Archive for the tag 'Puerto de la Muela'

II Ruta Homenaje a Paco Marín

Andrés Rodríguez González Octubre 27th, 2014

II Ruta Homenaje a Paco Marín

En el Sendero  del Parque Periurbano que lleva su nombre

Organizada por la Asociación Senderista Pasos Largos y Araca (Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces) tuvimos el sábado día 18 de octubre la segunda ruta homenaje a Paco Marín.

La iniciamos en las afueras de Ronda y dicurrió por el parque periurbano de Ronda, donde realizamos la senda circular completa dedicada a Paco Marín, desde allí nos desplazamos a la Indiana para continuar por el Puerto de La Muela, el Camino de Los Molinos, visita al Molino restaurado y convertido en Albergue hasta terminar en Ronda, en la Plaza del Campillo.

Ha sido una agradable paseo de unos 17 Kms, en una ruta que resultó apropiada para hacerla por parte de cualquier persona, incluidos niños, ya que no presentaba ninguna dificultad y disponía de hasta cuatro puntos de fuga, es decir, lugares por donde acortar la ruta para que fuera más cómoda.

Siempre con el recuerdo imborrable de Paco Marín y sus múltiples facetas, las 48 personas que participamos pasamos un muy agradable día ya que hasta la meteorología se puso de nuestra parte con un extraordinario tiempo.

 

MUERTES DE RAPACES EN TENDIDOS ELÉCTRICOS DE LA COMARCA DE RONDA

Andrés Rodríguez González Septiembre 5th, 2013

Silvema Serranía de Ronda Ecologistas en Acción, me hace llegar el siguiente comunicado.

CONTINÚAN LAS MUERTES DE RAPACES EN TENDIDOS ELÉCTRICOS DE LA COMARCA DE RONDA

En esta ocasión una rapaz nocturna protegida, la mayor de ellas, un ejemplar de Búho real ha encontrado la muerte en un tendido eléctrico de la emblemática Hoya del Tajo de Ronda, en el paraje conocido como Puerto de la Muela.

El Búho real (Bubo bubo) es una joya de la avifauna, tiene unas características impresionantes: como su capacidad de ver en la oscuridad cien veces superior a la humana, como la localización precisa de sus presas gracias a la no alineación de sus pabellones auditivos o como el diseño especial de sus plumas que hace que, pese a su envergadura, tenga un vuelo increíblemente silencioso. Por estas y muchas otras cualidades el Búho siempre ha impresionado al hombre y ha formado, desde la antigüedad, parte de su historia y de sus leyendas.

El poste donde se ha producido la electrocución de este Búho es un punto negro más de la red de tendidos eléctricos que aun continúan sin ser aislados para evitar estas muertes. Ya se han registrado varios casos de Búhos reales electrocutados exactamente en este mismo apoyo y desde la asociación Silvema Serranía de Ronda venimos reivindicando su aislamiento desde hace ya más de diez años. Éste y otros postes cercanos, de los numerosos tendidos eléctricos que cruzan la Hoya del Tajo, son un sumidero para la descendencia de la pareja de Búho real que lleva años intentando sobrevivir en este impresionante paraje, junto al famoso Puente de Ronda. Los casos de electrocución documentados o que aparecen en los medios de comunicación son solo una pequeña parte de la realidad de este grave problema, pues la mayoría de las muertes quedan anónimas en nuestras sierras, bien por ocurrir en zonas poco transitadas, por la desaparición de los cadáveres por parte de carroñeros o simplemente porque no llegan al  conocimiento de personas con interés en proteger los tesoros de nuestra avifauna, por todo ello es muy importante la colaboración ciudadana informando de cualquier ave muerta encontrada cerca de un tendido eléctrico, para así poder documentar y estudiar cada caso.

El diseño de este apoyo es de los más peligrosos, esto ocurre cuando uno de los cables pasa por encima de la zona donde normalmente aterrizaría una rapaz de gran envergadura (la parte alta del poste). Cuando un Búho real se posa en un poste eléctrico para usarlo como oteadero para su caza de roedores, es muy fácil que al mismo tiempo que tiene las garras sobre el poste, haga contacto su cuerpo o un ala con el cable que pasa justo por encima de su cabeza y es entonces cuando se produce una descarga eléctrica fulminante. La solución para el aislamiento es sencilla y no demasiado costosa, basta con envolver los cables con una funda aislante que impide el contacto del ave con ambas líneas o lo que es más frecuente, el contacto del ave, al mismo tiempo, con el poste y un cable. Los estudios demuestran que otros tipos de medidas correctoras empleadas como posaderos o disuasores de posada se han mostrado ineficaces.

