Archive for the tag 'plantas Serranía de Ronda'

Árbol de las trompetas, Trompetero

Andrés Rodríguez González Noviembre 27th, 2014

Árbol de las trompetas, Trompetero, Floripondio blanco, Trompeta del Juicio, Estramonio. Nombre científico: Brugmansia arborea. También se utiliza el nombre sinónimo Datura arbórea.

Como curiosidad podemos decir que entre las plantas de jardín posee las flores de mayor tamaño.

Es un arbusto de hoja perenne de la familia de las Solanaceas, originario de Perú y Chile. Son muy características y llamativas sus grandes flores de hasta 30 cm.

Puede llegar a alcanzar una altura de 5 metros.

Sus hojas son alternas y ovales presentando por el envés aspecto piloso. Posee un color verde mate. En lugares fríos como la Serranía de Ronda necesitan estar resguardados del viento del norte pero aun así pierden muchas de sus hojas en invierno y las que le quedan las muda en primavera.

Florece de verano a otoño, según la variedad, con flores de gran tamaño, de color blanco, aromáticas. Produce muchas flores en climas templados y en lugares calientes y abrigados.

Los frutos son muy diversos según las variedades.

Esta planta no es recomendable ponerla en lugares donde haya niños ya que todas sus partes son tóxicas si se ingieren. Puede ser un riesgo hasta chuparse los dedos después del contacto. Su consumo podría producir problemas de aprendizaje, falta de atención y concentración, entre otros mucho más graves.

El consumo ritual de Brugmansia es un importante aspecto del chamanismo en algunos pueblos indígenas del este del Amazonas como los Jivaros.  También es la parte central de la cosmología y practicas chamánicas de pueblo usarina.

Toda la planta es tóxica. Las semillas, aún más tóxicas que las flores, son utilizadas con más frecuencia por su fácil acceso y la cantidad en la que se presentan (una cápsula puede contener 50 o 100). Sólo cinco semillas son suficientes para causar alucinaciones intensas llegando a provocar escenas de terror o experiencias euforicas y agradables. La persona no se siente consciente de sus acciones, de lo que escucha o lo que ve a su alrededor.

Algunas veces las plantas se ingieren por diversión o en ceremonias chámanicas ya que contiene alcaloides como la escopolamina, sin embargo dada la variación en la potencia de sus compuestos tóxicos, el grado de intoxicación es impredecible y puede ser fatal. Produce alucinaciones, visión de colores y figuras que no son reales o concretas también alucinaciones persecutorias llegando a causar escenas de terror o experiencias euforicas y agradables, la persona que ha consumido Brugmansia no estará consciente de sus acciones, de lo que escucha o lo que ve a su alrededor, también se produce sinestesia, distorsión de imágenes, sueño, recuperación de algunos recuerdos perdidos y sequedad de las mucosas de nariz y garganta. A veces los sintomas son similares a los del LSD, aunque según la cantidad varía el tiempo de los efectos. Al igual que el LSD causa cambios en la personalidad y el estado de ánimo. También se puede llegar a experimentar una sensación de euforia y bienestar, mientras que en algunos casos se tiene una experiencia de terror y miedo intenso.

Se usa como planta ornamental fundamentalmente aunque de sus semillas se extraen numerosos alcaloides.

Necesita suelo fresco pero bien drenado para que suelte el agua de riego que debe ser siempre abundantes y, a poder ser, deben repetirse cada día o cada dos días, por lo menos, calculando 3-4 litros de agua para ejemplares que tengan una altura de un metro, más o menos.

Es mejor cultivarla en suelo del jardín pero también puede hacerse en maceta grande, en este caso requiere más abonado.

Se multiplica bien por semillas y por esqueje semileñoso.

Las fotos del Árbol de las Trompetas que se muestran en esta entrada corresponden a un ejemplar del jardín de la Bodega de Los Descalzos Viejos, un lugar que por estar resguardado del norte muestra una riqueza en especies de climas cálidos muy interesante.

Bibliografía:

- fichas.infojardin.com

- tusplantasmagicas.blogspot.com

Plantas de la Serranía: Retama Blanca

Andrés Rodríguez González Agosto 18th, 2011

RETAMA BLANCA Retama monosperma

Cuando Linneo describió esta planta lo hizo de forma equivocada en la distribución geográfica, debido al error que cometió su discípulo Loefling durante su viaje a España, al confundir la retama común con ésta, dado que las observó fuera de la época de floración.
Científicamente ha recibido diversos nombres, según algunos expertos, la toponimia está aún por aclarar. Son sinónimos los nombres de Retama rhodorhizoides, Lygos monosperma, Genista monosperma, Spartium monospermum, Spartium clusii, Retama webbii.
Es una planta perteneciente a la familia de las Fabáceas o Leguminosas. Como todas las legumbres tiene la particularidad de poder fijar el nitrógeno atmosférico por lo que resulta muy adecuada para recuperar terrenos de cultivo y, dadas las características de las retamas resultan especialmente adecuadas para recuperar zonas degradadas, con fuertes pendientes, por ejemplo bordes de carreteras y otras obras de infraestructuras.


