La Serranía Natural Muestra el Paisaje de la Serranía de Ronda en sus facetas más variadas

A chinese lion statue

Es un blog para mostrar los valores naturales de la Serranía de Ronda

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Anémona de jardín

Andrés Rodríguez González Febrero 24th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA 

Anémona de jardín, Anémonas, Coronaria. Anemone coronaria

Planta de la familia Ranunculáceas, son frecuentes su cultivo en jardines por su abundante floración. Pertenece a la misma familia de nuestros ranúnculos que aparecen en primavera y otoño en zonas húmedas como orillas de arroyos y pequeñas lagunas temporales. Hay muchas variedades con diferentes colores de flores.

Es originaria de zonas montañosas de China y Japón se ha adaptado de tal manera al clima mediterráneo que forma parte importante de nuestros jardines.

Es una planta herbácea que puede alcanzar hasta 25 cm de altura aunque suele ser de menor tamaño. Suele florecer en primavera, aunque hay anémonas de flor de otoño, otras que florecen en el invierno como plantas de interior y en verano al aire libre.

Se pueden sembrar en balcones aunque suele hacerse en arriates. Le viene bien casi cualquier lugar entre semisombra a umbrío, siempre que cuente con luz solar directa durante la mañana. No soporta bien las heladas por lo que si hay heladas fuertes, habrá que cubrirla. Como sus parientes nuestros ranúnculos prefiere lugares húmedos, nunca debe estar seca la tierra donde las plantemos.

La plantación de los pequeños bulbos se hace a unos cinco centímetros de profundidad a mediados de otoño, si vivimos en un sitio donde haga frío debemos ponerlos en macetas para poder entrarlas en casa cuando empiecen a florecer.

Son plantas resistentes a plagas, pero pueden ser atacados por pulgones, caracoles y babosas.

Se multiplica bien por semillas y rizomas.

Bibliografia

https://fichas.infojardin.com/

RUTAS PARA EL CONFINAMIENTO: A LOS MOLINOS DEL TAJO

Andrés Rodríguez González Febrero 20th, 2021

RUTAS PARA EL CONFINAMIENTO: A LOS MOLINOS DEL TAJO

La ruta marcada como nº 3 del libro del que se están obteniendo estas rutas, Rutas por Ronda, editado en el 2010, es a la Ermita de la Virgen de la Cabeza y al Duende. Actualmente no se puede acceder a esa finca a pesar de estar atravesada por viarios caminos públicos. Espero que pronto podamos disfrutar de esa ruta por uno de los parajes más hermosos que existen en los alrededores de Ronda.

Nuestra tercera ruta, a los Molinos del Tajo, está marcada como la 4ª del libro. Las vistas son excepcionales. Recomendable para hacer en cualquier momento del año.




ÁRBOLES NOTABLES DE LA SERRANÍA DE RONDA Fresno del Puente del Diablo

Andrés Rodríguez González Febrero 17th, 2021

ÁRBOLES NOTABLES DE LA SERRANIA DE RONDA

Fresno del Puente del Diablo. Fraxinus excelsior

Andrés Rodríguez González y Juan Carlos Guerrero Gómez

Situado en la parte más intrincada del desfiladero de El Hondón, a escasos cien metros de las ruinas del Cortijo del Cupil Bajo, nuestro árbol notable se encuentra junto al cauce del arroyo del Cupil.

A un lado y otro del puente existen dos enormes fresnos, el situado aguas arriba es el que hemos tomado como referencia para este capítulo de Árboles Notables de la Serranía de Ronda. Ya conocemos a través del Fresno de la Pasá de Gibraltar las características biológicas de esta especie, hoy nos vamos a fijar más en el entorno que rodea a este árbol, que sin duda, se ha desarrollado sobremanera debido a la presencia de agua casi constante en sus raíces.

Uno de los elementos del paisaje que destaca sobremanera es el Puente del Diablo.

