Archive for the 'fauna' Category

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Tarabilla europea

Andrés Rodríguez González Noviembre 20th, 2023

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Tarabilla europea. Saxicola rubicola

 

Pájaro de pequeño tamaño y aspecto rechoncho, su longitud es de 13 cm y envergadura entre 18 y 21 cm.

La tarabilla común es un ave de pequeño tamaño, más o menos como un gorrión común, pero sólo se parecen en el tamaño ya que son muy diferentes. El macho tiene la cabeza y la garganta de color negro contrastando con una mancha en el cuello de color blanco; su vientre es de color naranja pálido y tanto su cola como sus patas son de color negro; sus alas son de color oscuro con franjas de color negro. La hembra, no tiene la cabeza negra, sino parda con una banda clara sobre el ojo y es más estilizada que el macho. Los individuos jóvenes tienen el pecho moteado.

Esta ave gusta de posarse en lugares prominentes y tiene un vuelo rápido y directo, con fuerte batido de alas.

Su canto es breve, agudo y repetitivo, se compone de un trino corto y chirriante. Su reclamo resulta característico y consiste en un chasquido corto, repetido insistentemente, suena como un chac-chac.

En España su hábitat natural son los espacios abiertos con arbustos de bajo porte donde posarse. Los terrenos esteparios, la campiña y los herbazales son lugares elegidos por la tarabilla para establecerse. No se la suele ver en bosque muy cerrados, ni en zonas de cultivo.

El nido es de materia herbácea revestida de pelo y plumas colocado cerca del suelo. La puesta suele ser de cuatro a cinco huevos con dos nidadas anuales desde los meses de abril y mayo hasta julio. La incubación la lleva a cabo solo la hembra y el macho aporta alimento. Tras unas dos semanas de incubación nacen los pollos, que permanecerán en el nido otras dos semanas, alimentados por ambos congéneres.

El comportamiento de esta especie es muy peculiar, ya que se mueve de forma continua, se desplaza de posadero en posadero en busca de alimento, con vuelos cortos y emitiendo su característico sonido. Las parejas de tarabillas suelen desplazarse por la misma zona, de modo que no suelen separarse mucho el macho y la hembra.

La alimentación de la tarabilla es a base de larvas, insectos, arañas, gusanos y orugas, y en menor medida, semillas. Desde su posadero, que suele ser muy variado, desde postes de la luz, vallas y arbustos hasta muros de piedra, es capaz de alcanzar insectos en vuelo y regresar a su posadero de nuevo.

 

 

 

La tarabilla común tiene en Europa una amplia distribución pero no alcanza a la zona más septentrional del Continente. Sus límites al Norte son Dinamarca, Alemania Oriental, Sur de Polonia y Rusia y falta completamente en Escandinavia e Islandia. En la Península Ibérica y en Baleares parece ser en gran parte una especie sedentaria sujeta probablemente a trashumancias invernales, pero con regreso a su lugar de origen. El seguimiento de los ejemplares anillados ha puesto de manifiesto como la mayor parte de las recuperaciones se efectuaron al año siguiente en el mismo lugar.

La tarabilla común es una especie sedentaria en la Serranía de Ronda. No es así con la Tarabilla norteña que solo se ve cuando va y regresa a sus territorios habituales. Se la detecta más fácilmente en las zonas abiertas con abundancia de piedras y matorral espinoso. Como en el llano de las Navas de los Pinsapos que es donde se hizo la foto que acompaña el texto.

 

Bibliografía

https://seo.org/

https://sierradebaza.org/

 

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA: GALLIPATO

Andrés Rodríguez González Noviembre 12th, 2023

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA.

GALLIPATO. Pleurodeles waltl

 

Es un animal vertebrado del grupo menos numeroso, los anfibios y dentro de ellos, a la familia de las Salamandras.

Los anfibios fueron los primeros vertebrados que colonizaron tierra firme. Presentan unas características extraordinarias que los hacen muy peculiares, entre otras ser el más grande de Europa.

Los anfibios se dividen en de dos grandes grupos, los Urodelos y los Auros. Los primeros mantienen la cola después de pasar por la fase de larva y los segundos no. Un ejemplo de Urodelos sería la salamandra, unos de los segundos, la rana.

El tamaño del Gallipato puede llegar a ser de 31 centímetros de longitud para los machos y unos 29 centímetros para las hembras, aunque los ejemplares criados en cautividad solo alcanzan entre 15 y 25 centímetros. La cola es muy larga, pudiendo llegar a ser algo más de la mitad de toda la mitad del cuerpo, está comprimida lateralmente para tener una mejor movilidad dentro del agua.

Tiene extremidades cortas con diferentes números de dedos entre ellas,  cuatro dedos en las manos anteriores y cinco en las posteriores.

La cabeza es ancha y muy aplanada, con un pequeño saco o pliegue vocal, unos ojos pequeños y orientados de forma súpera junto con una pupila redonda.

Tiene una piel lisa y muy resbaladiza durante la fase acuática, pero que cambia de aspecto en fase terrestre y adopta una piel áspera, verrugosa y granulada. Tiene también tubérculos distribuidos en hileras en los laterales del cuerpo.

Su coloración es muy variable con tonalidades negras, marrones oscuras, grisáceas o incluso amarillentas, lo habitual es que su color sea pardo oliváceo o gris con manchas irregulares de color negro, hileras laterales de unas siete a diez manchas anaranjadas o amarillas. El vientre siempre es más claro que el resto del cuerpo independientemente de la coloración de su cuerpo.

