Archive for the tag 'Grupo Atropa'

GRUPO ATROPA Abubilla

Andrés Rodríguez González Febrero 3rd, 2019

GRUPO ATROPA

Abubilla Upupa epops

La abubilla es el único representante europeo de un orden de aves tropicales, las bucerótidas. Difiere enormemente de las restantes aves de su orden, no sólo por su hábitat, sino también por su comportamiento y muchas otras peculiaridades.

Es un ave que resulta inconfundible por su aspecto. Tiene un moño característico que puede desplegar y colores de plumas a base de canela canela, blanco y negro muy llamativos. Poseé un  pico largo y curvo que utiliza para desenterrar larvas que encuentra mientras camina sobre el suelo y tiene un vuelo ondulante, con frecuentes y bruscos cambios de dirección. En vuelo tiene un aspecto listado de blanco y negro, y lleva el moño desplegado. Puede trepar por los troncos, pero raramente lo hace.

Se encuentra ampliamente distribuido, en estepas, bosque, praderas, grandes áreas de frutales, cultivos de secano.

Se mueve entre las zonas templadas y tropicales de Europa y África, y el sureste asiático, sur y levante de la Península Ibérica, Magreb y África subsahariana, donde pasa los inviernos.

En primavera se oye su reclamo monótono y repetitivo día y noche, “up-up-up”, que ha contribuido a la formación del nombre científico de la abubilla. El sonido es sordo y aflautado pero de gran alcance, y lo emite con la garganta esponjada y el pico ligeramente abierto, inclinándolo sobre el pecho. A finales de junio deja de reclamar. También emite un graznido como llamada.

La abubilla incuba en huecos de árboles podridos, en graneros, tejados, en montones de madera, en franjas de terreno de escaso arbolado, también en las grietas de las rocas, en muros, en pozos, incluso en aquellos en los que diariamente beben los rebaños; también en montones de piedras y paredes arenosas. La cavidad que alberga el nido es diferente cada año, siendo poco acomodada con tallos y hojas mustias.

En el sur la época de cría empieza en marzo; en Europa central a mediados de mayo. En las regiones sureñas puede tener lugar una segunda puesta en julio. Al principio sólo incuba la hembra, siendo alimentada por el macho, de 5 a 10 huevos; hacia finales de la incubación puede colaborar en el trabajo el macho y les ocupa unos 16 a 18 días. En ocasiones hacen dos puestas anuales.

Los polluelos salen del cascarón sin apenas plumón. Los jóvenes, y también la hembra durante la incubación, desprenden una secreción defensiva pestilente de sus glándulas uropigiales; además los jóvenes se defienden con una rociada de heces dirigida contra el agresor. Esto, junto con la nula limpieza del nido, por la acumulación de excrementos, les ha ganado el apodo de “aves apestosas” y su nombre común en algunos idiomas. Los polluelos permanecen entre 22 y 24 días en el nido, siendo alimentados con insectos. Después de aprender a volar, siguen todavía un corto espacio de tiempo con la familia, hasta que ya no necesitan recibir el alimento de los progenitores. Pronto resultan idénticos a los adultos.

Se alimenta de insectos, sobre todo saltamontes y muchos grillos. Es fácil verlas en el suelo buscando larvas bajo las pequeñas piedras. También se alimenta de crisálidas de procesionaria del pino y orugas recién enterradas, larvas de coleópteros, hormigas, dípteros y sus larvas. Se atreve con los grandes miriápodos, como la escolopendra, y come también arañas, caracoles y lombrices. Las presas son descompuestas a picotazos, a menudo lanzadas al aire y luego capturadas con tanta habilidad que resbalan dentro de la boca de la abubilla.

En septiembre, las abubillas, en solitario o en pequeños grupos, emprenden viaje con dirección al este de África, donde se encuentran con las aves de su mismo orden afincadas en aquella zona. En algunos países del centro de Europa está seriamente amenazada ante el incesante avance de la técnica y la polución que lleva consigo. En la Península se ven con menos frecuencia que antes.

