Archive for the tag 'Pasá de Gibraltar'

Foto denuncia de diciembre 2.009

Andrés Rodríguez González Diciembre 2nd, 2009

Cartuchos y cazadores
Es de todos conocido que los cazadores son un grupo que en general defienden la naturaleza y los animales que la habitan, aunque sea por puro egoísmo, saben que si matan a todo bicho viviente se quedarán sin nada que cazar y que si no cuidan el medioambiente, los seres vivos que en él viven se morirán y también se quedarán sin nada que cazar. Por eso, sin duda por olvido, a alguno se la ha pasado llevarse los cartuchos vacios después de dispararlos. Para que los recoja le diré donde los he encontrado, muy cerca de la Pasá de Gibraltar, en el comienzo del Camino Viejo de Benaojan, antes de la subida fuerte al puerto, junto a unas retamas, los cartuchos están encima de una piedra grande.

Ruta a la Cueva del Gato y vuelta en tren

Andrés Rodríguez González Agosto 18th, 2009

Ruta de Ronda a la Cueva del Gato por la Pasá de Gibraltar

La ruta que propongo es perfecta por su cercanía, la belleza del paisaje, el interés geológico y la presencia de agua.

Tomamos como punto de partida la entrada al Hotel Reina Victoria. El hotel queda a nuestra izquierda y nos dirigimos hacia el Barrio de La Dehesa, pronto encontramos las preciosas vistas de la Hoya del Tajo y las Sierras del poniente de la Serranía destacando en el horizonte las montañas de Grazalema.
Atrás queda una imagen de la Virgen, iniciamos un suave descenso, los pisos de La Dehesa quedan a nuestra derecha, tras pasar frente a unos jardines encontramos una larga fila de casas blancas adosadas, por el primer carril de tierra que encontramos a la izquierda abandonamos la calle, como indicador veremos un poste eléctrico, el carril desciende teniendo a la izquierda el cortado de los Molinos y a la derecha una repoblación de pinos, un camino sale a la izquierda para adentrarse en la Hoya del Tajo a través de los viñedos de Los Terrones, no debemos cogerlo seguimos en descenso teniendo ahora a nuestra izquierda un elevado muro de piedra. Poco más abajo encontramos la puerta de la propiedad del muro que hablamos antes y la trinchera de la carretera de Sevilla, estamos en la entrada de los afamados vinos de Los Descalzos Viejos, continuamos en descenso sin alejarnos del muro, nos acercamos al borde del precipicio ahora ya por un camino estrecho que continua descendiendo entre pinos, plantas aromáticas y las paredes rocosas que limitan la Hoya de Los Molinos hasta que encontramos un amplio carril que sube desde la Hoya. Estamos en el Puerto de La Muela. Hemos recorrido casi dos kilómetros. A nuestra izquierda queda el Puerto de la Muela, los Molinos y el río, continuamos hacia la derecha. Ahora es una antigua escombrera lo que tenemos a nuestra derecha según descendemos, cuando avistemos una nave industrial que es el centro de recepción de residuos sólidos, debemos estar muy atentos pues nuestro camino de desvía por la izquierda del carril principal junto a una viejas casas. Existe un poste indicador. En caso de duda y que siguieramos por el carril principal pronto encontraríamos la carretera de Ronda a la Estación de Benaojan, prueba evidente de que nos hemos confundido. Descendemos de nuevo hasta encontrar un carril que nos hace pasar delante de la Antigua Escuela Rural de La Indiana. Estamos a unos 3,5 Kms del inicio de la ruta.
Continuamos nuestro camino hasta encontrar la carretera junto a una curva, hemos de extremar las precauciones por que el camino continua por el borde de la carretera durante unos seiscientos metros, justo antes del puente, nos desviamos de la carretera a la derecha por un amplio carril junto a unas casas, buscamos el borde del río, pasamos un pequeño puente que supera el río Guadalcobacin que viene de Arriate.
El nacimiento del Guadiaro es la unión del Guadalcobacin con el río Guadalevin (que pasa por el Tajo de Ronda).
También pasamos sobre el arroyo del Cupil que trae las aguas de la estrechura del Hondón y del Puerto de Montejaque.
La Vía del tren, situada apenas 500 metros más adelante marca el inicio del Parque Natural Sierra de Grazalema, actualmente no tenemos que cruzarla para continuar nuestra ruta, por la izquierda, entre la vía y el río han construido un carril recientemente que nos permite seguir un cómodo trayecto llano, jalonado de grandes chopos, algunos invadidos de hiedra. A unos cinco kilómetros del inicio de la ruta, en la otra parte de la vía encontramos un hermoso e histórico Fresno, fue un punto de referencia para pastores y matuteras en sus continuos recorridos por la zona. Cuando el amplio carril casi desaparece convertido en una vereda que busca el río y otra que cruza la vía para iniciar el Camino Viejo de Benaojan, estamos en la Pasá de Gibraltar, un hito importante de la Cañada Real del Campo de Gibraltar. Estamos a 6,5 Kms. del inicio. Hemos de buscar un disimulado puentecillo de madera que nos permite cruzar el río e iniciar la parte final del recorrido, no debemos perder de vista el río a nuestra derecha, si nos alejáramos nos iríamos a la carretera y el camino (aunque con ciertos problemas con la propiedad privada) va por el borde del río. Pasamos detrás de unas casas nuevas (algunas son alojamientos rurales) para llegar frente a la Cueva del Gato, final de nuestro recorrido. Han sido hasta la boca de la cueva 8,5 Kms.

