FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: COCHINILLA ACANALADA

Andrés Rodríguez González Enero 8th, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

COCHINILLA ACANALADA. Icerya purcahsi

Es un insecto del orden de los homópteros al igual que el pulgón y la mosca blanca. Tiene un aparato bucal picador y chupador que utiliza para perforar la planta y succionar su savia. Puede afectar a numerosas plantas leñosas, siendo una potente plaga en cítricos. Vive en colonias y es fácil verlo agrupado a lo largo de las ramas.

En el caso de las fotos, se trata de rosales parasitados.

La presencia de unas manchas blancas algodonosas incrustadas en los tallos que si nos fijamos con más detalle, son acanaladas, indican que ese parásito ha invadido la planta. Durante su desarrollo las hembras de cochinilla mudan tres veces, pasando por tres estadios de ninfas móviles antes de llegar a adulto. Las ninfas que son móviles son de color rojizo con pequeñas secreciones céreas blancas en el dorso y patas más oscuras. Las ninfas se fijan en las ramas y a lo largo del nervio central de las hojas interiores. Las ninfas de tercer estadio migran a las ramas y al tronco donde se desarrollan hasta alcanzar el estado adulto y formar el ovisaco característico de la especie. Por lo general, es difícil observar machos y la reproducción es asexual. La hembra adulta mide alrededor de medio centímetro y tiene el cuerpo ovalado de un color marrón rojizo. La recubre el dorso un “ovisaco” céreo de color blanco, con acanaladuras longitudinales que le da su imagen característica. Le sirve para llevar cientos de huevos y hacer la puesta de forma escalonada. Puede ser el doble de largo que el propio insecto y le otorga cierta protección. Es la característica morfológica más destacable de la hembra adulta de la cochinilla acanalada, ese “ovisaco” alargado, acanalado y algodonoso. Dentro de él se encuentran los huevos de color rojizo-anaranjados. La eclosión es muy escalonada, por lo que coexisten diferentes estadios en la colonia.

Los daños son debidos, como en el caso de los cóccidos, a la melaza secretada. Por su proliferación y tamaño, los árboles y arbustos afectados por esta cochinilla aparecen como cubiertos de una capa blanca.

La gran cantidad de cochinillas, que en estado adulto llegan a cubrir las ramas, debilitan la planta al chupar la savia.

La melaza pegajosa en el árbol, junto a la aparición del hongo de la negrilla (también parásito) y las hormigas que “pastorean” esos insectos para obtener secreciones azucaradas, son algunas de sus consecuencias

Aunque también se reproduce sexualmente, es difícil ver machos en la colonia. La mayoría de individuos adultos son hembras que se reproducen mediante partenogénesis, en la que engendran copias idénticas de sí mismas sin la necesidad de machos. Esta estrategia evolutiva permite a  la especie formar colonias rápidamente, provocando problemas de plagas. El ciclo vital depende en gran medida de la temperatura, alargándose cada estadio ninfal si la temperatura es menor. En la zona mediterránea, desde primavera hasta principios de otoño, puede tener hasta 3 generaciones si las condiciones son favorables. En los últimos inviernos, al ser menos fríos se observa la presencia de estas cochinillas incluso en enero, como es el caso de las fotografiadas.

La cochinilla es la plaga más frecuente junto con el pulgón.  Debido a sus hábitos alimenticios provoca clorosis y malformaciones en las hojas, pudiendo llegar a secar las ramas infectadas. La pérdida de savia puede restar vigor a la planta afectando a su crecimiento y productividad. Su pico chupador también puede ser trasmisor de virus.

Excreta un líquido residual azucarado que ensucia la planta, dejando las hojas pegajosas y brillantes. Además de los daños estéticos esta melaza atrae a hormigas, que se alimentan de ella; es fácil ver líneas de hormigas subiendo por el tronco para recolectarla. Puedes colocar en el tronco, cinta  con adhesivo hacia el exterior y grasa, para evitarlo.

La melaza también es el caldo de cultivo del hongo de la negrilla; asociado a la aparición de cochinilla, pulgón y mosca blanca. Coloniza las hojas dejando un polvo negro que dificulta la fotosíntesis. En cítricos puede estropear el fruto. Si aparece  puedes tratar con un fungicida a base de cobre.

Para controlarla, siempre que existan otras alternativas, debes dejar el tratamiento con plaguicidas como último recurso. Éstos nunca son inocuos para la salud; además, puedes conseguir a la larga el efecto contrario, eliminando la fauna útil del lugar.

Si tienes poca superficie infectada, puedes intentar eliminarla manualmente o con agua a presión. Poda las partes más afectada de la planta y aprovecha para aclarar algo la copa, haciendo que el insecto quede más desprotegido ante las condiciones atmosféricas.

Puedes efectuar un tratamiento con jabón potásico diluido en agua. Es un insecticida biológico inocuo para el ser humano con el que además de combatir la plaga, limpiarás los residuos de melaza y evitarás la aparición de negrilla.