Como ave de la estepa, suele bañarse en la arena, pero nunca en el agua. Cuando se alimenta de forma natural no necesita beber agua

Bibliografía

https://www.faunaiberica.org

Orquídea gigante. Barlia robertiana. Himantoglossum robertianum

Andrés Rodríguez González Enero 29th, 2019

GRUPO ATROPA. ORQUIDEAS

Himantoglossum robertianum (Barlia robertiana). “Orquídea gigante”.

Las fotografías proceden de las cercanías de la ciudad de Ronda fueron realizadas el día 29 de enero de 2019.

Es una planta alta, robusta, llamativa y de gran belleza en relación a la mayoría de nuestras humildes orquídeas ibéricas.

Es la primera orquídea o una de las primeras, en florecer y lo hace en pleno invierno. En zonas de costa y cálidas puede empezar en enero, aunque lo habitual es que lo haga en la Serranía de Ronda progresivamente desde febrero hasta bien entrado marzo, varia la fecha dependiendo de las condiciones climáticas. Este año ya las tenemos en la Serranía a partir de finales de enero. El grupo Atropa, donde disfrutamos un grupo de amigos entusiastas y aficionados a la naturaleza en general, seguimos la tradición de buscarlas en sus lugares habituales y no han faltado a la cita, pudimos disfrutar de ellas en las cercanías de Ronda, en un lugar donde había varias decenas de Barlias dispersas por una zona bastante pequeña, algunas empezando a abrir las flores y otras en pleno crecimiento y sin desarrollar aún la inflorescencia.

Con las revisiones botánicas ha cambiado varias veces de nombre, así, inicialmente, se denominó Orchis robertiana, luego Barlia robertiana, nombre por el que la conocemos la mayoría. Finalmente ha pasado a Himantoglossum robertianum (Loisel) P. Delorge (1999).

Es una orquídea terrestre de la zona europea mediterránea y del norte de África que crece en garrigas, taludes, claros de pinar, bordes de caminos y carreteras, olivares, dunas, etc. hasta una altura de unos 1.200 metros, a plena luz o semisombra, en zonas calizas con suelo moderadamente seco. En España aparece en muchas regiones de Norte a Sur, estando ausente en el Sistema Ibérico y la Depresión del Ebro. En algunas Comunidades está catalogada como especie en declive o amenazada. Al ser una orquídea alta y de color llamativo es más fácilmente localizada, lo que la hace más vulnerable que otras que suelen pasar desapercibidas.

Puede llegar hasta los 90 cms. aunque la media ronda los 50 cms. Tiene dos, a veces tres tubérculos ovoides grandes. La roseta basal está formada por hojas caulinares, grandes, carnosas, verde claro brillante, siendo común encontrarlas mordisqueadas por el ganado. La espiga floral destaca claramente entre la hierba, con numerosas flores grandes resupinadas, de tonos entre el rosa claro hasta el morado intenso con manchas y motas que suelen adornar el labelo y los sépalos. En nuestra zona tienen una suave fragancia y presentan un espolón floral con orientación descendente. Son característicos el gran labelo y la galera o especie de casco que presenta la flor, así como las brácteas alargadas situadas entre los botones florales. Existe gran variedad cromática en las flores, desde tonos muy claros a otros muy intensos, incluso un ejemplar hipocromático que venimos siguiendo ha aparecido este año de nuevo.

Una verdadera pena da cuando no se aprovechan recursos naturales como las orquídeas silvestres para desarrollar un tipo de turismo de naturaleza que podría aportar un beneficio económico del que tan necesitada está la comarca natural de la Serranía de Ronda.