Es un endemismo iberomagrebí, por lo que se encuentra ampliamente distribuida por la Península Ibérica, especialmente en la parte del centro y del sur, con excepción del área nororiental y la zona cantábrica, así como también habita en las zonas norte y oeste de Marruecos.

Muestra dos fases a lo largo del año, una es de tipo terrestre y otra es de tipo acuática, con variaciones en la duración de cada una. No obstante, es común encontrarlos en zonas húmedas con aguas estancadas o poca corriente, suele reproducirse en áreas acuáticas grandes y de larga duración, como pozos, cisternas, aljibes, piscinas abandonadas y, menos frecuente, en fuentes.

Son animales nocturnos y muy discretos, durante el día suelen permanecer en zonas escondidas donde pasan desapercibidos, mientras que, con la llegada de la noche, muestran una mayor actividad, frecuentando las orillas y zonas de tierra, pero siempre cerca del agua.

Se alimentan de invertebrados acuáticos, pequeños vertebrados como larvas de anfibios y peces, además comen estas presas si están en descomposición.

Su respiración es a través de la piel, es decir cutánea y también por pulmones en fase adulta.

          La reproducción se da en el agua, en zonas grandes, profundas y con poca corriente, normalmente ocurre al final de las últimas heladas condiciendo con el inicio del periodo de lluvias, es decir, hacia principios de primavera. El macho desarrolla unas callosidades nupciales en los antebrazos. Para la fecundación se coloca debajo de la hembra y expulsa un espermatóforo que es cápsula que contiene espermatozoides, puede llegar a traspasar hasta 6 o 7 espermatóforos, que la hembra alcanza con su cloaca para fecundar a los huevos. La fecundación de la hembra es considerada interna, depositando días después entre 200 y 800 huevos sueltos o en pequeños grupos en el agua. Una o dos semanas después nacen unas diminutas larvas de menos de 1 cm, que se desarrollarán tras unos 3 a 4 meses, en ella las larvas llegan a alcanzan unos 10 centímetros. Al cabo de aproximadamente un año de vida llegan a la madurez sexual.

          Las larvas se distinguen de las de salamandra por tener los dedos muy largos y finos y carecer de una mancha amarilla en la base de las patas. Con respecto a las larvas de tritón pigmeo, las de gallipato alcanzan un tamaño mucho mayor al final de su desarrollo y carecen de lunares oscuros en la cola, que termina en punta afilada.

          Para defenderse ante los enemigos utiliza las costillas, al ser atacado, mordido o se lo intentan comer, el gallipato proyecta los extremos punzantes de sus costillas fuera de su cuerpo a través de unas zonas glandulares de su piel, que excretan sustancias venenosas, de manera que se convierten en pequeñas agujas que inyectan veneno. De esta manera, las toxinas se introducen en la boca del depredador provocando su huida.

          En la Serranía de Ronda no es frecuente, se puede encontrar en paisajes poco alterados en los Montes de Cortes, Montejaque y límite del Valle del Guadiaro con la provincia de Cádiz.

          El gallipato es un anfibio bastante acuático, permaneciendo en el agua durante la mayor parte del año si el medio lo permite. No obstante, si las masas de agua son temporales, de noviembre a mayo en Málaga normalmente, puede tener una fase terrestre consistente en permanecer enterrado o bajo piedras hasta que el humedal se recarga.

          Está incluido en el Listado Andaluz de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Aunque no se encuentra amenazado, se ha constatado un claro declive de la especie en la provincia. Ha desaparecido en los últimos tiempos de muchas zonas como consecuencia de la pérdida de hábitat, el desarrollo de la agricultura intensiva y el gran crecimiento urbanístico en zonas costeras.

 

Bibliografía

https://www.ecologiaverde.com/

https://www.malaga.es/

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA: CIGÜEÑA NEGRA

Andrés Rodríguez González Octubre 4th, 2023

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA

CIGÜEÑA NEGRA Ciconia nigra

 

Ave de la familia de los cicónidos de tamaño grande con una envergadura de 185-205 cm. y una longitud de 95-100 cm.

Se distribuye por el Suroeste de España y Este de Europa. En España se ve en el centro u suroeste de la Península Ibérica, en Andalucía, Castilla La Mancha, Extremadura y Castilla y León. En Andalucía se encuentra en las estribaciones de Sierra Morena en las provincias de Huelva, Córdoba, Sevilla y Jaén. Frecuenta los arrozales cercanos al río Guadalquivir y en período de migración se la puede observar cruzando el estrecho de Gibraltar. Aunque no es frecuente verla en la Serranía de Ronda, en los meses de migración a África suelen posarse en los humedales serranos para recuperar fuerzas antes del cruzar el Estrecho. Los censos de invernantes realizados por Medio Ambiente contabilizan 250 ejemplares de cigüeña negra en Andalucía

Las cigüeñas negras adultas muestran un plumaje totalmente negro con el vientre y las rectrices de plumas blancas, con reflejos verdosos y púrpuras en las plumas del cuello y del pecho, que contrastan con el color rojo vivo de su pico y pastas. Tienen ojos marrones rodeados de un gran anillo rojo. Los jóvenes son más pardos y con menos reflejos. Patas y pico de color verdoso.

Se alimenta de peces, anfibios e insectos en aguas someras, en marjales y en praderas húmedas. También de pequeños mamíferos como topillos y ratones.

