Archive for the 'fauna' Category

LA CHUMBERA Y LAS COCHINILLAS. Opuntia ficus-indica y Dactylopius opuntiae.

Andrés Rodríguez González Marzo 3rd, 2021

LA CHUMBERA Y LAS COCHINILLAS. Opuntia ficus-indica  y  Dactylopius opuntiae.

La planta de la chumbera fue introducida en la Península hace unos 500 años y hoy día es una planta habitual en nuestra tierra, de ella se obtienen los apreciados “higos chumbos” y también es usada para delimitar fincas, o de protección de diversas especies de mamíferos, aves y pequeños roedores que se protegen bajo sus palas.

La chumbera u Opuntia ficus-indica, la más difundida, es una planta altamente resistente a la falta de agua, previene la desertización, actúa como hábitat, su tallo son sus mismas hojas (también llamadas Tunas) y su flor es muy hermosa.

Existe una cochinilla llamada Dactylopius coccus, que es un insecto hemíptero, chinches, perteneciente a la familia Dactylopidae. Se le conoce también con el nombre cochinilla del carmín, grana cochinilla, cochinilla grana y la rueda de la muerte. Se usaban antes como tinte de tejidos, actualmente se usan para color de cosméticos como lápices de labios.

Pero hay  otra especie de cochinilla, del mismo género pero de distinta especie, la Dactylopius opuntiae, que es plaga de la opuntia y llega a matar a la planta. Es un problema grave que comenzó hace unos años en el sureste de la península y no existen formas conocidas de control, ni siquiera con plaguicidas químicos.

Estos insectos, son totalmente inofensivos para el ser humano, pero si molestos, se alimentan de la sabia de la planta a la que poco a poco va debilitando y, tras la muerte de ésta, se va desplazando a otras cercanas. Así, poco a poco va diezmando las chumberas. Los primeros síntomas son pequeñas manchas blancas y algodonosas sobre las palas o “pencas”. Esas manchas se extienden porque la cochinilla va succionando la savia hasta desacar y matar la planta

La acción combinada de estos dos tipos de cochinillas, junto con el abandono de las labores agrícolas tradicionales y la eliminación de las chumberas como setos vivos, delimitadores de caminos y fincas, están llevando a la desaparición masiva de estas plantas de los tradicionales paisajes del interior y zonas  costeras.

En Andalucía, de unos años a esta parte, la cochinilla se ha cebado con nuestras chumberas, esquilmando en algunas regiones casi el cien por cien de su población.

Según noticias publicadas en diversos medios, esta plaga se localizó por primera vez en la península en Murcia, en el año 2007; desde esa fecha y desde ese lugar su expansión ha sido imparable y amenaza con destrozar todas las chumberas de Andalucía.

Tan sólo lavados intensos de las palas a base de jabones naturales (tipo lagarto) y friegas con estropajo parece tener cierto éxito contra las cochinillas.

Al cabo de los años en algunos lugares se han regenerado de forma natural las chumberas pero no en todos los sitios que existían antes, en todo caso las pérdidas de extensión y en producción han sido considerables.

Bibliografía

https://jardinessinfronteras.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Avispa Ophion

Andrés Rodríguez González Febrero 12th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Avispa Ophion

 

Estas avispas pertenecen familia Ichneumonidae, Icneumonidos, unas avispas incapaces de picar a los humanos excepto precisamente el género Ophilon.

Dentro de esa gran familia existe la subfamilia Ophioninae. Tienen distribución mundial. La tribu Ophionini, dentro de la subfamilia, comprende en la región paleártica un restringido número de géneros, que en España se reducen a cuatro, uno de ellos es el género Ophion. A nivel mundial son 32 géneros especialmente abundantes en las regiones tropicales.

Generalmente los Icneumonidos son grandes, delgados, de color naranja con el abdomen comprimido y curvado. Miden 6-29 mm. Tienen ocelos grandes, los ocelos son ojos simples colocados en la zona frontal de la cabeza entre los dos ojos compuestos. Son especies endoparasitoides de larvas de mariposas. Solo una especie de Ophion parasita a un escarabajo.

Suelen ser activos de noche y son atraídos por las luces artificiales. Se los encuentra en una gran variedad de hábitats. Es muy característico tener un apéndice en la punta trasera del abdomen que les sirve para poner los huevos dentro del cuerpo de las larvas de mariposa, ese apéndice se denomina “Ovopositor”. En el caso de los “Ofilones” el ovopositor es corto y filoso, capaz de perforar la piel humana, a diferencia de la vasta mayoría de los icneumónidos, que no pueden picar.

Otra característica de las avispas Icneumonidos es tener una cintura muy estrecha, el cuerpo alargado y en las hembras un oviscapto como una jeringuilla que utilizan para inyectar el huevo en la oruga o larva que después la larva propia parasitará. La oruga parasitada crece a pesar de que la larva de la avispa Icneumonida se la va comiendo interiormente, respetando los órganos más vitales. Las larva de insectos (que suelen tener forma de gusano) se encierran en una estructura semirrígida llamada Crisalida donde terminan su desarrollo y de las que salen convertidas en Mariposas adultas, pero de las crisálidas parasitadas por las avispas Icneumonidas, no emerge la esperada mariposa, sino la avispa adulta que la ha parasitado.

Los icneumónidos cumplen una función importante en los ecosistemas, son los principales controladores de orugas que pueden ocasionar plagas.

Foto de Isabel M. Rubira a quien agradezco su cesión.

