PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Ajo porro, ajoporro, puerro

Andrés Rodríguez González Febrero 18th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Ajo porro, ajoporro, puerro Allium porrum

El puerro, ajo porro o ajoporro, es una planta que pertenece a la amplia familia de las liliáceas que tiene unas 3500 especies que la aproximadamente. Dentro de esta, se destaca el género Allium, al cual pertenecen hortalizas muy conocidas y apreciadas como la cebolla, el ajo, el cebollino y el puerro.

Su origen es incierto, pero se cree que procede de regiones de Europa y Asia oriental. Era empleada por hebreos, babilonios, y egipcios, hace unos 5.000 años. Posteriormente los romanos extendieron su uso por todo el imperio.

Actualmente, las regiones españolas donde más se cultiva el puerro son Navarra, La Rioja y el País Vasco.

En la naturaleza una planta bianual que presenta nuemerosos bulbillos blancos, pero su cultivo se hace de forma anual. En el segundo año se da la producción de las inflorescencias tipo umbelas, de color blanco o rosado.

Al igual que en otras plantas de este género, la cosecha es en fase vegetativa, es decir, no dejamos que llegue a la floración.

El principal componente del ajo porro es el agua, con un 87% de su peso total. Contiene además 45 Kcal de energía, 7,5g de carbohidratos, 0,5 g de grasas, 2g de proteína y 3g de fibra.

Los contenidos de minerales no son nada despreciables, especialmente de potasio, calcio y fósforo. Aunque, dichos contenidos pueden variar dependiendo del sistema de cultivo y la fertilización que se realice. Sin embargo, se pueden encontrar valores de 300mg de Potasio, 60mg de calcio, 45mg de fósforo, 25mg de sodio, 10mg de yodo, 20mg de magnesio y 1mg de hierro. Todo esto, en una ración de 100g de puerro fresco.

Además, los puerros pueden contener 20mg de Vitamina C, folatos, tiamina, riboflavina, vitamina B6, vitamina A y vitamina E.

Gracias a sus excelentes contenidos de minerales y otros componentes, el consumo de ajo porro, especialmente del bulbo y de las hojas de puerro, reporta muchos beneficios para nuestra salud.

Se recomienda el consumo en personas que sufren de hipertensión, ya que ayuda a regular la presión arterial. También, posee propiedades diuréticas y digestivas, por eso, es bueno que se consuma si se sufre de retención de líquidos. Además, si sufres del colesterol debes consumir el bulbo, ya que el mismo posee propiedades hipocolesterolemiantes; es decir, que reduce el colesterol.

Ahora bien, fuera de todas sus propiedades medicinales, uno de sus atributos más apreciados es su singularidad desde el punto de vista gastronómico. El puerro es una hierba única, con un sabor fuerte y un olor muy particular que combina muy bien con aves, carnes, sopas, vegetales y granos.

Bibliografía

https://plantamus.com

NATURALISTAS EN LA SERRANÍA DE RONDA. Capítulo XIV. Francisco Molina. Frasquito el guarda “El guarda del pinsapar de la Sierra de las Nieves”.

Andrés Rodríguez González Febrero 14th, 2019

NATURALISTAS EN LA SERRANÍA DE RONDA.

Francisco Molina. Frasquito el guarda

“El  guarda del pinsapar de la Sierra de las Nieves”.

Promovido y organizado por la Asociación Senderista Pasos Largos, el seis de marzo 1997 se realizó un homenaje a Francisco Molina, popularmente conocido como Frasquito el guarda, un personaje fundamental en la conservación del pinsapar de los Montes de Propios de la Sierra de La Nieve, núcleo matriz del Parque Natural Sierra de Las Nieves.

¿Quien fue nuestro personaje?

“…Después de unas lomas entre 1.200 y 1.300 m. alt. y ya en la Sierra de La Nieve, entramos en la consocietas de Abies pinsapo casi tocando con la casita de Molina y choza, situadas junto a la fuente del Pinar. Aquí tiene Frasquito el entusiasta guardador del pinsapar un reducido albergue que él se ha construido para protegerse de las  inclemencias de la Naturaleza durante el desempeño de su misión (Depende de Guardería Forestal del Cuerpo de Montes. Hace ya tiempo que una sociedad y elementos culturales de Málaga se interesan por que el pinsapar sea declarado Parque Nacional. Pero nada se ha conseguido todavía).