Bibliografia

elorquideario.blogspot.com

AVES DE LA SERRANIA DE RONDA Grupo Atropa Roquero solitario

Andrés Rodríguez González Enero 26th, 2019

AVES DE LA SERRANIA DE RONDA

Grupo Atropa

Roquero solitario Monticola solitarius

Ave del orden Passeriformes; familia Turdidae

Su tamaño es de aproximadamente 23 cm de largo con una envergadura de 33-37 cm, se puede considerar, por lo tanto, como de mediano a pequeño tamaño, similar al de un mirlo.

Es muy fácil de reconocer. El macho posee un plumaje azul oscuro muy característico. La hembra tiene una librea gris o gris-parda, y en las partes inferiores presenta un suave jaspeado con motas blancas . Se pueden confundir con los mirlos, pero estos son más grandes y corpulentos, y los roqueros mucho más estilizados y colilargos; además, a diferencia de aquellos, suelen habitar en zonas rocosas.

Es una especie rupícola. Prefiere moverse en roquedos en zonas soleadas, secas y cálidas, desde el nivel del mar. Presente tanto en cerros de media montaña, acantilados costeros y construcciones humanas.

Es un ave residente durante todo el año en la provincia de Málaga. Inicia la reproducción en abril. Hace una sola puesta de 4 a 5 huevos. Nido lo situa en grietas de taludes o rocas. Su alimentación es tipicamente insectívora que complementa su dieta otoño-invernal con frutos carnosos.

Los roqueros se conocen en Málaga simplemente como “solitarios” por sus hábitos individuales. Es raro ver a la pareja junta y mucho más frecuente poder observar al macho posado erguido y solitario en alguna posición elevada.

La especie emite notas suaves, aflautadas y penetrantes, con piídos vibrantes. Algunos trinos y notas recuerdan al canto de mirlos y zorzales, pero el roquero es más melodioso. Ambos sexos pueden cantar, pero la hembra lo suele hacer posada, mientras que el macho se atreve tanto posado como en vuelo. Las notas de alarma del roquero consisten en un piído corto y fuerte, seguido rápidamente por chasquidos ásperos.

Las fotos son de Gonzalo Astete.

Bibliografía

https://www.seo.org

http://www.malaga.es

Grupo Atropa Nueva población de Merendera androcymbioides encontrada en la Serranía de Ronda.

Andrés Rodríguez González Enero 21st, 2019

Grupo Atropa

Nueva población de  Merendera androcymbioides encontrada en la Serranía de Ronda en enero 2019

En este caso se trata del miembro del Grupo Atropa Gonzalo Astete Sánchez que ha localizado el día 20 de enero de 2019 una población no vista hasta el momento actual en la subida al Puerto de Las Palomas, en el P.N. Sierras de Grazalema. Se amplia así el área conocida en la Serranía de Ronda de tan interesante especie que es estudiada desde hace varios años por miembros del grupo Atropa. Hace unos meses se publicó un trabajo de investigación sobre su distribución en la Serranía de Ronda en la revista de la Sociedad de Historia Natural de Cádiz “El Corzo”.

Las merenderas o quitameriendas son un género de liliáceas bulbosas de flores blancas o rosadas que anuncian la llegada del otoño. Estos nombres vernáculos hacen alusión a la estacionalidad de la floración, generalmente de otoñal-invernal, en el que, en tiempos antiguos, los días más cortos adelantaba la hora de la cena, suprimiendo la comida correspondiente a media tarde, la merienda. Habitualmente aparecen ligadas a pastizales montanos con gran intensidad de pisoteo y pastoreo. En la península ibérica se conocen 3 especies.

En 1978 el botánico Benito Valdés describía una nueva especie de Merendera la cual llamó Merendera androcymbioides (Valdes, 1978), epíteto que hacía alusión al parecido con Androcymbium. Fue descrita a partir de ejemplares recogidos en la Serranía de Ronda, más concretamente en “las cercanías de Ronda”. Actualmente según comunicación personal a uno de los miembros del Grupo Atropa (A.R.G.), el catedrático de Botánica de la Universidad de Málaga, Baltasar Cabezudo, se encuentra realizando un trabajo de revisión de este interesante género.