Debes saber que erradicar la cochinilla acanalada por completo es casi imposible. Lo que interesa es mantener la población controlada, por debajo de un nivel de daños.

Siendo antes un verdadero problema, actualmente la cochinilla acanalada está controlada eficazmente por Rodolia cardinalis, un depredador de esta especie. De origen australiano, fue introducido en Estados Unidos para el control biológico de la plaga. Hoy en día es un aliado en el cultivo de cítricos en todo el mundo. Actualmente, se encuentra de forma natural en zonas con inviernos suaves y puede acudir espontáneamente ante la aparición de la plaga. Si no fuera así es posible adquirir el insecto comercialmente.

Bibliografía

http://gipcitricos.ivia.es/

https://www.joseeljardinero.com/

Paco Marín. Árboles 01

Andrés Rodríguez González Enero 6th, 2020

Retomo las publicaciones en la Categoria Paco Marín de www.laserranianatural.com con los árboles, una de las manifestaciones de la Naturaleza a las que más tiempo dedico de su vida Francisco Marín Bustamante. Nada realcionado con el Medio Ámbiente le fue ajeno pero a los árboles, a su contemplación, a fotografiarlos, dibujarlos conectar con ellos, sentir, vivir, percibir sus sensaciones, tal vez fuera de los aspectos en los que más disfruto.

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA ZAMARILLA, POLEO MONTANO

Andrés Rodríguez González Enero 3rd, 2020

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

AMARILLA, POLEO MONTANO Teucrium polium

Es una pequeña mata o hierba con flores blanquecinas o rosas.

Se puede considerar como un arbusto enano que muy raramente alcanza el medio metro de alto, tiene olor aromático. Es muy característico el que toda la planta está cubierta de una más o menos densa pubescencia blanca, verde o amarillenta. Tiene hojas opuestas, muy cortamente pecioladas, de forma oblonga hasta estrechamente oval, de entre 7 a 27 mm de largo con incisiones en el margen, a veces planas o enrolladas.

Posee inflorescencias en grupos casi redondas. .

Es oriundo de Oriente Medio y el Mediterráneo.

En co0ndiciones naturales vive en lugares secos y zonas de praderas.

Sus flores y sus hojas se utilizan para cocinar y para la medicina, particularmente para el tratamiento de dolencias estomacales. También ha mostrado ciertas posibilidades en el tratamiento del dolor. En la medicina tradicional persa el poleo montano se utiliza como un antibacteriano, antiinflamatorio, antidiarreico, antihipertensivo, contra la diabetes y como agente anticonvulsivo. Se debe ser cauteloso con el uso de esta hierba por su toxicidad hepática y renal conocida.

El nombre del género Teucrium deriva del Griego y luego el Latín teucri y teucrion.  Hay otras interpretaciones que derivan el nombre de Teucri de los troyanos, pues Teucro fue el antepasado legendario de los troyanos, por lo que estos últimos a menudo son llamados teucrios. Pero también Teucrium podría referirse a Teucro que lucho contra Troya durante la guerra del mismo nombre. La palabra polium es griega y designa esta especie.

Existen varias subespecies.

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Mirlo capiblanco

Andrés Rodríguez González Enero 1st, 2020

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Mirlo capiblanco. Turdus torquatus

Es un ave de mediano tamaño parecido al mirlo común y al Roquero solitario. Durante la época de los glaciares el mirlo capiblanco habitaba la mayor parte de Europa. Al aumentar la temperatura, emigró hacia el norte por un lado, y por otro, hacia las altas montañas, en donde se encuentra confinado. En este tiempo se han diferenciado diversas razas en sus áreas de distribución.

Plumaje de tonos oscuros, negro en el macho y pardo en la hembra, destacando un ligero diseño escamado y un babero blanco en forma de media luna en el pecho. El pico es de color naranja y en las alas presentan manchas pálidas. Debido a los contornos claros de las plumas, tiene un aspecto escamoso. El macho tiene un collar blanco en el pecho y la hembra blanco grisáceo, más estrecho. Su canto es parecido al del mirlo común, pero de menor sonoridad, menos variado y más corto.

Se alimenta de insectos y caracoles complementando su dieta con pequeños frutos de enebros, sabinas o majuelos en otoño e invierno, pero también rebusca entre la hojarasca lombrices y caracoles en letargo.

Los mirlos capiblancos son aves ariscas y huidizas, muy en sintonía con el hábitat áspero donde viven. Rara vez se ven posados. Es mucho más fácil verlos en vuelo. En invierno, en Málaga, suelen aparecer en bandos cerca de pilones, fuentes, cabeceras de arroyos de montaña y zonas con humedad en pinares de media y alta montaña.

Las aves que cruzan el Mediterráneo tienen sus cuarteles de invierno en los bosques de cedros y las manchas arbustivas abiertas de la cordillera del Atlas, sin aventurarse hacia el desierto.

