Archive for the 'setas' Category

Setas de la Serranía: Ganoderma resinaceum

Andrés Rodríguez González Septiembre 4th, 2021

Setas de la Serranía

Ganoderma resinaceum

Con Gonzalo Astete

El género Ganoderma se caracteriza por ser especies lignícolas (viven sobre madera), saprofitos, parásitos o parásitos facultativos de troncos vivos o muertos. Su carne es de consistencia dura, de colores ocres, amarillos o rojizos y textura opaca o brillante. Suelen tener forma de repisa y se unen al sustrato con pie largo o directamente.

Abarca más de 200 especies.

El ejemplar fotografiado en Las Navas de los pinsapos creemos que es de la especie Ganoderma resinaceum. Se trata de un hongo poroide, poco frecuente, cubierto de una resina cerosa amarilla, que persiste durante todo el año y que parasitan robles y encinas saliendo en la parte baja del tronco.

Su sombrero en ejemplares jóvenes es de forma circular, está cubierto de una capa cerosa amarilla, hongo que crece rápidamente, cuando esa capa serosa se desprende muestra un sombrero en forma de consola, ondulada y gruesa, con una costra serosa o resinosa blanda de color amarillo que se derrite con calor y cede a la presión, de 15 a 40 centímetros de largo, 10 a 20 centímetros de ancho y de 4 a 8 centímetros de grosor. La parte superior es de color rojo o purpura ennegreciendo con la edad y de consistencia dura.   El borde es de color amarillo anaranjado y  en estado seco color crema.

El pie es inexistente o muy poco desarrollado, excéntrico o lateral, pardo rojizo.

La parte inferior del hongo presenta  poros redondos de unos 3 milímetros , de color blancos de jóvenes y  crema después pasando a marron con la maduración o al roce. Los tubos tienen aproximadamente de  8 a 20 milímetros  de longitud de color marrón.

La carne de éste hongo es de color marrón claro,  con olor agradable  y de sabor amargo, suberosa, el látex se solidifica en pocos minutos formando una costra dura.

Produce esporas de forma elipsoidal u ovoides, truncadas en un extremo, lisas, de unas diez micras, de color marrón rojizo.

Es un hongo parásito y saprofito que prefiere árboles vivos, frecuentemente encontrado colonizando especies de Quercus, aunque también puede encontrarse en otras especies de hoja ancha. En áreas muy frías, puede muy rara vez ser encontrado incluso en sus anfitriones preferidos.

Ganoderma resinaceum normalmente comenzará su vida como un parásito, sin embargo, a la muerte del huésped, puede persistir como un saprofito. Al igual que las otras especies del género produce una podredumbre blanca, haciendo que el hospedador pierda la lignina de su madera y, por lo tanto originando una putrefacción importante en las plantas que parasita.

Rara vez se encuentra en los bosques naturales, se localiza más  en los parques, en los bordes de las carreteras y en árboles plantados. Su cuerpo exterior aparece desde finales de junio hasta mediados de noviembre, siendo una especie muy rara.

Su crecimiento es muy rápido.

Del mismo género es una seta importante, el Ganoderma lucidum, popularmente llamado Pipa. Es una seta usada en medicina sobre todo en China y Japón. De él se extrae un producto llamado Reishi. Es, una seta milenaria con propiedades terapéuticas en enfermos de fibromialgia avaladas por multitud de artículos científicos. Actua también sobre distintas enfermedades como diabetes, tensión arterial, colesterol, alergias y cáncer. Se han detectado más de 400 moléculas activas. El Rishi se comercializa micromolido en envases.

También está demostrada la efectividad del reishi en las alergias, llegando a eliminar algunas totalmente. También se usa en personas con diabetes, ya que reduce los picos de glucosa en sangre y mejora la producción de insulina en el páncreas y la absorción de glucosa por el músculo.

Bibliografía

http://www.amanitacesarea.com/

https://www.lavanguardia.com/

http://setasyhongosdetineo.blogspot.com/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Ciato coprófilo

Andrés Rodríguez González Febrero 7th, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Ciato coprófilo. Cyathus stercoreus

Con Gonzalo Astete

Pertenece a un grupo de setas conocido como “Hongos nido” por su forma que recuerda vagamente a un nido de ave.

