La Serranía Natural Muestra el Paisaje de la Serranía de Ronda en sus facetas más variadas

A chinese lion statue

Es un blog para mostrar los valores naturales de la Serranía de Ronda

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Zamarrilla.

Andrés Rodríguez González Junio 23rd, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Zamarrilla. Polio.
Teucrium lusitanicum

Planta de la familia de las Lamiáceas de amplia distribución que habita en bosques y bosquetes de climas secos, forma parte de matorrales basófilos, acidófilos y nitrófilos, también vive en pastizales, pedregales y pendientes rocosas, desde nivel del mar hasta los 1500 m.

Es una mata de pequeño tamaño con pelos ramificados; tallos de erectos a ascendentes, blanquecinos, verde-amarillentos, grisáceos o amarillos, pubescentes o tomentosos. Hojas opuestas o en verticilos de tres, sésiles, oblongas, lanceoladas o lanceolado-lineares, crenadas desde el tercio inferior o desde la mitad. Inflorescencia en panícula de cabezuelas ovoides y pedunculadas, o en cabezuela terminal. Flores zigomorfas, hermafroditas o femeninas, pentameras. Caliz tubular, con 5 dientes. Corola unilabiada, blanca, crema o rara vez amarillenta; lóbulos 5, los latero-posteriores oblongos y glabros.

El Dr. Font Quer, en la pág. 650 de su magnífico Dioscórides renovado, explica:
“Se considera tónica y estimulante, y se usa como las especies del mismo género.
Quer, en la página 115 del tomo VI de la “Flora española”, se expresa así acerca de esta planta:
La zamarrilla amarilla es mejor por más aromática y apreciable para la composición de la triaca y el mitridato; se debe elegir bien guarnecida de flores de brillante color amarillo dorado, bien seca entre papeles y de olor activo y aromático, se emplean particularmente las extremidades o cogollos floridos.
El polio es diurético y promueve los menstruos, y se aprecia para la curación de la hidropesía, tericia y mordedura de bestias venenosas, para este efecto emplean la infusión de las hojas y flores en forma de té, lo que también excita los menstruos y orina, y quita las obstrucciones.
Chomel, en su “Historia de plantas usuales”, dice que hacen beber, en la Provenza, para los cursos de vientre molestos, el agua de poleo macerado en ella.
Arizaga, en el libro repetidamente citado (página 76) cuenta que los monjes Benedictinos de Valvanera la llaman hierba del humor y la usan para el reumatismo crónico; su método es hacerla polvos y después de untar la parte con miel la cubren con polvos, y me aseguró el cirujano y otros monjes que siempre se ha quitado el dolor. Lo cierto es que tenían prevención de esta planta, que me enseñaron para que les dijese lo que era.

Sobre su historia nos explica:
“Dioscórides trata del polio en el capítulo 118 del Libro III, y lo considera útil contra las mordeduras de las serpientes, contra la hidropesía, la ictericia y las enfermedades del bazo; relaja el vientre y provoca el menstruo. En las “Experiencias y remedios de los pobres”, de Antonio Bandinelli, que figuran como segunda parte del “Tesoro de Pobres” del Maestro Julián (pág. 241), se lee una curiosa “Receta para los gusanos, la mejor que se pueda hallar y más fácil, aunque los tengas de muchos años”: En el mes de mayo tomarás del masclo, a diferencia del ordinario, que éste tiene como unos botones blancos por los cabos de las ramas y tiene el olor muy fuerte, más que el otro. Pondrás, dentro de un lienzo delgado, de las hojas y de la flor de los cabos, y harás como un botón muy recio, y te lo atarás a los ojales de la camisa, que esté a la parte de dentro que toque a la carne, y en particular el hoyo debajo de la garganta, que experimentarás luego el remedio quedando sano. De ahí, probablemente, el nombre catalán de herba cuquera y herba dels cucs que se da a esta planta. ”

Bibliografía
http://www.montesdemalaga.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA ALCAPARRAS

Andrés Rodríguez González Junio 22nd, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
ALCAPARRAS
(Capparis spinosa)

