Archive for the tag 'Micogest'

SETAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Colemnilla, Cagarria.

Andrés Rodríguez González Febrero 9th, 2016

SETAS DE LA SERRANÍA DE RONDA. Con Gonzalo Astete
Colmenilla  Morchella esculenta

El genero Morchella son las conocidas colmenillas, cagarrias o morillas. Estos hongos son muy difíciles de hallar, pues se encuentran en forma aislada y es muy difícil encontrarlos para los no expertos..
Son hongos comestibles, caracterizados por poseer sombrero de aspecto reticulado. Son muy apreciadas por los franceses y españoles.
Formadas por un tronco blanquinoso que sostiene un sombrero en forma esférica, redondeada u ovoide, de 6 a 10 cm de ancho, de color paja rosado o de la miel, con una forma característica semejante a un avispero. El tronco, que también está vacío, es blanquinoso. La carne es frágil y muy escasa y prácticamente inodora.
En nuestra comarca es muy apreciada la  Morchella esculenta. Una seta de primavera. Además de Colmenilla y Cagarria en se la conoce también como Crespilla. Es poco frecuente en general, pero en Andalucía está presente en todas las provincias.
Crece en bosques de ribera, preferentemente sobre terrenos calcáreos, en primavera.
Tiene el sombrero hueco y con forma de panal de abejas. De color gris-parduzo a amarillento, presentando las costillas tonalidades blanquecinas u ocre-amarillentas con la edad. Mide hasta 15 cm de alto. El pie es cilíndrico, engrosado hacia la base y hueco, con la superficie furfurácea. De color blanquecino con matices ocráceos. De 2 a 4 cm de longitud y de 1,5 a 4 de grosor.
Su carne es delgada, frágil y blanquecina, es un excelente comestible por su delicado sabor y aroma exquisito, especial para salsas y saborizar comidas. Olor inapreciable.
Todas las colmenillas tienen la particularidad de que no se pueden consumir en crudo por su toxicidad.
Muy apreciado en algunos lugares de Andalucía como en Grazalema, pero es necesario tener precauciones antes de comérsela. En su composición contiene toxinas que se descomponen con el calor, por lo tanto SIEMPRE  deben ser eliminadas mediante cocción y eliminación del agua empleada. Recientemente se ha comprobado que la variedad “rotunda”, que crece asociada a fresnos, es la responsable de denominado “síndrome cerebeloso”, cuya sintomática se caracteriza por mareos, temblores y falta de estabilidad al ponerse en pie o al caminar. Al parecer, si se desecan, las probabilidades de sufrir dicha intoxicación prácticamente desaparecen.
Se distingue de otras especies de colmenillas comestibles como M. conica o M. elata porque éstas tienen las costillas paralelas. Podría confundirse con el bonete (Gyromitra esculenta), que tiene el sombrero de aspecto cerebriforme y que puede llegar a ser mortal.
Por eso es tan importante e insistimos en que un buen recogedor de setas debe formarse aprendiendo de otros expertos, no coger las setas que presenten la más mínima duda y, sobre todo, si quieres aprender el mundo inquietante de las setas, lo mejor es ir al campo con grandes conocedores como la empresa Micogest.
Para saber más:
Wikipedia
Micogest

La reina de las Setas:Yema de Huevo.

Andrés Rodríguez González Octubre 25th, 2014

La reina de las Setas.

Nombre común: Yema de Huevo. Nombre científico: Amanita Caesarea 

Considerada por muchos como la seta de más calidad gastronómica, es relativamente frecuente en la Serranía de Ronda. Crece en alcornocales. Es seta de principios de otoño aunque se la puede encontrar en primaveras lluviosas.

Presenta un  sombrero al principio hemisférico, luego convexo y por fin extendido, de hasta 20 cm de diámetro, con un margen regular, radialmente estriado e incurvado. Cutícula lisa, untuosa y separable, de color anaranjado vivo, más apagado cuando envejece. En ocasiones presenta restos de velo general de color blanco.

Su Himenio está formado por láminas libres, apretadas, anchas; presenta lamélulas. Es de color amarillo dorado vivo.