 

Ya por el año 2003, el representante de ENDESA, José Antonio Ruiz Guerra, fue puesto al corriente de la muerte de otro Búho real electrocutado en este mismo poste e hizo unas declaraciones al respecto: “la empresa ya ha encargado a un capataz un informe sobre el lugar y las causas del accidente, de forma que pueda tomar medidas y actualizar sus métodos de protección” se ve que a este poste nunca llegó ese capataz o lo que es peor, que su informe se quedo en un cajón, como muchos otros…


Desde nuestra asociación nos preguntamos ¿cuántas rapaces protegidas más deben morir electrocutadas en este poste para que su propietaria, ENDESA, realice su aislamiento?, ¿considera ENDESA que en este lamentable caso hay compromiso para “desarrollar su actividad de manera compatible con la conservación de la biodiversidad” como publicitan en su página web?, ¿cuánto vale la vida de un Búho real para esta empresa?

Ruta de Ronda a Grazalema por el Embalse de Montejaque, río Campobuche y Pto de Los Alamillos.

Andrés Rodríguez González Marzo 17th, 2012

Ruta de Ronda a Grazalema por el Embalse de Montejaque, río Campobuche y Pto de Los Alamillos.
Por Andrés Rodríguez González acompañado por miembros de ARACA y otros amigos.
Dedicada a Gregorio Pino, técnico del Parque Natural de Grazalema, que nos abandono muy joven, cuando aún tenía mucho que ofrecer gracias a su amor al Parque y a su enorme capacidad de trabajo.
Salimos de Ronda por el Barrio de La Dehesa bordeando la cornisa de El Tajo, el pinar queda a nuestra derecha, pasamos delante de la entrada a los viñedos de Los Descalzos Viejos, desde allí iniciamos un brusco descenso por un camino en mal estado que deja la carretera a la derecha, también podríamos bajar por las cercanías de la cornisa del Tajo hasta encontrar un primer cruce de caminos, a la izquierda por el puerto de La Muela, el carril se introduce en Los Molinos y va Ronda, en nuestra ruta seguimos por la derecha en descenso, como referencia sirva que siempre tenemos una alambrada a nuestra izquierda. Llegamos a un nuevo cruce de caminos, por la izquierda comunicaríamos con El Duende, por la derecha llegaríamos a la carretera de Ronda a la Estación de Benaojan, no vamos ni a un sitio ni a otro, para encontrar nuestro camino hemos de buscar  un sendero que desciende cerca de una casas humildes que se encuentran muy cercanas. El camino está marcado con un poste de madera y una señal amarilla, el carril desciende entre casas y algún establo hasta la antigua Escuela Rural de La Indiana, encontramos la carretera que sólo debemos seguir unos 300 metros y desviarnos a la derecha por un amplio carril en las proximidades del puente sobre el río Guadalevin. Pasamos junto a la unión del río Guadalevin y el Guadalcobacin que dan origen al Guadiaro, después por el arroyo de El Cupil y junto a un cortijo en ruinas rodeado de olmos encontramos la vía  del tren.
Tras pasar la vía del tren entramos en el Parque Natural Sierra de Grazalema, dos carriles se nos abren delante, el Camino Viejo de Ronda a Benaojan (a la izquierda paralelo a la vía del tren) y el Camino Viejo de Ronda a Montejaque, al frente, que es el nuestro, asciende entre campos de labor, la subida se hace más dura, cerca ya de un gran cortijo abandonado, “Cortijo Grande”,  encontramos un cruce de caminos, abandonamos el Camino Viejo de Ronda a Montejaque que hemos traído y continuamos, por la derecha,  ascendiendo por un camino poco marcado y en peores condiciones de conservación.