Merendera androcymbioides es una planta que alcanza los 5-20 cm, de hojas lineales, enteras y generalmente acanaladas, que aparecen de forma simultánea a las flores. Presenta de 1 a 5 flores trímeras y hermafroditas por bulbo, con 6 tépalos libres de color blanco o lila pálido. Cada flor consta de 6 estambres con anteras de 3-5 mm de color amarillo-verdoso y ovario súpero con 3 estilos libres. Floración invernal, de diciembre a marzo.

Este endemismo andaluz es típico de pastizales subnitrófilos y pedregosos, con escasa cobertura de matorral, en un rango altitudinal de entre 500-1500 m. También puede aparecer en bordes de olivar, en sustratos calizos o arcilloso-calizos. Sólo se conocen poblaciones en las provincias de Córdoba, Jaén, Granada, Málaga y Cádiz.

LIBÉLULAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Oxygastra cortisii

Andrés Rodríguez González Julio 3rd, 2018

LIBÉLULAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Oxygastra cortisii

Una joya en el río Guadalevin

Como bien dice el miembro del Grupo Atropa Gonzalo Astete
“Cuando a uno le gusta pasear y conocer la biodiversidad que nos rodea
no para de sorprenderse de las maravillas que esta nos ofrece, después
de varios años dedicado a la observación y fotografía de los odonatos,
de los cuales nuestra tierra  es un sitio privilegiado, un grupo de amigos 
tuvimos la suerte de ver volar en una charca de nuestro río lo que nos 
pareció una Oxygastra curtisii.
Una auténtica joya superviviente a las glaciaciones, especie cuyos hábitos la hacen difícil de fotografiar ya que no para de patrullar su charca pero sin posarse, a no ser que encontráramos el terreno, normalmente algo retirada del agua, donde campea y si suele posarse. Y este año después de varios disfrutando solo de su vuelo, por fin la pudimos fotografiar.

Se trata de una libélula espectacular con unos colores impresionantes, con ojos de color verde que permiten distinguirla en vuelo, por su brillo que la delata.
En fin, para mí una de las libélulas más hermosas ”Una esmeralda en nuestro río”

Es una especie endémica del sur-oeste de Europa y del norte de África. Aparece en Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Italia y España. Recientemente extinguida de Gran Bretaña, Holanda y Suiza. En nuestro país se han citado poblaciones en Galicia, Castilla León, Extremadura, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía.

Prefiere zonas soleadas, con aguas limpias, fondos de barro y un bosque de ribera desarrollado y en buen estado de conservación, aunque se han encontrado restos de larvas en zonas rocosas con escasa cobertura vegetal. No habita estructuras de origen humano como embalses. La larva depende de fondos con barro para desarrollarse.

Su comportamiento es muy territorial, sobrevuelan los márgenes de los ríos desde primera hora de la mañana. Pueden elevarse por encima de los árboles. Pueden volar lejos con la pareja, pero suelen aparearse sobre el río. El periodo de vuelo comienza en abril y se alarga hasta finales de julio o primeros de agosto.

Los principales problemas de conservación son la contaminación y los vertidos, las actividades de recreo y la degradación de los hábitats.

Es una especie localizada y relativamente escasa, aunque la abundancia poblacional ha resultado muy variable; los mayores valores se dan en ciertas localidades de Málaga, Cádiz, Jaén e incluso Huelva.

Se puede considerar como una especie “En peligro”. En Andalucía está considerada con la categoría de Vulnerable.

Las magnificas fotos son de Gonzalo Astete a quien agradezco que me haya permitido usarlas.

 

Bibliografía

http://www.juntadeandalucia.es/

 

 

 

Himantoglossum robertianum y sus variedades cromáticas.