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/

http://digital.csic.es/

https://elmedinaturaldelbages.cat/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: MELONCILLO

Andrés Rodríguez González Febrero 4th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

MELONCILLO Herpestes ichneumon

La única especie de los herpéstido o mangostas presente en Europa, es uno de los pocos mamíferos carnívoros diurnos. Las mangostas disponen de una forma del cuerpo y unas defensas genéticas que les permiten contrarrestar el veneno de las serpientes, es por eso que son eficientes matadores de culebras.

Siempre se pensó que era una especie africana introducida por los árabes durante la conquista de la península como una animal de compañía que se asilvestró pero estudios recientes han demostrado existe un alto grado de diferencia genética con sus parientes africanos, lo que lleva a pensar que su entrada en la península es anterior a la llegada de los árabes, se calcula que debió cruzar el Estrecho por sí solo a finales del Pleistoceno hace unos 10.000 años.

Su aspecto recuerda al de un mustélido de tamaño mediano. Tiene una cabeza afilada terminada en punta con el hocico de color negro, un cuerpo alargado con patas cortas y cola larga. El color del recio pelo es marrón oscuro en general, alternando tonos crema claros con el pardo castaño que le dan un aspecto escamoso El color es pardusco con finas motas más claras y con los pies. Ojos con pupilas verticales. Orejas redondas y pequeñas. Su peso ronda los tres kilogramos, un poco más en los machos y algo menos en la hembras. Cola con la punta negra. Patas cortas con uñas no retráctiles. El tamaño es de 50-55 cm de cuerpo y cabeza y unos 45 cm de cola. Las huellas son semiplantígradas, marcan cinco dedos y uñas, el meñique más retrasado, y son de unos 5-6 cm de largo por 3-4 cm de ancho.

Especie que utiliza zonas de matorral que tengan bastante cobertura vegetal como arroyos con zarzales y junqueras. Evita las zonas abiertas donde puede ser atacado por de mayor tamaño. Para moverse en zonas de cultivos y olivares suele utilizar las zonas de lindes evitanto también los bosques espesos y los cultivos arbóreos. No suele superar los 1.000 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Su periodo de actividad normal coincide con el periodo entre la salida y la puesta del sol. Suele estar activo hasta el atardecer cuando se retira a descansar. La mayor parte del tiempo la pasa buscando alimento.

Consume el alimento que esté disponible en cada momento, incluye la captura de conejos jóvenes, roedores, insectos y pequeñas aves o el consumo de setas, frutos y carroña. Una de sus presas preferidas son los reptiles, especialmente las culebras. Es un animal que vive en grupos familiares de 5 a 6 miembros, pero que también puede vivir en solitario o en parejas. Sus territorios suelen ser de unos tres kilómetros cuadrados.

Los meloncillos pueden reproducirse en cualquier época del año, aunque en la mayoría de los casos el periodo de celo es en primavera y la época de partos a principios de verano. Los partos se pueden alargar hasta septiembre y  suele ser de entre 2 y 4 cachorros. Suele utilizar antiguas tejoneras o madrigueras de conejo como madrigueras de cría y descanso. Las crías permanecen con la madre durante un año. Durante ese tiempo, cuando salen de campeo, van todas andando en fila india detrás de la madre, creando la impresión de un gran animal que se mueve sigiloso entre el matorral, cosa que también le sirve como defensa al suponer sus enemigos que es una único animal de gran tamaño. De ahí que se haya confundido con grandes culebras peludas o con el animal mitológico llamado “Alicante”.

El meloncillo es un carnívoro diurno y eso tiene sus riesgos. Por eso acostumbra a vivir entre lo más espeso del matorral, donde pasa desapercibido. Su juego consiste además en desanimar a sus enemigos aparentando lo que no es. Para ello recorre los senderos en grupo, varios animales corriendo juntos cabeza con cola. De esa forma parece un animal más grande. Como además es bajito, de cola larga, patas cortas y de pelo recio, ya tenemos a la serpiente peluda.

Es capaz de cazar y comer serpientes, incluso las más venenosas. Los meloncillos han desarrollado inmunidad al veneno de las serpientes mediterráneas gracias a una mutación genética.

Dice la gente del campo que cada vez hay más meloncillos y que la culpa la tienen unos señores que se dedican a criarlos y soltarlos. El meloncillo, como el jabalí, depende del matorral, a más matorral por abandono de la agricultura y la ganadería tradicional, más melocillos y jabalíes lo ocupan. El aumento del matorral debido al modo de vida rural son los verdaderos responsables de que haya más meloncillos.

Además del abandono del campo, también le ha favorecido el cambio climático. Desde esas etapas históricas hasta hace unos 25 años, el área de distribución del meloncillo se circunscribía al tercio meridional de la Península, ocupando parte de Andalucía, la mitad sur de la provincia de Badajoz y el sur de la provincia de Ciudad Real, siendo esta las áreas donde se daban las condiciones ambientales adecuadas para su presencia. Sin embargo, en los últimos años se ha extendido su población hacia el norte del país. Así, en 2006 se confirmó la primera reproducción de esta especie en el ámbito de la Comunidad de Madrid, donde actualmente se reproduce de manera estable, principalmente en el suroeste de la Región. Ya está presente también en las provincias de Valladolid y Salamanca, por el norte, y Albacete por el este, y también existe una cita confirmada de un ejemplar en Villablino (León), en plena Cornisa Cantábrica.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), durante el periodo 1973-2005, tanto las temperaturas medias como las máximas y mínimas, han sufrido un incremento considerable.

