Archive for the tag 'fauna de la Serrania de Ronda'

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: ARAÑA Atypus affinis. FALSA TARANTULA NEGRA

Andrés Rodríguez González Marzo 15th, 2019

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Atypus affinis.

Arañas de la familia Atypidae, falsas representantes de las arañas tipo “tarántula” (que son de la familia Mygalomorphae). Se caracterizan por tener sus piezas bucales paralelas y proyectadas hacia adelante. En la península Ibérica, no obstante, la diversidad de “arañas tipo tarántula” es relativamente alta e incluye otras cinco familias.

En todo el mundo existen solamente tres géneros dentro de la familia Atypidae, con un total de 49 especies. Las tres especies europeas son -de menor a mayor tamaño- Atypus muralis, Atypus piceus y Atypus affinis; ésta última es la más común en Europa occidental y la única de la familia presente en la península Ibérica. En otros países de Europa puede ser la más común de las tres especies de Aytpidae, como en Alemania, mientras que en Austria es la más rara. En muchos países europeos las Atypidae están incluidas en las listas rojas como amenazadas o muy amenazadas. En España no se encuentra incluida en ninguna lista de protección.

Se ha encontrado en bosques de robles, de alcornoques y de otros bosques mediterráneos, así como en aulagares y en pinares. Aunque en Centroeuropa se considera una araña de baja altitud, ausente por encima de los 600 m, en España sí supera esa cota altitudinal.

La longitud del cuerpo del macho (excluidas las piezas bucales) es de 7-10 mm y de 10-11 mm en la hembra.

El color de los machos es principalmente negro oscuro, mientras que las hembras son de color pardo oscuro y los juveniles de un color más pálido. Las largas hileras posteriores están divididas en tres segmentos. Este carácter sirve para diferenciar a A. affinis de las otras dos especies.

Vive en tubos subterráneos de unos 10-30 cm de longitud, que cava ella misma y recubre con seda. Por encima del suelo, esta tela forma un “tubo de captura” de un cm de ancho y 10 de largo, camuflado con partículas de tierra de los alrededores. La araña espera dentro del tubo y a que los insectos caminen sobre la parte aérea del mismo. Las presas son mordidas desde abajo, a través del tubo, y arrastradas a su interior. Ello deja una abertura que es reparada posteriormente. De esta manera se suelen capturar hormigas, escarabajos e incluso ciempiés y milpiés.

Los machos de A. affinis rastrean el terreno en busca de pareja, hacen vibrar el tubo de captura y se aparean en la parte inferior del nido. Cohabitan, macho y hembra durante algunos meses de invierno, cuando el macho envejece y muere es devorado por la hembra. En el fondo del nido se produce también la puesta de huevos que se mantienen en un capullo subterráneo en una parte ligeramente ensanchada del nido. Las arañitas eclosionan en otoño y permanecen en el nido materno todo el invierno, sin alimentarse. Abandonan el nido durante los primeros días cálidos de marzo y se dispersan mediante dejándose arrastar por el aire. Puede haber hasta 100 arañitas en un nido. A diferencia de la mayoría de las arañas europeas, pueden vivir largo tiempo, hasta 8-10 años en el caso de las hembras, los machos, sin embargo mueren en pocos meses.

Se suele ver en el suelo a los machos en otoño en busca de una hembra; es una ocasión perfecta para avistar esta araña que es tan fascinante como inofensiva.

Bibliografia

http://sea-entomologia.org

Guía de campo de los arácnidos de España y de Europa. Dick Jones. Editorial Omega. 1983

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA ABEJORRO ZAPADOR

Andrés Rodríguez González Marzo 7th, 2019

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

ABEJORRO ZAPADOR. Bombus terrestris

El nombre popular hace referencia a una palabra que designa un ruido sordo, un zumbido, una onomatopeya es decir una imitación o recreación del sonido de algo en el vocablo que se forma para significarlo, que se asocia al ruido producido por este insecto.

Este insecto himenoptero tiene un tamaño variable depende de si es macho o hembra y la época del año en la que nace. Suelen medir entre 12,5 mm a 22 mm. La reina mide de 20 a 22 mm, la obrera de 10 a 17 mm y el macho entre 14  o 15 mm.