Al contrario de las cigüeñas blancas que son muy urbanas, prefiere construir nido en las zonas arboladas y masas forestales cerca de cursos de agua, charcas, embalses, arroyos y ríos. También instalan los nidos en cantiles o en viejas encinas, alcornoques e incluso en pinos. Hacen un nido de ramas, grande y puede ser usado varios años. Puesta de 2 a 5 huevos, blancos y pueden oscurecerse al ensuciarse durante la incubación. La incubación dura de 30 a 35 días y se efectúa por ambos sexos. Los pollos son nidícolas con plumón blanco y pico amarillo.

El sonido de su voz es más sonoro que la de la cigüeña común con notas como soplidos suaves, silbidos, etc. También crotorea pero con menos frecuencia. No frecuenta aglomeraciones humanas, prefiere zonas de sierra boscosa con grandes roquedos, alejadas del influjo del hombre, sobre todo para nidificar y casi siempre cerca de masas de agua dulce. Es más solitaria que la otra cigüeña y cría casi siempre en parejas solitarias aunque pueden reunirse en pequeños bandos para descansar y también tiene comportamientos gregarios durante la migración.

Su vuelo es ágil, planea y asciende frecuentemente, sobre todo en migración.

Es un ave catalogada en peligro de extinción debido sobre todo a las molestias ocasionadas en sus áreas de cría, y a las bajas ocasionadas a sus poblaciones por choques de individuos con tendidos eléctricos, expolios de nidos, uso indiscriminado de pesticidas en cercanías de zonas húmedas etc.

La foto ha sido realizad por Gonzalo Astete a quien agradezco permitirme usarla.

 

Bibliografía

https://wastemagazine.es/

https://www.zoobotanicojerez.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: EXUBIAS.

Andrés Rodríguez González Septiembre 3rd, 2023

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: EXUBIAS.

 

 

Es el nombre científico de la cutícula o cubierta exterior, es decir el exoesqueleto o esqueleto externo de los artrópodos abandonada tras la muda.

Los artrópodos son los invertebrados más numerosos formado los Insectos (moscas, hormigas, escarabajos…), Arácnidos (arañas y escorpiones), Miriápodos (milpiés y ciempies) y Crustáceos (gambas, centollos, cangrejos…).

El exoesqueleto o esqueleto externo es una estructura que aporta a esos animales protección y sujeción.

Las exubias ayudan a los investigadores a determinar las especies existentes y a conocer algunos aspectos generales del ciclo de vida general de una especie, como la distribución, proporción de sexos, en un hábitat. Pero no deja de ser una aproximación una ayuda para completar los muestreos.

Las exubias son una adaptación producida por la evolución para garantizar la superviviencia y conseguir pasar sus genes a la siguiente generación. Al ir aumentando el número de células y la complejidad de los diferentes grupos de animales, una de las cuestiones importantes a resolver es otorgarle un soporte o sostén y mantener la forma o la estructura de los diferentes grupos de células y a medida que se avanza en complejidad, a ese grupo de tejidos que conforman el cuerpo, para eso, en los animales aparece el esqueleto y la musculatura como sistema de sujeción.

En el caso del esqueleto, existen dos tipos fundamentales en función de la ubicación en el cuerpo, de esta manera, podemos definir al exoesqueleto o esqueleto externo, como aquel que se encuentra recubriendo el cuerpo de manera continua y cuya función principal es la protección, además de la función de soporte que ya ha sido mencionada; en el interior del exoesqueleto se insertan los músculos.

El exoesqueleto de los artrópodos está formado por un compuesto denominado Quitina, químicamente es un glúcido polisacárido de estructura rígida, por eso le confiere protección a este tipo de animales. Ese exoesqueleto les brinda también ligereza y flexibilidad para permitirles todo tipo de movimientos, incluyendo el vuelo.

El esqueleto externo de los artrópodos es articulado, se encuentra dividido en varias placas o fragmentos que se encuentran unidas a través de membranas flexibles.

El exoesqueleto de los artrópodos ha permitido su gran variabilidad pero su éxito evolutivo presenta una desventaja importante, y es que limita las dimensiones del animal, por eso, los artrópodos son de pequeño tamaño y para lograr crecer y desarrollarse tienen que recurrir a lo que se conoce con el nombre de “muda”.  Ese exoesqueleto se abre, se raja, el animal sale al exterior, crece y desarrolla desde su parte externa llamada tegumento (su piel) un nuevo esqueleto protector. Ese material, el exoesqueleto que queda abandonado es la Exuvia.

La palabra latina “exuviae”, que significa “cosas despojadas de un cuerpo”, se encuentra solo en plural.

En las fotografías se muestra una exuvia de un insecto muy conocido y abundante en verano, un saltamontes.

 

 

Bibliografía

https://invertebrados.paradais-sphynx.com/

https://www.wikiwand.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Mantis religiosa

Andrés Rodríguez González Agosto 6th, 2023

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Mantis religiosa. Santateresa. Mantis.

 

La foto es de la especie de mantis llamada Empusa pennata

 

Los nombres comunes con los que se conocen hacen referencia a esa presunta actitud “devota” con la que posicionan sus patas delanteras, hace que parezca que está rezando una oración.

La ciencia ha descrito más de 2.400 especies todas popularmente nombradas como Mantis religiosa. Poseen una amplia gama de formas y colores.

Las mantis es un insecto perteneciente a la familia de los Mantidae. Forma parte de la orden Mantodea.