Para el periodo 1980-2006, Aemet elaboró una serie de temperatura media anual de la España peninsular y Baleares, a partir de los datos de unas 40 estaciones. Esta serie muestra una tendencia creciente de 3,7 ºC/100 años. Los cinco años más cálidos de este periodo han sido (la temperatura media estimada está entre paréntesis): 2006 (15,87 ºC), 1995 (15,81 ºC), 1997 (15,75 ºC), 2003 (15,73 ºC) y 1989 (15,65 ºC), los cinco coincidentes con el periodo de expansión de la especie.

Por ello, todo apunta a que la presencia de esta especie en el territorio está condicionada de manera determinante por las condiciones climáticas, habiéndose desplazado hacia el norte conforme el clima se está haciendo más caluroso y árido.

Además, la rapidez y amplitud del desplazamiento, del orden de 400-500 kilómetros hacia el norte en tan sólo 20 años, constituye un indicio evidente de lo rápido que se está produciendo el cambio climático.

Agradezco a Gonzalo Astete la cesión de la foto para su uso en este medio.

BIBLIOGRAFIA

https://www.malaga.es/

https://www.ecologistasenaccion.org/

https://www.faunaiberica.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: RANITA MERIDIONAL.

Andrés Rodríguez González Febrero 3rd, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

RANITA MERIDIONAL. Hyla meridionalis

Los anfibios se dividen en dos grandes grupos, los Anuros que carecen de cola en estado adulto y los Urodelos, con cola en estado adulto. Las ranas se distinguen de los sapos debido a varias características. Los sapos suelen ser más torpes y terrestres, de piel más rugosa y nocturnos. Las ranas, por el contrario, son muy ágiles, más acuáticas y de piel más lisa y fina, además de más diurnas.

La ranita meridional pertenece a una familia de anfibios tropicales distribuidos por Australia, Nueva Guinea y América tropical. De las más de seiscientas especies de esta familia tan sólo dos, la ranita meridional y la ranita de San Antonio, están presentes en Europa.

La ranita meridional es una ligera excepción a la regla general, ni es tan acuática ni vive en tierra. Sus dedos especiales le permiten explotar un nicho ecológico diferente para los anfibios, la vida arborícola. Como todos los anfibios pierde agua por la piel por lo que siempre se encuentran cerca de la humedad que proporciona el agua, y están más activos de noche que hace menos calor.

La Ranita es un anfibio anuro de pequeño, menor de 6,5 cm de longitud total, con aspecto de pequeña rana. Es una rara un tanto rara, no es muy acuática ni vive en tierra, es una de las escasas especies de anfíbios trepadores  y arborícolas por tener sus dedos con discos adhesivos que les permiten adherirse a la vegetación y trepar por ella.

Es inconfundible en su estado adulto por su piel lisa y verde brillante, sus largos dedos acabados en discos adhesivos y por presentar una franja oscura desde los orificios nasales y los ojos hasta la base de las extremidades anteriores.

Suelen vivir en zonas de juncales, zarzales, eneas, cañaverales y arbustos que rodean a charcas, lagunas y cursos fluviales. Puede alejarse algo del agua, siempre que exista suficiente vegetación protectora. Los adultos comen arañas, insectos y otros invertebrados como babosas y caracoles. De noche caza a la carrera y de día al acecho. Las larvas son herbívoras.

Se reproducen sobre todo en charcas temporales y prados encharcados. El celo tiene lugar principalmente de marzo a mayo, aunque en primaveras lluviosas se puede alargar hasta el verano. Los machos forman ruidosos coros en las charcas para atraer a las hembras. Los machos forman coros numerosos que alternan sus cantos o los solapan, pero también se observan machos silenciosos que se sitúan próximos a los que emiten llamadas nupciales e intentan interceptar a las hembras atraídas por el canto de éstos. Durante el acoplamiento la hembra puede depositar varios cientos de huevos que simultáneamente, en el momento de la puesta, fertiliza el macho. Pocos días después nacerán las larvas, que se tardarán unos tres meses en convertirse en pequeñas ranitas. Sus larvas solo llegan hasta 4 cm de longitud total, poseen una cola cuya cresta dorsal resalta por ser muy alta, comenzando a la altura de los ojos y acabando en una punta aguda. Sus renacuajos pueden confundirse con las larvas jóvenes de sapo de espuelas, por su aspecto globoso y la alta cresta caudal, aunque estas últimas alcanzan mayor tamaño y poseen la boca con un pico mayor y numerosos pequeños dientes.

Es de costumbres principalmente crepusculares y nocturnas, aunque durante el periodo de reproducción se vuelve más diurna. Exceptuando la época de reproducción, en la que acude al agua, es una especie muy trepadora, que permanece la mayor parte del tiempo encaramada a la vegetación y fuera del agua. En épocas de sequia y veranos suele refugiarse en grietas o bajo piedras.

No está presente en zona de montaña.

Especie muy similar a Hyla arborea. Se distingue de ésta por tener la banda lateral oscura únicamente desde la narina hasta detrás del tímpano. El cuerpo es más estilizado.

Bibliografía

https://www.malaga.es/

http://www.vertebradosibericos.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: TORTOLA TURCA

Andrés Rodríguez González Enero 28th, 2021

AUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

TORTOLA TURCA. Streptopelia decaocto

Recuerdo como en mi niñez abundaban las tórtolas en las dehesas de mi pueblo, Garbayuela, en la Siberia extremeña. Como cada niño tenía una encerrada en su jaula a la que alimentaban cada tarde con granos de trigo reblandecido con  agua hasta que parecía que el buche les iba a estallar. Recuerdo también su vuelo ágil, rápido y cambiando bruscamente de altura. Y las enormes bandadas que se formaban.

