Archive for the 'fauna' Category

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: TERMITAS

Andrés Rodríguez González Junio 23rd, 2022

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

TERMITAS

 

Uno de los animales más nocivos que existe

 

Son insectos sociales que forman colonias de individuos interdependientes entre sí llamados “termiteros” donde pueden llegar a vivir más de 2 millones de individuos.

Las termitas son insectos en su mayoría de aspecto blanquecino, que se pueden parecer a las hormigas, pero no lo son, ni siquiera son de su mismo Orden de clasificación. Pertenecen al Orden Isoptera, mientras las hormigas, abejas y avispas son Himenópteros.  Existen más de 2.500 especies descritas de termitas. Su cuerpo, como el de todos los insectos, consta de cabeza, tórax y abdomen.

Dentro de los animales “sociales” se consideran en la categoría más alta, los “eusociales”, lo que implica poseer división y distribución del trabajo, superposición de generaciones (es decir diversas generaciones coexistiendo al mismo tiempo) y cooperación en el cuidado de la cría. Su estructura social está compuesta de individuos diferenciados en machos y hembras, y se distribuyen en categorías o castas. Por lo general una colonia está formada por una pareja real formada por el rey y la reina, las obreras, los soldados que son estériles, y las crías o ninfas. Las termitas se producen en zonas tropicales y templadas del mundo.

Existen varias familias de termitas en el mundo, la Kalotermitidae que son termitas de madera seca, todas viven en el interior de la madera y no tienen contacto con el suelo, tampoco construyen nidos. Esta familia incluye una especie que es una plaga para los humanos llamada Cryptotermes brevis que se encuentra en la Península Ibérica. Otra gran familia de termitas son las Rhinotermitidae, son termitas que viven en contacto con el suelo, forman colonias de grandes dimensiones, muy pobladas, una de ellas son una plaga muy importante, la Coptotermes. La familia más grande son las Termitidae, con alrededor del 70% especies en el mundo. Sus hábitos alimenticios son muy variados, incluida la madera, el humus, a las hojas y líquenes. Muchas especies construyen nidos grandes y complejos. Subfamilia Nasutitermitinae que presenta unos individuos muy característicos, los “nasutos”, son termitas soldado que en su cabeza tienen una modificación de la defensa química, con un tubo largo con un poro en el extremo frontal, a través del cual expulsa una sustancia tóxica y repelente;

En la Península Ibérica existen pocas especies, unas son subterráneas  como las especies del género Reticulitermes y otras son aéreas como las especies de Kalotermes y la peligrosa Cryptotermes brevis.

Aunque son conocidos en todo el mundo por su potencial como plaga, tan solo el diez por ciento de las especies se les puede considerar como tal. El daño que producen es como consecuencia de su capacidad para poder digerir la celulosa, llegando a ser los principales agentes biológicos degradadores de la madera. La mayoría de las especies de termitas se alimentan de celulosa de la madera y hojas o de la materia orgánica del suelo, el humus, despeñando importantes papeles ecológicos durante el proceso de reciclaje de nutrientes y aireación del suelo.

Las formas de los nidos son realmente diversas, pudiendo encontrar gran cantidad de galerías en maderas o suelos, también podemos encontrar la formación de grandes nidos que sobresalen de la superficie del terreno en forma de montículos o subterráneos.  Las galerías internas de un termitero están formadas por heces sedimentadas con saliva o de madera masticada o la combinación de ambos.

Las termitas superiores evolutivamente pertenecen a la familia Termitidae, el resto de las especies forman parte de grupo inferior o más primitivo, son siempre un número pequeño de individuos en colonias maduras, nidos poco elaborados, utilizan la madera como alimento principal y poseen castas poco definidas. Como características de las termitas superiores o más evolucionadas es que tienen poblaciones de colonias muy numerosas, nidos muy elaborados, haciendo uso de otras fuentes de alimentos distintos de la madera, degradando la celulosa con las bacterias y disponen de castas bien definidas.

Las termitas son el gran enemigo de los edificios que contienen madera. Es importante en toda casa que contenga madera, en especial las más viejas, estar atentos a cualquier señal que nos pueda indicar la presencia de termitas.

Al contrario que las carcomas las termitas, cuando las vemos, el problema ya es importante. Las termitas aunque se alimentan de madera también debilitan estructuras de hormigón pues para alcanzar la madera son capaces de perforar el hormigón.

Su alimento fundamental es la celulosa, pero cuando son plagas en las casas comen no solo la madera sino también a todos sus derivados  como aglomerados, DM, papel, cartón.

Las termitas subterráneas, acostumbran a anidar en el subsuelo y suelen atacar nuestras construcciones de abajo arriba, horadando túneles en paredes u otros elementos.

Las termitas aéreas anidan en el interior de cualquier madera, entran volando y pueden atacar cualquier madera.