Un puente de hierro revestido de madera que le da aspecto rústico permite superar el río y dejarnos en las mismas puertas de la famosa cueva. No olvidar que estamos en una zona de máxima protección del Parque Natural Sierra de Grazalema. Debemos pedir permiso para acceder al interior de la cueva, por prudencia nunca debemos intentar aventuras en solitario y, en caso de querer atravesar la cueva, lo mejor es contratar los servicios de una empresa autorizada.

La posibilidad de regresar a Ronda en tren es otro atractivo más sobre todo si vamos con niños, si seguimos esta opción, en un par de kilómetros estamos en la Estación de Benaojan. Debemos continuar por una estrecha vereda que discurre por la parte baja del Hotel Cueva del Gato. Dejamos siempre el río a nuestra derecha, estamos en la Vía Pecuaria que comunica la Serranía de Ronda con el Campo de Gibraltar, se pasa por la puerta de un antiguo molino, llamado Cuatro Paradas, rehabilitado para alojamiento rural. Apenas hemos recorrido ni un Km. andando por el mismo borde del río cuando llegamos a la parte baja de un puente, por encima pasa la carretera de Ronda a Benaojan; restos del antiguo empedrado de la vereda nos llevan a la parte baja de un puente. La estrecha vereda se transforma en carril. No debemos dejar de ver el magnífico nacimiento del Molino de El Santo situado muy cerca de la Estación; esta surgencia recoge el agua del Polje de Benaojan y las sierras que hacia él vierten; en periodos de sequía y de verano se presenta menguado de agua pero en otoño, cuando las lluvias son abundantes, la surgencia de agua es verdaderamente espectacular, es otra de las muchas posibilidades que presentan los paisajes de la Serranía, que son diferentes según la época en que los visitemos. Pronto las limpias aguas del nacimiento acaban muriendo en las fangosas del río Guadiaro. De la Estación parte una de las rutas más transitadas del Parque Natural Sierra de Grazalema, es la ruta entre las Estaciones de Benaojan y de Jimera de Libar, que discurre por la orilla del río Guadiaro; otra ruta cómoda pendiente de realizar, lo dejaremos para otro día.

Tomamos el tren en dirección Ronda, por la antigua Estación de La Indiana y el precioso Valle del Guadalcobacín, el tren asciende hasta Arriate, tras la enorme vuelta para superar la diferencia de altura, pronto habremos de bajarnos en la Estación de Ronda, habremos completado así un bonito recorrido.

ruta para el 24 enero

Andrés Rodríguez González Enero 18th, 2009

RUTA de A.R.A.C.A.

Recorrido por los CAMINOS VIEJOS

El día 24 de enero de 2.009, a las 9 horas 30 minutos, partimos de la Plaza del Barrio de La Dehesa (zona próxima al cortado del Tajo) de Ronda.
Vamos a los Caminos Viejos, iremos por la Pasá de Gibraltar y el Camino Viejo de Benaojan y regresamos por el Camino Viejo de Montejaque. Son unos 20 Kilómetros sin especiales dificultades.
Estaremos aquí a medio día o primeras horas de la tarde. Llevar agua, algo de comer y zapatos cómodos.

www.laserranianatural.com

LA RUTA QUEDA APLAZADA POR LA LLUVIA HASTA NUEVO AVISO.

