Archive for the tag 'serranía de ronda'

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Lentisco

Andrés Rodríguez González Octubre 19th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Lentisco Pistacia lentiscus

Aunque el lentisco se presente habitualmente como un pequeño matorral, a veces, con buenas podas se puede conseguir un arbolito de bella factura.
Es una planta muy abundante en el monte mediterráneo, quizás por eso no tiene la consideración que se merece. Sin embargo, su uso en jardinería puede ser muy conveniente; su rusticidad y su buena tolerancia a ser recortado lo hacen ideal para jardines en nuestra zona. Es perfecto para ser empleado en la formación de setos, además de ser muy decorativo, puede ahorrar bastante tiempo y dinero. Necesita muy poca agua, le afectan muy poco las enfermedades y las plagas y no es exigente en cuanto al tipo de suelo.
Tradicionalmente ha sido tratado como un matorral invasivo que merecía ser cortado y eliminado, hoy, nosotros lo vamos a contemplar como una de las mejores plantas que podemos tener en un jardín de tipo mediterráneo por su aguante a la sequía, su aceptación de podas y en general por su magnífica adaptación a nuestros suelos y clima.
El lentisco tiene otras muchas ventajas para ser usado en jardines, como ser un arbusto siempre verde, con lo que viste un jardín en cualquier momento del año. Con las condiciones adecuadas suele alcanzar gran tamaño: sobrepasa con facilidad los tres metros, por lo que no es raro verlo también con apariencia de árbol. Tiene un olor fresco y resinoso muy agradable, que evoca el recuerdo del bosque mediterráneo.
Es fácil identificarlo, posee unas características hojas compuestas formadas por entre 3 y 6 pares de foliolos lanceolados y de textura coriácea. Tiene los tallos rojizos cuando jóvenes, contribuyendo a aderezar el verde brillante de sus hojas. Más tarde su corteza se tornará gris. Las flores del lentisco aparecerán en primavera. Serán muy pequeñas y formarán unas inflorescencias axilares poco ornamentales (rojas o verdes, dependiendo del sexo del ejemplar), pero que colaboran aportando un toque de color. El lentisco es una planta dioica, es decir con sexos separados.
El término “Pistacea” hace referencia a su pariente el productor de Pistachos (Pistacia vera). En el lentisco, no obstante, los frutos (llamados “drupas” rojas o negras cuando maduras) solo son comestibles para los pájaros. Adornarán la mata durante el otoño, eso sí.
Del mismo género y bastante similar es la cornicabra (Pistacia terebinthus), muy frecuente en matorrales de la Serranía de Ronda
El uso del lentisco en jardinería es muy interesante por su bajo mantenimiento.
Puedes cultivarlo en maceta o jardinera, dando buenos resultados por su escasa necesidad de atenciones. Pero será en el suelo del jardín donde muestre todo su potencial, alcanzando alturas considerables sin apenas riego ni abono. Es perfecto como seto libre, pues sus formas son tupidas y redondeadas. Acepta el recorte de buen grado, por lo que si prefieres un seto algo más formal tampoco será ningún problema.
Encaja perfectamente en jardines de estilo mediterráneo y también es buena opción en xerojardinería (jardines que necesitan poca agua). No acepta problemas de encharcamiento.
Se puede plantar a finales del invierno o a principios de la primavera. Mejor en un lugar soleado y con espacio. Si quieres formar un seto, separa en la plantación los distintos pies, entre 80cm y 1m estará bien. Crecen lentos, pero irán ganando volumen. Sus ramas acabarán cubriendo todos los huecos.
La poda para los setos y arbustos en esta Pistacia se limitará a las ramas secas o mal orientadas y a despuntar las de crecimiento excesivo.  También puedes esculpir formas geométricas.
Su reproducción se lleva a cabo más bien por semillas, durante el otoño o la primavera pero siempre con temperaturas suaves. Se aconseja ponerlas en agua durante unas horas para ablandarlas y separar las viables de las que están vacías, las últimas flotarán. Después utiliza una mezcla de turba y perlita, siempre controlando la cantidad de humedad. Tras unos meses las semillas germinarán.