Es Francisco un hombre franco, cordial y entendido, muy amante de sus pinsapos como admirador de su mérito; nos atendió admirablemente y debo advertir que no hay necesidad de recomendación para ello, pues le basta saber que uno se interesa por los pinsapos para que le sirva y atienda y le colme de atenciones. Molina conocía muy bien a Gros a quien había acompañado años atrás en la búsqueda de Atropa baetica por estas sierras…”.

Con estas palabras describía José Cuatrecasas en 1930 su encuentro con Frasquito Molina,  nuestro personaje,  en un artículo titulado  “Una visita al pinsapar de Sierra de la Nieve”,  publicado en el Butleti del Institució Catalana d´Historia Natural, 2ª serie; Barcelona.

Otros autores y viajeros también conocieron y estimaron la compañía de Frasquito.

En Mayo de 1.917 Fernando de los Ríos hizo una excursión de Málaga a Ronda con su amigo Pablo de Azcarate quien tuvo el acierto de tomar notas detalladas del itinerario, notas  que  fueron  publicadas  en  la revista Javega en 1.981. El autor hace una pequeña introducción en la que entre otras cosas dice:  “Hace algún tiempo encontré entre mis papeles  un  viejo cuaderno con mis notas sobre la excursión que hice  acompañando a Fernando de los Ríos en el mes de Mayo de 1.917, por lo que estoy tentado a llamar “su” Serranía de Ronda; tal era la emoción y el amor con que contemplaba aquellas lomas y barrancos y conversaba con aquellos solemnes y sentenciosos campesinos”.

El relato contiene  jugosos contenidos, desde la descripción de las tres horas de camino que tardaron entre Fuengirola y Marbella o el resumen detallado del presupuesto anual de Parauta (12.560 pts).

Tomamos textualmente la descripción de la subida al Torrecilla que realizaron el día 27 de Mayo. Dice así: “Excursión a la sierra de Tolox para subir a la Torrecilla, lo más alto de la Serranía: 1.918 metros (según Orueta), y a la vuelta ver el pinsapal. Salimos del cortijo a las siete de la mañana; es necesario llevar un buen guía; los caminos son terribles; no viéndolo no se creería que por ellos se pueda ir a caballo. Desde el primer alto intentamos ver cabras monteses sin conseguirlo. Después, a la izquierda vista de  Ronda. Se atraviesan una especie de hoyas que recuerdan a los puertos de Peña Ubiña en la montaña de León. Por allí encontramos al guarda del pinsapar, un viejo muy templado y famoso que nos acompañó todo el día, y algún pastor de los rebaños de ovejas que por allí abundan”.

Efectivamente Frasquito era un entusiasta guarda del pinsapar, estimado por los botánicos por su amabilidad, atención, dedicación y entendimiento del tema; pero también por la gente del pueblo en Ronda. Según cuentan sus familiares más directos, dos ancianos sobrinos José y Miguel Molina González, Frasquito recogía leña para traerla al asilo de ancianos de Ronda, ciudad en la que vivía (Calle Real 11) y donde bajaba una vez a la semana.

Frasquito Molina García tenía 11 hermanos, él hacía el cuarto de mayor edad, estuvo de guarda unos 50 años sí contamos los anteriores y posteriores a la Guerra Civil. Con su caballo de nombre “Picuo” y su perro setter ingles llamado “Yanqui” cuidaba el pinsapar bajo las ordenes del ingeniero jefe D. Eladio Caro. Persona querida y respetada por todos desde  los bandoleros Flores Arrocha y Pasos Largos con los que convivió en la zona, los botánicos y viajeros que pasaron por el pinsapar de Ronda y la gente del pueblo llano, buena prueba de ello es que lo mantuvieron en su puesto una vez superado el terrible drama de la Guerra Civil española.

