Archive for the 'fauna' Category

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: CURRUCA RABILARGA

Andrés Rodríguez González Noviembre 28th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

CURRUCA RABILARGA Sylvia undata


Es una de las aves de tamaño más pequeño de todas las que habitan en la Serranía de Ronda. Sólo tiene trece centímetros de largo. La curruca rabilarga es muy similar a la Curruca casrrasqueña.

Las currucas son “pájaros pequeños difíciles de ver”, para su localización lo más práctico para identificarlas es familiarizarse con el cántico y el hábitat de cada especie, ya que suele ser muy característico de cada una de ellas.

Su plumaje en general oscuro, cola larga y normalmente levantada. Su parte dorsal (nuestra espalda) y la cabeza son de color gris pizarra, el vientre marrón rojizo. Las patas anaranjadas y el anillo ocular rojizo. El macho posee unos bigotes de color blanco que destacan en la cabeza. Las hembras tienen un plumaje más discreto en el que destacan los tintes rosáceos en las partes bajas y la garganta.

Su coloración y hábitos de vida la hacen ser muy discreta y pasar desapercibida. Y por supuesto bastante difícil de fotografiar, además realiza vuelos muy cortos y a baja altura entre los matorrales donde vive y como todas las currucas tiene gran actividad. Por todo esto y la calidad de la foto obtenida por José María Canca Guerra, le agradezco su cesión para éste blog. 

Inicia la reproducción a finales de abril. Hace una sola puesta de entre tres a seis huevos.  Fabrica un nido grande considerando el tamaño de la especie, lo construyen en lugares muy cercanos al suelo. 

Su alimentación es principalmente insectívora, aunque también incluye frutos y semillas en su dieta. Es muy territorial durante el periodo de cría, como la mayoría de currucas.

Vive entre los matorrales espesos y en zonas con arbustos más abiertas, siempre en altitudes medias y altas. A veces también es posible observarla en zonas arboladas, principalmente en encinares adehesados.

Esta especie es residente durante todo el año en la provincia y alcanza densidades elevadas en la Serranía de Ronda, especialmente en las zonas de montaña, 


Bibliografía

https://www.malaga.es/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Araña cazadora roja

Andrés Rodríguez González Noviembre 21st, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Araña cazadora roja. Dysdera crocata 

Como todas las arañas tienen el cuerpo dividido en dos partes, el cefalotórax que es el torax y la cabeza unidas y el abdomen, la parte final del cuerpo.

Es una araña fácil de reconocer por tener las patas y el cefalotórax de color naranja oscuro y el abdomen de color crema.

Es un arácnido de pequeñas dimensiones. El macho mide unos 10 milímetros y la hembra unos 12 milímetros. Destacan sus largos quelíceros, con ellos perfora el esqueleto externo de sus presas.  En el caso de la foto se trata de un grillo. Pero su alimento principal son las cochinillas de humedad. Pasan el día escondidas bajo piedras u objetos diversos, acomodando el escondite con saquitos de seda. Caza por la noche sin usar ningún tipo de red.

Abunda en las ciudades, parque y jardines, es la única especie de su familia que puede encontrarse en entornos urbanos con un cierto nivel de humedad.

El ritual de apareamiento es especialmente violento. Después, la hembra deposita unos 70 huevos en un capullo de seda y lo vigila hasta el nacimiento de los pequeños.

Tiene una distribución prácticamente por todo el mundo aunque es nativa de Europa. Su picadura, aunque dolorosa, no representa un problema sanitario salvo en el caso de personas alérgicas

Bibliografía

https://desinsectador.com/

http://animalandia.educa.madrid.org/

CURIOSIDADES DE LAS MANTIS RELIGIOSA

Andrés Rodríguez González Noviembre 8th, 2020

CURIOSIDADES DE LAS MANTIS RELIGIOSA,

También llamada Santateresa.

La revista National Geographic publicó unas interesante curiosidades sobre las Mantis religiosas que quiero comentar con vosotros.

A pesar de su aspecto un tanto fiero, con esos brazos armados de dientes y su cara de película de extraterrestres no suponen ninguna amenaza para los humanos.

Son especialmente visibles hacia finales de verano y otoño y no es precisamente por que abunden más sino porque están buscando pareja. Después de pasar el verano cazando insectos y creciendo al mudar varias veces sus esqueletos externos, pueden llegar a medir hasta 25 cm las especies más  grandes. Pero cuando las días se acortan solo piensan en dos cosas, la comida y el sexo. Por eso son más visibles en otoño.

