Archive for the tag 'Galactites tomentosa'

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA CARDOTA

Andrés Rodríguez González Abril 27th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

CARDOTA Galactites tomentosa

Es uno de los cardos más bellos que se pueden ver en nuestros campos y también de mayor utilidad, es medicinal y valorado como ornamental, hasta tal punto que por su belleza, es muy frecuente cultivarlo en jardines.

Es una planta herbácea de tallo rígido y cubierto de un fieltro blancocaracterístico. Sus hojas son de color verde, alternas, lobuladas y espinosas. Tienen el haz liso y el  envés parece un fieltro, están divididas en segmentos muy espinosos, poseen nervios blancos bien marcados en el haz. En cuanto a su altura, es más bien baja, no suele pasar de los 50 centímetros, aunque también puede haber ejemplares entre los 70 y 80 centímetros aproximadamente.

El término de “tomentosa” que lleva en su nombre, se refiere a que posee un tomento, que presenta un color blanquecino y representa una de las características más particulares de esta planta, también el término “galactites” remite a esto, es un nombre genérico que tiene su derivación en una palabra griega que significa “leche” por el tono blanquecino que muestra.

La flor es llamada en Botánica un “capítulo”, es decir, una densa agrupación de flores diminutas que forman una única estructura. En este caso particular la inflorescencia está formada por varios capítulos aplanados, con brácteas que se estrechan y forman espinas de color rosa fuerte o violeta y forma estrellada. La flor no es áspera al tacto, sino suave y plumosa. Florece de mediados primavera a mediados verano.

El fruto es de tipo “aquenio”, un fruto seco de una sola semilla coronada con vilanos, lo que se suele denominar popularmente como “abuelitos”.

En cuanto a su distribución la encontramos en el suroeste de Europa, costas del Mediterráneo occidental y Canarias. Forma parte de la familia de las plantas asteráceas, un grupo que en su totalidad se encuentran dentro de las zonas mediterráneas.

Vive de forma natural cercana a zonas urbanas, en bordes de carreteras y caminos y en zonas de pastos. A veces aparece en terrenos quemados, cultivos abandonados y taludes. No tolera la sombra, ni las heladas tardías, ni las temperaturas extremas, prefiere climas calurosos.

Durante los meses más frío del año pueden incluso pasar desapercibidas en los matorrales, pero hacia la primavera y hasta que comience el verano, veremos el desarrollo de sus flores, que con su colorido harán que esta tome mayor notoriedad incluso en zonas que se encuentran muy fuertemente alteradas.

En lo que tiene que ver con los suelos, la cardota necesita de suelos que representen una cierta profundidad y buen drenaje.

Se la considera una planta medicinal que tiene influencia positiva en el tratamiento de espasmos gastrointestinales, trastornos hepatobiliares e hipertensión, entre varios otros problemas del organismo. En estos casos se la suele ingerir a modo de infusión que deberá tener una proporción de una cucharada de planta en cada taza de agua.

También se la utiliza de manera tópica, para el tratamiento de úlceras dérmicas, todo tipo de picaduras, heridas de diferentes tipos, conjuntivitis y dermatitis. En este caso, determinadas cremas tópicas suelen utilizar extractos de “Galactites tomentosa” para sus preparados.

Bibliografía

https://www.jardineriaon.com/

https://bioeduca.malaga.eu/