En nuestra Península nidifican en los Pirineos en la alta montaña e invernan en las montañas del centro y del sur. Mucho más escaso, suele verse en algunos puertos entre Asturias y León. La mínima población cantábrica habita páramos elevados; dentro de su territorio, suelen existir casi siempre resaltes rocosos o antiguas tapias medio destruidas.

El mirlo capiblanco construye un típico nido en pinares, normalmente bajo, rara vez por encima de los 2 metros; más al norte del límite del arbolado, lo sitúa en el suelo. Sólo se ocupa la hembra en la construcción del nido. No hay acuerdo entre los ornitólogos acerca de la participación del macho en los trabajos incubatorios.

Los jóvenes, cuando han realizado sus primeros vuelos, se parecen a los jóvenes zorzales reales. Mudan su plumaje entre agosto y septiembre, después de lo cual se asemejan a la hembra, a pesar de que su coloración global sea más clara y el collar del pecho esté sólo insinuado.

La época de cría es desde abril hasta junio. Con frecuencia ponen dos nidadas. Normalmente consisten en 4 huevos, a veces 5, que son incubados durante 14 días. Los polluelos están en el nido otros 14 días.

Especie invernante en Málaga que en sus territorios de cría (norte de España y Europa) comienza a reproducirse en abril. Realiza entre una y dos puestas anuales de 3 a 6 huevos.

Vive en Sierras y zonas de media y alta montaña con pinares, enebros, sabinas y matorral intercalado con pastizal. Pinares abiertos de alta montaña. En la Sierra de las Nieves se ve en zonas poco visitadas en pedregales y fuentes entre pinsapos.

Las fotos son de Santiago Caballero a quien agradezco que las haya cedido para la serranía natural.

Bibliografía

https://www.faunaiberica.org/

http://www.malaga.es/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA PEPINILLO DEL DIABLO

Andrés Rodríguez González Diciembre 26th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

PEPINILLO DEL DIABLO Ecballium elaterium

Es una planta herbácea perenne de mal olor y sabor.

Pertenece a un género con una sola especie, además es el único miembro de la familia de las cucurbitáceas que no tiene zarcillos, a diferencia del melón, la sandía, el pepino o la calabaza. Tiene una distribución mediterránea, tanto por el sur de Europa como norte de áfrica, y siempre buscando zonas con alto contenido en nitrógeno, como las cercanías a los caminos, escombreras, bordes de cultivo, antiguos vertederos.

El nombre del género deriva de una palabra griega que significa “arrojar o expulsar”, en referencia a cómo sus frutos se abren de forma explosiva, en cuanto se rozan, dispersando el líquido interior a presión junto con las semillas que contiene a largas distancias.

La planta está densamente cubierta de pelillos que le sirven como adaptación para superar los tiempos de sequía, y sus hojas son carnosas pero ásperas, grandes, triangulares e irregularmente dentadas. La planta tiende a crecer de forma rastrera, no sobrepasando los veinticinco o treinta centímetros de altura aunque ocupa grandes manchas de hasta cinco metros de diámetro. Sus flores son solitarias las masculinas y en grupos las femeninas aunque su disposición puede variar según la subespecie, pero siempre dispuestas axilarmente a las hojas, su forma es acampanada, con la típica forma de las cucurbitáceas, amarillas y con cinco pétalos, comenzando el periodo de floración en el mes de mayo y prolongándose durante todo el verano.

Sin duda lo más característico sean sus frutos, semejantes en forma a un huevo alargado y cubierto de pelos que además, está largamente pendulado por su parte superior, alcanzan una longitud de cuatro a siete centímetros. Durante la maduración del fruto se va hinchando hasta llegar a una tensión máxima en la que, al menor roce o por el viento, hace explotar el fruto dispersando las oscuras semillas de su interior a través del pequeño orificio en su extremo que deja libre el pedúnculo al ser expulsado. Pueden dispersar sus semillas hasta los tres metros de distancia colonizando así nuevos terrenos y evitando la competencia consigo misma.

Aunque es componente de distintos medicamentos, se trata de una planta altamente tóxica debido a los principios activos que contiene en toda la planta, como todas las cucurbitáceas (cucurbitacina y elaterina entre otros), aunque especialmente en sus frutos, y aunque su concentración varíe mucho también estacionalmente, no se aconseja bajo ningún concepto su uso interno, ya que además de ser abortivo y producir hemorragias, diarreas, irritaciones en el tubo digestivo y sistema renal, en grandes dosis puede ser mortal.  Hay escritos que revelan que ya en la época de los faraones del Antiguo Egipto, así como en las antiguas civilizaciones griega y romana, se venía utilizando esta planta internamente como un fuerte purgante para casos de envenenamiento. En poblaciones esteparias se ha constatado su uso tradicional para hacer friegas en las partes atacadas por el reuma con el aceite resultante de freír sus frutos. Y ya en la tradición popular más moderna se ha utilizado además como diurético, así como para casos de obesidad o cirrosis. También fue extendido su uso en forma de cataplasma como remedio para el reúma, lo que resulta menos peligroso ya que no conlleva su ingestión, y actualmente se está investigando para usos terapéutico en casos de cáncer. Pero su fuerte toxicidad hace de su uso particular algo desaconsejado y extremadamente peligroso.