Una de las características las mantis religiosas que más llama la atención en que durante el cortejo de cortejo las hembras devoran a los machos con los que se aparean empezando por la cabeza. Pero como tantas cosas en la Naturaleza, se ha exagerado este tema, no todas las especies de mantis se comen a sus machos después del apareamiento,  e incluso en las que practican el canibalismo, no siempre lo hacen, parece  ser que esto ocurre cuando la hembra tiene mucha hambre o el macho la irrita. Estudios realizados en especies que son caníbales han demostrado que las hembras devoran a los machos en entre el 13 y el 28 por ciento de los casos. Un estudio publicado en 2016 determinó que, cuando las mantis chinas hembra consumen a sus parejas, obtienen aminoácidos importantes que se incorporan a los huevos que ponen. También parecen poner el doble de huevos de los que pondrían normalmente tras canibalizar al macho. De forma que, aunque para el macho sería mejor sobrevivir y aparearse con varias hembras, sus nutrientes le dan más probabilidades de que se transmita su material genético a la siguiente generación.

Respecto a la alimentación también presentan curiosidades. En algunos casos, las mantis religiosas macho suponen una parte importante de la dieta de una hembra durante la época de apareamiento. Sin embargo, estos insectos también devoran muchos más animales, como aves. Se ha observado a mantis religiosas devorando aves en todos los continentes salvo en la Antártida. Se ha publicado que estos los insectos devoraban aves en 13 países de seis continentes. En total, se ha observado a 12 especies diferentes de mantis alimentándose de 24 tipos diferentes de aves, siendo los colibríes las presas más habituales. Las mantis tienen un método bastante cruel para devorar a sus presas, empiezan por la cabeza. En muchos casos, los insectos perforan la cabeza de las aves y se alimentan de sus cerebros.

El insecto más prolífico es la mantis china, que ha sido introducida en el noreste de América, en esta región, se han documentado 25 casos en los que estas criaturas han devorado aves, los colibríes de la especie gorgirrubís son las víctimas de aves más habituales.

La más extendida en Estados Unidos es la mantis religiosa europea que es probablemente la más conocida y estudiada. En el mismo estudio que se cita anteriormente, se ha documentado que en su dieta, además de muchos insectos, se incluyen ranas, lagartos, salamandras, tritones, musarañas, ratones, serpientes, tortugas pequeñas de caparazón blando e incluso un murciélago pequeño en una ocasión.

Respecto al miedo que los humanos podemos tener a las mantis religiosas, es conveniente saber que no son venenosas y no pueden picar. Tampoco son portadoras de enfermedades infecciosas, incluso una de las especies de África oriental que puede alcanzar los 25 centímetros de largo, tienen la boca más bien pequeña, esto significa que, si una mantis religiosa te mordiera el dedo, no tienen mandíbulas lo bastante fuertes para provocar una lesión grave.

Otra cosa que pueden hacer las mantis religiosas es detectar murciélagos que se acercan.  Las alas las suelen tener plegadas y no son visibles, a no ser que estén quietas e intenten abalanzarse sobre presas pero pueden detectar las frecuencias ultrasónicas que los murciélagos utilizan para cazar. Usan un órgano similar al oído en el centro del pecho, pueden escuchar sonidos por encima de los 20.000 hercios, fuera del rango auditivo humano. Cuando detectan la serie de sonidos que emplean los murciélagos para aproximarse a sus presas, pueden cambiar su trayectoria de vuelo, realizando una espiral descendente, evitando que las capture.

Además de su talento auditivo, estos animales poseen una capacidad visual admirable. A diferencia del resto de insectos, pueden ver en tres dimensiones. Sin embargo, su visión en tres dimensiones funciona de forma totalmente diferente a la nuestra, se han realizado estudios que demuestran que su visión se basa en el movimiento, las mantis deben sopesar a qué distancia se encuentra su presa antes de intentar capturarla y sin moverse, ya que cualquier movimiento alertaría a la presa. Es increíble que las mantis religiosas puedan ver tan bien en tres dimensiones, una tarea que es muy complicada para los primates y animales más complejos, las mantis con solo un millón de neuronas (frente a las 100.000 millones del cerebro humano) han diseñado una forma de hacerlo más eficazmente.

Otra rareza de los ojos de las mantis es que parece que tienen pupilas que pueden seguirte con la mirada cuando te mueves. Pero no tienen pupilas como los nosotros los mamíferos. Las mantis tienen enormes ojos compuestos, formados por miles de receptores de luz llamados omatidios, en realidad son ojos simples que superponen las imágenes, como si vieran un puzle. Sus “pupilas” son ilusiones ópticas, algo muy complejo de explicar.

