Archive for Septiembre, 2016

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Mantis acorazada, Mantis africana

Andrés Rodríguez González Septiembre 28th, 2016

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Mantis acorazada, Mantis africana. Sphodromantis viridis 

 
Se trata de un insecto de la familia Mantidae (Mantis) ampliamente distribuido por la Serranía de Ronda. A veces, cuando el otoño se retrasa es fácil de localizar estos insectos deambulando entre las hierbas secas o en zonas de cultivos de huertos, tierra, ramaje o tallos de plantas. Son seres de hábitos diurnos. Es una especie que se adapta bien al entorno en que vive. Podemos encontrarla tanto en zonas de matorral, con clima muy seco, como en jardines y bosques con mayor contenido en humedad ambiental. En general podemos encontrarla en ambientes en los que exista una buena cantidad de insectos de los que alimentarse.
Las mantis son de color verde o pardo, pudiendo tomar diversas tonalidades intermedias.
Esta Mantis es identificable por los puntos u ocelos blancos bien visibles sobre los élitros o alas quitinosas. Las hembras son algo mayores, pueden llegar hasta los 9 cms, mientras que los machos apenas llegan a 7 cms. Como todos los insectos, el cuerpo de la mantis se compone de tres partes: cabeza, tórax y abdomen.
La cabeza es muy corta en comparación con el toráx y abdomen, está provista de antenas, fuertes mandíbulas y un par de ojos compuestos grandes. La cabeza gira fácilmente hasta 180 grados.Tienen tres pares de patas, los dos pares de patas posteriores son marchadores, mientras en par delantero está adaptado a la actividad predadora. Estas patas poseen dos características notables, en primer lugar la forma de articularse y en segundo lugar el conjunto de pinchos o espinas de su cara interna. Estas peculiaridades facilitan la retención de las presas capturadas por estos animales. En reposo o en actitud defensiva, la mantis mantiene las articulaciones de las patas delanteras plegadas, dándole al animal el aspecto de estar rezando, de ahí el apodo de “mantis religiosa” con el que en algunos lugares se le conoce. El abdomen es alargado y algo globoso. Sobre este descansan los dos pares de alas, el primero de aspecto recio, quitinoso, con un gran ocelo blanco en cada uno de ellos y está destinado a proteger al segundo par de alas de aspecto membranoso, que es el que proporciona a la mantis la capacidad de volar.
Es una especie africana con incursiones en el sur europeo, especialmente en la mitad sur la Península Ibérica.
La mantis es un insecto depredador, tiene una dieta exclusivamente carnívora, siendo su principal fuente de alimento otros tipos de insectos y arácnidos. Acecha a sus víctimas inmóvil en algún arbusto, o matorral. Para cazar goza de un sentido de la vista muy desarrollado gracias al enorme campo visual que le facilitan la gran movilidad de la cabeza junto con sus grandes ojos compuestos. Mantiene el par de patas anteriores plegadas y juntas mientras espera para atacar, por lo que parece que está rezando. Una vez localizada la presa, la mantis se muestra como un insecto muy ágil y veloz en sus movimientos. Para capturar a sus presas estira velózmente el conjunto articulado de sus patas anteriores, plegándolas y retrayéndolas rápidamente entorno al tórax o abdomen de la presa. Las espinas de los bordes y caras internas de estas patas facilitan la prensión de la víctima. Las mantis devoran con sus fuertes mandíbulas a sus presas inmediatamente después de su captura.
Durante el verano tiene lugar el apareamiento. Este es complejo y no exento de problemas, principalmente para el macho que frecuentemente suele acabar devorado por la hembra. El apareamiento comienza con la emisión de feromonas (sustancias químicas volátiles que pueden ser detectadas por otros especímenes a mucha distancia) por parte de las hembras y que son captadas por los machos, que son más ágiles volando. La cópula comienza con una aproximación muy cautelosa del macho y siempre por atrás, una presentación frontal normalmente acaba con la predación del macho. Después de varios tanteos e intentos, el macho queda fijado a la hembra, quedando este muy atrás, evitando de este modo un ataque fatal por parte de la hembra. A partir de este momento el macho comienza a depositar sus espermatozoides dentro del abdomen de la hembra. Con frecuencia la hembra se come la cabeza del macho, quedando este decapitado. Parece ser que este hecho estimula la capacidad reproductiva del macho. El apareamiento puede durar unas dos horas. Al final de la cópula la hembra puede terminar de devorar al macho o bien dejarlo, en el segundo caso si el animal está decapitado puede vivir hasta 24 horas más. Cada hembra puede ser fecundada por más de un macho. La hembra deposita, a final de verano o en otoño, sus huevos en montoncitos espumosos llamados ootecas, que ata a las ramitas o coloca debajo de piedras y maderas. La espuma se endurece pronto, lo que protege los huevos hasta que se abren sobre los meses de abril-mayo. Cada saco puede albergar entre 200 y 300 huevos. El tiempo de incubación suele ser de unos 6 meses. Por lo tanto el ciclo vital de una mantis es inferior a un año.
Las mantis cuando nacen, lo hacen en estado de ninfa, mudan su envoltura hasta 6 veces antes de convertirse en ejemplares adultos. Para ello se suspenden de alguna ramita, hacia abajo. El color del medio en el que habita durante su última muda determina el color del adulto.