Con el cambio climático es una planta en expansión en la Serranía de Ronda, hasta hace pocos años no se encontraba en las proximidades de Ronda ciudad, sólo en zonas más cálidas para verla, pero actualmente ha pasado a ser una planta bastate fácil de ver en los alrededores de la ciudad y en zonas más cálidas de la comarca como Montecorto es muy frecuente.

Bibliografía

www.plantarteentuoasis.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: MUSGOS, HEPATICAS, LÍQUENES.

Andrés Rodríguez González Diciembre 23rd, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

MUSGOS, HEPATICAS, LÍQUENES.

 

Considerados como platas “de menor catagoria”, son los grandes desconocidos del mundo botánico. Sin embargo son muy importantes para la vida de los demás seres vivos.

Los musgos son de pequeño tamaño, dormán una especie de “bosquecitos” en miniatura. Para poder apreciar su belleza es necesario acercarse a ellos y observarlos con detenimiento. Por sus características y sobre todo por su pequeño tamaño a menudo los musgos se confunden con los líquenes. Pero éstos pertenecen a otro mundo, son asociaciones de hongos con algas. Los  líquenes y musgos tienen en común su reducido tamaño y que suelen crecer en lugares similares, casi siempre en rocas, suelo o cortezas de los árboles.

Vistos a ciertos aumentos, los musgos son como plantas en miniatura con tallitos, hojitas y unas capsulitas que pueden estar o no sobre pedúnculos. Se incluyen dentro de un grupo más amplio, el de los Briófitos, en el que también se encuentran las hepáticas y los anthoceros. A diferencia de los musgos estos dos grupos sí que pueden resultar más similares a líquenes para el ojo inexperto, aunque una atenta observación enseguida los distingue ya que los líquenes no suelen tener color verde, además de que la forma en la que crecen es mucho más irregular. Los pocos líquenes que podemos encontrar de color verde tienen por detrás un color blanquecino.

Los anthoceros y las hepáticas tienen en común con los líquenes que crecen de forma similar, formando una lámina de tejido sin hojas ni tallos. A este tipo de organización se llama en botánica Talo. Los líquenes se agrupan con las hepáticas en un grupo que se les denomina como “Talosas”, mientras a los musgos se les suele agrupar en otra categoría, las “Foliosas”.

Ambos tienen en común el tipo de organización bastante simple pero son organismos pertenecientes a grupos muy diferentes, especialmente en el caso de los líquenes que son hongos con algas. El agruparlos según su forma de organizarse sería equivalente a clasificar en un mismo grupo a pájaros, mariposas y aviones porque tienen alas siendo esta una similitud superficial.

Volviendo al mundo de los briófitos, si queremos diferenciar musgos, hepáticas y anthoceros debemos tener en cuenta las siguientes características:
Todos los musgos tienen hojitas y tallo. Las hepáticas pueden tener hojas y tallo o bien estructura de talo. Todos los anthoceros son talosos.

Para diferenciar los anthoceros de las hepáticas talosas hay que tener en cuenta que:
Los anthoceros son de un color verde oscuro y el talo es algo más amorfo y sin ningún tipo de nervadura o poros. Pero el carácter que más los define es que al talo en lugar de cápsulas le salen unas estructuras con apariencia a brotes de hierba que está siempre presente.
Las hepáticas talosas cuando tienen esas estructuras tienen forma de sombrilla o tienen una capsulita.

Finalmente para diferenciar las hepáticas foliosas de los musgos hay que tener en cuenta que:
Las hepáticas que tienen tallos y hojas (foliosas) a menudo se disponen en dos filas en el tallo. Las hepáticas nunca tienen nervio. Sus hojitas también pueden estar dispuestas en tres filas, pero una de ellas queda ventral. Las hojas de las hepáticas tienen la punta redondeada o termina en dos espinas (o más). En las hepáticas la cápsula apenas dura unas semanas, y cuando se abre lo hace en cuatro valvas. Por el contrario los musgos tienen la cápsula duradera.

 

Bibliografía:

http://elmusgo.blogspot.com/

Baños de Bosque en la Serranía de Ronda

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: RUDA.

Andrés Rodríguez González Diciembre 20th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

RUDA. Ruta graveolens

El género Ruda abarca un grupo de plantas arbustivas perennes con una amplia variedad de especies. Estos arbustos son de pequeño tamaño, sobre los 70 cm de altura pudiendo llegar a medir 100 cm como máximo. Sus tallos son duros y según la especie que sea están más o menos ramificados.