Los campos de cultivo van dejando paso al matorral, una lengua de campos de cultivo nos acompaña por la derecha, más allá tenemos las paredes verticales del Cerro Mures, en su base, en un entrante del Mures se encuentra “La Agarrá de Pasos Largos”, donde el bandolero fue tiroteado y herido en un enfrentamiento con la Guardia Civil. Continuamos nuestro ascenso entre rocas y piedra suelta pero con una verda bien marcada hasta llegar al “Boquete del Mures” un paso natural entre las montañas calizas. Es necesario parar y mirar atrás para contemplar la belleza del paisaje de la Meseta de Ronda y las montañas que la rodean. En la cima del puerto hemos llegado a un pequeño valle cultivado, continuamos el camino que pasa junto a un cortijo llamado “La Calera”, donde funcionaba hasta hace pocos años un horno de cal. Encontramos una carretera comarcal que por la izquierda se dirige a Montejaque y por la derecha a la que une Ronda con Sevilla. Cruzamos la carretera y encontramos un carril empedrado que, en descenso, nos deja junto a las ruinas de unas casas que fueron de la empresa constructora del Embalse de Los Caballeros (también llamado de Montejaque).
Junto al inicio del aliviadero de la presa se encuentra una estrecha y empinada vereda que desciende bruscamente, es la bajada a la Cueva de Hundidero. No es el objetivo de la ruta. Junto a un hermoso alcornoque encontramos una angarilla en una alambrada, tras pasar y dejar de nuevo cerrada descendemos hasta la zona ocupada a veces por el agua del embalse que, ahora, se presenta con su visión habitual, sin agua, ya que solo acumula agua cuando llueve intensamente; atrás va quedando la espectacular obra de ingeniería que se realizó entre los años 1930 y 1933 y supuso un hito importante ya que fue una de las primera presas de hormigón con construcción en herradura(muro en curva) que se realizó en España. Lástima que esa obra no sirva para nada (excepto para dar muchos jornales en su momento que dicen los naturales de la zona) ya que no se tuvo en cuenta que las rocas calizas sobre las que se asienta el lecho del embalse, al ser una roca muy fisurada y grieteada no puede almacenar el agua que es tragada por la Cueva del Hundidero para salir por la boca de Gato.

Continuamos el cauce del río Gaduares, también llamado Campobuche, entre altos matorrales de adelfas y algunas mimbreras, es conveniente cruzar el río y llevarlo a nuestra derecha, algunos grandes chopos nos acompañan hasta llegar a un viejo y derruido puente con historia, en sus enormes sillares, los maestros constructores grabaron sus marcas. En Montejaque dicen que el puente es de origen romano, desconozco la época de su construcción, pero es de una gran belleza y de dimensiones considerables lo que queda de él. Seguiremos el cauce del río en suave ascenso hasta que lo abandonamos para llegar al carril de Cucadero muy cerca del cortijo de los Calabazales. Pasamos junto a sus muros vigilados muy de cerca por enormes y pacíficas vacas retintas. El paisaje cambia desde el cortijo por que cambia el tipo de roca, de calizas pasamos a areniscas, también los llanos sin arboleda que encontramos desde el Embalse, cuando llegamos al cortijo de los Calabazares, se transforman en encinares, quejigos y alcornoques, poco a poco el ancho carril va sorteando los poderosos alcornoques, a la derecha queda un esbelto puente sobre el río. El puente tiene historia, el 20 de octubre de 1810, el guerrillero José Aguilar acompañado por 250 paisanos de los pueblos de la zona se enfrentó a 600 soldados franceses a los que venció. El puente queda a la derecha, no lo debemos tomar, seguimos por el carril que traemos que poco a poco se aleja del río, una vereda nos acerca de nuevo al cauce y regresamos de nuevo al carril unos centenares de metros antes de que desaparezca para transformarse en una senda justo en la alambrada que separa la provincia de Málaga (termino municipal de Montejaque, marcado con un hito con las siglas MP, monte público) de la finca del Higueron ya termino de Grazalema y provincia de Cádiz.
Ahora el sendero se adentra en un bellísimo bosque de alcornoques con sus matorrales de jaras y brezos, de nuevo el río nos acompaña por la derecha, llegamos a una pequeña presa que lo embalsa formando el llamado popularmente “Lago”, un lugar que invita a una parada, a la contemplación de los alcornoques que parecen querer meter sus troncos en el agua y a la visión siempre agradable de aves acuáticas o los poderosos vuelos de los buitres. La vereda zigzaguea entre el río, los matorrales, los grandes alcornoques y algún quejigo hasta llegar a unos llanos más despejados de vegetación, cruzamos el río para dejarlo a nuestra izquierda y dirigirnos a unos pocos y grandes árboles, atravesamos un carril al que luego volveremos para visitar una gran encina “La Chaparra de Las Ánimas”, en realidad es un gran alcornoque con un perímetro de trnco de 5,20 metros, llamada así por qué con el corcho que se sacaba de él se sufragaba el aceite que utilizaban en las iglesias de Grazalema para las lámparas dedicadas a las Ánimas Benditas.
Regresamos unos pocos de metros hasta el carril ancho que citamos antes, el pico del Reloj y la Sierra del Endrinar, nos acompaña por la izquierda, el carril asciende suavemente algo más de 1 Km hasta llegar al Puerto de Los Alamillos, cruzamos la carretera y buscamos una vereda estrecha y en malas condiciones de conservación que desciende bruscamente, pasa junto a la fuente de Las Diez Pilas (de las que solo quedan cuatro) de aguas ferruginosas (con mucho hierro que se nota en el sabor), llegamos a los llanos de Las Vegillas donde encontramos un carril que tomamos hacia la izquierda, ascendemos hasta la carretera, la cruzamos, por la calzada romana subimos hasta el pueblo de grazalema, desembocamos muy cerca de la plaza. Final de un recorrido de paisajes inolvidables.
Distancia recorrida: 25,5 kilómetros
Altitud min: 503 metros, max: 889 metros
Desnivel acum. subiendo: 1.702 metros, bajando: 1.010 metros
Grado de dificultad:  Moderado
Tiempo:   6 horas 30 minutos
Fecha en que se realizó:  o4 marzo, 2012
Finaliza en el punto de partida (circular):   No
La próxima ruta será el día 14 de abril, iremos a Acinipo desde Ronda.