En un termitero, los individuos adquieren una forma en función de sus tareas. Los individuos que existen en un termitero son la pareja real, que son la reina y el rey. Juntos se encargan de la reproducción de los individuos del propio termitero. La reina es como una blanca ”salchicha” llena de huevos que apenas puede moverse, regula las hormonas del termitero mediante mensajes químicos. Puede llegar a vivir más de 20 años, poniendo miles de huevos diarios. Las obreras, son las más numerosas del termitero. Trabajadoras incansables, buscan alimento para su colonia, construyendo galerías para alcanzarlo. Son las causantes de los desperfectos en la madera de nuestros hogares. Los soldados, se encargan de la seguridad del termitero, evitando que otros insectos puedan atacar al resto de termitas, especialmente las hormigas. Además obligan a las obreras para que trabajen. Se identifican fácilmente por tener una mayor cabeza, más oscura que las obreras y unas poderosas tenazas en su aparato bucal.

Para reproducirse utilizan las llamadas “reproductoras primarias” que son termitas oscuras y con alas más largas que el cuerpo, su función es salir en masa del termitero para procrear y crear nuevos termiteros. A veces realizan el enjambrazón o vuelo nupcial, que sirve para crear nuevos termiteros. Es la fase más conocida, cuando salen al exterior en vuelos masivos.

Las “reproductoras secundarias”, son blancas, parecidas a las obreras pero más largas, su misión es sustituir a la reina si esta muere o si un tramo del termitero se separa del núcleo central. Esta separación o esqueje, puede ser ya sea accidental o porqué el tamaño del termitero es tan grande que no alcanza la influencia hormonal de la reina en las partes más alejadas, creando una nueva colonia.

Las termitas nacen de las puestas de la reina, nacen con forma de ninfa, teniendo todas un aspecto similar a las termitas obreras, salvo por su tamaño más pequeño. Se alimentan de celulosa al igual que las adultas y comparten su hábitat con ellas. A medida que crecen, van mudando el exoesqueleto externo, diferenciándose su aspecto por las funciones que ocupan en el termitero.

La vida dentro de un nuevo termitero empieza cuando los reproductores suplementarios se transforman en primarios y salen volando de su termitero original para formar uno de nuevo.

El encuentro entre individuos de sexos diferentes se debe a la emisión de feromonas sexuales.

Se intenta evitar la endogamia, es decir el apareamiento entre miembros de un mismo termitero, pero a veces ocurre. Las nuevas parejas formadas pierden las alas y construyen donde pueden una pequeña cavidad donde se aparejan y realizan la primera puesta de huevos que en eclosionar dan lugar a las primeras ninfas, que son alimentadas por la madre. Estas ninfas una vez han crecido, se transforman en obreras y se cuidan de la construcción del termitero y de la alimentación de las siguientes ninfas y de la pareja real. En primer lugar, solo se producen obreras, posteriormente, cuando el número de obreras es elevado, aparecen los primeros soldados y finalmente los reproductores que reiniciarán el ciclo de vida.

Si no tenemos conocimientos podemos confundir muy fácilmente la carcoma con la termita, pues ambas dañan la madera de nuestra vivienda.

Las termitas son insectos en los que se puede diferenciar cabeza, tórax y abdomen sin embargo la carcoma es la fase larvaria de otros parásitos, por lo que no se diferencia la cabeza ni las patas, son como “gusanos”. También las podemos diferenciar por el sonido que producen al actuar, el sonido de las termitas no es captado por el oído humano, el de las carcomas sí. Ante la presencia de termitas, se pueden visualizar túneles de barro, en cambio, ante la presencia de la carcoma, nos encontraremos pequeños montones de polvo al lado de orificios en la madera.

En el caso de las termitas voladoras, estas son de color negro, por lo que se pueden confundir con hormigas voladoras. La termita tiene las antenas rectas, en cambio la hormiga las tiene con un ángulo. Las termitas tienen 4 alas del mismo tamaño, dos en cada lado del tórax. Las hormigas aladas también tienen 4 alas, dos en cada lado del tórax, pero las delanteras más bastante más grandes que las traseras. La termita no se le diferencia la cintura, sin embargo la hormiga alada tiene una cinturita muy fina, que divide en dos partes el tórax.

 

Bibliografía.

https://www.ibertrac.com/

https://www.pasiontermitas.com/

 

 

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: ESFINGE RALLADA

Andrés Rodríguez González Mayo 25th, 2022

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

ESFINGE RALLADA. Hyles livornica

 

La especie fue descrita por Eugen Esper en 1780 con un ejemplar de Livorno, Italia, de ahí el nombre específico.

Es una mariposa nocturna muy bonita y activa que vuela de día y de noche.

Pertenece a la de la amplia familia de las Esfinges, la que hoy traigo a estas líneas es la más grande de ellas, con una envergadura alar de 6 a 8,5 cm.

Se distribuye por el Paleártico y sur de Asia, colonizando casi toda Europa durante el verano; es común en la Península Ibérica, excepto en zonas muy boscosas.