El origen del término alcaparra proviene del griego caparis y del árabe alkabara, apareciendo referencias en textos antiguos sobre las propiedades curativas y gastronómicas de la planta.
Las primeras evidencias de existencia del alcaparro se encuentran en Asia, siendo los griegos quienes lo introdujeron entre los pueblos del Mediterráneo, sobre todo España e Italia, multiplicándose rápidamente gracias a la adaptación al clima cálido y soleado.
En la depresión andaluza es frecuente en taludes de carreteras y campos de secano, en la comarca de la Serranía de Ronda no se encontraba hace unos años, el lugar más cercano donde crecía era en la zona del Tajo del Molino, en la Sierra de Teba, pero actualmente se puede ver cómo crece de forma espontánea en varios lugares, concretamente en las cercanías de Ronda en el camino al Pilar de Coca, una prueba evidente del calentamiento climático que ha experimentado la Serranía.
Las alcaparras o tápenas son los botones de la flor del alcaparro Capparis spinosa, un arbusto de hojas de preciosas flores blancas también conocido como ‘tapenera’. Los frutos que nacen a partir de estas flores reciben el nombre de alcaparrones o caparrones, con una textura carnosa y jugosa, con péndulo de 4 cm. y diferente color según su madurez, pasando del verde al rojizo.
Las ramas más tiernas de esta planta, normalmente las que se encuentran en los extremos externos se conocen como tallos rastreros y que se renuevan anualmente, pudiendo llegar a alcanzar los 6 metros de longitud en plantas cultivadas. Se consumen después de haberlos encurtido con agua, vinagre y sal. Tres productos diferentes de una misma planta que se pueden observar y recolectar en épocas diferentes, desde abril hasta septiembre.
El alcaparro crece en diversos climas y suelos, aunque es una planta que prefiere temperaturas cálidas y secas, aumentando así su número y mejorando la calidad de sus flores para la reproducción. La adaptación a estas condiciones ambientales ha hecho que sus semillas presenten dureza e impermeabilización por lo que su germinación es complicada, necesitando un mínimo de 120-200 mm de agua anual.
Fueron mencionadas en la literatura grecorromana, en obras como la ‘Cena de Trimalción’ de Petronio, y en alegorías sobre la vejez en el Antiguo Testamento:
“El almendro comenzará a florecer, la langosta resultará una carga y la alcaparra no servirá para nada. Pues el hombre va a su hogar eterno, y en la calle se escucha ya a los que lloran su muerte”.
Dentro de la literatura humorística y sarcástica también ha tenido aceptación la alcaparra debido a la sonoridad de su nombre. Así se pueden encontrar trabalenguas como:
Los componentes principales de las alcaparras y alcaparrones son el agua y los hidratos de carbono. Apenas contienen grasas por lo que poseen importantes beneficios para el organismo, ya que el aporte calórico es muy bajo (100 gramos de alcaparras contienen 25 calorías aproximadamente). El botón de la flor del alcaparro, la alcaparra o tápena, es valorado por sus aplicaciones en la farmacopea gracias a sus propiedades diuréticas, antirreumáticas, antiartríticas (debido a la caparirutina) y cosmetológicas.
También se ha utilizado para combatir el dolor de muelas mediante enjuagues bucales, como curación en heridas infectadas, mediante infusiones que combaten los padecimientos estomacales y para evitar la caída del cabello.
Existe un escrito del siglo XIV sobre Medicina Sevillana que comenta algunas de sus propiedades: Alcaparras: la rayz y las fojas y el fruto todos son calientes y secos en segundo grado, y son abrideras y desolutiuas…
Bibliografia
http://www.regmurcia.com

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA: Gavilán común

Andrés Rodríguez González Junio 20th, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA
Gavilán común (Accipiter nisus)

El gavilán es una de nuestras más pequeñas rapaces.  Pertenece al Orden Falconiformes; familia Accipitridae. Su longitud es entre 28 a 37 cm y su envergadura de 60 a 77 cm.
Es un ave que vive en zonas boscosas en las que captura pequeñas aves, algunas tan diminutas como los páridos. Para acceder a unas presas tan escurridizas, esta rapaz ha adquirido algunas adaptaciones tendentes a facilitar su movilidad en las intrincadas espesuras boscosas, como la posesión de alas cortas y redondeadas y una cola particularmente larga, que le otorgan gran capacidad de maniobra y de aceleración.
Esta pequeña rapaz presenta un acusado dimorfismo sexual invertido, por el cual las hembras resultan ostensiblemente más corpulentas que los machos; además, entre ambos sexos existen marcadas diferencias en cuanto al diseño del plumaje. El macho adulto tiene las partes superiores y el píleo de un color grisáceo bastante intenso, en tanto que las inferiores son pálidas con un fino barrado transversal y un tono rojizo que puede ser muy notorio, principalmente en las mejillas y los flancos; sobre el ojo luce una leve línea blanca a modo de ceja. Las patas son amarillas y con los largos tarsos sin emplumar. La hembra, mucho más pesada y robusta, posee un patrón de coloración dominado por los tonos pardogrisáceos en el dorso y el píleo, con las regiones inferiores blanquecinas, finamente barradas de pardo; la ceja es más grande y evidente que en su compañero. El plumaje de los jóvenes presenta las partes superiores parduzcas, con las plumas orladas de ante, y las inferiores blanquecinas y toscamente barradas de pardo rojizo. Sobre el ojo que es amarillo se extiende una marcada ceja. Visto en vuelo, el gavilán es un ave bastante pálida, en cuya silueta llama la atención una cola larga y de base estrecha . Normalmente, se lo observa volando velozmente a baja altura entre los árboles, aunque también puede elevarse y planear durante un tiempo sobre el dosel forestal.
Respecto al canto es muy silencioso, en ocasiones emite un suave kiu-kiu-kiu-kiu.

Las fotografías de un gavilán hembra son de José María Canca que me las ha cedido para su publicación y por ello le doy las gracias.

