Archive for the tag 'serranía de ronda'

Fauna de la Serranía: Perdiz roja

Andrés Rodríguez González Abril 28th, 2017

Perdiz roja (Alectoris rufa)

Ave perteneciente al Orden Galliformes y familia Phasianidae
Ampliamente extendida en otros tiempos por toda la península, su distribución actual se restringe al suroeste de Europa, donde ocupa una amplia variedad de hábitats, alimentándose y situando sus nidos en el suelo. Es un ave gregaria, en especial fuera de la época de cría. Se encuentra en todo tipo de medios abiertos, desde el nivel del mar hasta la alta montaña, aunque escasea por encima de los 1.500 metros de altitud.
Tiene un tamaño más bien grande, entre 32-34 cm y una envargadura de 47-50 cm
Es de aspecto rechoncho. Ambos sexos son iguales. Posee vientre anaranjado y flancos llamativos con barras blancas, negras, marrones y grises; patas desnudas y fuertes; garganta blanca y pecho moteado de negro; dorso pardo grisáceo; y patas, pico y anillo ocular rojos. Los pollos y juveniles muestran tonos pardos y diseños crípticos. Es una especie de hábitos terrestres y buena andadora, que se desplaza habitualmente a pie. No obstante, el vuelo es rápido y directo, alternando fuertes aleteos con planeos en los que destacan los bordes anaranjados de la cola.
El canto del macho es característico. Se inicia con una serie de cloqueos cortos que dan paso a una serie de frases trisilábicas con ritmo acelerado y aumentando en intensidad. El repertorio incluye, además, otras voces cortas emitidas por ambos sexos en diferentes contextos sociales.
Actualmente se encuentra regresión, sometida a un intenso aprovechamiento cinegético y con problemas derivados de la alteración de los paisajes agrarios de los que depende.
http://www.seo.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA DURILLO Viburnum tinus

Andrés Rodríguez González Abril 16th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

DURILLO Viburnum tinus

Es un arbusto perennifolio de tamaño medio, que puede alcanzar hasta los 3 metros de altura, con abundante floración y frutos decorativos. Es muy duro y resistente, de ahí le viene el nombre.

Es perfecto para cualquier tipo de jardín, ya sea como ejemplar aislado o formando parte de un parterre, como seto informal o como cortavientos y si queremos un jardín de fácil mantenimiento el Durillo es una planta ideal.
Sus hojas son de color verde oscuro, se mantiene igual todo el año.
Florece en otoño e invierno, cuando casi todas las plantas se toman un descanso. Sus flores, de color rosa en capullo, blancas cuando se abren, ligeramente fragantes, son muy abundantes y resistentes. Sus frutos que son del tipo “drupa”, son de color azul oscuro, casi negro, permanecen hasta la primavera y son también muy decorativas.
Se desarrolla bien en posición soleada pero también en semisombra e incluso en la sombra siempre que no sea muy profunda. Se adapta a cualquier tipo de suelo, incluso los alcalinos aunque los prefiere ligeramente ácidos. Solo pide que esté bien drenado y no se encharque. Es muy resistente a las heladas y los climas fríos. También se adapta a las zonas costeras. Soporta los vientos fuertes como pocos por lo que puede instalarse en los lugares más expuestos del jardín y servir de protección a otras plantas más delicadas.
Los cuidados que necesita son mínimos. Apenas unas labores de poda que son las siguientes: Al plantarlo, conviene podar todas las ramas por la mitad para provocar una brotación abundante y nueva. Repetiremos la misma operación al año siguiente. Después, la poda de mantenimiento será ligera. La llevaremos a cabo en primavera y consistirá en recortar las ramas demasiado altas que estropean la armonía de la copa y suprimir madera muerta o dañada o cabezuelas muertas.

Cuando adquiera un tamaño excesivo, podremos realizar una poda intensa, cortando a unos cuantos centímetros del suelo aunque sabiendo que luego puede tardar un par de años en volver a florecer.

Si queremos reproducirlo es fácil, plantaremos estacas de tallo semileñoso en verano.

