Archive for the tag 'pájaros'

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA Pardillo común (Carduelis cannabina)

Andrés Rodríguez González Mayo 2nd, 2018

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA

Pardillo común

(Carduelis cannabina)

Ave pequeña y gregaria, del Orden de los Passeriformes, es decir Pájaros.

Bastante abundante en una gran variedad de hábitats. Aunque es algo difícil de reconocer por su coloración invernal, resulta, en cambio, muy fácil de detectar por su reclamo en vuelo o por el llamativo color carmín de los machos en primavera. Habita en ambientes abiertos, donde se mezcla con otras aves consumidoras de semillas, es decir granívoras.

Su longitud es de 13 cm y su envergadura de 21-25 cm

El pardillo es un pájaro estilizado, delgado, de pico corto y con cola larga y escotada. Su plumaje tiene color pardo en el dorso y ocre muy pálido en los flancos y el vientre. Presenta pintas alargadas o estrías, mucho más abundantes y visibles en las hembras. Además, los machos resultan inconfundibles en primavera, pues lucen un llamativo color carmín en la frente y el pecho. En vuelo, ambos sexos y los jóvenes del año muestran una débil pero perceptible mancha blanca, que destaca sobre el color negruzco de sus alas. Asimismo, el par de plumas externo de la cola es de color blanco.

Tanto las hembras como los jóvenes del año, por su plumaje poco llamativo, se pueden confundir con bisbitas pratenses o con hembras y jóvenes de escribanos.

Fuera de la época reproductora, el pardillo común se mueve en grandes bandos, que muchas veces son mixtos, pues se mezcla con otros fringílidos, como verdecillos, jilgueros, verderones comunes, lúganos, etc.

Su canto en vuelo es un reclamo muy característico, compuesto por dos notas, que repite con insistencia. El canto de los machos, mucho más elaborado, combina chirridos y gorgojeos que pueden recordar a algunas notas del verderón común. Para muchos es el ave de más hermoso canto de todas.

Bibliografía

www.seo.org

Cuervo

Andrés Rodríguez González Febrero 20th, 2011

FAUNA  DE LA SERRANÍA DE RONDA: AVES DEL TAJO DE RONDA.

www.laserranianatural.com
La fotografía que ilustra el artículo es de Juan Luis Muñoz.


Podría llevar el subtitulo “Cuervo común, quizás el ave más inteligente”.
El cuervo común (Corvus corax) es un ave paseriforme (es decir del grupo de los Pájaros) de la familia de los Córvidos. Vive en todo el Hemisferio Norte, siendo la especie de los córvidos de distribución más amplia.
Fáciles de identificar por el grueso pico. Es un pájaro grande, mide entre 52 y 69 centímetros de longitud, su peso varía de 0,70 gramos a 1,7 kilogramos. Los Cuervos comunes viven generalmente de 10 a 15 años pero algunos individuos han vivido 40 años. Los juveniles pueden desplazarse en grupos pero las parejas ya formadas permanecen juntas toda su vida, cada pareja tiene un territorio.
El cuervo común es omnívoro y muy oportunista: su régimen alimentario varía según el lugar, la temporada y lo que encuentra por casualidad . Así, los cuervos que anidan cerca de las fuentes de residuos humanos comen gran cantidad de desechos alimentarios, los individuos que anidan cerca de las carreteras consumen más vertebrados víctimas de atropellos y los individuos que anidan lejos de estas fuentes de comida consumen más insectos y vegetales. También practican la depredación de pequeños roedores y comen carroñas de animales muertos. Su alimentación vegetal incluye los cereales, semillas y frutas. Cazan pequeños invertebrados, anfíbios, reptiles y hasta pequeños mamíferos y otros pájaros. Tienen la curiososa costumbre de almacenar los excedentes de comida, sobre todo de la que contiene grasa. En regiones frías se asocia a los lobos y los siguen para alimentarse con las carroñas. También pueden consumir las heces animales.
El cuervo común posee uno de los cerebros más grandes de todas las especies de aves. Muestra también varias habilidades como la imitación y la intuición. Se han realizado experimentos que han demostrado que está dotado para resolver pequeños problemas para alcanzar el alimento sin necesidad de aprendizaje.
Se ha observado como los cuervos dirigen a otros animales para que trabajen para ellos, por ejemplo llamando a los lobos al lugar donde existe carroña. Los lobos abren entonces la carroña, lo que la hace más accesible a los cuervos. También se sabe que observan el lugar donde otros cuervos ocultan su comida y se acuerdan de estos lugares, lo que les permite robársela.
Otra costumbre peculiar es que el cuervo común es conocido por robar y ocultar objetos brillantes como trozos de metal y pelotas de golf. Recientemente se ha descubierto que estas aves juegan. Los jóvenes cuervos están entre los más jugadores de todas las especies de aves. Se les ha observado deslizándose a lo largo de montones de nieve, al parecer por simple placer. Juegan incluso con otras especies, por ejemplo juegan al juego del ratón y el gato con lobos y perros. El cuervo es famoso por sus espectaculares acrobacias aéreas, como los rizos.

