Archive for the tag 'Tajo de Ronda.'

La tragedia del Tajo de Ronda del 3 de julio del año 1917

Andrés Rodríguez González Julio 12th, 2018

La tragedia del Tajo de Ronda del 3 de julio del año 1917 

El pasado año fue el centenario de la “Catástrofe del Tajo de Ronda”, un enorme desprendimiento de rocas que originó la muerte de 15 personas. La tragedia impacto fuertemente en la población de la ciudad que se volcó de forma voluntaria en las labores de rescate de los cuerpos y desescombro junto al Batallón de Extremadura, el Ayuntamiento de la ciudad y las autoridades provinciales con el gobernador civil, Sr. Castro, a la cabeza. La tragedia fue ampliamente difundida en los medios de comunicación a nivel local, provincial y nacional.

Un siglo después aún quedan algunas incógnitas por despejar. ¿Cuáles pudieron ser las causas? ¿Se asumieron responsabilidades si es que las hubo?

Me inclino a pensar que el origen del desprendimiento de las rocas fue doble, por una parte la Geología del Tajo y la naturaleza de las rocas donde se asientan los Molinos y por otra, la actividad humana.


Rocas procedentes de desprendimientos en el fondo del Tajo

La estructura geológica de la zona donde se asentaban los molinos que fueron destruidos por el desprendimiento es bastante inestable. Son relativamente frecuentes los desprendimientos aunque ninguno, en tiempos históricos, de la magnitud del que nos ocupa.

El origen del Tajo de Ronda y la Hoya de Los Molinos es la acumulación de material sedimentario en una antigua bahía marina en la desembocadura del actual río Guadalevín, material sedimentario que procede de ese río y otros arroyos. Estamos hablando de pocos millones de años, quizás entre tres y cinco, que en Geología es muy poco tiempo. En el fondo de la bahía se acumulan materiales arcillosos - que podemos ver en los huertos actuales-, sobre ese material arcilloso que es muy débil y fácilmente erosionable, se acumulan piedras rodadas con un escaso cemento de compactación a base de calcita que da lugar a los conglomerados que podemos ver en la pared del Tajo, a continuación se depositan arenas en forma de estratos que también podemos ver en las capas más superiores justo bajo el actual Parador y en la Virgen de la Cabeza. Esas últimas rocas que he citado se denominan areniscas calcáreas o Calcarenitas. Con el relleno del valle del Bajo Guadalquivir, el mar se retira y el río Guadalevín que debemos imaginar mucho más activo y potente que en la actualidad, comienza a encajonarse formando el corte en el terreno que actualmente conocemos como Tajo de Ronda. Un aumento de los periodos de lluvias de varios miles de años es acompañado por una suavidad en las temperaturas que se traduce en que el río reduce su erosión y permite el crecimiento de gran cantidad de vegetación en las cascadas a poca distancia aguas abajo de donde actualmente se asienta el famoso Puente Nuevo, esos enormes depósitos de restos vegetales, barros, raíces, helechos y plantas de humedad formaron una roca bastante blanda llamada Toba o Travertino, que después el río ha perforado dejando restos a ambos lados del cauce. En concreto el llamado Arco del Cristo está construido sobre esa roca, si nos situamos en él y miramos justo frente en la otra ladera del río -a la misma altura-, podemos ver la parte de la  roca travertino o toba-, es fácilmente identificable por el color más oscuro, marrón, que las areniscas calcáreas que lo rodean. Un trozo de esa roca, procedente del fatídico derrumbamiento se puede ver en la actualidad apoyado en una de las paredes del Albergue de Los Molinos del Tajo. Esa roca la encontramos también en zonas próximas a otros cauces de agua donde crezca o haya crecido mucha vegetación como en el Arroyo de La Ventilla. El final del proceso hasta la época actual es fácil de comprender, el río sigue su perforación erosiva y cuando encuentra las arcillas del fondo las erosiona con muchísima facilidad por ser muy blandas, el material más duro, conglomerados y calcarenitas al quedar sin la base, caen formando el espectacular cortado sobre el que se asienta la parte de la ciudad denominada el Mercadillo que tiene formidables miradores sobre el abismo como el Balcón del Coño. Un resto de la inicial estructura es la montaña donde se asienta la Ermita Rupestre de la Virgen de La Cabeza. En resumen, las rocas en las que se asentaban los molinos destruidos por el desprendimiento eran Tobas y Travertinos frágiles.


