Archive for the tag 'Tajo del Abanico'

Nueva actividad de la Plataforma en Defensa de los Caminos Públicos de Ronda

Andrés Rodríguez González Febrero 10th, 2016

Limpieza Tajo del Abanico
La Plataforma en Defensa de los Caminos Públicos de la Serranía de Ronda, convoca una actividad para la conservación del Camino del Tajo el Abanico, como continuidad a otra ya realizada anteriormente en la misma zona.
La actividad consistirá en la realización de diversas mejoras del camino en las proximidades del Tajo del Abanico y será el próximo sábado día 13. Adjuntamos cartel para su difusión.
¡Os esperamos el sábado!
Se recomienda llevar guantes de trabajo.

Ganador concurso Conoce la Serranía, 1 trimestre 2011

Andrés Rodríguez González Abril 3rd, 2011

Entre las fotos acertadas de las tres presentadas a concurso el primer trimestre del año 2011: Llanos de Aguaya, Tajo del Abanico y Arriate , se ha celebrado un sorteo público en Radio Ronda dentro del  que se hace los jueves a las 9 horas 30 minutos.

El ganador ha sido quien forma con el nombre de “Alfonso”. Enhorabuena, ya sabes que puedes ponerte en contacto con el Alojamiento Rural Posada del Fresno en Montejaque para disfrutar de una estancia o del SPA de sus instalaciones. Montejaque está considerado en la Serranía de Ronda como la capital de la espeleología.

Tercera Marcha Reivindicativa: Camino de Churripa

Andrés Rodríguez González Marzo 11th, 2011

3ª MARCHA REIVINDICATIVA PARA LA REAPERTURA DE LOS CAMINOS PUBLICOS RURALES DE RONDA.
DIA 19 DE MARZO 2011: CAMINO DE CHURRIPA

La Plataforma en Defensa de los Caminos Públicos de Ronda, compuesta por
Silvema Serranía de Ronda, la Asociación Senderista Pasos Largos y Araca (Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces) informamos que vamos a realizar la tercera de las marchas reivindicativas que tiene por objetivo recuperar algunos caminos públicos rurales del término municipal de Ronda que están o han estado cortados.
Como en las dos anteriores, en esta Marcha pueden participar todas las personas que lo deseen. Se ha informado de las marchas y las fechas a la Subdelegación del Gobierno para que personal de los cuerpos y fuerzas de seguridad nos acompañen con objeto de evitar posibles incidentes con los propietarios de la fincas que tienen (o han tenido) cortados estos caminos. También se ha informado al Ayuntamiento de Ronda.

Los primeros caminos públicos sobre los que hemos reivindicado su apertura han sido  el Camino de Setenil a El Burgo (nº 150 del Catálogo Municipal de Caminos Rurales de Ronda) y Camino de Ronda a Serrato (nº 158 del Catálogo), cortados en la finca Merinos Norte y el Camino del Tajo del Abanico a Encinas Borrachas, cortado en la finca Coto Alto.
El día 19 de Marzo de 2011 reivindicaremos la reapertura del Camino de Churripa Camino 102 del Catálogo de Caminos Rurales del Ayuntamiento de Ronda.
Salida desde la Parada de Sementales, muy cerca del cruce del Camino de Montejaque a Arriate con la carretera de Sevilla.
La hora de quedar es a las 10 de la mañana. Para evitar desplazamientos de coches en exceso y conseguir ahorro de combustible, se ruega a los participantes que quedéis varios para desplazaros en grupos hasta la zona.
La marcha transcurrirá íntegramente por caminos públicos y Vías Pecuarias  tanto la ida como la vuelta, siendo  ésta  en torno a las 16 horas.

Segunda ruta reivindicativa: Al Tajo del Abanico

Andrés Rodríguez González Febrero 26th, 2011

CRÓNICA DE LA RUTA REIVINDICATIVA DEL DIA 19 DE FEBRERO AL TAJO DEL ABANICO.

Miembros de las organizaciones convocantes de la marcha, Ecologistas en Acción (Silvema  Serranía de Ronda), la Asociación Senderista Pasos Largos y la Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces (ARACA), acompañados de unas 90 personas, hemos realizado una marcha reivindicativa, segunda de las previstas, en éste caso para reivindicar el camino cortado en el Tajo del Abanico, concretamente en el tramo del trazado que pasa por la finca Coto Alto. Es un tramo cortado hace muchos años y, por lo tanto, una vieja aspiración que se ha visto cumplida.