Singularidades del Paisaje de la Serranía de Ronda
Breve Historia del Embalse de Montejaque o de Los Caballeros:
La idea de construir una presa en la zona de Hundidero surge en los primeros años del siglo XX, unos geólogos, como Gavala, están a favor y otros como el portugués Fleury, en contra. La empresa Sevillana de Electricidad decide emprender la dificultosa tarea, para ello contrata una empresa sueca, Sociedad Anónima Sueca de Sondeos en Diamante, con grandes dificultades comienzan los proyectos en 1922, se construyen carreteras, se preparan los terrenos, se contrata técnicos y obreros desde enero de 1.923, el día 12 de octubre de ese año comienza el levantamiento del muro de hormigón de la presa. Los trabajos se hacían durante 24 horas al día, 7 días a la semana en tres turnos de trabajo, de seis de la mañana a dos de la tarde, de 2 a 10 de la noche y de esa hora a seis de la mañana, las grandes dificultades del terreno y diferentes problemas laborales retrasan y encarecen la construcción. El 26 de marzo de 1.924 se termina el muro de la presa. El gran problema del embalse es que la roca caliza sobre la que está construido presenta gran cantidad de grietas que ocasionan la pérdida del agua almacenada, bien pronto se manifestó la inutilidad del embalse, se trató de tapar las fisuras con cemento y asfalto, hasta se intentó impermeabilizar el fondo del embalse con arcilla, nada se consiguió sino gastar más dinero en una obra que ya era faraónica en sus planteamientos. La solución de taponar las surgencias de agua en el interior de la Cueva de Hundidero Gato tan solo permitieron abrir una comunicación entre ambas bocas de la cueva que se completo en septiembre de 1.929. Los intentos de impermeabilización continúan de forma intermitente durante los años siguientes, la llegada de la Guerra Civil marca el fin de la ilusión de retener el agua en el Embalse. A pesar de ello, los naturales de la zona aún dicen que la construcción del Embalse de Montejaque fue muy positiva “por que dio muchos jornales”. Muy propio del espíritu serrano.