Existe una leyenda de un Puente del Diablo de Martorell, cuenta como el diablo para obtener el alma de una anciana construye un puente en una noche con la promesa de que quien pase el primero por ese puente le cederá su alma para siempre, a la mañana siguiente la anciana engaña al diablo haciendo pasar a un gato por el puente recién construido. Desde entonces anda el diablo intentando apoderarse del alma del gato, a cambio, los humanos pueden pasar libremente por el puente.

Nuestro Puente del Diablo (en francés “Pont du Diable”), recibe su nombre de los franceses, se lo dieron debido a los abundantes muertos que los guerrilleros les ocasionaron en el puente y en desfiladero del Hondón durante la ocupación de Ronda en la Guerra de la Independencia.

Situado cerca de las ruinas del Cortijo del Cupil Bajo, el Puente del Diablo o “Pont du Diable” es descrito por Carlos Gonzalves Cravioto en su estudio Puentes Históricos de la Serranía de Ronda, con las siguientes palabras:

“Coordenadas 3.02.900 – 40.70.800. Arroyo del Cupil. Un arco de medio punto con calzada alomada. 6 m. de luz. Época medieval. Seguramente situado en el antiguo camino a zona de Montejaque, Benaojan y camino de Sevilla. En buen estado actualmente.

Bibliografia: Mapa francés de 1810. Citado como Pont du Diable.

Ancho calzada 3,30 m. Imposta y bóveda de ladrillo. Resto de puente de Sillarejo. Dimensiones del ladrillo 28 x 14 x 3,5 cm. En la rosca y dovela, alterna el ladrillo a soga y a tizón. Largo de los laterales de fábrica 6 m.”

La vegetación acompañante es un bosque en galería formado un estrato arbóreo de encinas, fresnos y quejigos tapizados de abundante líquenes que nos dan idea de la humedad considerable que reina en el entorno. Hace muchos años que descubrimos este rincón mágico, ya entonces crecía una ramas de nuestro fresnos casi a nivel del cauce del arroyo, esa gruesa rama cayo al cauce y al iniciar la recuperación del camino municipal nº 51 con la colocación de una puerta, esa rama ha sido eliminada por el peligro que tenía de obstruir el cauce a la altura del puente y provocar su derumbe.  Acompañan a los árboles un amplio abanico de matorral entre los que destacan la zarzaparrilla  y la hiedra que como lianas utilizan árboles para crecer buscando la luz, también son abundantes las adelfas, los helechos y las zarzas que el algunos tramos forman un muro impenetrable.

En el derruido cortijo del Cupil Bajo debieron habitar varias familias si nos fiamos en el volumen de las ruinas. La actividad ganadera y agrícola ha dejado huellas importantes en todo el entorno. Sin duda tuvo una abundante ganadería de ovejas y cabras, en la ladera de enfrente destacan los gruesos muros de piedra seca y cerca de los riscos de roca existen corralones también de piedra para el ganado. Frente al cortijo, desde la misma orilla del arroyo, se aterrazó con muros de piedra el terreno para conseguir zonas llanas donde cultivar cereales, en las cercanías de un afluente que viene de los llanos del Hierro y ladera norte del Cerro Mures, existe una zona dedicada a huerta con restos de alberca y árboles frutales como nísperos y otros ornamentales como Falsa Acacia y Arce, por citar algunos de los que permanecen vivos, si bien existen restos de otros varios ya secos.

Aguas arriba del citado afluente y si continuamos por el trazado a recuperar del antiguo camino nº 51 se ven Pilas de agua excavadas en la roca lo que denota un uso ganadero importante. Muy cerca de ella existen rocas con fósiles de anmonites.

Actualmente la zona se dedica a la ganadería de cerco ibérico.

La presencia no lejana de los Dólmenes del Chopo y de La Giganta certifican la presencia humana en la zona desde épocas remotas.