Tiene su origen en el sur de Europa, Portugal y Norte de África. También se ve en Badajoz.
Es una planta muy sensible al frío, por lo que no resiste heladas salvo que sean muy débiles. La retama blanca se desarrolla principalmente en zonas costeras sobre suelos arenosos. Esta planta comparte hábitats con otros árboles y arbustos típicos de los arenales costeros del suroeste español como el pino piñonero, la jara azulada y el Halimium. Además es resistente a ambientes salinos, por lo que la hace recomendable para la retención de dunas móviles, recuperación de taludes y fijación de terrenos.
La foto es de una planta localizada en la Vía Verde de la Sierra de Cádiz, es decir en una zona algo menos fría que el entorno de Ronda. En la Serranía es más frecuente la retama amarilla.
Se trata de un matorral o arbusto de entre 1 y 3 m de altura, con ramas de tipo junco, de color verde, estriadas longitudinalmente. Sus hojas son alternas, de un solo foliolo lanceolado o linear-lanceolado, de color ligeramente plateado. Tiene flores blancas amariposadas, de 9 a 12 mm, dispuestas en racimos laterales cortos y con pocas flores. Una vez fecundadas, se convierten en frutos tipo legumbre de 14 a 18 milímetros de longitud, con forma de obovada a redondeada que termina en punta. Son de color pardo amarillento y en cada fruto contiene 1 ó 2 semillas.
Se siembran las retamas poniendo las semillas en agua hirviendo cinco segundos, sacar rápidamente y pasar a un recipiente con agua del tiempo. Dejar en remojo durante 24 horas antes de pasarlas a maceta. Desde ahí se pasan al suelo.
En jardinería es muy apropiada para ser utilizada en rocallas de zonas secas, con pendientes. También en setos.

Torvisco Macho

Andrés Rodríguez González Enero 10th, 2009

Torvisco macho. Nombre científico Daphne laureola

Planta perteneciente a la Familia de las Timelaceas. Una de sus características es que nunca se presentan en forma de árbol, son hierbas o pequeños arbustos. El Torvisco macho es de una especie arbustiva que como máximo puede alcanzar hasta metro y medio de altura.

Sus hojas siempre son verdes, al tacto son coriáceas, no son caducas, es decir son persistentes, están agrupadas en forma de roseta en el extremo de troncos delgados y rectos, poco o nada ramificados.
El tronco presenta por debajo las cicatrices aparentes de las hojas caídas.
Presenta flores de pequeño tamaño, hermafroditas, que se reúnen en inflorescencias al final de las ramas flores verdosas, las flores las produce al comienzo de la primavera e incluso, puede iniciar la floración a final de invierno. El fruto es negro y tóxico, tiene forma de baya, el fruto, que es carnoso, del tipo llamado “Drupa”, lo produce inmediatamente después. La corteza también tiene propiedades venenosas.

Además de encontrarse en los suelos donde crecen los Alcornoques es uno de los escasos arbustos característicos del pinsapar, es decir una de las pocas plantas que se desarrolla a la sombra de los pinsapos. No son muchas las plantas que crecen en los Pinsapares, sin duda la competencia por la luz y un suelo muy acidificados por las hojas de pinsapo en descomposición hacen que los pinsapares tengan un escaso sustrato de arbustos y de hierbas.

Es del mismo género que el Torvisco pero se usa mucho menos que él aunque, según dice Manuel Coca, tiene las mismas propiedades. En su libro  “Árboles, Arbustos y Matas del Parque Natural de los Alcornocales”se ha usado para producir ampollas e inflamaciones en la piel. Para prepararla se introduce un trozo de corteza en agua durante 8 o 10 horas, o en vinagre durante treinta minutos, para aplicarla sobre la piel, a modo de emplasmo. Se renueva pasado unos o dos días.
Esta planta no se cultiva aunque por su bonita imagen bien podría hacerse. Pero forma parte de esa hermosa belleza de  los bosques de pinsapo que para contemplarla debemos verla en su medio natural.