Bibliografía
www.joseeljardinero.com

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Pito real

Andrés Rodríguez González Octubre 17th, 2017

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Pito real (Picus viridis)
Orden Piciformes; familia Picidae

Es el más común y extendido de nuestros pájaros carpinteros. Tiene una longitud de entre 31-33 cm y una envergadura de 40 a 42 cm.
Ave inconfundible
Es un pájaro carpintero grande, robusto y de bella estampa, de aspecto inconfundible tiene un plumaje en el que dominan claramente los tonos verdosos, más intensos en las regiones dorsales, ligeramente grisáceos en las ventrales y con matices amarillentos en el obispillo. Carece de moteados y listas salvo, muy suavemente, en la región anal, luce un llamativo patrón de coloración en la cabeza, donde el píleo es rojo y los ojos, amarillentos, aparecen enmarcados por un antifaz negro. Los machos y los jóvenes presentan una bigotera negra y roja, que es exclusivamente negra en las hembras. El plumaje juvenil se caracteriza por ser fuertemente moteado, especialmente en las partes inferiores, aunque, en conjunto, su coloración es más apagada que la del adulto, no presentan antifaz y poseen un iris más oscuro.
Su vuelo es muy característico, con una trayectoria ondulatoria en la que el ave combina tramos en los que bate las alas con otros en que las pliega.
El canto de esta especie es inconfundible y lo emiten tanto machos como hembras a lo largo de todo el año; se podría definir como una especie de relincho, muy sonoro, que el ave ejecuta en una secuencia rápida, de unos dos o tres segundos de duración. Al contrario que otros carpinteros, no es habitual que el pito real use el tamborileo para comunicarse. Es muy habitual que sepamos de la presencia del Pito real por su característico canto.
Habita en las arboledas de zonas de riberas de ríos y arroyos, los bosques caducifolios y las áreas ajardinadas de gran amplitud.
Es un activo consumidor de invertebrados, poseé una larga y pegajosa lengua con la que prospecta los resquicios de los hormigueros en busca de los huevos, larvas y adultos que constituyen la base de su dieta.
La extraordinaria foto que acompaña es de Gonzalo Astete Martín a quien agradezco que me haya permitido su uso.
Bibliografía
www.seo.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Labiérnago, agracejo

Andrés Rodríguez González Octubre 10th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Labiérnago, agracejo Phillyrea latifolia

Matorral que a veces alcanza tamaño de un pequeño árbol de hasta ocho metros de altura.
Es perennifolio, es decir que sus hojas siempre están presentes. Posee hojas simples, opuestas, lanceoladas o elípticas, lampiñas (sin pelillos) por ambas caras y de borde levemente aserrado.
Sus flores son pequeñas, poco vistosas, amarillentas, semejantes a las del olivo, en pequeños grupos que nacen de las axilas de las hojas. El fruto asemeja una aceituna esferoidal menor de 7 mm, de color negro en la madurez.
Vive por todo el sur de Europa, suroeste de Asia y noroeste de África. En la Península aparece en condiciones de clima mediterráneo algo suavizado: litoral levantino, costa atlántica portuguesa, Andalucía, Cantabria y País Vasco. En la comarca aparece en laderas con mucho matorral orientadas al sur sobre todo en la parte oeste y en el Valle del Genal. Tolera bien la sequía siempre que la temperatura veraniega no suba en exceso, huye de los fríos invernales y es indiferente al tipo de sustrato. Aparece mezclado con encinar y con alcornocal.
Es muy apreciada por el ganado y los cérvidos que suelen comer sus hojas y tallos tiernos por lo que a veces, los ejemplares se encuentran muy ramoneados en sus partes bajas.
La madera es dura, de color blanco a amarillento, aunque escasamente utilizada porque los ejemplares de porte elevado son escasos.
La Phillyrea angustifolia es llamada popularmente “olivilla”. Dificilmente se encuentra ejemplares de más de 3 m de altura y  casi siempre la vemos de porte arbustivo. El ejemplar fotografiado llama la atención precisamente por su altura y porte que le hacen parecer un árbol.
Bibliografía
www.arbolesibericos.es

ORQUÍDEAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Spiranthes spiralis.

Andrés Rodríguez González Octubre 7th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Spiranthes spiralis.

Orquídea de pequeño tamaño habitualmente pero que puede alcanzar una altura de hasta 30 cm. Es muy destacable su inflorescencia densa y larga dispuesta en una forma espiral de donde procede su nombre.
Las flores son blancas, olorosas, carecen de espolón. El labelo es blanco-verdoso, cuneado y crenado. Presenta un número variable de flores, entre 10 y 30.
Se presenta alrededor del Meditediterráne, progresando en el Centro de Europa, alcanzando el Caúcaso y Asia Menor.
En la Península Ibérica, está disperso pero es más frecuente al Norte del Sistema Central e Ibérico. Ausente en las dos Mesetas. Abundante en el cuadrante Noreste, más escasa en el Noroeste y en el Sur y Levante. También está presente en las Islas Baleares.
En Andalucía es una especie muy rara, estando presente en las provincias de Cádiz, Málaga, Córdoba, Jaén y Granada; ausente en el resto. En la Serranía su presencia es bastante rara. Los ejemplares de las fotografías proceden de una localidad en zona de pastizales con cierta humedad por la proximidad de un río, que ahora, por la fuerte sequía que padecemos, se encuentra seco. Dado el interés que tiene para coleccionistas no conservacionistas no diré la localización exacta.
Florece de Septiembre a Diciembre.
En la Lista roja de la Flora Vascular de Andalucía aparece como Datos Dudosos (DD).