Trozo de roca toba incrustado en la pared del actual refugio, antiguo molino de fideos. Procede de los desprendimientos que originaron la tragedia

En cuanto a las posibles responsabilidades humanas, se sabe por referencias de documentales recogidas por los periodistas tras la catástrofe que en el Molino Palop, situado más alto y dedicado a la producción eléctrica se estaban realizando obras para la construcción de una casa para el guarda, y que en esas obras se habían utilizado explosiones de dinamita.

La dinamita la descubrió Nobel en 1.867 y se usó por primera vez como explosivo, concretamente para fabricación de bombas en 1870.

Es muy probable que la técnica utilizada, los barrenos de dinamita, consistente en hacer perforaciones en la roca, meter cartuchos de dinamita con una mecha y un detonador y explosionarlos tras encender la mecha, hubieran socavado aún más la fragilidad de la débil pared.  Si a ello unimos que, según la prensa local, había sido una primavera bastante lluviosa, es posible que ladebilidad de la roca se hubiera acentuado.

Con motivo de cumplirse en el año 2017 el centenario de la tragedia y para elaborar este estudio, he revisado la información existente y el material que se conserva en el Archivo Municipal de Ronda con la ayuda de la archivera Clotilde Mozo que amablemente lo puso a mi disposición. En los libros de actas de las sesiones de pleno del ayuntamiento de Ronda faltan las páginas correspondientes a los meses de junio y julio, aunque sin numerar, se aprecia al estudiar ese documento que las hojas correspondientes a esos meses fueron arrancadas, quien sabe aunque mis sospechas van por ahí, para ocultar información que a alguien no convenía que quedara para la posteridad. Las hojas no están numeradas y los textos de las actas van seguidos, termina un acta, sigue una línea en blanco y continua con el acta siguiente en la que figura el día y los concejales que asisten, seguido de los asuntos que se trataron en la sesión.  En el libro de actas de 1917, la página anterior a los desprendimientos de la madrugada del tres de julio y la página posterior, los textos no tienen ninguna continuidad ni en la temática ni en las fechas, por lo que es evidente que determinadas hojas fueron arrancadas.

En el acta de 25 de mayo de 1917, el alcalde de Ronda era Joaquín Risco, según consta en el libro de actas de sesiones de pleno municipal. De los meses de junio y julio no existe ninguna referencia, la siguiente acta que aparece reflejada es de la sesión de 9 agosto de ese año, en ella ya figura de alcalde Salvador Linares. En dicha acta se acordó que el ayuntamiento contribuyera con 175 pesetas a sufragar los gastos de enterramiento y misas por el eterno descanso de las víctimas.


En la foto se aprecia una masa rocosa sin vegetación, es ahi donde se encontraba uno de los molinos donde ocurrieron las muertes

Llama la atención también la presencia de un “soldado rebajado de servicio” entre las víctimas. La existencia de estos miembros del ejército que siendo soldados de reemplazo no iban ni siquiera al cuartel a cumplir con sus deberes para con la Patria, fue un hecho relativamente frecuente en el ejército español hasta bien avanzado el régimen dictatorial de Franco. Para conseguirlo bastaba que el jefe del destacamento militar de la ciudad, en este caso el Batallón de Extremadura, así lo dispusiera. Desconozco con exactitud quien ejercía el control sobre el uso de dinamita por parte de particulares, y tampoco conozco la relación que el jefe militar podía tener con el dueño del cortijo y con el alcalde, pero algún tipo de responsabilidad debía tener el mando del ejército en la zona en la custodia de los explosivos que, necesariamente debía hacerse en un polvorin. Sin temor a equivocarme puede afirmar uniendo las dos premisas anteriores, que el jefe militar del Batallón también debió estar interesado en que sus posibles responsabilidades en la custodia del explosivo que originó aquel terrible “accidente” quedara sepultado en el olvido o, al menos, desapareciera de las actas municipales.

Desde aquel importante accidente los molinos harineros del Tajo de Ronda que se movían con la fuerza motriz del agua perdieron su actividad y se abandonaron.


Se aprecian los restos del molino situado más abajo que fue destruido con los desprendimientos

 

Bibliografía

Tesis Doctoral de Emilia Garrido Oliver. 2006 Universidad de Granada.

Periódicos y revistas nacionales, provinciales y locales.