Tiene un cuerpo negro con dos bandas de color amarillo dorado, una sobre la parte delantera y la otra sobre el segundo segmento del abdomen que termina en una especie de penacho de pelo blanquecino. Está recubierto de gran cantidad de pelo que le sirve para protegerse del frío y como efecto secundario sirve para transportar granos de polén que se adhieren a esos pelos, a veces se impregna de polen totalmente cuando recoge el néctar.

Posee una lengua muy larga para poder alcanzar el néctar de muchas flores. Dentro de los abejorros, el “terrestres” es considerado de lengua corta  a pesar de tener una medida de más de siete milímetros en las obreras

Las jóvenes reinas, nacidas y fecundadas el año anterior,  pueden observarse a comienzos de la primavera, después de abandonar su refugio casi siempre en los troncos de árboles, que les ha protegido del frío  durante el invierno. Lo primero que hacen es buscar un lugar para fundar su futura colonia, especialmente les agradan las guaridas subterráneas de roedores abandonadas. La reina solitaria comienza a construir pequeñas urnas de cera e irá almacenando allí polen y néctar recogido en el entorno. A continuación, pondrá los primeros huevos, que a partir de tercer  o cuarto día deberá alimentar, hasta la cuarta o quinta semana cuando definitivamente estén desarrollados.

Los primeros abejorros en nacer serán hembras pequeñas y muy activas que ayudarán a su reina a criar a sus nuevas hermanas y proteger el nido. Las más jóvenes y de menor tamaño junto con las viejas permanecerán en el nido, el resto saldrán a por néctar y polen. Cuando necesitan polen para alimentarse, lo recogen en los cestillos de sus patas traseras para llevarlo hasta su colmena.

En pleno verano, con la colonia con un alto número de abejorros, la reina empieza a poner  huevos no fecundados, de donde saldrán los machos y huevos fecundados que darán lugar a hembras sexuadas, que se convertirán en las futuras reinas del próximo año, y que procederán a aparearse antes de comenzar el frío.

A comienzos del otoño sólo quedarán las reinas más vigorosas. La colonia y el resto de individuos mueren en el invierno.

Los abejorros son mucho menos agresivos que las avispas o las abejas. Pueden picar si se les provoca o se sienten atacados, sólo las hembras, ya que los machos carecen de agujón.

Sus colonias pueden llegar a los 500 individuos en su máximo esplendor, esto es, en verano.

Es un gran polinizador en la Naturaleza hasta el punto que es utilizado con el fin de polinizar las plantas de los invernaderos. Su población, como la de las abejas esta  en declive.

Bibliografia

www.abejapedia.com

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA MARIPOSA OLMERA

Andrés Rodríguez González Marzo 6th, 2019

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

MARIPOSA OLMERA Nymphalis polycloros

Es una mariposa diurna. El nombre común de esta especie se debe a que es considerada una plaga del olmo.

Se distribuye por la Cuenca mediterránea al sur de Europa y norte de África; en el sur de Escandinavia y este hasta el Mar Caspio y la cordillera del Himalaya.

La olmera tiene una envergadura de 68-72 mm en los machos y de 72-75 milímetros en las hembras. Estas mariposas medianas a grandes tienen alas de color naranja a rojo con manchas negras y amarillas y un borde marrón oscuro. El borde oscuro de las alas traseras está decorado con lúnulas de color azul oscuro. La parte inferior de las alas es de color marrón grisáceo. No hay dimorfismo sexual es decir son iguales el macho y la hembra.

Se encuentra principalmente en zonas boscosas, especialmente en aquellos que contienen sauces cuyas flores proporcionan néctar para los adultos en la primavera.

La especie sólo tiene una generación al año, las que surgen en julio y agosto buscan fuentes ricas en azúcar de las que alimentarse como la savia de los árboles y la fruta en fermentación. Este año con las temperaturas tan elevadas se la ha visto volar desde finales de febrero aunque en condiciones normales suele volar desde la primavera hasta mediados de agosto.

Las hembras ponen sus huevos alrededor de las ramas superiores de los árboles de olmos, sauces, perales, majuelos y álamos.

El insecto adulto pasa el invierno en lugares secos y oscuros, como árboles huecos o edificios. A finales de febrero o principios de marzo las mariposas empiezan a salir al exterior y se aparean.