Bibliografía
http://www.granadanatural.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Narcissus cavanillesii

Andrés Rodríguez González Octubre 3rd, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Narcissus cavanillesii

Narcissus nombre genérico que hace referencia del joven narcisista de la mitología griega Narkissos hijo del dios río Cephissus y de la ninfa Leiriope; que se distinguía por su belleza, cavanillesii: epíteto otorgado en honor del botánico español Antonio José de Cavanilles.
El nombre deriva de una palabra griega que significa narcótico y se refiere al olor penetrante y embriagante de las flores de algunas especies. Para algunos investigadores proviene de una palabra persa que se pronuncia Nargis, que indica que esta planta es embriagadora.
Planta bulbosa perteneciente a la familia de las amarilidáceas y el único miembro del género Narcissus de la sección Tapeinanthus. Es originaria del sur de la Península Ibérica y Norte de África.
Tiene flores amarillas que se producen en otoño. La corona está casi completamente ausente, por lo que durante mucho tiempo a esta especie se le asignó a un género diferente.
Narcissus cavanillesii fue descrita por Barra & G.López y publicado en Anales del Jardín Botánico de Madrid 41: 202, en el año 1984.
Número de cromosomas de Narcissus cavanillesii es de 2n=283
Puede ser considerado en nuestra zona como el primero de los Narcisos que anuncia la temporada de los representantes de este género en la comarca, su presencia es fíel a la llegada del otoño pero esta temporada por la sequía son mucho menos abundantes que años anteriores.
Suele darse en prados y bordes de bosques.
La foto es de Gonzalo Astete a quien agradezco que me haya permitido usarla.

Bibligrafía
Wikipedia

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Azucena amarilla, Azafrán dorado Sternbergia lutea

Andrés Rodríguez González Septiembre 30th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Azucena amarilla, Azafrán dorado
Sternbergia lutea

Bulbo de la Familia Amarilidáceas, que tiene su origen en la Región Mediterránea. Pequeña planta herbácea bulbosa de un palmo de altura como máximo. Crece en determinados lugares de la zona de Grazalema aunque se naturaliza fácilmente en jardines formando pequeñas orlas de color amarillo vivo de gran belleza. A menudo confundida con un crocus amarillo de otoño.

Tiene hojas estrechas y obtusas, canaliculadas y presentes a la vez que las flores, con un escapo erecto sosteniendo una flor única solitaria de color amarillo oro en forma de embudo. Florece a finales del verano o principio de otoño. Cuando se las ve en las laderas soleadas de los alrededores del pueblo de Grazalema es el anuncio de que el otoño está muy cercano.
Se pueden plantar los bulbos apenas cubiertos de tierra, antes de las primeras lluvias de otoño, en un lugar caluroso y siempre soleado ya que no florecen a la sombra. No requiere un suelo especial; puede crecer incluso sobre una pared seca, que le da el drenaje perfecto que necesita. Las hojas se secan en verano. Si crece en grupos demasiado apiñados se pueden dividir sin problemas pero siempre que estén en fase de bulbos. Puede que no aparezcan flores el primer año. También se pueden cultivar desde semillas pero es más complicado y florecen más tarde.

Bibliografía
http://fichas.infojardin.com
Experiencia personal

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Gavilán común

Andrés Rodríguez González Septiembre 27th, 2017

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Gavilán común (Accipiter nisus)