Libros de actas del Ayuntamiento de Ronda del año 1917

 

El periódico “El Mundo Gráfico” en sus números de 11 y 18 publicó dos reportajes  con el título “La Muerte se adueño de Ronda el 3 de julio de 1917”. Inicia el texto con las siguientes palabras “A las cuatro de la madrugada del martes 3 de julio de 1917 sobrevino un enorme desprendimiento de rocas y piedras en el Tajo que mataron a quince personas que habitaban dos molinos y una fábrica de electricidad que fueron totalmente destruidas, una familia entera de 10 miembros murió en el desastre “.

El periódico “La Acción” del día 4 de julio escribe textualmente “ La fábrica de electricidad de Palop y Vera y los molinos de harina de Francisco Pajares y viuda de Sanguinetti han sido destruidos causando 20 muertos en una primera estimación, pero hasta el momento se han extraido cuatro cadáveres de adultos y tres de niños. Un matrimonio con ocho hijos vivía en una de las casas, todos se dan por desaparecidos y perecidos. Cuatro enormes bloques de rocas se desprendieron. Ante la magnitud de la tragedia acudieron con las primeras luces de la mañana las autoridades y fuerzas de Regimiento de Extremadura con sede en la ciudad. Los primeros cadáveres que aparecieron fueron los de dos niños de corta edad”.

En el periódico “El Diario” de fecha día 5 escriben: El día siguiente se habían extraido 7 cadáveres más, uno de ellos era del soldado Juan Rodríguez Laza, que rebajado de servicio, trabajaba en uno de los molinos, su hermana no bajo esa noche al molino como era habitual ya que se le hizo tarde en Ronda salvando así, milagrosamente, su vida. Participan en el desescombro el ingeniero de obras públicas de la zona.

El periódico “El Defensor de Ronda” que aparece los días 5, 13, 20 y 28 de cada mes, se adelantó en esta ocasión al día 3 con la urgencia del desastre ocurrido, publicó una extensa crónica de la que he extraido algunos detalles: “…El desastre ocurrió sobre las 04 horas de la madrugada, fue oído por serenos y camareros de cafés de la zona. Con las primeras luces se pudo observar la tragedia ocurrida, dos molinos habían desaparecido bajo una mole inmensa de piedras y tierra de un macizo situado sobre los molinos de Palop y Galán con las consecuencias de haber supultado dichos molinos y quieres trabajaban en ellos. Los trabajos de desescombro están resultando muy complicados y están siendo llevados a cabo por hortelanos, trabajadores de otras fábricas cercanas y los soldados del batallón Extremadura. En el molino Pajares ha muerto un niño de cuatro años llamado Juan Ramirez Millan, hijo del maestro molinero, su hermana que dormía cerca pudo salvarse lo mismo que el resto de la familia. En el molino Palop, (situado más alto y dedicado a la producción eléctrica) y que cayó sobre los otros molinos murieron Bernardino García Morales, su mujer Socorro Ramírez de Hoyos y sus ocho hijos. En el otro molino (Palop, situado más bajo), el soldado Juan Ramírez, el arriero José Castillo, su mujer Francisca Marquez y su hijo de un año Rafael, quedando huérfanos sus otros dos hijos, Pepito y Manuel. Los cadáveres fueron conducidos al hospital Santa Bárbara. Los entierros fueron una gran manifestación de duelo.

 En la Tesis doctoral de Emilia Garrido Oliver titulada “Santiago Sanguinetti, arquitecto en las ciudades de Ronda y Ceutas: El Modernismo y la Modernidad”, he extraido la siguiente referencia: El suceso que hoy nos ocupa aconteció en la ciudad de Ronda el día11 de Julio de 1.917 (sin duda un error de fechas). La noche de ese fatídico día un trozo del talud del corte del tajo se desprendió arrojando hacia el vacío toneladas de rocas que se precipitaron sobre las construcciones que había en la vaguada , conocidos como los Molinos del Tajo destruyendo a tres de estos. El peor parado fue el que habitaban doña Socorro Ramírez de Hoyos, su familia al completo, varios operarios y un soldado amigo de la familia , procedente de la guerra de Marruecos, se dirigía al vecino pueblo de Benaoján donde residía, y que se quedó a pernoctar en el molino. Conocemos que se trataba de un molino de harina, que siguiendo la tradición de años pretéritos, utilizaba uno de los saltos de agua del río Guadalevín para la molienda del trigo. Todos murieron a excepción de los niños Manuel y José Castillo Vázquez de 11 y 7 años de edad respectivamente que eran hijos de uno de los trabajadores que había en uno de los molinos. En total fueron 17 las víctimas mortales. Los hechos y la magnitud de la tragedia conmocionó a la ciudad de Ronda y será el Ayuntamiento de la misma el que costeará a sus expensas el sepelio de las víctimas y así mismo erigirá un monolito funerario en el cementerio de la Dehesa (San Miguel). Actualmente, tras el cierre del antiguo cementerio municipal, los restos se trasladan al cementerio de San Lorenzo junto con el mencionado monolito en el  patio primero. El médico rondeño Don Diego Vázquez , tras ser avisado del suceso, dedicó en cuerpo y alma a auxiliar a los heridos. La actuación y entrega de este doctor fue reconocida por todos así el Ayuntamiento de Ronda lo condecoró. 