Andrés Rodríguez González Marzo 4th, 2017

Himantoglossum robertianum (Barlia robertiana) y sus variedades cromáticas.
Popularmente se la conoce como la “Orquídea gigante”.

Es una planta alta, robusta, llamativa y de gran belleza en relación a la mayoría de nuestras humildes orquídeas ibéricas.

Las fotografías proceden de las cercanías de la ciudad de Ronda.

Con las revisiones botánicas ha cambiado varias veces de nombre, así, inicialmente, se denominó Orchis robertiana, luego Barlia robertiana, nombre por el que la conocemos la mayoría. Finalmente ha pasado a Himantoglossum robertianum (Loisel) P. Delorge (1999).

Es la primera orquídea o una de las primeras, en florecer y lo hace en pleno invierno. En zonas de costa y cálidas puede empezar en enero, aunque lo habitual es que lo haga en la Serranía de Ronda progresivamente desde febrero hasta bien entrado marzo, varia la fecha dependiendo de las condiciones climáticas.

Este año, el grupo Atropa, donde disfrutamos un grupo de amigos entusiastas y aficionados a la botánica, fauna, fotografía de paisaje, orquídeas y naturaleza en general, con las indicaciones de uno de sus miembros Gonzalo Astete, pudimos disfrutar de ellas en las cercanías de Ronda, en un lugar donde había varias decenas de Barlias dispersas por una zona bastante pequeña, algunas empezando a abrir las flores y otras completamente en flor, les hacían compañía otras madrugadoras como Ophrys tenthredinifera y la lutea, todas ellas de aspecto más humilde.

Es una orquídea terrestre de la zona europea mediterránea y del norte de África que crece en garrigas, taludes, claros de pinar, bordes de caminos y carreteras, olivares, dunas, etc. hasta una altura de unos 1.200 metros, a plena luz o semisombra, en zonas calizas con suelo moderadamente seco. En España aparece en muchas regiones de Norte a Sur, estando ausente en el Sistema Ibérico y la Depresión del Ebro. En algunas Comunidades está catalogada como especie en declive o amenazada. Al ser una orquídea alta y de color llamativo es más fácilmente localizada, lo que la hace más vulnerable que otras que suelen pasar desapercibidas.

Puede llegar hasta los 90 cms. aunque la media ronda los 50 cms. Tiene dos, a veces tres tubérculos ovoides grandes. La roseta basal está formada por hojas caulinares, grandes, carnosas, verde claro brillante, siendo común encontrarlas mordisqueadas por el ganado. La espiga floral destaca claramente entre la hierba, con numerosas flores grandes resupinadas, de tonos entre el rosa claro hasta el morado intenso con manchas y motas que suelen adornar el labelo y los sépalos. En nuestra zona tienen una suave fragancia y presentan un espolón floral con orientación descendente. Son característicos el gran labelo y la galera o especie de casco que presenta la flor, así como las brácteas alargadas situadas entre los botones florales. Como podéis ver en las fotografías, había bastante variedad cromática, desde tonos muy claros a otros muy intensos, e incluso un ejemplar hipocromático.

Entre otros sinónimos podemos localizarla como: Aceras longibracteatum, Barlia longibracteata, Himantoglossum longibracteatum, Loroglossum longibracteatum y Orchis longibracteata.

Una verdadera pena da cuando no se aprovechan recursos naturales como las orquídeas silvestres para desarrollar un tipo de turismo de naturaleza que podría aportar un beneficio económico del que tan necesitada está la comarca natural de la Serranía de Ronda.