Las fotos magníficas como todas las suyas, son de José María Canca a quien agradezco su cesión para publicarlas.

Bibliografía
www.granadanatural.com

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Tipula. Mosquito de las huertas.

Andrés Rodríguez González Septiembre 25th, 2016

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Tipula. Mosquito de las huertas. Nombre científico Tipula sp

Parece un mosquito gigante, de echo mucha gente lo mata creyendo eliminar un peligro, pero en realidad no pica, es una mosca enamorada.
Insecto que pertenece al grupo de los Dipteros, como las moscas y mosquitos. Son muy características sus patas son muy largas y frágiles.
La típula es en realidad una mosca de grandes alas,  patas largas y abdomen  muy estirado (que asociamos con un enorme aguijón pero que no lo es). Este insecto se alimenta fundamentalmente de materia vegetal en descomposición. No afecta a las personas ni animales pero es dañino para huertas, cereales, alfalfa y césped. Los adultos no causan daños viven para reproducirse y lo verdaderamente fastidioso hasta el punto de ser considerado una plaga es la larva, que tiene forma cilíndrica, sin patas, de color marrón grisáceo, la larva tiene unos 3 cms de largo (más grande que el adulto) y de piel muy dura. Las larvas roen el cuello de plántulas, se alimentan de semillas germinadas, destruyen las raíces y las hojas tiernas próximas al suelo.
En esta especie, la proporción de hembras frente a machos es muy pequeña, y cuando tiene lugar el apareamiento, muchos de ellos son “rechazados”, deambulando de un sitio a otro y colándose donde pueden en busca de hembra. No es raro que lo que vemos volando dentro de casa o alrededor de la luz sean machos que no han encontrado pareja.
Los adultos aparecen en primavera, y la hembra realiza la puesta en el suelo preferentemente en zonas húmedas. Las larvas comienzan a alimentarse de restos de materia orgánica y más tarde de las raíces del cultivo. Cuando completa su desarrollo pupa, con clima favorable suelen aparecer los adultos en otoño que darán lugar a una nueva generación. Esta segunda generación pasa el inverno en el suelo en forma de larva que continúa su alimentación hasta que vuelven a formarse las pupas. Con la llegada de la primavera surgirán los nuevos adultos, completándose así el ciclo biológico. Puede tener una o dos generaciones anuales.
Si se han producidos daños graves otros años, conviene realizar un tratamiento preventivo a finales de primavera, o inicio del verano, para actuar contra las primeras larvas. Si se observan daños o presencia del insecto repetir el tratamiento.
De forma general, contra todas las plagas del suelo conviene dar un riego para obligar a los insectos a subir a la superficie para respirar y a continuación realizar el tratamiento. De esta forma aumenta su eficacia. En el cesped es muy conveniente airearlo ya que se obliga a exponer las larvas y huevos al exterior, reduciéndose su número.
Bibliografía
https://benedictinas.wordpress.com
www.agrologica.es

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Langosta Egipcia, Saltamontes egipcio Anacridium aegyptium

Andrés Rodríguez González Septiembre 21st, 2016

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Langosta Egipcia, Saltamontes, cigarrón. Anacridium aegyptium