Las orugas son gregarias, muchas son depredadas por las aves. La larva produce una faja de seda alrededor de una ramita más abajo del árbol y cuelga de ella por medio de ganchos en su extremo posterior, hace un capullo para transformarse en una crisálida que es de color marrón grisáceo con un ligero brillo plateado. Después sufre una metamorfosis y se transforma en insecto adulto.

Los machos esperan a las hembras en los claros y márgenes de los bosques, donde defienden su territorio.

 

Bibliografia.

https://mariposass.com

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA TRICOPTEROS.

Andrés Rodríguez González Marzo 6th, 2019

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

TRICOPTEROS.

Estos insectos no solo la llevan a cuestas, sino que además la fabrican ellos mismos, por eso se les suele llamar insectos arquitectos.

Los tricópteros, también conocidos como frigáneas, son un grupo de insectos que técnicamente se denomina (Orden Trichoptera) muy poco conocido, excepto para aquellos que se dediquen a la pesca, debido a que sus larvas se utilizan habitualmente como cebo. Cuando son adultos son voladores, parecidos a las mariposas nocturnas, de hecho muchos profanos las confunden con ellas ya que morfológicamente se parecen, también en las mismas tonalidades parduzcas de su colorido, pero las larvas y las pupas suelen ser acuáticas.

Las larvas suelen presentar un abdomen blando que protegen fabricándose una estructura que popularmente se denomina “casa” o “estuche” con los materiales que hay a su alrededor, uniéndolos y fijándolos mediante una seda pegajosa. De hecho, cada especie emplea sus materiales favoritos para la construcción del estuche, que va desde granos de arena, fragmentos vegetales e incluso conchas de moluscos, siendo posible reconocer a cada especie por la morfología y materiales del estuche. En muchas ocasiones se integran tan bien con el entorno que son perfectos para el camuflaje, siendo bastante difícil encontrarlos.

Los estuches están siempre abiertos por ambos extremos, aunque la abertura posterior suele ser muy pequeña, incluso inapreciable. Por la abertura delantera asoman la cabeza y las patas, lo que permite a la larva desplazarse en busca de alimento, mientras que dos ganchos situados en el extremo final del abdomen fijan el estuche para asegurar que el animal y su casa viajen siempre juntos. Al tener al final del estuche una pequeña apertura y con los movimientos de la larva en su interior, provocan la creación de una corriente de agua que le permite obtener una provisión constante de oxígeno, ese gas vital lo extraen mediante las branquias que tiene situadas por todo el cuerpo.

Las larvas de tricópteros sirven como alimento tanto a peces, por ejemplo a la trucha, como a distintas aves, que las ingieren con estuche incluido, por lo que algunas especies añaden a su estuche algunas ramitas para evitar ser una presa sencilla, obteniendo una mayor supervivencia frente a especies que no lo hacen. Habitan tanto en aguas rápidas como de corriente lenta, presentando en general una cierta exigencia desde un punto de ecológico, por lo que desde siempre se han considerado indicadores de buena calidad. Es decir, que las aguas en las que viven los tricopteros son aguas con bastante calidad.

La foto es de Carlos Javier Ponce a quien agradezco me haya permitido usarla.

Bibliografía

www.ecogestos.com

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Milpiés o Cardador

Andrés Rodríguez González Enero 30th, 2019

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Milpiés o Cardador. Diplopoda

Es el otro nombre con el que se conoce a los Diplópodos. Son una clase de Miriápodos. Se conocen más de 12.000 de especies siendo uno de los grupos más diversos de organismos terrestres. Uno de los grupos en que se dividen los Artrópodos, los otros son Insectos, Arácnidos y Crustáceos. Los artrópodos son el grupo de animales más abundante del planeta

El nombre proce del griego di, “multiplicar por” y podos, “pies”. Hace referencia a la gran cantidad de pies que presentan estos animales. La tradición popular situa el número de pies en miles, pero en realidad el número máximo de patas no supera las 750, y la mayoría tienen menos de 200; aun así, ningún otro animal posee tantas.  El récord lo ostenta la especie de Milpies de con 375 pares de patas.