Aún se conserva la “Fuente  de Molina” (fuente del Pinar), junto a la que tenía la choza; en un enorme pinsapo seco se construyó un asiento a modo de mirador y las raíces descarnadas de otro servían para  casa a su perro “Yanqui”. La fuente no está lejos del actual refugio de Quejigales, junto al camino que conduce al pinsapar de la “cañada de Las Animas”.

Un hermano de Frasquito, de nombre Cristóbal, fue el primer guarda de la Alameda de Ronda, a éste le siguió en el cargo su hijo.

Gracias a la amabilidad de sus dos sobrinos, nonagenarios pero con buena memoria y salud, hemos podido recopilar algunos de  estos datos. Desde aquí nuestro agradecimiento.

Las fotos antiguas las ha cedido para su publicación Rafael Flores, a quien agradezco el detalle. También que me haya permitido usar el texto anterior que elaboramos los dos y utilizamos como memoria informativa para pedir a la Delegación Provincial de Medio Ambiente la realización de un homenaje y colocación de una placa conmemorativa a Francisco Molina.

Bibliografía

CUATRECASAS ARUMI, JOSEP, “Una vista al Pinsapar de la Sierra de La Nieve”, Butleti Institucío Catalana d´Historia Natural 2ª Serie 10,  1930, Pp. 65- 67.

FLORES DOMINGUEZ, RAFAEL y RODRIGUEZ GONZALEZ ANDRÉS, La Sierra de las Nieves. Guía del Excursionista, Ronda, Editorial La Serranía, 2005.

Película: El Pinsapo, el abeto que se quedó en el Sur

Andrés Rodríguez González Febrero 12th, 2019

Con motivo de la declaración de la Sierra de Las Nieves como Parque Nacional, el Centro Andaluz de Ronda quiere sumarse a tan importante evento y celebrará a lo largo del año 2019 una serie de actividades para dar a conocer esta cercana realidad.

La primera de ellas será la proyección del documental “El Pinsapo, el abeto que se quedó en el Sur” que fue emitida por Televisión Española dentro de la serie “El Bosque Protector” y que contó con la actuación del socio del Centro Andaluz Andrés Rodríguez González que presentará la película, las comentará y moderara los comentarios y debate posterior.

El acto de emisión de la película y la charla debate que seguirá será ofrecida en el Convento de Santo Domingo el día 15 de febrero a las 18 h.

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA ADELFA.

Andrés Rodríguez González Febrero 12th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

ADELFA. Nerium oleander

La adelfa es un arbusto que puede llegar a alcanzar los 4 metros de altura. Pertenece a la familia de las Apocináceas.

Es una planta de la cuenca del Mediterráneo, en la Serranía de Ronda abunda en las riberas de los ríos siempre que sean zonas muy frías.

Su nombre científico “Nerium” viene dado por una deidad marina llamado Nereus, famosos en la mitología por sus hijas, las Nereidas. También llama la atención su nombre vasco, “Eriotz-orri”, que significa hoja de muerte, debido a su toxicidad.

Posee una corteza de tono gris y marrón. Sus flores tienen una fragancia muy intensa y destacan por su diverso colorido que va desde las blancas hasta las rojas pasando por las amarillas. Florece de Primavera a Otoño y produce los frutos en otoño. Esos frutos son alargados y secos y liberan unas semillas plumosas muy características que se sirven para dispersarse.

Se cultiva en jardinería sobre todo por su resistencia a la sequía y sus llamativas flores, actualmente se emplea mucho para poblar las medianas de las carreteras de nuestro país. Pero es uno de los vegetales más venenosos de la naturaleza.

La totalidad de la planta contiene toxinas, especialmente olandrina, que guarda gran similitud con los heterósidos digitálicos. Ya en época romana el médico Dioscórides la describía como una planta cuyas hojas y flores resultaban ser un veneno mortífero para los perros, los mulos y muchos animales cuadrúpedos. Sus hojas son ricas en saponina, un potente tóxico, capaz de provocar la muerte de cabras y ovejas. También es peligroso utilizar la madera de adelfa como leña, para encender el fuego o cocinar, ya que también sus humos son perjudiciales para la salud.