Orden Falconiformes; familia Accipitridae
Es una de las más pequeñas rapaces que viven en la Serranía. Su longitud es de 28 a 37 cm. Envergadura de 60 a 77 cm.
El macho tiene partes superiores color pizarra oscura e inferiores ondeadas de color pardo-rojizo; la hembra, más grande, partes superiores parduscas, inferiores ondeadas de pardo oscuro y lista superciliar blanca. Esta pequeña rapaz presenta un acusado dimorfismo sexual invertido, por el cual las hembras resultan ostensiblemente más corpulentas que los machos; además, entre ambos sexos existen marcadas diferencias en cuanto al diseño del plumaje. El macho adulto tiene las partes superiores y el píleo de un color grisáceo bastante intenso, en tanto que las inferiores son pálidas con un fino barrado transversal y un tono rojizo que puede ser muy notorio, principalmente en las mejillas y los flancos; sobre el ojo luce una leve línea blanca a modo de ceja. Las patas son amarillas y con los largos tarsos sin emplumar. La hembra, mucho más pesada y robusta, posee un patrón de coloración dominado por los tonos pardogrisáceos en el dorso y el píleo, con las regiones inferiores blanquecinas,
muy finamente barradas de pardo; la ceja es más grande y evidente que en su compañero. El plumaje de los jóvenes presenta las partes superiores parduzcas, con las plumas orladas de ante, y las inferiores blanquecinas y toscamente barradas de pardo rojizo. Ojos amarillos.
Vive en zonas boscosas donde se ha especializado en la captura de pequeñas aves, algunas tan diminutas como reyezuelos o páridos. Para acceder a unas presas tan escurridizas, esta rapaz ha adquirido algunas adaptaciones para facilitar su movilidad en las intrincadas espesuras de los bosques, como la posesión de alas cortas y redondeadas y una cola particularmente larga, que le otorgan gran capacidad de maniobra y de aceleración.
El gavilán se basa en el ataque por sorpresa como técnica de caza. Vuela rápido y silencioso entre la espesura del bosque y, de repente, se lanza hacia arriba para caer sobre un solitario pájaro de pequeño tamaño o un grupo de ellos, atrapa a la víctima y sigue su vuelo hasta posarse en uno de sus «desplumaderos» con su presa y reclamando a su compañera que posiblemente estará incubando, para alimentarla, con un ronco y rechinante «qui-qui-qui-qui». El macho caza en solitario. Si la presa escapa que no es lo frecuente, la rapaz raramente intenta otro ataque. Suele comer gorriones, estorninos, otros pajarillos, ocasionalmente topillos, ratones y gazapos; insectos.
Las principales víctimas del gavilán macho son los pájaros pequeños, pero la hembra, de mayor tamaño, ocasionalmente mata aves tan grandes como una paloma. Los gavilanes también comen pollos de aves de caza, por ello han sufrido una persecución a gran escala por los cazadores, hasta que se les dio protección legal.
El nido lo construyen de ramas, en árbol, frecuentemente sólo por la hembra, forrado con ramitas delgadas; pone, en mayo, de 4 a 6 huevos blancos con tinte azul y manchas pardo-rojizas; incubación, de unos 35 días, sólo por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido tras unos 30 días.
Es muy silencioso, en ocasiones emite un kiu-kiu-kiu-kiu.
Es probable que el Gavilán Común haya padecido también las consecuencias de los pesticidas agrícolas. De cualquier manera, es una de las rapaces cuyo número ha descendido más en España, seguramente debido a la persecución de que fué objeto.
Las fotos, extraordinarias son de Gonzalo Astete que las ha cedido para esta ocasión.

Bibliografía
http://www.pajaricos.es

Naturalistas en la Serranía de Ronda: Domingo de Orueta y Aguirre

Andrés Rodríguez González Septiembre 13th, 2017

III.- Domingo de Orueta y Aguirre
Domingo de Orueta y Duarte, siempre consideró sus maestros por excelencia a José MacPherson, del que ya hemos hablado en el capítulo anterior, a su profesor de la escuela de Minas, Lucas Mallada Pueyo (que no será objeto de estudio al no estar vinculado a la comarca) y a su padre Domingo de Orueta y Aguirre, objeto del presente capítulo.
La Serranía de Ronda siempre ha atraido a visitantes ilustres, a viajeros románticos,  turistas, aventureros adinerados o no, pintores paisajistas, investigadores y otros muchos ilustrados. En este último caso, las dificultades que la estructura geológica de la comarca tiene, ha sido un atractivo importante para muchos de ellos. Por sólo citar algunos relacionados con el mundo científico, podemos comentar que en 1.775 el irlandés Bowles viene a España para mejorar las explotaciones de Almadén e inspeccionar la minería del país. Ya retirado, visitó gran parte de la península y en su largo recorrido llegó a Ronda, donde estudió la geología y las explotaciones mineras de la zona. Sus observaciones fueron publicadas en un libro titulado “Historia Natural de España”. En el siglo XIX el francés De Vernuil recorrió la Serranía y recopiló una excelente colección de fósiles, además publicó varios artículos sobre paleontología y sobre la constitución geológica de España y de la Serranía, en particular sobre la comunicación entre el Atlántico y el Mediterráneo.