El nombre indica claramente donde se encuentra habitualmente este hongo, en estiércol de vaca o caballo, pero no de manera exclusiva, también aparece de forma ocasional sobre restos leñosos en descomposición.

Carece de pie, presenta la parte aérea (Carpóforo) compuesto por fructificaciones sésiles de algo más de 1 cm de altura como máximo aunque habitualmente no llega a ese tamaño y que no suelen alcanzar esta cota en anchura. En su primera etapa tienen forma más o menos globosa o de pera, están recubiertos por unos abundantes pelos, en este caso de tacto suave, no erizados, de color pardo castaño, que se pierden al madurar. Cuando se abre y alcanza el estado adulto la seta tiene forma de nido o más habitualmente acopada. Presenta tres estratos perfectamente diferenciados, la zona exterior es pilosa y de color pardo castaño, una especie de tela que tapa la boca es membranosa y blancuzca, desapareciendo con el tiempo, por último, la zona interior es lisa, no estriada, de color gris oscuro, en ocasiones casi negro, de apariencia brillante.

En el interior aparece la Gleba compuesta por una especie de huevitos llamados peridíolos, con forma de lenteja, en número aproximado de 10. Son de color muy oscuro y marcadamente brillantes, están unidos al fondo de la seta por una especie de hilo ligero.

Carne poco significativa sin olor ni sabor reseñables. No comestible aunque no es venenoso.

Se suele encontrar desde primavera hasta finales del otoño. El ejemplar fotografiado por Isidoro Alcobendas se ha encontrado en invierno.

Es más raro de encontrar que otros de su mismo género como Cyathus striatus y Cyathus olla.

Bibliografía

https://www.fungipedia.org/

https://micoex.org/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA LEOCARPO FRAGIL

Andrés Rodríguez González Febrero 6th, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

LEOCARPO FRAGIL  Leocarpus fragilis

Con Gonzalo Astete

Hongo del grupo de los Myxomicetos. Es una especie que habita por todo el mundo. Forman grupos de muchos individuos agrupados que le dan el aspecto de una puesta de huevos de algún insecto.

Es un hongo muy inconfundible. Son muy características las pequeñas bolitas de entre 0,5 y 1,5 milimetros de diámetro con las que hace visible y por la gran cantidad de ellas que presenta. También es muy significativo que esa enorme cantidad de pequeñas bolitas presente dos colores diferentes según la época de vida de los hongos, de joven es amarillo vivo, con aspecto pegajoso, después, cuando madura presentan color amarillo brillante o rojizo.

Esas pequeñas esferas son donde produce las esporas, su nombre técnico es Esporangios. Se rompen con mucha facilidad y de ellos salen multitud de minúsculas esporas de color verde.

Hay quienes consideran a estas setas como no pertenecientes al Reino de los Hongos, sino al Reino Protoctistas, en realidad son mohos que se alimentan de bacterias a las que atrapan por fagocitosis, es decir englobándolas dentro de su estructura y digiriéndolas ya que en su primara fase tienen forma y aspecto que les hacen parecerse a las amebas.

Vive en general sobre restos de plantas o donde existan restos de materia vegetal,en zonas con árboles entre alcornoques y encinas, también en bosques de coníferas, campos, parques y jardines.

Se desarrolla en otoño en invierno.

No es tóxico pero tampoco es comestible.

Bibliografía

http://www.fichasmicologicas.com/

https://micoex.org/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: CLATRO ROJO

Andrés Rodríguez González Enero 27th, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

CLATRO ROJO Clathrus ruber

Con Gonzalo Astete

Es un curioso hongo que en la madurez adquiere un aspecto muy peculiar, como de una malla abovedada de color rojo vivo. El nombre proviene del latín, “Clathrus” que significa enrejado y “Ruber”, rojo.

La parte aérea o carpóforo tienbe un tamaño en un principio de 4 a 6 cm de diámetro, de forma globosa a esférica, superficie del peridio lisa, blanca, con abultamientos que marcan una retícula. Al madurar se rompe la volva en placas irregulares, dejando al descubierto una estructura en forma de jaula abovedada, de apariencia esponjosa y frágil. Su interior es viscoso y pegajoso de color negruzco que desprende un olor fétido que atrae a las moscas verdes que consumen esa sustancia y a la vez actúan como dispersoras de las esporas.

