Archive for the tag 'rapaces'

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Alcaudón Común

Andrés Rodríguez González Abril 6th, 2019

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Alcaudón Común. Lanius senator

Esta ave, a pesar de su aspecto y comportamiento, que le hace parecer una pequeña rapaz, pertenece en realidad a l grupo de conocido como “pájaros”, aves que se caracterizan por su pequeño tamaño. En caso del alcaudón su longitud es de 18 cm y suele tener una media de envergadura de unos 26 a 28 cm.

Se distingue fácilmente por su voluminosa cabeza, teñida de rojo, y por su manto negro, con amplias manchas blancas en las alas. La cola es también negra, excepto en los bordes y en la base. En vuelo, con las alas y la cola desplegadas, muestra un bello diseño blanco y negro. A larga distancia y posado se reconoce muy bien por el notable contraste entre los colores oscuros de las partes superiores y el color blanco marfil de su garganta, pecho y vientre. De cerca, se ve claramente un antifaz negro que le cubre los ojos, se puede apreciar su larga cola, así como el ancho, corto y ganchudo pico negro, más propio de una pequeña rapaz que de un pájaro.

Aunque se trata de un pájaro tímido, es posible observarlo posado en las ramas altas de arbustos, vallas o muros, desde donde otea y se lanza para cazar insectos y pequeños reptiles.

Cuando se siente amenazado o quiere intimidar a un intruso, emite unos chasquidos ásperos, muy seguidos y rápidos, que recuerdan a los proferidos por las urracas.

Habitual de los paisajes mediterráneos de campo abierto, con árboles y matorrales dispersos. Típico de dehesas, olivares, sotos, campiña y bordes de campos de cultivo.

Ave típicamente estival que se ve en la Serrranía sólo durante el periodo reproductor. Se reproduce entre los meses de abril y mayo realizando dos puestas anuales. En cada puesta pone 6 huevos. Se alimenta de insectos, lagartijas e incluso micromamíferos que captura en el suelo. Actúa como una pequeña rapaz pero sin garras, valiéndose sólo de su pico. Su técnica de caza consiste en posarse en solitario en puntos elevados  como vallas, postes, cables para cubrir desde ahí zonas descubiertas, vigilar el suelo y lanzarse sobre sus presas.

Como curiosidad de estos pequeños depredadores, se puede comentar que utilizan arbustos espinosos para ensartar a sus víctimas y facilitar su consumo. El alcaudón común está considerado un bioindicador de prácticas agrícolas sostenibles en cultivos como los viñedos.

 

 

Bibliografía

http://www.malaga.es

https://www.seo.org