Archive for the tag 'Lanius senator'

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA Alcaudón común Lanius senator

Andrés Rodríguez González Abril 12th, 2017

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA
Alcaudón común
Lanius senator

Es un “pájaro”, pero también puede considerarse que es una verdadera «rapaz» entre los pájaros, ya que caza tanto grandes insectos como pequeños roedores, lagartos, pajarillos y sus pollos; insectos y sus larvas; arañas, moluscos, lombrices de tierra.
En la Serranía de Ronda era frecuente en los encinares. Su número ha caído con brusquedad en los últimos años, al igual que las demás aves insectívoras. La causa puede ser los “venenos” y “plaguicidas” que se usan en el campo en exceso.
En el verano es fácil de localizar por su corto y ondulante vuelo muy característico.  De color blanco y negro, de cogote achocolatado, tiene la cola relativamente larga, un antifaz negro y pico corto y ganchudo de gran potencia. Poseen píleo y nuca rojo-castaño vivo; partes superiores negruzcas con ” espalda ” y obispillo blancos; franja alar y partes inferiores blancas; sexos iguales.
Tiene la costumbre de empalar a sus presas sobrantes en las espinas de las matas y en los alambres de espino.
El Alcaudón Común aparece a final de marzo y su mayor parte en abril. Los machos se fijan rápidamente en un territorio que defienden contra cualquier intruso, esperando allí la llegada, casi siempre más tardía, de las hembras. Su nido es bastante desaliñado, con raíces y ramitas de variadas plantas, forrado con materiales más finos, trozos de lana, pelos o plumas, colocado a no mucha altura en arbustos o árboles; la puesta es en  abril-junio, de 5 a 7 huevos verdoso pálido con manchas pardo-verdosas en un extremo; incubación, especialmente por la hembra, unos 16 días; los pollos, alimentados por ambos padres, abandonan el nido a los 20 días; a veces dos crías en varano.
Poco después de realizada la cría, comienza la migración, que en esta especie es bastante precoz; regresan a sus terrenos natales coincidiendo con la llegada de la primavera.
El Alcaudón Común vuela con fuerza y potencia, cuando lleva alguna presa lo hace directamente hacia un posadero que a menudo está a buena altura sobre el suelo. Se posa en postes, arbustos, alambres de espino de cercas, cables del tendido eléctrico y más corrientemente que otros alcaudones en ramas de árboles, aunque éstos tengan mucha hoja. Prefiere campiña abierta con árboles dispersos, huertos de frutales y linderos arbolados de tierras cultivadas. En el centro de la Península se le ve con frecuencia también en encinares y campos con arbustos pequeños. En el Sur alcanza buena densidad en olivares y zonas de monte bajo. Cuando se posa en los cables del tendido eléctrico prefiere donde éstos atraviesan una tierra de cultivo. Invariablemente el mismo posadero le sirve día tras día para la captura de presas. Permanece allí por muchos minutos, mirando atentamente hacia abajo y moviendo suavemente la cola arriba y abajo. Cuando se lanza al suelo no lo hace con rapidez y parece como si dudara antes de capturar un insecto.
El Alcaudón Común ocupa en Europa una posición francamente meridional que es tanto como decir mediterránea, habitando también las islas de este mar. Tiene variable densidad y es sólo local en Italia, Francia, Países Balcánicos, llegando por el Este hasta Polonia y Ucrania. Probablemente las provincias mediterráneas españolas y francesas reúnan la mayor población del Mediterráneo occidental.
En África el paso primaveral es muy acusado y marzo registra las primeras llegadas en Marruecos. No tanto el de otoño que probablemente transcurra en vuelo más directo y a mayor altura sobre el norte africano.
El cuartel de invernada del Alcaudón Común se halla al norte de la línea ecuatorial en todo el África Tropical occidental, desde Senegal hasta el sur de Nigeria y el Tchad. También hay observaciones en el Camerún, Sudán y Congo-Brazaville. En Senegal los primeros se observan a mediados de agosto y el paso primaveral hacia el Norte es muy acusado en ese país africano a partir de febrero. Los mismos datos son aplicables a otros países del Trópico en donde se ven abundantes, pero muy desperdigados, solitarios o en parejas