Personalmente es una zona a la que estoy muy unido por varios motivos, fue el lugar de los alrededores de Ronda que primero conocí ya que al Tajo del Abanico me llevaron mis alumnos por primera vez, por lo tanto tiene una fuerte carga efectiva, además me parecio  y me sigue dando la misma impresión, uno de los lugares más bellos que yo haya visto jamás; además una sola vez más pude llegar al cortijo de Coto Alto ya que poco después de mis primeras andanzas por los caminos de Ronda, me encontré un vallado que, desde entonces, me ha impedido volver a andar por estos lares.
Los esfuerzos organizativos y personales están surtiendo efectos,  la marcha, como la anterior en Los Merinos, ha sido un éxito. Podemos considerarlo  así por varios motivos, uno por haber cumplido el principal objetivo, que el camino este libre, la alambrada que limitaba los movimientos en la entrada a la finca Coto Alto desde el Tajo del Abanico ha sido sustituida por un paso canadiense, estrecho, eso sí, pero al menos ya podemos pasar al otro lado de la alambrada, algo vedado desde hace varios años. Otro motivo que nos debe provocar satisfacción es que varias asociaciones rondeñas (tradicionalmente somos muy independientes) hemos unido esfuerzos para conseguir algo anhelado por todos, reivindicar la reapertura de los Caminos Públicos Rurales de Ronda.  Sin protagonismos, en un buen ambiente y con espíritu de colaboración estamos desarrollando estas rutas. En ellas, al disfrutar del paisaje y en amena charla, se nos ocurren nuevas ideas para defender el Medioambiente, además de preparar otras iniciativas e informar de los impactos y problemas que nos acechan.
Junto a las tres asociaciones convocantes hemos contado en ésta ruta con la presencia de miembros de diversos colectivos, como Nueva Cultura del Agua y Nueva Cultura del Territorio, Grupo Almoradux, SEO, Grupo de Montañismo Almijara, miembros de Green Peace de Málaga, Pinsapo de Marbella y algunos atletas del Kilómetro 1 de Ronda.
Una vez que en la Pila de Doña Gaspara iniciamos la ruta a eso de las 10 h de la mañana con una agradable temperatura en un despejado día, en pocos metros dejamos a la derecha el camino de la Virgen de la Cabeza para tomar por la izquierda la Colada del Camino de Cortes de la Frontera, cuidados olivares nos acompañan en un camino asfaltado flanqueado de viejas paredes de piedra. Tras un brusco descenso tomamos, por la izquierda el Camino de Sijuela que nos acerca a las primeras paredes rocosas, atrás queda la fuente de Santa Isabel, actualmente con el acceso vallado. Encontramos alguna hermosa torre de piedra, unas están cuidadas e integradas dentro de casas de campo pero otras muestran triste ruina. Son torres  medievales, parece ser que su función no era defensiva, sino de almacenes de cereales, quizás fueran construidas por los que conquistaron al moro el reino de Ronda.

El camino discurre entre las grandes paredes rocosas de la izquierda y los hermosos paisajes abiertos a la derecha, efectivamente, las líneas de chopos marcan los arroyos en los fondos de los valles, mientras en las laderas alternan encinares adehesados con olivares y matorral con terrenos cultivados. Pronto llegamos al camino del Tajo del Abanico que conserva un tesoro a nuestros pies, un hermoso, antiguo y frágil empedrado, en otros lugares más sensibles al patrimonio histórico estaría protegido pero aquí, es objeto de agresiones con motos todo terreno que levantan las piedras o simplemente se deja que el desgaste natural y la erosión vayan eliminando el viejo empedrado. Las paredes rocosas se humedecen y mean goterones de frías aguas, en sus oquedades anidan interesantes aves y entre las grietas crece una increíble variedad de plantas. Una vieja y empedrada era nos permite asomarnos a la piedra que da nombre al lugar situada en frágil equilibrio sobre el arroyo Sijuela, Al pasarlo nos damos cuenta de que las huellas del cercano basurero de Ronda están presentes a base de viejas ruedas, plásticos y todo tipo de residuos, para un desconocedor de la zona es inexplicable como tantos restos de basura pueden estar en semejante lugar, pero los que conocimos el antiguo basurero de Ronda,  sabemos que se cerró en falso ya que las basuras están aun debajo de una mínima capa de suelo, en un año lluvioso como el que tuvimos en 2009 – 2010, las basuras fueron arrastradas ladera abajo hasta invadir de nuevo el cauce del arroyo. Nunca un lugar fue tan malo para la instalación de una actividad como en el caso del Basurero de Ronda en lo alto del Tajo del Abanico.