Bibliografia
www.seo.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: RETAMA DEL ALJIBE

Andrés Rodríguez González Junio 19th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
RETAMA DEL ALJIBE 
(Echinospartum algibicum)

Una de las características de la Serranía de Ronda es el rico patrimonio vegetal que alberga. Uno de los grandes botánicos de la provincia de Málaga es Manuel Becerra, natural de Benaoján, muy recientemente en un interesante artículo publicado en mel diario Sur. Manuel Becerra, explica que “la abrupta orografía de la provincia y la enorme variabilidad climática y complicada historia geológica, hacen de Málaga una de las provincias más ricas en cuanto a biodiversidad florística”. Hasta el momento se conozen más de 2.000 taxones diferentes de plantas vasculares, muchos de ellos, exclusivos de Málaga. También hay especies que podemos catalogar como raras, según asegura Becerra, por distintos motivos.

En ese artículo ha seleccionado a siete de ellos como especialmente interesantes.
Otro de los endemismos malagueños más escasos y amenazados es esta especie de retama, RETAMA DEL ALJIBE  (Echinospartum algibicum) que puede llegar a alcanzar los dos metros de altura y presenta las flores amarillas, que curiosamente sólo se conoce de unos terrenos rocosos que no superan la hectárea de extensión situados en los alcornocales del término municipal de Montecorto, en la Serranía de Ronda.
Es la única localidad conocida a nivel mundial, la población está formada por poco más de 100 individuos y se encuentra gravemente amenazada por los incendios.


Hormigas de la especie Camponotus cruentatus cuidadando pulgones en flores de Retama del Aljibe.

Bibliografía.
http://www.diariosur.es

FAUNA DE LA SERRANÍA Meloncillo

Andrés Rodríguez González Junio 18th, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA
Meloncillo (Herpestes ichneumon)

El meloncillo es la única mangosta europea, está representado en la Península Ibérica por la subespecie Herpestes ichneumon widdringtonii,
Es un animal fácil de reconocer por su cuerpo alargado de cortas patas y cabeza fina, y por su larga cola, que puede llegar a medir hasta 45 cm, ancha en su arranque y rematada en un mechón negro.
Su cuerpo, de 51 a 55 cm de largo y 19 a 21 cm de altura en la cruz, está cubierto de un pelo negro con las puntas en amarillo cremoso, o pardo con la punta en gris plateado, lo que le da un aspecto jaspeado. Los machos son algo mayores que las hembras. El peso del meloncillo está entre 2,5 y 3,5 kg.
Sus pezuñas tienen cinco dedos con uñas que no son retráctiles.
Su cabeza es pequeña, puntiaguda y estrecha; no más ancha que el cuello. De ella sobresalen ligeramente sus orejas, cortas y anchas. Pero lo que más llama la atención son sus ojos, de color más bien claro y con una pupila horizontal, rasgo excepcional entre los carnívoros, que le confiere una mirada inquietante.
Su origen es africano. Ocupa el suroeste de la Península, siendo abundante sobre todo en el Algarve, Sierra Morena, Doñana y las serranías de Cádiz y Málaga. Actualmente está experimentando una ligera tendencia expansiva quizás favorecido por la densificación del matorral; se han localizado individuos en los Arribes del Duero.
Su hábitat típico es el monte bajo mediterráneo con encinas y alcornoques. En las zonas de cultivo se refugia en los sotos e islas de fresnos, adelfas y zarzas. También puede estar presente en bosques fluviales.
Aunque se sospecha que la salud de sus poblaciones puede estar amenazada, a veces es presa de los cazadores furtivos, que lo ven como un competidor en la caza del conejo.
El celo del meloncillo tiene lugar a alturas variables de la primavera. La gestación dura unos tres meses, después de la cual las camadas, de entre dos y cuatro crías, nacen principalmente en verano.
Las crías permanecen con la madre alrededor de un año, durante el cual la siguen caminando en fila india, pegados unos a otros, con el morro bajo la cola del individuo que le precede dando un aspecto al grupo de gran serpiente, lo que unido a su andar desgarbado, sin apreciarse las cortas patas, le hace parecer un reptil,. Quizás por ello se ha inventado una mitología ampliamente extendida en Andalucía y Extremadura acerca de un animal extraño llamado “Alicante” que es como una gigantesca culebra pero tiene pelos.