Actualmente son raras de ver. Sólo en Extremadura, sus poblaciones han caído más del sesenta por ciento en apenas diez años.

Sin embargo, en las ciudades, sus parques, los pueblos y alrededores se ven actualmente otras tórtolas que abundan sobre manera. Son las tórtolas turcas que se están convirtiendo en una incómoda fuente de suciedad y enfermedades.

Aunque parecidas son dos especies diferentes, la tórtola común es de campo, con plumaje marrón, migratoria y muy asustadiza, mientras que la tórtola turca es grisácea, sedentaria, algo más grande, viven en pueblos y ciudades, es decir es urbana y de carácter mucho más confiado que la común.

La tórtola turca es una especie originaria de Asia y Oriente Próximo que se ha expandido por toda Europa, alcanzando el Mediterráneo a partir de los años setenta y colonizando toda la península rápidamente. Por causas desconocidas, a partir de mediados del siglo XX inició una extraordinaria carrera de expansión por todo el mundo que la ha llevado desde el Círculo Polar Ártico a la India, Japón y hasta el Caribe. Y no es una especie migratoria.

La primera que se vío en España fue en Asturias en 1960, el primer nido se encontró en Santander en 1974. A partir de 1980 conquistó toda la península Ibérica y Baleares. En 1985 saltó a Marruecos y en 1990 llegó a Canarias.

Es un ave de mediano tamaño, aproximadamente de 32 cm de longitud. De aspecto más esbelto que la europea. Tiene un plumaje uniforme de tono crema pálido. Cola alargada extremos de color blanco y la base negra. Posee un bien marcado collar negro en el cuello. Se reproduce entre febrero y octubre, realizando varias puestas anuales de 1 a 2 huevos. Nido en árboles. Alimentación  granívora a base de semillas de herbáceas, cereales y partes verdes de plantas. Consume también invertebrados en el periodo reproductor.

El nombre latino de esta tórtola hace referencia a que es una paloma con collar (del griego, streptos, collar; pelia, paloma) relacionada con el número dieciocho (del latín, deca-octo). Decaoto era una sirvienta que según la mitología griega fue convertida en tórtola por los Dioses por negarse a pagar un impuesto anual consistente en dieciocho monedas. Otra leyenda, más relacionada con la moral judeocristiana, relaciona a la tórtola con la sed de Cristo en la cruz. Un soldado romano quiso comprarle un cuenco de leche que costaba 18 monedas pero sólo tenía 17. Como no pudo comprarlo fue maldecido y convertido en tórtola que repetía constantemente el número 18 en griego.  Suena al sonido que repiten machaconamente “decaocto”, dieciocho, que es lo parece repetir en correcto griego hablado.

Mientras una tórtola es cada día más abundante, la otra se extingue. Las causas parecen ser la caza que permite su muerte cuando aún están criando la segunda postura, la mecanización agrícola, el uso de pesticidas y fertilizantes y los cambios climáticos, sea como fuere lo cierto es que todo ello facilita la eliminación de la tórtola común, a lo que hay que añadir la competencia de su pariente la tórtola turca.

Me cuentan que en la Serranía de Ronda era muy frecuente en las grandes zonas cerealísticas como la ladera del Mures a la altura del Cortijo Nuevo, en los grandes encinares de Setenil que fueron desmontados en los años setenta y en Ortegicar y las llanuras de los alrededores, en otros tiempos poblados de inmensos encinares.

Dos de las fotos que ilustran el texto son de Juan Luis Muñoz, le agradezco su cesión y su siempre bien dispuesta colaboración en mis muchas dudas.

BIBLIOGRAFÍA

https://blogs.20minutos.es/   La tórtola turca, una maldición divina

https://www.birdingmalaga.es/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: ACENTOR COMÚN

Andrés Rodríguez González Enero 24th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

ACENTOR COMÚN Prunella modularis

Los Acentores son un género de pájaros de la familia Prunellidae.

Los acentores son todos del hemisferios norte y habitan en regiones montañosas de Asia y Europa, a excepción del Acentor japonés y el de Acentor común, que también se encuentran en las tierras bajas, como el Acentor siberiano que habita en el extremo norte de Siberia. Estas aves no son muy migratorias, aunque sí que abandonan las partes más frías de su área de distribución en invierno y buscan zonas de menor altitud y por lo tanto más cálidas. Hace tres veranos hicieron un nido y criaron cuatro pollos una familia de Acentores en una zona baja de un pinsapo en jardín muy cerca de una casa, algo sumamente extraño.

La palabra “Acentor” proviene de Latín, su significado quiere decir “cantar con otro”, el nombre del genero “Prunella” viene de una palabra alemana que significa “marrón”.

El Acentor es un pájaro de tamaño pequeño, entre 14 y 18 centímetros de largo y su peso oscila entre los 25 y los 35 gramos. Pasa la mayor parte del tiempo en la maleza, es muy esquivo, discreto, de colores marrones, su canto persistente y chillón incluye una nota de trino alto que permite localizar al Acentor común. De cualquier modo, no es fácil de fotografiar, por eso agradezco la imagen que me ha proporcionado Gonzalo Astete. Posee un plumaje de distintos tonos de color marrón en diferentes proporciones, lo que le otorga una singular belleza.

Casi todas las especies del género viven los individuos en bandadas, tan solo el Acentor común es una excepción, son solitarios excepto cuando se alimenta.

Los acentores poseen picos finos, su alimentación es a base de insectos que viene en el suelo en verano y de semillas y pequeños frutos en invierno. También tragan pequeños granos de arena para ayudar a romper las semillas.