Bibliografía
www.pajaricos.es

Alcaudón común

Andrés Rodríguez González Mayo 26th, 2011

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Alcaudón común (Lanius senator)

El alcaudón común es un ave de la familia Laniidae ampliamente distribuida por la Península Ibérica durante el verano. Llega a medir hasta 19 cm y pesar 40 gramos.
Es considerado como una verdadera rapaz entre los pájaros. Se identifica fácilmente por una marca negra en la cabeza que le cubre parte de la frente, tiene el píleo y la nuca  rojiza, la zona de la espalda y el comienzo de la cola blancos. La hembra tiene una coloración menos oscura, con tonos grisáceos o pardos, su pico es menos negro que el del macho y la zona alrededor del ojo y la brida son pálidas
Ya he comentado otras veces que no se deben confundir Aves con Pájaros, estos son un grupo dentro de las aves. No son pájaros las gallinas, tampoco los buitres o las águilas, son pájaros los jilgueros, los canarios, gorriones y otras muchas, casi siempre de pequeño tamaño.
El Alcaudón Común es una «rapaz» entre los pájaros, es un gran cazador, tanto grandes insectos como pequeños roedores, lagartos y pajarillos. Tiene una curiosa costumbre fácil de observar en el campo, “empala” a sus presas sobrantes en las espinas de los matorrales o en los alambres de espino para comérselos en otra ocasión.
El Alcaudón Común empieza a ver hacia finales de marzo y, en mayro medida, en abril. Los machos se acoplan a un territorio que defienden contra cualquier intruso, esperando allí la llegada de las hembras que suele ser más tarde. Una vez formada la pareja, comienza la construcción del nido  que es un poco irregular, con ramitas de diverso origen, tapizado con materiales más finos, lana o plumas, siempre lo hacen en matorrales o árboles. Lo defienden con bravura contra otras aves, incluso contra animales de mayor tamaño o el hombre, la puesta la hacen entre abril y junio, entre 5 a 7 huevos verdoso pálido con manchas pardo-verdosas en un extremo; tras la incubación, por la hembra de unos 16 días nacen los pollos que son alimentados por ambos padres, abandonan el nido a los 20 días; a veces, si el verano es largo y ha empezado pronto a hacer calor pueden hacer dos crías. Poco después de realizada la cría, comienza la migración, que en esta especie es bastante temprana. Inverna en el continente africano.
Se alimentan de insectos y sus larvas; arañas, caracoles, lombrices de tierra, saltamontes, langostas, escarabajos, mariposas, arañas, escorpiones e incluso pequeños vertebrados terrestres y aves de pequeño tamaño y sus pollos. Son de hábitos solitarios.
Se trata de una especie monógama que construye sus nidos en forma de taza con hierbas y ramas en alguna rama baja de un árbol o en algún arbusto frondoso. Pueden poner una única pollada de 3 a 6 huevos que serán incubados la mayor parte del tiempo por la hembra.
Habita en zonas abiertas con matorrales y árboles muy dispersos, donde construirán sus nidos. Son frecuentes en los encinares adehesados, zonas cercanas a bosques, cultivos de cereales, huertos e incluso puede observarse en parques y jardines de zonas urbanas. Es también una de las primeras especies en volver a colonizar zonas incendiadas. Suele preferir zonas con suelo arenoso y con poca vegetación.
Se puede observar hasta los 1.400 metros de altitud, aunque lo más frecuente es que habite por debajo de los 600 metros.
Los juveniles presentan una coloración general con tonos marrones claros y marrones oscuros mezclados, y con algunas franjas blancas en las alas con pequeñas rayas negras. La mitad inferior de su cuerpo es más clara con un leve moteado pardo. La zona alrededor de los ojos es más oscura.
Existen dos subespecies en la península y otra en las Baleares.

El Libro Rojo de las Aves de España clasifica esta especie como Casi Amenazada. La tendencia actual de esta especie es una leve disminución de sus poblaciones y también una reducción de su área de distribución. Actualmente no existen proyectos de conservación orientados a detener el declive de esta especie.
Se ve amenazada por el abandono de zonas de cultivo, lo que se llama pérdida de hábitat. El uso de pesticidas es otra de sus principales amenazas.

Las fotos son de Juan Luis Muñoz, magníficas como todas las suyas.