Es un insecto ortóptero de la familia Acrididae, muy común en el sur de España y norte de África, es fácil de ver en el campo y sobre todo en huertos y jardines donde existe alimento y menos peligros para ellos.
Es un insecto grande, el tamaño de las hembras adultas puede alcanzar los 9 cm, los machos son de menor tamaño. Es fácilmente identificable por los ojos con rayas verticales claras y oscuras. Cuando es pequeño las alas prácticamente no se han desarrollado y puede presentar colores muy variados desde un verde fuerte a un marrón anaranjado.
Esta langosta es propia de lugares cálidos, vegetariana, vive en árboles y arbustos, es frecuente y fácil de ver durante la mayor parte del año. El invierno lo pasa en estado ya adulto. La langosta egipcia, lleva por lo general una vida solitaria. Cuando se ven en peligro huyen a saltos y también regurjitan un líquido marrón semipegajoso para repeler a otros insectos pero totalmente inofensivo para el hombre.
Se relaciona con sus congéneres sólo cuando llega la época de apareamiento, en la que el macho, siempre de menor tamaño que la hembra, buscará una pareja para procrear. La puesta de huevos se realiza en el suelo, donde la hembra construye un nido en forma de vaina que recubre con una sustancia espumosa, ésta, al endurecerse, forma una saco protector hasta que salen las crías o ninfas (entre 100 y 200 por puesta) que antes de convertirse en adultos sufren siete mudas. Las ninfas tienen un aspecto bastante distinto al de los adultos, su color suele ser de un verde intenso que sirve de camuflaje en la maleza. Ese color y aspecto será el que presenten hasta que cambien al estado de adulto o imago, que es como se denomina científicamente al individuo completamente desarrollado. Para llegar a ese punto pasaran por 7 fases, entre cada una de las cuales el saltamontes debe mudar forzosamente su piel externa para poder crecer. Esto es así porque el exoesqueleto de los insectos funciona como un armazón protector, para ello internamente se produce una secreción que ablanda la cutícula y favorece su rotura. Ese instante llega cuando la ninfa duplica su peso respecto a la última muda, independientemente de cual sea su edad, por lo que los más comilones suelen llegar antes a la madurez. Es un momento traumático el tener que desembarazarse del esqueleto que le protege ya que quedan expuestas a los enemigos como roedores, erizos, cernícalos y otras aves que pueden devorarlas, pero rápidamente se hincha bombeando sangre para aumentar de tamaño, segrega una nueva cutícula y se pone al sol para que se le endurezca.
Las nubes de langosta, de la familia Acrididae, son frecuentes en el norte de África, cuando los grupos son numerosos ocasionan grandes problemas en los cultivos ya que son muy voraces. La explosión demográfica hace que la propia langosta cambie de hábitos e incluso de coloración y aspecto físico. Adoptan un comportamiento gregario, en el que millones de individuos se desplazan a más de 100 km/h con ayuda del viento, avanzando en una jornada más de 3.000 km. El lugar en el que se posan queda devastado, ya que a veces los grupos pueden ser de hasta 80 millones de insectos. Poco a poco, la inmensa mayoría de ellas morirá y el resto volverá a transformarse en apacibles animales solitarios.
Los nativos de las tribus subsaharianas comen langostas para la ingesta de proteínas, y con razón, pues comparado con un bistec tienen un 150% más de proteínas, en muchos países constituyen un alimento muy apreciado.

En la Biblia existen referencias a estos animales: Éxodo 10,12 «Yavé, entonces, dijo a Moisés “Extiende tu mano sobre la tierra de Egipto para que venga la langosta y devore toda la hierba del campo, todo lo que quedó después del granizo.”» Éxodo 10,13 «Moisés extendió su bastón sobre el país de Egipto, y envió Yavé un viento del oriente todo aquel día y aquella noche.» Y, aunque Moisés no siguió al pie de la letra las instrucciones de su dios, ya que extendió su cayado en vez de la mano, sucedió los que se narra en Éxodo 10,14 «Al amanecer, el viento del oriente había traído las langostas que invadieron Egipto y se desparramaron por todas las tierras en tal cantidad que nunca habían visto tantas, ni jamás volverán a verlas. Ocultaron la luz del sol y cubrieron todas las tierras»
Esta cita bíblica es la descripción de un sorprendente fenómeno migratorio animal que aún sigue provocando estragos hoy en día. El causante del mismo es un grupo de saltamontes que comúnmente se denomina langostas, de los que existe una gran variedad de especies distribuidas por todo el planeta. Uno de sus máximos exponentes, por tamaño, es la gran langosta egipcia, ampliamente difundida por la región mediterránea y de color marrón grisáceo en su etapa adulta. Es posible que la langosta egipcia no fuese la causante de la octava plaga bíblica, ya que la costumbre gregaria es más frecuente en otras especies cercanas, como la langosta marroquí (Dociostaurus maroccanus).
Afortunadamente, nuestras latitudes no son propensas a estos eventos migratorios y sólo esporádicamente nos llegan enjambres desde África, pero el avance de la desertización y el cambio climático al que actualmente estamos sujetos bien podría empeorar esta situación. A las Islas Canarias han llegado transportadas por el viento desde el desierto del Sahara algunas plagas.