Su carne es esponjosa y maloliente. Desconocemos si es comestible, no sabemos de nadie que la haya comido, si bien la literatura habla de que se puede consumir en su primer estadio de huevo, dicen que sabe a rábano. En la Edad Media se utilizaba en brujería.

Nace en cualquier época del año, crece en lugares muy diversos con abundante materia orgánica. Prefiere climas suaves. Puede salir en solitario o en grupos.

Bibliografía

http://www.fichasmicologicas.com/

https://micoex.org/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Gymnopilus suberis

Andrés Rodríguez González Enero 3rd, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Con Gonzalo Astete

Gymnopilus suberis

 

 

Fácil de identificar por su bonito color amarillo vivo y por crecer casi exclusivamente en alcornoques.

Poseen un Sombrero de entre dos a seis cm de diámetro, de carácter carnoso, al principio de su crecimiento es de forma semiesférico, después convexo-aplanado; margen enrollado. Cutícula  cubierta por fibrillas escamosas que de joven le dan un aspecto tomentoso y cuarteado formando placas escamosas en tiempo seco,  color amarillo anaranjado vivo, que después pasa a ocre amarillento-anaranjado.

Las Láminas son numerosas, apretadas, de color amarillo-anaranjado vivo, después ocre rojizo, oscurecen a la presión. 

El Pie es corto con relación al sombrero, cilíndrico, curvado, estrechado en la base que penetra en el sustrato, blanco amarillento. Poseen un Anillo muy alto, membranoso, de color más oscuro que el pie.

Su Carne es dura, amarillenta, sabor amargo y olor a hongo. No tienen valor como comestible, por su parecido como especie con G. spectabilis se le considera sospechoso de toxicidad.

Suele aparecer en otoño crece aislado aunque es más frecuente que lo haga en grupos sobre tocones y ramas caídas de alcornoque y, a veces, sobre otros Quercus.

Bibliografia

https://micoex.org/

https://granadanatural.com/

 

SETAS DE LA SERRANÍA: MAZA DE MORTERO TRUNCADA, CHUPETIN

Andrés Rodríguez González Diciembre 31st, 2020

SETAS DE LA SERRANÍA: MAZA DE MORTERO TRUNCADA, CHUPETIN

Con Gonzalo Astete

Nombre científico Clavaridelphus truncatus

También llamada Clavaria truncata

Su nombre “truncatus”, proviene del latín y quiere decir truncado, en relación a su aspecto.

Seta con un aspecto muy característico, tiene forma de clavo o maza con el extremo obtuso o algo hundido. Habitualmente su longitud no pasa de los 15 cm. con un diámetro de 3 a 4 cm. en su zona más ancha. Tienen color amarillento casi naranja en su parte superior, la obtusa, que se diferencia ligeramente del resto de la parte aérea que es más clara. Por esa forma tan curiosa se le da el nombre de Maza de Mortero Truncada.

El pie de esta seta es rugoso, tanto vertical como horizontalmente, es frecuente que aparezca sinuoso aunque también pueden ser rectos y más estrecho en la base. Su color es más claro que la parte superior obtusa de la seta, pero sin diferencias morfológicas, formando un conjunto uniforme.

Otra curiosidad de la seta es que el “himenio”, la parte fértil, recubre toda su superficie. Su carne es consistente, fibrosa, algo esponjosa, de sabor bastante dulce y olor a hongo, por ese sabor dulzón y agradable se le introducía a los niños pequeños en la boca a modo de chupete, de ahí el nombre popular de Chupetín. Cambia ligeramente al marrón cuando se corta.

Produce esporas amarillentas.

Es una especie que vive asociada a raíces de  coníferas aunque también aparece en robledales. Aparece, a veces, con profusión, en verano y otoño en pinares y entre los pinsapos de la Sierra de las Nieves. Suele verse en ramilletes, en forma de corros de brujas, pero también en solitario.

Tiene un sabor muy dulce que es apreciado en algunas zonas. El problema es que su textura un poco desagradable, motivo por el cual se utiliza molido o batido para confeccionar postres. Contiene manitol, sustancia que le da dulzor y la hace algo laxante por lo que se debe de moderar su consumo.

Como en otras setas, tiene propiedades anticancerígenas por su contenido en ácido clavárico, actualmente está siendo motivo de estudio para su aplicación en procesos tumorales.

Bibliografía

http://www.amanitacesarea.com/

https://ginaspieceofcake.co/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Hifoloma de láminas verdes.