La ruda vive durante muchos años. Se ha usado desde la antigüedad para tratar afecciones. Originaria de Europa, la ruda se encuentra principalmente en Francia, España y el norte de África, así como en gran parte de América; se desarrolla sobre todo en tierra seca, en climas templados a templados fríos, y se cultiva como planta de jardín.

Son muy características sus hojas que tienen un aspecto correoso de color verde o azulado, tienen los pecíolos ramificados en otros más pequeños, precisamente son ellas las que contienen la mayoría de aceites esenciales y principios activos. Florece en primavera-verano con unas pequeñas flores que crecen agrupadas en inflorescencias o ramilletes, tienen entre cuatro y cinco pétalos y son de un color amarillo intenso. Sus flores forman vistosos ramilletes de color amarillo limón. Fruto en forma de ciruela es una cápsula con múltiples semillas uniformes de color negro, portadoras de la droga que en la India llaman harmala. Toda la planta desprende un olor muy característico que no resulta agradable para todo el mundo.

Es una planta muy sencilla de cultivar y de mantener. Es resistente, longeva, de exterior, requiere mucha luz solar para desarrollarse, pero mejor si no es directa, es resistente al frío pero no tolera las heladas, por lo que es recomendable resguardarla del frío extremo, necesita espacio por lo que aconseja sembrarla en una zona en la que pueda crecer libremente y que no sufra los efectos del viento. No necesita regarse con moderación, aguanta bien la sequía. Tampoco es exigente con el sustrato, de hecho, es capaz de enraizar y crecer en suelo pobre. Se puede reproducir mediante semillas o a partir de esquejes. Además, es muy resiste al ataque de plagas y enfermedades.

Las propiedades más destacadas de la ruda son que tonifica las arterias y normaliza el flujo de sangre, ejerce un efecto relajante si se toma como infusión, estimula la función biliar y se emplea para tratar afecciones de la piel como por ejemplo la inflamación, la psoriasis o eczemas. Además tiene sus usos en cocina, aunque posee un sabor un tanto amargo, se ha usado desde hace muchos años como especia o para la elaboración de bebidas alcohólicas.

Ha sido utilizada popularmente en el tratamiento de las enfermedades nerviosas, por qué dicen que calma la ansiedad, también para quitar la jaqueca se hace una infusión caliente con un poco de ruda y flores de manzanilla. Las hojas masticadas alivian el dolor de cabeza provocado por tensión y ansiedad.

Como pasa con muchas plantas, pese a tener propiedades beneficiosas para la salud, también tiene contraindicaciones. Es una planta tóxica, por lo tanto se recomienda tener cuidado con su manejo y no mezclarla con otras plantas. Por tanto, antes de consumirla, pregunta a un profesional. Nunca usarla para niños ni embarazadas. Cuando la ruda no se administra correctamente pueden presentarse hemorragias, confusión mental, problemas digestivos, náuseas, dolor de estómago, diarrea, dolor de cabeza, paro cardiorrespiratorio y muerte por dosis fuertes. El manejo continuo de las hojas con las manos puede producir ampollas en la piel por el efecto rubefaciente. La manipulación del polen también provoca trastornos dérmicos. Nunca tocar las musosas después de haber manipulado la planta. En dosis excesivas sus propiedades producen lesiones en la piel, manchas, prurito y fiebre. En caso de ingestión o mal uso es necesario la ntervención médica especializada de urgencia, con lavado de estómago, respiración artificial, reanimación cardiopulmonar y hospitalización.

La ruda fue muy importante en la antigüedad. Popularmente se le achacan una gran cantidad de poderes de lo más curioso. Según el Evangelio de San Lucas, se usaba en ceremonias y rituales. Los romanos tenían a esta planta en gran estima, y Plinio el Viejo la recomendaba para preservar la vista. En la Edad Media la gente de buena posición no salía a la calle sin llevar en la mano un ramito de ruda para que no se le subieran los piojos de los mendigos; a su vez, los herbolarios de los siglos XVI y XVII la usaban como antídoto contra el veneno de hongos, serpientes y otros animales ponzoñosos, y por su fuerte olor tenía fama de mantener a raya las plagas y las pestilencias. En el siglo XVIII se ponían ramos de ruda en las salas de justicia con el fin de ahuyentar los gérmenes y parásitos de los reos, y durante un tiempo los ramos de ruda se usaban en las iglesias para rociar el agua bendita.

La ruda fue llamada “la planta del perdón”, porque decían que quien la toma perdona las traiciones y los malos sentimientos. Los chinos también le adjudicaron características benéficas. La usaban para contrarrestar las fiebres palúdicas y los malos pensamientos. Para los magos celtas la ruda era una verdadera defensa contra hechizos y trabajos maléficos. Solían usarla para las bendiciones y la sanación de los enfermos. Y ese mismo carácter sagrado tuvo para los egipcios, hebreos y caldeos, quienes afirmaban que la planta de ruda era un don de los dioses. En América, los indígenas agregaban esta hierba en sus hechizos de amor. Aseguraban, además, a las enamoradas, que con apenas exponer unas pocas ramas a la luz de la Luna y después entregárselas a sus amados, conseguirían conquistar el corazón del ser querido. Popularmente, se usa con otras plantas para prevenir el “mal de ojo” y en las “limpias espirituales”. La ruda es conocida como una de las plantas mágicas más poderosas, siendo muy utilizada desde la antigüedad como protectora contra todo daño, ataques psíquicos, envidia, trabajos de magia etc. Su uso también es muy popular como elemento de “corte” de trabajos de magia amorosa negativa.

