Archive for the tag 'José María Canca Guerra'

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Mariposa Olmera.

Andrés Rodríguez González Julio 6th, 2017

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Con José María Canca Guerra
Olmera (Nymphalis polychloros). Fue descrita por Linneo en 1758.

Es una de las 128 especies que componen el género Nymphalis. Su nombre común se debe a que puede constituir plaga de los olmos. Polycholoros en griego viene a significar “muchos colores”.
La puesta de huevos se realiza en racimos alrededor de las ramas. Su oruga se alimenta principalmente de olmos de donde recibe el nombre, aunque también pueden alimentarse de sauces, almez, perales, majuelos, álamos negros y manzanos.
Es de tamaño mediano, anaranjada con manchas negras.. Con una envergadura alar de 54 – 64 mm. El macho tiene el anverso de color leonado, con manchas negras y márgenes oscuros, con lúnulas azules en el ala posterior; el reverso está jaspeado de marrón claro y oscuro, presentando lúnulas azules como el anverso. La hembra es similar.
Se extiende por el norte de África y el sur y centro de Europa, penetra en Asia y llega hasta el Himalaya. En la Península Ibérica está presente en casi todo el territorio. En Málaga abunda en todas las sierras y montes.
Vuela de febrero a mayo y de junio a octubre. Con una sola generación anual. Puede llegar a invernar como imago, a los adultos se las puede ver volar en cualquier momento del año. Más abundante entre los meses de mayo y julio.
Vive en claros de bosques, zonas de matorral bien conservado y terrenos arbolados, cerca de donde encuentre agua.
Bibliografía
www.ecured.cu
Atlas de distribución de las Mariposas Diurnas de la provincia de Málaga. José Manuel Moreno-Benitez.  Editorial La Serranía, 2015

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Mariposa Pandora

Andrés Rodríguez González Junio 30th, 2017

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Mariposa Pandora
Colección elaborada con José María Canca Guerra.

La Pandora tiene por nombre científico Argynnis pandora, pertenece a la subfamilia  Nymphalidae. Es una mariposa de colores muy bonitos, grande te tamaño y de vuelo no rápido.
Vive en todo el norte de áfrica y sur de Europa. Esta ampliamente distribuida por las sierras malagueñas, incluidas las litorales y localmente en la Sierra de Las Nieves es bastante abundante algunos años en los meses de junio y julio, se la puede ver ñibando las flores del género Carlyna. Frecuenta ambientes de bosques y matorral pero gusta que los ambientes por donde vuela estén bien conservados.
Presenta una generación anual y vuela entre mayo y septiembre. Las orugas se alimentan de plantas del género Viola principalmente.
Vuela entre los 80 metros sobre el nivel del mar y los 1900, pero es más frecuente sobre los 1000 m.
No está protegida por la legislación mediambiental.

Bibliografía
Atlas de distribución de las Mariposas Diurnas de la provincia de Málaga. José Manuel Moreno-Benitez.  Editorial La Serranía, 2015

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Chupaleche, Podalirio.

Andrés Rodríguez González Junio 17th, 2017

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Elaborado con José María Canca Guerra

Chupaleche, Podalirio
. Iphiclides podalirius.
La familia Papilionidae está representada en la Serranía de Ronda por tres de las mariposas más bellas, la Arlequín, la Macaon y la que ahora traemos, Podalirio o Chupaleches.
Es una mariposa frecuente en Andalucía y toda la Península Ibérica, exclusiva del norte de áfrica, sur y centro de Europa, se extiende por todo el Asia templada hasta China occidental.
Vuela desde febrero a junio y desde finales de junio a agosto en dos generaiones anuales. Las orugas se alimentan de árboles y arbustos de plantas de la familia de las Rosáceas, tanto silvestres como cultivados, como género Prunus, Manzanos, perales y Espinos (Majuelo).
En julio es especialmente frecuente en toda la provincia de Málaga, a los adultos se les ve libando flores de lavanda (donde se hizo la foto que acompaña que es del año pasado).  Se ve desde nivel del hasta los 1870 metros de altitud. Suele verse en claros de bosques, jardines y matorrales. También sobre almendrales abandonados, siempre prefiere zonas que no tengan tratamientos químicos fotosanitarios.
No se encuentra protegida por la legislación medioambiental.