Otro tramo empedrado nos lleva hasta una covacha situada frente a un espectacular cortado rocoso que a modo de escultura ha excavado del arroyo sobre las rocas Molasas de arenisca y caliza. Sobre la alambrada han construido un paso canadiense demasiado estrecho pero suficiente como para poder pasar a la finca de Coto Alto. Del antiguo camino casi no queda nada, de tiempo que hace que no se usa, hasta las aulagas y otros matorrales han crecido entre los restos de empedrado, pero al llegar a un carril debemos empezar a subir una cuesta más o menos fuerte  entre encinares, matorrales y arroyos  que nos conducirá al  viejo y caído cortijo de Coto Alto. Nuevas construcciones para caballos a nuestra derecha, preciosas vistas con Ronda a nuestra espalda y llegamos a un lugar difícil de describir. Han tabicado un arroyo, encauzado otros en tubos, colocado unas columnas que recuerdan al “Ostentoreo Gil Marbellí” e inundado dos encinas. Algo de tan mal gusto que nos se explica cómo han podido hacer semejante monstruosidad, que además ha debido ser carísima.
Allí muchos nos enteramos que la guardería de la finca nos había fotografiado a los asistentes a la ruta. Preguntados los fotógrafos los motivos, por respuesta nos dijeron, “somos unos mandados”. Se me ocurre que si hasta los reporteros de los programas de chismorreo de Tele 5, saben que a los menores no se les puede tomar imágenes, como es que a estos aficionados a captar imágenes de senderistas reivindicativos de cualquier edad, sus jefes no les han informado de semejante cosa, pues poco debe preocuparles rozar la ilegalidad de sus “mandaos” con esta actuación.
Tras salir de la finca por una enorme cancela donde están terminan lo que parece será otro paso para senderistas existe un cruce, a la derecha se va a Encinas Borrachas, decidimos tomar a la izquierda y por la vía pecuaria nº 23 bajamos hasta la carretera de Ronda Algeciras, trás una parada en las ruinas de la casa de peones camineros que aquí existio, ya hemos cruzado la carretera de la que nos alejamos dejándola a nuestra izquierda, por la parte más alta de la loma, entre gruesas piedras en el suelo, que asemejan la base de una cabañas, llegamos al  Camino de la Yerbabuena, hemos de estar atentos para tomar un sendero junto al arroyo muy limitado por una alambrada, preciosos quejigos nos indican que estamos en zona de gran humedad, las zarzas del arroyo de las Culebras  y los mimbres junto al agua compactan la impenetrable masa vegetal que lo acompaña, por nuestra izquierda nos acompaña una alambrada que ha dejado dentro de la finca los restos del acueducto de la Yerbabuena, así llegamos al Pilar de Cartajima, una señal nos indica que estamos apenas a 2,5 Kms del Barrio de S. Francisco, marchamos hacia él por el camino del Pilar pero en apenas 500 metros nos desviamos a la izquierda por un precioso camino llamado De las Mulas que pasa cerca del casa de la Luna y nos deja en el Barrio, muy cerca del punto de inicio de la Ruta
Los datos de la ruta realizada, según Rafa Flores, son los siguientes:
Distancia: 15,5 km
Altura mínima: 617 m
Altura máxima: 995 m
Ascenso acumulado: 574 m
Mapas: 1050-IV y 1051-III

Unos días después, en el Barrio de S. Francisco, una señora mayor me habló del valle del Sijuela, del limpio arroyo que por allí discurría y de cómo por muchos cangrejos que se cogieran, nunca escaseaban…hasta que colocaron el vertedero de basuras, la vida cambio para el  Tajo del Abanico,  sus habitantes, la fauna y la vegetación.
En vista del éxito que estamos teniendo el mes próximo seguiremos con otra ruta.

Marcha reivindicativa por Los Merinos Norte

Andrés Rodríguez González Enero 28th, 2011

CRÓNICA DE LA RUTA DEL DIA 22 DE ENERO A LOS CAMINOS DE LOS MERINOS NORTE
Con el correspondiente permiso, acompañados de las fuerzas de seguridad que nos facilitaron cruzar la carretera y vinieron con nosotros en los caminos de la destrozada finca, hemos realizado una ruta dentro de la campaña reivindicativa para conseguir la reapertura de los caminos rurales de Ronda que permanecen cerrados.Como mucha gente conoce por la prensa y Canal Sur, estás marchas están promovidas por las organizaciones Silvema Ecologistas en Acción, la Asociación Senderista Pasos Largos y la Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces (ARACA).
Una vez que estábamos en las cercanías del muro de piedra que corta el camino rural de Setenil y Alcalá del Valle a Serrato, lo primero que sorprende es observar que el muro sigue intacto y que han colocado encima de él, justo por donde discurre el camino históricamente hablando, varias señales de prohibido el paso. La propiedad de Los Merinos Norte incumple con ello el decreto que el Señor Alcalde de Ronda les ha hecho llegar días antes de la marcha obligándoles a la reapertura del camino.