Ruta a la Virgen de La Cabeza y El Duende

Andrés Rodríguez González Diciembre 8th, 2009

Ruta por la Virgen de la Cabeza y El Duende 

Dedicada a Tere Perujo, gran amante de estos parajes, de ellos disfrutaba en compañia de algún libro, sus recuerdos y algo más de ella siempre permanecerán asociados a estos paisajes.
Características Generales
Otro de los recorridos clásicos por los alrededores de Ronda es ir a la Ermita Rupestre de la Virgen de la Cabeza. Se propone ampliar la ruta para disfrutar de unos parajes de inusual belleza, el bosque en galería del arroyo Sijuela, el entorno del Cortijo de El Duende, la unión del arroyo Sijuela y el río Guadalevin, el encajonamiento del río a la salida de la Hoya de los Molinos son algunos de los paisajes que podemos disfrutar si hacemos esta ruta. Tan solo presenta cierta dificultad en la bajada al arroyo Sijuela, pero las maravillas que vamos a ver compensan el esfuerzo en el tramo medio de la ruta.

Descripción
Punto de inicio es el barrio de  S. Francisco, en unos setecientos metros saliendo por la calle Torrejones llegamos al cruce del camino al Tajo Abanico y la Virgen de la Cabeza. Seguimos el indicador que nos orienta hacia la Ermita Rupestre. Pronto el carril se transforma en una pista de tierra que discurre entre bien cuidados olivares y algunos almendros, a poco más de un kilómetro desde el inicio encontramos a la derecha las ruinas de la Casa Rua, que debió ser una hermosa casa residencial.
A nuestra derecha tenemos magníficas vistas de Ronda y la Hoya de Los Molinos.
Algunos olivos abandonados son parasitados por muerdago, también las encinas, coscojas y el zumaque se dejan notar en los bordes del camino. Algunos pocos de eucaliptos sirven para dar sombra en los duros días de verano. A unos  2 Kilómetros del inico encontramos los pinos ya en terrenos cercanos a la Ermita.
Unos doscientos metros más adelante encontramos una explanada con un pequeño pilar de agua, a la derecha el camino desciende hasta la Ermita Rupestre de la Virgen de la Cabeza, una cadena impide el tráfico rodado.
Esta Iglesia Mozárabe data del siglo IX –X, son un conjunto de naves abiertas en la roca, con dos  sectores diferenciados, uno dedicado al culto y otro a vivienda. El dedicado al culto, más grande consta de una nave principal, la sacristía y el altar, bajo el cual se encuentra una pequeña cripta que guardaría las reliquias. La zona de vivienda tiene cuatrop celdas y otra estancia. Pudo albergar una pequeña comunidad monástica que se reactivo en el siglo XVIII como bien acreditan los restos de pinturas que se conservan.
Junto a una pared de piedra, un cartel aporta información de la Cultura Árabe Andalusi, a la izquierda del panel informativo sale una vereda que cruza una alambrada que debemos dejar siempre cerrada. Junto a este cartel, otro informasobre las caracetrísticas de la ermita rupestre.
Debemos extremar la precaución por que el descenso es muy brusco y tiene piedra suelta y arenas que pueden provocar una caida, la presencia de  matorral de esparto nos indica que es una zona erosionada, el romero, muy abundante aporta un intenso olor, otros matorrales como las jaras y el matagallo tapizan la ladera, a nuestra derecha siempre llevamos una alta pared de piedra.
A la izquierda tenemos un encajonado valle, es el del arroyo Sijuela, en otoño los colores amarillos y ocres de los chopos, higueras y otros vegetales de ribera, aportan belleza cromática al ya hermoso valle, el arroyo se encajona aguas arriba en los Tajos del Abanico.
Pasamos junto a los restos de lo que parece una torre de piedra de las que ya hemos visto varias en la zona. En todo lo alto de la divisoria de aguas existe un Era al frente vemos el cortijo de El Duende, a la derecha Ronda, a la izquierda sale un camino con más pendiente aún que el que hemos traido hasta aqui, por ello debemos extremar las precauciones, sobre todo si en la ruta vienen niños; el peligroso descenso nos lleva hasta las ruinas de una casa, nada más pasar los restos de la casa un camino nos lleva en suave descenso hasta el borde del arroyo. El bosque en galería es precioso, la presencia de árboles frutales como Membrillos, algunos ornamentales como el Árbol del Amor y los Eucaliptos, se adapta sin estridencias a la vegetación autóctona de ribera como los chopos y las higueras. Sin duda estos parajes fueron disfrutados por personas que apreciaban su belleza e intentaron engradecerla aún más sembrando árboles ornamentales y de huerta. Pasamos el arroyo Sijuela y sin alejarnos de él giramos a la derecha, la humedad es considerable, los restos de piedra de una pequeña casa aparecen cubiertos de musgo. En la ladera un pequeño bosquete de quejigos nos indica que estos  parientes de las encinas les gustan los ambientes muy húmedos.
