Archive for the tag 'cardos'

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA CARDO CORREDOR

Andrés Rodríguez González Julio 12th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

CARDO CORREDOR. Cardo setero o cardo yesquero. Eryngium campestre.

Es una planta perenne de la familia Apiaceae (Umbelíferas).

Es una especie común en Europa central y occidental, el norte de África, Medio Oriente y el Cáucaso. Se da principalmente en terrenos secos y planos, sobre todo en las orillas de los caminos y en campos de cultivo abandonados. Muy a menudo, es objeto de parasitismo por varias especies de Orobanche.

Puede llegar hasta los setenta centímetros de altura pero lo más frecuente es que no pase del medio metro. Tienen unas características flores blancas pequeñas y hojas puntiagudas y crece espontáneamente en terrenos secos y soleados.

Esta planta espinosa tiene un tallo erecto y muy ramificado, sus raíces son muy largas y pueden llegar a medir unos 5 metros de largas y gasta un metro de profundidad. Sus hojas están cubiertas de espinas y divididas en lóbulos. Sus flores, de color azulado, se reúnen en cabezuelas rodeadas de 5 ó 6 brácteas. Su fruto es denominado “aquenio”.

Tiene un amplio uso medicinal y son sus largas raíces lo que se utilizan, se pelan y se hace una infusión. También podemos rallarla y añadirla al final de la preparación de los platos. Con las hojas tiernas las podemos añadir a ensaladas y otros platos fríos o templados. El cardo corredor cuenta en su composición con saponinas, taninos, Esencia del Erigio, inulina y sales de potasio.

Posée propiedades diuréticas, regula los niveles de azúcar en sangre, tiene propiedades depurativas de la sangre, posee acción astringente, regula las menstruaciones, tiene efecto expectorante, es una planta digestiva, es beneficioso para personas con diabetes, tiene propiedades sudoríficas, analgésicas, antiinflamatorias y espasmolítica, estimula la producción de leche materna y alivia el dolor de muelas, entre otras muchas propiedades También se aplica directamente sobre las picaduras de insectos.

A pesar de sus muchas propiedades no se cultiva, por el contrario, se le combate cuando invade terrenos destinados al pastoreo o la producción de forraje, pero es es bastante apreciado porque sus raíces son el hábitat del hongo Pleurotus eryngii, llamado seta de cardo, que en los países mediterráneos se recolecta para el consumo humano; por eso la planta recibe el nombre de “cardo setero”.

Además, en la herbolaria tradicional se le atribuyen propiedades diuréticas y cicatrizantes, sus hojas tiernas y su raíz pueden consumirse en ensaladas y cuando se seca puede usarse como adorno.

Bibliografía

https://www.ecoagricultor.com/

https://www.ecured.cu/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Tagarnina

Andrés Rodríguez González Julio 3rd, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Tagarnina. Cardillo. Scolymus hispanicus

Su nombre deriva del griego “Skolymos” que significa “espina” Y del epíteto latino “hispanicus” por su localización.

Es una hierba perenne, uno de los popularmente conocidos como cardos, familia de las Compuestas. Como en el caso de los demás cardos, lo que llamamos ‘flor’ es en realidad un capítulo o agrupación de flores diminutas, que en el caso de los cardillos poseen un intenso color amarillo. El cardillo recibe su nombre por su tamaño, menor que el de la mayoría de especies de cardos.

La planta suele vivir sólo un año, muere cada verano, pero permanece bajo el suelo en forma de yema, envuelta en restos de la base de las hojas del año anterior. Tras el paso del invierno emerge de la tierra una roseta de hojas espinosas, pegadas al suelo, con nervio rojizo y limbo de color verde vivo. Al final de la primavera, la roseta emite un tallo con hojas menores, también espinosas, en sus axilas se sitúan fascículos de uno o pocos capítulos amarillentos. Las semillas poseen una corona de pelos, ásperos al tacto. Los tallos son erectos, alados, generalmente ramificados desde la base y a veces simples. Las flores son amarillas y hermafroditas, es decir tienen oirganos masculinos y femeninos. El fruto es de forma oval coronadas por un vilano con una corona corta y varios pelos.

Conviviendo con el cardillo común, puede encontrarse otra especie de menor tamaño, con tallos marcadamente alados y cuyas flores están cubiertas por abundantes brácteas espinosas; es la denominada Scolymus maculatus. Se distingue del cardillo común porque posee semillas sin corona y al abrir los capítulos se observa que las florecillas que los componen poseen pelos negruzcos en la base.

El cardillo habita en pastizales, prados incultos y eriales, sobre todo en terrenos no demasiado compactos, cerca de los arroyos. La planta tampoco es rara en las cunetas y linderos, donde a menudo pasa inadvertida por la espesura del resto de la vegetación. El aspecto de la roseta, con hojas aplicadas al suelo, ayuda a defenderla del diente del ganado.