Bibliografía

https://disfrutarconelhuertoyeljardin.blogspot.com.es

ORQUÍDEAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Ophrys atlantica Abejera andaluza

Andrés Rodríguez González Abril 13th, 2017

ORQUÍDEAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Ophrys atlantica  (Abejera andaluza)

Colección realizada por Gonzalo Astete y Andrés Rodríguez

Fue localizada el año pasado por Gonzalo Astete por primera vez en la Serranía de Ronda. Poco después localizada también en los Llanos de Libar por parte de Vicente Astete. Como en Granada, en nuestra provincia se encuentra sobre suelos carbonatados. Este año ha vuelto a salir una pequeñísima población en el mismo lugar. Hace pocos años fue localizada por primera vez en la provincia de Granada por parte del equipo de “Granada Natural”.
Es pues, una interesantísima orquídea que puede alcanzar una altura de hasta 30 cm. Es una de las escasas orquídeas protegidas por ley en Andalucía.
Tiene una inflorescencia bastante escasa, tan sólo entre una y seis flores. Esta especie es inconfundible por tres características, la morfología en el labelo parecida a la de un “zapato”, también por presentar un espéculo así como presentar este un de color azulado en forma de “W”, nunca en “H o II” y unos sépalos laterales que tienen gran longitud y un aspecto festoneado.

La complejidad el colorido y forma del labelo responde al mecanismo de polinización de la planta, que es mediante la imitación, por parte de la flor, de las hembras de ciertas especies de insectos. El proceso de polinización se produce por la seudocópula de Himenópteros (Abejas solitarias), cuyos machos retiran los polinios.
Es un endemismo Ibero-Norteafricano (Bético-magrebí).
En la Península Ibérica se encuentra sólo en Andalucía concretamente en las provincias de Málaga, Granada, Almería y Cádiz (concretamente en Benaocaz).
Florece en Abril.
Bibliografía
http://www.granadanatural.com

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA Alcaudón común Lanius senator

Andrés Rodríguez González Abril 12th, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA
Alcaudón común
Lanius senator

Es un “pájaro”, pero también puede considerarse que es una verdadera «rapaz» entre los pájaros, ya que caza tanto grandes insectos como pequeños roedores, lagartos, pajarillos y sus pollos; insectos y sus larvas; arañas, moluscos, lombrices de tierra.
En la Serranía de Ronda era frecuente en los encinares. Su número ha caído con brusquedad en los últimos años, al igual que las demás aves insectívoras. La causa puede ser los “venenos” y “plaguicidas” que se usan en el campo en exceso.
En el verano es fácil de localizar por su corto y ondulante vuelo muy característico.  De color blanco y negro, de cogote achocolatado, tiene la cola relativamente larga, un antifaz negro y pico corto y ganchudo de gran potencia. Poseen píleo y nuca rojo-castaño vivo; partes superiores negruzcas con ” espalda ” y obispillo blancos; franja alar y partes inferiores blancas; sexos iguales.
Tiene la costumbre de empalar a sus presas sobrantes en las espinas de las matas y en los alambres de espino.
El Alcaudón Común aparece a final de marzo y su mayor parte en abril. Los machos se fijan rápidamente en un territorio que defienden contra cualquier intruso, esperando allí la llegada, casi siempre más tardía, de las hembras. Su nido es bastante desaliñado, con raíces y ramitas de variadas plantas, forrado con materiales más finos, trozos de lana, pelos o plumas, colocado a no mucha altura en arbustos o árboles; la puesta es en  abril-junio, de 5 a 7 huevos verdoso pálido con manchas pardo-verdosas en un extremo; incubación, especialmente por la hembra, unos 16 días; los pollos, alimentados por ambos padres, abandonan el nido a los 20 días; a veces dos crías en varano.
Poco después de realizada la cría, comienza la migración, que en esta especie es bastante precoz; regresan a sus terrenos natales coincidiendo con la llegada de la primavera.
El Alcaudón Común vuela con fuerza y potencia, cuando lleva alguna presa lo hace directamente hacia un posadero que a menudo está a buena altura sobre el suelo. Se posa en postes, arbustos, alambres de espino de cercas, cables del tendido eléctrico y más corrientemente que otros alcaudones en ramas de árboles, aunque éstos tengan mucha hoja. Prefiere campiña abierta con árboles dispersos, huertos de frutales y linderos arbolados de tierras cultivadas. En el centro de la Península se le ve con frecuencia también en encinares y campos con arbustos pequeños. En el Sur alcanza buena densidad en olivares y zonas de monte bajo. Cuando se posa en los cables del tendido eléctrico prefiere donde éstos atraviesan una tierra de cultivo. Invariablemente el mismo posadero le sirve día tras día para la captura de presas. Permanece allí por muchos minutos, mirando atentamente hacia abajo y moviendo suavemente la cola arriba y abajo. Cuando se lanza al suelo no lo hace con rapidez y parece como si dudara antes de capturar un insecto.
El Alcaudón Común ocupa en Europa una posición francamente meridional que es tanto como decir mediterránea, habitando también las islas de este mar. Tiene variable densidad y es sólo local en Italia, Francia, Países Balcánicos, llegando por el Este hasta Polonia y Ucrania. Probablemente las provincias mediterráneas españolas y francesas reúnan la mayor población del Mediterráneo occidental.
En África el paso primaveral es muy acusado y marzo registra las primeras llegadas en Marruecos. No tanto el de otoño que probablemente transcurra en vuelo más directo y a mayor altura sobre el norte africano.
El cuartel de invernada del Alcaudón Común se halla al norte de la línea ecuatorial en todo el África Tropical occidental, desde Senegal hasta el sur de Nigeria y el Tchad. También hay observaciones en el Camerún, Sudán y Congo-Brazaville. En Senegal los primeros se observan a mediados de agosto y el paso primaveral hacia el Norte es muy acusado en ese país africano a partir de febrero. Los mismos datos son aplicables a otros países del Trópico en donde se ven abundantes, pero muy desperdigados, solitarios o en parejas