En la Guerra de la Independencia (1808-1814),  en la comarca de la Serranía de Ronda hubo fuertes enfrentamientos entre el ejército invasor y las guerrillas loscales. Los campesinos, sabedores de las propiedades de las adelfas decidieron agasajar a los gabachos con una opulenta cena a base de conejos a la brasa. Para ello los hombres salieron al monte a cazar los conejos, mientras las mujeres recolectaron las ramas más vigorosas de adelfa y las despojaron de sus hojas. También recogieron romero, tomillo, mejorana, hierbabuena y romero. A la caída de la tarde los cazadores regresaron con una buena partida de conejos, un jabalí y algunos corzos, desollaron los conejos e hicieron tiras con el resto de la carne. Las mujeres habían preparado, mientras tanto, una buena lumbre. El festín estaba preparado para «obsequiar» a los galos. Los soldados devoraron la carne y bebieron a placer el vino de la comarca. Después del opíparo banquete bailaron a la luz de las hogueras. Poco a poco el sopor se adueñó de ellos y la sombra del sueño se extendió por el campamento. A la mañana siguiente la mayor parte del batallón estaba muerto, el resto intoxicado.

Entre las cuatro y las doce horas después de la ingesta de adelfas aparecen vómitos, diarrea, que puede estar acompañada de sangre, alteraciones del ritmo cardiaco y sensación de vértigo. En los casos más severos la sintomatología termina en parada cardiorrespiratoria. Se piensa que las adelfas más tóxicas son las que tienen flores rojas.

Una última curiosidad, dedicada a los amantes del séptimo arte, en la película «La flor del mal»  de 2003, la arrogante Ingrid, interpretada por la atractiva Michelle Pfeiffer, decide envenenar a su amante con adelfas.

Es muy importante mantener fuera del alcance de los más pequeños de la casa esta planta, ya que si se ingieren sus frutos pueden intoxicarse gravemente. Por ello no es aconsejable cultivar adelfas en jardines públicos ni en particulares si se tienen niños pequeños en la casa.

Bibliografía

www.abc.es

www.hogarmania.com

Baños en Bosque entre Pinsapos La Nava (Sierra de Las Nieves).

Andrés Rodríguez González Febrero 7th, 2019

Baños en Bosque entre Pinsapos La Nava (Sierra de Las Nieves).

Organizado por El Glaucal de La Nava.

Basado en experiencias personales de Andrés Rodríguez “pasolargo”

15, 16 y 17 de marzo de 2019

 

Primer día Viernes 15 marzo. Desde las 19 h Llegada a La Nava. Instalación en el Cortijo. Presentación de actividad y programa en la Morada del Pinsapo. Visualización puesta de sol. La cena que se hará en común aportando cada participante lo que quiera. Después se dará un paseo nocturno con realización de ejercicios de relajación. Descanso nocturno en el Alojamiento Rural de La Nava.

Segundo día sábado 16 marzo. Después del desayuno, paseo por el bosque mixto y alcornocal. Práctica de Baños de Bosque. Relajación y percepción de sentidos. Comida con productos locales. Relajación y descanso en solitario. Paseo de sensaciones por el Llano, bosque mixto y pinsapar en el camino hacia la Fuenfría. Merienda. Charla, puesta en común, ejercicios de relajación y meditación. Puesta de sol. Cena. Proyección película “El Pinsapo, el abeto que se refugió en el Sur”. Descanso nocturno en el Alojamiento Rural de La Nava.

Tercer día domingo 17 marzo. Desayuno. Paseo hasta el Pinsapo de La Escalereta. Práctica de Baños del Bosque e Interpretación del Paisaje. Ejercicios de sensaciones. Puesta en común. ¿Cómo te vas? ¿Qué has aprendido?¿Qué objetivos de los que marcaste has cumplido? Valoración de los organizadores y el lugar. Reflexión de terminación de la actividad. Comida.