Bibliografía

https://www.infomistico.com/

https://www.todohusqvarna.com/

PAISAJES DE LA SERRANÍA: FRANCISCO FLORES ARROCHA

Andrés Rodríguez González Diciembre 20th, 2019

PAISAJES DE LA SERRANÍA:

FRANCISCO FLORES ARROCHA 

El 31 de diciembre de 1932 murió tiroteado por la guardia civil el considerado último bandolero de la Serranía de Ronda.  Va ha hacer 87 años de aquellos terribles acontecimientos.

Francisco Flores Arrocha era de Igualeja y poseía un buen rebaño de cabras que le permitía vivir con cierta holgura económica, ni él ni su familia pasaba hambre. Era natural de un pueblo de la Serranía de Ronda, Igualeja, estaba casado con María Gil, de Parauta. Francisco, como otras personas, quiere ampliar sus tierras e intenta comprar a su suegro una finca conocida como “La Mentirola”, en La Fuenfría, próxima al lugar donde tenía su rebaño en tierras arrendadas. A pesar del parentesco, el suegro se niega a venderle el trozo de tierra y prefiere vender a un primo de Flores Arrocha llamado Salvador Becerra Flores. Al parecer esa finca se la había prometido su suegro a Flores varios años antes, por lo que el proceder a venderla a su primo Salvador, con el que se llevaba bien, fue interpretado por Flores como una afrenta grave.

Es necesario situarse en la época y en el lugar del que estamos hablando, la Serranía en general e Igualeja en particular donde existe un sentido de la propiedad exagerado y un afán de poseer más terreno, más castaños y más de todo que el vecino o el familiar. A Flores, en su pueblo, le calentaban la cabeza con el trato del suegro con el primo, pero él siguió intentando hacerse con La Mentirola, vendió parte de su ganado para conseguir dinero en efectivo con el que pagar el terreno y abonar la señal que había dado su primo que, tal vez por no escucharle, aparentemente cedió en los derechos de compra ya adquiridos. Una vez vendido parte del ganado, Becerra se desdice y sigue adelante con el trato de la finca; al parecer, el hermano de Becerra le quita todos los pastos que Flores tenía arrendados, alegando al propietario que Flores ya no tenía animales, cosa que era incierta, ya que no había vendido todas las cabras. El plan era arruinar a Flores y echarlo de las inmediaciones de la finca. El suegro sigue sin ver clara la posible venta a su yerno y termina por vender definitivamente las tierras a Becerra. Flores le ofrece hasta 10.000 reales más por la recompra, sin el menor éxito.

Ante el desarrollo de los acontecimientos Flores Arrocha jura vengarse. Adquiere en Ronda un escopeta y se pavonea por el pueblo hablando de justicia y muerte. En septiembre de 1931 se dirige armado a la casa de su primo, cuentan que le sorprendió en la vereda a lomos de un mulo en el que llevaba a su hija pequeña, después de intentar una vez más recomprarle la finca, le amenaza e intenta sujetar las riendas del mulo, Salvador más fuerte y desde lo alto del animal le da un manotazo, Flores da unos pasos en dirección contraria a la de Salvador que ya ha reanu8dado la marcha a la Fuenfria, pero en lugar de alejarse, Flores se echa la escopeta a la cara y por la mala visibilidad o por que era un mal tirador, dispara hiriendo a Becerra y matando a la hija que se había puesto en la parte de atrás del mulo.

Flores Arrocha es perseguido por la justicia no tiene otra salida que “echarse al monte”, es acompañado por un sobrino llamado Pedro Flores y apodado “Cerrerías”. Se enfrenta varias veces a tiros con la guardia civil sin ser atrapado. El revuelo ocasionado por la aparición de un “bandolero a la vieja usanza” es potenciado por la prensa de la época que desplaza gacetistas a Ronda donde recogen todas las fantasías que se cuentan en tabernas y barberías, pero que nunca se desplazaron a los campos donde estaba Flores.

Entretanto Becerra se recupera de sus heridas y vuelve a vivir en la Fuenfría, pero como Flores Arrocha ha jurado matarlo, la Guardia Civil establece un retén de vigilancia en la Fuenfría, en unas antiguas casas de mineros situadas muy cerca de la casa de Becerra.

La vida de Flores continúa entre el monte y su pueblo donde dicen que regresaba por las noches para recoger víveres, tabaco y yacer con su mujer.