Andrés Rodríguez González Diciembre 9th, 2020

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Con Gonzalo Astete

SETA FASCICULADA. Hifoloma de láminas verdes. Hypholoma fasciculare

Se trata de una seta venenosa que puede originar fuertes trastornos intestinales.

Es una seta bastante común que se puede encontrar en primavera e invierno pero más abundante en otoño. Esta seta crece formando ramilletes unidos por la base del pie.

Siempre la vamos a encontrar en madera muerta, ya sea de coníferas como de otros árboles frondosos. Se puede asegurar aunque de la impresión de que se desarrolla sobre el suelo, bajo ella se encuentran restos de maderas enterrados o raíces de árboles o matorrales.

Tiene un Sombrero de entre 2 y 8 cm de diámetro, en la primera etapa de su crecimiento es globoso, pronto adopta forma convexa y finalmente se va aplanando hasta llegar en ejemplares viejos a ser plano totalmente.

La cutícula tiene color ocre amarillento en su zona central, según va creciendo se va volviendo ocre anaranjada desde el centro. El margen de curvado a liso, bastante regular, los ejemplares jóvenes a veces restos de la cortina o velo, pero por la lluvia desaparece rápidamente.

Las láminas son numerosas, desiguales, adherentes o algo escotadas, de color pálido en su primera etapa, pero terminan verdeando y finalmente adoptan color verde púrpura cuando llega la producción de esporas que tienen color negro violáceo.

El pie cilíndrico que puede alargarse bastante. Es fibroso, esbelto y hueco, de un color amarillo que suele volverse anaranjado hacia la base y se oscurece con la edad. Suele tener fibrillas más oscuras.

Su carne es poco elástica de color amarillo sobre todo en el pie que por ello, es muy flexible. Su olor es desagradable y su sabor muy amargo, incluso después de una larga e hipotética cocción. Es muy difícil que se produzca una intoxicación por ser muy amarga y pestilente.

Pude confundirse con Hypholoma capnoides que también crece en grupos pero es de carne dulce y blanca, sus láminas son de color grisáceas.

Bibliografía

https://www.fungipedia.org/

https://www.vivelanaturaleza.com/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA Con Gonzalo Astete ORONJA LIMÓN Amanita citrina

Andrés Rodríguez González Diciembre 7th, 2020

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Con Gonzalo Astete

ORONJA LIMÓNAmanita citrina

También conocida como  Amanita color limón.

Aunque inspira temor por ser una Amanita es una seta comestible pero de muy  baja calidad por su sabor amargo y desagradable. Hay quien la cocina mezclada con especies picantes. Se recomienda no cogerla por qué es posible confundirla con la mortal Amanita Phalloides que es más verdosa y menos amarilla. También se puede confundir con Amanita junquillea y con Amanita gemmata.

Tiene Sombrero carnoso que va pasando de globoso a plano convexo y que se rompe con facilidad, de un diámetro que varía entre los cuatro y los doce cm. en ejemplares desarrollados. Es carnoso, frágil, consistente y con la edad vuelve algo más blando. El margen incurvado evoluciona a plano, no estriado, y suele estar decorado con restos de velo universal a modo de pequeñas puntillas.

Su superficie lisa y uniforme. Cutícula es de un color limón, con mucha variación de intensidad, desde el casi blanco al amarillo limón, a veces con tonos verdosos. Verrugas planas y blancas que el final de si vida tornan a pardas. Láminas blanquecinas con reflejos amarillentos, libres y apretadas.

El Pie es cilíndrico, de color blanco a amarillo muy claro, recto, de unos 5 a 15 cm. de altura por de 1 a 2 cm. de diámetro. Se presenta lleno en un principio, al crecer su centro se deshace volviéndose casi hueco. Tiene un anillo colgante, alto, del mismo color que el pie, amplio, algo granuloso en su borde y estriado en la parte superior. Su base se ensancha un bulbo esférico rodeado de una volva blanca. Si lo cortamos, su color no varía en ejemplares jóvenes, pero a medida que crece la parte central se va enrojeciendo levemente.

Produce esporas blancas.

Esta seta tiene un olor característico y desagradable como a rábano o patata podrida.

Vive en bosques caducifolios, pero también encinares e incluso pinares. También la hemos encontrado en el pinsapar de la Nava de los Pinsapos.