Aunque en ocasiones se les confunda con sus parientes los ciempiés, pertenecen a clases distintas. Se diferencian de ellos, principalmente, en que casi todos los segmentos del tronco llevan dos pares de patas, mientras que los ciempiés solo tienen un par por segmento. Entre los Ciempies se encuentran las escolopendras que suelen ser venenosas y agresivas. A diferencia de éstos últimos, carecen de aparato inoculador de veneno, pero muchos diplópodos tienen una hilera de glándulas en los costados que segregan sustancias químicas pestilentes e irritantes cuando son molestados, que pueden producir erupciones en la piel humana; ello puede ir acompañado de actitudes defensivas, tales como enroscarse en forma de bola o espiral.

Tienen el cuerpo dividido en dos regiones, la cabeza y el tronco. La cabeza posee un par de cortas antenas, ojos compuestos y las piezas bucales. Las mandíbulas suelen estar modificadas como instrumentos excavadores en algunas especies. El tronco posee muchos segmentos  y la mayoría llevan dos pares de patas, excepto el primero y el último, que no tienen, y el segundo, tercero y cuarto, que solo llevan un par de patas cada uno.

No pican, sólo liberan pequeñas cantidades de cianuro, pero apenas la centésima parte como para matar a un humano, son fáciles de manipular y al contacto solo las personas más sensibles a este químico sufren de enrojecimiento e irritación en la piel, de lo contrario no pasa de eso.

Los diplópodos huyen de la luz y prefieren los lugares cálidos y húmedos. La mayoría son grises o parduzcos, pero unas cuantas especies tropicales presentan vivos colores, como advertencia adicional para los depredadores.

Los milpiés se mueven lentamente, pero sus patas les proporcionan energía suficiente para escarbar entre las hojas caídas y remover el suelo, en busca de plantas blandas o en descomposición, de las que se alimentan. Los que viven en los bosques son importantes recicladores porque devuelven sustancias químicas al suelo para que las plantas vuelvan a utilizarlas. En los jardines y zonas urbanas, sin embargo, ciertas especies están consideradas como plagas.

Bibliografia

https://www.ecured.cu

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA HERRERILLO CAPUCHINO

Andrés Rodríguez González Diciembre 7th, 2018

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

HERRERILLO CAPUCHINO Lophophanes cristatus

Es un pájaro de pequeño tamaño, mide aproximadamente 11, 5 centímetros y con sus alas extendidas unos 17 a 20  centímetros. Su pariente el herrerillo común también es un ave pequeño.

Su plumaje no es llamativo pero resulta inconfundible gracias a su pequeña cresta de plumas blancas y negras que podemos ver elevada o no depende el estado de ánimo del ave. Su cara tiene bandas negras y corbata negra que se prolonga a modo de collar que se forma alrededor del cuello de color negro. Plumaje de la cara es claro y pálido, dorsal pardo oscuro y zona ventral gris canela.

Ave forestal que prefiere pinares aunque también está presente en alcornocales, encinares y quejigares.  Es fácil ver sus evoluciones en los pinares. Los herrerillos capuchinos son aves que habitan en los árboles, suelen mezclarse en pequeños bandos con los carboneros garrapinos y los reyezuelos.

Residente durante todo el año en zonas boscosas de la Serranía. Aunque no se asusta fácilmente no resulta fácil de fotografiar ya que es muy inquieto, siempre está en busca de su alimento y emitiendo su canto que consiste en reclamos agudos que suenan algo así rir-rir-rirrir.

Insectívoro, captura pequeños insectos en las copas de los árboles, aunque también consume semillas de pino y otros arbustos, por lo general su dieta está basada en el consumo de insectos incluyendo también las orugas, además consume arañas, complementa su alimentación consumiendo frutas como bayas y semillas, las semillas de coníferas son un deleite.  Crean pequeñas despensas en huecos de las ramas en las que almacenan semillas e insectos. Buscan fuentes o bebederos donde puedan beber agua y limpiar su plumaje.

El vuelo que ejerce el herrerillo capuchino tiene mucha relación con el del carbonero garrapinos, por la forma en cómo lo ejecuta con fuertes aleteos y ondulaciones en el aire posandose de una rama a otra y siempre realizando vuelos acrobáticos.