El Pie es robusto, cilíndrico, algo ensanchado en la base, hueco. De color amarillo dorado, al igual que las láminas. Mide de 7 a 15 cm de longitud y de 2 a 4 cm de grosor. Tiene un anillo amplio, en faldita, frágil, membranoso, estriado; de color amarillo.

La Volva es grande, persistente, membranosa, en forma de saco. De color blanco.

Su carne es consistente aunque blanda. De color amarillo bajo la cutícula y blanquecina en el resto. De olor y sabor agradable.

Muy Importante es que se la puede confundir con la Matamoscas (Amanita muscaria), especie muy tóxica, de la que se diferencia porque ésta presenta la volva escamosa, el sombrero de color rojo vivo con numerosas escamas blancas y, sobre todo, por la presencia de láminas y pie de color blanco.

En caso de aficionarnos a las setas lo mejor es contactar con alguna empresa de especialistas como Micogest en info@micogest.com donde nos ayudaran a conocer este impresionante mundo que cada día gana adeptos. Debemos recordar que las intoxicaciones con setas pueden ser mortales por lo que evitaremos coger cualquier seta que presente dudas de identificación o no este madura para ser cogida, lo mismo que debemos evitar romper a arrancar las que encontremos y no nos vayamos a llevar, ya que las setas, cumplen un importante papel en los ecosistemas.

Debemos evitar también hacer caso a determinadas creencias populares como que si al hervirlas con una cucharadita de plata ésta se pone negra son tóxicas. Son leyendas inciertas que lo único que nos pueden coasionar es una indigistión o algo mucho más grave. Lo dicho: consultar a un experto.

Plantas de la Serranía: Orquideas

Andrés Rodríguez González Abril 5th, 2014

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

ORQUIDEAS

Son, de todas las plantas, las más exóticas y ornamentales. Se consideran unas plantas muy evolucionadas. Son plantas herbaceas perennes, Angiospermas Monocotiledóneas, pertenecientes a la Familia Orquidáceas. Están tan extendidas en todo el mundo, unos 700 géneros y 25.000 especies repartidas por todo el planeta, siendo la más numerosa de todas las Fanerogamas.

Las orquídeas constituyen un grupo extremadamente diverso de plantas, que pueden tener desde unos pocos milímetros de longitud hasta constituir gigantescas agregaciones de varios cientos de kilogramos de peso o presentar longitudes de hasta 13 metros. Las flores de las orquídeas también varían en tamaño desde menos de 1 mm y difícilmente visibles a simple vista pasando por las grandes flores de 15 a 20 cm de diámetro en muchas especies hasta los 76 cm de las flores de otra de ellas. La fragancia de sus flores no es menos variable, desde el delicados aromas  hasta el repulsivos hedores.


La palabra Orquídea deriva de la palabra griega orkhis (όρχις) que significa testículos, por el parecido de los tubérculos de muchas orquídeas con dichos órganos.  Fueron conocidas y apreciadas por los seres humanos desde hace muchos años. Existen escritos chinos de 1.500 años de antigüedad donde se hace referencia a su cultivo. En la antigua Grecia se le atribuían propiedades curativas. Los aztecas utilizaban una orquídea, la vainilla, para enriquecer una bebida hecha a base de cacao, con la que obsequiaban a los guerreros

En la Península Ibérica hay unas 130 especies distribuidas en zonas boscosas y humedales, bordes de ríos y arroyos, en general zonas con cierta humedad.

Es una creencia falsa que sólo se encuentran distribuidas en selvas tropicales, especialmente en el continente americano. Las grandes orquídeas sí tienen sus principales hábitats en espacios tropicales, pero otras muchas, hasta llegar a 500 especies catalogadas, viven en Europa, en climas fríos y también templados.


Son plantas difíciles de clasificar, presentan gran diversidad entre poblaciones y a veces dan lugar a errores de identificación. Además se hibridan con facilidad con más de 100.000 híbridos conocidos, con lo que aumenta las dificultades

Entre las orquídeas se encuentran plantas terrestres, epifitas (que viven sobre otras plantas sin parasitarlas, solo como apoyo) y parasitas.  Las especies terrestres cuentan con un bulbo que tiene la función de órgano de reserva.