Por lo tanto tuvimos que saltar el muro de piedras para encontrar que se ha destrozado el trazado del camino original con movimientos de tierra por las obras que, hace ya varios años se realizaron, esos movimientos de tierra se han traducido en unos enormes boquetes en el suelo actualmente llenos de agua. Por un lateral de esos “lagos” anduvimos los asistentes a la marcha en un día que se mostró como típicamente invernal, frío y ventoso.Tras ese primer impacto visual y siempre marchando en dirección a la Sierra de Los Merinos, llegamos uno de los varios carriles que las máquinas han fabricado sobre el frágil suelo de caliza, como es lógico se han llevado por delante, rocas, matorral, encinas y todo resto de vegetación. De cuando en cuando, de las tuberías que se han colocado bajo el trazado de las ¿futuras calles? emergen sin ningún tipo de protección para personas ni fauna, enorme agujeros de las tuberías de hormigón que sobresalen del suelo entre medio y un metro de altura.A la izquierda de nuestro recorrido quedan los restos de algunas casetas de la constructora y acumulaciones de piedras que, alguna vez, se pretendió que sirvieran para continuar la construcción del muro, también una barrera de control donde se encuentran los escasísimos trabajadores, reconvertidos en guardas de lo que, en los sueños golfistas de algunos, iba a ser la solución al paro de la comarca de la Serranía de Ronda.Nuevos desmontes, restos de tuberías y rocas trituradas por la maquinaria pesada nos acompañan en nuestro recorrido, a los lados, las encinas siguen con su afán de sobrevivir, los matorrales, las setas y las aves que se asoman curiosas entre el frío para ver un reguero de humanos de todos los tamaños, que, al contrario de otros que ellos conocen bien, no van a destrozar sus cobijos, sino a disfrutar del paisaje e intentar recuperar para todos los que quieran un bien común que nos pertenece a todos, incluso a aquellos ciudadanos que nunca quieran usar ese u otros caminos públicos.
Un poco más adelante, como a unos dos kilómetros del inicio, encontramos otro ejemplo del fiasco y la mentira descarada de los promotores de esta monstruosidad “destrozapaisajes”, el famoso “vivero de encinas” que nos vendieron como árboles que habían salvado, que regaban y cuidaban para después ser transplantados  más tarde y como ejemplo de “sensibilidad ambiental” de la constructora, se muestra tal y como es en la actualidad: “Un Cementerio de Encinas”.Y allí, contemplando los esqueletos fantasmales de lo que una vez fueron seres vivos que nos proporcionan oxígeno para vivir, agua del subsuelo y nutrientes para los animales domésticos, dimos por terminado el recorrido.Estimamos como muy positiva esta marcha por muchas razones, ha servido para unir esfuerzos de personas preocupadas por la recuperación de los caminos públicos; también se ha conseguido arrancar un decreto al alcalde de Ronda de reapertura de ese camino; las fuerzas de seguridad, como no podía ser de otra manera (por cierto ¿Por qué no estabas con nosotros y con el Medio Ambiente?), han estado de nuestro lado, del lado de lo justo y, a pesar del día tan malo climáticamente y de la cercanías de un día de fiesta en Ronda, la asistencia la consideramos como alta.Os damos las gracias y os esperamos en el próximo recorrido el día 19 de febrero, esta vez para recuperar otro camino histórico, el del Tajo del Abanico.

Calendario Natural para junio de 2.010

Andrés Rodríguez González Junio 5th, 2010

Junio de 2.010: Vertido de Luisiana y otros desastres.
Se estima por parte de los expertos que limpiar de basura la zona del precioso Tajo del Abanico en Ronda cuesta alrededor de 200.000 euros, mucho dinero para tiempos de crisis y para no saber de donde sacarlo. ¿Cómo se ha llegado a esto?, muy sencillo, durante muchos años, Ronda estuvo arrojando sus basuras en la finca denominada la Heredad de Ayala, situada justo en la cabecera del Arroyo de Sijuela que forma el Tajo del Abanico. Cuando se decide eliminar ese basurero, se arrojan unas cuantas toneladas de tierra en lo alto de las basuras y se deja que el tiempo y los matorrales las cubran y las escondan. Pero las basuras de todo tipo siguen allí, disimuladas, pero allí; cuando ha venido un año especialmente lluvioso que ha provocado deslizamientos de tierras en las laderas, las basuras han ido a parar al Tajo del Abanico, que vuelve a estar sino tan sucio como hace años, si bastante asqueroso.