Debido a que camuflarse supondrá la diferencia entre sobrevivir o perecer ante depredadores, la mantis religiosa ha desarrollado a lo largo de su proceso evolutivo una serie de características que hacen que su mimetismo con el ambiente sea prácticamente perfecto. El cuerpo de las mantis es alargado y fino, de 4 a 7,5 centímetros de longitud. Lo habitual es que presenten dos pares de alas, aunque algunas especies presentan alas vestigiales, o directamente carecen de ellas, sobre todo se da en las hembras, y quizá esta constituya la única diferencia observable entre sexos. Si tienen alas, las anteriores serán más duras, protegiendo así a las posteriores. Presentan un único oído situado en su tórax. Sus características patas están plegadas cuando no está cazando, presentando entre una y dos filas de espinas, las cuales son las responsables de que escapar de ellas sea prácticamente imposible.

La cabeza de la mantis religiosa es triangular y puede girar hasta 180°. Presenta un total de 5 ojos, 2 compuestos y 3 sencillos repartidos entre los otros dos. Los más grandes son capaces de distinguir colores y se encuentran en los extremos superiores del triángulo invertido que forma la cabeza; los tres ojos pequeños se denominan ocelos y solo pueden detectar cambios en la intensidad lumínica, complementando a los otros, y suelen estar agrupados en la parte central de la cabeza.

Respecto al color, suele ser verdes o marrones, para así confundirse con las ramas y hojas de los lugares donde habita. El color determina su lugar de residencia. Por ejemplo, si es marrón lo hará sobre los troncos, mientras que si es verde vivirá sobre el follaje.

A medida que los días se acortan en el verano del hemisferio norte, solo atienden a dos cosas, comida y sexo.

A veces, estos dos intereses se entrecruzan de forma muy bestial. Por el lado de la comida, las mantis atacan como cazadores muy activos, calibrando sus movimientos para capturar de manera más eficiente a su presa. Entre las tácticas de caza más llamativas, una especie de mantis adopta una estrategia de mimetismo que la convierte en la primera especie documentada que imita, en coloración, comportamiento y morfología, a una avispa de colores llamativos.

En el lado del sexo, el cortejo de las mantis religiosas puede ser una aventura peligrosa, se ha documentado que las hembras arrancan la cabeza y devoran las partes del cuerpo de los machos con los que se aparean. Sin embargo, la frecuencia de dicha violencia podría haberse exagerado, porque no todas las mantis religiosas canibalizan a sus parejas, quizá ocurra si la hembra está pasando hambre o el macho la irrita, pero no siempre lo hacen. De hecho, los estudios de especies que canibalizan a sus parejas han determinado que las hembras devoran a los machos solo entre el trece y el veintiocho por ciento de los casos. Pero no siempre ser devorado es tan malo como parece, sobre todo para la especie. Así un estudio publicado en 2016 determinó que, cuando las mantis chinas hembra consumen a sus parejas, obtienen aminoácidos importantes que se incorporan a los huevos que ponen. También parecen poner el doble de huevos de los que pondrían normalmente tras canibalizar al macho. De forma que, aunque para el macho sería mejor sobrevivir y aparearse con varias hembras, sus nutrientes le dan más probabilidades de que se transmita su ADN a la siguiente generación.

En algunos casos, las mantis religiosas macho suponen una parte importante, si no la mayoría, de la dieta de una hembra durante la época de apareamiento. Estos insectos también devoran muchos más animales, como aves. Se ha observado a mantis religiosas devorando aves en todos los continentes salvo en la Antártida. En total, se ha observado a 12 especies diferentes de mantis alimentándose de 24 tipos diferentes de aves, siendo los colibríes las presas más habituales. El comportamiento caníbal de la mantis religiosa tiene una explicación biológica, puesto que es debido a que en esa época de celo las hembras se vuelven extremadamente agresivas, es por ello que a veces no esperan ni a que la cópula termine, ya que cuando devoran al macho lo hacen comenzando por su cabeza, preservando intacto las partes de su sistema nervioso encargadas de llevar a cabo la fecundación. Así de metódicas resultan las mantis, incluso guiadas por la ira son capaces de distinguir qué devoran y qué no.

Una vez llevada a cabo la gestación, la mantis deposita entre 100 y 300 huevos, además segrega una especie de espuma, llamada ooteca, que los protege. Esa puesta será ya en otoño y suelen realizarla en lugares resguardados como ramas u hojas, siempre tratando de ocultarlos para garantizar que se inicia el ciclo de vida de la mantis religiosa con éxito.

Las mantis tienen un método bastante cruel para devorar a sus presas, empiezar por la cabeza. En muchos casos, los insectos perforan la cabeza de las aves y se alimentan de sus cerebros. En su dieta se incluyen también ranas, lagartos, salamandras, tritones, musarañas, ratones, serpientes, tortugas pequeñas de caparazón blando e incluso se tiene documentación de que han devorado hasta murciélagos de pequeño tamaño cuando se acercan a ellas, al ser capaces de detectar las frecuencias ultrasónicas que los murciélagos utilizan para cazar. Usando un órgano similar al oído en el centro del pecho, pueden escuchar sonidos por encima de los 20 000 hercios, fuera del rango auditivo humano. Al detectar la serie de sonidos que emplean los murciélagos para aproximarse a sus presas, pueden cambiar su trayectoria de vuelo realizando una espiral descendente, evitando que las capture.

Es muy improbable que puedan hacer daño a los humanos. Las mantis religiosas no son venenosas y no pueden picar. Tampoco son portadoras de enfermedades infecciosas. Aunque algunas variedades como la especie de África oriental Leptocoloa phthisica pueden alcanzar los 25 centímetros de largo, tienen la boca muy pequeña, de tal manera qué si una mantis religiosa mordiera un dedo humano, no producirían lesiones graves por no tener unas mandíbulas lo bastante fuertes.

