Archive for the 'Grupo Atropa' Category

MARIPOSAS DE LA SERRANIA DE RONDA Medioluto Inés

Andrés Rodríguez González Mayo 23rd, 2019

MARIPOSAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Medioluto Ines. Melanargia ines 

En la salida al campo de la semana pasada del Grupo Atropa, encontramos ésta maravillla.

Es una mariposa diurna de tamaño mediano con una envergadura alar de entre 4,2 a 5 cm. perteneciente a la Familia Nymphalidae.

Se identifica con las cerradas por tener un fondo blanco, con venación y dibujos negros, en la parten delantera presenta dos ocelos pequeños, rojizos o marrón con el centro gris o azulado, esos ocelos del mismo color en el ala trasera, anillados finamente de negro y con el centro gris o azulado. No es fácil verla con las abiertas, en ese caso presenta un fondo blanco y dibujos negros, con uno muy característico en la delantera, que tiene una banda negra perpendicular al borde superior y cercana a la base del ala, en la delantera tiene dos puntos pequeños azulados o grisáceos, no siempre apreciables, mientras que en la trasera, serie de ocelos negros con el centro gris o azulado.

Parecidas son la Medioluto ibérica que tiene con las alas cerradas, la venación y dibujos son menos llamativos y la serie de ocelos, negros, rodeados de blanco y a su vez de gris, mientras que abierta, tiene los ocelos de las alas traseras negros, con el centro y un anillo exterior blancos e integrado todo en una franja negra; diseño negro característico en el ala delantera, sin banda negra perpendicular al borde superior y cercana a la base del ala. También se parece a la Medioluto herrumbrosa que cerrada presenta una venación y dibujos marrones, de aspecto herrumbroso; los ocelos son más grandes, mientras que abierta, el diseño del ala delantera es muy característico, al tener un cuadrado blanco cercano al borde superior del ala.

Presenta una sólo generación anual en el que tiene un periodo largo de vuelo, desde marzo a julio, principalmente en los meses centrales. Las orugas son invernantes.

Vuela en todo tipo de hábitat, principalmente en entornos de pedregales  en sierras, bosques bien conservados y zonas más degradados como cerros cercanos a poblaciones  o en zonas más secas como los espartales. Precisamente del esparto y otras gramíneas, se alimentan sus orugas, principalmente plantas de los géneros Stipa, Brachypodium y Festuca.

Bibliografía

http://www.malaga.es/

MARIPOSAS DE LA SERRANIA DE RONDA Doncella gaditana. Melitaea aetherie

Andrés Rodríguez González Mayo 17th, 2019

MARIPOSAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Doncella gaditana. Melitaea aetherie 

Para el Grupo Atropa es un placer presentar esta hermosa mariposa que vuela en mayo y junio, con una sola generación anual, por ello se considera una especie “univoltina”.

Si la describimos con las alas abiertas, tiene ambas de color de fondo naranja, con dibujos oscuros; el macho con dos series de puntos, el superior más grande que el inferior, que puede presentar ausencias, mientras que los de la hembra son mayores y alargados En los bordes posteriores de ambas alas tienen series de dos arcos, uno encima del otro, más gruesos en la hembra. A veces la hembra tiene los dibujos tan grandes que apenas dejan ver naranja, siendo en estos casos muy marrón. Si la descripción es con alas cerradas, tiene la trasera fondo blanco o amarillento tenue; manchas redondas naranjas rodeadas de amarillento y bordeadas por líneas arqueadas apuntando hacia el interior del ala; paralelo al del interior, hay otra línea con forma de arco, pero apuntando hacia el exterior; la separación entre ambos arcos enfrentadas es amplia, estando rellena de tonos anaranjados.

Los adultos empiezan a volar a partir de la última semana de abril en zonas bajas, retrasándose la eclosión de los imagos unos 15 días en zonas incluso de poca altitud. Permanecen en vuelo hasta finales de mayo, en una sola generación anual. Aunque en algunos años se puede dar una segunda generación parcial.