El meloncillo es un carnívoro que apenas sale por la noche, ya que disfruta de 15 horas ininterrumpidas de descanso. Sus momentos de mayor actividad son un poco antes del mediodía y hacia la media tarde.
Sus extremidades delanteras son bastante fuertes, lo que le permiten hacer marchas relativamente largas y, sobre todo, excavar con bastante pericia, ayudado por sus robustas uñas. Esto le permite adaptar antiguas madrigueras de conejos o incluso de tejones para usarlas como dormideros; también así cazan conejos que les sirven de alimento principal.
Además de estos jóvenes conejos, también se alimentan de reptiles,  pequeños mamíferos e insectos que sean capaces de capturar.
A su vez, sirven de alimento al lince, cuya predación sobre el meloncillo ha sido constatada en Doñana.
Sus huellas son semiplantígradas, de unos 3,5 cm de largo por 3 cm de ancho. En tierra blanda marcan los cinco dedos con sus correspondientes uñas, pero en sustratos duros el quinto dedo desaparece. En suelos arenosos además dejan tras de sí la estela de su larga cola.
Sus deyecciones son alargadas, cilíndricas y con estrangulaciones. Miden entre 10 y 15 cm de largo y son de color negruzco o grisáceo oscuro por contener pelo de conejo. Al secar quedan brillantes. Suelen estar depositadas en letrinas familiares en cruces de sendas y cerca de zarzas.
Aunque no son individuos estrictamente solitarios, tampoco son gregarios. Pasan las noches en familia en las madrigueras, pero cuando salen durante el día el grupo se desperdiga.
Mientras que los machos son territoriales, las hembras solapan sus áreas de campeo entre sí.
Algunos machos comparten su territorio con una sola hembra, pero otros pueden tener hasta cuatro o cinco hembras distribuidas por su zona de control.
El descubridor del meloncillo fue Félix Haenseler, según cita Boissier en su libro Voyage botanique dans le Midi de l’Espagne pendant l’année 1837. Haenseler estuvo en Estepona durante nueve años como farmacéutico, no precisando en que años. Fue allí donde descubrió un cuadrúpedo llamado popularmente “meloncillo” . (M. Haenseler, qui a séjourné près de neuf ans à Estepona, a découvert dans ces collines un quadrupède nouveau pour l’Europe, le Viverra Ichneumon qui n’était connu jusqu’ici qu’en Egypte et sur quelques points de la Barbarie; il vit dans des terriers et on lui donne dans le pays le nom de Meloncillo.)
Sobre si el Meloncillo ha sido introducido o no existen discrepancias, para unos fue introducido como animal de compañía por los árabes en el sur de España desde Marruecos, para otros su presencia es mucho más antigua y se basan para decir eso en restos fósiles.
Las fotos son de José María Canca a quien agradezco que me haya permitido su uso. Sus fotos, estas y otras muchas, son un ejemplo de su amor a la Naturaleza y su implicación en su protección.

Bibliografía
www.faunaiberica.org
www.esteponaensuhistoria.com Alemanes en la historia de Estepona.
por F. J. Albertos, 2014

LIBELULAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Bella dama Calopteryx virgo

Andrés Rodríguez González Junio 17th, 2017

LIBELULAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Con Gonzalo Astete
Bella dama Calopteryx virgo

Según el diccionario etimológico de Pedro Romero el nombre científico proviene del griego, “kallis” que siginifica bello, “pteryx” ala y “virgo”, joven, virgen.
Es una libélula del grupo de los caballitos del diablo. Se trata de una de las más grandes, alcanza los cuatro centímetros de longitud. Las alas de las hembras son translúcidas y de color pardo, mientras que las de los machos son de color muy oscuro, azul metálico. El cuerpo de los machos es también predominantemente azul, mientras que el de las hembras es verde con reflejos dorados.
Los ojos de estos insectos pueden tener más de 30.000 facetas (ojos simples), lo que unido a la increíble movilidad de su cuello hace que nada escape a su atención cuando vuelan en busca de alimento.
Prefieren las corrientes de agua rápidas, claras y bien oxigenadas, aunque es posible encontrar jóvenes lejos del agua.
La hembra depositará los huevos sobre las partes sumergidas de las plantas acuáticas, pudiendo sumergirse para ello completamente. La vida larvaria dura dos años, alimentándose de diversos pequeños animales acuáticos, que captura con sus formidables mandíbulas.
Las larvas se caracterizan por tener el primer artejo de las antenas tan largo como los otros seis juntos, y por los cercos caudales, largos y estrechos.
Está presente en la mayor parte de Europa, desde Escandinavia y Escocia hasta Grecia, en gran parte de Asia hasta Japón y en el norte de África.
Bibliografía
http://animalandia.educa.madrid.org

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Chupaleche, Podalirio.

Andrés Rodríguez González Junio 17th, 2017

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Elaborado con José María Canca Guerra

Chupaleche, Podalirio
. Iphiclides podalirius.
La familia Papilionidae está representada en la Serranía de Ronda por tres de las mariposas más bellas, la Arlequín, la Macaon y la que ahora traemos, Podalirio o Chupaleches.
Es una mariposa frecuente en Andalucía y toda la Península Ibérica, exclusiva del norte de áfrica, sur y centro de Europa, se extiende por todo el Asia templada hasta China occidental.
Vuela desde febrero a junio y desde finales de junio a agosto en dos generaiones anuales. Las orugas se alimentan de árboles y arbustos de plantas de la familia de las Rosáceas, tanto silvestres como cultivados, como género Prunus, Manzanos, perales y Espinos (Majuelo).
En julio es especialmente frecuente en toda la provincia de Málaga, a los adultos se les ve libando flores de lavanda (donde se hizo la foto que acompaña que es del año pasado).  Se ve desde nivel del hasta los 1870 metros de altitud. Suele verse en claros de bosques, jardines y matorrales. También sobre almendrales abandonados, siempre prefiere zonas que no tengan tratamientos químicos fotosanitarios.
No se encuentra protegida por la legislación medioambiental.