Domingo de Orueta y Aguirre había nacido en Málaga el día 15 de octubre de 1833. Hijo de Domingo de Orueta y Aguirre (es curioso su mismo nombre), era el menor de tres hermanos. Su padre tenía una situación económica desahogada. Después de emigrar de su casa de origen de Oñati, estableció una casa de comercio en Cádiz en 1813, poco después ante la difícil situación económica de la ciudad decidió probar fortuna en América donde se estableció en 1815, regresando de nuevo a Cádiz en 1821. Ya casado con su prima hermana María del Pilar y con un hijo, a finales de ese mismo año decide trasladar la casa de comercio a Málaga, una ciudad dinámica y en crecimiento. Hombre muy hábil en los negocios establece relaciones con las grandes familias influyentes en la pujanza industrial y comercial de la ciudad. Familias como los Livermore,  Heredia, Larios, Loring fueron algunas de las que destacaron en aquella floreciente Málaga. Con ellas se relacionaban los Orueta y con alguna de ellas emparentaron por matrimonio. Su casa en Málaga estaba establecida en Cortina del Muelle 65, junto a la de los Heredia.
La casa de comercio de Orueta progreso y los Orueta desarrollaron nuevos negocios que les permitieron una gran prosperidad. El joven Domingo de Orueta  fue enviado a Inglaterra a cursar estudios secundarios en el Clever Green, donde habían estudiado sus hermanos Ricardo y Pedro  Antonio con excelentes resultados. Su formación en el  colegio inglés fue entre los años 1846 y 1850. En 1858 emprende un viaje por Europa acompañado por su amigo Joaquín García de Toledo en un viaje pagado por su abuela María del Pilar. De Francia pasaron a Italia, recorriendo Roma, Nápoles y alrededores, Florencia, Bolonia, Venecia y Milán. En Suiza estuvieron más de un mes recorriéndola entera a pie con mochila. Suiza marcó profundamente  Domingo y le generó una gran afición por la Geología en particular y las Ciencias Naturales en general. Pasaron a Alemania, después Bruselas,  Amberes y Paris desde donde viajaron a Londres. De  regreso a París viajaron a Bayona desde donde viajaron a Madrid en diligencia. En Madrid permanecieron varios días hasta regresar a Sevilla y Cádiz donde os dos amigos se separaron. Domingo regreso a Málaga y Joaquín a Lisboa. Como consecuencia de dicho  viaje Domigo escribió un libro titulado “Descripción de un viaje a Suiza e Italia”.
En ese viaje se desarrollo su afición científica, con cierto disgusto de su padre que observaba como su hijo no mostraba el menor interés por los negocios familiares. Se dedica a adquirir y leer  libros de Ciencias especialmente. Llegó a tener una biblioteca de 2.200 volúmenes que a su muerte fueron cedidos a la Institución Libre de Enseñanza. Pero  no sólo le interesaba la Geología, también dominaba el mundo clásico de Roma y Grecia, la literatura clásica y el Arte. Y todo ello adquirido de una forma autodidacta.