El color predominante de esta preciosa esfinge es castaño. Es bastante fácil de identificar cuando está posada. En esos momentos solo muestra las alas anteriores de color marrón, con dos bandas pálidas en cada ala, una en el borde posterior y otra más ancha desde la base hasta el ápice. Las venas son también pálidas, rasgo este que la diferencia de especies similares. Las alas posteriores, mucho más pequeñas, son rosadas y con la base y borde trasero negros, el abdomen presenta bandas transversales de color blanco y negro. Presentan también una línea blanca que parte por encima del ojo y se dirige por el dorso hasta las axilas, dos más recorren el dorso de forma longitudinal hacia la parte posterior de la cabeza, sin llegar a unirse; además las alas están atravesadas por una amplia franja de color crema; las antenas están rematadas en blanco, las patas son de color blanco. En definitiva una combinación de colores que, junto al tamaño, hace que estemos ante una mariposa muy bella.

En la Serranía de Ronda se suele ver con más abundancia en los meses de abril y mayo y en menor medida, en junio y julio.

Como la mayoría de las esfinges, es migradora y parte de la población que vemos en la Serranía proviene de África. Por eso es frecuente ver los adultos en la zona litoral malagueña, donde se paran a descansar tras cruzar el mar de Alborán. Al ser muy activas es fácil encontrarlas durante los meses citados antes por toda la provincia de Málaga tanto en zonas rurales como en ambientes urbanos.

Los huevos prefieren ponerlos en las vides pero también usan para ponerlos entre las acederas, los gamones, las lecheras (euforbias) y las escabiosas, plantas que crecen de manera espontánea en parques, jardines y solares de pueblos y ciudades. Sus huevos son verde pálidos y muy pequeños, las orugas tienen un dibujo muy variable, tienen la piel lisa y son grandes, pueden llegar a medir hasta 8 cm. Tienen varias generaciones al año, su fase de pupa puede durar desde meses hasta dos años, como mínimo, todas pasan el invierno en forma de pupa.

 

Bibliografía

https://www.malaga.es/

https://www.naturalezaparatodos.es/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Jilguero

Andrés Rodríguez González Abril 19th, 2022

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Jilguero. Carduelis carduelis

Se puede ver esta especie en España desde Enero a Octubre.

Es un pájaro de pequeño tamaño, con una longitud de unos 12 cm y envergadura entre 21 y 25,5 cm.

Los jilgueros se identifican con facilidad por los vistosos colores de su plumaje. En la cabeza muestran una característica careta roja, junto a sendas manchas blanca y negra. Poseen un pico de base ancha, largo y acabado en una fina punta. Su cola es negra, con el obispillo y el extremo distal blanco; además, las plumas más externas de la cola pueden tener amplias manchas blancas. En vuelo se reconocen bien por la presencia de dos amplias bandas alares de color amarillo dorado.

No hay dimorfismo sexual fácilmente perceptible, es decir que el macho y la hembra son iguales, pero los machos tienen los hombros más negros y careta roja más amplia que las hembras. Por otra parte, el plumaje varía notablemente con la edad; así, antes de mudarlo a finales de verano, los volantones carecen de la coloración descrita para la cabeza, pero mantienen las distintivas franjas alares amarillas.

El macho en celo tiene un variado canto, que combina gorjeos muy diversos. En vuelo emite tintineos cortos muy penetrantes, que se entremezclan con gorjeos cortos.

Se alimentan sobre todo de semillas de cardos que rompen con su pico. Muy adaptados a vivir en las cercanías de poblaciones sin duda buscando la protección  contra sus depredadores que da la presencia humana. Incluso anidan en jardines dentro de la ciudad. En otros tiempos se valoraban mucho como pájaros de hermoso canto manteniéndolos enjaulados, afortunadamente esa costumbre está desapareciendo.


Imagen de un jilguero en pinsapo.

Bibliografía

https://www.seo.org

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Curruca cabecinegra

Andrés Rodríguez González Diciembre 18th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Curruca cabecinegra. Sylvia melanocephala

La curruca cabecinegra es un pájaro de pequeño tamaño muy característico. Su masa corporal es de unos 11,5 gr.

Tiene una cabeza negra en el macho y gris en la hembra, los juveniles son pardos, con la cabeza grisácea. La garganta es blancuzca y muy visible. Posee alas cortas y redondeadas, cola larga con diseño muy evidente, de base negruzca y amplias líneas externas blancas, con las puntas de las rectrices también blancas. Ojos con el iris pardo rojizo o pardo anaranjado en el adulto, y pardo gris oscuro en el primer invierno de su vida, con la órbita del ojo color rojo ladrillo brillante en el macho adulto y pardo rojizo apagado en los otros plumajes.

El canto es un gorjeo musical compuesto por una larga combinación de silbidos, chirridos y parloteos que suenen algo así como “tr”. Los reclamos son tan característicos, que delatan su presencia; fuera de la época de reproducción son los principales contactos vocales.

En España es especie protegida y no presenta problemas de conservación.