Fresno

Andrés Rodríguez González Enero 1st, 2008

Árboles, matorrales y bosques de la Serranía.

Fresno.
Fraxinus angustifolia  Vahl.
Familia Oleáceas

El fresno es un árbol de tronco resto y grueso de corteza gris y resquebrajada, ramas casi erguidas y no muy gruesas. Las hojas caen en invierno, se disponen una frente a otra y están formadas por entre 5 y 13 hojuelas lanceoladas, lampiñas y borde aserrado, se unen en un rabillo común acanalado de forma que queda una en la terminación y las demás formando parejas. Las flores aparecen muy pronto, al comienzo de primavera antes de echar las hojas, forman ramilletes opuestos, tienen sólo dos o tres estambres y el pistilo; el fruto es aplastado y con un ala que facilita su diseminación.
Se cría en los bordes de los cursos de agua y en el fondo de valles siempre que exista mucha humedad.
Los fresnos se han cultivado como árbol ornamental, su madera es resistente y elástica, fácil de trabajar; se emplea en ebanistería, muebles, embarcaciones, mangos de herramientas y artículos deportivos ya que aguanta bien los golpes, antiguamente se usaba para fabricar carretas. Suministra buena leña y carbón, sus hojas son codiciadas por el ganado, lo que frecuentemente ha llevado al desmoche de estos árboles, no es, por tanto frecuente ver ejemplares del porte del fotografiado.
La corteza se ha usado como tónica y anti febril, las hojas, en infusión se han utilizado para combatir la gota y la artritis, también se le atribuye propiedades diuréticas y antirreumáticas. Según el famoso botánico Quer, las semillas, maduras, secas, trituradas y tomadas con vino servían para “enflaquecer”.

El ejemplar de la fotografía se encuentra en las proximidades de un nacimiento de agua junto a la Cañada Real del Campo de Gibraltar y en las inmediaciones de la vía del tren Algeciras Bobadilla, a la zona se la conoce popularmente como La Indiana, muy cerca del lugar denominado “Pasá de Gibraltar”. Se trata de un hermoso ejemplar de unos 15 metros de altura, su edad estimada es de unos 130 años, proyecta una sombra de unos 50 metros cuadrados y el perímetro de su tronco es de 3,26 metros.
Cuentan que este fresno servía como punto de referencia para que las matuteras y estraperlistas arrojaran los materiales que traían en los trenes que circulaban entre el Campo de Gibraltar y Ronda.
Bajo su sombra han pasado los pastores y arrieros muchas horas y su tronco conserva el recuerdo de las miles de historias compartidas buscando la frescura del fresno.

Ruta de Ronda a Benaojan por La Canchuela

Andrés Rodríguez González Diciembre 12th, 2007

De Ronda a Benaojan por La Canchuela

 

Es un recorrido circular de unos 22 Km, que podemos hacer en un tiempo aproximado de 7 horas. Existen diversas posibilidades de conectar con otros caminos para acortar la ruta. Siempre tenemos la opción de regresar en tren.
Su dificultad media. La época recomendada puede ser cualquiera, excepto en verano que puede resultar pesada si nos sorprende el calor
Como consejo importante decir que debemos llevar agua.
Tan solo vamos a encontrar ciertas dificultades por tener alguna dura rampa de subida. Es muy interesante ya que permite recorrer paisajes muy diferentes y de gran belleza. Pasamos desde la Meseta de Ronda a las Sierras Calizas, también llamadas Blancas.