Estos olivares fueron destinados a la especulación urbanística, con la crisis se han abandonado, a pesar de la belleza del momento, esa vegetación cuando se seque constituira un potencial peligro de incendios.

Este también ha sido el año del “descubrimiento” de la Laguna de Alberca para algunos, no es el caso del amigo Paco Marín que lleva cuarenta años fotografiándola y controlando la periodicidad de sus épocas de llenadas de agua y sequias. Alguien habla de hasta expropiar los terrenos, a lo mejor tarda otros diez años en llenarse como este año, ¿Qué se ha expropiado entonces? Una llanura agrícola; así pues, mejor dejar las cosas como están, que la laguna se conserva en perfectas condiciones actualmente alternando muchos años como campo de cultivo con otros, escasos y muy distantes, de acumulación de agua.
Terminó la romería del Rocio, de este año no dispongo de datos pero se sabe que de media unos 23 cabalos cada año mueren reventados. Nunca se ha impuesto ni una solo multa. Espero que otro acto de crueldad máxima contra animales, como ha sido la muerte a golpes de una vaquilla causada por un puñado de borrachos en la plaza de toros de Alhaurín el Grande durante las pasadas fiestas, no quede también impune. Hablando del Rocio y Doñana, los defensores de ese Parque Nacional y Natural hemos sufrido un varapalo con la sentencia de un tribunal europeo aprobando el asfaltado del camino rural que conecta Villamanrique con el Rocio. Existen personas que se alegran por estar sencillamente en contra de los ecologistas, sin otros argumentos que el famoso “desarrollo”, cuando empiecen a circular coches a alta velocidad y comiencen a morir atropellados Linces, el argumento del desarrollo no servirá de justificación a semejante barbaridad.
Mientras sigue sin ser controlada la fuga de petróleo de la perforación de la BP en las costas de Lousiana, en lo que ya es el mayor desastre medioambiental de Estados Unidos, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía deja sin efecto el Catálogo de Caminos Públicos del término municipal de Ronda. Hay quien dice que por defecto de forma, otros que determinados intereses así lo han provocado. Y esto ocurre con un partido en el poder con cierta sensibilidad medioambiental pero que antepone los criterios partidistas y los votos a las necesidades de protección de la naturaleza, miedo me da que ocurriría si gobernarán otros que carecen totalmente de esa poca sensibilidad ambiental y anteponen la economía y el “desarrollismo” a cualquier otra cosa.

Sigo ofreciendo fotografías de como va el nido de jilguero de mi pinsapo, HOY HAN NACIDO LOS POLLITOS, curiosamente el nacimiento coincide con el Día Mundial del Medio Ambiente.

Ruta al Tajo del Abanico

Andrés Rodríguez González Noviembre 17th, 2009

A.R.A.C.A.   presenta una

Ruta al Tajo del Abanico.

Es uno de los recorridos más clásicos de los alrededores de Ronda. A pesar de estar muy cerca de la ciudad la ruta nos sumerge en un mundo sugestivo de rocas, Tajos, valles encajonados y vegetación exuberante. La parte final del recorrido se realiza entre unas rocas idénticas a las que forman la parte superior del famoso Tajo de Ronda, la erosión de los ríos y arroyos junto a los frecuentes desprendimientos causados por la propia fragilidad de la roca ante los agentes atmosféricos ha producido caprichosas formaciones  habitadas por rapaces y algunos árboles encaramados en las paredes. Es un bonito recorrido donde se conjugan perfectamente la actividad humana, las rocas, los arroyos y la vegetación para formar un paisaje verdaderamente espectacular.

