como “gecos”. La palabra geco deriva del inglés “gecko”, que a su vez proviene de una palabra malaya que imita la voz de una especie de geco del sudeste asiático.

La Salamanquesa es pues un saurio de unos ocho centímetros de largo, con cuerpo ceniciento. Vive en las grietas de los edificios y debajo de las piedras, se alimenta de insectos y se la tiene equivocadamente por venenosa, ya que no posee veneno de ningún tipo. Las salamanquesas tienen unos enormes ojos con pupila vertical y carecen de párpados funcionales, por lo que nunca cierran los ojos.
Son propios de climas más cálidos y solamente 4 especies alcanzan la Europa continental más meridional, concretamente la región mediterránea. De estas 4 especies, solo 2 habitan en la Península Ibérica.

Las cuatro especies europeas son:

Tarentola mauritanica, Hemidactylus turcicus, Phyllodactylus europaeus y Cyrtodactylus kotschyi.

Las dos especies ibéricas son: Tarentola mauritanica y Hemidactylus turcicus

De estas dos especies, T. mauritanicus es la más abundante y extendida en España, y de hecho recibe el nombre de “salamanquesa común”, denominandose “salamanquesa rosada” a Hemidactylus turcicus.

En España, ambas especies de salamanquesas son marcadamente antropófilas, es decir, prefieren vivir en los edificios de ciudades y pueblos antes que en el campo, y se las suele ver por las noches en las paredes iluminadas por las farolas acechando a los insectos atraidos por la luz. También es frecuente que entren en el interior de las viviendas, donde no siempre son bien recibidas ya que muchas personas creen equivocadamente que son venenosas o perjudiciales cuando es todo lo contrario ya que consumen una gran cantidad de mosquitos.

No hay que confundir a las salamanquesas con las lagartijas que son también reptiles, pero tienen los ojos más pequeños y párpados funcionales que les permiten cerrarlos.
Otra notable diferencia es que las dos especies de salamanquesas que podemos encontrar en España poseen en los dedos unas láminas adherentes que les permite trepar por superficies totalmente pulidas como cristales o moverse con soltura por paredes totalmente lisas e incluso por los techos. Las lagartijas son buenas trepadoras, pero necesitan rugosidades a las que agarrarse con sus uñas y desde luego jamás podrían trepar por un cristal. Otra diferencia es que las lagartijas son diurnas, mientras que las salamanquesas, al menos en las zonas urbanas suelen ser crepusculares o nocturnas
Otro animal con el que la gente confunde a las salamanquesas, tal vez por lo similar del nombre, es la salamandra que no es ni siquiera un reptil, sino un anfibio como las ranas, los sapos y los tritones, y nunca la veremos por las paredes, ni en sitios secos, ni tomando el sol, sino por la hojarasca húmeda, bajo troncos podridos o sitios similares. Las salamandras son negras con manchas amarillas y bastante lentas. Las salamanquesas son de colores pardos o grises, aunque pueden ser desde bastante oscuras a bastante claras, pero siempre colores de camuflaje, y son bastante más rápidas.

Bibliografía

https://macroinstantes.blogspot.com.es

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Estepa o jara blanca.

Andrés Rodríguez González Mayo 16th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Estepa o jara blanca. Cistus albidus

Una de las jaras más abundantes, quizás la que más, de la Serranía de Ronda.
Posee unas flores de grandes; vistosos y frágiles pétalos, arrugados, son los que anuncian la llegada de la primavera y el alargamiento de las horas de luz.
El nombre del género “Cistus”, procede del nombre griego que una vez latinizado se convierte en “cisthos”. También se puede realacionar con la palabra griega “Kiste”  que significa caja o cesta, por la forma de sus frutos. El nombre de la especie “albidus” así como el topónimo “jara blanca”, le viene dado por el vellosidad blanquecina que recubre sus hojas.
El nombre popular de “Jara”, viene del término árabe “Xara” que significa “matorral”.
El color de la flor tiene ligeras variaciones, suelen ser rosa palido pero algunas plantas tienen sus flores blancas.
La jara blanca,  tiene porte arbustivo pudiendo alcanzar de 1 m. a 1,5 m. de altura. Es una planta muy termófila, perteneciente al ámbito del mediterráneo occidental.  Es propia de matorrales seriales, compartiendo paisaje con romeros, coscojas, aliagas, lentiscos etc. Especialmente abundante en zonas repetidamente incendiadas. Vive en todo tipo de terrenos, pero especialmente calizos.

Sus hojas son suaves, rugosas y a nivel popular se han empleado, hojas y tallos como estropajo para limpiar las sartenes, cacerolas y platos y como sustituto del tabaco, secando sus hojas, moliéndolas y liándolas en forma de cigarrillos. También sus hojas empleadas en forma de infusión han servido para problemas digestivos y para aliviar afecciones bronquiales y resfriados, así como para desinfectar heridas.
En el norte de África, los árabes elaboran un té con sus hojas que emplean como aperitivo, es decir, para estimular el apetito, así como para tratar dolores digestivos y jaquecas.
Sus muy variados topónimos nos pueden recordar algunos de sus usos populares: hierba para fumar, quiebraollas, revientaollas, estepa blanca, estopa, jaguarzo blanco etc.
Es un arbusto de una gran belleza, muy interesante para introducir en el diseño de jardines mediterráneos con pocas necesidades de agua, es decir, jardines xerófitos. Se pueden recolectar sus semillas en otoño y tras un leve raspado con un papel de lija fina sembrarlas en sustrato o en suelo directo, es muy frecuente que germinen dando un arbusto muy rústico y resistente para el jardín. Aunque sus flores son muy efímeras, apenas duran un día, la disfrutaremos en flor desde marzo hasta junio según las zonas.

Bibliografía
http://www.etnobotanica.net

Next »