Bibliografía

Atlas de distribución de las mariposas dirnas de la provincia de Málaga. José Manuel Moreno-Benitez. Editorial La Serranía, 2015

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA ALBARICOQUE

Andrés Rodríguez González Junio 15th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
ALBARICOQUE

Es esta misa página ya he publicado sobre tan interesante planta, describiendo el árbol y sus frutos pero el conocimiento avanza y cada día se descubren nuevas e interesantes propiedades de uno de los frutos más deliciosos al paladar y saludables para la alimentación: el Albaricoque o también llamados albérchigos, chabacanos o damascos. Son frutas que todos conocemos,  redondeadas con hueso, de piel lisa amarilla con una carne jugosa y dulce, de tamaño entre pequeño a mediano..
El albaricoque es una fruta cuyo consumo nos aporta beneficios nutricionales y son una fruta de temporada en primavera y verano.
El albaricoque tiene un contenido nutricional del que podemos resaltar sus vitaminas A, C, folato o B9, Niacina o B3, riboflavina o B2, tiamina o B1 y piridoxina o B6. De los minerales podemos destacar el potasio, fósforo, calcio, hierro, selenio y zinc. Los albaricoques contienen fibra, carbohidratos, agua, proteína vegetal y carecen de grasa en su composición.
Además de poder comer los albaricoques crudos en el desayuno, como postre o en la merienda, también podemos preparar mermelada casera de albaricoque, compotas, incluirlos en recetas dulces como pasteles y galletas caseras, añadirlos deshidratados al cous cous como hacen los marroquíes o fabricar orejones deshidratándolos al sol.
Podemos resumir sus muchas propiedades en diez:
1.- El albaricoque nos aporta antioxidantes que protegen nuestras células del ataque de los radicales libres y retrasan el envejecimiento.
2.- Es una fruta beneficiosa que nos ayuda a combatir la retención de líquidos debido al aporte de potasio, un mineral con acción diurética.
3.- Los albaricoques participan en la prevención de enfermedades degenerativas, cardiovasculares e incluso cáncer.
4.- Es una fruta excelente para las personas con hipertensión o tensión arterial alta.
5.- Los taninos del albaricoque poseen efecto antiinflamatorio.
6.- Los albaricoques están muy indicados en dietas de adelgazamiento para personas con obesidad o sobrepeso.
7.- Podemos contribuir al buen estado de nuestra piel y cabello consumiendo habitualmente albaricoque.
8.- El albaricoque favorece el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.
9.- La quercetina (un flavonoide) del albaricoque tiene acción antitrombótica, contribuyendo a la prevención de trombos.
10.- Los albaricoques cuidan la mucosa del tracto digestivo, siendo excelentes aliados en casos de problemas de estómago e intestino delgado.

El albaricoque es una fruta ideal durante todas las etapas de la vida: niñez, adolescencia, edad adulta, embarazadas y lactantes y deportistas.
Y no es cuestión de tamaño, esta pequeña fruta contiene muchos nutrientes en su interior. Por eso resulta muy necesaria cuando se trata de seguir dietas equilibradas.
Se pueden reunir sus múltiples propiedades para ayudanos a tratar de forma natural trastornos cutáneos, problemas estomacales, infecciones auditivas y otros problemas de salud. Recordar que el albaricoque es muy rico en hierro, cualidad que favorece la lucha contra la anemia. Asimismo contiene cobre, facilitando la absorción de hierro por el cuerpo. Si lo consumimos por tiempo prolongado, estaremos aumentando nuestra hemoglobina. Se recomienda especialmente a las mujeres con flujos menstruales muy intensos.
Al tener celulosa y pectina, esta fruta funciona a modo de laxante para combatir los constipados. La celulosa es una fibra soluble muy beneficiosa para promover los movimientos intestinales.
Se recomienda consumir diariamente antes de cualquier comida un albaricoque. Ello prepara al estómago para que los alimentos tengan una digestión favorable debido a su reacción alcalina que neutraliza los ácidos.
La fiebre puede disminuirse si ingerimos albaricoque. Es recomendable tomarlo licuado o mezclado con miel y agua mineral. Alivia la sed, limpia el sistema, baja la fiebre corporal y nutre el organismo con vitaminas y minerales que le servirán como defensa.
Se extrae un aceite de la semilla de albaricoque y es usado frecuentemente para masajes del cuerpo. Aplicado directamente en la piel, permite que esta se mantenga saludable y brillante, al tiempo que cura cualquier posible enfermedad como eczema, sarna o escozores.
También puede ser usado como desmaquillante natural.
Bibliografía
http://www.vix.com
http://www.ecoagricultor.com

NATURALISTAS en la Serranía de Ronda José Mac-Pherson y Hemas

Andrés Rodríguez González Junio 12th, 2017

NATURALISTAS en la Serranía de Ronda
José Mac-Pherson y Hemas

Observador tenaz y paciente por su estirpe escocesa, con la imaginación y originalidad que le proporcionaba su ascendencia gaditana, este genial geólogo fue el primero que formuló una hipótesis sostenible científicamente para explicar la formación del Tajo de Ronda y, como siempre ocurre, no fue por casualidad, lo hizo después de conocer intensamente la geología de la Serranía a través de múltiples salidas de campo con su amigo Domingo de Orueta y Aguirre.  Sin duda su interés por la Serranía procedía de ser amigo y colaborador de Giner de los Ríos en la Institución Libre de Enseñanza.