Las hembras de Acentor común a menudo se reproducen a la vez con dos o más machos, cosa que es bastante raro entre las aves. Tal sistema de apareamiento conduce al desarrollo de la competencia de esperma entre los machos. Pruebas de ADN han mostrado que los polluelos en la misma cría a menudo tienen diferentes padres. Los machos intentan asegurar su paternidad picoteando la cloaca de la hembra con el objetivo de estimular la eyección de los espermatozoides de los otros machos rivales. Los Acentores tardan solamente una décima de segundo en copular y se pueden aparear más de 100 veces en el día. Los diferentes machos machos cuidan de sus polluelos de manera que dos machos y una hembra pueden ser actuar aprovisionando de alimentos a los polluelos en un nido.

También existen dentro de las poblaciones del Acentor otros sistemas de apareamiento, todo dependiendo de la proporción de machos y hembras y también de la superposición de territorios. Cuando sólo hay un territorio femenino y uno masculino se superponen, son monógamos. En ocasiones, 2 o 3 territorios femeninos adyacentes se superponen a un territorio masculino, entonces se favorece la poligamia, y un único macho puede llegar a tener varias hembras.

Existen casos en la que dos machos conjuntamente defienden un territorio que contiene varias hembras. Cuando se les otorga alimento en abundancia, se reduce drásticamente el tamaño del territorio femenino. En consecuencia, los machos pueden monopolizar más fácilmente a las hembras. Es por ello que el sistema de apareamiento bien puede ser cambiado de uno que favorece el éxito femenino, a uno que promueve el éxito masculino.

Construye el Acentor un nido predominantemente de ramitas, de musgo y forrado con materiales que sean blandos como lana o con plumas, en las partes bajas de algún arbusto o conífera, ponen alrededor de cuatro huevos color azul o verdoso sin manchas. Un estudio ha demostrado que los machos tienden a no discriminar entre sus propias crías y las de otros machos. No obstante, varía su alimentación dada la certeza de paternidad. Si un macho posee mayor acceso a una hembra, y por lo tanto mayores posibilidades de una fecundación exitosa, durante un período de apareamiento específico, proporcionaría más cuidados a las jóvenes crías.

Son aves muy territoriales y pueden entrar en conflicto con otras aves que se encuentren invadiendo sus nidos. Los machos a en ocasiones comparten un territorio y ejercen una elevada jerarquía habiendo un macho dominante. No obstante, este dominio social no se traduce en beneficios para el macho alfa en términos de reproducción, ya que la paternidad suele ser compartida por igual entre los machos del grupo. Además, los miembros de un grupo rara vez están se encuentran entre sí, por lo que puede haber competencia.

En tiempos de escasez, los territorios de las hembras se amplían para dar cabida a la falta de recursos, lo que hace que a los machos les resulte más difícil monopolizar a las hembras.

Agradezco a Gonzalo Astete la imagen ilustrativa obtenida en La Algaba de Ronda.

Bibliografía

https://blogdeaves.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Gallina Andaluza Azul. Gallus gallus domesticus

Andrés Rodríguez González Enero 23rd, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Gallina Andaluza Azul. Gallus gallus domesticus

Las principales razas de gallinas ponedoras son la Leghorn, la Ancona, la Siciliana, la Castellana, la Menorca y la Azul Andaluz.

Como todas las gallinas, su cuerpo está cubierto de plumas que juegan un papel importante, sirven para protegerlo del calor, del frío, la lluvia, el sol y hasta de ataques de enemigos. La cresta tiene una función de naturaleza sexual, asociada con el cortejo, pero también es un buen regulador térmico ayudando al cuerpo a mantener una temperatura adecuada en el ave. Pueden realizar cortos vuelos, su peso elevado y sus alas relativamente cortas y poco fuertes no les permiten más. Al carecer de dientes no pueden triturar sus alimentos, simplemente tragan lo que su garganta puede admitir, tienen un órgano llamado “Molleja” muy musculoso y con piedrecitas que les sirve para moler lo tragado.

Son aves territoriales y jerárquicas, tanto para comer como para dormir.

Sus excrementos se utilizan como fertilizante si bien son demasiado fuertes para las plantas y es necesario mezclarlos con tierra, se llaman “gallinaza”.

La Azul Andaluz es una raza típicamente de Andalucía. Al parecer fueron llevadas a Inglaterra por Leonard Barber en los años 1846-1847 desde Jerez de la Frontera, de las Islas Británicas pasaron a Estados Unidos entre 1850 y 1855. Los ingleses mejoraron la raza hasta tal punto que muchos autores diferencian en ésta raza de gallinas, dos tipos, azul andaluz y la británica azul andaluz, nombre dado a la andaluza azul cruzado entre otras razas con menorquina.

Es una raza antigua, muy robusta. Son elegantes, majestuosos de cuerpo delicado y se muestran muy activas en campo. La principal distinción de raza de esta gallina es el azul de su plumaje. Al igual que las otras razas de origen mediterráneo tienen lóbulos de las orejas blancos, producen huevos grandes de capa blanca de al menos 28 gramos de peso.

El macho tiene una capa de color negro azulado brillante, a veces bajo la sombra de un color de la piel gris, las patas y las garras o dedos son de color azul plomizo. Pueden vivir los machos hasta 10 y 12 años de vida. Su peso es de 2.9 a 3.5 kg.

La gallina tiene la cabeza de color azul oscuro, brillante. El contorno del cuerpo es uniforme, con un tono azul pizarra como la parte frontal del cuello, si bien la parte superior del cuello es azul oscuro casi negro, cada pluma está rodeada de un tono brillante azul claro. Los muslos son de color azul pizarra. Abajo está color azul grisáceo. El resto del traje de plumas es azul pizarra homogéneo, cada pluma oscurecida.  El peso de la gallina es de 2.2 a 2.8 kg.