Bibliografía

https://www.nationalgeographic.es/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: MILPIES

Andrés Rodríguez González Octubre 30th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

MILPIES 

Pese a su nombre, la cantidad de extremidades de este animal no supera las 750, pero es el animal que más patas tiene.

Actualmente se han identificado al menos doce mil especies de milpiés, agrupadas en ciento cuarenta familias distintas. Antecesores suyos ya aparecen en el periodo geológico del Silúrico, hace 443 millones de años, lo que los convierte en uno de los primeros animales terrestres conocidos. Los milpiés prehistóricos pudieron alcanzar los dos metros de longitud y hasta más. Las especies conocidas hoy en día no superan los 38 cm.

No hay que confundir con el ciempiés, este puede atacar e inocular veneno por tener unos órganos parecidos a los quelíceros de las arañas, además es muy agresivo, los milpiés no pueden morder por carecer de esos órganos, como mucho se enrrollaran sobre sí mismos o produciran unos líquidos de pésimo olor y sabor. Otra diferencia importante entre los milpiés y los cienpies es que los primeros sí pueden criarse en grupos, siempre que pertenezcan a la misma especie. Otros especímenes se defienden por estar cubiertos de pequeños pelos que sueltan rápidamente, enredándose en las extremidades o boca de los depredadores que intenten comerlos.

Conforme van creciendo, los milpiés agregan un nuevo anillo a su estructura corporal, lo que significa que continúan estirándose hasta pasada su vida larvaria.

A primera vista puede parecer una serpiente, pero no tiene nada que ver con ellas,  el milpiés no es un reptil, sino un tipo de miriápodo. Uno de los grupos en los que se dividen los Artrópodos, junto a Insectos, Crustáceos, y Arácnidos.

El cuerpo del milpiés está segmentado en dos regiones: la cabeza y el tronco. En la cabeza se encuentran un par de antenas cortas, los ojos y la boca, que en algunas especies ha evolucionado para excavar de manera más eficaz.

El tronco, por su parte, está constituido por un aproximado de 20 segmentos, de los cuales salen dos pares de patas, a excepción del primero y el último, que no tienen, si bien el segundo, tercer y cuarto segmento sólo poseen un par de patas cada uno.

La mayoría de las especies de milpiés son detritívoras, es decir, se alimentan de materia orgánica en descomposición, especialmente de hojas. Otros ingieren hongos, toman fluidos vegetales y algunos pocos son depredadores. En el caso particular de estos últimos, se inclinan por pequeños insectos e invertebrados diminutos.

Estos animales son lentos al andar, prefieren los lugares húmedos y les desagrada la luz. Esto implica que durante el día permanecen ocultos bajo las rocas o entre la corteza de los árboles. Uno de sus sitios predilectos, sin duda, son las cuevas, ya que cumplen sus requerimientos básicos.

Es posible encontrarlos tanto en zonas templadas como en las tropicales. No obstante, los milpiés también pueden vivir en zonas secas. Incluso, ciertas variedades viven en los desiertos. No suelen aparecer en las viviendas humanas ya que tienden a morir en el ambiente de las casas por falta de humedad. Su tiempo estimado de supervivencia en estos ambientes es de apenas un día.

Es entre la primavera y el verano cuando se da el proceso reproductivo del milpiés, que es un animal ovíparo. El milpiés construye nidos para poner su huevos, las larvas permanecen en ese estado durante al menos un año.

En cuanto a la muda se refiere, este mecanismo también le confiere otro segmento a su cuerpo, mientras se desarrolla la muda, los milpiés dejan de ingerir alimentos.

Aunque ciertamente no representan un grave peligro, una picadura de especies tropicales puede traer muchas consecuencias, especialmente si los ojos están comprometidos, pues pueden producir ceguera

Si la proliferación de milpiés no es controlada a tiempo, pueden convertirse en plagas de jardín. Son un verdadero dolor de cabeza, sobre todo, para quienes poseen invernaderos, ya que pueden causar graves daños a las plantas.

Bibliografía

https://www.animales.website/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA CHINCHE AMERICANA DEL PINO

Andrés Rodríguez González Octubre 20th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

CHINCHE AMERICANA DEL PINO. Leptoglossus occidentalis

Son insectos del grupo de los Hemípteros, conocidos popularmente como Chinches. Insectos chupadores que se alimentan de plantas, concretamente esta especie se alimenta en los pinos. Es una especie invasora.