Se reproduce a principios de abril, después del cortejo que hace el macho para atraer a la hembra sucede el apareamiento y comienza la construcción del nido en cavidades de árboles, por lo general lo hace la hembra con la colaboración en ocasiones del macho, lo hacen en huecos de arboles o troncos con materiales como musgo con telarañas, usa para las paredes interiores pelo, lana y plumas. La hembra pone entre 3 y 9 huevos de color blanco con unas manchas como rojizas, dos puestas anuales. La incubación es por parte de la hembra por un periodo de unos 18 días, luego de este periodo los huevos hacen eclosión para ser cuidados y alimentados por sus padres, en este caso el macho se encarga de los polluelos cuando la hembra comienza a construir un segundo nido. Al cabo de tres semanas los polluelos estarán listos para abandonar el nido y ser totalmente independientes.

Esta especie está distribuida por en Europa en los Urales y la mitad sur de Escandinavia hasta la Península Ibérica incluida.

Se consideran como amenazas para esta especie las serpientes que pueden trepar a los arboles y comerse los huevos y polluelos y si tienen la oportunidad comerán algún adulto. Esta especie se encuentra registrada en el catalogo nacional de especies amenazadas y está catalogada como de interés especial. También es perjudicial para ellos que a los pinos no se les deja envejecer por lo que no se crean huecos en los troncos y ramas donde los herrerillos capuchinos puedan anidar.

Bibliografía

http://www.malaga.es

http://hablemosdeaves.com

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA SALAMANQUESA COMÚN Tarentola mauritanica

Andrés Rodríguez González Diciembre 7th, 2018

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

SALAMANQUESA COMÚN Tarentola mauritanica

La salamanquesa común es un reptil abundante en Portugal y la España mediterránea, ocupando toda la península salvo la franja norte.

Puede llegar a alcanzar los 16 cm de longitud. Es de color gris pardo-amarillenta, pero a veces parece de color verde, otras marrón claro, esas diferencias se ven acentuadas por su capacidad de adquirir un  tono oscuro a la luz del sol y color claro por la noche.  Tiene el dorso cubierto de escamas de forma de pequeño tubitos. Su cola es espinosa con bandas en diferentes tonos. Su pupila es vertical, se dilata en la oscuridad para permitir una mejor visión. Sus dedos están totalmente aplanados y están provistos de pequeñísimas laminillas que permiten que se adhiera a las superficies verticales e incluso pueda andar boca-abajo como si fueran ventosas que las sujetan a las rugosidades del sustrato.

Sus hábitos son principalmente nocturnos, facilitados por su costumbre de calentarse al sol por la mañana y permanecer inactiva el resto del día.

Por la noche caza insectos y arácnidos. Por ello la vemos con frecuencia en las casas o cerca de ellas, acercándose a la luz artificial para capturar a las presas se sienten atraídas por ella. En general son respetadas y toleradas en los hogares humanos por su actividad insecticida.

Las salamanquesas pasan desapercibidas al estar de día están ocultas, por la noche se concentran en torno a los puntos de luz, paredes y muros de rocas. Cambian de color, como los camaleones, y se adaptan al color del fondo. Son muy calladas, excepto cuando están en celo. Entonces emiten unos pequeños chillidos parecidos a los de los ratones.

Como muchos reptiles ha sido un animal calumniado. El nombre procede de la ciudad de Salamanca. En la ignorante España medieval, cuando aún se creía en las artes oscuras y la nigromancia, se fundó la primera universidad española en la ciudad de Salamanca. Todo lo que no se comprendía se atribuía a la brujería y la universidad y el nombre de la ciudad acabaron relacionándose con las artes oscuras. Por extensión, a un animal que se consideraba maligno y dañino se le llamó salamanquesa. No en vano era un animal nocturno y con poderes casi asombrosos, andaba por las paredes y corría el bulo de que si te escupía te quedabas calvo, cosa absolutamente incierta ya que son incapaces de escupir. Hasta su miradas se consideraba que tenía artes sobrenaturales con su pupila es vertical.

Actualmente todo el mundo sabe que la salamanquesa produce importantes beneficios durante el verano, por su elevado consumo de mosquitos y moscas. 

