Archive for Diciembre, 2017

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Cárabo común

Andrés Rodríguez González Diciembre 10th, 2017

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Cárabo común (Strix aluco)

Ave del Orden Strigiformes, familia Strigidae. Pertenene al grupo de aves rapaces conocidas como “Buhos”,
Se puede situar entre las rapaces más frecuentes del continente europeo, donde alcanza densidades elevadas. En España también resulta común, sobre todo en algunos bosques del norte de la Península, donde se trata de la rapaz nocturna más habitual y extendida. En la Serranía de Ronda también es frecuente, incluso en Ronda ciudad se puede encontrar.
Es de hábitos generalistas y dotado de una gran adaptabilidad a la hora de instalarse y de procurarse alimento, este robusto búho es una de las pocas especies de rapaces que no parecen verse demasiado afectadas por los constantes cambios que provoca el hombre en el medio natural.
Tiene una longitud total entre 37-43 cm y una envargadura de ala a ala extendidas de 81-96 cm.
Es bastante fácil de identificar ya que lo primero que llama la atención en el aspecto del cárabo común es su voluminosa cabeza, en la que destacan unos enormes y globosos ojos negros, lo que, unido a la ausencia de penachos cefálicos (“orejas”) y a su aspecto rechoncho y robusto, permite diferenciarlo fácilmente del resto de nuestras rapaces nocturnas. Su plumaje resulta extraordinariamente mimético y presenta una gran variabilidad en cuanto a color, ya que existen ejemplares grisáceos, rojizos y marrones. En todos los casos, el diseño consiste en una compleja mezcla de punteados, barrados y vermiculados, que imitan a la perfección la corteza de los árboles, hasta tal punto que si no se mueve, resulta muy difícil de locoalizar. La cara es de color blancuzco, grisáceo o rojizo, y en ella destacan dos listas blanquecinas a modo de “cejas”.
El sonido más característico que realiza esta especie es un ulular lastimero, semejante a una risotada, con secuencias repetidas de notas largas alternadas con notas más cortas, transcribible como houuuuu, ho, ho, ho, houuuuu. La hembra tiene un canto parecido, pero menos insistente y sostenido. El reclamo de llamada consiste en un ku-wik estridente y repetido, parecido al sonido de alerta, que es un kuuá terminado bruscamente.
La foto es de Gonzalo Astete a quien agradezco que me permita usarla.
Bibliografía
www.seo.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Ericillos

Andrés Rodríguez González Diciembre 9th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Ericillos. Arenaria erinacea.

Se conoce también como Arenaria aggregata ssp. cantábrica.
El género Arenaria es cosmopolita característico de roquedos calizos y dolomíticos de zonas de montaña. Son hierbas anuales, bienales o perennes. Está compuesto por unas 1400 especies descritas, de las cuales menos de la tercera parte están aceptadas. Su diversidad es abundante en la Península Ibérica.
Es una bonita planta herbacea perenne de 2 a 10 cm de altura, forman un césped denso o adquieren forma semiesférica, de ahí el nombre popular, tienen  una cepa leñosa consistente y muy ramificada. Hojas lanceoladas agudas y aristadas de 2 a 6 mm de longitud y 1 mm de anchura aproximadamente, opuestas, enteras, algo arqueadas. Flores pentámeras, solitarias o en gupos densos de 2 a 5 flores con 3 estilos. Pétalos blancos de 6 a 10mm mayores que el cáliz. Fruto capsular de 3 a 5 mm. Semillas negras y arriñonadas.
Florece de junio a agosto, según altitudes.
Frecuente en pedregales y roquedales siempre calizos de zonas de montaña, tanto en enebrales y sabinares como en cumbres desarboladas, desde 1.000 m de altitud hasta cerca de 2.000 m. Especialmente adaptada a parajes ventosos y desprotegidos
Se encuentra distribuida por las montañas calizas de la Península Ibérica. Relativamente abundante en la zona de la Meseta de Quejigales hasta el Torrecilla.
El género fue descrito por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum 1: 423. 1753.
Arenaria: nombre genérico que deriva del término latino arenarius  “de arena, arenoso”. La planta a la que J.Bauhin dio este nombre en 1631 vive en terreno arenoso.