Bibliografía

Gonzalves Cravioto, Carlos. Puentes Históricos de la Serranía de Ronda.

Rafael Flores Dominguez, desde la empresa R.F. Natura nos ha aportado información y fotografías.

Ronda Gráfica nos ha ayudado eficazmente con los mapas e información.

Rutas para el confinamiento: A la Canchuela

Andrés Rodríguez González Febrero 13th, 2021

Ruta a La Canchuela.

Una ruta que sólo tiene un punto en contra, y nada más que cuando el suelo esta embarrado tras las lluvias. En efecto, en la subida a La Canchela el tipo de suelo arcilloso que allí abunda provoca un barro pegajoso que hace difícil andar y no digamos moverse en bicicleta de montaña. He llegado a ver como algunas bicicletas se quedaban literalmente ancladas en el barro, a dos ruedas y con el ciclista encima. Más de uno se ha dejado las zapatillas enterradas en la arcilla. Por lo demás una ruta muy agradable de hacer y muy recomendable sin especiales dificultades.




Árboles Notables de la Serranía de Ronda: Video del Chopo Negro

Andrés Rodríguez González Febrero 12th, 2021

En la Serie de Árboles Notables de la Serranía de Ronda, como representante del Chopo Negro o Álamo negro , hemos elegido uno de los existentes en el paraje denominado El Hondón, en el límite del Parque Natural Sierras de Grazalema, dentro de la provincia de Málaga y cerca de la ciudad de Ronda, en una chopaleda existente en el arroyo del Cupil, afluente del Guadiaro.

https://youtu.be/dU8vFn_3flI

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Avispa Ophion

Andrés Rodríguez González Febrero 12th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Avispa Ophion

 

Estas avispas pertenecen familia Ichneumonidae, Icneumonidos, unas avispas incapaces de picar a los humanos excepto precisamente el género Ophilon.

Dentro de esa gran familia existe la subfamilia Ophioninae. Tienen distribución mundial. La tribu Ophionini, dentro de la subfamilia, comprende en la región paleártica un restringido número de géneros, que en España se reducen a cuatro, uno de ellos es el género Ophion. A nivel mundial son 32 géneros especialmente abundantes en las regiones tropicales.

Generalmente los Icneumonidos son grandes, delgados, de color naranja con el abdomen comprimido y curvado. Miden 6-29 mm. Tienen ocelos grandes, los ocelos son ojos simples colocados en la zona frontal de la cabeza entre los dos ojos compuestos. Son especies endoparasitoides de larvas de mariposas. Solo una especie de Ophion parasita a un escarabajo.

Suelen ser activos de noche y son atraídos por las luces artificiales. Se los encuentra en una gran variedad de hábitats. Es muy característico tener un apéndice en la punta trasera del abdomen que les sirve para poner los huevos dentro del cuerpo de las larvas de mariposa, ese apéndice se denomina “Ovopositor”. En el caso de los “Ofilones” el ovopositor es corto y filoso, capaz de perforar la piel humana, a diferencia de la vasta mayoría de los icneumónidos, que no pueden picar.

Otra característica de las avispas Icneumonidos es tener una cintura muy estrecha, el cuerpo alargado y en las hembras un oviscapto como una jeringuilla que utilizan para inyectar el huevo en la oruga o larva que después la larva propia parasitará. La oruga parasitada crece a pesar de que la larva de la avispa Icneumonida se la va comiendo interiormente, respetando los órganos más vitales. Las larva de insectos (que suelen tener forma de gusano) se encierran en una estructura semirrígida llamada Crisalida donde terminan su desarrollo y de las que salen convertidas en Mariposas adultas, pero de las crisálidas parasitadas por las avispas Icneumonidas, no emerge la esperada mariposa, sino la avispa adulta que la ha parasitado.

Los icneumónidos cumplen una función importante en los ecosistemas, son los principales controladores de orugas que pueden ocasionar plagas.