Bibliografía
www.pajaricos.es

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: ÁRBOL DEL AMOR.

Andrés Rodríguez González Abril 9th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
ÁRBOL DEL AMOR, ÁRBOL DE JUDEA, ÁRBOL DE JUDAS, ALGARROBO LOCO
Cercis siliquastrum

Árbol de la familia Cesalpináceas. Oriundo del Mediterráneo oriental (Persia), fue introducido por los cruzados desde Israel al sur de Francia, aproximadamente en el año 1200. Después se difundió por todo el centro y sur de Europa. En España se ha encontrado asilvestrado en varios puntos de Valencia y Andalucía, aunque lo normal es verlo cultivado en jardines.
Es caducifolio, de forma irregular, que alcanza de 5 a 10m. de altura. Ramas de corteza lisa. En las más jóvenes toma una coloración rojiza. Es de forma bastante irregular, generalmente retorcido, corteza rugosa, de color pardo oscuro, casi negra en los ejemplares viejos.
Sus hojas son simples, de forma reniforme (acorazonada), que crecen alternativamente en las ramillas. Estípulas pequeñas, fácilmente caedizas. El periodo de foliación abarca desde el principio de primavera al principio del otoño.
Produce flores muy precoces, aparecen antes que las hojas y en gran cantidad, de color rosa. Aparecen agrupadas en ramillos sobre las ramas o a veces sobre el mismo tronco, tienen la forma amariposada típica de esta familia. Una vez secas permanecen en el árbol largo tiempo. Son hermafroditas, dotadas de estambres y pistilos. Florece en Abril o Mayo.
En forma legumbre colgante y aplastada, de 6-10 cm. de largo, color pardo rojiza, en su interior poseen de 10 a 14 semillas negruzcas. Maduran en otoño, permaneciendo durante el invierno en el árbol.
Alcanza su máximo desarrollo entre los 15 y 25 años. Es bastante indiferente respecto al suelo pero no gusta de heladas prolongadas. Resiste bien la sequía y el frío, así como la contaminación atmosférica de la ciudad. Necesita sol. Para su buen crecimiento necesita de poda. Se reproduce mediante semillas o por retoños basales; en este caso hay que transplantarlos pronto, pues no agarran cuando tienen cierta edad. Suelen florecer a partir del tercer año.
El nombre científico de este árbol deriva del griego “Cercis” (navecilla), aludiendo probablemente a la forma del fruto y de la flor; “siliquastrum” está formado por la voz latina “silique” (algarrobo) y el sufijo “astrum” (parecido imperfecto). El nombre castellano de “árbol del amor” se debe al color rosa de sus flores y a la forma acorazonada de sus hojas. También se le conoce como “árbol de Judea o de Judas” por su origen. Según cuenta la leyenda Judas Iscariote se suicidó ahorcándose en uno de ellos.

Su madera no es de buena calidad, pues se tuerce con facilidad y se descompone pronto a la interperie. Los frutos se utilizaron en medicina popular como astringentes. En algunos sitios se comen las flores tiernas en ensaladas y se escabechan en vinagre, sin embargo el principal uso de este árbol es el ornamental, debido a sus abundantísimas flores en primavera y a su bonito follaje, siempre en buen estado por no sufrir ataque de insectos.
Bibliografía
http://www.zoobotanicojerez.com

Fauna de la Serranía de Ronda: Tipula, mosquito de las huertas

Andrés Rodríguez González Abril 4th, 2017

Tipula, mosquito de las huertas.