El precio de la actividad es de 120 euros. Incluye dos comidas, una cena, dos desayunos, una merienda y dormir dos noches en el Alojamiento Rural La Nava y el uso de las instalaciones. La actividad puede no ser adecuada para niños. Para la inscripción será necesario enviar un correo electrónico a

pasolargo@gmail.com

que contestará enviando un número de cuenta donde será necesario hacer el ingreso para poder considerarse como inscrito.

 

 

Andrés Rodríguez González.

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA. Calistemo, limpiatubos.

Andrés Rodríguez González Febrero 5th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA.

Calistemo, limpiatubos. Genero Callistemon

Esta bella planta de jardinería es conocida también como limpia tubos o limpia botellas por la peculiar forma de sus flores.

En el género de los Callistemon encontramos una gran variedad de árboles y arbustos de hoja perenne muy usadas en jardín o terraza. Sus flores se llevan el apodo de utensilios de limpieza pero en tu terraza o jardín van a lucir de maravilla.

Procede de Australia y Tasmania y llegó a Europa a finales del siglo XVIII. Actualmente se han desarrollado más de treinta variedades muy apreciadas por sus flores que nacen de espigas violáceas que pueden ser de color blanco, rosa, rojo e incluso verde aunque son las rojas las que más destacan por su colorido. Cada planta puede llegar a alcanzar los 3 o 4 metros. De porte leñoso, este arbusto perennifolio es una planta muy resistente que se adapta a suelos pobres. Aunque como es lógico crece mejor en suelos fértiles. Necesita ambientes húmedos requiere riegos abundantes, especialmente durante los veranos calurosos. Aunque pueden sobrevivir a temperaturas que rondan los 10 grados bajo cero, el Callistemon no es muy amigo de las heladas, por lo que en caso de preverlas es mejor proteger la planta con algún plástico para paliar el efecto dañino que las bajas temperaturas le pueden causar. Crece y florece en exposición soleada. Esta planta se desarrolla mejor a pleno sol.

El suelo dónde la vayamos a plantar debe ser muy permeable, ya que no le va nada bien el encharcamiento. Deberemos proporcionarle un sustrato ácido y fértil si queremos que nos llegue a alcanzar su máximo esplendor. En invierno, no se debe regar, puesto que sus necesidades hídricas merman mucho. Es conveniente abonarla.

Cuando haya terminado su floración, el Callistemon requiere una poda importante si queremos garantizar que en la siguiente temporada nos vuelva a regalar su explosión de color y vigor. La mejor forma es podar los tallos por debajo de las flores marchitas.

El Callistemon es sensible a la plaga de la araña roja. También lo es a la cochinilla algodonosa, insecto que también deja rastro bajo las hojas, dónde aparecen pequeños botones de algodón adheridos. Finalmente, la planta atrae también al pulgón. En cualquiera de estos casos la mejor forma de combatirlos es mediante los productos especiales para el tratamiento de este tipo de plagas.

Podemos multiplicar el Callistemon mediante semillas, muy abundantes después de la floración y prácticamente diminutas. En este caso, la mejor época para hacerlo es en primavera o verano. Dispondremos las semillas de forma superficial, ya que su pequeño tamaño así lo requiere. En un sustrato rico y que mantendremos siempre húmedo, dispondremos el semillero en un lugar de temperatura moderada que ronde entre los 15y los 18 grados. Su germinación tardará unos 20 días si hemos tenido éxito.

Otra forma de propagación del Callistemon es mediante el esqueje. Para ello cortaremos una rama de unos 10 centímetros, de la que eliminaremos las hojas inferiores del pedazo de tallo que vayamos a enterrar. A continuación quitaremos un poco de corteza y la impregnaremos con hormonas de enraizamiento.

Bibliografía

http://www.fundesyram.info

GRUPO ATROPA Abubilla

Andrés Rodríguez González Febrero 3rd, 2019

GRUPO ATROPA

Abubilla Upupa epops

La abubilla es el único representante europeo de un orden de aves tropicales, las bucerótidas. Difiere enormemente de las restantes aves de su orden, no sólo por su hábitat, sino también por su comportamiento y muchas otras peculiaridades.