El molino al que hace referencia Emilia Garrido Oliver, llamado Nuestra Señora de la Concepción, estaba dedicado a fábrica de harinas, había sido propiedad de Santiago Sanguinetti desde el año de 1879, pero el año 1917 ya había pasado a ser administrado por su hijo Fernando Sanguinetti Gómez, hermano de Santiago Sanguinetti, el arquitecto.

 

 

SERRANÍA DE RONDA: De unas jornadas a una conferencia

Andrés Rodríguez González Octubre 18th, 2017

De unas jornadas a una conferencia
Después de muchos meses de preparación, contactos con posibles ponentes, cuadrar fechas, buscar financiación y un largo etc de preparativos, se pudo montar unas Jornadas de Conmemoración del Centenario del libro de Domingo de Orueta y Duarte titulado “Estudio Geológico y Petrográfico de la Serranía de Ronda”, publicado en Madrid en 1917. Serían tres tardes de conferencias y exposición.
Se contó con la colaboración del Centro de Profesorado para que lo incluyera en las actividades formativas de los profesores de la comarca y con la Biblioteca de la Real Maestranza para que preparara una exposición de libros sobre Geología de la Serranía. También estás jornadas se abrieron al público que pudiera estar interesado pudiera asistir de manera absolutamente gratuita, no hacía falta ni inscribirse, sólo asistir a las jornadas. También contamos con la Academia de Ciencias de Málaga, cuyo fundador fue el padre del autor del libro.
Los profesores inscritos han sido DOS, en esas condiciones el Centro de Profesorado no podía justificar la realización de unas jornadas para dos profesores ni pagar a los ponentes. El experto designado por la Academia mostró su interés en dar la conferencia asignada y, acompañado por varios miembros que se han desplazado desde Málaga, esta tarde del día 17 de octubre ha dado una magnífica conferencia sobre la importancia del libro y de su autor para la Geología y para el conocimiento de Ronda y la Serranía. Como resumen puedo de decir que se ha puesto de manifiesto la importancia de los precursores del autor, su padre Domingo de Orueta y Aguirre que era malagueño y quizás el mejor conocedor de la Serranía en aquellos momentos y otro personaje llamado José MacPherson, un gaditano que elaboró la primera teoría sobre la formación del Tajo de Ronda por erosión del río Guadalevín que es la admitida actualmente. También se ha tratado sobre el descubrimiento del platino en la Serranía realizado por el autor del libro, la hipótesis sobre la masa de peridotitas (rocas procedentes del manto terrestre), esas rocas oscuras que se ven en la carretera de Ronda a S. Pedro y otros muchos aspectos interesantes del libro entre los que destaco que Domingo de Orueta y Duarte, el autor del libro, fue un adelantado a su tiempo y aplicó el método científico cuando los geólogos apenas se preocupaban de buscar algún fósil y minerales para explotarlos en minas. Además el autor era un especialista de renombre mundial en microscopia, lo que Santiago Ramón y Cajal fue para la microscopía de las neuronas, lo fue Domingo de Orueta y Duarte para el estudio de minerales y rocas con el uso del microscopio. También se ha hablado de como a estos personajes no se les reconocen sus méritos ni en Málaga ni en Ronda.
La conferencia ha sido acompañada de una interesante exposición de libros de Geología de la Serranía propiedad de la Real Maestranza de Caballería de Ronda que gentilmente ha sido expuestos por el responsable de su Biblioteca.
¿Saben ustedes cuantas personas de Ronda o viviendo en la Serranía han asistido a la conferencia?. Yo se lo digo, TRES,  de ellas una ha sido el bibliotecario de la Maestranza, UNA PERSONA MÁS y yo mismo.
Sin comentarios.