Insecto de un tamaño que oscila entre 15 y 25 mm, posee seis patas son muy largas y frágiles. Se confunde frecuentemente con los mosquitos, hasta con el mosquito tigre se ha identificado, pero en absoluto pica a humanos.
Igual que los mosquitos es un insecto del grupo de los Dípteros pero de otra familia, por lo tanto es pariente de los mosquitos pero no pica, ni es perjudicial para los humanos directamente.  Lo que sí son peligrosas son las larvas  que pueden llegar a 30 mm de tamaño, con forma cilíndrica, sin patas y de color marrón grisáceo. Es muy dura. Afecta a cultivos hortícolas, gramíneas cultivadas, alfalfa y césped. Las larvas roen el cuello de plántulas, se alimentan de semillas germinadas, destruyen las raíces y las hojas tiernas próximas al suelo.
Los adultos aparecen en primavera, y la hembra realiza la puesta en el suelo preferentemente en zonas húmedas. Las larvas comienzan a alimentarse de restos de materia orgánica y más tarde del propio cultivo. Con un clima favorable suelen aparecer los adultos en otoño que darán lugar a una nueva generación. Esta segunda generación pasa el inverno en el suelo en forma de larva que continúa su alimentación hasta formar de nuevo “pupas” que es el estado previo al de adultos. Con la llegada de la primavera surgirán los nuevos adultos, completándose así el ciclo biológico.
Si se han producidos daños graves otros años, conviene realizar un tratamiento preventivo a finales de primavera, o inicio del verano, para actuar contra las primeras larvas. Si se observan daños o presencia del insecto repetir el tratamiento con un producto químico que también actua contra otros gusanos del suelo. De forma general, contra todas las plagas del suelo conviene dar un riego para obligar a los insectos a subir a la superficie para respirar y a continuación realizar el tratamiento. De esta forma aumenta su eficacia.
Dependiendo del cultivo, si son importantes los daños en la parte aérea, puede interesar aplicarlo en pulverización sobre la planta.
También se puede optar por pulverizar con un tratamiento natural más respetuosos con la fauna auxiliar del suelo como son los Bacillus thuringiensis.
Es muy positivo realizar labores sobre el terreno que expone las larvas y huevos al exterior, ya que reducen considerablemente su número.

Bibliografía
www.agrologica.es

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA Pardillo Común

Andrés Rodríguez González Abril 2nd, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA
Pardillo Común Carduelis cannabina

Pájaro de la familia de los Fringilidos del que por su persistente trino, el macho haya sido una de las aves de jaula favoritas en muchas regiones españolas que tradicionalmente se dedican a enjaular toda clase de fringílidos.
Se identifica por su pardo rojizo; franja alar blanca; cola escotada con bordes blancos; macho en verano con frente y pecho de color rojo carmín. La apariencia del Pardillo Común, es la de un pájaro con el plumaje pardo acastañado, si lo observamos de lejos. De cerca se aprecian bien en el macho el castaño vivo de la espalda, la cabeza grisácea, las rectrices exteriores de la cola blancas y, sobre todo, muy acentuado en la primavera y en el final del invierno, el color rojo sangre o escarlata de parte de la frente y del píleo y en el pecho. Las alas y la cola son marrones o pardo negruzcas. Las plumas primarias tienen bordes blancos que destacan mucho sobre el general fondo oscuro. Las hembras poseen un plumaje más apagado. Falta el color castaño vivo de la espalda y plumas cobertoras de las alas y el rojo de la cabeza y el pecho, siendo este último muy rayado de pardo.
En el campo, los machos buscan un cantadero en arbusto o seto, aunque a veces puede cantar en vuelo ondulante. La nota normal de vuelo es un gorjeo rápido, emitiendo también una nota más aguda.
Los pardillos cantan incluso en «coro», ya que son aves gregarias, criando a menudo en pequeñas colonias. En invierno se unen a otros fringílidos, formando bandos para comer vagabundeando por los campos.
En la época de cría prefieren lugares con abundancia de arbustos bajos que les procuran buenos sitios de nidificación; frecuentan campos de aliagas, brezos e incluso se encuentran en lugares semipelados, en las altas montañas, en zonas con pocos matorrales, también se les suele ver en jardines. Ocasionalmente el Cuco Común deja sus huevos en los nidos del pardillo, pero los pollos de aquél suelen morir a causa de la especializada dieta, principalmente semillas, con que alimentan los pardillos a sus crías.
La hembra construye un nido de hierba y musgo forrado con pelo y lana, normalmente cerca del suelo en un arbusto; pone, de abril a julio, de 4 a 6 huevos azules claro con manchas rojo púrpura aquí y allá; incubación, unos 11 días, principalmente por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, vuelan a los 12 días; dos crías, a veces tres.
Se alimenta de semillas de plantas herbáceas; algunos insectos, especialmente orugas.