Foto de Isabel M. Rubira a quien agradezco su cesión.

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/

http://digital.csic.es/

https://elmedinaturaldelbages.cat/

Rutas para el confinamiento: Al Tajo del Abanico

Andrés Rodríguez González Febrero 10th, 2021

Rutas para el confinamiento.

Al Tajo del Abanico 

En los duros tiempos en los que vivimos, con una Pandemia que se resiste a la ciencia y que ha originado una gran mortandad, es necesario buscar recursos que nos permitan no solo sobrevivir sino hacerlo en las mejores condiciones posibles e intentando mantener los ánimos.

En Ronda tenemos la suerte de mantener un entorno privilegiado y una red de caminos bastante bien conservada a pesar de alguna añorada pérdida. Es por ello, y por las muchas consultas que recibo pidiéndome consejo sobre paseos por las cercanías de la ciudad por lo que he decidido poner a la luz un material que realicé en el año 2010 para el Patronato Deportivo de Ronda desde la Asociación ARACA.

La primera propuesta de ruta o paseo por las cercanías de Ronda que hoy publico es al Tajo del Abanico, un recorrido clásico pero que siempre sorprende.




SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Ciato coprófilo

Andrés Rodríguez González Febrero 7th, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Ciato coprófilo. Cyathus stercoreus

Con Gonzalo Astete

Pertenece a un grupo de setas conocido como “Hongos nido” por su forma que recuerda vagamente a un nido de ave.

El nombre indica claramente donde se encuentra habitualmente este hongo, en estiércol de vaca o caballo, pero no de manera exclusiva, también aparece de forma ocasional sobre restos leñosos en descomposición.

Carece de pie, presenta la parte aérea (Carpóforo) compuesto por fructificaciones sésiles de algo más de 1 cm de altura como máximo aunque habitualmente no llega a ese tamaño y que no suelen alcanzar esta cota en anchura. En su primera etapa tienen forma más o menos globosa o de pera, están recubiertos por unos abundantes pelos, en este caso de tacto suave, no erizados, de color pardo castaño, que se pierden al madurar. Cuando se abre y alcanza el estado adulto la seta tiene forma de nido o más habitualmente acopada. Presenta tres estratos perfectamente diferenciados, la zona exterior es pilosa y de color pardo castaño, una especie de tela que tapa la boca es membranosa y blancuzca, desapareciendo con el tiempo, por último, la zona interior es lisa, no estriada, de color gris oscuro, en ocasiones casi negro, de apariencia brillante.

En el interior aparece la Gleba compuesta por una especie de huevitos llamados peridíolos, con forma de lenteja, en número aproximado de 10. Son de color muy oscuro y marcadamente brillantes, están unidos al fondo de la seta por una especie de hilo ligero.

Carne poco significativa sin olor ni sabor reseñables. No comestible aunque no es venenoso.

Se suele encontrar desde primavera hasta finales del otoño. El ejemplar fotografiado por Isidoro Alcobendas se ha encontrado en invierno.

Es más raro de encontrar que otros de su mismo género como Cyathus striatus y Cyathus olla.

Bibliografía

https://www.fungipedia.org/

https://micoex.org/

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA LEOCARPO FRAGIL

Andrés Rodríguez González Febrero 6th, 2021

SETAS DE LA SERRANIA DE RONDA

LEOCARPO FRAGIL  Leocarpus fragilis

Con Gonzalo Astete

Hongo del grupo de los Myxomicetos. Es una especie que habita por todo el mundo. Forman grupos de muchos individuos agrupados que le dan el aspecto de una puesta de huevos de algún insecto.

Es un hongo muy inconfundible. Son muy características las pequeñas bolitas de entre 0,5 y 1,5 milimetros de diámetro con las que hace visible y por la gran cantidad de ellas que presenta. También es muy significativo que esa enorme cantidad de pequeñas bolitas presente dos colores diferentes según la época de vida de los hongos, de joven es amarillo vivo, con aspecto pegajoso, después, cuando madura presentan color amarillo brillante o rojizo.