Domingo se casó en 1861 con Francisca Duarte, hija de un acaudalado hombre de negocios malagueño de ascendencia portuguesa. El día 24 de enero del año siguiente nació su hijo primogénito al que llamaron según la tradición familiar Domingo, Chomin para la familia. En esos tiempos vivían en una casa de la calle Muelle Nuevo. Los negocios familiares marchaban bien y su situación económica era más que desahogada. Domingo de Orueta y Aguirre se integró en la Sociedad Económica de Amigos del País en 1.862. Dos años después nace su segundo hijo que recibió el nombre de Luis. En 1.868 se trasladan a una casa en la calle Cortina del  Muelle donde nace su tercer hijo que recibe el nombre de Ricardo en recuerdo de su  hermano fallecido unos años atrás de un terrible cáncer en la boca. Posteriormente nacen sus hijos Jorge, María y Leonor.
Durante esos años Domingo continuó, de manera autodidacta, su formación científica, a base de lecturas sin descanso de libros, especialmente de Geología y de Paleontología.  Hacía frecuentes excursiones por la provincia y anotaba cuidadosamente sus experiencias en cuadernos de campo. Uno de sus acompañantes habituales era José Mac Pherson, nuestro personaje del capítulo anterior, también geólogo autodidacta con el que hizo numerosos excursiones por las Cordilleras Béticas. Domingo también era aficionado a la Entomología y se ayudaba en sus estudios de insectos de un microscopio adquirido en Londres. Llegó a adquirir un gran dominio en la microscopia, dominio que fue heredado y ampliado por su hijo Chomin que llegó a tener renombre internacional en ese campo. Lo veremos en el capítulo dedicado al personaje. En  1870 descubrió un yacimiento de mineral de Bismuto en la cuenca del río Padrón, en Estepona .  Más adelante su hijo descubrió en ese yacimiento el mineral que lleva el nombre de Oruetita. Fruto de sus investigaciones son las cuatro publicaciones sobre la Geología de la Provincia de Málaga que se citan a continuación.
-    “Algunas consideraciones sobre la geología de las proximidades de Málaga”. Su primer trabajo científico fue publicado en la revista “Proceedings” de la Sociedad Geológica de Londres. En este trabajo se detiene especialmente en la descripción y estudio del Torcal de Antequera, haciendo una maravillosa narración de éste singular paraje. También cita los fisiles encontrados en la región de Antequera que le ayudan a fijar como la edad geológica de esa zona el periodo Jurásico de la Era Terciaria. En un segundo artículo publicado en la misma revista el día 7 de febrero de 1872, Orueta y Aguirre se reafirma en sus conclusiones del artículo anterior y aporta el descubrimiento de nuevos fósiles para ello. Además, hace una interesante hipótesis sobre el origen del Torcal de Antequera.
-    En noviembre de 1873 pronuncia una conferencia en la Sociedad Malagueña de Ciencias que se publicó al año siguiente sobre Los Barros de Los Tejares. Una interesante formación geológica situada al noroeste de Málaga capital con una gran cantidad de fósiles de la que se extraían arcillas destinadas a la fabricación de ladrillos y tejas. Fue ampliamente descrito por Orueta y Aguirre que dato esos terrenos en el Mioceno Superior, contraviniendo las teorías de otros investigadores. Por su modestia no quiso dar a conocer sus datos hasta que no fueron  confirmados por el barón Von Fristz director del Museo Senkenbergen de Francfort. El estudio fue publicado en la Sociedad Española de Historia Natural en Madid en 1877.
-    El 14 de septiembre de 1874, Orueta y Aguirre pronunció una conferencia en la Sociedad Malagueña de Ciencias titulada “Bosquejo geológico de la parte Suroeste de la provincia de Málaga”. Incluye una descripción orográfica y geológica, descripción de los movimientos orogenéticos y erupciones volcánicas ocurrido en esa zona después del Jurásico, descripción de terrenos Secundarios y descripción de terrenos Paleozóicos. Menciona especialmente las rocas ígneas al nordeste de Manilva que con una extensión de más de mil kilómetros cuadrados constituyen la mayor erupción de serpentina conocida hasta la fecha. Esta formación geológica fue estudiada detalladamente por su hijo Domingo de Orueta y Duarte. Describe en las cercanías de Marbella el depósito de hierro que suministra material a las ferrerías de Heredia y la formación denominada Sierra de Las Nieves en la que se eleva el pico de Enamorados en cuyas vertientes crece el pinsapo al que considera de tanta belleza como la araucaria. Pide la conservación de esos bosques por medio de la declaración de un espacio protegido al considerarlos como en peligro de extinción. En San Pedro de Alcántara descubre un fósil al que le dieron el nombre científico de Pectunculus oruetae.
-    La última de sus publicciones se titula “Bosquejo geológico de la región septentrional de la provincia de Málaga”. Fue un encargo de la Comisión nacional para la elaboración del Mapa Geológico de España y publicado en 1877. Los trabajos de campo fueron realizados durante los años 1875 y 1876, sin medios, sin ayuda y en solitario. El área de estudio se extiende por Archidona, Antequera y Campillos. El estudio es muy detallado tanto en la parte geológica, situación, clima, red hidrográfica y de los cultivos.