Bibliografía
observandolanaturaleza.blogspot.com
www.almabiologica.com

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Hinojo de sangre (Foeniculum sanguineum)

Andrés Rodríguez González Septiembre 16th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Hinojo de sangre (Foeniculum sanguineum)

Especie muy interesante y nueva para la ciencia. Enrique Triano y Antonio J. Pujadas son quienes tienen el honor del descubrimiento científico, que llega cuando publican un artículo dándola a conocer en la revista Acta Botánica Malacitana 40. 71 – 88 en el año 2015. En la publicación también intervienen J. Anaya, M. Grande, C. Raposo, P. Torres y P. Hernández. Esta especie era conocida desde hace un tiempo por Juan Ríos que la había localizado en los alrededores de Ronda y en el Arroyo de La Ventilla.
Las fotos que acompañan han sido realizadas por Gonzalo Astete y la identificación la ha realizado Manuel Becerra Parra, para ambos mi agradecimiento, a uno por permitir usar las fotos y al otro por la identificación.
Es una especie de hinojo exclusiva, al parecer, del soroeste de España y Marruecos.
Se diferencia fácilmente del hinojo normal (Foeniculum vulgare) que es muy usado en la zona para aderezo de aceitunas, por tener los pétalos de las flores rojos y el polen rosado, en fresco. Es una especie diploide tiene 22 cromosomas. Contiene aceites esenciales en los que coincide con el hinojo vulgar pero también tiene otros peculiares suyos. Además los análisis genéticos realizados han demostrado que es una especie nueva.
El Holotipo, en la Ciencia, es el ejemplar o ejemplares que sirven al autor para realizar la descripción de la especie nueva. Pues bien el holotipo de esta nueva especie de hinojo fueron unos ejemplares recogidos por Triano y Pujadas en Benamahoma en 2.016.

Es una especie mucho menos abundante que el hinojo vulgar que está presente en la Serranía de Ronda en muchísimos lugares.  Pero cada vez son más naturalistas los que localizan esta especie ya que los ejemplares fotografiados estaban en un camino muy frecuentado situado en las proximidades de Ronda.

Bibliografía
www.biolveg.uma.es/

CURIOSIDADES CIENTÍFICAS: El “Silphium”, la píldora del día después de los romanos.

Andrés Rodríguez González Septiembre 14th, 2016

CURIOSIDADES CIENTÍFICAS
El “Silphium”, la píldora del día después de los romanos.
“El láser, un jugo que se extrae del silphium, tal y como hemos comentado, es considerado como uno de los mayores regalos de la naturaleza, se utiliza en muchos preparados medicinales. Por sí solo calienta y revive a personas entumecidas por el frío y, tomado bebido, alivia afecciones de los nervios. Se da también a las mujeres con vino y se usa con lana suave como un pesario (supositorio vaginal) para provocar hemorragias menstruales (y con ello, abortos)”. Esto es lo que dice PLINIO EL VIEJO, en su Historia Natural, Libro XXII, capítulo XLIX.