En época de cría es una especie de distribución eminentemente mediterránea, que incluye también las Canarias y una estrecha franja del Sahara occidental. Por el este alcanza el oeste de Anatolia e Israel y limita con el desierto en Siria y Jordania; por el sur, el norte de África; por el norte, el límite del clima mediterráneo en Europa desde Francia a Bulgaria y por el oeste, la península Ibérica y el noroeste de África. Además, ocupa casi todas las islas del Mediterráneo. En invierno se extiende a gran parte del Sahara, el valle del Nilo en Egipto y el Sahel hasta Mauritania, Senegal y Níger.

Nidifica en matorrales frondosos y más bien altos, es común entre arbustos y en los olivares. En invierno también vive enlos matorrales.

Es una curruca parcialmente migradora. Las poblaciones insulares y costeras son sedentarias, pero la proporción de migrantes se incrementa hacia el interior, el norte y, especialmente, el este de Europa, donde las poblaciones septentrionales son totalmente migradoras. La mayoría de los movimientos migratorios son cortos, pero en invierno también se extiende al Sahara y a gran parte del Sahel. La migración abarca de finales de agosto a diciembre, con mayor intensidad en el oeste de Europa durante octubre y noviembre. Regresan a sus áreas de cría desde finales de febrero hasta abril. En la Península, Baleares y Canarias, se la considera sedentaria, si bien presenta desplazamientos durante el otoño y el invierno. Se han encontrado algunos casos de currucas anilladas en la península que si han llegada hasta África subsahariana.

Se alimenta de artrópodos, especialmente insectos y sus larvas, también frutos carnosos. Consume néctar de las flores de plantas.

La madurez sexual probablemente se alcance el primer año de vida.

El nido suele ubicarse en plantas trepadoras y pequeños arbustos, suele estar bien oculto y difícil de descubrir. Lo construyen ambos miembros de la pareja.

La reproducción es estacional, realizando dos puestas anuales. El periodo normal de puesta se inicia a mediados de marzo, si bien la mayoría pone de finales de abril a primeros de junio, registrándose jóvenes en los nidos hasta primeros de julio. En la Península, muchas puestas se han concluido hacia finales de abril. En Canarias, el periodo reproductor abarca desde febrero hasta julio. Suelen poner entre 3-5 huevos. Los huevos son muy variables en color, suelen ser blancos con tonos verdosos o rosáceos, muy moteados o punteados de pardo, oliva, gris, con las marcas más concentradas en los bordes y brilantes. La incubación dura 12-15 días y en ella toman parte ambos sexos, si bien es la hembra quien pasa más tiempo en el nido. Los pollos permanecen en el nido entre 12 y 14 días. Son alimentados por ambos padres. En la península Ibérica sus puestas sufren parasitismo por el cuco.

Bibliografia

http://www.vertebradosibericos.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: MARIPOSA MACAON

Andrés Rodríguez González Octubre 17th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

MARIPOSA MACAON

Es un insecto del grupo de los Lepidópteros del que se han descrito numerosas subespecies. Sin ninguna duda se trata de una de las mariposas más bellas que podemos encontrar en la Península Ibérica.

Están presentes en zonas de clima templado de toda Europa aunque no es raro encontrarlas en cotas próximas a los 1200 metros de altitud. No se encuentra en Irlanda y es rara en Inglaterra, este precioso insecto tiene tendencia a desaparecer desde hace algunas decenas de años, pero, afortunadamente, es bastante común en la Península Ibérica. También se extiende por el norte de África, en Asia llega a las estribaciones del Himalaya y Japón. Se puede ver también en América del Norte.

Los orígenes del nombre científico de esta mariposa, Papilio Machaon, tiene origen en la mitología grecorromana. Papilio, en latín significa “mariposa” y “Macaón” que en la mitología griega era  hijo de Epíome y Asclepios, un ser que tenía el don heredado de su padre, de curar las heridas. Sobre el origen del nombre común o vulgar, Macaón, significa cola de golondrina,

La Macaón, como vulgarmente se la conoce, tiene un gran tamaño respecto a otras especies, puede oscilar entre los seis coma cuatro y los diez centímetros de larga y entre treinta y dos y cincuenta y seis milímetros de envergadura, también sus colores amarillo y negro la hacen muy llamativa y fácilmente visible. Presenta además una mancha u ocelo de color rojo en cada ala posterior, también tiene en las alas toques de tonos azulados. Las alas posteriores disponen de unos apéndices con forma de cola.

La oruga de la macaón es muy llamativa por su colorido, verde-amarillo, con rayas negras y punteaduras en naranja sobre rayas negras, si se le irrita, puede hacer salir de la parte dorsal anterior, justo detrás de su cabeza, un órgano de defensa glandular de color naranja o rojo en forma de horquilla bífida llamado osmeterio. De este órgano emana un olor acre y encierra un líquido tóxico  a base de ácido butírico, cuya función es impedir que las aves insectívoras la devoren.