Mac Pherson en su casa de Madrid

Nacido en Cádiz, el 15 de Junio de 1839, fue bautizado en la Parroquia de San Antonio de Padua y completó su formación con estudios de mineralogía y geología en Paris y Londres.
Fruto de sus relaciones científicas con Antonio Machado y Núñez fue su primera publicación titulada “Método para determinar minerales” publicado en Sevilla en 1870. Gaditano de nacimiento como Mac-Pherson, Machado había fundado en la Universidad Hispalense, de la que era catedrático, un conocido Museo de Historia Natural en cuya parte geológica José Mac-Pherson colaboraba.
Tres años después publica en su ciudad natal el estudio “Bosquejo Geológico de la provincia de Cádiz” con un resumen en ingles que le permite una amplia difusión entre los especialistas extranjeros. Su proyección internacional y el reconocimiento de la comunidad científica eran ya un hecho indudable. Realizo otras interesantes publicaciones de carácter científico sobre petrográfica, geotécnica y paleogeografía en regiones alejadas de la Serranía y, por lo tanto, menos interesantes para nosotros pero que permitieron tener las primeras ideas sintéticas sobre la formación y constitución de la Península Ibérica.

El 1 de Abril de 1875 en traído deportado a Cádiz Francisco Giner de Los Ríos. En esta ciudad comienza a gestar el proyecto de lo que sería años después su gran obra, la Institución Libre de Enseñanza. Las dotes personales de Giner y su prestigio fueron, sin duda, un tremendo acicate en aquellos momentos críticos de la vida cultural andaluza. Machado, Macpherson y muchos científicos andaluces son seducidos por la metodología de Giner y pasan a ser sus colaboradores cuando Don Francisco funda la Institución Libre de Enseñanza en Madrid un año después de su destierro gaditano.

Cuando Macpherson se establece en Madrid dispuesto a colaborar con Giner y la Institución arrastra discípulos de Andalucía como el hijo de su buen amigo Domingo de Orueta y Aguille, el joven Domingo de Orueta y Duarte. Pero era un profesor especial, formaba en el conocimiento geológico a ciertos alumnos con especial interés en el tema como a Francisco Quiroga y Rodríguez que llego a ser catedrático de Cristalografía de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Madrid, la primera cátedra de esa materia que se creó en Europa; otra de las tareas encomendadas a nuestro personaje era acompañar a la excursiones que se organizaban en la Institución para alumnos y profesores en el Guadarrama. Era considerado como “profesor de campo” en la ILE, no precisamente porque no tuviera un título universitario, cosa que todos sabemos que a Giner no le importaba lo más mínimo ya que buscaba la calidad humana y profesional en sus profesores y no la titulación académica, sino porque en público tartamudeaba. Hizo donaciones para los laboratorios de Química y Física de la Institución. Su ejemplo como profesor, como colaborador y su generosidad incluso económica hizo que se le dedicara, en el edificio de la Institución el pabellón “Macpherson”.

Sus inquietudes científicas no se limitan al campo de la Geología. Junto a su hermano Guillermo y a Machado fue un activo defensor de las ideas de Darwin y Haeckel, un personaje, este último, mas darwinista que el mismo Darwin y creador del termino “ecología” tan de moda actualmente.
Con Orueta y Aguirre (padre de Domingo de Orueta y Duarte) había recorrido la Serranía de la que poseía grandes conocimientos geológicos y geográficos y todo ello a pesar de la complejidad estructural y la casi ausencia de estudios previos sobre la geología de la zona, sus estudios desde la costa gaditana hasta la Serranía le permitieron tener una visión global y desarrollar una metodología investigativa que consistía en realizar grandes síntesis de conjunto para después encajar en ellas la región que estaba estudiando. Abarca el conjunto y los pormenores al mismo tiempo.