Podemos pensar si en realidad es una fantasía del mundo romano recogida por el gran historiador y naturalista o es realidad. Parece ser cierto la existencia de esa planta, dadas la gran cantidad de referencias que se encuentran sobre esta planta tanto en el mundo egipcio, griego, romano y de la antigua Mesopotamia.
El Silphium era una planta cuyo uso estuvo muy extendido durante la antigüedad remontándose su utilización desde al menos el s.VII a.C. Sus usos eran de lo más variado y lo mismo servía para condimentar la comida, para hacer perfumes o como eficaz remedio para todo tipo de males y dolores. Pero sobre todas estas, la cualidad más valorada del Silphium, era su poderosa capacidad para provocar abortos, por lo que se convirtió en una indispensable herramienta para el control de natalidad en el mundo antiguo.
Las curiosidades de esta planta comienzan con su semilla, que tenía forma de corazón con todo el poder simbólico y mágico que eso conlleva. De la planta se aprovechaba todo y cada parte era utilizada para cosas diferentes. De las flores se extraía el perfume. Del tallo se sacaba la especie para condimentar alimentos y de la resina y las raíces se preparaban medicamentos que, según nos cuenta Plinio El Viejo, se utilizaban como remedio contra la tos, los dolores de garganta, para bajar la fiebre, contra la indigestión, contra la retención de líquidos, contra todo tipo de dolores, para combatir la lepra, las verrugas e incluso como crece pelo.

Pero su utilización más apreciada era como método abortivo. Según Plinio, se mezclaba un poco de lana suave con la resina del Silphium y se hacía con ello una pelotita, a modo de una pequeña píldora, que se introducía en la vagina para provocar el flujo menstrual. Por lo visto era mano de santo y su efectividad estaba asegurada, siendo muy común su uso como una especie de “pastilla del día-después”. Su secreto, al parecer, residía en el alto contenido de estrógenos que contenía la planta.
Pero el abuso en la recogida de la planta, también en que de ella se usaba todo y que crecía solo en una zona de la actual Libia (Cyrene para los romanos). Lo cierto es que esta planta está extinta y desapareció hace ya muchos siglos. Ya hemos citado entre las causas que una de las principales que provocaron su extinción fue la sobreexplotación humana. También se cree que en su desaparición influyó que se dieran unas épocas de sequía junto con una moda que se generalizó de alimentar a los animales con esta planta, pues decían que mejoraba las cualidades de la carne. Sea el motivo que fuera, el caso es que el Silphium no ha llegado hasta nuestros días y si hacemos caso a las antiguas crónicas la última planta de Silphium fue llevada al emperador Nerón quien dio buena cuenta de ella se supone que como condimento en la comida.

Bibliografía
asifueronlascosas.blogspot.com

PAISAJES DE LA SERRANÍA DE RONDA Puerto del Viento, (1.190 metros de altitud sobre el nivel del mar). Serranía de Ronda.

Andrés Rodríguez González Septiembre 13th, 2016

PAISAJES DE LA SERRANÍA DE RONDA: Puerto de El Viento

Puerto del Viento, (1.190 metros de altitud sobre el nivel del mar). Serranía de Ronda.
Separa la Meseta de Ronda de la cuenca hidrográfica del Río Turón. A la derecha de la foto, el pico de El Viento, a la izquierda, el Cancho La Pepa. Nudo importante de comunicaciones ya que por allí pasaba el camino que comunicaba Málaga y el Valle del Guadalhorce con Ronda y la Serranía. Quedan retazos de ese camino en el Puerto de Los Empedraos, donde nació el bandolero Pasos Largos y desde La Añoreta y el Boquete de Roque hasta el pueblo de El Burgo. Zona usada desde tiempos prehistóricos, existen restos de Dolmenes y pinturas en las covachas de la zona (curiosamente una de ellas representa un barco), también restos de un Miliario romano, de tiempos más recientes también existen huellas, como las ruinas del cortijo de La Breña, donde sacaron el cadáver tiroteado por la guardia civil después de muerto de Pasos Largos (pero esa es otra historia que otro día contaré), y más reciente aún restos de trincheras de la Guerra Civil.

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Barquerillo, Chinche Remero. Notonecta glauca

Andrés Rodríguez González Septiembre 10th, 2016

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Barquerillo, Chinche Remero. Notonecta glauca