Es un ave que resulta inconfundible por su aspecto. Tiene un moño característico que puede desplegar y colores de plumas a base de canela canela, blanco y negro muy llamativos. Poseé un  pico largo y curvo que utiliza para desenterrar larvas que encuentra mientras camina sobre el suelo y tiene un vuelo ondulante, con frecuentes y bruscos cambios de dirección. En vuelo tiene un aspecto listado de blanco y negro, y lleva el moño desplegado. Puede trepar por los troncos, pero raramente lo hace.

Se encuentra ampliamente distribuido, en estepas, bosque, praderas, grandes áreas de frutales, cultivos de secano.

Se mueve entre las zonas templadas y tropicales de Europa y África, y el sureste asiático, sur y levante de la Península Ibérica, Magreb y África subsahariana, donde pasa los inviernos.

En primavera se oye su reclamo monótono y repetitivo día y noche, “up-up-up”, que ha contribuido a la formación del nombre científico de la abubilla. El sonido es sordo y aflautado pero de gran alcance, y lo emite con la garganta esponjada y el pico ligeramente abierto, inclinándolo sobre el pecho. A finales de junio deja de reclamar. También emite un graznido como llamada.

La abubilla incuba en huecos de árboles podridos, en graneros, tejados, en montones de madera, en franjas de terreno de escaso arbolado, también en las grietas de las rocas, en muros, en pozos, incluso en aquellos en los que diariamente beben los rebaños; también en montones de piedras y paredes arenosas. La cavidad que alberga el nido es diferente cada año, siendo poco acomodada con tallos y hojas mustias.

En el sur la época de cría empieza en marzo; en Europa central a mediados de mayo. En las regiones sureñas puede tener lugar una segunda puesta en julio. Al principio sólo incuba la hembra, siendo alimentada por el macho, de 5 a 10 huevos; hacia finales de la incubación puede colaborar en el trabajo el macho y les ocupa unos 16 a 18 días. En ocasiones hacen dos puestas anuales.

Los polluelos salen del cascarón sin apenas plumón. Los jóvenes, y también la hembra durante la incubación, desprenden una secreción defensiva pestilente de sus glándulas uropigiales; además los jóvenes se defienden con una rociada de heces dirigida contra el agresor. Esto, junto con la nula limpieza del nido, por la acumulación de excrementos, les ha ganado el apodo de “aves apestosas” y su nombre común en algunos idiomas. Los polluelos permanecen entre 22 y 24 días en el nido, siendo alimentados con insectos. Después de aprender a volar, siguen todavía un corto espacio de tiempo con la familia, hasta que ya no necesitan recibir el alimento de los progenitores. Pronto resultan idénticos a los adultos.

Se alimenta de insectos, sobre todo saltamontes y muchos grillos. Es fácil verlas en el suelo buscando larvas bajo las pequeñas piedras. También se alimenta de crisálidas de procesionaria del pino y orugas recién enterradas, larvas de coleópteros, hormigas, dípteros y sus larvas. Se atreve con los grandes miriápodos, como la escolopendra, y come también arañas, caracoles y lombrices. Las presas son descompuestas a picotazos, a menudo lanzadas al aire y luego capturadas con tanta habilidad que resbalan dentro de la boca de la abubilla.

En septiembre, las abubillas, en solitario o en pequeños grupos, emprenden viaje con dirección al este de África, donde se encuentran con las aves de su mismo orden afincadas en aquella zona. En algunos países del centro de Europa está seriamente amenazada ante el incesante avance de la técnica y la polución que lleva consigo. En la Península se ven con menos frecuencia que antes.

Como ave de la estepa, suele bañarse en la arena, pero nunca en el agua. Cuando se alimenta de forma natural no necesita beber agua

Bibliografía

https://www.faunaiberica.org

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Milpiés o Cardador

Andrés Rodríguez González Enero 30th, 2019

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Milpiés o Cardador. Diplopoda

Es el otro nombre con el que se conoce a los Diplópodos. Son una clase de Miriápodos. Se conocen más de 12.000 de especies siendo uno de los grupos más diversos de organismos terrestres. Uno de los grupos en que se dividen los Artrópodos, los otros son Insectos, Arácnidos y Crustáceos. Los artrópodos son el grupo de animales más abundante del planeta

El nombre proce del griego di, “multiplicar por” y podos, “pies”. Hace referencia a la gran cantidad de pies que presentan estos animales. La tradición popular situa el número de pies en miles, pero en realidad el número máximo de patas no supera las 750, y la mayoría tienen menos de 200; aun así, ningún otro animal posee tantas.  El récord lo ostenta la especie de Milpies de con 375 pares de patas.