Esas pequeñas esferas son donde produce las esporas, su nombre técnico es Esporangios. Se rompen con mucha facilidad y de ellos salen multitud de minúsculas esporas de color verde.

Hay quienes consideran a estas setas como no pertenecientes al Reino de los Hongos, sino al Reino Protoctistas, en realidad son mohos que se alimentan de bacterias a las que atrapan por fagocitosis, es decir englobándolas dentro de su estructura y digiriéndolas ya que en su primara fase tienen forma y aspecto que les hacen parecerse a las amebas.

Vive en general sobre restos de plantas o donde existan restos de materia vegetal,en zonas con árboles entre alcornoques y encinas, también en bosques de coníferas, campos, parques y jardines.

Se desarrolla en otoño en invierno.

No es tóxico pero tampoco es comestible.

Bibliografía

http://www.fichasmicologicas.com/

https://micoex.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: MELONCILLO

Andrés Rodríguez González Febrero 4th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

MELONCILLO Herpestes ichneumon

La única especie de los herpéstido o mangostas presente en Europa, es uno de los pocos mamíferos carnívoros diurnos. Las mangostas disponen de una forma del cuerpo y unas defensas genéticas que les permiten contrarrestar el veneno de las serpientes, es por eso que son eficientes matadores de culebras.

Siempre se pensó que era una especie africana introducida por los árabes durante la conquista de la península como una animal de compañía que se asilvestró pero estudios recientes han demostrado existe un alto grado de diferencia genética con sus parientes africanos, lo que lleva a pensar que su entrada en la península es anterior a la llegada de los árabes, se calcula que debió cruzar el Estrecho por sí solo a finales del Pleistoceno hace unos 10.000 años.

Su aspecto recuerda al de un mustélido de tamaño mediano. Tiene una cabeza afilada terminada en punta con el hocico de color negro, un cuerpo alargado con patas cortas y cola larga. El color del recio pelo es marrón oscuro en general, alternando tonos crema claros con el pardo castaño que le dan un aspecto escamoso El color es pardusco con finas motas más claras y con los pies. Ojos con pupilas verticales. Orejas redondas y pequeñas. Su peso ronda los tres kilogramos, un poco más en los machos y algo menos en la hembras. Cola con la punta negra. Patas cortas con uñas no retráctiles. El tamaño es de 50-55 cm de cuerpo y cabeza y unos 45 cm de cola. Las huellas son semiplantígradas, marcan cinco dedos y uñas, el meñique más retrasado, y son de unos 5-6 cm de largo por 3-4 cm de ancho.

Especie que utiliza zonas de matorral que tengan bastante cobertura vegetal como arroyos con zarzales y junqueras. Evita las zonas abiertas donde puede ser atacado por de mayor tamaño. Para moverse en zonas de cultivos y olivares suele utilizar las zonas de lindes evitanto también los bosques espesos y los cultivos arbóreos. No suele superar los 1.000 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Su periodo de actividad normal coincide con el periodo entre la salida y la puesta del sol. Suele estar activo hasta el atardecer cuando se retira a descansar. La mayor parte del tiempo la pasa buscando alimento.

Consume el alimento que esté disponible en cada momento, incluye la captura de conejos jóvenes, roedores, insectos y pequeñas aves o el consumo de setas, frutos y carroña. Una de sus presas preferidas son los reptiles, especialmente las culebras. Es un animal que vive en grupos familiares de 5 a 6 miembros, pero que también puede vivir en solitario o en parejas. Sus territorios suelen ser de unos tres kilómetros cuadrados.