Son insectos acuáticos del grupo de los Hemipteros de la familia Notonectidae. En realidad son chinches que viven en el agua, bastante común en estanques y en riachuelos, tienen forma aerodinámica con un cuerpo gordo, de hasta 16 mm de largo, de color verde, marrón o amarillento.
Tiene como presas múltiples organismos, incluyendo insectos acuáticos y zooplancton así como presas terrestres atrapadas en la superficie del agua. Atacan también a renacuajos y peces pequeños y es de destacar que reducen significativamente la densidad de larvas de mosquitos.
Aunque los barquerillos adultos pueden volar cuando se seca el estanque, su ciclo de vida entero, desde huevo, los cinco estadios de ninfa y adulto, lo pasan en el agua. En todas las fases de su vida son predadoras. Son distinguibles de otros insectos acuáticos por su hábito de nadar de arriba debajo de manera vertical. Las patas traseras son alargadas y están modificadas para la natación. Las presas son atrapadas con el primer y segundo par de patas, agujereadas con el pico que es corto y perforados, y luego sus tejidos son succionados. La parte exterior del insecto, el esqueleto externo es descartado y no comido.
Su picadura es dolorosa, por ello recibe también el popular nombre de “abeja de agua”.
Las especies de Hemípteros acuáticos como las nepas o mal llamados “escorpiones de agua” (Nepidae), los zapateros (Guerridae), las hidrómetras o patinadores (Hydrometridae), las chinches remeras (Notonectidae) y las chinches gigantes acuáticas (Belostomatidae), pueden causar leves pero dolorosos picotazos al capturarlas y manipularlas, aunque el dolor es puramente mecánico, no tienen veneno.
Bibliografia
www.forovegetariano.org

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA: Libélula tigre.

Andrés Rodríguez González Septiembre 10th, 2016

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA

Colección Libélulas

Con Gonzalo Astete

Libélula tigre Onychogomphus forcipatus

Es un insecto del orden de los Odonatos que pertenece a la familia Gomphidae.    En su cuerpo predominan el amarillo y el negro, de ahí el nombre de “libélula tigre”.

El cuerpo suele medir unos 5 cm. de largo, muy similar a Onychogomphus uncatus, con la que se suele confundir. Para diferenciarlas observamos el triángulo anal de las alas posteriores en los machos. En O.uncatus, encontraremos que el triángulo anal está formado por 3 celdillas, mientras en O. forcipatus está formado por 4 celdillas.

La cabeza presenta la cara jaspeada de negro y amarillo. El tórax es amarillo con unas líneas anchas y sinuosas en los costados. Las patas tienen las tibias negras y los fémures negros y amarillos. Las alas totalmente hialinas tienen un pterostigma negro alargado. El abdomen es negro con manchas dorsales amarillas, que son aproximadamente triangulares y constreñidas en el centro de los segmentos del 2º al 7º, y en el macho es fino en la base y netamente dilatado en los segmentos del 7º al 10º, mientras que en la hembra es cilíndrico y paralelo.    Una de las características principales es el color azul de los ojos en el área mediterránea, siendo verdosos en el norte de Europa.

Se distribuye por Europa, excepto Gran Bretaña. También por el Norte y Este de África.

En la Península aparentemente ausente en la cornisa cantábrica y Galicia. En la Serranía de Ronda vuela de mayo a septiembre, en arroyos y torrentes de aguas limpias.

Está considerada una especie “vulnerable” en España.

 

Bibliografía

iberianodonataucm.myspecies.info/

www.redjaen.es

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Lentisco. Almácigo, charneca.

Andrés Rodríguez González Septiembre 8th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Lentisco. Almácigo, charneca. Pistacia lentiscus

Planta perteneciente a la familia de lasa Anacardiáceas. Esta familia incluye unas 600 especies, que abarcan géneros tan apreciados como el Mango, los Pistachos y las Nueces de Merey. Son frecuentes las especies ricas en taninos, muy usados para curtir cueros, otras son productoras de resinas y esencias para producir lacas y barnices. Suelen ser plantas leñosas con hojas alternas o pinnado compuestas. Flores regulares de pequeño tamaño en forma de drupa.
El lentisco es un arbusto de 1 a 2 metros de altura pero que puede crecer hasta los seis o siete cuando se hace viejo.  Sus ramas tienen corteza grisácea, que en las jóvenes tiene color verdoso o rojizo. Al herir esas ramas desprenden un olor aromático característico a resina. Sus hojas se mantienen todo el año. Tiene flores unisexuales, pequeñas dispuestas en cortas espigas en las axilas de las hojas. Existen plantas masculinas y plantas femeninas. Florece de marzo a mayo según los climas, los frutos maduran en otoño. Resiste mal las fuertes heladas, por lo que en la Serranía de Ronda se da en zonas de solanas donde no haga mucho frío.