Las orugas suelen alimentarse casi exclusivamente de dos plantas: Hinojo  y Ruda, ambas tienen sustancias químicas de las que se impregnan y la hacen poco atractiva para ser comida a los depredadores. Más raramente pueden encontrarse larvas alimentándose de zanahoria y perejil. No suele haber más de tres o cuatro larvas comiendo en una misma plantas.

La crisálida o pupa es generalmente de color verde o gris pardo.

En climas septentrionales tiene una sola generación anual; en climas templados tiene dos generaciones, abril-mayo y julio-agosto. En lugares más cálidos hasta tres en lugares más cálidos como el sur de la Península Ibérica y África. En las zonas más cálidas de la Serranía de Ronda aparece en primavera, presentando 3 generaciones que son más numerosas a medida que avanza el año: una en febrero-marzo, otra en junio-julio y la última desde agosto hasta que empiezan los primeros fríos, a veces se ven individuos y larvas a finales de octubre, incluso a primeros de noviembre.

A diferencia de otros lepidópteros no es común ver muchas mariposas Macaon volando juntas, durante el cortejo apenas si se agrupan 3 o 4 ejemplares.

Suelen volar en zonas abiertas en las que haya inflorescencias abundantes de las que obtienen su alimento.

Las mariposas Macaón tienen la particularidad de que los machos tienen cromosomas sexuales XX, mientras que las hembras tienen cromosomas XY, lo contrario a los humanos. Otra peculiaridad es ser la única especie animal que es capaz de multiplicar su peso por mil en cuestión de 15 días.

Bibliografía

https://blogdemariposeando.wordpress.com/

www.laserranianatural.com

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: BABOSAS

Andrés Rodríguez González Agosto 19th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

BABOSAS

Las especies más comunes son la babosa gris pequeña (Deroceras laeve), la babosa gris grande (Deroceras reticulatum) y la babosa negra (Arion hortensis).

Las babosas son un grupo de animales que pertenecen al filo Mollusca, clase gasterópoda que se caracteriza fundamentalmente por carecer de concha externa protectora. Tienen muchas similitudes con los caracoles, prácticamente la única diferencia entre ellos es la presencia de concha en los caracoles y la ausencia de esta en las babosas.

De acuerdo a los registros fósiles, estos animales aparecieron en el período Cámbrico de la Era Paleozoica y han logrado sobreponerse y sobrevivir a los diferentes cambios que ha experimentado el planeta desde entonces.

Las babosas tienen cuerpos alargados, viscosos, sin concha y de un color que puede variar del marrón al negro. Tienen dos pares de tentáculos en la cabeza y un manto propio de las babosas en el dorso. Aunque depende de la especie, los adultos suelen tener de 30 a 150 mm de largo. Las babosas necesitan un ambiente húmedo para sobrevivir, reproducirse y moverse. El 90% de la población de babosas suele encontrarse casi siempre en el suelo. La mayoría de las babosas son hermafroditas, lo que significa que un solo individuo posee los dos órganos reproductores, tanto el masculino como el femenino. Siguiendo con la reproducción, esta es de tipo sexual, a pesar de que las babosas son hermafroditas. La fecundación es interna, generalmente con ayuda del espermatóforo. Son ovíparos y su desarrollo es directo. Una vez que dos babosas se han apareado, ponen huevos en el suelo o bajo los restos vegetales en grupos de 15  a 50. La oviposición puede tener lugar 3 veces al año. En condiciones desfavorables pueden sobrevivir durante un largo periodo de tiempo hasta que mejoren las condiciones. Generalmente tienen dos generaciones al año, sin embargo, en un verano húmedo puede haber más generaciones.

De hábitos nocturnos debido a que son muy sensibles al sol.

Son unos animales llenos de curiosidades, se pueden definir las babosas como caracoles sin concha externa, pero es necesario hacer la salvedad que algunas, como la babosa leopardo,  originaria de Europa meridional y occidental, tienen su concha en el interior. Otras las llevan de forma muy extraña, como la babosa Ibycus rachelae que vive solo en el estado de Sabah, en Borneo. Esta «semibabosa» tiene una concha pequeña y parcialmente visible en la mitad de su cuerpo, demasiado pequeña para que el animal se refugie en su interior. Debido a que tienen una protección escasa o inexistente, las babosas utilizan como método de defensa sus mucosidades, que al ser tocadas con la boca, entumecen las fauces de los depredadores potenciales, evitando así ser comidas.

Las babosas, como muchas especies de caracoles, sintetizan una especie de sustancia pegajosa que tiene como función lubricar el sustrato para que la babosa pueda deslizarse sin problemas sobre él. Esta sustancia también cumple una función importante durante el proceso de reproducción.

La baba de babosa tiene una consistencia que no es ni líquido ni sólido. Se solidifica cuando las babosas están en reposo, pero se licúa cuando se aplica presión, en otras palabras, cuando la babosa empieza a moverse. Sus propiedades pegajosas y flexibles ayudaron a desarrollar un nuevo adhesivo quirúrgico. La mucosidad de la babosa también puede ayudar a encontrar el camino de vuelta, se limitan a seguir el rastro dejado y solidificado.