Normalmente tienen las alas plegadas y no son visibles, a no ser que estén quietas e intenten abalanzarse sobre presas desprevenidas

Además de su talento auditivo, estos animales poseen unos ojos de los más perfectos de la Naturaleza, a diferencia del resto de insectos, pueden ver en tres dimensiones. Para los humanos y animales más complejos la visión en 3D es muy costosa y requiere muchos millones de neuronas. Pero las mantis, que solo poseen un millón de neuronas (frente a las 100.000 millones del cerebro humano) han diseñado una forma de hacerlo muy eficazmente.

Sin embargo, su visión 3D funciona de forma totalmente diferente a la nuestra. En un estudio publicado en 2019, un equipo de investigación capitaneado por Nityananda, colocaron a mantis religiosas unas gafitas 3D, como las que usan los humanos en el cine. Las lentes de colores diferentes permitieron a los investigadores mostrar a los insectos dos imágenes a la vez y, a continuación, documentar su reacción. Al final, quedó claro que la visión 3D de la mantis religiosa se basa en el movimiento. En su posición como depredador que acecha inmóvil, como una mantis religiosa, la imagen del fondo es tan importante como la parte de la imagen que se mueve. Las mantis con su visión 3D son capaces de sopesar a qué distancia se encuentra su presa antes de intentar capturarla y sin moverse, ya que cualquier movimiento alertaría a la presa.

En cuanto a los orígenes evolutivos de esta singular especie, se han hallado fósiles en las estepas siberianas que, según se han datado, tienen más de 135 millones de años de antigüedad. A raíz de diversos estudios se ha establecido que es probable el parentesco de las mantis con las cucarachas y las termitas, a la vez que con los saltamontes y los grillos, aunque estos últimos serían parientes bastante más lejanos.

Aunque su origen se encuentra en las zonas de clima templado de Asia, Norte de África y Europa, este insecto se ha expandido por el todo el mundo. Se ha establecido en lugares tan distantes de los originales como Norteamérica u Oceanía. Suelen habitar en zonas de matorral y bosques caducifolios.

Las primeras mantis llegaron al continente americano en 1899, fue a través de la exportación de plantas desde Europa y Asia para el comercio. Una vez que llegó al Nuevo Mundo, la mantis religiosa se propagó rapidamente, alcanzando cada rincón del continente americano.

La mantis se adapta incluso a la vida en cautividad, pues cumplen tanto funciones de mascota como de agentes de control de diversas plagas en huertas y sembrados.

 

 

Bibliografía

https://www.nationalgeographic.es/

https://www.expertoanimal.com/

 

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Salamanquesa.

Andrés Rodríguez González Agosto 1st, 2023

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Salamanquesa. Tarentola mauritanica

 

Las salamanquesas comunes son reptiles pertenecientes a la orden de los escamosos “Squamata”. A diferencia de la mayoría de los geckos que pertenecen a la familia de los “Gekkonidae”, la salamanquesa común pertenece a los geckos de manos de hoja, familia “Phyllodactylidae”. Existen dos subespecies.

La salamanquesa común puede llegar a alcanzar los 16 cm de longitud. Es el gecko de pared más grande de Europa. Su color es entre gris y pardo amarillento, pero puede parecer de color verdoso o marrón claro, es capaz de aparentar oscura a la luz del sol y de color claro por la noche. El cuerpo de la salamanquesa común es delgado, ligeramente aplanado y tiene una piel suave y blanda con escamas. Desde la cabeza, pasando por la espalda hasta la cola tiene el dorso cubierto de escamas tuberosas. Su cola es espinosa con bandas en diferentes tonos. Su pupila, vertical, se dilata en la oscuridad para permitir una mejor visión.

Sus dedos están totalmente aplanados y están provistos de laminillas que permiten que se adhiera a las superficies verticales e incluso boca-abajo como si fueran ventosas.

Es originaria de la región mediterránea, su área de distribución se extiende desde Portugal hasta España, Francia, Italia, Malta, Croacia y partes de África septentrional como Marruecos, Egipto y Túnez. La salamanquesa común también se puede encontrar en las Islas Baleares, en las Azores, en las Islas Adriáticas, en Córcega y en Cerdeña. En Grecia, solo se da en Peloponeso y en las islas de la costa. Se cree que la salamanquesa común fue difundida cada vez más por el Mediterráneo como polizón en los buques de carga. Es muy abundante en Portugal y la España mediterránea, ocupando toda la península salvo la franja norte.

Sus hábitos son nocturnos y crepusculares, su costumbre es calentarse al sol por la mañana, pasan la mayor parte del día retirados y protegidos en su escondite. Se activa desde el atardecer hasta la media noche, es cuando caza insectos y arañas. En su hábitat natural es posible verlo cerca de una fuente de luz artificial, donde acecha a las presas atraídas por la luz. Una vez que ha descubierto a su presa, se acerca muy despacio hasta atacar con un salto repentino.

En su hábitat natural suele encontrarse debajo de las rocas, en grietas y entre escombros, es frecuente cerca de las viviendas.

Al ser un gecko de actividad nocturna, la Tarentola mauritanica tiene una pupila vertical que lo protege de la luz. A la luz del día la pupila es una estrecha hendidura vertical, en la oscuridad llena todo el ojo. De esta manera los geckos pueden ver bien las formas de noche. El iris es de color gris.

Los geckos de pared tienen cinco dedos anchos con uñas en el tercer y cuarto dedo. Además, los hábiles escaladores tienen láminas adhesivas indivisas con pequeños ganchos de cerdas bajo los dedos, que les permiten sujetarse incluso a superficies muy lisas.