Se encuentra a finales de verano  y en otoño.  No suele aparecer en pocos sitios, pero donde lo hace es abundante.

Bibliografía

http://www.fichasmicologicas.com/

http://www.amanitacesarea.com/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: PARASOL

Andrés Rodríguez González Diciembre 6th, 2020

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: PARASOL. Matacandelas, apagador.  Macrolepiota procera

Con Gonzalo Astete

Sus nombres populares atienden a sus formas características. Cuando son jóvenes, al estar el sombrero cerrado, parecen baquetas de tambor y cuando son adultas, a sombrillas.

Su nombre científico proviene del latín “procer”, alto, por su gran porte. Su aspecto elegante, pero con colores discretos y apagados, llevó a la errónea idea de que era tóxica.

Es una especia muy común, fructifica en casi todos los hábitats, fundamentalmente en claros de bosques, pastizales y bordes de caminos. Aparece individualmente o en grupos, a veces numerosos.

Al principio, el sombrero tiene una forma muy característica, de ovoide, pasa a campaniforme y finalmente aplanado muy extendido. De gran tamaño, puede llegar a 30 cm. de diámetro en su madurez. Posee una cutícula fibrosa, de fondo blanco grisáceo, seca y agrietada en gruesas escamas marrones, dispuestas en círculos concéntricos sucio y con escamas dispuestas radialmente, más numerosas y apretadas en el centro y de color marrón grisáceo. Esta cutícula, se separa de la carne fácilmente. Su margen es festoneado, roto y fibroso.

El tallo es esbelto, elegante, recto, atigrado, hueco y fibroso, bulboso en la base y recubierto de escamillas marrones. Anillo doble en la parte superior, movible sin dejar huella, color oscuro. Carne elástica blanca, al corte se tuesta ligeramente con tintes rosados.

Es característico su olor a harina.

Son excelentes comestibles, poseen un sabor excelente.  Se considera una “Carne vegetal”, perfecta para cocinarla empanada, se corta en cuatro trozos, empaparlos en leche, pasar por harina y huevo y freír. Desechar el fibroso pie. También se consume a la plancha y como guarnición de carnes rojas. Con otras verduras y embutidos se come ala horno como si fuera una base de pizza. Se recomienda no cocinar los parasoles de sombrero inferior a 10 cms. diámetro.

Es necesario tener especial cuidado, nunca se deben coger parasoles de cunetas de carreteras ni cerca de pistas forestales con cierto tráfico ya que absorben los metales pesados de tubos de escape de los vehículos.

Para distinguirla de otras parecidas que pueden no ser comestibles debemos fijarnos en tres cosas, que su anillo sea móvil, el tallo fibroso al romperlo y el sombrero con placas de cutícula dispuestas en círculos concéntricos.

Se puede confundir con otras Macrolepiotas de comestibilidad dudosa como M. mastoidea (que tiene anillo simple), M. rhacodes (más baja) y otras dudosas como M. venata (con simetría radial y no concéntrica en el sombrero). También hay que comentar su parecido con Lepiotas tóxicas, todas ellas mucho más pequeñas, como la Lepiota clypeolaria, o la Lepiota cristata , que parecen una reproducción en miniatura de la Macrolepiota procera. Difícilmente se podría confundir con la tóxica Amanita pantherina , de color marrón, con escamas blancas y anillo membranoso.

En nuestra zona aparece en otoño siempre que sean lluviosos.

Bibliografía

http://www.fichasmicologicas.com/

http://www.amanitacesarea.com/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Con Gonzalo Astete

PARASOL. Matacandelas, apagador.  Macrolepiota procera

Sus nombres populares atienden a sus formas características. Cuando son jóvenes, al estar el sombrero cerrado, parecen baquetas de tambor y cuando son adultas, a sombrillas.

Su nombre científico proviene del latín “procer”, alto, por su gran porte. Su aspecto elegante, pero con colores discretos y apagados, llevó a la errónea idea de que era tóxica.

Es una especia muy común, fructifica en casi todos los hábitats, fundamentalmente en claros de bosques, pastizales y bordes de caminos. Aparece individualmente o en grupos, a veces numerosos.