Los machos son algo más pequeños de las hembras, el cuerpo sin contar las antenas, puede alcanzar los 2 cm de longitud y unos 8 mm de anchura.

En las zonas de donde es originario, oeste de Estados Unidos, se alimenta de pinos y coníferas de los géneros Pseudotsuga, Larix y Tsuga heterophylla. Se ha extendido a gran parte del mundo.

Los daños los producen tanto las ninfas como los adultos que poseen, como todos los chinches, mediante un estilete que tienen en la boca, con el que absorbe el contenido de piñas y piñones. Esta alimentación puede provocar desde la deformación de las piñas, hasta la disminución de la capacidad germinativa de las semillas y, por lo tanto, que resultan inviables para su germinación.

Presenta dos características que facilitan su identificación, las tibias posteriores en forma laminar y un dibujo de líneas blancas en la zona interior de los hemilitros (alas anteriores endurecidas que no le sirven para volar) parecido a uno 4 vuelto al revés.

En Europa se desconoce la incidencia en que este insecto puede tener sobre la viabilidad de los piñones. Tampoco existe ninguna reglamentación específica ni se han desarrollado atrayentes ni trampas específicas.

Las primeras citas en Europa se registraron en el norte de Italia en 1999. Posteriormente colonizó todo el país para extenderse por gran parte de Europa: Suiza, Eslovenia, Croacia, Hungría, Austria, República Checa, Bélgica, Francia, Islas Británicas y España.

En la península Ibérica, Leptoglossus occidentalis se citó por primera vez en Barcelona en el año 2003 y actualmente podemos encontrar este hemíptero en  Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Islas Baleares, Madrid, Región de Murcia, País Vasco, y Comunidad Valenciana. Se cree que una de las vías de entrada es la marítima, a través de puertos de fuerte actividad comercial.

Se pueden observar durante el otoño e invierno, cuando buscan donde protegerse del frío en lugares como nidos de aves, acumulaciones de acículas y construcciones humanas. Tienen un comportamiento gregario por lo que al acumularse muchos pueden generar alarma entre la población; no obstante, hay que comentar que no causan lesiones a los humanos. Entre los meses de octubre y diciembre este insecto se hace más visible, al parecer debido a que los adultos buscan sus lugares de invernada, de los que saldrán a finales de primavera. Es entonces cuando comienzan a alimentarse de la savia de las acículas y de las piñas verdes. Las hembras ponen los huevos a finales de mayo o principios de junio y éstos eclosionan aproximadamente a los 10 o 15 días. Las larvas pasan por cinco estadios antes de convertirse en adultos a finales de agosto. No es de extrañar que podamos encontrarlos en invierno en el interior de las viviendas próximas a los pinares, ya que éstas son un buen lugar para su refugio invernal.

En Estados Unidos y Canadá, la chinche americana del pino, está considerada una plaga de los pinares. En España aún se desconoce su verdadera incidencia sobre estos árboles. No obstante, es una más de las especies invasoras  de las que no cabe esperar nada positivo para nuestros bosques.

Bibliografía.

http://www.caib.es/sites

https://guadarramistas.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Abubilla

Andrés Rodríguez González Octubre 6th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Abubilla. Upupa epops

La abubilla es el único representante europeo de un orden de aves tropicales, las bucerótidas. Difiere enormemente de las restantes aves de su orden, no sólo por su hábitat, sino también por su comportamiento y muchas otras peculiaridades.

La abubilla es un ave inconfundible por sus colores canela, blanco y negro que producen un gran contraste. Su vuelo ondulante con cambios bruscos de dirección le hace parecer una gran mariposa grande. En vuelo tiene un aspecto listado de blanco y negro, además lleva el moño desplegado. Puede trepar por los troncos, pero raramente lo hace. Su pico es muy largo y ligeramente curvo lo utiliza para desenterrar larvas de insectos y lombrices que encuentra mientras camina sobre el suelo.

Vive en zonas esteparias, claros de bosques, praderas, frutales, cultivos de secano y cada vez con más frecuencia, se la ve en grandes jardines.

Se desplaza entre las zonas templadas y tropicales de Europa y África y el sureste asiático, sur y levante de la Península Ibérica, el Magreb y África subsahariana, donde pasa los inviernos. Aunque existen poblaciones que se quedan durante el invierno en la península.

En primavera continuamente, día y noche, utiliza su reclamo con un sonido monótono de  “up-up-up”, del que ha derivado su nombre científico. El sonido es sordo y aflautado pero de gran alcance, lo emite con la garganta y teniendo el pico ligeramente abierto, inclinándolo sobre el pecho. A finales de junio deja de hacer el reclamo. También emite un graznido como llamada.