La determinación del sexo basada en características externas no está clara. No obstante, los machos son más grandes que las hembras y tienen una cabeza más ancha. Además, las hembras tienen uñas en todos los dedos que son casi invisibles y a menudo están cubiertas. Con la madurez sexual, a la edad de unos tres años, se forman dos aberturas prominentes en la piel debajo de la cloaca en el macho, que no se aprecian en la hembra y que, por lo tanto, son otro rasgo distintivo.

Una característica muy peculiar es su voz fuerte con un gran repertorio de sonidos, que utiliza para defenderse y para comunicarse con sus congéneres. Los machos se comunican a través de gritos cortos y gruñidos y llamadas fuertes de hasta once repeticiones. Las hembras responden con una sola llamada, la cual solo se produce durante la época de apareamiento.

En caso de peligro, la salamanquesa común puede desprenderse de parte de su cola, que vuelve a crecer. Cuando crece de nuevo la cola es más corta y fuerte que la original.

Las hembras de la salamanquesa ponen dos huevos de cáscara dura casi redondos unas cuatro a seis veces al año. Su tamaño mes de entre 11-12 milímetros de largo y 9-10 milímetros de ancho. En el terrario, las crías eclosionan a los 70-75 días a una temperatura de 27-30 °C. Las crías miden entre dos y tres centímetros de largo y pesan entre 26 y 46 miligramos.

La salamanquesa prefiere para vivir en los terrarios una temperatura diurna de entre 25-30 °C y unos 20 °C por la noche. Los geckos son animales de sangre fría, por lo que no pueden mantener una temperatura corporal uniforme a través de su metabolismo. Por lo tanto, en el terrario debe haber también un lugar cálido de unos 35 °C donde las salamanquesas puedan tomar el sol y calentarse. Requieren una humedad de entre un 50-60 %. En terrario, durante el invierno, las salamanquesas comunes hibernan durante 3 meses. Esta fase de descanso sirve para mantener la salud y es necesaria para la reproducción. Durante este tiempo se detiene la alimentación y se reduce la iluminación de forma gradual a unas pocas horas al día. Nunca debe faltar un cuenco con agua fresca. Al final de la fase de reposo, debes volver a aumentar lentamente la temperatura del terrario en unas dos semanas. La esperanza de vida de las salamanquesas comunes en terrarios es de hasta doce años.

 

Bibliografía

https://www.faunaiberica.org/

https://www.zooplus.es/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: ARAÑA SALTARINA

Andrés Rodríguez González Julio 20th, 2023

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

ARAÑA SALTARINA. Philaeus chrysops

Muchas especies de arañas saltarinas muestran un claro dimorfismo sexual en términos de colores y marcas.  En esta especdie también ocurre. El macho tiene un color rojo llamativo sobre su abdomen. Mientras que la hembra es de una coloración marrón grisáceo.

Especie perteneciente a la Familia Salticidae. La capacidad de salto es lo más característico de esta familia.

Todas ellas presentan algunas características comunes como que la mayoría de las especies se encuentran en partes cálidas del mundo, tienen patas cortas y robustas. Disponen de garras con mechones en la punta de las patas que mejoran su capacidad para escalar superficies verticales, poseen una visión muy aguda con ojos dispuestos en tres filas en las que destacan los medianos anteriores muy grandes y ojos medianos posteriores diminutos. Todas las arañas saltarinas tienen hábitos diurnos. Suelen ser muy coloridos. Son muy depredadoras con un comportamiento muy complejo. Los machos se exhiben con danzas delante de las hembras para tratar de cortejarlas.

El tamaño de la hembra de la araña saltarina es de unos siete a doce milímetros, el macho de entre siete a diez milímetros.

El cefalotórax es pardo y moteado en las hembras. En los machos se distinguen dos manchas blancas laterales en esa misma región. El abdomen es rojo en el macho y marrón claro más o menos moteado en la hembra. Ambos sexos tienen una franja mediana negra característica. Además, disponen de patas negras, con pelos brillantes.

Captura diferentes tipos de presas, a menudo dípteros, sin despreciar otros insectos que captura atrapándolos muy activamente. La especie es muy termófila. Caza durante el día y se refugia en una guarida de seda tejida bajo una piedra o en una grieta por la noche.

Los machos danzan para cortejar a las hembras con las patas delanteras levantadas.

Se distribuye por Europa, África del Norte hasta Oriente Medio, Turquía, Cáucaso, Rusia, Irán, Asia Central, Afganistán, China, Mongolia, Corea.

Se considera en peligro crítico de extinción en países como Alemania, estando legalmente protegida en ese país.

Suele habitar en lugares secos y cálidos. Suele verse sobre rocas, laderas secas, arenosas, arbustos, paredes de las casas.

La magnífica foto que acompaña es de José María Canca Guerra, un extraordinario naturalista de la Serranía de R5onda que me ha permitido usarla.

Bibliografía

https://macronatura.es/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: ERIZO EUROPEO

Andrés Rodríguez González Junio 4th, 2023

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

ERIZO EUROPEO. Erinaceus europaeus

Es un mamífero insectívoro, es decir que en su dieta incluye abundantes insectos. Su característa principal es que tiene todo el cuerpo, con excepción del vientre, recubierto de púas que miden sobre 1 mm. de grosor por 2 ó 2,5 de largo. Su aspecto es algo aplanado, macizo, rechoncho y pesado, llegando a alcanzar los 1.100 gr. de peso y a medir entre 22 y 29 cm de longitud total incluida la cola. No tiene cuello y en su cabeza, los ojos son salientes muy oscuros y pequeños, las orejas redondeadas y cortas, menores que la distancia que existe entre el ojo y el hocico, que es puntiagudo. Sus patas son cortas y poseen 5 dedos cada una y están provistas de fuertes uñas. La cola también es corta.