Aunque en ocasiones se les confunda con sus parientes los ciempiés, pertenecen a clases distintas. Se diferencian de ellos, principalmente, en que casi todos los segmentos del tronco llevan dos pares de patas, mientras que los ciempiés solo tienen un par por segmento. Entre los Ciempies se encuentran las escolopendras que suelen ser venenosas y agresivas. A diferencia de éstos últimos, carecen de aparato inoculador de veneno, pero muchos diplópodos tienen una hilera de glándulas en los costados que segregan sustancias químicas pestilentes e irritantes cuando son molestados, que pueden producir erupciones en la piel humana; ello puede ir acompañado de actitudes defensivas, tales como enroscarse en forma de bola o espiral.

Tienen el cuerpo dividido en dos regiones, la cabeza y el tronco. La cabeza posee un par de cortas antenas, ojos compuestos y las piezas bucales. Las mandíbulas suelen estar modificadas como instrumentos excavadores en algunas especies. El tronco posee muchos segmentos  y la mayoría llevan dos pares de patas, excepto el primero y el último, que no tienen, y el segundo, tercero y cuarto, que solo llevan un par de patas cada uno.

No pican, sólo liberan pequeñas cantidades de cianuro, pero apenas la centésima parte como para matar a un humano, son fáciles de manipular y al contacto solo las personas más sensibles a este químico sufren de enrojecimiento e irritación en la piel, de lo contrario no pasa de eso.

Los diplópodos huyen de la luz y prefieren los lugares cálidos y húmedos. La mayoría son grises o parduzcos, pero unas cuantas especies tropicales presentan vivos colores, como advertencia adicional para los depredadores.

Los milpiés se mueven lentamente, pero sus patas les proporcionan energía suficiente para escarbar entre las hojas caídas y remover el suelo, en busca de plantas blandas o en descomposición, de las que se alimentan. Los que viven en los bosques son importantes recicladores porque devuelven sustancias químicas al suelo para que las plantas vuelvan a utilizarlas. En los jardines y zonas urbanas, sin embargo, ciertas especies están consideradas como plagas.

Bibliografia

https://www.ecured.cu

Orquídea gigante. Barlia robertiana. Himantoglossum robertianum

Andrés Rodríguez González Enero 29th, 2019

GRUPO ATROPA. ORQUIDEAS

Himantoglossum robertianum (Barlia robertiana). “Orquídea gigante”.

Las fotografías proceden de las cercanías de la ciudad de Ronda fueron realizadas el día 29 de enero de 2019.

Es una planta alta, robusta, llamativa y de gran belleza en relación a la mayoría de nuestras humildes orquídeas ibéricas.

Es la primera orquídea o una de las primeras, en florecer y lo hace en pleno invierno. En zonas de costa y cálidas puede empezar en enero, aunque lo habitual es que lo haga en la Serranía de Ronda progresivamente desde febrero hasta bien entrado marzo, varia la fecha dependiendo de las condiciones climáticas. Este año ya las tenemos en la Serranía a partir de finales de enero. El grupo Atropa, donde disfrutamos un grupo de amigos entusiastas y aficionados a la naturaleza en general, seguimos la tradición de buscarlas en sus lugares habituales y no han faltado a la cita, pudimos disfrutar de ellas en las cercanías de Ronda, en un lugar donde había varias decenas de Barlias dispersas por una zona bastante pequeña, algunas empezando a abrir las flores y otras en pleno crecimiento y sin desarrollar aún la inflorescencia.

Con las revisiones botánicas ha cambiado varias veces de nombre, así, inicialmente, se denominó Orchis robertiana, luego Barlia robertiana, nombre por el que la conocemos la mayoría. Finalmente ha pasado a Himantoglossum robertianum (Loisel) P. Delorge (1999).