La lámina con fotos son preparaciones microscópicas de minerales realizadas por Domingo de Orueta y Duarte y reproducidas en el libro.
Fig. 1 Dialaga en Lerzolita
Fig. 2 Inclusiones de Dialaga en Lerzolita.
Fig. 3 y fig. 4. Feldespatos en Gabros.
Fig. 5 Uralita en Norita
Fig. 6 Hornablenda y Magnetita

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA: CÁRABO

Andrés Rodríguez González Julio 17th, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA
CÁRABO (Strix aluco)

Ave del Orden Strigiformes, familia Strigidae. Rapaz nocturna del grupo de los Buhos.
En una de las rapaces más frecuentes del continente europeo, donde alcanza densidades elevadas. En nuestro país también resulta común, sobre todo en algunos bosques del norte de la Península, donde se trata de la rapaz nocturna más habitual y extendida. En determinados lugares como el Tajo de Ronda y zonas adyacentes habitan varias parejas, de echo las fotos que acompañan han sido obtenidas por Juan Luis Aguayo en zona urbana cerca del famoso cortado rondeño. De hábitos generalistas y dotado de una gran adaptabilidad a la hora de instalarse y de procurarse alimento, este robusto búho es una de las pocas especies de rapaces que no parecen verse demasiado afectadas por los constantes cambios que provoca el hombre en el medio natural.

Poseen una Longitud de entre 37-43 cm y una envergadura de 81-96 cm
Este búho presenta una voluminosa cabeza en la que destacan unos enormes y globosos ojos negros, lo que, unido a la ausencia de penachos cefálicos “orejas” y a su aspecto rechoncho y robusto, permite diferenciarlo fácilmente del resto de nuestras rapaces nocturnas. Su plumaje resulta extraordinariamente mimético  y presenta una gran variabilidad en cuanto a color, ya que existen ejemplares grisáceos, rojizos y marrones. En todos los casos, el diseño consiste en una compleja mezcla de punteados, barrados y vermiculados, que imitan a la perfección la corteza de los árboles. La cara es de color blancuzco, grisáceo o rojizo, y en ella destacan dos listas blanquecinas a modo de “cejas”.

El sonido más característico de la especie es un ululato lastimero, semejante a una risotada, con secuencias repetidas de notas largas alternadas con notas más cortas, transcribible como houuuuu, ho, ho, ho, houuuuu. La hembra tiene un canto parecido, pero menos insistente y sostenido. El reclamo de llamada consiste en un sonido estridente y repetido, parecido al sonido de alerta, que es un kuuá terminado bruscamente.
Fotos de Juan Luis Aguayo a quien agradezco que me haya permitido su uso.

Bibliografía
www.seo.org

Serranía de Ronda: Asa de La Caldera

Andrés Rodríguez González Marzo 17th, 2017

Dentro de la colección de Recuerdos de Ronda, una colección de postales tituladas Fotos artísticas, creo que son de los años veinte del siglo pasado, hoy presento un clásico: El Asa de la Caldera. Una curiosa formación geológica en el conglomerado de la pared del Tajo de Ronda. Muchas personas, incluso de la propia ciudad tienen un error con los nombres, llaman a la Hoya de Los Molinos (la zona baja por donde discurre el río que se cierra con la estrechura del Duende, la pared donde está la iglesia rupestre y la casa Rua hasta el barrio de San Francisco) como la Caldera sin caer en la cuenta de que ese nombre debe utilizarse para la zona alta donde se asienta el barrio del Mercadillo de Ronda (toda la zona nueva de la ciudad, la plaza de toros, la calle La Bola…). Es cuestión de preguntarse ¿Qué caldera tiene el asa dentro? ¿Como podria cogerse esa caldera sin quemarse las manos?

La cochinilla del carmín amenaza al chumbo a las chumberas del Tajo de Ronda con la extinción.