Los machos son mayores que las hembras, tienen el vientre de un color que varía entre el pardo oscuro y el pardo amarillento, mientras que el de las hembras es color ceniza.

Su dentadura consta de un total de 36 piezas, teniendo arriba 6 incisivos, 2 colmillos, 6 premolares y 6 muelas, y en la mandíbula de abajo, 4 incisivos, 2 colmillos, 4 premolares y 6 muelas.

Las huellas tienen 5 dedos y uñas generalmente largas. El pulgar no suele marcarse. Tanto la delantera como la trasera miden unos 2,5 cm. Su paso suele ser andando y más raramente el trote.

Los excrementos son similares a los de gato doméstico, pero en los de erizo se aprecian restos de insectos, como patas, cabezas, élitros, antenas, trozos de caparazón de caracol, etc.

Suele vivir en zonas boscosas y sus bordes, lugares con matorral y monte bajo, arbustos, setos. También puede verse en zonas de cultivo, lugares pedregosos. En la Serranía de Ronda se puede ver en las cercanías de los pueblos, incluso de Ronda ciudad, en general en lugares que no sean muy fríos ni húmedos. En invierno puede utilizar construcciones humanas para protegerse del frío.

Son territoriales variando la amplitud según el alimento disponible, puede oscilar entre 5 y 100 hectáreas.

En la Península Ibérica el erizo ocupa todo el territorio, compartiendo parte del mismo con su pariente el erizo moruno, que ocupa una estrecha franja a lo largo de toda la costa mediterránea

No figura como especie amenazada en España pero sí aparece en al Capítulo III del Convenio de Berna, debido a que su supervivencia podría verse amenazada de no adoptarse medidas especiales.

El índice de mortalidad causado por el hombre es alto, tanto en atropellos como al eliminarlo por creerlo perjudicial para la caza. También es frecuente que muera envenenado por el uso de pesticidas.

En su reproducción generalmente tiene dos periodos de celo, uno entre mayo y junio, y el segundo entre agosto y septiembre. En esta fase del ciclo reproductivo, tiene lugar la parada nupcial, que se asemeja a una pelea entre machos, que siguen a la hembra con el hocico pegado a la cola. El cortejo puede ser muy largo hasta de dos horas.

La gestación  o periodo de embarazo dura de 35 a 40 días y al finalizar ésta tiene lugar el parto, en el que pueden nacer de 2 a 10 crías.

Las crías, que nacen con los ojos cerrados, desnudas y de un color rosáceo, miden en ese momento de 6 a 9 cm y pesan de 11 a 25 gr. Mamarán durante unos 20 días. A los 3 días disponen ya de unas espinas duras de color blanco, y a las 2 semanas abren los ojos, momento en que suelen pesar unos 70 gramos. A los 20 días dejarán de mamar y a partir del mes de vida, ya acompañan a la madre en sus salidas. A partir de las 5 ó 6 semanas se independizan, y para cuando llegue el invierno deberán alcanzar los 400 gramos de peso.

La madurez sexual  que es la edad a partir de la cual pueden reproducirse la alcanzan a los 10 meses aproximadamente.

Caza y come insectos y sus larvas, cienpies, milpies, caracoles, babosas, lombrices de tierra e incluso se atreve con ranas, ratoncitos, lagartijas, culebras y víboras. Esta dieta se complementa con huevos y polluelos de aves que anidan en el suelo, bellotas, bayas y otros frutos.

Su actividad la desarrolla fundamentalmente de noche y puede ser visto desde el atardecer al amanecer. Durante el día se cobija en nidos construidos por hojarasca, pelo, hierbas, etc. Y los sitúa en la base de matorrales densos. Dispone de varios nidos distribuidos dentro del territorio, cambiando frecuentemente de nido.

Su olfato está muy desarrollado, camina mucho y sabe nadar muy bien.

Su defensa en enroscarse como una bola para presentar sus púas por todos los flancos.

Los erizos viven entre 7 y 10 años, presentando una mortalidad del 60% durante el primer año de vida.

Los machos, son agresivos y posiblemente territoriales.

Desde el mes de octubre hasta abril, dependiendo del clima (normalmente cuando la temperatura baja de los 10 grados), los erizos tienen un periodo de reposo llamado hibernación, entrando en ese periodo los machos antes que las hembras, y por último los ejemplares jóvenes.

Suele salir a buscar alimento después de que empiece a llover, siendo frecuente verlo entre los matorrales del bosque.

Su principal enemigo es el hombre que con sus vehículos los atropella por millares. Otros enemigos son los perros, el zorro, el tejón, las águilas y los búhos. Las crías son presa de culebras y tejones.

La foto es del excelente naturalista Gonzalo Astete a quien agradezco que me haya permitido su uso.

Bibliografía

https://www.faunaiberica.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: GRILLOTOPO

Andrés Rodríguez González Junio 1st, 2023

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

GRILLOTOPO. Alacran cebollero. Gryllotalpa gryllotalpa

Es un insecto de la familia Gryllotalpidae. La misma que los grillos, saltamontes y langostas.

La longitud aproximada es de cinco centímetros, un tamaño grande para ser un insecto. Las hembras pueden llegar a los seis centímetros.

Color marrón grisáceo, cuerpo cubierto de finos pelos aterciopelados. Ojos saltones, brillantes de color negro.