Bibliografia
elorquideario.blogspot.com

Ophrys atlantica

Andrés Rodríguez González Mayo 1st, 2016

Ophrys atlantica

Hace muy pocos días, dos miembros del Grupo Atropa, Gonzalo Astete y Gonzalo Astete (padre e hijo) descubrieron una joya botánica que no estaba localizada en el término local de Ronda.
Quizás la más escasa de las orquídeas de Andalucía y una de las más raras de la Península. También es de las pocas especies de la familia de las orquidáceas que está protegida por ley. Históricamente, en España solo estaba citada de Málaga y Almería, pero en los últimos años se han descubierto poblaciones en Cádiz y Granada.
Dentro del género Ophrys, que incluye a las conocidas orquídeas que imitan la forma de un insecto para atraer a los machos de la especie y ser polinizadas por ellos, es muy característico de Ophrys atlantica el labelo ondulado y plegado en forma de silla de montar.
A escala general su distribución abarca el noroeste de Africa (Marruecos, Argelia y Túnez), además del sur de la Península Ibérica; así queda dicho en el tomo XXI de Flora Ibérica, dedicado casi en su totalidad a la familia de las Orchidaceae, que salió a la luz en 2005. Pero en el libro Orquídeas de la Serranía de Grazalema sus autores, Luis Velasco Ortega y Pepe Beltrán Barea dan noticia de una pequeña población de la especie en Benaocaz.. Esta obra se publicó en 2004 y está claro que el autor del género Ophrys en Flora Ibérica no tuvo acceso a este dato. Velasco y Beltrán ya apuntan su creencia en que su hallazgo constituía la primera cita para la especie en la provincia de Cádiz. Ni que decir tiene que no aparece citada en Flora Vascular de Andalucía Occidental, que es de 1987, pero en la Guía de campo de las orquídeas silvestres de Andalucía, de 2009, de Manuel Becerra y Estrella Robles ya sí aparece la cita de Benaocaz. Posteriormente tenemos noticias de una cita de Granada en la página Granada Natural http://www.granadanatural.com/ficha_flora.php?cod=270.
La población de Benaocaz estaba constituida por tres ejemplares cuando fue hallada, pero sus descubridores no consiguieron encontrarlos al año siguiente, por lo que se planteaban la posibilidad de que se tratase de individuos que hubieran crecido de manera ocasional fuera del área propia de la especie. Posteriormente, en la edición revisada de 2008, confirman la población, tras comprobar que se mantuvo estable las dos últimas primaveras. Esta población que pudimos visitar el año pasado y comprobamos qu sigue viva pero sin ninguna medida de seguridad
En abril de 2010 los editores de florula gaditana conseguieron verla y fotografiarla. Después de unas cuantas visitas contabilizaron unos 18-20 ejemplares repartidos en un par de núcleos y algunos ejemplares aislados.
Está incluida en la Ley 8/2003 de la Flora y la Fauna Silvestres, promulgada por el Parlamento Andaluz, en el listado de especies Vulnerables.
Vicente Astete localizó en Yunquera ejemplares de esta especie hace unos años sin que hayan vuelto a aparecer.
Está incluido en la publicación El Paraíso de las Orquídeas, fechada en 1921, de Vicente Martínez Gámez. El autor se refiere con este sonoro título al pinar de Las Canteras de Puerto Real, donde gracias a varias excursiones botánicas dice haber encontrado dieciocho especies de orquídeas. Fruto de estas observaciones son el folleto citado y un artículo en las Memorias de la Real Sociedad Española de Historia Natural.
D. Vicente Martínez Gámez, fue sacerdote y catedrático de Historia Natural en los Institutos de Jerez y Cádiz; acompañado precisamente de sus alumnos de este último emprendió las excursiones a Las Canteras que dieron origen al hallazgo de las orquídeas y a algunas publicaciones. Fue amigo y discípulo de José María Pérez Lara, quien le acompañaba en sus excursiones siempre que podía, aunque cuando tuvieron lugar las visitas a Las Canteras Pérez Lara ya había fallecido. De cualquier manera sus obras no están exentas de algún que otro error de identificación.

Bibliografía
florulagaditana.blogspot.com
Guía de campo de las orquídeas silvestres de Andalucía. 2009. Manuel Becerra y Estrella Robles. Editorial La Serranía.
Granada Natural http://www.granadanatural.com/