Si no supieramos que Ronda está a pocos kilómetros de distancia bien podriamos pensar que estamos en Asturias o en algún recondito valle de la España húmeda. Cruzamos el arroyo y volvemos a cruzarlo otra vez. De nuevo lo tenemos a nuestra derecha. Poco a poco subimos por un camino rocoso y nos separamos del cauce. Al mirar en dirección sureste vemos preciosas vistas de Ronda. Como a medio kilómetro más adelante del primer cruce del arroyo encontramos la entrada al Cortijo de El Duende y unos doscientos metros de descenso por un amplio carril, nos llevan hasta la entrada cerrada de una explanada donde existe un Mausoleo restaurado y una pequeña imagen d de la Virgen de Lourdes. A toda esta zona que tradicionalmente se llama El Duende, también se conoce como “Lourdes”. Afortunadamente tanto el cortijo como la explanada y el Mausoleo están cuidados y protegidos, durante muchos años, un agujero en la verja de protección de la explanada permitía el paso a gamberros que destrozaron el lugar. Me cuentan que aquí se bañaban hace muchos años en el río y se hacian romerias en honor del pequeño busto de la Virgen de Lourdes que se venera en una oquedad de la roca en la explanada antes reseñada. Justo antes de cruzar el río por un pequeño puente, no debemos cruzar el río, ese camino nos llevaría a Ronda y permitiría comunicarnos con la Ruta a La Cueva del Gato. Nuestra ruta actual toma el camino que antes del puente gira a la derecha, ahora el río Guadalevin lo tenemos a nuestra izquierda, apenas a doscientos metros entra por la derecha el arroyo Sijuela, una curiosa formación rocosa a modo de escalones de piedra, deja a nuestra derecha el arroyo Sijuela, y a nuestra izquierda el río Guadalevin, subimos por los peldaños de piedra (popularmente se le llama “el Lomo del Burro”) y volvemos a encontrar preciosas vistas de Ronda y la Hoya de Los Molinos. Volvemos a coincidir con el camino que trajimos pero ahora regresamos por un antiguo camino que poco a poco nos introduce en la Hoya de Los Molinos o del Tajo. A setecientos metros desde el cruce anterior encontramos una cancela que debemos cerrar tras nuestro paso. Más adelante encontramos un carril más ancho  y unos viñedos, cuando hemos recorrido sobre 1 Km en carril terrizo aparece encementado, después desembocamos en un carril asfaltado que a la izquierda va al Puerto de La Muela, a la derecha, nuestro destino se dirige al Barrio de S. Francisco, en poco más de 2,5 Kms, llegamos a un carril empedrado que baja hasta los Molinos y nos trescientos metros más adelante llegamos a la plaza del Barrio, punto final de la Ruta.

La ruta en pocas palabras:
•    Distancia Total: 6,5 Kilómetros.
•    Modalidad: A pie.
•    Dificultad: Mediana.
•    Época recomendada: Cualquiera. En verano puede resultar un poco dura el primer tramo hasta ee Arroyo Sijuela.
•    Duración estimada: Tres horas para hacer la ruta con tranquilidad y disfrutar del paisaje.
•    Consejos Prácticos: Llevar agua, botas con buena suela para evitar los resbalones.

Calendario Natural mayo 2.009

Andrés Rodríguez González Mayo 13th, 2009

La Gripe A está poniendo en evidencia que en este mundo cada uno mira para sus intereses, mientras continúa el avance de la pandemia por todo el mundo, cuando se sabe que se contagia por vía respiratoria como todas las gripes y no por consumir productos del cerdo, que su punto culminante posiblemente sea en otoño y que está centrada en Mexico y en personas relacionadas con este país, algunas naciones como Rusia están aprovechando para restringir la importación de derivados del cerdo y renegociar con la Unión Europea sus acuerdos económicos.