Bibliografía
www.ecured.cu
es.wikipedia.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Cojín de monja, piorno azul,

Andrés Rodríguez González Diciembre 8th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Cojín de monja, piorno azul, cojín de pastor, rascaculos, erizo. Erinacea anthyllis

Este es un arbusto almohadillado o de forma globular con una bella floración de color azul, por lo que a veces es llamado también piorno azul. Puede alcanzar hasta 1 m de altura, aunque lo normal es que no sobrepase los 60 cm.
Planta endémica de la región Ibérica – Norteafrica, de distribución mediterránea occidental,   habita en centro y este peninsular, sur de Francia, y norte de África. Este de la Península Ibérica, casi ausente al Sur de los Sistemas Ibérico y Central y al Norte de la depresión del Guadalquivir.  En Andalucía es una planta frecuente en la media y alta montaña de los Sistemas Béticos. En la Serranía de Ronda habita en zonas altas de la Sierra de Las Nieves.
Es una planta representativa de los matorrales almohadillados de alta montaña, con preferencia para los   suelos calizos aunque se muestrea bastante indiferente respecto al suelo. Sobre todo abunda en laderas margosas o pedregosas, crestas secas y zonas con vientos frecuentes como la Meseta de Quejigales.
Pequeño arbusto perenne, de   hasta 60-70 cm de altura, de porte almohadillado, muy ramificada desde la   base, con ramas intrincadas y compactas,   verdes, glabras en la madurez, estriadas, erectas o erecto-patentes,   rematadas en espina fuerte, punzante. Hojas entremezcladas en la maraña de ramas,   dispuestas de forma opuesta, compuestas, con peciolo corto y raquis largo, de   foliolos reducidos, de oblongos a lanceolados, con extremo romo y base   atenuada, seríceos, plateados. Florece de forma muy temprana para la alta  montaña desde abril o mayo hasta julio. Flores mayoritariamente en número de dos, opuestas   entonces entre sí, o bien en verticilos de 3, raramente 4, de color azul   violáceo, con cáliz de aspecto inflado, cubierto de pelos blanquecinos. Fruto de tipo legumbre, oblonga, con 3-6   semillas.
Hay que tener mucho cuidado con esta planta, la punta de sus múltiples ramificaciones son sumamente puntiagudas y provocan pinchazos muy dolorosos, de ahí el nombre vulgar y sarcástico de cojín de monja o pastor, rascaculos, erizo, etc.

Bibliografía
herbariobotanicaornamental.com
www.granadanatural.com

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA Cabra montés

Andrés Rodríguez González Diciembre 8th, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA Cabra montés
Capra pyrenaica

Mamífero del grupo de los bóvidos de menor tamaño que un ciervo de complexión fuerte y robusta.
El macho tiene una cornamenta grande, sin ramificar, que se desvía ligeramente hacia atrás. En la hembra es pequeña y delgada. Los machos miden, entre cabeza y cuerpo, 1,25 m y pesan de 50 a 58 kg. Las hembras miden 1 m y pesan de 30 a 36 kg. La presencia de barba en los machos, su mayor corpulencia y la gran extensión de manchas negras, les diferencia de las hembras.
Su pelaje, de color pardo grisáceo por el dorso y blanco por el vientre, varía a lo largo del año. El hocico es algo más corto que en la cabra doméstica. Su color de pelo varía desde el gris parduzco al pardo claro.
Es una especie polígama. La época de celo es entre noviembre y enero. Es entonces cuando se reúnen machos y hembras. Los machos se comportan agresivamente entre sí y luchan por las hembras. Se alzan sobre las patas traseras, entrechocando las cuernas al caer. El vencedor se hace con un pequeño harén que abandona después de las cópulas.
La gestación dura unos 5 meses, y la época de parto es entre abril y julio. Tienen entre una y dos crías, a las que amamanta hasta los seis meses de edad. Posteriormente, si la cría es un macho, abandona a la madre y se une a los otros machos.
La cabra montés habita en bosques y matorrales de alta y media montaña.
Es una especie de hábitos diurnos en invierno, y se va haciendo nocturna en el verano. Tímida y tranquila, tiene un gran olfato y oído. Está dotada para andar entre rocas y saltar por paredes casi verticales o incluso hielo.
Muy gregario, forma grupos numerosos bien de hembras y crías o bien de machos. Aunque no migra, realiza largos viajes erráticos durante el invierno.
Entre los enemigos destacan los perros asilvestrados y los lobos, aunque éstos últimos actualmente ocupan áreas bastante alejadas de los territorios de las cabras montesas. Periodicamente sufren epidemias de sarna que menguan sus efectivos.
Devora indiscriminadamente cualquier materia vegetal, como hierbas, líquenes, cortezas, brotes y frutos. También las yemas de pinsapos y los pinsapos de pocos años que aún tensan las hojas tiernes. Con frecuencia lamen la sal que los pastores suministran al ganado.
Sus poblaciones se distribuyen en Sierra de Gredos, Puertos de Tortosa-Beceite, sierra madrileña y Andalucía Sierra Nevada,  Cazorla y Segura. En la Serranía está ampliamente distribuida con una población importante en la Sierra de Las Nieves. A veces se la puede ver cerca de los pueblos.