Es una gallina muy valorada por sus huevos, puede llegar a una cantidad anual de 160, su carne también es rica.

La principal área de la raza azul andaluz se encuentra en Andalucía, siendo los campos de Sevilla y Córdoba su principal área de distribución, existen otros centros importantes en Cádiz y Huelva.

En la Finca la Algaba de Ronda crearon un magnífico gallinero con individuos de esta raza de gallinas, mallí se realizaron las fotografías. Pero  la finca la Algaba de Ronda alberga una gran cantidad de recursos que la hacen especialmente indicada para la Educación Ambiental y también para turismo rural.

Bibliografía

https://hablemosdeaves.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: CAMACHUELO COMÚN

Andrés Rodríguez González Enero 15th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

CAMACHUELO COMÚN Pyrruhula pyrrhula

El Camachuelo pertenece a la familia de aves llamada de los Fringílidos, pájaros comedores de granos, donde están incluidos los canarios, pinzones, jilgueros entre otros.

El Camachuelo común es el más grande de todas las especies de Camachuelos.

Está distribuido por toda Europa y Asía. El territorio que ocupa es el montañoso. Sin embargo, durante la temporada de invierno, puede abandonar esta zona para dirigirse al sur en busca de un clima más templado, se extiende desde Gran Bretaña hasta las diferentes islas de Japón. Se calcula que su población en el continente europeo es de aproximadamente unos quince millones de parejas en capacidad de reproducirse. Esta cantidad solo abarca al continente europeo.

Los especialistas no tienen claro cuántas subespecies consideran, algunos catalogan nueve variedades o subespecies, mientras que otros incluyen diez o doce. En la península ibérica aparece exclusivamente la subespecie “Iberiae”. Los  camachuelos viven en las regiones de Galicia, en la cordillera Cantábrica, en el Pirineo y Prepirineo, desde la región de Navarra hasta la parte occidental de Gerona. En invierno buscan zonas más cálidas, algunos escasos pueden verse en la Serranía de Ronda. El ejemplar que se muestra aquí, fue localizado en las cercanías de Ronda en enero de 2021 por Gonzalo Astete, que ha tenido a bien ceder las fotografías para su publicación en www.laserrania natural.com, por ello le damos las gracias.

El camachuelo evita los lugares que no tienen árboles, o que son áridos, pues allí no encontrará ninguna fuente de agua, y mucho menos de alimentos.

Es un ave omnívora. Esto quiere decir que sus hábitos alimenticios abarcan desde frutos hasta insectos. Su alimentación está influenciada por la región donde viven, y por las estaciones. La mayor parte del año se alimenta de semillas, pero también de una diversidad de frutos, que van desde los secos a los carnosos. Entre estos están las semillas de fresnos y bayas de otros árboles. Durante el invierno, y parte de la primavera, se alimenta de los brotes o retoños de los árboles frutales, tales como los manzanos y ciruelos. Sin embargo, durante el verano caza algunos insectos para complementar su alimentación. Su dieta es muy variada, se vale de todos los recursos alimenticios que le ofrece el lugar que habita.

Son muy ágiles. Viven en bandadas que durante la primavera son muy escandalosos, si bien durante la época de apareamiento y reproducción son bastante menos ruidosos.

El cortejo comienza con un ritual de cantos del macho, un canto sencillo de notas vibrantes, largas y ma veces con chasquidos. La hembra, en respuestas, trata de imitar al macho. Una vez el macho ha encontrado a su pareja, esta se mantiene junta durante toda su vida, es un ave monógama.

Construyen el nido en huecos de troncos y ramas de árboles. También aprovechan cualquier oquedad que encuentren, incluyendo las paredes con agujeros en zonas urbanas, o de construcciones abandonadas. Es el macho el que elige el lugar de construcción del futuro nido, pero la hembra quien da la aprobación definitiva y considera si el sitio elegido es apropiado o no. En caso contrario, el macho deberá seguir buscando hasta que la hembra dé su aprobación. En este proceso participan los dos miembros de la pareja. Sin embargo, en la construcción del nido participa solo la hembra. Esta comienza a buscar ramas muy finas, así como líquenes y hojas para entrelazarlas y acondicionar el lugar. La construcción del nido comienza durante los meses de abril o mayo. El interior del nido está acondicionado con algunas raíces no muy gruesas, así como con plumones de la hembra y pelos. Mientras tanto, el macho vigila que ningún otro se acerque a cortejar a su pareja.

Una vez construido del nido, a partir de finales de abril o principios de mayo, comienza la etapa de reproducción. La pareja por lo general tiene dos camadas al año; pero en condiciones óptimas, puede llegar hasta tres. Los huevos son de color blanco con tonalidades verdes o azules. Incluyen además, algunas manchas de color pardo. El período de incubación dura unos quince días, como mucho. Durante todo este período, el macho alimenta a la hembra y puede volverse un poco agresivo en su afán protector.

Una vez pasado el período de incubación, cuando los polluelos han nacido, el macho se sigue encargando de la alimentación, ya no solo de la hembra, sino también de las crías. Por promedio, la hembra puede poner de cuatro a seis huevos por puesta. Después de la segunda semana de vida, los polluelos empiezan a ser alimentados por los dos, tanto por el macho como por la hembra. De esta forma, en conjunto colaboran en la cría de los polluelos. Dos semanas más y los polluelos ya están en la capacidad de volar. Hacia los veintiún días después de su nacimiento, el camachuelo joven empieza a valerse por sí mismo.