 

Bibliografía

https://www.faunaiberica.org

http://www.malaga.es

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA LAGARTIJA ANDALUZA Podarcis vaucheri

Andrés Rodríguez González Diciembre 4th, 2018

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

LAGARTIJA ANDALUZA  Podarcis vaucheri

 

Las fotografías fueron obtenidas en un llano sin cobertura arbórea en el pinsapar de La Nava, en el Parque Natural Sierra de Las Nieves, sobre un tronco de pinsapo muerto y descortezado

La especie puede llegar a alcanzar los 60 mm de longitud de cabeza y cuerpo. Cabeza es algo deprimida. La parte dorsal del cuerpo es gris oliváceo o de color verde con pequeñas manchas negras o reticulado. Tiene una banda lateral oscura más o menos definida, bordeada por encima con una banda blanca o una serie de puntos blancos. Parte superior de la cabeza con manchas negras. Vientre blanco o naranja pálido, con algunas manchas negras en las ventrales externas. Garganta con pequeñas manchas negras.

 Es abundante y no está protegida, aunque, como todos los reptiles, ha experimentado un descenso notable en el número de poblaciones.

La especie se distribuye por la zona de Andalucía occidental y el norte de África.

 En Doñana la lagartija andaluza ocupa las construcciones. Posiblemente sea donde más se conoce respecto a sus costumbres y ecología. En la provincia de Cádiz se encuentra en zonas con escasa humedad, temperaturas máximas con una media de 24ºC y temperaturas mínimas con una media de 10ºC.

Sobre su comportamiento alimenticio apenas hay datos en la Península. En Marruecos se han realizado estudios que demuestran que su dieta se compone de homópteros, coleópteros, dípteros, arañas, himenópteros, ácaros, quilópodos, ortópteros, heterópteros, lepidópteros, hormigas y larvas diversas.

La puesta consta de dos a cuatro huevos que miden unos 11 x 6 mm. Se han observado hembras con huevos para poner entre finales de marzo y mediados de junio.

Es depredada por las culebras y víboras. Es muy frecuente que los individuos regeren la cola, tanto es así que en un  estudio realizado se ha observado que el 60% de los 20 individuos muestreados tenían la cola regenerada. Ese proceso se denomina Autotomía Caudal. Se define como la capacidad para desprenderse de una parte del cuerpo de forma voluntaria. Se trata de un mecanismo de defensa que no es exclusivo de estos pequeños reptiles. En el caso de las lagartijas, cuando son agarradas por la cola por un depredador, algunas especies se deshacen de un fragmento mediante una contracción muscular,  este trozo desprendido tiene contracciones musculares espasmódicas durante un breve lapso de tiempo. El objetivo es distraer al depredador, permitiendo a la lagartija escapar. De ahí procede el dicho popular ‘te mueves más que un rabo de lagartija’. Este apéndice posee además una estructura que hace que la pérdida de sangre y masa muscular sean mínimas cuando se produce la autotomía caudal.

Este asombroso mecanismo les otorga una ventaja inmediata de supervivencia. Sin embargo, la pérdida de la cola tiene también costes para el individuo, que tendrá más dificultades para desplazarse y correr, por lo que estará más expuesto a los depredadores. Para compensar la vulnerabilidad, las lagartijas que han perdido un fragmento de cola están más ocultas mientras la regeneran.

Al margen de cuáles sean las ventajas y los costes, desde el punto de vista biológico la capacidad de regeneración de estos reptiles es muy interesante. El proceso se inicia cuando, una vez perdida la cola, hay una migración de células epiteliales alrededor de la herida para formar un capuchón epidérmico, en el que se forma una estructura cónica. Una vez puesto en marcha el proceso, el ejemplar puede tardar varias semanas o incluso meses en desarrollar su nuevo apéndice, que será funcionalmente igual al anterior, pero de menor longitud. La cola va creciendo poco a poco y pasadas una o dos semanas está ya disponible, aunque será todavía muy corta y su papel locomotor estará reducido. Los científicos han observado que el diseño y la estructura de la cola son diferentes entre el desarrollo embrionario y el proceso de regeneración. Por ejemplo, la columna vertebral no se formará y en su lugar aparecerá una estructura cartilaginosa.

Es un proceso genético muy complejo, en la actualidad se están llevando a cabo investigaciones para comprender este mecanismo por si pudiera usarse en la regeneración de apéndices humanos amputados traumáticamente. La investigación con células madre está logrando la regeneración de tejidos, pero todavía parece lejana la posibilidad de regenerar estructuras complejas como las extremidades.

Las salamandras son capaces de este prodigio.  Y no sólo estos reptiles, también en más de 200 especies  de invertebrados como cefalópodos, arañas, insectos, crustáceos y estrellas de mar se pueden regenerar antenas, patas u otros órganos.