Partimos de antiguo barrio de S. Francisco en Ronda, tradicionalmente habitado por agricultores y pequeños propietarios de tierras. La calle Torrejones nos permite abandonar la ciudad, justo cuando coronamos la cuesta donde termina esta calle, a la derecha encontramos El Predicatorio. Para el suministro de  de agua a Ronda desde la Fuente de La Hierbabuena, se construyó una tubería que llegaba hasta esta curiosa construcción que es, en realidad un desarenador, un lugar donde se depositaba la arena que arrastraba la tubería de agua. Se llama el Predicatorio por que el Beato Diego José de Cádiz cristianizaba a los rondeños junto a él. Al lado se ha construido un restaurante que presume de tener las mejores vistas del mundo, absolutamente recomendable. Se conservan también restos de la tubería y una “Era” de grandes dimensiones donde se hacían las faenas de la trilla con los cereales segados.
Continuamos en paralelo a la carretera de Ronda a Algeciras, encontramos una pequeña retonda y poco más adelante, a la derecha, tomamos un carril que rápidamente se abre en dos caminos, debemos tomar el de la izquierda, marcado con una señal de “Tajo del Abanico”, por la derecha iriamos a la Ermita Rupestre de la Virgen de La Cabeza.
El carril que seguimos, denominado como “Camino de Sijuela” coincide en su inicio con la antigua colada del camino de Cortes de la Frontera, nos acompañan cuidados olivares y algunos almendros, después empiezan a verse algunas encinas, coscojas y hasta algún quejigo.
Andamos poco más de 1 Km cuando a la derecha sale un carril, muy cercana aparece una casa con una torre de piedra de las que veremos más adelante alguna. Este carril no debemos tomarlo. Existe un descenso muy brusco del carril, el repecho ha sido encementado para facilitar el paso de vehículos, al final de ese repecho, unos trescientos metros más adelante del carril con la casa y la torre de piedra, casi a 1,5 Kms desde la carretera, el carril es de tierra y se bifurca en dos carriles, tomamos el de la izquierda. El de la derecha corresponde a la ruta siguiente.
En los bordes del camino y zonas que no se cultivan crecen grandes matorrales de “Zumaque”, una planta usada para curtir pieles. Llegamos a la fuente de Santa Isabel situada a unos 200 metros del cruce de donde parte la ruta 2. Actualmente el acceso a la fuente está vallado. Bien pronto, por la izquierda del camino encontramos grandes cortados rocosos en los que es frecuente ver aves rapaces y aviones roqueros que en ellos se cobijan; existen un par de covachas en la pared, son de poca profundidad, la más conocida se llama Cueva de los Aviones. La roca es de composición arenisca unida con un cemento de caliza, es una roca debil de la que se desprenden algunos bloques entre los que discurre el camino, la vegetación es abundante destacando diversas especies del género “quercus” y el matorral.
Encontramos una torre de piedra y los restos de un cortijo. Estas torres son relativamente abundantes en los alrededores de Ronda, se ha pensado que formaban parte de una red defensiva pero parece más probable que sirvieran como almacén de granos de cereal y que fueran construidas por los  conquistadores castellanos que llegaron con los Reyes Católicos. Poco más adelante encontramos una cancela de hierro que debemos dejar siempre cerrada.
Pronto, a la derecha aparece una Era y un empedrado de un camino medieval, en el borde del Tajo que tenemos delante un trozo de piedra de forma triangular da nombre a la zona ya que recuerda por si forma a un Abanico.
Las leyendas populares citan estos desfiladeros como lugares donde han ocurrido hechos de armas y emboscadas. El desfiladero empedrado es una hermosa imagen que nos acerca a unas covachas situadas en la pared rocosa que servían de refugio para pastores. Poco más adelante cruzamos el arroyo entre grandes matorrales de adelfas.
La cercanía del antiguo y ya sellado vertedero incontrolado de basuras de Ronda aún se deja notar, aún se ven restos de plásticos, suciedad y algunos neumáticos en el cauce del arroyo. De cualquier forma la situación ha mejorado considerablemente desde que se sello el vertedero.
Las retamas y adelfas son solo algunos de los matorrales que acompañan hasta llegar a la Cueva del Abanico, que tan solo es una cavidad en la pared rocosa. Frente, el cortado rocosa de la pared se desmorona por la erosión del arroyo Sijuela que se encajona en su búsqueda  del río Guadalevin. Aguas arriba el arroyo Sijuela recibe los torrentes del arroyo de los Chopitos y del Pozo
Es el punto final del recorrido. Volvemos sobre nuestros pasos hasta el comienzo de la ruta. Por las cercanías del cauce del arroyo se puede llevar hasta el Duende, pero no es aconsejable por que los caminos están muy perdidos. Hace unos años se podía llegar hasta el Puerto de Encinas Borrachas en la carretera de Ronda a Algeciras pero el camino está actualmente cortado por una alambrada.

La ruta en pocas palabras:
•    Distancia Total: 4,5 Kms
•    Modalidad: A pie.
•    Dificultad: Baja.
•    Época recomendada: Cualquiera.
•    Duración estimada: Dos horas.
•    Consejos Prácticos: Tener en cuenta que existen algunas angarillas que debemos dejar cerradas.