En reconocimiento a sus estudios, el Gobierno concedió a Domigo de Orueta y Aguirre la Encomienda de la Orden de Isabel la Católica en 1876. La Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid le nombró Socio Corresponsal en 1877. Persona modesta, nunca hizo ostentación de los reconocimientos recibidos.
En el año 1872 tuvo lugar en Málaga la fundación de la Sociedad Malagueña de Ciencias Físicas y Naturales, más conocida como “Sociedad Malagueña de Ciencias”.  En pleno sexenio revolucionario que tuvo su culminación con la liquidación del reinado de Isabel II, se abre un periodo de liberación ideológica respecto a los valores tradicionales, no solo en España, también en toda Europa a través de la expansión de la industrialización. Sus bases fundamentales están marcadas por los valores de las ciencias empíricas y experimentales y la consideración de la ciencia como único instrumento que puede garantizar el progreso humano.
El nacimiento de la Sociedad tuvo lugar en una época con una fuerte recesión económica en Málaga con el cierre de varias instalaciones siderúrgicas, la llegada de la plaga de la filoxera y varias epidemias que afectan a la población de la provincia. Por su educación en Inglaterra Domingo de Orueta y Aguirre estaba muy influenciado por las corrientes empiristas y evolucionistas, pensamientos que fueron fundamentales en la creación de la Sociedad Malagueña de Ciencias. Convocados 19 malagueños por Orueta y Aguirre se reúnen el día 24 de julio de 1872, se decide la creación de una sociedad que tendría como objetivo la constitución de un museo donde se representaría  la fauna, flora y minerales de la provincia. Además la Sociedad llevaría a cabo estudios de los parámetros meteorológicos y su influencia en la agricultura, la industria y el comercio. El 6 de octubre tiene lugar una segunda reunión donde se aprueba la constitución de la Sociedad y se redacta su reglamento, a continuación se legaliza. El día 13 de octubre por votación secreta se elige la junta directiva que está presidida por Domingo de Orueta. La sesión inaugural de la Sociedad tuvo lugar en una reunión el 8 de diciembre donde  se consolida la lista definitiva de socios fundadores además de exponer los objetivos de la Sociedad por pare de Domingo de Orueta que quedan marcados en los siguientes: Infundir en los socios un verdadero amor por las ciencias, establecerr una normativa para el desarrollo de discusiones científicas, crear una biblioteca y un museo y, por último, aprovechar el mayor número posible de recursos humanos para las actividades de la Sociedad.
Los socios fundadores eran miembros de la alta burguesía mercantil malagueña que promueven el desarrollo científico y cultural a través de la aplicación de nuevos métodos de producción en la agricultura y la industria.

Una de las figuras más destacadas del periodo fundacional de la Academia fue el malagueño Pablo Prolongo García (1806-1885), importante botánico que colabora con Boissier el descubridor científico del pinsapo.
La Sociedad Malagueña de Ciencias nace en un periodo de decadencia económica, con sus actividades intentó dar un respuesta científica a los problemas de la sociedad malagueña aplicando postulados “positivistas” de los que Domingo de Orueta Aguirre era firme defensor. (El positivismo es un pensamiento filosófico que afirma que el conocimiento auténtico es el conocimiento científico y que tal conocimiento solamente puede surgir de la afirmación de las hipótesis a través del método científico).
No sólo mostraba preocupación por la Ciencia, también por cuestiones sociales, económicas e industriales. Buena fe de ello dan las actuaciones que llevo a cabo en los siguientes temas: Vacunación contra la viruela en la epidemia de 1874, medidas contra la comercialización de la carne parasitada por triquina, enfermedad de los cítricos de 1884, epidemia de cólera de 1884, informe sobre los terremotos de 1884 y 1855, epidemia de Phyllosera entre 1878 1885. En este último punto el estudio llevado a cabo por la “Sociedad”  hizo hincapié en el impacto que esta epidemia hizo en el sector vitivinícola de Málaga que era de los más activos económicamente de la comarca, Domingo de Orueta a través de observaciones microscópicas identificó que el origen de la enfermedad era el insecto denominado Phyllosera vastratix, y realizaron propuesta para actuar contra el parásito. Por intereses económicos las medidas propuestas por la “Sociedad” no fueron tomadas en consideración y la epidemia siguió su cauce destructivo hasta acabar con casi todos los viñedos malagueños en 1885, una realidad que vino a dar la puntilla a la terrible crisis económica que afecto a Málaga y que se inicio en los años sesenta del siglo diecinueve.
En 1882, Domingo de Orueta, que ejercía la profesión de corredor de comercio sufre un fuerte revés anímico con la muerte de su esposa, Paca, afectada por tisis pulmonar.

Nuestro personaje siguió su labor investigadora centrada en esos momentos con estudios sobre los Terremotos de 1884 1885. Estuvo relacionado con el movimiento Krausiano a través del rondeño Giner de Los Ríos y la Institución Libre de Enseñanza. En 1887 junto a otros malagueños, funda la “Asociación Malagueña para Estudios de la Mujer” que fomentaba la instrucción en la provincia de Málaga sin limitaciones de sexo, edad ni lugar de residencia. Es un ejemplo de sus muchas preocupaciones sociales y su afán de difundir el conocimiento.
Domingo de Orueta y Aguirre murió de forma repentina el día 19 de febrero de 1891. Su muerte causó un gran impacto en la “Sociedad Malagueña de Ciencias” creada por él y en la ciudad de Málaga donde era muy conocido y apreciado.