Alumnos de la ILE en Cercedilla

Un ejemplo claro de ello es un estudio ya clásico en la historia del conocimiento geológico de la Serranía titulado: “Memoria sobre la Estructura de la Serranía de Ronda” publicado en la Imprenta de la Revista Médica, Cádiz 1874; con la metodología descrita, explica la formación del Tajo de Ronda. Sus palabras son un modelo de que el rigor científico puede ser compatible con la fácil comprensión de la lectura por parte de neófitos en las ciencias geológicas; la belleza de la descripción y la comparación que podemos hacer con la realidad actual del Tajo y sus márgenes, me hacen que trascriba textualmente esta parte del estudio:
“…Cuando por primera vez lo observé, creí contemplar restos de algún antiguo glaciar; pero lo gastado de los cantos en general, su evidente estratificación y los restos marinos que con frecuencia se encuentran, me hicieron cambiar de parecer y me inclino a creer sea más bien un deposito litoral en el fondo de aquella bahía en donde se acumulaban los detritus que de esa parte de la Serranía acarreaban los antiguos torrentes.  Este depósito, gracias a los permeables elementos de que está compuesto y a la gran cantidad de carbonato de cal que las aguas que descienden de esa sucesión de montañas calizas traen en disolución, se halla tan fuertemente cementado pos esa sustancia, que constituye en general una roca en extremo coherente, y a esta particularidad se debe, en mi juicio la esencial estructura del Tajo de Ronda.
Al salir el río Guadiaro del estrecho y salvaje desfiladero en que lo aprisionan las sierras de Parauta y de la Gialda (en la actualidad Hidalga), entra en los poco resistentes depósitos Numulíticos y Terciarios, por donde se abre un ancho y apacible lecho.
De esta manera corre el río unos cuantos kilómetros, hasta que encontrando esa tenaz y resistente formación que recubre los depósitos terciarios, la socava quedando otra vez aprisionado entre las paredes verticales como al cortar la serie de calizas secundarias en la Sierra de la Gialda.
Así atraviesa la ciudad de Ronda, hasta que cortada toda esa formación, vuelve a penetrar en los deleznables depósitos Terciarios.
Al llegar por segunda vez a estos depósitos, de nuevo los desgasta con facilidad suma, destruyendo al mismo tiempo la parte que constituye la base del conglomerado superior. Socavados gradualmente sus cimientos, se desploma por falta de suspensión la coherente roca en espantosa ruina, dando al Tajo ese sorprendente aspecto que presenta cuando se le ve desde el valle.
Por un medio kilómetro viene el río encallejonado entre las verticales paredes de la angosta brecha que divide a la ciudad de Ronda en dos porciones. Esta brecha que tiene cerca de ochenta metros de profundidad termina de una forma un tanto brusca.
De repente se encuentra el conglomerado cortado a pico y en lo más profundo del valle aparece la formación Terciaria. El río salva esta colosal ruina de más de cien metros de elevación en una serie de bellísimas cascadas, hasta que penetrando otra vez en los blandos depósitos Terciarios corre apacible por el ameno valle cubierto de árboles frutales que es el principal adorno de la ciudad de Ronda…”

Como vemos, la formación del Tajo de Ronda explicada por José Macpherson es mucho más simple que lo que nos han contado tantas veces con terremotos y otras fantasías, se trata de erosión pura y dura del río Guadalevín o Guadiaro, como le llama Macpherson, sobre materiales geológicos de diferente dureza.
José Mac-Pherson, como a él le gustaba que se escribiese su apellido, murió en 1902. En 1927 tuvo lugar en Cádiz el XI Congreso Hispano-Luso de la Asociación para el Progreso de Las Ciencias. Durante el mismo se rindió un homenaje a Mac-Pherson con colocación de una lapida en la casa donde había nacido, en la Plaza de la Mina, 12, edificio actualmente desaparecido y frente al cual, en los jardines existentes en la plaza se encuentra un busto de este ilustre geólogo.

Bibliografía

- GUTIERREZ, J.M.; MARTÍN, A.; DOMINGUEZ, S. Y J.P.  MORAL: Introducción a la Geología de la Provincía de Cádiz. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz. 1.991.
- MAC-PHERSON, José: Memoria sobre le estructura de la Serranía de Ronda. Imprenta de la Revista Médica, Cádiz, 1.874.
-    ORUETA Y DUARTE, Domingo de : Estudio Geológico y Petrográfico de la Serranía de Ronda. Imprenta de Julian Palacios, Madrid, 1.917.

-    La Institución Libre de Enseñanza: Su influencia en la cultura española. Diversos autores. Homenaje a Francisco Giner de los Ríos celebrado en Ronda en 1.998.

NATURALISTAS en la Serranía de Ronda. “Estudio geológico y petrográfico de la Serranía de Ronda”

Andrés Rodríguez González Junio 1st, 2017

NATURALISTAS en la Serranía de Ronda.
“Estudio geológico y petrográfico de la Serranía de Ronda”

Se cumple este año el centenario de un libro absolutamente fundamental en el desarrollo de la Geología española además de en el conocimiento y difusión de los valores naturales de la Serranía de Ronda tanto a nivel nacional e internacional, la publicación del “Estudio geológico y petrográfico de la Serranía de Ronda” de Domingo de Orueta y Duarte.
Con tal motivo junto al Centro de Profesorado de Ronda, la Biblioteca de la Real Maestranza de Caballería y el Ayuntamiento de Ronda, hemos organizado unas Jornadas de conmemoración de tan importante hito histórico, a celebrar en octubre de 2017, en el Centro de Profesorado de Ronda.