La abubilla incuba en huecos de árboles podridos, en graneros, tejados, en montones de madera, en franjas de terreno de escaso arbolado, también en las grietas de las rocas, en muros, en pozos, incluso en aquellos en los que diariamente beben los rebaños; también en montones de piedras y paredes arenosas. Se ha encontrado su nido hasta dentro de un cráneo de caballo. La cavidad que alberga el nido es diferente cada año. Su nido es descuidado y con pocos materiales a base de tallos y hojas mustias. En el sur la época de cría empieza en marzo; en Europa central a mediados de mayo. En las regiones sureñas puede tener lugar una segunda puesta en julio.

Al principio sólo incuba la hembra, siendo alimentada por el macho, de 5 a 10 huevos; hacia finales de la incubación puede colaborar en el trabajo el macho y les ocupa unos 16 a 18 días.

Los polluelos salen del cascarón sin apenas plumón. Los jóvenes, y también la hembra durante la incubación, desprenden una secreción defensiva pestilente de sus glándulas uropigiales; además los jóvenes se defienden con una rociada de heces dirigida contra el agresor. Esto, junto con la nula limpieza del nido, les ha ganado el apodo de “aves apestosas” y su nombre común en algunos idiomas (por ejemplo, en catalán se llama “puput”, que se refiere tanto al canto como al olor puesto que “put” significa “huele mal”). Los polluelos permanecen entre 22 y 24 días en el nido, siendo alimentados con insectos. Después de aprender a volar, siguen todavía un corto espacio de tiempo con la familia, hasta que ya no necesitan recibir el alimento de los progenitores. Pronto tienen un aspecto idénticos a los adultos.

Se alimenta de insectos, sobre todo saltamontes y muchos grillos. Es fácil verlas en el suelo buscando larvas bajo los guijarros. También se alimenta de crisálidas de procesionaria del pino y orugas recién enterradas, larvas de coleópteros, hormigas, dípteros y sus larvas. Se atreve con los grandes miriápodos, como la escolopendra, y no desdeña arañas, caracoles y lombrices. Las presas son descompuestas a picotazos, a menudo lanzadas al aire y luego capturadas con tanta habilidad que resbalan dentro de la boca de la abubilla.

En septiembre, las abubillas, en solitario o en pequeños grupos, emprenden viaje con dirección al este de África, donde se encuentran con las aves de su mismo orden afincadas en aquella zona. En algunos países del centro de Europa está seriamente amenazada ante el incesante avance de la técnica y la polución que lleva consigo.

Como ave de la estepa, suele bañarse en la arena, pero nunca en el agua.

Bibliografía

https://www.faunaiberica.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Culebra de herradura

Andrés Rodríguez González Septiembre 19th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Culebra de herradura. Hemorrhois hippocrepis.

Hasta hace pocos años su denominación científica era Coluber hippocrepis. Sin embargo, recientes estudios proponen que el género Coluber debe reservarse a ciertas especies americanas, por lo que se establece que su denominación correcta sea Hemorrhois hippocrepis. Así lo indica la comisión de taxonomía de la Asociación Herpetológica Española en documento editado en febrero del año 2005. No se ha descrito la existencia de subespecies en toda su área de distribución.

Es un reptil que puede alcanzar un tamaño grande, con 170 cm de larga, aunque se han visto ejemplares de hasta dos metros, su aspecto estilizado con una cola muy larga hace que parezca de más longitud aún. En la Serranía de Ronda es muy frecuente, tan sólo escasea en zonas de las sierras.

La cabeza destaca del resto del cuerpo por su forma aplanada y puntiaguda. Ojos la con pupila redonda. En la parte superior de la cabeza, a la altura de la nuca, se intuye una mancha con forma de herradura muy abierta, que da nombre a la especie. La cola es muy larga y fina y supone casi un cuarto de la longitud total del cuerpo. Las escamas son lisas (sin quilla o línea media longitudinal sobresaliente, como el casco de un barco) y brillantes. La coloración general es de tonos pardo-oliva, a veces más oscuros, y sobre ese fondo se disponen manchas ovaladas oscuras con una orla blanca o amarillenta, formando un rosario que cubre todo el dorso y los flancos del animal. El vientre es blanco, amarillo o anaranjado, con manchas oscuras a los lados.

Esta especie que se adapta a casi todo tipo de medios, siempre que no sean muy fríos. Presente en bosques y zonas de matorral mediterráneo, zonas agrícolas. Especialmente abundante en medios humanizados, como casas antiguas, muros viejos de cortijos abandonados, tejados, parques y jardines.