Las fotografías y la lista de socios fundadores de la Sociedad Malagueña de Ciencias han sido tomadas del libro de Manuel de Orueta, “De Aingerukua a Cortina del Muelle”.


Bibliografía
aunamendi.eusko-ikaskuntza.eus/
Manuel de Orueta González. De Aingerukua a Cortina del Muelle. 282 páginas. 1998 Ediciones Moretón.
www.laserranianatural.com

Jornadas conmemoración centenario libro de Orueta

Andrés Rodríguez González Septiembre 10th, 2017

En 1.917, el malagueño Domingo de Orueta y Duarte, publicó un libro fundamental para el conocimiento de la Serranía de Ronda y de la geología española, europea y hasta mundial, el Estudio Geológico y Petrográfico de la Serranía de Ronda. El libro fue acompañado de preparaciones microscópicas y, entre otros logros, dictamino el origen magmático de los rocas Peridotitas y el descubrimiento de Platino en la Serranía. Para que no pase desapercibido el centenario del libro que fue durante muchos años el más importante publicado en España sobre Geología, junto al centro de profesorado, la delegación de Cultura del Ayto de Ronda, la Biblioteca de la Real Maestranza y la Academia Malagueña de Ciencias, he organizado unas jornadas abiertas a todos los interesados entre los días 16 al 20 de octubre. Iré informando sobre los ponentes y otros aspectos de esta actividad.

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Escarabajo rinoceronte europeo.

Andrés Rodríguez González Septiembre 10th, 2017

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Escarabajo rinoceronte europeo. Oryctes nasicornis.

Familia Dynastidae. La fotografía es de un macho.
Uno de los animales más fuertes del mundo.
Es el escarabajo más grande de Europa, junto a otro coleóptero conocido como ciervo volante.
Puede llegar a alcanzar un tamaño de hasta seis centímetros, pero es absolutamente inofensivo. Los machos pueden parecer agresivos al poseer una especie de cuerno que recuerda enormemente al de los rinocerontes, pero es absolutamente inofensivo, tanto en forma de larva (con aspecto de gusano de gran tamaño) que se desarrollan durante años en raíces y tocones muertos, así como restos de madera en descomposición, también es inofensivo en estado adulto donde tiene una vida es muy corta, de apenas unos meses, y está dedicada a la reproducción. En ese período de madurez, el escarabajo rinoceronte europeo no se alimenta o lo hace ocasionalmente libando savia de los troncos de algunos árboles. Sus vuelos son potentes y para llevarlos a cabo necesita un gran desgaste energético, habida cuenta de su tamaño.
Por desgracia para este impresionante coleóptero, tiene tendencia a volar alrededor de farolas y fuentes de luz, por lo que acaba cayendo al suelo y pereciendo si finalmente no puede remontar el vuelo o es presa de algún depredador. A veces la causa de su muerte es un pisotón humano, algo que no hay que descartar cuando el hombre se encuentra con los mal llamados “bichos”.
Sus depredadores habituales son los zorros, rapaces nocturnas y reptiles, las larvas del escarabajo rinoceronte son parasitadas por una especie de himenóptero, Scolia flavifrons, una avispa de tamaño gigante.
Los machos de estos coleópteros de la familia Dynastinae presentan una protuberancia en la parte frontal de su cabeza, un cuerno que emplean para escarbar en la tierra y ocultarse de sus enemigos, así como para luchar entre ellos buscando la atención de las hembras. Las luchas solamente pretenden voltear al contrario y demostrar la superioridad del más fuerte.
De estos escarabajos se dice que son capaces de mover el equivalente a 800 veces su peso, es como si un hombre de 80 kilos de peso pudiera mover un objeto de 64.000 kilos, por eso están incluidos entre los animales más fuertes del planeta, ocupando el primer puesto en algunas de esas listas clasificatorias que a los humanos tanto nos gustan tanto. En cualquier caso, habrá que tomarse con cautela esta cifra porque hay listas, cifras y comparaciones de lo más variado, tanto en los libros de insectos como en la red.
Oryctes nasicornis necesita, como otras especies de coleópteros, de la madera muerta. Por ello es importante un equilibrio en la limpieza y desbroce de los bosques. La presencia de troncos muertos, tocones, raíces podridas o frutos en descomposición es esencial para la vida de muchos seres absolutamente importantes para la biodiversidad de los ecosistemas.
Bibliografía
guadarramistas.com

Next »