El camachuelo se tiene por una de las aves más hermosas que existen en el mundo. Por esta razón se ha usado como mascota, si bien actualmente está prohibido. Es un ave que ha sufrido un retroceso importante, al alterarse su medio natural por la acción humana que en muchos lugares del norte ha reemplazado los bosques autóctonos por otros de eucaliptos o pinos. En ciertos lugares como Pakistán, existen santuarios para preservar a estas especies que son únicas en el mundo.

Bibliografia

https://hablemosdeaves.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: CERDO RUBIO DORADO (RONDEÑO)

Andrés Rodríguez González Enero 10th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

CERDO RUBIO DORADO

El origen genealógico del cerdo ibérico, aún no ha sido totalmente esclarecido, la mayoría de los autores y zoólogos creen que procede de tres subespecies diferentes, según los estudios realizados por su hábitat y morfología. Se creé que procede del Jabalí europeo, de nombre científico (Sus scrofa scrofa), del Jabalí mediterráneo (Sus scrofa mediterraneus)  y el Jabalí asiático (Sus scrofa vittatus).

Dentro del cerdo ibérico se distinguen varias razas y variedades. Existen cerdos negros, colorados, manchados y rubios. Dentro de esas grandes razas distinguimos varias subrazas o variedades. De la raza Negra se reconocen las variedades Negro lampiño (sin pelo) y Negro entrepelado. De la raza Colorada, el Retinto, Manchado de Jabugo y el Rubio andaluz o rondeño (o dorado), debido al color tirando a rojo, que aparece cuando les da el sol que parece iluminar su pelo sedoso y abundante. Esa es precisamente su característica más visible, pero no la única. Otras son ser más pequeño que el actual cerdo ibérico, tener un hocico cóncavo, también tener orejas y patas muy cortas de caña fina, muy musculosas, sus pezuñas van desde un color gris ceniza con trazas blancas al negro, con frecuentes vetas y despigmentaciones, al no ser siempre negras devalúan su “calidad” para los poco entendidos. Las orejas son pequeñas, se disponen de manera horizontal sobre los ojos a modo de viseras. El nacimiento de la cola es bajo.

El Cerdo Rubio Dorado (Andaluz o Rondeño), se suponía como prácticamente extinguido, de hecho, según el Ministerio de Agricultura se trata de una raza extinta, no puede estar reconocida en la medida en que no se dispone de un contingente suficiente de animales, apenas quedan unos 180  a 200, pero a pesar de la oficalidad, está vivo por qué se han localizado en la Serranía de Ronda y sierras de Grazalema individuos asilvestrados que viven en total libertad. A partir de ellos se intenta recuperar esa raza autóctona.

Se debe a la Finca de Ecoturismo La Algaba de Ronda, y en especial a su copropietario Juan Terroba la iniciativa de su recuperación. Cuando tuvieron conocimiento de esta raza hablaron con la Universidad de Córdoba y con un centro dependiente de la Diputación de Cádiz. Se pusieron manos a la obra con el objetivo de recuperar esta estirpe que estaba a punto de la extinción. Se creó el proyecto MERAGEM Group en el Departamento de Genética de la Universidad de Córdoba que está llevando a cabo un interesante proyecto de recuperación de una de las razas animales más significativas de la ganadería de la Serranía de Ronda y de parte de la Sierra de Cádiz y que se encuentra en peligro de extinción al no existir ya ejemplares en ninguna de las explotaciones porcinas de la zona. Se cuenta con el asesoramiento de la Oficina Comarcal Agraria de Ronda que está prestando su apoyo para poder recuperar este animal. La Algaba de Ronda tiene varios tipos de quercus que dan bellota como la encina, el quejigo, el alcornoque, la coscoja y algunos “mestos”. Esto permite que los cerdos estén comiendo bellota de manera continuada y que las montaneras sean excelentes.

La empresa malagueña Dehesa de los Monteros ya practica las primeras actividades de puesta en valor y comercialización de los productos de esta raza autóctona. Según el estudio elaborado por la universidad, los individuos asilvestrados son un patrimonio genético y cultural andaluz de gran valor al constituir el último reducto de Cerdos Ibéricos Rubios de España. Los rubios dorados están criados en ecológico, la parte del año en que no hay bellota se les alimenta con trigo y guisantes ecológicos y durante el otoño y el invierno se alimentan a base de bellota. Previamente hacen una premontanera de castaña, una seña de identidad de “los cerdos ibéricos de autor” de la Dehesa de los Monteros.

Las razones de haberse casi perdido esta raza de cerdo ibérico es su escasa rentabilidad. Al tratarse de un animal pequeño, es poco productivo, su crecimiento es muy lento, se pueden llegar a emplear tres años hasta alcanzar el peso idóneo para el sacrificio y que, a causa de su elevado nivel de grasa, sus paletas y jamones exigen curaciones largas, nunca inferiores a tres años. Además poseen una pezuña blanca, no negra, que penaliza su imagen en el mercado. Su coste de producción es el triple que otros ibéricos. Sin embargo es una variedad muy valorada en Ásia, en centros groumet especializados en carnes de cerdo ibérico. La baja tasa de reposición, las pocas crías producidas de las madres, el no excesivo tamaño de jamones y paletas y el color despigmentado de las pezuñas hizo que estos cerdos no se hayan utilizado en la elaboración de productos ibéricos, acentuado todo esto con la entrada de los cerdos cruzados y las estirpes más productivas de los ibéricos puros. Además desde que nacen están en libertad en la finca La Algaba por lo que cada ejemplar suele pasar entre 2 o 3 montaneras.