El cardillo es uno de los alimentos naturales más tradicionales del centro y Sur de España. Se recoge cuando aún no ha emitodo el tallo y está en forma de roseta de hojas pegado al suelo. Se una una la azadilla, con ella se da un golpe certero que parta el cuello de la raíz a unos 2 ó 3 dedos por debajo del nivel del suelo, de modo que no se desmiembren las hojas. Se consumen las pencas o nervios foliares y la parte superior del cuello de la raíz, al que se encuentran unidas; para limpiarlas, debe extraerse la parte verde de las hojas, presionando el nervio desde la base hasta su extremo. La parte verde, aunque más amarga, es más eficaz pues contiene mayor proporción de los principios medicinales. El cardillo se come habitualmente cocido, pero también es consumido en frío, a modo de picadillo, mezclado con aceite, sal, vinagre y huevo duro, en tortilla de patatas y como revuelto con huevos.

Los cardillos poseen los mismos compuestos que la mayoría de cardos y especies relacionadas, incluyendo la inulina, un azucar natural especialmente apto para los diabéticos y diversas sustancias medicinales, de virtudes similares a las de los cardos de penca. Tiene propiedades diuréticas, protectoras del hígado, evita los gases la acidez y la pesadez de la digestión. Aunque en menor cantidad, también poseen los mismos fermentos que confieren a la flor del cardo la propiedad de ‘cortar’ la leche produciendo la cuajada y el queso. A pesar de todo lo anterior, su utilización se ha restringido tradicionalmente al uso culinario, como planta alimenticia.

Muy apreciado en la Serranía de Ronda como planta culinaria.

Bibliografía

http://acorral.es/malpiweb/

https://cocina-casera.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA CARDOTA

Andrés Rodríguez González Abril 27th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

CARDOTA Galactites tomentosa

Es uno de los cardos más bellos que se pueden ver en nuestros campos y también de mayor utilidad, es medicinal y valorado como ornamental, hasta tal punto que por su belleza, es muy frecuente cultivarlo en jardines.

Es una planta herbácea de tallo rígido y cubierto de un fieltro blancocaracterístico. Sus hojas son de color verde, alternas, lobuladas y espinosas. Tienen el haz liso y el  envés parece un fieltro, están divididas en segmentos muy espinosos, poseen nervios blancos bien marcados en el haz. En cuanto a su altura, es más bien baja, no suele pasar de los 50 centímetros, aunque también puede haber ejemplares entre los 70 y 80 centímetros aproximadamente.

El término de “tomentosa” que lleva en su nombre, se refiere a que posee un tomento, que presenta un color blanquecino y representa una de las características más particulares de esta planta, también el término “galactites” remite a esto, es un nombre genérico que tiene su derivación en una palabra griega que significa “leche” por el tono blanquecino que muestra.

La flor es llamada en Botánica un “capítulo”, es decir, una densa agrupación de flores diminutas que forman una única estructura. En este caso particular la inflorescencia está formada por varios capítulos aplanados, con brácteas que se estrechan y forman espinas de color rosa fuerte o violeta y forma estrellada. La flor no es áspera al tacto, sino suave y plumosa. Florece de mediados primavera a mediados verano.

El fruto es de tipo “aquenio”, un fruto seco de una sola semilla coronada con vilanos, lo que se suele denominar popularmente como “abuelitos”.

En cuanto a su distribución la encontramos en el suroeste de Europa, costas del Mediterráneo occidental y Canarias. Forma parte de la familia de las plantas asteráceas, un grupo que en su totalidad se encuentran dentro de las zonas mediterráneas.

Vive de forma natural cercana a zonas urbanas, en bordes de carreteras y caminos y en zonas de pastos. A veces aparece en terrenos quemados, cultivos abandonados y taludes. No tolera la sombra, ni las heladas tardías, ni las temperaturas extremas, prefiere climas calurosos.

Durante los meses más frío del año pueden incluso pasar desapercibidas en los matorrales, pero hacia la primavera y hasta que comience el verano, veremos el desarrollo de sus flores, que con su colorido harán que esta tome mayor notoriedad incluso en zonas que se encuentran muy fuertemente alteradas.

En lo que tiene que ver con los suelos, la cardota necesita de suelos que representen una cierta profundidad y buen drenaje.

Se la considera una planta medicinal que tiene influencia positiva en el tratamiento de espasmos gastrointestinales, trastornos hepatobiliares e hipertensión, entre varios otros problemas del organismo. En estos casos se la suele ingerir a modo de infusión que deberá tener una proporción de una cucharada de planta en cada taza de agua.

También se la utiliza de manera tópica, para el tratamiento de úlceras dérmicas, todo tipo de picaduras, heridas de diferentes tipos, conjuntivitis y dermatitis. En este caso, determinadas cremas tópicas suelen utilizar extractos de “Galactites tomentosa” para sus preparados.