Es una orquídea terrestre de la zona europea mediterránea y del norte de África que crece en garrigas, taludes, claros de pinar, bordes de caminos y carreteras, olivares, dunas, etc. hasta una altura de unos 1.200 metros, a plena luz o semisombra, en zonas calizas con suelo moderadamente seco. En España aparece en muchas regiones de Norte a Sur, estando ausente en el Sistema Ibérico y la Depresión del Ebro. En algunas Comunidades está catalogada como especie en declive o amenazada. Al ser una orquídea alta y de color llamativo es más fácilmente localizada, lo que la hace más vulnerable que otras que suelen pasar desapercibidas.

Puede llegar hasta los 90 cms. aunque la media ronda los 50 cms. Tiene dos, a veces tres tubérculos ovoides grandes. La roseta basal está formada por hojas caulinares, grandes, carnosas, verde claro brillante, siendo común encontrarlas mordisqueadas por el ganado. La espiga floral destaca claramente entre la hierba, con numerosas flores grandes resupinadas, de tonos entre el rosa claro hasta el morado intenso con manchas y motas que suelen adornar el labelo y los sépalos. En nuestra zona tienen una suave fragancia y presentan un espolón floral con orientación descendente. Son característicos el gran labelo y la galera o especie de casco que presenta la flor, así como las brácteas alargadas situadas entre los botones florales. Existe gran variedad cromática en las flores, desde tonos muy claros a otros muy intensos, incluso un ejemplar hipocromático que venimos siguiendo ha aparecido este año de nuevo.

Una verdadera pena da cuando no se aprovechan recursos naturales como las orquídeas silvestres para desarrollar un tipo de turismo de naturaleza que podría aportar un beneficio económico del que tan necesitada está la comarca natural de la Serranía de Ronda.

Bibliografia

elorquideario.blogspot.com

AVES DE LA SERRANIA DE RONDA Grupo Atropa Roquero solitario

Andrés Rodríguez González Enero 26th, 2019

AVES DE LA SERRANIA DE RONDA

Grupo Atropa

Roquero solitario Monticola solitarius

Ave del orden Passeriformes; familia Turdidae

Su tamaño es de aproximadamente 23 cm de largo con una envergadura de 33-37 cm, se puede considerar, por lo tanto, como de mediano a pequeño tamaño, similar al de un mirlo.

Es muy fácil de reconocer. El macho posee un plumaje azul oscuro muy característico. La hembra tiene una librea gris o gris-parda, y en las partes inferiores presenta un suave jaspeado con motas blancas . Se pueden confundir con los mirlos, pero estos son más grandes y corpulentos, y los roqueros mucho más estilizados y colilargos; además, a diferencia de aquellos, suelen habitar en zonas rocosas.

Es una especie rupícola. Prefiere moverse en roquedos en zonas soleadas, secas y cálidas, desde el nivel del mar. Presente tanto en cerros de media montaña, acantilados costeros y construcciones humanas.

Es un ave residente durante todo el año en la provincia de Málaga. Inicia la reproducción en abril. Hace una sola puesta de 4 a 5 huevos. Nido lo situa en grietas de taludes o rocas. Su alimentación es tipicamente insectívora que complementa su dieta otoño-invernal con frutos carnosos.

Los roqueros se conocen en Málaga simplemente como “solitarios” por sus hábitos individuales. Es raro ver a la pareja junta y mucho más frecuente poder observar al macho posado erguido y solitario en alguna posición elevada.

La especie emite notas suaves, aflautadas y penetrantes, con piídos vibrantes. Algunos trinos y notas recuerdan al canto de mirlos y zorzales, pero el roquero es más melodioso. Ambos sexos pueden cantar, pero la hembra lo suele hacer posada, mientras que el macho se atreve tanto posado como en vuelo. Las notas de alarma del roquero consisten en un piído corto y fuerte, seguido rápidamente por chasquidos ásperos.

Las fotos son de Gonzalo Astete.

Bibliografía

https://www.seo.org

http://www.malaga.es

« Prev - Next »