La culebra de herradura puede estar activa tanto de día como de noche. De hábitos muy antropófilos, aprovecha los medios modificados por el hombre para refugiarse, solearse, anidar o buscar presas. Es una especie con gran capacidad de trepar, por lo que accede fácilmente a árboles, tejados o cortados rocosos donde caza aves o pequeños reptiles. Se alimenta principalmente anfibios, reptiles, aves y pequeños roedores o musarañas. Es agresiva al manipularla, llegando a morder con insistencia, aunque sin peligro para el hombre por carecer de dientes especializados en la inoculación de veneno.

Apenas tienen dimorfismo sexual, la época de celo comienza a mediados de mayo y se extiende hasta junio. Aproximadamente un mes después del apareamiento, la hembra deposita entre 3 y 10 huevos en un lugar protegido, cálido y con cierto grado de humedad. La incubación se prolonga durante 50-60 días.  A mediados de agosto o en septiembre se produce el nacimiento de las pequeñas culebras de herradura. Junto con la culebra bastarda es el único ofidio presente en nuestro país que tiene producción de espermatozoides en primavera, por lo que necesita una primavera larga, cálida y un prolongado periodo de actividad anual, condiciones que no se dan en el norte de la península ni en zonas altas de montaña.

La culebra de herradura está incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Tanto en el  Catálogo andaluz de especies amenazadas (Ley 8/2003, de 28 de octubre, de la flora y la fauna silvestres), como en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas,  aparece incluida en la categoría “Interés especial”, en la que se recogen aquellas especies que, no estando incluidas en otras categorías de mayor amenaza de desaparición (extinta, en peligro de extinción, sensible a la alteración de su hábitat, vulnerable), son merecedoras de una atención particular en función de su valor científico, ecológico, cultural, o por su singularidad. El Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España, editado en 2002, propone su inclusión en la categoría  “Preocupación menor” (LC). Un taxón será considerado como tal cuando no cumple ninguno de los criterios necesarios para ser incluido en alguna de las categorías que valoran el riesgo de extinción. En cuanto a la ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, aparece incluida en el ANEXO V que incluye aquellas especies animales y vegetales de interés comunitario que requieren una protección estricta.

Es una especie que no parece sufrir grandes amenazas y que, de hecho, se ve favorecida por la presencia humana en el medio rural, siempre que el grado de alteración no sea excesivo. Requiere que su hábitat disponga de refugios y presas. Es una gran cazadora de pequeños roedores por lo que se ve favorecida por la presencia humana en el campo ya que llevamos asociados a los roedores con nosotros, ya que la alteración del medio rural y urbano favorece la presencia de roedores. Las culebras de herradura ejercen una gran labor como comensales del hombre, con el que conviven mucho más de lo que se percibe. Son controladoras de plagas (ratas y ratones) muy efectivas a pesar de gozar de mala fama y de ser la especie que aterroriza como protagonista cada verano de las noticias que cuentan la aparición de plagas de serpientes en pueblos y ciudades.

Puede ser confundida con la víbora hocicuda por poseer ambas un diseño dorsal similar, una cabeza triangular y un movimiento en zig-zag típico que recuerda a la de la víbora. Es fácil distinguirlas. La culebra de herradura es de aspecto mucho más grácil y estilizado que la víbora. El hocico de la víbora está levantado hacia arriba, la cabeza carece de grandes escamas o placas en la parte superior y su pupila es vertical. La víbora, además, tiene escamas aquilladas. En la culebra, la cabeza tiene placas dorsales grandes, la pupila es redondeada, el hocico es recto y las escamas del cuerpo son lisas.

Bibliografía

https://www.malaga.es/

http://www.sierradebaza.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Pito Real Ibérico

Andrés Rodríguez González Septiembre 17th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Pito Real Ibérico Picus  sharpei

Mientras que algunos autores aún consideran que es una subespecie de Picus viridis, la mayoría  le dan categoría de especie, el Picus sharpei

El Pito real ibérico pertenece al orden Piciformes. Es uno de los pájaros que integra la familia de los pájaros carpinteros (Picidae). Es un ave tímida, pero por lo general llama la atención con sus ruidosas llamadas. El pájaro carpintero pito real de color verde y su tipo hermano, el pito, su  longitud es de unos 32 cm , con una envergadura de unos 41 cm , y un peso aproximado de 200 gr.