Bibliografía
www.pajaricos.es

ZAPATERO, S. Antonio

Andrés Rodríguez González Abril 1st, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA

ZAPATERO, S. Antonio (Pyrrhocoris apterus)

La chinche de las malvas, chinche roja, San Antonio o zapatero es un insecto gregario que se encuentra con facilidad en las plantas a las que alude su nombre. Suele ser tan gregario que aun habiendo varias malvas próximas todos los individuos se concentren en una sola de ellas.
Se alimenta fundamentalmente de la malva, aunque puede ingerir otras plantas si esta escasea. También puede adoptar esporádicamente hábitos alimenticios carnívoros, llegando en ocasiones al canibalismo.
El Zapatero mide un poco más de 1 centímetro. Es muy difícil confundirlos con los otros insectos por el color de los élitros (que son las alas anteriores, modificadas por endurecimiento), el característico rojo y las manchas negras sobre cada ala. Una mancha es más grande que la otra; pero puede ser totalmente ausente en algunos individuos.
Las larvas a veces no tienen manchas negras en la espalda y se han estudiado cambios en la pigmentación de las alas, en su mayoría reducciones de color negro, en relación a variaciones de la temperatura, genética, condiciones ambientales, lugar del hábitat y etc.
Este insecto no presenta metamorfosis, es decir de los huevos se aparecen las ninfas idénticas a los adultos pero mucho más pequeñas. Las ninfas crecen a partir de las mudas y tienen 5 estadios ninfales. La duración de un estadio al otro depende de la temperatura; en las condiciones ambientales desfavorables puede durar muchos días (más de 25 días).
Dentro de esta especie existe el dimorfismo sexual que consiste en las diferencias del tamaño: las hembras son más grandes que los machos y pueden medir de 7 a 12mm mientras que los machos de 6,5 a 10mm. El tamaño de la larva y del adulto depende del tamaño del huevo de cual fue eclosionado la larva y si el huevo fue más pequeño, más pequeña será la larva y el insecto adulto. Las larvas de menor tamaño son muy vulnerables y tienen pocas posibilidades de sobrevivir a causa del canibalismo. Las temperaturas ambientales, edad de la hembra y las condiciones de humedad tienen su influencia sobre el tamaño del insecto.
El ciclo de vida natural que abarca desde el huevo hasta la madurez, tiene una duración de 2 a 3 meses.
Esta especie es muy común en muchos lugares, tanto de climas fríos como templados, pero son más comunes en las zonas de la Serranía de Ronda en las que las temperaturas son más suaves durante el invierno, no encontrándose en las cumbres.
Habita en huertos, jardines, parques, solares; son de hábitos diurnos; viven uen los vegetales, sobre todo en las malvas, chupando la savia de las flores, pero si en la zona no hay, atacan a la coliflor y el repollo y por eso está considerada como plaga de las plantas. Esta chinche, a veces, come otros insectos y ya he comentado que también practica el canibalismo.
Esta chinche es inofensiva para los humanos, por la excepción de los daños que hace a algunos cultivos en las condiciones de ausencia de las flores o plantas que normalmente infestan. A veces, cuando la reproducción se dispara, pueden entrar en las terrazas o dentro de la vivienda.

Bibliografia

elviejoforestal.blogspot.com

www.todoplagas.com

CABAÑUELAS DE ABRIL 2017

Andrés Rodríguez González Abril 1st, 2017

CABAÑUELAS DE ABRIL 2017
En Abril cortas un cardo y te crecen mil

Dicen las Cabañuelas de mi pueblo, Garbayuela, aplicadas a la Serranía de Ronda que la primavera se va a asentar en este mes una vez superadas las inestabilidades atmosféricas padecidas en marzo.
Así, la primera quincena será de cielos despejados, ausencia de precipitaciones y aumento de temperaturas. Mientras que la segunda quincena puede tener alguna ligera inestabilidad que se puede traducir en débiles lluvias, pero en general las temperaturas continuarán aumentando  y la primavera se establecerá con todo su poder entre nosotros.