Las hembras comienzan a depositar sus huevos a partir de la primera semana de mayo en grupos de unas 50 unidades. En el envés de la hojas basales y tallo de su planta nutricia hasta un total de 120 unidades. La forma del huevo es subesferica, de 0,5 mm de altura y de un color amarillo brillante al ser puesto. Dos semanas más tarde se ha oscurecido, y para a finales del mes de mayo nacen las minúsculas orugas, que son de color amarillento excepto la cabeza que es negra. Las orugas nacen todas a la vez y se fabrican un refugio de seda, en donde se alimentan gregariamente. Las orugas al nacer miden 1,7 mm. Sobre finales de junio (en su 5º fase larvaria), las orugas comienzan a entrar en diapausa, vaciando el contenido de su tubo digestivo, y envolviéndose en grupos, dentro de hojas secas al pie de su planta nutricia, bajo piedras o en oquedades del terreno. Permanecen en este estado desde julio hasta el mes de enero.

A finales de enero principios de febrero, cuando sus plantas nutricias han rebrotado, las larvas comienzan alimentarse de nuevo, mudando por 6º vez y alimentándose vorazmente para reponerse del invierno. Al final de esta  6º fase larvaria miden unos 13 mm, presentando un aspecto oscuro y espinoso. Al principio del mes de marzo las larvas mudan por 7º vez y alcanzan los 21 mm, ofreciendo ya el aspecto de larva madura, de color negro brillante con franjas laterales anaranjadas. Al final de su crecimiento, cuando miden unos 28 mm, las larvas se dispersan para crisalidar. Las crisálidas se afirman únicamente mediante el cremaster (cabeza abajo), a cualquier planta piedra u otro objeto del lugar, con un aspecto pardo. El desarrollo del imago en el interior de la crisálida dura entre siete y nueve días, comenzando los adultos a volar, como ya se ha dicho a partir de la última semana del mes de abril.

Existen dos especies parecidas: la Doncella mayor, de la que se distingue principalmente por la escasa separación de las líneas arqueadas enfrentadas con las alas cerradas, mientras que si tiene las alas abiertas, ambos sexos tienen un claro diseño de red, además de una prominente mancha alargada cercana al ángulo anal del ala delantera. También se parece a la mariposa Minerva y Deione, pero además de que son más pequeñas, solo podría confundirse cuando están abiertas, pero ambas tienen tienen un diseño más parecido a una red.

Vive en hábitats abiertos, soleados y secos, como zonas arbustivas, herbazales y bosques claros, por lo general en el pie de monte de montañas calizas, siempre donde crezcan en abundancia las plantas nutricias de las orugas, principalmente las alcachofas silvestres (Cynara cardunculus y C. baetica). También se han citado como plantas nutricias Centaurea amara, Centaurea jacea y Centaurea calcitrapa.

La hemos visto en abundancia en herbazales de las cercanías de la carretera entre Ronda y Benaojan, cerca de la Cueva del Gato.

Está considerada como “Casi Amenazada” de extinción en el Libro Rojo de los Invertebrados de España, pero incomprensiblemente no está en el de Andalucía. Tampoco se encuentra protegida por las diferentes normativas ambientales, sin embargo se encuentra en franca regresión por el uso de herbicidas y la proliferación de olivares de uso intensivo.

Bibliografía

http://www.malaga.es

http://www.sierradebaza.org

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA ABEJORRO ZAPADOR

Andrés Rodríguez González Marzo 7th, 2019

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

ABEJORRO ZAPADOR. Bombus terrestris

El nombre popular hace referencia a una palabra que designa un ruido sordo, un zumbido, una onomatopeya es decir una imitación o recreación del sonido de algo en el vocablo que se forma para significarlo, que se asocia al ruido producido por este insecto.

Este insecto himenoptero tiene un tamaño variable depende de si es macho o hembra y la época del año en la que nace. Suelen medir entre 12,5 mm a 22 mm. La reina mide de 20 a 22 mm, la obrera de 10 a 17 mm y el macho entre 14  o 15 mm.