Tienen una gran capacidad de adaptación y pueden encontrarse desde regiones frías como Alaska, hasta en desiertos, donde no se encuentran en zonas polares y arenas de los desiertos.  Su capacidad de adaptación les ha permitido colonizar espacios situados en todas las altitudes, desde el nivel del mar hasta la cota de 3.000 metros.

Los tallos son rizomas en las especies terrestres. En las especies epífitas, en cambio, las hojas se hallan engrosadas en la base formando pseudobulbos que sirven para almacenar agua y nutrientes.

Las flores suelen aparecer en racimos, espigas terminales, solitarias o en las axilas de las hojas. Son hermafroditas. Hojas alternas y tallos muy variables.

Ninguna familia de plantas tiene una gama de flores tan variada. Las flores están altamente especializadas en relación a sus polinizadores. Son muy bien conocidas las variaciones estructurales que facilitan la polinización por una determinada especie de insecto, o de pájaro o incluso de murciélago.

En la gran mayoría de los géneros, las flores están formadas por tres piezas externas llamadas sépalos, dos laterales y uno dorsal, y tres elementos internos llamados pétalos, el inferior modificado en un labio o  labelo de tamaño mayor y color más intenso que los demás.  A partir de este esquema general existen todo tipo de adaptaciones y colores


Las orquídeas llevan sus flores de diversos modos. Aun dentro del mismo género, las diferentes especies pueden tener distintos modos de disponer las flores en inflorescencias, las cuales son indeterminadas y, a veces, reducidas a una única flor, terminal o axilar.

El fruto tiene forma de Capsula pero a veces puede ser una Baya.

Las semillas son diminutas y numerosas.

En la Serranía de Ronda tenemos preciosos ejemplares de Orquídeas, hasta tasl punto que empresas de Naturaleza como Micogest las estudian y fomentan su conocimiento a través de la organización de rutas fotográficas. Las magníficas fotos que ilustran este artículo son de Manuel Becerra Parra de la empresa Micogest, a quien agradezco la deferencia que ha tenido al cederlas para su publicación.


Problemas de Supervivencia de las Orquídeas. Un capítulo aparte merece la conservación de estas plantas tan interesantes y bellas. La germinación de las orquídeas es sumamente complicada interviniendo una gran cantidad de factores, tanto de suelo, como hongos, como climáticos, de temperatura…Por lo que carece de sentido intentar llevarse las plantas para cultivarlas en casa o en el jardín, ni arrancándolas con tierra lo conseguiríamos, las orquídeas que se muevan del suelo natural donde crecen están inevitablemente condenadas a la muerte. Otro de los factores que más negativos para la conservación de estas autenticas joyas  botánicas de la Serranía de Ronda, son la presencia cada vez más frecuente  de cerdos asilvestrados que devoran los bulbos y raíces, levantan el suelo y son los causantes de que en muchos lugares han desaparecido muchas de las orquídeas frecuentes años atrás. Y eso considerando un solo grupo de seres vivos que sufre las consecuencias de los que se puede considerar como una como una verdadera plaga por loe efectos tan negativos sobre la conservación medioambiental que ocasionan.

Debido a la acción depredadora de los cada vez más abundantes cerdos asilvestrados, según el experto Juan Ríos Pimentel, y considerando solo las especies de principios de primavera, las especies Ophrys speculum  Orquídea Abeja; Ophrys tentrendinifera Orquídea Avispa; Ophrys lutea Abejera amarilla y Orchys conica  Cónica, han visto disminuido de forma tan drástica el número de ejemplares que de frecuentes o relativamente frecuentes han pasado a ser extraordinariamente raras o incluso a no verse en los últimos años. Una disminución (y posiblemente perdida de algunas) que resulta especialmente dramática en zonas  bien conservadas como el Arroyo de la Ventilla, la Sierra de Las Nieves, Valle del Genal y Parque Natural Sierra de Grazalema y Libar.

BIBLIOGRAFIA

- Guía de campo de las orquídeas silvestres de Andalucía. Manuel Becerra Parra y Estrella Robles Domínguez. Editorial La Serranía. Colección Guías de naturaleza.

- Orquídeas de la Serranía de Ronda.  www.Mandrágora.com

- Orquídeas del sur de España - Foro de InfoJardín

www.infojardin.com

Ruta Desde Conejeras a San Pedro por el Castaño Santo.