Andrés Rodríguez González Julio 26th, 2015

La cochinilla del carmín amenaza a las chumberas del Tajo de Ronda  con  la extinción.
La plaga fue detectada por primera vez en España en 2007 en Murcia. En el verano del 2013 afectaba a gran parte de las chumberas de Almería, Granada y Málaga. En 2014 la cochinilla afectó al 80% de las chumberas del Levante almeriense. Ya habían avanzado desde la zona costera hacía el interior, haciéndome eco del problema publiqué una entrada en www.laserranianatural.com donde registraba la presencia de esta peligrosa plaga en Gaucín y preveía su llegada Ronda, pues, siento decir que tenía razón. Ya están invadiendo las típicas Chumberas que pueden verse en la cornisa del Tajo de Ronda. Como puede verse en la serie fotográfica que acompaño, en unas zonas de la pared, Auditorio Blas Infante, apenas ha comenzado la infección afectando a algunas plantas que han perdido la lozanía y el brillo que les caracteriza, se muestran débiles, algo mustias y presentan ya las típicas manchas blancas que indican que la infección está matando la planta, en otros lugares como bajo los Jardines de Cuenca y la Vaca del Togui, ya están muertas las chumberas presentando las plantas aspecto mustio y grandes superficies blancas en las tencas.

Es una plaga silenciosa pero muy peligrosa. Es el efecto de la cochinilla del carmín, un insecto que fulmina las chumberas posándose sobre ellas y absorbiendo su sabia hasta secarlas. Prácticamente ha matado a todas las Chumberas del Valle del Guadalhorce y otras zonas costeras como las del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, después de que en el pasado arrasara amplios territorios del Levante almeriense, procedente de Murcia.
La Delegación provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, que se ha ofrecido para asesorar y dar instrucciones para combatirla a los propietarios y agricultores afectados, pero que apenas ha puesto medios propios para combatirla, debido, según se justifica, a que en su mayor parte afectan a terrenos privados. Si bien no es el caso del Tajo de Ronda, las dificultades de la orografía y la ausencia de planes para combatir la plaga, condenan a la muerte segura a estas interesantes plantas. Mientras la Administración sigue sin actuar, el avance de la plaga es continuo y sin pausa, y va a llegar a modificar el paisaje del Tajo rondeño, además que es posible que paralice o, al menos no favorezca, la declaración de dicho paisaje como Paraje Natural por parte de la Junta de Andalucía, expediente que se está tramitando desde hace ya más de un año.
SAilvema Serranía de Ronda ya ha alertado de que si no se ponen los medios adecuados, tanto por parte de particulares como de administraciones, la plaga puede acabar con las típicas chumberas de la Serranía. Y lo que es aún peor, continuará expandiéndose por toda Andalucía con un fuerte impacto, puede eliminar las Chumberas en menos de una década.

La plaga fue detectada por primera vez en España durante el verano de 2007 en la comunidad de Murcia, que sufrió un fuerte ataque en paleras de una cochinilla algodonosa, llegada de América Central, de las que se extrae de forma industrial el ácido carmínico o colorante E120, usado en una gran variedad de productos, pues este insecto es uno de los más poderosos colorantes naturales que se han conocido a lo largo de la historia y es utilizado para este fin desde tiempos inmemoriales. La cochinilla del carmín se alimenta exclusivamente de cactus, principalmente paleras o chumberas.
Otro caso típico de problemas ecológicos ocasionados por especies foráneas que invaden terrenos donde no tienen enemigos naturales y, por lo tanto, acaban proliferando hasta convertirse en plaga.
Los propietarios de chumberas con fines de explotación de los chumbos, deben vigilarlas constantemente para que, en cuanto detecten los primeros síntomas de infección, como manchas blancas algodonosas, que desprenden un líquido rojo carmín, se actúe rápidamente para que la infección no siga extendiéndose.

Ruta visual por Los Molinos del Tajo un día de nieve

Andrés Rodríguez González Febrero 7th, 2015

En vista de la nevada que caía sobre Ronda,

aplazamos la ruta a el Puerto de los Alamillos por Montejaque y el río Gaduares que teníamos prevista y, un grupo,

nos fuimos a dar una vuelta por los Molinos del Tajo.