Los meloncillos pueden reproducirse en cualquier época del año, aunque en la mayoría de los casos el periodo de celo es en primavera y la época de partos a principios de verano. Los partos se pueden alargar hasta septiembre y  suele ser de entre 2 y 4 cachorros. Suele utilizar antiguas tejoneras o madrigueras de conejo como madrigueras de cría y descanso. Las crías permanecen con la madre durante un año. Durante ese tiempo, cuando salen de campeo, van todas andando en fila india detrás de la madre, creando la impresión de un gran animal que se mueve sigiloso entre el matorral, cosa que también le sirve como defensa al suponer sus enemigos que es una único animal de gran tamaño. De ahí que se haya confundido con grandes culebras peludas o con el animal mitológico llamado “Alicante”.

El meloncillo es un carnívoro diurno y eso tiene sus riesgos. Por eso acostumbra a vivir entre lo más espeso del matorral, donde pasa desapercibido. Su juego consiste además en desanimar a sus enemigos aparentando lo que no es. Para ello recorre los senderos en grupo, varios animales corriendo juntos cabeza con cola. De esa forma parece un animal más grande. Como además es bajito, de cola larga, patas cortas y de pelo recio, ya tenemos a la serpiente peluda.

Es capaz de cazar y comer serpientes, incluso las más venenosas. Los meloncillos han desarrollado inmunidad al veneno de las serpientes mediterráneas gracias a una mutación genética.

Dice la gente del campo que cada vez hay más meloncillos y que la culpa la tienen unos señores que se dedican a criarlos y soltarlos. El meloncillo, como el jabalí, depende del matorral, a más matorral por abandono de la agricultura y la ganadería tradicional, más melocillos y jabalíes lo ocupan. El aumento del matorral debido al modo de vida rural son los verdaderos responsables de que haya más meloncillos.

Además del abandono del campo, también le ha favorecido el cambio climático. Desde esas etapas históricas hasta hace unos 25 años, el área de distribución del meloncillo se circunscribía al tercio meridional de la Península, ocupando parte de Andalucía, la mitad sur de la provincia de Badajoz y el sur de la provincia de Ciudad Real, siendo esta las áreas donde se daban las condiciones ambientales adecuadas para su presencia. Sin embargo, en los últimos años se ha extendido su población hacia el norte del país. Así, en 2006 se confirmó la primera reproducción de esta especie en el ámbito de la Comunidad de Madrid, donde actualmente se reproduce de manera estable, principalmente en el suroeste de la Región. Ya está presente también en las provincias de Valladolid y Salamanca, por el norte, y Albacete por el este, y también existe una cita confirmada de un ejemplar en Villablino (León), en plena Cornisa Cantábrica.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), durante el periodo 1973-2005, tanto las temperaturas medias como las máximas y mínimas, han sufrido un incremento considerable.

Para el periodo 1980-2006, Aemet elaboró una serie de temperatura media anual de la España peninsular y Baleares, a partir de los datos de unas 40 estaciones. Esta serie muestra una tendencia creciente de 3,7 ºC/100 años. Los cinco años más cálidos de este periodo han sido (la temperatura media estimada está entre paréntesis): 2006 (15,87 ºC), 1995 (15,81 ºC), 1997 (15,75 ºC), 2003 (15,73 ºC) y 1989 (15,65 ºC), los cinco coincidentes con el periodo de expansión de la especie.

Por ello, todo apunta a que la presencia de esta especie en el territorio está condicionada de manera determinante por las condiciones climáticas, habiéndose desplazado hacia el norte conforme el clima se está haciendo más caluroso y árido.

Además, la rapidez y amplitud del desplazamiento, del orden de 400-500 kilómetros hacia el norte en tan sólo 20 años, constituye un indicio evidente de lo rápido que se está produciendo el cambio climático.

Agradezco a Gonzalo Astete la cesión de la foto para su uso en este medio.

BIBLIOGRAFIA

https://www.malaga.es/

https://www.ecologistasenaccion.org/

https://www.faunaiberica.org/

Next »