El 7 de diciembre de 1932 aprovechando que los efectivos de la Guardia Civil de la comarca son reclamados para sofocar un tumulto social que había estallado en Benahavís, Flores Arrocha y su sobrino se acercan a la finca de la disputa todo lo que pueden favorecidos por la niebla, disparan y matan a Salvador Becerra que en ese momento araba con un hijo ya mayor que puede huir herido. Después se dirigen a  la casa matan a su mujer y a otro hijo.

La gravedad y crueldad de los hechos refuerzan los intentos de captura, a finales de diciembre un chivatazo a la Guardia Civil de Parauta situa a los proscritos en una zona conocida como la “Majadilla de la Sierra”, concretamente en “los Chozos de Canca”, no lejos de la Fuenfría, allí se dirigen el jefe del destacamento, el cabo Lanzas, los seis guardias del puesto a quienes en el camino se unen tres más del puesto de Igualeja.

El 31 de diciembre localizan en ese sitio a los dos fugitivos, se entabla un intenso tiroteo que se salda con la muerte del guardia Teodoro López y del propio Francisco Flores Arrocha. Cuentan que Flores cubrió a su sobrino para que se salvara, aguantando a los civiles hasta que se le acabó la munición y fue abatido.

La gente del pueblo justificó las muertes que, al parecer, cometió ya que tenía derecho de tanteo como vecino que era, sobre las tierras de la Fuenfría que su suegro no quiso venderle. Así lo cantaba una coplilla que me ha contado mi amigo Felipe Canca que entonces tenía cuatro años y vivía en unas chozas situadas en la Majadilla de la Encina, muy cerca del Arroyo Hondo, donde mataron a Flores. De esa coplilla popular Felipe recuerda alguna estrofa:

“Un 31 de diciembre fue el día que mataron a Flores Arrocha por una tierra que por ley le correspondía”.

Fue el último bandolero de la Serranía, si bien a Pasos Largos lo mataron dos años después, en 1934, era ya un anciano con 64 años, sin causas pendientes con la justicia al que unos desalmados mataron en la covacha de Sopalmito para hacer méritos ante la guardia civil para que les permitieran seguir furtiveando.

Incluye una foto de La Fuenfría realizada por Vicente Astete a quien agradezco me ha ya permitido usarla.

Bibliografía

Bandoleros en la Serranía de Ronda. Isidro García Cigüenza. 1998. Editorial Guadiaro.

https://wikanda.es

NATURALISTA EN LA SERRANÍA DE RONDA: CAYETANO ARROYO.

Andrés Rodríguez González Diciembre 19th, 2019

 CAYETANO ARROYO.

“Una filosofía de vida basada en la Naturaleza”.

Debemos a su hermana Mamen y a su amiga María José Castaño los datos y la redacción de la biografía de Cayetano. Yo me ha limitado a darle forma para que forme parte del estilo del resto del libro. Pienso que es mejor así, creo que el texto refleja el enorme cariño que Cayetano inspira en estas dos personas que tanto le quieren y tan bien le conocieron. Muchas gracias a ambas.

Nace en Ronda un 15 de diciembre de 1953, en el seno de una familia humilde donde su madre era costurera y una vez casada dedicada a su casa y a la educación de sus hijos. Su padre era pintor decorador como su abuelo paterno, considerado un buen pintor. Sin duda de ahí le viene su pronta iniciación en la pintura. Ya desde pequeño se le veía hacer grandes cuadros a carboncillo lápiz y oleos. Cayetano era el mayor de 4 hermanos y desde siempre fue un niño de comportamiento excelente, lo que llamamos “un niño muy bueno” al que le encantaba la pintura. Su  madre siempre decía es “un niño muy especial”.

Su vida transcurrió en Ronda. De carácter tímido, tenía excelentes amigos con los que  se relacionaba bien, sin que ello impidiera que se desarrollara una persona intimista que gustaba de estar en su mundo interior y cultivar una enorme espiritualidad. Desde muy joven, y hasta los últimos días de su vida, se interesó por ayudar a los demás preocupándose por sus problemas, o llevando comida a las familias más desfavorecidas,  también ayudaba con sus propias manos a construir sus casas, o económicamente. Pero, siempre con una característica que nunca rompió, desde el anonimato. A Cayetano Arroyo se le puede considerar como el precursor de los Servicios Sociales en la Serranía de Ronda, y no sólo en la ciudad de Ronda, también desarrollaba su labor altruista en cualquier punto de la comarca de la Serranía de Ronda en su sentido más amplio, es decir, ayudaba a cualquiera que lo necesitaba.

Estudió en Ronda en lo que se llamó popularmente “el Patronato Militar”, más tarde se fue a Antequera para examinarse de Reválida. Siempre tuvo excelentes notas y comportamiento. A los 18 años se fue a estudiar a Sevilla decidió  estudiar,  como era presumible, Bellas Artes en Santa Isabel la Católica, donde permaneció 5 años obteniendo buenas notas que le permitieron disfrutar de y becas con las que pudo cursar sus estudios.