Andrés Rodríguez González Junio 16th, 2013

 

Ruta Desde Conejeras a San Pedro por el Castaño Santo.

A.R.A.C.A. 

Recorrido: Unos 33 Kms. desde el Área Recreativa de Conejeras. Dificultad: Media por la distancia. Tiempo: 8 horas. Época recomendada: Primavera y Otoño.

Este interesante recorrido lo hemos organizado como terminación de la temporada de rutas 2012 – 13. Tuvimos la suerte de ir acompañados durante unos kilómetros por Manuel Becerra Parra, de la empresa Micogest, excelente botánico y naturalista, que nos asesoro sobre las plantas y el paisaje de esta parte de la Serranía de Ronda.

 

Fue el día 9 de junio, a las 8 horas 30 minutos, partimos del Área Recreativa de Conejeras, situada a la entrada del Parque Natural Sierra de Las Nieves, en la carretera de Ronda a S. Pedro. Estamos en Conejeras, junto a la entrada del camping, por la izquierda se abre un carril nuevo que es el rehabilitado Cordel de Los Pescaeros que lleva hasta Ronda. Muy cerca del comienzo del recorrido del Cordel, existe un monumento con un aguila de bronce. Tomamos como punto de inicio la entrada al Camping. Podríamos seguir el carril principal hasta encontrar el arroyo de la Fuenfría pero la ruta que hicimos es una buena alternativa, por ser bastante más atractiva y sobre todo evita el carril que cada día es más transitado por vehículos que suben al Refugio de Quejigales.

Cuando hemos recorrido casi 1 Km. del carril principal que conduce al Refugio de Quejigales, junto a un llano, encontramos una señal que indica “Sendero de Conejeras”, abandonamos el carril y nos internamos en un camino que discurre por un encinar joven en plena expansión, un poco más y llegamos a una balsa antincendios situada a 1,5 Kms del inicio. Como 1 Km más adelante, desembocamos en el carril de la Fuenfría al que nos incorporamos siguiendo hacia la derecha, el camino discurre cerca y, a veces, por el cauce del arroyo, a la izquierda queda la alambrada de la finca de La Nava poblada de encinas y grandes matorrales entre los que sobresalen enormes pinsapos, el camino nos deja, en apenas 2 Kms más en el llano de la Fuenfría Baja donde existen varias casas.

El camino inicia una suave subida hasta llegar a poco más 6 Kms. del inicio llegamos a una fuente cerca de unas ruinas de instalaciones de las antiguas minas de El Robledal que están muy próximas, en los alrededores se encuentran los bancales de antiguos cultivos donde se recolectaban las mejores patatas de la comarca, los terrenos que atravesamos se hicieron famosos por que en ellos ocurrieron los asesinatos que fueron imputados a Flores Arrocha. Continuamos el carril principal que asciende entre bancales con enormes cedros, durante casi un kilómetro hasta llegar al Puerto del Robledal, desde aquí se ve la línea las urbanizaciones costeras, si el día es claro podemos observar Gibraltar y las montañas del Atlas africano. El camino principal siempre se encuentra bien marcado. De él parten caminos secundarios como el que se dirige, al final de un falso llano denominado la Oreja del Burro, por la derecha, a “Las Chozas del Canca” el lugar donde murio Francisco Flores Arrocha en un enfrentamiento a tiros con la guardia civil el último día del año 1.933. Estamos a unos 11 Kms. del inicio. Tambíen a la derecha sale la rehabilitada Vereda de Ronda a Marbella, el camino original antes de la construcción de la pista actual. Por la izquierda también salen algunos carriles que van a la cabecera de Río Verde y ladera sur del Torrecilla.

Seguimos en descenso por terrenos de rocas peridotíticas que se distinguen fácilmente por su color rojizo. La belleza del paisaje es notable, grandes precipicios y generosos arroyos en épocas de lluvias presididos, a la izquierda, por la impresionante mole caliza y blanquecina del Torrecilla, a la derecha los terrenos rojizos de Sierra Real, el camino, siempre en descenso zizaguea entre pinares que tapizan los suelos quemados por el espantoso incendio del año 1.991.