Ruta por la Circunvalación Arriate (Cañada Verde).

Andrés Rodríguez González Marzo 27th, 2017

Ruta por la Circunvalación Arriate (Cañada Verde).
En esta ocasión la “Plataforma en Defensa de los Caminos Públicos de la Serranía de Ronda”, tras un largo debate, ve necesario posicionarse al respecto de la Carretera Variante de Arriate que discurre entre el Puente de la Ventilla y el Puerto del Monte. Como todos conocemos, este recorrido histórico ha sido ocupado por el trazado de la nueva carretera de circunvalación de Arriate, más conocida oficialmente como: “Conexión de la CA-4221 (Setenil) con la A-367 (Ronda). Variante de Arriate (Clave 3- MA1651-0.0-0.0-P.C.)”.

Es sabido que estas obras se encuentran paradas por motivos desconocidos para la ciudadanía, y queremos dejar claro que no es objetivo de esta agrupación el ser un impedimento al inicio de las obras, dado que el trazado y el grueso de las obras ya están ejecutados, faltando tan sólo una segunda fase para su finalización. Por ello, concluimos en que por motivos de comunicación entre distintos pueblos (Setenil, Alcalá del Valle, Arriate, Cuevas del Becerro y Ronda) es muy necesario su finalización por distintos motivos muy claros:
1.    La descongestión de tráfico del casco urbano de Arriate.
2.    La mejora de las comunicaciones tan necesarias.
3.    La mejora para la economía de la zona.
4.    La mayor conexión con pueblos tan cercanos a Ronda y con los que siempre hemos tenido tantos lazos.
Además de no entender desde este colectivo el por qué no se han iniciado las obras, tampoco se entiende como una Cañada Real ya deslindada con 75 metros de ancho en una zona tan llana, no lleva incorporada en su proyecto de ejecución la conservación de un uso tan distinto como el de una carretera, cuando hay espacio para ambos. Si las obras se retoman y finalizan en los diseños actuales, todos los usuarios de este itinerario nos tememos que se eliminará este histórico y popular recorrido.
El itinerario que discurre por la “Via Pecuaria nº 5 : Cañada Real de Osuna o Cañada Verde”, y que conduce desde el Puente de la Ventilla al Puerto del Monte en Los Prados, es uno de los itinerarios más usados de la Serranía de Ronda por infinidad de ciudadanos en general: ciclistas, ganaderos, corredores , senderistas, caballistas, tractores, etc..…. Conexión tradicional entre varios pueblos y que además en los ultimos años se ha convertido en un recorrido ideal para muchos deportes. Estas circunstancias se ven acrecentadas por las múltiples conexiones a otros caminos públicos con los que se cruza o enlaza. Por otra parte, este recorrido es usado habitualmente en importantes pruebas deportivas de reconocido prestigio que se celebran anualmente y organizadas tanto por el Ayuntamiento de Ronda como otros municipios limítrofes o instituciones oficiales (101 Km, Homenaje, Raid Hípico, etc….).

Recordar que, en la declaración de impacto ambiental que se realizó por parte de la Consejería de Medio Ambiente y que se publicó en el BOP de Málaga el 23 de marzo de 2009, se resuelve entre otras cosas los siguientes puntos:
•    Que esta declaración es viable a los efectos ambientales.
•    Que los terrenos afectados por la vía pecuaría deben tramitarse bajo un procedimiento administrativo entre administraciones (mutación demanial (cambio de uso público de la parte que se ocupa)).
•    Una vez concluida la carretera la vía pecuaría se restarurá para devolverla a su estado anterior (ya que hay espacio más que suficiente, 75 m.).
Ante estas circunstancias, y dado que existe más que suficiente espacio público en los laterales de esta carretera en obras, tan solo solicitamos dos cosas: que se inicien las obras tan necesarias como ya se ha expuesto y que se lleven a cabo las gestiones precisas para dotar a esta futura carretera de la infraestructura necesaria que salvaguarde el uso ancestral y actual. Todo ello garantizará no solo las comunicaciones, sino también la seguridad tanto de conductores como usuarios de la vía pecuaría.

Por todo ello, convocamos a todos los componentes de esta Plataforma y a la ciudadanía en general a participar en una marcha reivindicativa el 2 de abril de 2017, iniciando a las 10:30 h. el itinerario en el “Puente de la Ventilla” (Descansadero) con 6,5 Km. hasta el “Puerto del Monte” por la propia vía pecuaría, todo ello en base a las razones ya expuestas.

Next »