Esta especie posee un grito característico, llamado Crascitar. Su complejo vocabulario incluye ruidos que asemejan a golpes, también gritos secos y roncos, un graznido gutural y bajo así como varios gritos de naturaleza casi musical. Como cras significa “mañana” en latín, y son aves habitualmente carroñeras, se consideraban habitualmente aves de mal agüero y en ese sentido compuso un famoso relato el gran escritor Edgar Allan Poe.
Como otros córvidos, el cuervo común puede imitar los sonidos de su medio ambiente, incluyendo la voz humana. Posee un amplio abanico de vocalizaciones entre las que se  incluyen los gritos de alarma, los gritos de vuelo y los gritos de persecución. El cuervo común produce también sonidos no vocales incluidos ruidos con las alas y crujidos de pico. Los crujidos se observaron más a menudo en las hembras que en los machos. Si desaparece un miembro de la pareja, el compañero reproduce sus gritos reclamando su regreso.
El cuervo común coexiste con los humanos desde hace millares de años y en algunas regiones es tan abundante que se considera una especie nociva. Está presente en muchas culturas, en los mityos y en el floclore, en las artes y en la literatura. En varias culturas antiguas ha sido venerado como un Dios o un simbolo espiritual y mágico.
En la Biblia hay un relato referente a los cuervos, en el cual son enviados por Dios para sustentar al profeta Elías de manera sobrenatural.
En el Tajo de Ronda anida una pareja. Pueden ser también perjudicados con ese proyecto de circo cetrero que pretende montar una empresa privada en un paisaje público y único.

Chova Piquirroja

Andrés Rodríguez González Febrero 12th, 2011

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

CHOVA PIQUIRROJA
La chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax) es un ave de la familia de los Córvidos, dentro del Orden de los Paseriformes, los conocidos como Pájaros.
Popularmente se comete un error en los nombres, se tiende a designar a todas las Aves como Pájaros. Y no es lo mismo, los pájaros son un grupo dentro de las aves.
Para ser pájaros, los córvidos son los de mayor tamaño. Las Chovas tienen una longitud aproximada de 40 cm, suelen tener las plumas de color negro lustroso con brillos metálicos que según la incidencia del sol le dan unos matices azules y verdosos, las patas son rojas, es muy característico el pico rojo, largo y curvado. En los ejemplares más jóvenes el pico es anaranjado.
Vive tanto en zonas costeras como en montaña, gusta de acantilados y grandes cortados. En la Serranía de Ronda diríamos que vive en los “Tajos”. Se alimentan principalmente de Insectos, especialmente de larvas que buscan en las grietas de las rocas y el suelo. También comen gusanos, arañas y a veces lagartijas.
Son animales que gustan de vivir en grandes grupos o colonias, hacen sus nidos también agrupados en grietas, cuevas y repisas de barrancos y acantilados. La puesta consta de 3 ó 6 huevos que pone a abril y junio. Ambos sexos construyen nido de palitos revestido con lana pelos, en cornisa o agujero de un cortado, a menudo en lugares inaccesibles. Incuba sólo la hembra, de 18 a 21 días; los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido tras unos 40 días.
Aunque en el resto de Europa esta especie está en disminución, la población existente en España parece mantenerse en mejores condiciones, pero siempre localizada en montañas y en acantilados marinos, también son frecuentes en el Torcal de Antequera, en el Chorro y otros puntos siempre montañosos o acantilados marinos.
La unión en parejas es muy precoz y parece durar toda la vida, incluso durante el invierno; en la época de cría no son tan coloniales como otros de sus congéneres. Los lazos familiares subsisten por lo menos hasta el otoño, aunque en algunos casos las hembras se agrupan en pequeños bandos.
Fuera de la época de cría las chovas piquirrojas son aves sociables que se reúnen en bandos, que a veces superan el centenar, para dormir en cornisas, hendiduras y cuevas en cortados y acantilados, tanto marinos como interiores.
Son muy características las bandadas de Chovas en el Tajo de Ronda. Las chovas son voladoras espectaculares, al atardecer en el Tajo, es un espectáculo verlas planear al borde del precipicio o entre los ojos del Puente Nuevo, arrojándose en picado de cornisa en cornisa. También son acrobáticas, cayendo a menudo con las alas casi cerradas o revolviéndose sobre su dorso en el aire. Sus voces y chasquidos son potentes y característicos.

Con el montaje de  cetrería que se pretende realizar en el Tajo, puede ocurrir que las Chovas sean desplazadas, se desconoce el efecto que puede tener sobre la potente colonia aquí instalada. En caso de que desaparezcan se perdería una parte característica y única del Tajo de Ronda, algo que ya de por sí y de forma natural es un espectáculo único. Podría ocurrir que para montar un negocio cometieran una barbaridad ambiental en el rico turismo ornitológico del Tajo de Ronda. Esperemos que lo lógica y la opinión de los expertos se imponga.

La fotografía es de Juasn Luis Muñoz que me la cedido para la ocasión. Gracias.