 

 

Bibliografía

http://www.vertebradosibericos.org

https://blogs.20minutos.es

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Culebra Lisa Meridional

Andrés Rodríguez González Octubre 20th, 2018

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Culebra Lisa Meridional  Coronella girondica

La culebra lisa meridional es de pequeño tamaño, cabeza pequeña y cola relativamente corta. El dorso y flancos generalmente de color pardo o gris, con una hilera de manchas transversales por el dorso. En el vientre destacan unas manchas cuadradas oscuras en un diseño ajedrezado. En la parte dorsal de la cabeza hay una gran mancha en forma de U, y a ambos lados de la cabeza, una brida oscura que atraviesa el ojo y se prolonga por delante de la placa frontal uniendo las manchas de ambos lados. Hay dimorfismo sexual sobre todo en la cola con mayor longitud en los machos. No hay subespecies descritas, pero se aprecian diferencias poblacionales en el número de ventrales. En machos, se observa una clina latitudinal en la longitud de hocico-cloaca y número de ventrales, siendo mayores los ejemplares más septentrionales.

Longitud total máxima en la Península Ibérica, 800 mm.

Escasa en gran parte de su distribución peninsular (en el sureste ibérico representa el 7,1% de las observaciones de ofidios terrestres). Vulnerable debido a su estenofagia que significa que ingiere muy poca variedad de alimentos. Entre sus amenazas destaca la destrucción de hábitats naturales, los atropellos en carretera, la proliferación del jabalí y los incendios forestales, además de la muerte directa por el ser humano. Su ausencia en amplias zonas de intensa actividad agrícola, apuntan hacia su vulnerabilidad hacia esas prácticas.

En España está estrictamente protegida; su categoría de amenaza actual en España (UICN) es Preocupación menor aunque se ha propuesto elevarla a Vulnerable.

Su distribución incluye el noroeste de África (litoral mediterráneo de Marruecos, Argelia y Túnez, y cordilleras del Rif, Medio y Alto Atlas) y el suroeste de Europa. En Europa se halla en gran parte de la Península Ibérica, sur de Francia y norte y centro de Italia. En la Península Ibérica, sólo está ausente en parte de la cornisa cantábrica (norte de Galicia y occidente de Asturias), y los puntos más elevados de las principales cordilleras.

Se puede encontrar activa hasta bien avanzado el mes de noviembre

Bibliografía

http://www.vertebradosibericos.org/

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Mosca de las flores

Andrés Rodríguez González Octubre 4th, 2018

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Mosca de las flores. Volucella zonaria

Según el diccionario etimológico de Pedro Romero el nombre deriva de Volucella que significa “volador” “que vuela” y zonaria “Banda, cinturón”

Es una de las moscas de mayor tamaño.

Parecen avispas por el aspecto del abdomen pero dos alas las identifican a estos insectos como pertenecientes al grupo de los Dípteros, formado fundamentalmente por las moscas y los mosquitos.

Pudiera parecer que el aspecto de avispas pueda servirles para la defensa ya que algunos depredadores pueden confundirlas con esos insectos himenópteros que están armados de un poderoso aguijón, en biología esta propiedad se denomina “coloración aposemática” o de advertencia de peligrosidad, pero en realidad se trata de “mimetismo batesiano” en que una especie inofensiva se disfraza de otra peligrosa.

Esta mosca de las flores tiene, como casi todas las de su familia, la rara habilidad para una mosca de poder quedarse suspendida en el aire.

Se caracterizan, además de por su venación alar, por su largo rostro amarillo que se extiende hacia abajo. El tórax es amarillo rojizo brillante, con marcas negras. Pueden alcanzar los dos centímetros de longitud.

Aparece en el centro y sur de Europa, el norte de África y en Asia hasta el Japón. Realiza grandes migraciones en toda su área de distribución, gracias a su poderoso vuelo.

Las larvas de esta especie, excavan para llegar al fondo de los nidos de avispas, y se alimentan de cadáveres de éstas. Los adultos, por su parte, visitan y polinizan flores, con especial predilección por las de la hiedra.

Las foto ha sido tomada por José María Canca Guerra a quien doy las gracias por permitirme usarla.

Bibliografía

http://animalandia.educa.madrid.org/

http://www.redjaen.es/francis/

 

Next »