Bibliografía
www.faunaiberica.org

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Salamandra

Andrés Rodríguez González Diciembre 6th, 2017

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Salamandra Salamandra salamandra

El grupo de los anfibios tiene dos grandes subgrupos, los Anuros, sin cola como la rana y los Urodelos, con cola, como la salamandra.
Es un anfibio de hábitos nocturnos, grande y robusto que mide normalmente entre 12 y 23 cm. incluida la cola. La cabeza es casi tan ancha como larga, algo aplanada y normalmente con el morro redondeado, pudiendo algunos ejemplares tenerlo algo puntiagudo. En ella tiene unos abultamientos grandes y bien señalados llamados “glándulas parótidas” que contienen una pequeña cantidad de una sustancia blanquecina que es segregada al ser capturada y manipulada que en contacto con la boca, ojos o nariz, produce irritación.
Los ojos son grandes y saltones y el iris de color pardo oscuro. Las patas son cortas y gruesas y poseen unos dedos deprimidos. La cola también es corta, de sección redondeada, y su longitud no sobrepasa la de la cabeza y el cuerpo juntos.
La piel de la espalda y los costados es lisa y brillante, de color negro con manchas irregulares amarillas, coloración que puede variar dependiendo de la zona geográfica, ya que pueden darse casos en que prácticamente no se observe el amarillo, y otros en que predomine o se distribuya en franjas. En la garganta y el vientre, las manchas amarillas no son tan numerosas y junto con el negro de fondo, son poco intensos.
Existen 5 subespecies de salamandra común en la Península Ibérica.
Las salamandras suelen vivir en libertad normalmente hasta unos 20 años, si bien en cautividad pueden durar hasta 50 años.
Es una especie principalmente forestal, habita en bosques de ribera y laderas sombrías, cerca de los cursos de agua, huertas, pastizales, pinares, etc., rehuyendo de terrenos secos. No es el caso del ejemplar fotografiado, que lo fue en un pilar de una fuente en zona montañosa muy deforestadaa más de mil metros de altura.
Vive en suelos espesos cubiertos de hojas o líquenes, ocultándose durante el día bajo piedras, troncos caídos, agujeros, entre la maleza, etc. Puede adaptarse a vivir desde el nivel del mar hasta los 1.800 metros.
Al tratarse de una especie forestal, la destrucción de sus hábitats mediante talas de bosques, incendios, etc., perjudican a esta especie que como todos los anfibios se encuentra en franca regresión.
Es durante el otoño cuando las salamandras entran en celo, apareándose en tierra durante la noche. Dependiendo de la zona, desde diciembre a febrero, la madre puede dar a luz hasta 86 larvas, pero normalmente las puestas son de unas 30 o 40 larvas envueltas en una membrana de la que se sueltan rápidamente. Las larvas son de aspecto robusto con la cabeza muy ancha y desde que nacen, ya poseen las 4 patas desarrolladas y nadan a la perfección. Son depositadas en pequeños charcos de manantiales, regatos, o pastizales encharcados, observándose el mayor número de larvas en el agua entre los meses de enero y febrero.
Sufren metamorfosis y pasados 3 ó 4 meses, desaparecen las branquias y aparecen ya las manchas amarillas, para completar el desarrollo larvario a los 5 meses, abandonando el agua al medir aproximadamente 6 cm, y ya con el aspecto y coloración de los adultos. Alcanzan la madurez sexual a los 3 ó 4 años.
Come principalmente presas de unas medidas comprendidas entre 4 y 20 milímetros, pequeños artrópodos, gusanos, lombrices de tierra, caracoles, insectos caracoles, babosas y arañas.
Se desplaza con lentitud, y durante el día, permanece oculto bajo piedras, agujeros de topillos, líquenes, troncos, etc. Normalmente se mueve en un radio de entre 10 y 20 metros, por lo que es muy fácil volver a observar el mismo ejemplar durante varias noches.
Entre los animales que se alimentan de esta la salamandra, está las culebras, las víboras  y las nutrias.

Bibliografía
www.faunaiberica.org

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Belladona andaluza. Tabaco gordo, Tabaco borde, Tabaco de pastor.