Bibliografía

Atlas de distribución de las mariposas dirnas de la provincia de Málaga. José Manuel Moreno-Benitez. Editorial La Serranía, 2015

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Mariposa arlequín

Andrés Rodríguez González Abril 15th, 2017

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Colección Mariposas, con José María Canca Guerra

Mariposa arlequín
Mariposa de la familia Papilionidae, representada por tres especies de colores muy llamativos. La Arlequín, la Chupaleche y la Macaon.
Su distribución es exclusiva del noroeste de África, sur de Francia y península ibérica. Muy abundante en la Serranía de Ronda.
Las mariposas suelen ser uno insectos llamativos por sus grandes alas. Si a nosotros nos resultan bonitas, para los pájaros aún más, pues se alimentan de ellas todo lo que pueden. Y si el insecto adulto les resulta apetitoso, mucho más una jugosa oruga. Muchas mariposas han adoptado formas y colores crípticos, o se han  vuelto nocturnas, para evitar a los pájaros. En las orugas ocurre otro tanto. Sin embargo, existe la estrategia totalmente contraria. Es decir, algunas especies no se esconden, sino que se muestran a plena luz del día sin ningún temor. Tanto en mariposas como en orugas. El caso de hoy es especialmente llamativo por su rico colorido, de ahí el nombre de “Arlequín”.
Esta mariposa tiene un colorido muy llamativo formado por una rica combinación de manchas negras y rojas sobre fondo blanco. Ello es porque la mariposa tiene en su cuerpo toxinas que le dan muy mal sabor (incluso puede provocar daños en el hígado de los pájaros). De esta manera, se puede pasear  entre planta y planta, segura de que ningún pájaro se va a atrever a comérsela. Es posible que algún que otro pájaro novato e incauto decida probarla, pero pronto aprenderá que no es comestible. Y dado el llamativo colorido, no le costará recordar cuáles mariposas se pueden comer y cuáles no.

La mariposa arlequín posee un colorido llamativo para avisar de que es venenosa. Esta estrategia se denomina aposematismo o mimetismo mulleriano. Los coloridos de alarma, como éste de la mariposa arlequín, o como el de las avispas, se denominan aposemáticos (sema=significado), y la forma de mimetismo con colorido aposemático se denomina mimetismo mulleriano.
¿De dónde sacan las toxinas las mariposas? Puede que lo sinteticen ellas mismas, pero en muchos casos necesitan de compuestos orgánicos que le sirvan de materia prima. Durante la fase de oruga, el animal se alimenta de plantas que tienen esas toxinas, las cuales el bicho acumula en su cuerpo. ¿Curioso, verdad?. ¿Y cómo sabe el animal que la planta tiene toxinas o no?. Pues por el olor. Sí, efectivamente, por el olor. Los adultos perciben ligerísimos aromas de las plantas que les indican cuáles tienen esas toxinas y cuáles no. Luego, la hembra, una vez localizada la planta, va poniendo los huevos en lugares escondidos para que las orugas se alimenten de esa planta.
En nuestras latitudes andaluzas una planta muy común con esa toxina es Heliotropium , una bonita hierba de florecillas blancas (ya, incluso, ornamental) que crece en cualquier campo, solar y cuneta. La oruga se puede alimentar de otras plantas tóxicas pero Heliotropium es extremadamente común.
La mariposa arlequín vuela entre febrero a junio, en una sola generación anual aunque puede aparecer una segunda generación en verano-otoño.
Sus orugas se alimentan de plantas de Aristolochia spp entre otras de A. baetica.

Bibliografía
Atlas de distribución de las Mariposas Diurnas de la provincia de Málaga. Jose Manuel Moreno-Benitez. Editorial La Serranía, 2015