La baba de la babosa también incita al romance. Todas las babosas son hermafroditas y pueden fertilizarse a sí mismas, pero también pueden aparearse. Liberando feromonas en su baba, las babosas indican que están preparadas para aparearse. Algunas tienen unos espectaculares rituales de cortejo. Como las babosas leopardo que realiza increíbles acrobacias. La pareja cuelga boca abajo de una «cuerda» de baba, entrelazando sus cuerpos. A continuación, sacan sus largos penes azules desde la parte de atrás de sus cabezas y también los entrelazan, abriéndolos y transfiriendo espermatóforos.

Además, esa «semibabosa» que hemos mencionado dispara a sus parejas potenciales unos afilados «dardos de amor» de carbonato de calcio llenos de hormonas desde un receptáculo de dardos que se encuentra entre su pene y su vagina, lo que posiblemente mejora sus probabilidades de reproducirse. Podemos bromear y decir que Cupido sacó de ahí su idea.

Estos animales ocasionalmente pueden ser considerados plagas en los cultivos, aunque en la mayoría de los casos son totalmente inofensivos. Se alimentan del tejido de la planta que hay tanto en la superficie del suelo como del tejido subterráneo y pueden devorar el equivalente a la mitad de su peso corporal en cuestión de 24 horas.

Los mayores daños se producen en condiciones cálidas y humedad ya que son las idóneas para que las babosas se alimenten. Los daños causados por las babosas se pueden extender en cultivos jóvenes, donde vacían las semillas, arrancan las hojas y se alimentan de las raíces y de los cotiledones emergentes, pero también puden ocasionar problemas en cultivos de mayor edad, donde el daño que producen en las flores, tubérculos y raíces supone una reducción considerable de la calidad. Y como es lógico el daño causado a las plantas sirve de  entrada para muchos tipos de enfermedades, a lo que es necesario añadir que la secreción mucosa, fundamentalmente en flores y hortalizas, también se traduce en pérdida de la calidad.

Bibliografía

https://www.nationalgeographic.es/

https://www.biobestgroup.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Rata negra

Andrés Rodríguez González Julio 19th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Rata negra, rata campestre, rata de barco o rata de techo. Rattus rattus

Es una animal mamífero roedor del género Muridae. Habita sobre todo en zonas con árboles de gran tamaño y bosques caducifolios de Asia, India, Egipto y Europa. Pero no descarta invadir zonas habitadas, ciudades y pueblos. Es una especie originaria del sudeste asiático que colonizó Europa en el siglo VIII y llegó a América en barcos, expandiéndose por todo el mundo. Es un comensal del hombre, pero ocupa medios más rurales y menos humanizados que la rata parda. Esta otra especie la desplazó de las ciudades y la expulsó al campo o las zonas altas del entorno urbano. No excava galerías subterráneas. Utiliza huecos de árboles, nidos de aves abandonados, oquedades en edificios y tejados, o hace nidos entre la maleza en zonas con humedad  como zarzales y cañaverales. Trepa muy bien, pero evita nadar.

Son roedores, animales que se caracterizan por tener un par de dientes incisivos en crecimiento continuo. Su tamaño se considera como “medio”, mide entre 15 y 20 cm de longitud de cuerpo, su cola es larga, de 17 a 25 cm. mayor que la longitud del cuerpo, cubierta de anillos escamosos y suele pesar entre 135 y 250 gramos. Son más pequeñas que la rata parda. Tienen pelaje gris oscuro, a veces casi negro, algo más pálido en el vientre. Cabeza pequeña, con el hocico puntiagudo y las orejas grandes (mayores que las de la rata parda). No hay diferencias entre sexos, aunque los machos son ligeramente más grandes que las hembras.

Es un animal que se alimenta de todo, por eso se considera omnívoro. Suele comer hasta un tercio de su peso al día. Se alimenta tanto de plantas como de animales. También devora frutos y semillas, aprovecha desperdicios y basuras. En caso de hambre captura pequeños insectos y moluscos. Es muy sociable, se organizan en grupos controlados por un macho dominante. Son menos territoriales y agresivas que las ratas pardas, cuando se asustan o se ven en peligro no dudan en saltar emitiendo un desagradable chillido. Son sobre todo de hábitos nocturnos.

Las ratas se reproducen todo el año. A partir de las cinco o seis semanas de vida ya son sexualmente activas. Cada hembra puede tener entre 3 y 5 camadas al año y en cada camada nacen de 5 a 16 crías. Viven un poco más que las ratas pardas, alcanzando una longevidad de hasta 18 meses.