Desde La Dehesa bajamos hacia el Puerto de La Muela

entre pinares nevados,

retamas

esparto

y vistas nevadas de la Hoya de Los Molinos

Ya en el Puerto de La Muela encontramos señales indicativas

y comenzamos a descender buscando las huertas y el río Guadalevín

pronto tenemos la hermosa estampa del Asa de la Caldera

y las espectaculares paredes del Tajo

precioso en su imagen de invierno el río Guadalevin

a pesar del frío y la nieve, cualquier lugar alberga vida como esta preciosa Cymbalaria muralis

pasamos muy cerca del Albergue Los Molinos

magníficamente instalado en uno de los antiguos molinos harineros que aprovechando la fuerza del río, actuaban moliendo cereal

los restos de los hinojos pueblas los márgenes del camino

que ya en franca ascensión nos ofrece fabulosas vistas del Puente Nuevo


la popularmente conocida como Picha del Rey Moro

se tapiza de flores de almendro

y nos indica la cercanía al Barrio de S. Francisco.
Atravesamos la ciudad, a lo lejos el Puerto del Viento, otro de los hitos importantes de la Serranía de Ronda, muestra también una blanca imagen

Terminamos nuestro recorrido visual donde lo empezamos acompañados de nieve, niebla, buena compañía y extraordinarios paisajes.

Voluntarios ambientales en Ronda: A Dios rogando y con el mazo dando.

Andrés Rodríguez González Julio 17th, 2014

 A Dios rogando y con el mazo dando.

Lo que uno hace, queda echo. Estas parecen ser las normas de actuación de los voluntarios ambientales de Ronda, el trabajo callado, el ejemplo a los menores y a los vecinos. Quiero traer a esta página la magnífica labor de los Voluntarios Ambientales de Ronda; personas anónimas capitaneadas por el Concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ronda, Rafael Flores, que realizan trabajos de limpieza de basuras y otros restos derivados de la mala educación de otros ciudadanos, y lo realizan de forma altruista, anónima y en un ambiente familiar (asi dan ejemplo a sus hijos de los que es ser un buen ciudadano). Y con magnífico humor, que siempre es importante, con ilusión.

La foto esta tomada en una de las actividades realizadas, en este caso uno de los voluntarios en labores de limpieza de basuras en el borde del Tajo de Ronda a nivel de barriada La Dehesa

Medio Ambiente: Ahora las Chumberas también corren peligro

Andrés Rodríguez González Junio 29th, 2014

Medio Ambiente: Ahora las Chumberas también corren peligro

Las Palmeras con el Picudo Rojo, los Castaños con la Avispilla y ahora las Chumberas con cochinilla.

Esta  plaga se detectó durante el verano de 2007, sobre todo en chumberas de la región de Murcia y de las Islas Canarias. Aparecía una enfermedad que cubría las “palas” con un manto blanco rugoso que con el tiempo terminaba por matarlas.

Posteriormente se descubrió que el causante de esta mortandad es un insecto, una Cochinilla denominada Grana, de nombre científico Caccus cacti.

A la chumbera se le denomina con muchos nombres populares, como  es el de Opuntia, Pencas, Tuna, Nopal, Comojón, Higuera chumba, Nacal, Tasajo. Científicamente su nombre es Opuntia ficus indica.

El origen de todas las Opuntia es América; viven silvestres desde Utah y Nebraska, en el Norte de USA, hasta el extremo Sur del continente, Patagonia. Fueron introducidas como otras muchas plantas, después del descubrimiento, se han extendido por toda Andalucía con gran facilidad, por su capacidad de producir una planta nueva a partir de una penca o trozo, y también por su facilidad de adaptarse a todo tipo de suelo, hasta tal punto que se han considerado como una especie invasora. Pero forman parte de nuestra cultura (los higos chumbos son muy apreciados culinariamente), concretamente en el Tajo de Ronda existen gran cantidad de ellas en sus paredes rocosas.

Su nombre evoca a la ciudad de Opus, capital de Lócrida, antigua región de Grecia.

En febrero del 2009, se publicó un artículo en el periódico La Verdad de Murcia donde se comentaba que alrededor de 2500 de hectáreas de las paleras de Murcia, sobre todo las del norte, están infectadas por cochinilla.

La grana o cochinilla cactus cacti es un insecto parásito, tiene forma de grano rojizo-negro cubierto por un polvo blanco.

Se ha utilizado tradicionalmente en Murcia para teñir los tejidos de color grana y carmín. Se colocaban en las pencas en trapos que se sujetan a los picos de las hojas de las tuneras. Cuando han alcanzado su desarrollo, unos 8 milímetros, se recolectaban con un cepillo y se colocaban al sol o se secaban en hornos.

La aparición de los tintes sintéticos hizo que su cultivo disminuyese bruscamente. Al ser un producto natural, aún es preferido por algunos consumidores como alternativa de los tintes industriales.