LA MARIPOSA MONARCA LLEGA A RONDA

Andrés Rodríguez González Julio 24th, 2016

LA MARIPOSA MONARCA LLEGA A RONDA

La mariposa monarca, de nombre científico Danaus plexippus es probablemente una de las mariposas mejor estudiadas del mundo. Es un insecto muy llamativo por su tamaño y vistosos colores. Pero lo que llama realmente la atención son las migraciones que realiza todos los años desde Estados Unidos hasta México, donde pasa el invierno, para retornar en la primavera siguiente hacia el norte.
En su viaje hacia el norte van depositando sus huevos sobre distintas especies de plantas de la familia Asclepiadáceas, que son plantas que contienen compuestos tóxicos para el ganado y otros muchos herbívoros. Las orugas consumen ávidamente estas plantas, incorporando los tóxicos a sus propios tejidos, lo que les sirve como defensa ante sus depredadores y que serán transmitidos a las mariposas que emergerán de sus crisálidas.
Desde hace años se han avistado ejemplares de esta especie de mariposa en zonas costeras del sur de la Península Ibérica. Estos avistamientos esporádicos se han interpretado como ejemplares divagantes que han sido arrastrados por el viento y que han podido llegar a la Península desde América del Norte; en ocasiones, estas mariposas han llegado a formar colonias efímeras en los lugares donde existen las especies de plantas que necesitan para completar su ciclo biológico, desapareciendo poco tiempo después.
Desde 2008, la Fundación Migres financia un proyecto de investigación con la Universidad de Córdoba para tratar de conocer la situación real de esta especie en el sur de Europa. Los investigadores Juan Fernández Haeger y Diego Jordano Barbudo, profesores de Ecología de la Universidad de Córdoba, con la colaboración deotros investigadores, llevan casi tres años estudiando una amplia franja costera del sur de Cádiz (entre Vejer de la Frontera y Castellar de la Frontera) tratando de localizar todos los enclaves donde la mariposa monarca podría no sólo aparecer, sino completar su ciclo biológico.
Los científicos han localizado y cartografiado todos los enclaves o rodales encontrados de las plantas adecuadas para el desarrollo de la mariposa monarca. Estas especies de plantas son fundamentalmente dos: la mata de la seda (Gomphocarpus fruticosus), introducida en el siglo XVIII desde África, y la adelfilla (Asclepias curassavica), que debió introducirse en España desde América central durante el siglo XVI. Ambas tienen una distribución muy fragmentada en esta zona y, paradójicamente, son favorecidas por el ganado, que consume otras muchas especies de plantas pero no éstas Asclepiadáceas, bien defendidas del ramoneo por su toxicidad.
Los investigadores revisan sistemáticamente los rodales de plantas tratando de detectar la presencia en ellos de las mariposas, sus huevos, orugas o crisálidas. Durante el desarrollo de este proyecto se ha estudiado una zona de 900 km2 en la citada franja litoral próxima al Estrecho de Gibraltar y se ha conseguido demostrar que las mariposas monarca han ocupado aproximadamente dos tercios de los rodales existentes y han estado de forma persistente durante los tres años de trabajo en gran parte de ellos.
El número de fragmentos colonizados por la mariposa varía entre años y también estacionalmente; se expande más en verano y otoño y ocupa menos fragmentos en invierno. Los resultados indican que la extinción local en algún fragmento puede ir seguida de la recolonización desde otros fragmentos próximos (funcionando como una meta-población), sin que pueda excluirse la llegada esporádica de individuos de origen americano, tal como se registra en otros países europeos.
Datos anteriores y registros históricos sugieren que esta especie debió instalarse en el sur de la Península Ibérica probablemente en el siglo XIX, cuando la mariposa alcanzó Canarias, Azores y Madeira y se expandió también por el océano Pacífico hasta llegar a Australia. Esta expansión es enormemente llamativa y es un ejemplo más de las proezas que pueden realizar insectos tan frágiles como una mariposa.
Los investigadores destacan, por último, la necesidad de proteger estos llamativos insectos, protección que debe estar basada en el conocimiento preciso de las condiciones para favorecer su ciclo biológico y las de los fragmentos de plantas que seleccionan.
El naturalista rondeño José María Canca Guerra del grupo de investigación de la Serranía de Ronda, Atropa, ha localizado el pasado día 23 de julio  un ejemplar de la mariposa monarca en una zona próxima al Parque Natural Sierra de Las Nieves del  Cordel de los Pescaeros. Es  una noticia de relevancia ya que amplía el área de localización de esta especie. Consultado el investigador Rafael Obregón de la Universidad de Córdoba nos ha comentado que posiblemente sea un ejemplar nacido en la zona del Estrecho y que ha emigrado en busca de comida que a estas alturas del año escasea para esta especie.

Bibliografía
www.uco.es/servicios/comunicacion/