Más del 75% del área de distribución del pájaro carpintero pito real europeo se encuentra en Europa, donde está ausente en algunas partes del norte y del este y en Irlanda, Groenlandia y las Islas Macaronésicas, pero por lo demás está ampliamente distribuido. El Pito Real vive en gran parte de Europa y en el Cercano Oriente, por lo que su presencia se encuentra en el peleártico occidental. Se distribuye desde el sur de Escandinavia y Gran Bretaña sobre la mayor parte del continente europeo hasta el área mediterránea y en el sureste hasta el Cáucaso, Turkmenistán y el norte de Irán. Prácticamente podemos encontrar a esta ave por toda Europa menos muy al norte, por zonas de bosque boreal de coníferas en el norte, las estepas y semidesiertos en el sur del área de distribución también pero están escasamente pobladas. La especie muestra una fuerte preferencia por los bosques caducifolios, en los bosques extensivos de coníferas puede ser muy rara o ausente a gran escala.  Su hábitat natural son choperas, pinares y lugares con arbolado. Prefiere paisajes semiabiertos con extensos bosques antiguos, especialmente bordes de bosques, arbustos de campo, huertos, parques, arboledas y grandes jardines con árboles. Dentro de las áreas forestales extensas, se encuentra sólo en áreas con amplias praderas forestales y en claros grandes.

Los pitos reales ibéricos son aves muy huidizas, si se sienten observadas se esconden rápidamente o salen volando.

Vuelan a poca altura y de forma ondulante.

El alimento principal del pájaro carpintero pito real europeo son las hormigas de los géneros Lasius y Formica, las atrapa en sus caminos con su lengua de 10 centímetros de largo, que termina en un extremo córneo y puntiagudo, por ello pasa gran parte de su tiempo buscando comida en el suelo, aunque también se alimentan ocasionalmente de otros insectos y pequeños reptiles. El pájaro carpintero pito real busca su alimento casi exclusivamente en el suelo, busca mucho menos en los árboles que los otros pájaros carpinteros. En las primeras horas de la mañana, poco después del amanecer, los pájaros carpinteros pitos reales buscan praderas y pastizales con tierra vegetal suelta e imperfecciones para perforar agujeros de varios centímetros de profundidad con sus largos picos. Los pájaros a menudo capturan hormigas rojas del bosque.

Por lo que refiere a la nidificación, el pito real ibérico construye su nido perforando los troncos de los arboles con el pico, dentro del hueco ponen de 5 a 7 huevos que incuban durante 16 - 17 días, los jóvenes abandonan el nido a los 23  o 27 días. Alcanzan su madurez sexual en tan solo el primer año de vida. El cortejo inicia con las primeras llamadas de contacto de los machos a partir de diciembre y luego aumenta claramente los dos meses siguiente. Las aves probablemente se unen en pareja por temporadas en esa ocasión; sin embargo, tampoco se excluyen las relaciones perennes de pareja. La mayor actividad de canto se registra en los meses de abril y mayo.

Usan como lugar de nidificación, por lo general las huecos perforados de cría e hibernación abandonadas de otros pájaros carpinteros. No son muy exigentes a la hora de seleccionar especies arbóreas y, por lo tanto, pueden utilizar huecos en una amplia variedad de especies arbóreas.

Dimorfismo sexual, la diferencia entre el macho y la hembra del pito real ibérico es la mancha que tiene bajo los ojos (llamada bigotera), el macho la tiene roja  y la hembra de color negro.

Se comunican con un canto parecido al relinchar de los caballos.

En cuanto a sus depredadores naturales, son las comadrejas y  las rapaces, como el halcón.

La Longevidad del pito real ibérico es de 10 años aproximadamente.

Agradezco a Gonzalo Astete la magnífica foto que me ha proporcionado para el blog.

Bibliografía

https://www.objetivonaturaleza.com/

https://blogdeaves.com/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Araña tigre

Andrés Rodríguez González Septiembre 10th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Araña tigre. Argiope argentata

Es una araña de tamaño bastante grande que caza sus presas atrapándolas en la elaborada tela que construye que suele ser de gran tamaño.

Es bastante abundante, sobre todo en pastizales y zonas campestres abiertas sin mucho arbolado. También se puede encontrar en jardines urbanos.

Las hembras tienen una coloración muy llamativa con tonos plateados, amarillos y negros. Con esas características, su tamaño y la forma del abdomen hacen que sea fácil de identificar. También la posición en forma de X que adoptan sus cuatro pared de patas en forma de cruz, es bastante característica, aunque sea comprtida por otras especies de arañas de su misma familia. Las hembras son varias veces más grandes que los machos y sin duda por eso, mucho más visibles que los machos. Es lo que se llama “dimorfismo sexual”. Los machos suelen estar cerca o incluso en la misma tela que la hembra.