Bibliografía

https://www.jardineriaon.com/

https://bioeduca.malaga.eu/

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA ALCACHOFA, alcachofera . Cynara scolymus

Andrés Rodríguez González Julio 23rd, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
ALCACHOFA, alcachofera . Cynara scolymus

La alcachofa es una planta robusta, de la familia de las compuestas. Es una bianual, presenta un rosetón de enormes hojas, de hasta un metro de largo, muy segmentadas, duras y espinosas, recubiertas de hebrillas blancas por su parte posterior. Del centro del rosetón de hojas, se desarrollan tallos gruesos, acanalados, que culminan en enormes flores, recubiertas de escamas imbricadas, con la base carnosa, que es la parte comestible de las alcachofas. El fruto es una cápsula rígida o “aquenio”, que no se abre por su mitad central y que contiene una única semilla en su interior, que es dispersada por el viento con la ayuda del típico plumón de las compuestas, conocido como “vilano”. La alcachofa puede alcanzar los 150 cm de alto.
La alcachofera es una planta de cultivo, emparentada con los cardos, de los cuales deriva, como producto de la acción humana. La especie original procede probablemente del este de África, extendiéndose su cultivo por el Mediterráneo oriental y por los demás países de Europa con un clima templado. Se cree que la especie en concreto de la que procede pueda ser el cardo silvestre Cynara cardunculus, que en Europa podemos encontrar en descampados y escombreras y que destaca por su imponente presencia. A partir de diferentes cruzamientos entre ésta y otras especies de cardos se debió llegar, por selección y mejora genética, a la creación de esta especie hortícola, que hoy se cultiva en el mundo entero.
Se conocen vestigios antiguos que dan fe del cultivo de la alcachofa en la antigua Grecia, y se sabe que en la Roma clásica ya era un alimento habitual de la dieta de la población. Hoy día se cultiva en países de clima templado o cálido, con inviernos suaves, pues resiste mal las heladas. La cuenca mediterránea, con Italia y España como principales productores, incluye también a Francia, Grecia y Marruecos, supone el 90% de la producción mundial de este producto. Otros países productores son Egipto, Argelia, Israel, los Estados Unidos (California), China y en América del sur, México, Perú, Chile y sobre todo Argentina.
Desde hace mucho tiempo se sabe que la alcachofa un alimento sano y depurativo, pero estudios recientes han demostrado que, además, es un recurso natural ideal para prevenir y tratar diferentes afecciones metabólicas, como el colesterol alto o la hipertensión. La Alcachofa o alcachofera está especialmente indicada para combatir el colesterol que es el primer causante de accidentes cardiovasculares. Aproximadamente la mitad de la población española tiene el colesterol alto.
Con fines medicinales se aprovechan en primer lugar las hojas jóvenes, del primer año, y en menor medida las flores, con sus brácteas tiernas  que son las piezas escamosas que abrazan los capullos florales de la alcachofa.
Las hojas jóvenes de la alcachofera contienen: Cinarina (con efectos sobre el colesterol). Ácidos caféico y clorogénico. Principios amargos, como la cinaropricina, responsable de su sabor amargo. Flavonoides como la luteolina. Inulina, un glucósido, presente sobre todo en la raíz.
Por su parte las flores destacan por su contenido en: vitamina C (ácido ascórbico), fibra, sales minerales (calcio, sodio y potasio, principalmente), cinarina, con efectos sobre el colesterol y flavonoides.
Nutricionalmente contiene calorias, fibra, proteínas, Glúcidos, Grasas, Calcio, magnesio, sodio, potasio, fósforo, vitamina A, Vitamina C, Vitamina B1 y agua.

Bibliografía
www.webconsultas.com

CARDONCHA

Andrés Rodríguez González Noviembre 25th, 2010

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Cardencha.

De nombre científico Dipsacus fullonum.
También llamada Baño de Venus, Cardo de cardadores, Cardo, Cardoncha, Dípsaco, Peines, Rascapasayos, Vara de pastor,  Peine de bruja
Es una planta herbácea natural del hemisferio norte que se ha aclimatado también en Suramérica.
Es bienal, es decir vive dos años, puede alcanzar una altura de 1,5 metros de altura y tiene uno o pocos tallos espinosos poco ramificados y armados con espinas en forma de aguijón.
Sus hojas son enteras, dentadas y lanceoladas, uniéndose en la base formando un cáliz que recoge el agua de lluvia. Las flores son de un color rosado-lila y aparecen en cabezas espinosas y cónicas. A cada púa de la cabeza le corresponde una flor. Dentro de las cabezas maduras aparecen unos gusanitos blanquecinos.


Se ha usado en medicina natural ampliamente. Como casi todos los cardos, presenta propiedades diuréticas, sudoríficas y depurativas. Se pueden preparar infusiones con la raíz contra la artritis. Las raíces maceradas con vino sirven para curar heridas
Crece sobre suelos arcillosos, en zonas incultas, en prados frescos, y en las cercanías de los ríos, arroyos y zonas de cierta humedad.
Se encuentra ampliamente distribuida por toda la Península Ibérica.
En la Serranía de Ronda se ha usado en el pasado para cardar la lana. Era frecuente la presencia de cabezas de Cardoncha para cardar la lana en los cortijos antiguos. Para su uso se quitaban las puas de la parte del tallo que quedaba junto a la cabeza y se incrustaba en un agarradero o bien se liaban trapos alrededor para facilitar su uso.
En las chozas del poblado de La Algaba tienen varios ejemplares de Carconcha.

Es fácil encontrarla en los bordes de arroyos situados al oeste de la ciudad de Ronda. Actualmente se usa como planta ornamental una vez secada.