Partimos de antiguo barrio de S. Francisco en Ronda, tradicionalmente habitado por agricultores y pequeños propietarios. La calle Torrejones nos permite abandonar la ciudad, justo cuando coronamos la cuesta donde termina esta calle, a la derecha encontramos El Predicatorio. Para el suministro de  de agua a Ronda desde la Fuente de La Hierbabuena, se construyó una tubería que llegaba hasta esta curiosa contrucción que es, en realidad un desarenador. Se llama el Predicatorio por que el Beato Diego José de Cádiz cristianizaba a los rondeños junto a él. Al lado se ha construido un restaurante que presume de tener las mejores vistas del mundo, os lo recomiendo para comer. Se conserva restos de la tubería y una era de grandes dimensiones. Continuamos la marcha y llegamos a una pequeña retonda. Un indicador nos marca la Ermita de la Virgen de La Cabeza. Por ahí debemos tomar, inmediatamente se abren dos caminos, debemos tomar el de la izquierda.
El carril circula, en su comienzo, entre bien cuidados olivares y tierras de cultivo. En los bordes del camino crece Zumaque, utilizado en otros tiempos para curtir pieles.
A 1,3 kilómetros del inicio de la ruta existe un pronunciado descenso que ha obligado a encementar el camino, un hito significativo es que, muy cerca, a la derecha existe una construcción en piedra de planta cuadrada que parece una torre, existen varias construcciones de este tipo alrededor de Ronda y se cree que formaban parte de un sistema de almacenamiento de cereales desarrollado en la zona por los repobladores cristianos de la reconquista. De ahí parten dos carriles, el de la izquierda lleva hasta el Tajo de El Abanico, un paraje de singular belleza que será objeto de otra ruta, y el de la derecha, el nuestro, continua en descenso hasta llegar al arroyo Sijuela, poco más de un Km. más adelante. Como referencia de que vamos correctamente, en el descenso abremos pasado por una ostentosa finca denominada “El Aguila Real”.
En los llanos cercanos al arroyo las tierras de cultivo vuelven a quitar protagonismo al encinar que se ve reducido en su extensión continuamente. Algunas retamas, almendros y olivos no cuidados desarrollan en sus ramas, una plata parásita, el Muerdago.
Desde el siguiente arroyo se inicia una pronunciada subida de algo menos de dos kms. Estamos en la zona denominada “Las Dehesillas”, a la izquierda según subimos tenemos  el cortijo de La Canchuela, a la derecha, algo más alejado, queda el cortijo de La Laguna, entre tierras muy arcillosas que se encharcan cuando llueve subimos hasta un collado entre alambradas, estamos en el Puerto de La Cancuela. Hasta el fin de la dura subida, llevamos desde el Barrio de S. Francisco 5,5 kilómetros de recorrido. Ya en descenso el camino parece perderse y convertirse en una vereda poco marcada, pero junto a un pozo vuelve a ser visible igual que la Estación de Benaojan ya cercana.
Siempre bajando, entre tierras arcillosas cargadas de agua incluso en épocas poco lluviosas y algunas construcciones nuevas y otras deterioradas llegamos a la carretera de Ronda a la Estación de Benaojan. Estamos a poco más de nueve kilómetros y medio del inicio de la ruta.


Por la carretera, a la derecha, subiríamos a Ronda, pero en la ruta recorremos unos doscientos metros por la carretera, siempre bajando, cuando encontramos el puente sobre el río Guadiaro y un cartel que nos avisa que entramos en el Parque Natural Sierra de Grazalema. No debemos cruzar el puente, en su inicio, junto a los quitamiedos, descendemos a un camino. Estamos en la Cañada Real del Campo de Gibraltar, en dirección contraría a la de las aguas, por la derecha, nos llevaría hasta la conocida Cueva del Gato. Marchamos en dirección contraria, a la izquierda, tenemos el río siempre a la derecha, llegamos a la Estación de Benaojan, como 1,5 Kms más adelante. Algunos restos de antiguos molinos y, si tenemos suerte, el vuelo de la garza, nos acompañan hasta un puente. Ahora ya si es el momento de cruzar el río que presenta un aspecto lamentable, inmediatamente cruzamos la vía del ferrocarril y por la izquierda buscamos un pequeño puente que nos permite cruzar el arroyo que se origina en el Nacimiento de Benaojan.
La Estación de Benaojan que hemos atravesado fue una pequeña zona industriosa que tenía su base alrededor de tres pilares fundamentales: La fuerza motriz del agua, de la industria chacinera y del ferrocarril. Todavía hoy son recordadas “Las Matuteras” que eran mujeres que hacían estraperlo entre el Campo de Gibraltar y la Serranía de Ronda y tenían en esta Estación uno de sus puntos de aprovisionamiento y recogida de materiales del estraperlo más importantes.
La comparación entre la calidad de las aguas de este arroyo y las que vimos en el río Guadiaro es impactante.
Tras pasar por un establecimiento hotelero instalado en el antiguo Molino de El Santo llegamos junto al nacimiento de Benaojan, una de las más espectaculares surgencias de agua de la Serranía. La parada es obligatoria ante la belleza del lugar. Su origen está en la acumulación de agua que se da en las rocas calizas y que aflora al exterior cuando contacta con materiales geológicos más impermeables, en este caso, el Nacimiento recoge las aguas del “polje” de Benaojan y de las sierras cercanas.
Poco más de 1 km de subida, siempre con el arroyo y la carretera a la derecha, nos deja en Benaojan, situado entre la ladera de la Sierra de Juan Diego que parece querer desprenderse sobre las casas y el ya citado “polje” o “llano” en otros tiempos la única zona de cultivo, el pueblo es famoso por la calidad de sus chacinas de cerdo.
A la salida de Benaojan en dirección a Montejaque, a unos 12 kms desde que inicamos la ruta desde Ronda, encontramos a la izquierda la carretera que se dirige hacia la Cueva de la Pileta y los pueblos de Jimera de Libar y Cortes de la Frontera. Frente, a la derecha, encontramos un cartel que nos indica la dirección del “Camino Viejo de Ronda”, ese es nuestro camino, atraviesa parte del “Polje” de Benaojan cubierto en la zona por construcciones diversas e inicia una serpenteante subida que nos llevará hasta lo alto de la sierra entre olivares y abruptos paisajes. En lo alto la vista es magnífica, pronto se inicia un descenso por una estrecha vereda de piedra hasta la vía del ferrocarril. Es necesario estar atento para evitar posibles caídas. Atrás, en la parte baja de la ladera, queda la famosa Cueva del Gato, uno de los Complejos Espeleológicos más interesantes de Andalucía.