La rata negra es famosa por ser la portadora de Yersinia pestis, la bacteria que transmite la peste bubónica o peste negra. En realidad, no son las ratas las que portan a la bacteria, sino pulgas que usan a la rata como hospedador. La peste no se transmite por la mordedura de la rata. La peste causó en el siglo XIV en Europa más de veinte millones de muertos. Actualmente se considera erradicada, en parte porque la bacteria que la transmite ha cambiado a otra forma menos virulenta, no porque haya menos ratas. Las ratas son muy importantes en el ecosistema, sobre todo después del retroceso del número de conejos, ya que se han convertido en una presa clave para la subsistencia de muchos depredadores amenazados como los búhos.

Se puede confundir con la rata parda. Esta rata es más grande, de cuerpo más macizo, cola más corta, orejas más grandes y hocico más romo. Además la rata parda ocupa hábitats más urbanos que la rata negra, viviendo sobre todo a nivel del suelo.

Suele vivir en montes altos y bosques caducifolios. Se adapta a todo tipo de hábitats como por ejemplo, arboledas, zonas rocosas o incluso en almacenes o graneros. No obstante, es más probable que viva en el exterior entre árboles. Por otro lado, construye madrigueras en cualquier cueva, túnel o galería y suelen ser tanto naturales como artificiales con cualquier tipo de material que encuentren.

Las diferencias más notables con la rata gris son los siguientes:

La rata negra es más pequeña que la común pero tiene los ojos y las orejas más grandes. El peso de la rata negra también es menor que el de la rata común. El hocico de la rata común es chato mientras que el de la rata negra es puntiagudo. El color es completamente diferente, una es oscura con diversos tonos de marrón oscuro y negro y la rata común es de color marrón claro en la espalda y gris claro en el vientre. La rata común suele tener entre 5 y 8 camadas al año, mientras que la rata negra suele tener entre 3 y 5 camadas. Otra diferencia es que la rata negra es mejor trepadora que la común, suele vivir en los árboles. La rata común suele vivir en alcantarillas.

Además de la fobia que causan en las personas, su único peligro es la transmisión de enfermedades, tales como triquinosis, leishmaniosis o toxoplasmosis.

Bibliografía

https://www.malaga.es/

https://www.hogarmania.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Mangora acalypha.

Andrés Rodríguez González Julio 17th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Mangora acalypha.

Es una araña de la familia  Araneidae. Muy abundante, es la única especie del género Mangora en la Península Ibérica.

Aparece por toda Europa, desde el centro de Escandinavia hasta el Mediterráneo, desde las Islas Británicas hasta los Urales, en el Norte de África y el Próximo Oriente, extendiéndose por el centro de Asia.

Es de pequeño tamaño, la hembra ronda los 5 mm mientras que el macho mide aún menos, unos 3 mm.

Como todas las arañas tiene la cabeza y el tórax unidos en lo que se llama Prosoma, en esta araña es de color amarillento con los márgenes negros y una delgada línea dorsal longitudinal también de color negro. La región torácica del prosoma es más alta que la región cefálica.

El abdomen es ovalado, de color blanco con una mancha negra dorsal en forma de ‘botella de cuello largo’, más ancha en el margen posterior y más estrecha en el anterior. Es como si llevara un dibujo de una botella de vino tinto en el dorso del opistosoma o abdomen, orientada longitudinalmente y con la base en el extremo caudal. Este dibujo de botella la identifica fácilmente. Presenta manchas oscuras y amarillas en los laterales del abdomen. También se aprecia una mancha en forma de “V” en la mitad anterior, de color amarillo o rosáceo, abierta hacia posterior y que se continúa con dos manchas oscuras laterales y paralelas a la mancha negra central en forma de ‘botella’. El esternón es negro, presenta una banda negra en su parte central y posterior con algunas manchas interiores de color castaño, al igual que una fina línea curva que discurre por la parte central. Suele tener diversas manchitas negras en la parte delantera y un rayado irregular y oblicuo en los costados también de color negro. El abdomen se superpone al cefalotórax, especialmente en las hembras, de manera que en una vista dorsal éste apenas puede verse.

Las patas tienen abundantes espinas negras, son de la misma coloración que el prosoma con manchas oscuras.

Construye sus telas en forma de redes circulares dispuestas en muchas ocasiones casi en horizontal, entre las hierbas. Estas redes son complejas a pesar de su pequeño tamaño, suelen contener más de 60 radios. Se alimentan de los pequeños insectos que quedan atrapados en su telaraña.

Los machos tienen un mecanismo copulador más avanzado que el de otros miembros de su familia, disponen de un ganchito que encaja en un surco del órgano femenino mejorando el acoplamiento.

Construye la típica red de la familia Araneidae. Aunque de pequeño tamaño, ésta resalta especialmente por el gran número de radios y vueltas de la espiral. No construye refugio y aunque suele estar en el centro de la tela, si se ve en peligro se esconde en la vegetación adyacente o se deja caer al suelo. Es de hábitos diurnos.

BIBLIOGRAFIA

https://animalandia.educa.madrid.org/

https://miblogdebichos.wordpress.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Escarabajo batanero

Andrés Rodríguez González Julio 5th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Escarabajo batanero. Polyphylla fullo

El nombre procede de “polyphylla” que significa mucho  y  “phyllon”, hoja, por la forma de las antenas. Y “fullo”, que es un tipo de escarabajo citado por Plinio.