Además de la organización de esas jornadas y como una modesta contribución y homenaje al centenario de la publicación del libro de Orueta, voy a iniciar una colección de artículos bibliográficos sobre Naturalistas que pasaron por la Serranía de Ronda  a lo largo de la historia, hombres de Ciencía que no perdieron su rigor científico sus trabajos y descubrimientos y que también tenían un espíritu aventurero que se vio acrecentado por ese halo de romanticismo que tienen los paisajes y habitantes de la Serranía de Ronda.

El centenario de la publicación de tan importante libro puede pasar desapercibido, es por ello que inicio esta colección que se publicará en www.laserranianatural.com  y, tal vez, también en papel.
Tan solo en la prensa local de Ronda o la provincial de Málaga se han publicado unos pocos artículos sobre la presencia de diamantes, de grafito o de platino en la Serranía de Ronda, y como no podía ser de otra manera, hablando de minerales y de la Serranía, ha salido a relucir ese personaje tan importante en la Geología española: Domingo de Orueta y Duarte.

Como el acceso a www.laserranianatural.com es gratuito aconsejo a quien sea amante de los textos en papel que imprima este coleccionable no vaya ser que mi proyecto de dar forma a estos textos en formato “libro” no se puede llevar a cabo.

En el siglo XIX los geólogos eran casi todos autodidactas, buscadores de rocas y minerales interesantes, como mucho llegaban a plantear hipótesis sobre estructuras y formaciones rocosas. Con los estudios de Orueta y Duarte, se marca un hito fundamental en la geología española y precisamente se hizo con un libro sobre la Serranía de Ronda. Sus estudios sistemáticos ya no son de busqueda al azar de minerales, sino que planifica el trabajo, maneja bibliografía adecuada, muestrea en el campo, lleva el material a analizar en el laboratorio y saca conclusiones. En definitiva, utiliza el método científico. Orueta y Duarte fué pionero también en el uso de la microfotografía a color para sus investigaciones y para ilustrar sus publicaciones. Prueba de ello son las abundantes microfotografías que acompañan al texto y su amistad con intercambio de saberes y técnicas con el Premio Nobel español Santiago Ramón y Cajal.

El 1.913 retoma la investigación geológica sobre la Serranía de Ronda que ya había iniciado con su padre (Domingo de Orueta y Aguirre) y MacPherson. Sus estudios le permiten identificar que la gran masa magmática presente en la Serranía es de rocas peridotitas y ya que en los Montes Urales existía platino asociados a ese tipo de rocas, Orueta está casi convencido que en la Serranía también debe haber platino. Nuevas campañas en 1.914 y 1.915 con elaboración de más de 500 preparaciones microscópicas, sondeos de aluviones y recolección de arenas, junto a un intenso y meticuloso trabajo de laboratorio dieron el libro “Estudio geológico y petrográfico de la Serranía de Ronda” en el que entre otras muchas cosas detalla el descubrimiento de platino en la sierra. Libro de 567 páginas, 4 mapas, 16 láminas a color y 51 microfotografías cuya publicación en 1.917 le aporta el reconocimiento nacional e internacional de su categoría científica con distinciones como doctorados honoris causa, académico de varias academias españolas, director del Instituto Geológico de España y muchas otras. De su categoría humana y generosidad da prueba la cesión que hizo al Estado de la posible explotación del platino en la Serranía de Ronda. Como reconocimiento a su investigación, el geólogo Santiago Piña de Rubíes dio el nombre de “Oruetita” a un mineral descubierto por nuestro personaje en su investigación sobre la Serranía.

El 30 de octubre de 1915, presenta en el Instituto de Ingenieros Civiles, ante una audiencia muy selecta, el gran hallazgo realizado durante sus investigaciones en Ronda: el descubrimiento del platino en España. La noticia de este descubrimiento despertó el interés del Rey Alfonso XIII, quien encargó a Orueta un estudio detallado desde los puntos de vista económico y estratégico, pues además del platino existían indicios de cromo y níquel, utilizados en la fabricación de armamento y que España importaba de otros países. Para ello se incluyeron en los presupuestos del Ministerio de Fomento correspondientes a 1916 y 1917, respectivamente, la cantidad extraordinaria de 150.000 pesetas para hacer frente a las investigaciones. Igualmente, y por leyes de 8 de diciembre de 1916 y 16 de noviembre de 1917, el Estado se reservó los derechos de investigación y explotación hasta 1919. Entre finales de 1915 y 1918 Orueta llevó a cabo este encargo, estimando la existencia de 246.531 kg de platino en los ríos Verde y Guadaiza, cerca de San Pedro de Alcántara, en la provincia de Málaga. Además de ello, las cantidades de níquel y cromo prospectadas cubrirían con creces el abastecimiento de estas sustancias a las fábricas militares españolas. A pesar de los magníficos resultados de las investigaciones, el platino no se llegó a explotar nunca, ni aún en tiempos más recientes cuando se han optimizado y abaratado los métodos de extracción de minerales.


Bibliografía
De Aingerukua a Cortina del Muelle. Manuel de Orueta González. Ediciones Moretón. 282 páginas. 1998.

Next »