Sus huevos los recubre de una gruesa capa de seda de color verde para protegerlos y los deposita cerca de su tela, bajo las hojas.

 

Bibliografía

www.ecoregistros.org

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA MARIPOSA TALADRO DE LOS GERANIOS

Andrés Rodríguez González Agosto 25th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA:

MARIPOSA TALADRO DE LOS GERANIOS. Mariposa del geranio, Mariposa africana. Cacyreus marshalli

Es una pequeña mariposa que constituye una plaga muy extendida en los geranios, les provoca daños muy importantes incluso llega a matar las plantas afectadas.

Llega a la Península Ibérica a través de las Islas Baleares España en 1.987  procedente del sudeste de África. Posiblemente a través de un esqueje o maceta infestada con orugas o huevos. Es un caso más de como estas especies invasoras ocasionan grandes daños en las zonas invadidas donde no tienen enemigos naturales que la frenen, desde su llegada a Europa no se ha detectado ningún parasitoide ni depredador y eso explica en parte su veloz propagación por la península.

El ciclo del insecto pasa por las fases de huevo, oruga, crisálida y adulto cuando las temperaturas superan los 20 grados. En España con el clima caluroso que posee, entre marzo y octubre se pueden alcanzar hasta cinco generaciones hasta alcanzar el estado de adulto, que es una pequeña mariposas de unos dos centímetros de envergadura de alas. Las orugas son de color verdoso claro al principio y se van tornando más oscuras a medida que crecen. Las crisálidas, también peludas, son de color verde claro u oscuro, que se transforma en marrón uno o dos días antes de la eclosión del adulto. Ponen los huevos sobre los capullos florales o muy cerca. De estos huevos emergen unas pequeñas larvas que entran enseguida en el capullo, comiendo y vaciándolo. Luego, si hay más capullos prosigue alimentándose de ellos o si no, penetran en el tallo dañándolo hasta matarlo a medida que se lo van comiendo. Además, las galerías que hacen también son infectadas por hongos perjudiciales para los geranios. En los tallos se ven perforaciones negras que es por donde entran las orugas, por donde comen y secan los tallos. Por eso las plantas no crecen ni florecen y las hojas se marchitan. También pueden llegar a comer hojas cuando están los tallos ocupados por otras larvas pero el daño que lleva a la muerte de los geranios es el de los tallos.

Las únicas plantas a las que atacan son de los géneros Geranium y Pelargonium, a los que pertenecen nuestros geranios y gitanillas de cultivo que son los que más sufren los ataques, después a los demás Pelargonium pero mucho menos. Por tanto, si queremos tener geranios resistentes en gran medida a esta mariposa, debemos plantar geranios de olor o los geranios llamados de pensamiento.

Es muy difícil combatir la oruga por que se encuentra dentro del tallo, de ahí su nombre “Taladro”. Es importante que cuando se compren geranios o gitanillas debemos revisar que no vengan infectados del vivero. Cuando veas las mariposillas revolotear alrededor de los geranios en primavera, se pueden hacer tratamientos contra ellas con un intervalo medio de 15 días o semanales si se ven muchas, a base de productos químicos insecticidas de tipo de “Actuación Sistémica”, es decir, que penetran y llegan hasta las orugas. Hay que insistir mucho durante bastantes meses para mantener la plaga a raya. También se pueden hacer tratamientos con productos que se riegan en el suelo, la planta absorbe el producto por las raíces, desde ahí se difunde por toda la planta y desde dentro controla la plaga. Existen otros productos ecológicos como “Piretrinas naturales” y el Bacillus thuringiensis pero es necesario insistir mucho con ellos. Estos dos productos deben saber aplicarse.

Como medidas curativas es importante cortar los tallos que hayan podido ser afectados para sanear. Si está muy extendido el daño, normalmente no tiene solución y lo que se hace es destruir la planta. Quizás una poda muy fuerte puede hacerlos rebrotar. Ante lo complicado y fastidioso de su control, muchas personas están tratando a los geranios como plantas de temporada, desechándolas en el momento que decaen. Se deben hacer esquejes sólo si tienes la seguridad de que no están infectados dichos esquejes. Por otro lado, para ayudar a la planta y mantenerla vigorosa, aportar fertilizante y riego, pero sin excesos.

Bibliografía

https://articulos.infojardin.com/

Next »