Andrés Rodríguez González Diciembre 4th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Belladona andaluza. Tabaco gordo, Tabaco borde, Tabaco de pastor.
Atropa baetica

Es una planta herbácea originaria del centro y sur de la Península Ibérica y norte de África . Comparte algunas características y propiedades que la Atropa belladonna por su alta concentración de alcaloides, y está extrechamente emparentada con ella hasta el punto que hibridan; por eso y por su distribución, se conoce como belladona andaluza. El parecido de sus hojas con las del tabaco ha marcado su nombre popular, conociéndose como tabaco borde, tabaco de pastor, tabaco gordo o tabaco basto.
Es una hierba perenne, glabra, rizomatosa, que produce cada año una parte aérea hasta dos metros de altura o poco más. Tiene hojas alternas, pecioladas, ovadas, hasta de 14 x 7 cm. Poseé flores amarillentas, con un pequeño pedúnculo, de sinco sépalos, actinomorfas, solitarias, hermafroditas, en las axilas de las pequeñas ramitas. Cáliz en forma de campánula con 5 lóbulos tan largos como el tubo. Corola gamopétala, infundibuliforme, de unos 25 mm de diámetro, aproximadamente 2 veces más larga que el cáliz, con 5 lóbulos anchamente ovados. Poseé 5 estambres, que alternan con los lóbulos de la corola, con filamentos de distinta longitud, libres entre sí y pelosos en la base. Anteras de 2 mm, amarillentas, separadas. Ovario súpero, bilocular, con varios rudimentos seminales por cavidad, y un estilo largo, curvado, que termina en un estigma capitado. Produce un fruto en forma de Baya de unos 10 mm, globosa, negra. Floración: de junio a agosto.
Tiene un elevado interés como planta medicinal. Sus virtudes son parecidas a las de la belladona (Atropa belladona), que es de distribución más amplia en el continente europeo. Encontrada por Willkomm en 1845 y por Porta y Rigo, en 1890, en el Valle del Barrancón. Poco después desapareció del citado valle, al parecer por la recolección de sus raíces para usos farmacéuticos. Está incluida en la Lista roja de la flora vascular española, calificada como “En peligro” y en la Lista roja de la flora vascular de Andalucía.
Se encuentra por encima de los 1100 m, en suelos que han sufrido algún tipo de alteración, en laderas secas, rocosas o pedregosas, bien soleadas, aunque crece también en lugares herbosos húmedos, cerca de cursos de agua, en sitios relativamente sombreados.  Hace unos años desapareció la única población existente en el Parque Natural Sierra de Grazalema, actualmente se puede considerar que ha experimentado un pequeño incremento en sus poblaciones del Parque Natural Sierra de Las Nieves.
Quizás sea una leyenda pero se cuenta que las mujeres nobles de la época clásica y de la Edad Media extendían por sus párpados extractos de esta planta, al introducirse en los ojos sus pupilas se dilataban, que junto a la piel blanca, aportaba signo de nobleza a la mujer en contraste con las pupilas reducidas y la piel curtida por el sol de las mujeres plebeyas que pasaban mucho tiempo trabajando a la intemperie.
Muy rara y difícil de encontrar.
Bibliografía
www.ecured.cu

CABAÑUELAS DICIEMBRE 2017 En Pascua, arrímate al ascua

Andrés Rodríguez González Diciembre 1st, 2017

CABAÑUELAS DICIEMBRE 2017
En Pascua, arrímate al ascua

Dicen las Cabañuelas de mi pueblo, Garbayuela en la Sibería extremeña, aplicadas a la Serranía de Ronda, que se confirma la entrada del invierno respecto al frío con la llegada del mes de diciembre. Desgraciadamente el mes de noviembre, que antes era el que tradicionalmente aportaba gran cantidad de agua, pasó con mucha más pena que gloria respecto a las necesarias lluvias, es decir que trajo pocas precipitaciones. Además, las pocas lluvias aportadas en ese mes, fueron en forma catastrófica, lo que confirma los peores presagios de quienes hablan de que el cambio climático nos traerá menos lluvias y que cuando lleguen lo harán con grandes precipitaciones en poco tiempo, es decir ocasionando grandes destrozos.
Si la primera quincena de diciembre será fría ventosa y con poca lluvia, la segunda será muy similar pero aún más fría y con vientos que darán sensación térmica de mucho más frío.
Para ilustrar estas frías predicciones pongo una preciosa imagen de la Hoya de Los Molinos que nos ha regalada mi amigo Juan Carlos Guerrero a quien le agradezco el detalle.