 
La estrecha vereda se transforma junto a la vía en un amplio carril, estamos en la Pasá de Gibraltar, desde el pueblo hasta la Pasá de Gibraltar son poco más de cuatro kms. Recientemente, al otro lado de la vía se ha construido otro carril, se atraviesan magníficos campos de cultivo, tenemos siempre la vía y el río a la derecha, pasamos junto a un hermoso Fresno y sin abandonar el carril, nos llevará, 2,5 kms más adelante hasta un punto donde se cruza la vía, siguiendo unos pocos de centenares de metros se pasa junto a la unión de los ríos Guadalevín y Guadalcobacín que dan origen al Guadiaro. El ancho carril desemboca en la carretera junto a un puente sobre el río Guadalevín. Continuamos la ruta por la carretera en dirección a Ronda, atrás queda el puente sobre el río, a unos 500 metros parte un camino por la derecha que nos permite abandonar la carretera, este carril pasa por delante de una escuela rural y algunas casas hasta llegar a los pinares de la Dehesa de Ronda, se inicia un cada vez más pronunciado ascenso, cruzamos algunos carriles, y teniendo siempre a la derecha el espectacular precipicio de la Hoya de Los Molinos y el Tajo de Ronda y a la izquierda la carretera, el camino nos llevará en 3 kms hasta el barrio de La Dehesa en Ronda, fin de nuestro trayecto.

Ruta a la CUEVA del GATO

Andrés Rodríguez González Diciembre 4th, 2007

La Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces (A.R.A.C.A.) ofrece una
RUTA suave para la Inmaculada: Vamos a La Cueva del Gato

La ruta que propongo es perfecta por su cercanía, la belleza del paisaje y el interés geológico que presenta. La posibilidad de llegar a las proximidades de la Cueva en tren es otro atractivo más sobre todo si vamos con niños.
Podemos ir desde Ronda andando, también existe la posibilidad de desviarnos cuando vamos a la Cueva del Hundidero o a la Ruta a la Agarrá de Pasos Largos pero ésta que hoy se propone la vamos a hacer fácil, pretendemos pasar un día agradable en plan familia o con amigos.
Partimos de Ronda en trén en dirección a Algeciras, una vez superado Arriate, pasamos por el precioso Valle del Guadalcobacín y el antigua Estación de La Indiana, pronto habremos de bajarnos en la Estación de Benaojan. Una vez en tierra, no debemos dejar de ver el magnífico nacimiento del Molino de El Santo situado muy cerca de la Estación; esta surgencía recoge el agua del Polje de Benaojan y las sierras que hacia el vierten; en periodos de sequía y de verano se presenta menguado de agua pero en otoño, cuando las lluvias son abundantes, la surgencía de agua es verdaderamente espectacular, es otra de las muchas posibilidades que presentan los paisajes de la Serranía, que son diferentes según la època en que los visitemos. Pronto las limpias aguas del nacimiento acaban muriendo en las fangosas del río Guadiaro.
Desde la Estación cruzamos las vías y descendemos hacia el río que superamos por un puente. A la derecha parte una de las rutas más transitadas del Parque Natural Sierra de Grazalema, donde estamos, es la ruta entre las Estaciones de Benaojan y de Jimera de Libar, que discurre por la orilla del río Guadiaro; otra ruta cómoda pendiente de realizar, lo dejaremos para otro día. Inmediatamente que superamos el puente sobre el Guadiaro vamos a la izquierda, estamos en la Vía Pecuaria que comunica la Serranía de Ronda con el Campo de Gibraltar. No hemos recorrido ni un Km hemos recorrido andando por el mismo borde del río cuando llegamos a la parte baja de un puente, por encima pasa la carretera de Ronda a Benaojan; el carril ya se transforma en una estrecha vereda que pasa por la puerta de un antiguo molino, llamado Cuatro Paradas, rehabilitado para alojamiento rural, restos del antiguo empedrado de la vereda nos llevan a la parte baja de una nueva construcción dedicada a hotel; muy poco más adelante, un puente de hierro revestido de madera que le da aspecto rústico permite superar el río y dejarnos en las mismas puertas de la famosa cueva. Desde el Puente de la Estación a la Cueva del Gato son poco más de dos Kms de recorrido. Desde el punto por donde la carretera pasa por lo alto de nosotros hasta la Cueva del Gato son 1,3 Kms.