Ruta de Ronda a Benaojan por La Canchuela

Andrés Rodríguez González Diciembre 12th, 2007

De Ronda a Benaojan por La Canchuela

 

Es un recorrido circular de unos 22 Km, que podemos hacer en un tiempo aproximado de 7 horas. Existen diversas posibilidades de conectar con otros caminos para acortar la ruta. Siempre tenemos la opción de regresar en tren.
Su dificultad media. La época recomendada puede ser cualquiera, excepto en verano que puede resultar pesada si nos sorprende el calor
Como consejo importante decir que debemos llevar agua.
Tan solo vamos a encontrar ciertas dificultades por tener alguna dura rampa de subida. Es muy interesante ya que permite recorrer paisajes muy diferentes y de gran belleza. Pasamos desde la Meseta de Ronda a las Sierras Calizas, también llamadas Blancas.

Partimos de antiguo barrio de S. Francisco en Ronda, tradicionalmente habitado por agricultores y pequeños propietarios. La calle Torrejones nos permite abandonar la ciudad, justo cuando coronamos la cuesta donde termina esta calle, a la derecha encontramos El Predicatorio. Para el suministro de  de agua a Ronda desde la Fuente de La Hierbabuena, se construyó una tubería que llegaba hasta esta curiosa contrucción que es, en realidad un desarenador. Se llama el Predicatorio por que el Beato Diego José de Cádiz cristianizaba a los rondeños junto a él. Al lado se ha construido un restaurante que presume de tener las mejores vistas del mundo, os lo recomiendo para comer. Se conserva restos de la tubería y una era de grandes dimensiones. Continuamos la marcha y llegamos a una pequeña retonda. Un indicador nos marca la Ermita de la Virgen de La Cabeza. Por ahí debemos tomar, inmediatamente se abren dos caminos, debemos tomar el de la izquierda.
El carril circula, en su comienzo, entre bien cuidados olivares y tierras de cultivo. En los bordes del camino crece Zumaque, utilizado en otros tiempos para curtir pieles.
A 1,3 kilómetros del inicio de la ruta existe un pronunciado descenso que ha obligado a encementar el camino, un hito significativo es que, muy cerca, a la derecha existe una construcción en piedra de planta cuadrada que parece una torre, existen varias construcciones de este tipo alrededor de Ronda y se cree que formaban parte de un sistema de almacenamiento de cereales desarrollado en la zona por los repobladores cristianos de la reconquista. De ahí parten dos carriles, el de la izquierda lleva hasta el Tajo de El Abanico, un paraje de singular belleza que será objeto de otra ruta, y el de la derecha, el nuestro, continua en descenso hasta llegar al arroyo Sijuela, poco más de un Km. más adelante. Como referencia de que vamos correctamente, en el descenso abremos pasado por una ostentosa finca denominada “El Aguila Real”.
En los llanos cercanos al arroyo las tierras de cultivo vuelven a quitar protagonismo al encinar que se ve reducido en su extensión continuamente. Algunas retamas, almendros y olivos no cuidados desarrollan en sus ramas, una plata parásita, el Muerdago.
Desde el siguiente arroyo se inicia una pronunciada subida de algo menos de dos kms. Estamos en la zona denominada “Las Dehesillas”, a la izquierda según subimos tenemos  el cortijo de La Canchuela, a la derecha, algo más alejado, queda el cortijo de La Laguna, entre tierras muy arcillosas que se encharcan cuando llueve subimos hasta un collado entre alambradas, estamos en el Puerto de La Cancuela. Hasta el fin de la dura subida, llevamos desde el Barrio de S. Francisco 5,5 kilómetros de recorrido. Ya en descenso el camino parece perderse y convertirse en una vereda poco marcada, pero junto a un pozo vuelve a ser visible igual que la Estación de Benaojan ya cercana.
Siempre bajando, entre tierras arcillosas cargadas de agua incluso en épocas poco lluviosas y algunas construcciones nuevas y otras deterioradas llegamos a la carretera de Ronda a la Estación de Benaojan. Estamos a poco más de nueve kilómetros y medio del inicio de la ruta.