El escarabajo batanero es un escarabajo de gran belleza, se considera entre los insectos más bellos del planeta. También es el segundo representante de Europa de mayor tamaño de la superfamilia de los escarabeoideos, solamente por detrás del escarabajo rinoceronte. Puede alcanzar los 36 mm.

Los adultos son de color marrón oscuro, a veces más claro y otras incluso negro, con un patrón de manchas blancas características Los machos son más llamativos que las hembras se pueden reconocer por las grandes antenas en forma de abanico mientras que las hembras tienen antenas más simples. En la parte inferior del curpo luce un precioso vello aterciopelado de color pardo.

Estos escarabajos pueden producir sonidos audibles si se sienten amenazados. Los adultos vuelan al anochecer en los meses de junio y julio.

Las larvas se alimentan de raíces de plantas, mientras que los adultos comen hojas de pinos.  A veces puede producir daños y se considera una plaga.

Las hembras depositan unos 30 huevos en el suelo, que se desarrollan en un mes. Las larvas pasarán tres años en ese estado y puparán en la primavera. Los adultos aparecen entre mayo y junio de ese tercer año.

Las larvas tienen forma de gusano de color blanco, arqueadas, con la cabeza grande con fuertes mandíbulas y las patas torácicas de color amarillo. Se alimentan de diversas plantas silvestres, como cardo marino y suelen vivir en terrenos cultivados de coníferas y viñas. Los adultos suelen encontrarse sobre los pinos.

Es una especie que se distribuye por el Hemisferio Norte de Europa, norte de África y Oriente Medio. Ahora son mucho menos abundantes que hace unos años y se pueden considerar como muy raros, ha sido debido al uso indiscriminado de insecticidas.

Bibliografía

https://animalandia.educa.madrid.org/

https://zarabanda.info/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Roquero rojo

Andrés Rodríguez González Junio 22nd, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Roquero rojo . Monticola saxatilis

Es un ave del Orden Passeriformes; familia Turdidae, popularmente Tordos.

Es típica de montaña, donde aparece solo en la época estival. Habita en parajes donde se alternan zonas de roquedos con otras de matorral y pastizales.

Especie rupícola vinculada a zonas de sierra de media y alta montaña, a partir de mil metros de altitud, con roquedos y matorral bajo con pastizal intercalado. Requiere la ausencia de arbolado. En la Serranía se puede ver en las zonas altas de la sierra de Líbar y en la Sierra de las Nieves aunque no es fácil al ser una especie  muy escasa y esquiva.

Es parecido al zorzal, su longitud es de unosm19 cm y tiene una envergadura de entre 33-37 cm

El macho exhibe un plumaje singular e inconfundible, con un bello diseño cromático, mientras que la hembra muestra una tonalidad más parda y discreta.  Su cabeza y espalda lucen un color azul grisáceo, que contrasta notablemente con el naranja que cubre el pecho, el vientre y las infracobertoras caudales. Muestra una amplia mancha blanca en la parte posterior de la espalda, posee alas oscuras y tiene la cola anaranjada, como el pecho, con una banda central parda. Las hembras presentan la cola teñida de manera similar a los machos, pero su cuerpo es pardo, con las plumas terminadas en una banda clara que les otorga un aspecto vermiculado. Los jóvenes volantones resultan muy similares a las hembras.

El macho canta posado y en vuelo. Con frecuencia inicia su melodía en vuelo lento y ascendente. La intensidad del canto culmina en la parte más alta de su recorrido, donde puede mantenerse unos instantes. Después cesa de cantar y se deja caer bruscamente, con las alas y la cola desplegadas. Tras este despliegue no aterriza, sino que reinicia el proceso, alcanzando menor altura. Posteriormente se posa y continúa con su canto. Emite diferentes gorjeos y notas, algunas de las cuales recuerdan a las del roquero solitario o a las de los pinzones vulgares y otros fringílidos. La alarma del roquero rojo consiste en un corto y agudo buii, similar a los reclamos del roquero solitario. Las llamadas son agudos piídos, cortos y fuertes.

Especie estival, presente en Málaga sólo durante época reproductiva. La reproducción se inicia en abril. Puede realizar dos puestas anuales de 4 a 5 huevos. Nido en el suelo o entre rocas. Insectívoro estricto, especializado en escarabajos y saltamontes, mariposas y orugas. Complementa su dieta en otoño con frutos carnosos.

que afortunadamente se puede observar en algunas sierras de Málaga. Suele verse posado erguido sobre piedras o caminando a saltos en el suelo. Su nombre hace referencia evidente a su preferencia por los roquedos, que usa como atalayas para buscar a sus presas.

Las fotos son de Gonzalo Astete a quien agradezco su cesión.

Bibliografía

https://seo.org

http://www.birdingmalaga.es/

Next »