El sabor de los jamones y paletas del cerdo rubio dorado es elegante, suave y algo dulzón, de excelente paladar, tierno y jugoso. Las características más peculiares de la carne es ser más roja y oscura que otras razas porcinos debido a mayor contenido de mioglobina (principal proteinamuscular y responsable del color), tener un mayor contenido en hierro como consecuencia de la mioglobina, altos niveles de oligoelementos como Zinc. La grasa producida por el animal, replica las propiedades de lo que el cerdo come, con una alta infiltración de grasa intramuscular, lo que proporciona su sabor característico. Desde el punto de vista nutricional, alto contenido en grasas monoinsaturadas respecto a las poliinsaturadas, lo que repercute en la salud cardiovascular, potenciadas aún más por la cría del animal en montanera con bellota con alto nivel de oleico y pastos con alto contenido en vitamina E.

Bibliografía

https://mijamoniberico.com/razas-de-cerdo-iberico

https://www.diarioronda.es/

https://elpais.com/

https://www.jamonlovers.es/amp/el-rubio-dorado-de-la-serrania-de-ronda/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA COLIRROJO TIZÓN.

Andrés Rodríguez González Diciembre 29th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

COLIRROJO TIZÓN. Phoenicurus ochruros

Es un ave de pequeño tamaño, apenas unos catorce centímetros, con un peso de entre 14 a 18 gramos.

Se identifica bien por su plumaje de color oscuro que le cubre todo el cuerpo,  el macho adulto tiene un plumaje gris pizarra en las partes superiores, con un tono más oscuro en las alas. Las plumas de vuelo son de color gris oscuro a negruzco con líneas blancas que forman manchas blancas visibles cuando las alas están cerradas.  La grupa es de color rojo anaranjado, la cola es de color rojo anaranjado, la cara es color negro azabache, la cola que es de color rojo y unas bandas alares de color más claro. El abdomen del Colirrojo Tizón y los flancos son de color gris pizarra. La parte inferior del abdomen es de color rojo anaranjado. El pico delgado está rodeado de plumas conspicuas. El pico, los ojos, las patas y los dedos son negros. La hembra es de color gris-marrón ahumada en todo el plumaje, con las alas de un marrón más apoyado. Las partes inferiores son un poco más ligeras. La parte inferior del abdomen, debajo de la cola y de cola exterior tiene plumas de color naranja-rojo, pero un tono más apagado que el macho. En la cabeza, las mejillas y las coberteras de las orejas son más marrones que el cuerpo.

El juvenil del Colirrojo Tizón se parece a la hembra, pero es un poco más oscuro arriba y abajo. En las partes inferiores, la garganta y el pecho tienen un efecto ligeramente escamoso. El juvenil se parece a la hembra, pero es un poco más oscuro arriba y abajo. En las partes inferiores, la garganta y el pecho tienen un efecto ligeramente escamoso.

De hábitos muy terrestres. El colirrojo tizón está siempre en movimiento. Emite gritos cortos cuando se siente amenazado o excitado mientras se pone en cuclillas y agita la cola. Los intrusos son expulsados del territorio, incluidas las aves de su propia especie. Se le puede ver habitualmente posado agitando continuamente su cola roja. Suele encontrarse en terrenos rocosos, en zonas cálidas y soleadas, pero también se ve en zonas urbanas. El Colirrojo Tizón se instala en medio de la vegetación, en los árboles y arbustos. A menudo se lo ve parado de pie con la cola temblorosa. Él desciende para alimentarse en el suelo donde salta sobre su presa. Se alimenta principalmente de invertebrados y bayas. Consume muchos tipos de insectos y arañas, pequeños moluscos y lombrices, así como también las frutas y semillas de varias especies de plantas.

El colirrojo Tizón puede vivir hasta 8 años.

Se reproduce entre abril y julio. La exhibición de cortejo incluye danzas antes del apareamiento. Realiza dos puestas anuales con 5 o 6 huevos. Se alimenta de insectos de pequeño tamaño y sus larvas, arañas, y en menor medida, de semillas y bayas. Durante la temporada de cría, el colirrojo tizón macho canta en diferentes situaciones, cuando llega a los lugares de reproducción y para establecer su territorio. Canta de nuevo para atraer a la hembra y hasta el comienzo de la construcción del nido. El macho elige el sitio del nido que suele ser en grietas y cavidades de las rocas o edificios, incluso debajo de los aleros y canales de los edificios. La hembra construye el nido. Hasta la puesta suele estar muy silencioso, cuando ocurre ésta, canta de nuevo durante todo el período de incubación hasta que nacen los polluelos y vuelve a callar hasta que los jóvenes son independientes.

Ave principalmente invernante en la provincia de Málaga, aunque hay una pequeña población que se reproduce en la provincia. En invierno, en los pueblos y alrededor de Ronda y otros pueblos de la Serranía, bastante antes del amanecer, es el primer ave que se escucha al amanecer. Posada en las zonas orientadas al este y sur de los tejados de las casas emite sin cesar un característico reclamo parecido a un chasquido. Después de que el colirrojo tizón comience sus reclamos son los mirlos y petirrojos los que se animan.

Tiene cierto parecido con el Colirrojo real y con el Ruiseñor común

Originalmente, esta ave vivía principalmente en áreas montañosas pero se extendía por toda Europa, a menudo anidando en áreas urbanas e incluso en sitios industriales. En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, la especie colonizó los lugares destruidos por los bombardeos.

Bibliografía

https://www.malaga.es/

https://hablemosdeaves.com/

Next »