Forma parte de los matorrales tipo mediterráneo que a veces forman espesuras considerables.
El nombre de Pistacea era usado por los romanos para designar el árbol de los Pistachos (Pistacea vera), traido a Roma en tiempos de Tiberio, Pompeyo lo introdujo en España. El nombre es de origen persa (Pistake).
Se utiliza toda da la planta, especialmente las ramas, hojas y corteza. Ha tenido muchos usos. La madera es dura y se pulimenta bien. Es un buen combustible. Las hojas del lentisco tienen propiedades expectorantes, también se emplean para fortalecer los dientes y las encías. Se utiliza industrialmente en la fabricación de barnices. Masticando los frutos perfuma el aliento. Posee también propiedades expectorantes, y se suministra especialmente a los niños aunque su prescripción es de competencia médica. Las hojas y tallos tiernos del lentisco se les considera en Cataluña como aperitivos desde tiempos remotos. Los frutos del lentisco proporcionan aceite de lentisco, que los payeses de Baleares utilizaban para el alumbrado. El principal uso es la obtención de una harina aromática denominada Almáciga o Mastique, que se extrae en Asia Menor sangrando la planta mediante incisiones en el tronco; se usa e la industria de barnices, en odontología, para masilla de los vidrieros, para pefumar el aliento y fortalecer las encías. Pero a pesar de la abundancia de esta planta en la Península, nunca se ha empleado para la obtención de esta resina, al menos en escala apreciable.

Las hojas del lentisco proporcionan más del 11 % de tanino y otras materias astringentes, Una materia colorante, la miricetina y pequeñas cantidades de esencia de lentisco, con pinemo y probablemente, otros terpenos y sesquiterpenos.
Una receta simple para abrir el apetito es echar una ramita de lentisco, con algunas hojas , en un vaso de agua. Al cabo de un rato, se puede tomar la mitad a la hora del almuerzo y el resto a la noche.
Dioscórides da una receta para confortar el estómago y cortar las diarreas a base de mezclar 10.350 gramos de mosto y 5.750 gramos de ramas granadas de lentisco bien chafadas en un mortero, se ponían a hervir juntos hasta que el mosto menguase a una tercera parte o la mitad. Después se colaba y se guardaba. El líquido resultante era de gran eficacia en los casos antes citados.

Bibliografía
La guía del Incafo de los Árboles y Arbustos de la Península Ibérica. Gines López González. 1.982
multiplantas.com

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Insecto zapatero. Aclaradores.

Andrés Rodríguez González Septiembre 7th, 2016

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Insecto zapatero. Aclaradores. Guerris lacustris

Insectos del grupo de los Hemipteros. Mide entre dos y tres centímetros de longitud y tiene grandes antenas y grandes ojos. Las hembras son más grandes que los machos.
Tienen la característica muy llamativa de recorrer la superficie del agua flotando apoyados en sus patas, son capaces de caminar y desplazarse rápidamente por la superficie, corriendo a toda velocidad para capturar otros pequeños insectos o huir en caso de peligro.
Tienen seis patas como casi todos los insectos. Cada par de patas tiene una función, el objetivo es deslizarse en el agua apoyándose en su larguísimo segundo par de patas, mientras que el par posterior lo utiliza a modo de timón para ir en cualquier dirección; ambos pares poseen una almohadilla formada por pelos hidrofóbos, que consiguen formar una minúscula bolsa de aire sobre la superficie, lo que la mantiene en flotación constante. Además, no se apoyan en la punta de sus patitas, sino en el tramo final de las patas poniéndolas planas sobre el agua, consiguiendo, de esta forma, una línea de flotación más amplía. Las patas delanteras quedan libres y sirven para la captura de otros pequeños insectos, de los que se alimenta con voracidad.
Pasan el invierno bajo la vegetación próxima al agua, al principio de la primavera tiene lugar la copula. La hembra deposita los huevos sobre las plantas acuáticas. El número de huevos depende de la cantidad de alimento, a más alimento, más huevos pone. Pueden tener varias generaciones si el calor se prolonga. Siempre en aguas dulces su ciclo de vida va desde abril  a noviembre. Prefieren aguas tranquilas de embalses, ríos y estanques, pero es capaz de nadar con firmeza en corrientes poco importantes.

Bibliografía
entrejarasypedreras.blogspot.com/

Next »