De vuelta a Ronda impartió clases de Dibujo en el IES Pérez de Guzmán, tanto en el turno diurno como en el nocturno. Allí empezó  a tener contacto con el mundo educativo y con excelente profesores. Fue un maestro singular coincidiendo con su buen amigo Paco Marín, profesor de Biología, y Juan Miguel  López del Castillo, profesor de Matemáticas, por sólo destacar algunos excelentes pedagogos de un elenco de profesores que marcaron una época. No sólo eran compañeros de trabajo, fueron un grupo de amigos que trabajaban juntos en una profesión que vivian con pasión; verdaderos compañeros que se querían y admiraban mutuamente. Incluso coincidió en las labores docentes con Don Valeriano García que había sido profesor suyo en el Bachillerato.

También  impartió  clases de Dibujo en el Patronato Militar “Virgen de la Paz”  de Ronda.  El método que empleaba  en las clases era muy particular e innovador:  clases amenas que acababan en charlas muy interesante sobre la Vida y el significado de ésta, planteando a sus alumnos los interrogantes  “¿qué somos?”  “¿de dónde venimos? ¿a dónde vamos? Y siempre haciendo hincapié en el respeto por la Naturaleza. Un verdadero revolucionario pedagógico, un Maestro de verdad. Cayetano decía: “En la Madre Naturaleza está todas las respuestas a nuestras necesidades” aconsejando a sus alumnos observar y cuidar lo que tenemos porque ahí está todo. Solía ir con sus alumnos a plantar pinos en la zona de fuera del recinto del  Patronato Militar “Virgen de la Paz”, y gracias a ello hoy en día hay un gran Pinar en ese lugar. Todos sus alumnos le recuerdan con cariño, que por otra parte es la máxima aspiración que un maestro debe tener.

Participó activamente en la conservación del Medio Ambiente en nuestra Serranía así como en la concienciación del cuidado de la Naturaleza. Esta es una de las a faceta más bonita de Cayetano, para nadie pasaba desapercibido, todo el mundo lo quería y admiraba… todo el mundo hablaba bien de él.

Apoyó de los orígenes la celebración de la Semana Internacional del Cine Científico,  luchó porque se mantuviera y que los niños y mayores se interesaran por el certamen. Animó a sus alumnos a asistir a las proyecciones dando ejemplo con su “fiel” asistencia desde los comienzos allá por 1978. En 1991 el director, en aquel año, del Cine Científico hace una dedicatoria en unas de sus publicaciones.

En 1990 se le detecta un cáncer, es operado sin éxito. La forma en la que llevó su enfermedad fue un ejemplo para todos, desde  la humildad y hasta el último instante escribiendo y dibujando. Nos deja el 5 de marzo de 1991 a la pronta edad de 37 años. Para despedirse de sus seres queridos y de su Ronda amada dejó escritas las siguientes palabras:

Cayetano Arroyo Flores, nací a la vida el día 5 de Marzo de 1991.

Quiero agradecerle al pueblo de Ronda todos los desvelos y atenciones que han tenido conmigo.

Me daría por satisfecho con que todos comprendierais que la muerte no existe, eso lo puedo asegurar, es simplemente un tránsito hacia LA LUZ y nuestro verdadero SER.

Lo más importante es SERVIR y DARSE a los demás, porque morir, es no hacer nada de esto.

No lloréis por mí, llorar por aquellas incomprensiones que aún os alejan de los demás, vuestros verdaderos hermanos.

Esté donde esté, estaré en cada uno de vosotros, un saludo y adelante.

En julio de 2015 se le rinde homenaje en el certamen de Natura Ronda organizado por la Delegación de Medio Ambiente del Excmo. Ayuntamiento de Ronda y por el Patronato de Turismo.

A su extensa producción artística (pinturas y dibujos) se unen sus publicaciones. En 1983 saca a la luz su primer libro Diálogos con AbulBeka publicado por la editorial Sirio (Málaga), que  nace con este libro, y estraducido al alemán y al francés. A esta exitosa obra le siguen: Yo Soy Tú Mismo (1984), Yo soy cuando Comprendo (1985), AbulBeka II (1986), El lenguaje de la Vida (1988), Oraciones hacia el Interior de Fuera (1989), Más allá de mí mismo también soy yo (1990). Su legado póstumo literario son cuatro obras que se publican:   Vívete (1992), Nosotros (1993), En la Imaginación (1994) donde aparecen sus últimos dibujos, y Hacia el despertar por la muerte (1993) donde redacta su enfermedad y su vinculo natural con la muerte.

Cayetano Arroyo fue hombre que dejó  huella allá donde iba, dejándonos un  legado de  gran importancia que debe ser compartido y divulgado.

Más información sobre su obra en  http://www.cayetanoarroyo.com

« Prev - Next »