Por otra parte La organización ecologista Gob ha felicitado al Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) por una resolución en la que ha impuesto una multa de 600 euros al alcalde de Deià, a cargo de su patrimonio personal, por incumplir una sentencia que obliga a derribar cuatro viviendas en Llucalcari.  Según un comunicado de la entidad conservacionista, la sentencia del TSJIB indica que dicha multa será semanal hasta que se cumpla la sentencia de derribo de los cuatro chalets.

A nivel local, la aparición de perros envenenados en La Toma, es de esperar que no genere en un envenenamiento masivo como el sufrido en Castilla y León donde la Consejería de Medio Ambiente está investigando la muerte por envenenamiento de casi medio centenar de aves rapaces protegidas y otras especies animales. Son algunos los cadáveres localizados, pero habrán muerto muchos más, pues normalmente tan sólo se encuentra en el campo una mínima parte de los animales envenenados. Que siempre existirán desaprensivos es algo casi inevitable, pero ¿de donde sale el veneno?. Y sigue dando que hablar las cuestiones urbanísticas en la Hoya del Tajo de Ronda, en concreto en el Puerto de la Muela, un paraje no urbanizable de protección integral, según la tesis de la Fiscalía de Málaga, en el que sin embargo se ha levantado una escuela de equitación. El apoyo político a este proyecto ha sido investigado por la Fiscalía de Málaga. Lo que ha supuesto que tres ex alcaldes y siete ediles rondeños declaren ante el titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de la ciudad. Además, el Centro de Desarrollo Regional (CEDER) de la Serranía de Ronda, subvenciono en 2005 con 139.650 euros la construcción. La buena noticia es que se está actuando en el tema de los excrementos de los perros. Y aprovechando que estamos en crisis económica quiero contribuir al saneamiento de las arcas municipales con una idea ¿Qué tal si se cobrara la multa por matar las encinas de Merinos?.

La foto que ilustra esta entrada es de un Horno en un cortijo abandonado de la Serranía de Ronda. Está hecho de piedra caliza. Forma parte de ese importante patrimonio cultural ya desaprecido o en trance de hacerlo para siempre.

Ruta a la CUEVA del GATO

Andrés Rodríguez González Diciembre 4th, 2007

La Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces (A.R.A.C.A.) ofrece una
RUTA suave para la Inmaculada: Vamos a La Cueva del Gato

La ruta que propongo es perfecta por su cercanía, la belleza del paisaje y el interés geológico que presenta. La posibilidad de llegar a las proximidades de la Cueva en tren es otro atractivo más sobre todo si vamos con niños.
Podemos ir desde Ronda andando, también existe la posibilidad de desviarnos cuando vamos a la Cueva del Hundidero o a la Ruta a la Agarrá de Pasos Largos pero ésta que hoy se propone la vamos a hacer fácil, pretendemos pasar un día agradable en plan familia o con amigos.
Partimos de Ronda en trén en dirección a Algeciras, una vez superado Arriate, pasamos por el precioso Valle del Guadalcobacín y el antigua Estación de La Indiana, pronto habremos de bajarnos en la Estación de Benaojan. Una vez en tierra, no debemos dejar de ver el magnífico nacimiento del Molino de El Santo situado muy cerca de la Estación; esta surgencía recoge el agua del Polje de Benaojan y las sierras que hacia el vierten; en periodos de sequía y de verano se presenta menguado de agua pero en otoño, cuando las lluvias son abundantes, la surgencía de agua es verdaderamente espectacular, es otra de las muchas posibilidades que presentan los paisajes de la Serranía, que son diferentes según la època en que los visitemos. Pronto las limpias aguas del nacimiento acaban muriendo en las fangosas del río Guadiaro.
Desde la Estación cruzamos las vías y descendemos hacia el río que superamos por un puente. A la derecha parte una de las rutas más transitadas del Parque Natural Sierra de Grazalema, donde estamos, es la ruta entre las Estaciones de Benaojan y de Jimera de Libar, que discurre por la orilla del río Guadiaro; otra ruta cómoda pendiente de realizar, lo dejaremos para otro día. Inmediatamente que superamos el puente sobre el Guadiaro vamos a la izquierda, estamos en la Vía Pecuaria que comunica la Serranía de Ronda con el Campo de Gibraltar. No hemos recorrido ni un Km hemos recorrido andando por el mismo borde del río cuando llegamos a la parte baja de un puente, por encima pasa la carretera de Ronda a Benaojan; el carril ya se transforma en una estrecha vereda que pasa por la puerta de un antiguo molino, llamado Cuatro Paradas, rehabilitado para alojamiento rural, restos del antiguo empedrado de la vereda nos llevan a la parte baja de una nueva construcción dedicada a hotel; muy poco más adelante, un puente de hierro revestido de madera que le da aspecto rústico permite superar el río y dejarnos en las mismas puertas de la famosa cueva. Desde el Puente de la Estación a la Cueva del Gato son poco más de dos Kms de recorrido. Desde el punto por donde la carretera pasa por lo alto de nosotros hasta la Cueva del Gato son 1,3 Kms.