Patas delanteras bien desarrolladas, las utiliza para excavar en el suelo en el que habita, están modificadas como grandes palas dentadas, parecidas a las de los topos, de ahí el nombre de este insecto, el aspecto de sus patas delanteras le hacen parecer un topo en miniatura.

Su nuca está cubierta por una gran placa que le sirve de protección. Aunque sus alas anteriores son cortas y duras, puede utilizar las posteriores, que están totalmente desarrolladas, para volar.

Las hembras son de mayor tamaño que los machos, pudiendo llegar a los siete centímetros de longitud.

En su época de celo, el verano, tienen un canto a modo de gorjeo regular. Se aparean en la superficie del suelo. Las hembras ponen de sesenta a cien huevos en un túnel excavado, que estará vigilando hasta que las crías se dispersen.

Su ciclo de vida del grillo topo muy sencillo: Pone huevos, eclosionan, formación de las ninfas, que son muy parecidas visualmente a los adultos, pero de menor tamaño. No sufren metamorfosis. Lo más habitual en zonas continentales y mediterráneas es 1 ciclo por año. Sin embargo, en ambientes cálidos y húmedos, pueden producirse 2 ciclos por año. Las ninfas nacen habitualmente 40 días desde la puesta, suelen alimentarte al principio de su vida de materia orgánica y pequeña raíces que encuentran a su alrededor. Las ninfas alcanzan su madurez y se convierten en adultas a principios de otoño

Aunque por el día se les puede ver sobre el suelo, ambos sexos son voladores nocturnos.

Las galerías en las que viven los machos tienen una forma abovedada para hacer resonar más su peculiar canto y que llegue hasta la superficie.

Del grillo topo o alacrán cebollero existe la leyenda de que es peligroso, y que si te pica te puede incluso llegar a causar la muerte, lo cierto es que es totalmente inofensivo. Se deja coger con facilidad, su la boca solo la utiliza para excavar y para alimentarse. Pasan gran parte de su vida activa en las galerías subterráneas, su mayor actividad es por la noche.

Su principal alimento son las lombrices y otros insectos y sobre todo, las raíces y los tubérculos subterráneos por lo que puede llegar a ser una plaga importante de las plantas. Atacan principalmente al césped, también a las patatas, remolacha, ajo y cebolla, cereales, maíz y legumbres. En jardinería, los grillos topo se han convertido en plagas que pueden ocasionar graves problemas en el césped, al alimentarse de sus raíces creando calvas considerables en el terreno.

El grillo topo suele salir de su reposo invernal a inicios de primavera, que es cuando se observan los daños en este tipo de cultivos.

Cuando su presencia se vuelve plaga y los daños son visibles, es el momento de atacar al grillo topo. Para su control hay diversas formas. A base de trampas caseras que se pueden fabricar con atrayente de melaza. Es una forma ecológica y sin residuos de controlar la población, para su fabricación se coloca un recipiente al mismo nivel que el suelo, con la tapa sin cubrir, llenando 1/3 de su volumen con agua y melaza en una relación 1/10. Si no tenemos melaza, la miel puede servir. En jardinería tradicional se utiliza jabón potásico en grandes dosis, inundando las galerías que crean en primavera con su actividad, aunque desconocemos su actividad sobre este insecto. Sobre la dosis, se recomienda 50 ml de jabón potásico por cada 5 litros de agua.

El control también se puede hacer mediante productos fitosanitarios. Se aplican cuando eclosionan los huevos en primavera que son más vulnerables. Su uso está muy limitado por que estos productos pueden afectar a otros seres vivos de forma importante.

Suele vivir en suelos sueltos y arenosos de toda la Península.

Bibliografía

https://www.faunaiberica.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA AVISPA MAMUT.

Andrés Rodríguez González Mayo 12th, 2023

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

AVISPA MAMUT.  Avispa de daga.  Megascolia maculata

Es bastante inofensivo para los humanos, pero si se les molesta en exceso puede llegar a picar.  Si no se la manipula ni se coje no dá ningún tipo de problema.

La avispa mamut es el más grande de los himenópteros de Europa y uno de los más grandes del mundo. Podemos encontrarla en todo el territorio español.

Vulgarmente se le suele llamar también avispón, llevándonos a la confusión con el avispón europeo, cuyo nombre científico es Vespa crabro. También se la confunde con el avispón asiático, NO LA MATES SI LA VES. No tienen nada que ver con la avispa asiática y son fácilmente distinguibles por que la velutina o asiática es prácticamente negra, con dos franjas marrón oscura o naranjas, rara vez amarilla intensa como la mamut, y además por su tamaño: asiática 2 cm y mamut de 4 a 6 cm.

La avispa mamut se identifica claramente por su color negro con cuatro intensas manchas amarillas en el abdomen. Sus alas son también oscuras.  Los machos presentan un tamaño de entre 2 y 4 centímetros, como dijimos líneas arriba y sus hembras son más grandes, hasta los 6 centímetros.

Las hembras tienen un colorido mucho más intenso y poseen manchas amarillas de mayor tamaño en su cabeza. Los machos de la especie tienen unas antenas mucho más grandes que la de las hembras.

Son avispas solitarias, no hacen panales ni conviven con otras de su especie.

Son parásitas de grandes escarabajos. Cuando la hembra localiza alguno, lo paraliza y le pone un huevo, cuando crece se alimenta del escarabajo hasta su muerte, después forma un capullo cerca del cadáver donde termina su desarrollo hasta adulto.

Bibliografía

https://macronatura.es/

https://www.diariodesevilla.es/

Next »