Por la carretera, a la derecha, subiríamos a Ronda, pero en la ruta recorremos unos doscientos metros por la carretera, siempre bajando, cuando encontramos el puente sobre el río Guadiaro y un cartel que nos avisa que entramos en el Parque Natural Sierra de Grazalema. No debemos cruzar el puente, en su inicio, junto a los quitamiedos, descendemos a un camino. Estamos en la Cañada Real del Campo de Gibraltar, en dirección contraría a la de las aguas, por la derecha, nos llevaría hasta la conocida Cueva del Gato. Marchamos en dirección contraria, a la izquierda, tenemos el río siempre a la derecha, llegamos a la Estación de Benaojan, como 1,5 Kms más adelante. Algunos restos de antiguos molinos y, si tenemos suerte, el vuelo de la garza, nos acompañan hasta un puente. Ahora ya si es el momento de cruzar el río que presenta un aspecto lamentable, inmediatamente cruzamos la vía del ferrocarril y por la izquierda buscamos un pequeño puente que nos permite cruzar el arroyo que se origina en el Nacimiento de Benaojan.
La Estación de Benaojan que hemos atravesado fue una pequeña zona industriosa que tenía su base alrededor de tres pilares fundamentales: La fuerza motriz del agua, de la industria chacinera y del ferrocarril. Todavía hoy son recordadas “Las Matuteras” que eran mujeres que hacían estraperlo entre el Campo de Gibraltar y la Serranía de Ronda y tenían en esta Estación uno de sus puntos de aprovisionamiento y recogida de materiales del estraperlo más importantes.
La comparación entre la calidad de las aguas de este arroyo y las que vimos en el río Guadiaro es impactante.
Tras pasar por un establecimiento hotelero instalado en el antiguo Molino de El Santo llegamos junto al nacimiento de Benaojan, una de las más espectaculares surgencias de agua de la Serranía. La parada es obligatoria ante la belleza del lugar. Su origen está en la acumulación de agua que se da en las rocas calizas y que aflora al exterior cuando contacta con materiales geológicos más impermeables, en este caso, el Nacimiento recoge las aguas del “polje” de Benaojan y de las sierras cercanas.
Poco más de 1 km de subida, siempre con el arroyo y la carretera a la derecha, nos deja en Benaojan, situado entre la ladera de la Sierra de Juan Diego que parece querer desprenderse sobre las casas y el ya citado “polje” o “llano” en otros tiempos la única zona de cultivo, el pueblo es famoso por la calidad de sus chacinas de cerdo.
A la salida de Benaojan en dirección a Montejaque, a unos 12 kms desde que inicamos la ruta desde Ronda, encontramos a la izquierda la carretera que se dirige hacia la Cueva de la Pileta y los pueblos de Jimera de Libar y Cortes de la Frontera. Frente, a la derecha, encontramos un cartel que nos indica la dirección del “Camino Viejo de Ronda”, ese es nuestro camino, atraviesa parte del “Polje” de Benaojan cubierto en la zona por construcciones diversas e inicia una serpenteante subida que nos llevará hasta lo alto de la sierra entre olivares y abruptos paisajes. En lo alto la vista es magnífica, pronto se inicia un descenso por una estrecha vereda de piedra hasta la vía del ferrocarril. Es necesario estar atento para evitar posibles caídas. Atrás, en la parte baja de la ladera, queda la famosa Cueva del Gato, uno de los Complejos Espeleológicos más interesantes de Andalucía.

 
La estrecha vereda se transforma junto a la vía en un amplio carril, estamos en la Pasá de Gibraltar, desde el pueblo hasta la Pasá de Gibraltar son poco más de cuatro kms. Recientemente, al otro lado de la vía se ha construido otro carril, se atraviesan magníficos campos de cultivo, tenemos siempre la vía y el río a la derecha, pasamos junto a un hermoso Fresno y sin abandonar el carril, nos llevará, 2,5 kms más adelante hasta un punto donde se cruza la vía, siguiendo unos pocos de centenares de metros se pasa junto a la unión de los ríos Guadalevín y Guadalcobacín que dan origen al Guadiaro. El ancho carril desemboca en la carretera junto a un puente sobre el río Guadalevín. Continuamos la ruta por la carretera en dirección a Ronda, atrás queda el puente sobre el río, a unos 500 metros parte un camino por la derecha que nos permite abandonar la carretera, este carril pasa por delante de una escuela rural y algunas casas hasta llegar a los pinares de la Dehesa de Ronda, se inicia un cada vez más pronunciado ascenso, cruzamos algunos carriles, y teniendo siempre a la derecha el espectacular precipicio de la Hoya de Los Molinos y el Tajo de Ronda y a la izquierda la carretera, el camino nos llevará en 3 kms hasta el barrio de La Dehesa en Ronda, fin de nuestro trayecto.