 
La cueva es una de las más interesantes de Andalucía, en realidad es el curso subterráneo del río Gaduares o Campobuche que viene de las sierras de Grazalema, el río se ha abierto camino a través de las rocas calizas hasta el Guadiaro. La otra boca se llama del Hundidero, llegar hasta ella desde Ronda es otra ruta que recomiendo. El recorrido subterráneo es difícil y peligroso, nunca se debe intentar atravesarlo sin ir acompañado de espeleólogos y material adecuado; más de una vida ha quedado rota en su interior, por eso, el respeto y el cuidado es fundamental para evitar problemas e imprevistos, tanto si vamos con niños como con adultos. En lo alto de la cueva, las palomas torcaces nos vigilan.
Podríamos comer en su misma boca si vamos con bocadillos o encargar y degustar alguno de los magníficos arroces en la cercana Venta de la Cueva del Gato. También se puede comer estupendamente en el Molino Cuatro Estaciones o en el Hotel de la Cueva del Gato.
La cueva tiene leyendas y miles de anécdotas, si en la venta están muy ocupados y no nos pueden contar algunas historias por lo menos podemos disfrutar de las fotografías y planos que atesoran colgados de sus paredes.
Podemos aprovechar la limpieza de sus aguas para refrescarnos y observar las bandadas de aves que viven en la parte alta de la cueva siempre con el máximo respeto ambiental ya que estamos en una de las joyas del Parque Natural Sierra de Grazalema.
 El camino de regreso si lo pensamos hacer en tren, lo haremos en sentido contrario, cuando pasemos justo antes del molino y veamos a la izquierda un torreón de piedra tendremos tema para hablar sobre el mal gusto, las horteradas y lo que nunca se debio permitir en un entorno semejante al que hemos disfrutado. Otro paseito en tren, nos deja en Ronda. Otra opción es regresar a Ronda andando, son 10 Kms, debemos hacer cálculos del tiempo y las fuerzas disponibles, si nos decidimos por la caminata, debemos tomar un camino poco marcado junto al río en el puente de madera de la boca de Gato, marchamos en dirección contraria a la que llevan las aguas del río debemos andar 2,5 Kms hasta la Pasá de Gibraltar, el camino esta en fase de deslinde y el algunos tramos desaparece, seguimos entre el borde del matorral del río y los campos arados, en una zona llana, entre juncos, antes de una alameda, cuando encontramos otro camino que entra por la derecha y viene de la carretera, buscamos un puentecito de madera que nos permite cruzar el río y acceder a un carril amplio, hemos llegado a un hito importante, la Pasá de Gibraltar, muy recientemente se ha construido un nuevo carril que evita cruzar las cercanas vías del tren, otros 2,5 Kms más adelante llegamos al cruce de los Caminos Viejos de Benaojan y Montejaque, abandonamos la vecina vía del tren, seguimos en carril en dirección a Ronda, un kilómetro más adelante encontramos la carretera que abandonamos por el primer carril ancho que vemos a la derecha, pasamos por la Escuela Rural de la Indiana, ascendemos a Ronda por el Puerto de La muela y la Dehesa, desde la carretera a la Dehesa tenemos 3 Kms de dura subida.