En los cortados rocosos de los caminos han vallado algunos trozos de terreno donde crecen pequeñas poblaciones de una pequeña, elegante y endémica planta la Armería colorata, algunas chorreras han sido encauzadas formando fuestes, también se ha construido algunos miradores, uno de ellos presenta excepcionales vistas del Torrecilla. A unos 12,5 Kms. del inicio encontramos un cambio brusco del paisaje, la monotonía de la vegetación típica de las peridotitas deja lugar a suelos de esquistos metamórficos donde crecen muchos y variados vegetales como brezos y diversas especies de jaras; de entre todos ellos destacan los alcornoques, muchos se quemaron también en el incendio pero consuela ver como unos se han recuperado y otros han vuelto a brotar desde la base, no ha ocurrido igual con los pinsapos que habitaban en las cañadas más húmedas. Unos 500 metros más delante de los primeros alcornoques encontramos un cruce de tres caminos, es el Puerto de La Refriega, un hermoso madroño preside el cruce de caminos. Tomamos el camino más a la derecha que bien pronto es cruzado por el arroyo del Hoyo del Bote con sus preciosas chorreras. Los llamativos nombres de la zona como Plaza de Armas o Puerto de la Refriega hacen referencia a la sublevación de los moriscos que se hicieron fuertes en estos difíciles terrenos.

Hemos recorrido unos 15,5 kms, cuando encontramos un camino que desciende bruscamente por la izquierda, se encuentra marcado por un hito de madera, es obligado apartarse del carril principal y continuar en descenso como medio km hasta encontrar el increible “Castaño Santo”. Es difícil de describir, lo mejor es visitarlo y contemplar de cerca este árbol, cualquier descripción no haría honores a este espectáculo que tenemos que ver para creer su existencia. Si no hemos parado mucho y hemos venido andando sin mucha prisa podemos haber tardado unas tres horas y media desde Conejeras.

Después de volver al camino principal y continuar en descenso pasamos por una casa destruida que se llama “Venta Quemada” situada a unos 19 kms. del inicio. Ahí llega la Vereda de Ronda a Marbella. Continuamos en descenso, poco más adelante, a unos 25 Kms del inicio, parte por la izquierda un camino hacia Istán.

Ya estamos en terrenos más transitados por excursionistas y ciclistas de la cercana Costa del Sol. Unos 10 kms más adelante llegamos al río Guadaiza y tras cruzar el puente encontramos el campo de golf “La Quinta”. Aquí finalizó nuestra ruta y nos recogió el autobús.

 Si quisiéramos seguir hasta S. Pedro iríamos por una carretera asfaltada 4 kms más hasta llegar a la carretera de Ronda a S. Pedro muy cerca de la Autovía de la Costa del Sol.

 

Paisaje de la Serranía: Torre del Moro o de Sexima

Andrés Rodríguez González Abril 18th, 2013

Torre del Moro o de Sexima.

En colaboracion con Vicente Astete

Las coordenadas de la Torre del Moro son 36º42´54´´ N  5º13´40´´ O

Su elevación es de 660  metros aproximadamente.

Según publicó Manuel Becerra Parra (Micogest) en la revista La Serranía es lo que queda de una torre de origen árabe construida para controlar el paso del Valle del Guadiaro, pero no solo tenía esas funcion, sino también el actuar como lugar de refugio, en caso de ataque por parte de los cristianos, para los habitantes de una alquería o pueblo situado junto a ella. Esta se llamaba Abçegina u Oçegina, del cual deriva Sexima y el verdadero nombre de la torre, “Torre Sexima”. La zona conserva algunos restos de poblamientos romanos y visigodos. Será durante la dominación musulmana cuando Sexima viva su época de mayor esplendor. Sexima sería una pequeña arquería, cuyas casas se extendían a lo largo de la loma en la que se sitúa, hasta el pequeño carrete donde se ubica la Torre del Moro o Sexima. A finales del S.XV, en la década de los 70 o comienzos de los 80 del citado siglo, Sexima se despoblaría definitivamente. La razón tuvo que ser la intranquilidad de encontrarse en una tierra de frontera, unido a las numerosas “razzias” de los cristianos.Hoy en día solo queda de Sexima sus ruinas, expoliadas continuamente, y los restos de su torre, la Torre del Moro  o de Sexima. Está situada en el cerro que se encuentra frente a la Estación de Benaojan, en la otra parte del río.