 
La cueva es una de las más interesantes de Andalucía, en realidad es el curso subterráneo del río Gaduares o Campobuche que viene de las sierras de Grazalema, el río se ha abierto camino a través de las rocas calizas hasta el Guadiaro. La otra boca se llama del Hundidero, llegar hasta ella desde Ronda es otra ruta que recomiendo. El recorrido subterráneo es difícil y peligroso, nunca se debe intentar atravesarlo sin ir acompañado de espeleólogos y material adecuado; más de una vida ha quedado rota en su interior, por eso, el respeto y el cuidado es fundamental para evitar problemas e imprevistos, tanto si vamos con niños como con adultos. En lo alto de la cueva, las palomas torcaces nos vigilan.
Podríamos comer en su misma boca si vamos con bocadillos o encargar y degustar alguno de los magníficos arroces en la cercana Venta de la Cueva del Gato. También se puede comer estupendamente en el Molino Cuatro Estaciones o en el Hotel de la Cueva del Gato.
La cueva tiene leyendas y miles de anécdotas, si en la venta están muy ocupados y no nos pueden contar algunas historias por lo menos podemos disfrutar de las fotografías y planos que atesoran colgados de sus paredes.
Podemos aprovechar la limpieza de sus aguas para refrescarnos y observar las bandadas de aves que viven en la parte alta de la cueva siempre con el máximo respeto ambiental ya que estamos en una de las joyas del Parque Natural Sierra de Grazalema.
 El camino de regreso si lo pensamos hacer en tren, lo haremos en sentido contrario, cuando pasemos justo antes del molino y veamos a la izquierda un torreón de piedra tendremos tema para hablar sobre el mal gusto, las horteradas y lo que nunca se debio permitir en un entorno semejante al que hemos disfrutado. Otro paseito en tren, nos deja en Ronda. Otra opción es regresar a Ronda andando, son 10 Kms, debemos hacer cálculos del tiempo y las fuerzas disponibles, si nos decidimos por la caminata, debemos tomar un camino poco marcado junto al río en el puente de madera de la boca de Gato, marchamos en dirección contraria a la que llevan las aguas del río debemos andar 2,5 Kms hasta la Pasá de Gibraltar, el camino esta en fase de deslinde y el algunos tramos desaparece, seguimos entre el borde del matorral del río y los campos arados, en una zona llana, entre juncos, antes de una alameda, cuando encontramos otro camino que entra por la derecha y viene de la carretera, buscamos un puentecito de madera que nos permite cruzar el río y acceder a un carril amplio, hemos llegado a un hito importante, la Pasá de Gibraltar, muy recientemente se ha construido un nuevo carril que evita cruzar las cercanas vías del tren, otros 2,5 Kms más adelante llegamos al cruce de los Caminos Viejos de Benaojan y Montejaque, abandonamos la vecina vía del tren, seguimos en carril en dirección a Ronda, un kilómetro más adelante encontramos la carretera que abandonamos por el primer carril ancho que vemos a la derecha, pasamos por la Escuela Rural de la Indiana, ascendemos a Ronda por el Puerto de La muela y la Dehesa, desde la carretera a la Dehesa tenemos 3 Kms de dura subida.