Es decir que la plaga que está afectando a las chumberas es la famosa cochinilla productora del colorante natural ácido carmínico, llamado simplemente CARMÍN o GRANA.

La plaga se ha extendido por las zonas más cálidas de la provincia de Malaga llegando a exterminar extensiones grandes de esta planta, en la Serranía de Ronda se observan algunas infecciones puntuales, sin duda el clima más frío influye en hacer más lenta la invasión.

Las recomendaciones para atacar esta nueva plaga son varias. Si se trata de masas algodonosas pequeñas y dispersas, se aconseja frotarlas con un cepillo de cerdas duras y con agua jabonosa hasta eliminarlas por completo. Si la infección se encuentra extendida, se debe cortar toda la zona afectada y enterrarla. En ningún caso se debe arrojar a los contenedores de basura, ya que las ninfas permanecen vivas mucho tiempo y podrían llegar a otras zonas durante el transporte.

Si la plaga está demasiado extendida, ocupando masas de chumberas enteras, se aconseja dar aviso a los servicios de la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía.

Más de Orquídeas de la Serranía de Ronda

Andrés Rodríguez González Abril 7th, 2014

El mundo de las Orquídeas es muy peculiar, no solo un mundo de belleza sin igual. Su reproducción, los polinizadores, su presencia efímera que a veces les hace desaparecer de su lugar habitual durante años y otras se mantienen en el mismo lugar parece desplazarse a corta distancia.

En cuanto a las especies, a veces aparecen ejemplares muy difíciles de clasificar como el caso que os muestro en la foto como Ophyrs sp., decir que es un híbrido sin hacer estudio serio, es una osadía por mi parte. Quizás sea una variedad hipocromática, es decir de colores tenues, una variedad de Ophrys speculum. En la zona donde me la mostró Vicente Astete, a orillas del río Guadalevin (el que forma el famoso Tajo de Ronda), además de O. speculum existe en abundancia O. lutea.

Colaboración de Antonio Garrido: TOREROS POR RONDA

Andrés Rodríguez González Octubre 21st, 2012

TOREROS POR RONDA

Por Antonio Garrido Domínguez

El llamado caso Acinipo y el levantamiento del secreto judicial a gran parte del extenso sumario, nos ha desvelado, entre muchas controvertidas actuaciones del último ayuntamiento, el interés de otro torero de saltarse las leyes urbanísticas, en forma muy taurina, es decir, a la torera, en connivencia con ese gobierno municipal, para construir en donde estaba prohibido, y donde ahora -debe ser un mal lo más de contagioso-, por aquello de la prohibición,  todos están locos por levantar lo que sea, que para flamenco yo.

Acudiendo a épocas algo alejadas, al siglo XIX, cuando los caballos destripados en las corridas eran arrojados al Tajo, y este era como una prolongación de la plaza de toros, yo creo que los “diestros” de aquí y allá han puesto sus ojos en el suelo de nuestro abismo como, si por lo dicho y la infausta relación que un tiempo unió a paraje y coso,  algún derecho de pernada les asistiera.

Y si ese intento de edificación ilegal se salvó por los pelos, muchas son las dudas que albergamos sobre la que está en marcha y bien avanzada con el actual ayuntamiento, con pocos auspicios de parar, de manos de otro promotor taurino, en las laderas del Castillo.

Particularmente, nos parece de perlas que a los toreros les apasione Ronda. No son los únicos. Y que ello les mueva el ánimo a gastarse sus dineros, también un detalle, que tendríamos que agradecer. Que lo hagan destrozando para los restos naturaleza, patrimonio, belleza y lo que sea, sólo merece la más enérgica protesta. Como viviendas, casas señoriales existen en venta, a mejor precio que nunca, en nuestra admirable “ciudad”. Si de algo de más proyección se trata, solares y terrenos no faltan alejados del Tajo donde saciar el capricho y obtener beneficios. Que no se diga que estamos empeñados en impedir obras que dan trabajo. Sólo de aquellas de las que nos acordaremos toda la vida para llorar si se llevan a cabo: que se llevarán, nos tememos,  ya que hay caminos que una vez hollados no suelen fallar.

Para ilustrar tan magnífica colaboración acompaño el artículo con la foto que aparece en el blog del autor magiasyhermetismos.blogspot.com.es

Next »