Al principio, el sombrero tiene una forma muy característica, de ovoide, pasa a campaniforme y finalmente aplanado muy extendido. De gran tamaño, puede llegar a 30 cm. de diámetro en su madurez. Posee una cutícula fibrosa, de fondo blanco grisáceo, seca y agrietada en gruesas escamas marrones, dispuestas en círculos concéntricos sucio y con escamas dispuestas radialmente, más numerosas y apretadas en el centro y de color marrón grisáceo. Esta cutícula, se separa de la carne fácilmente. Su margen es festoneado, roto y fibroso.

El tallo es esbelto, elegante, recto, atigrado, hueco y fibroso, bulboso en la base y recubierto de escamillas marrones. Anillo doble en la parte superior, movible sin dejar huella, color oscuro. Carne elástica blanca, al corte se tuesta ligeramente con tintes rosados.

Es característico su olor a harina.

Son excelentes comestibles, poseen un sabor excelente.  Se considera una “Carne vegetal”, perfecta para cocinarla empanada, se corta en cuatro trozos, empaparlos en leche, pasar por harina y huevo y freír. Desechar el fibroso pie. También se consume a la plancha y como guarnición de carnes rojas. Con otras verduras y embutidos se come ala horno como si fuera una base de pizza. Se recomienda no cocinar los parasoles de sombrero inferior a 10 cms. diámetro.

Es necesario tener especial cuidado, nunca se deben coger parasoles de cunetas de carreteras ni cerca de pistas forestales con cierto tráfico ya que absorben los metales pesados de tubos de escape de los vehículos.

Para distinguirla de otras parecidas que pueden no ser comestibles debemos fijarnos en tres cosas, que su anillo sea móvil, el tallo fibroso al romperlo y el sombrero con placas de cutícula dispuestas en círculos concéntricos.

Se puede confundir con otras Macrolepiotas de comestibilidad dudosa como M. mastoidea (que tiene anillo simple), M. rhacodes (más baja) y otras dudosas como M. venata (con simetría radial y no concéntrica en el sombrero). También hay que comentar su parecido con Lepiotas tóxicas, todas ellas mucho más pequeñas, como la Lepiota clypeolaria, o la Lepiota cristata , que parecen una reproducción en miniatura de la Macrolepiota procera. Difícilmente se podría confundir con la tóxica Amanita pantherina , de color marrón, con escamas blancas y anillo membranoso.

En nuestra zona aparece en otoño siempre que sean lluviosos.

Bibliografía

http://www.fichasmicologicas.com/

http://www.amanitacesarea.com/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: PIE DE GALLO.

Andrés Rodríguez González Diciembre 2nd, 2020

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Con Gonzalo Astete

PIE DE GALLO. Ramaria amarilla, Barbas de chivo, Patita de rata. Ramaria flavescens

Seta del grupo de los Basidiomicetos.

Es característica su parte aérea que parece un coral o coliflor de hasta diez a 15 cm de alto y entre 10 y 25 cm de ancho, puede llegar a alcanzar más de un palmo de diámetro. Posee un solo tronco de color blanco que al aflorar a superficie se pone amarillo o base sólida y espesa. El tronco hace las veces de pie, de él salen sucesivas ramificaciones que terminan en pequeñas puntas en forma de U o de V amarillas que con la edad van pasando a amarillo-ocráceo por las esporas amarillo-pálido a amarillo-rosado o albaricoque.

La carne es consistente en el tronco y frágil en las ramificaciones, blanca y sin sabor ni olor especial, blanda y veteada. Olor y sabor agradables. Produce esporas amarillas, de forma elíptica, verrugosas.

Se puede confundir con Ramaria flava, pero es color amarillo-azufre, presenta diferencias microscópicas. Tambien con Ramaria aurea, de color amarillo-ocre y con Ramaria formosa, que es tóxica, de color rosa-salmón.

Es una seta típicamente de otoño, con un período de fructificación que va de septiembre a noviembre con octubre (si hay lluvias)como mes de máxima producción.

Ha sido encontrada en el Parque Natural Sierra de Las Nieves, en el camino de Conejeras al Cortijo de Quejigales, antes de llegar a la Nava de los Pinsapos, en una zona con alcornoques, encinas y pinos. Localizada por Juan Manuel Marín Galindo a quien agradecemos que nos haya permitido usar la foto y las informaciones aportadas sobre el lugar de recogida.

Buen comestible de joven.

Bibliografía

http://www.fichasmicologicas.com/

http://guiahongosnavarra1garciabona.blogspot.com/

Next »