Tiene un cuerpo negro con dos bandas de color amarillo dorado, una sobre la parte delantera y la otra sobre el segundo segmento del abdomen que termina en una especie de penacho de pelo blanquecino. Está recubierto de gran cantidad de pelo que le sirve para protegerse del frío y como efecto secundario sirve para transportar granos de polén que se adhieren a esos pelos, a veces se impregna de polen totalmente cuando recoge el néctar.

Posee una lengua muy larga para poder alcanzar el néctar de muchas flores. Dentro de los abejorros, el “terrestres” es considerado de lengua corta  a pesar de tener una medida de más de siete milímetros en las obreras

Las jóvenes reinas, nacidas y fecundadas el año anterior,  pueden observarse a comienzos de la primavera, después de abandonar su refugio casi siempre en los troncos de árboles, que les ha protegido del frío  durante el invierno. Lo primero que hacen es buscar un lugar para fundar su futura colonia, especialmente les agradan las guaridas subterráneas de roedores abandonadas. La reina solitaria comienza a construir pequeñas urnas de cera e irá almacenando allí polen y néctar recogido en el entorno. A continuación, pondrá los primeros huevos, que a partir de tercer  o cuarto día deberá alimentar, hasta la cuarta o quinta semana cuando definitivamente estén desarrollados.

Los primeros abejorros en nacer serán hembras pequeñas y muy activas que ayudarán a su reina a criar a sus nuevas hermanas y proteger el nido. Las más jóvenes y de menor tamaño junto con las viejas permanecerán en el nido, el resto saldrán a por néctar y polen. Cuando necesitan polen para alimentarse, lo recogen en los cestillos de sus patas traseras para llevarlo hasta su colmena.

En pleno verano, con la colonia con un alto número de abejorros, la reina empieza a poner  huevos no fecundados, de donde saldrán los machos y huevos fecundados que darán lugar a hembras sexuadas, que se convertirán en las futuras reinas del próximo año, y que procederán a aparearse antes de comenzar el frío.

A comienzos del otoño sólo quedarán las reinas más vigorosas. La colonia y el resto de individuos mueren en el invierno.

Los abejorros son mucho menos agresivos que las avispas o las abejas. Pueden picar si se les provoca o se sienten atacados, sólo las hembras, ya que los machos carecen de agujón.

Sus colonias pueden llegar a los 500 individuos en su máximo esplendor, esto es, en verano.

Es un gran polinizador en la Naturaleza hasta el punto que es utilizado con el fin de polinizar las plantas de los invernaderos. Su población, como la de las abejas esta  en declive.

Bibliografia

www.abejapedia.com

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA MARIPOSA OLMERA

Andrés Rodríguez González Marzo 6th, 2019

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

MARIPOSA OLMERA Nymphalis polycloros

Es una mariposa diurna. El nombre común de esta especie se debe a que es considerada una plaga del olmo.

Se distribuye por la Cuenca mediterránea al sur de Europa y norte de África; en el sur de Escandinavia y este hasta el Mar Caspio y la cordillera del Himalaya.

La olmera tiene una envergadura de 68-72 mm en los machos y de 72-75 milímetros en las hembras. Estas mariposas medianas a grandes tienen alas de color naranja a rojo con manchas negras y amarillas y un borde marrón oscuro. El borde oscuro de las alas traseras está decorado con lúnulas de color azul oscuro. La parte inferior de las alas es de color marrón grisáceo. No hay dimorfismo sexual es decir son iguales el macho y la hembra.

Se encuentra principalmente en zonas boscosas, especialmente en aquellos que contienen sauces cuyas flores proporcionan néctar para los adultos en la primavera.

La especie sólo tiene una generación al año, las que surgen en julio y agosto buscan fuentes ricas en azúcar de las que alimentarse como la savia de los árboles y la fruta en fermentación. Este año con las temperaturas tan elevadas se la ha visto volar desde finales de febrero aunque en condiciones normales suele volar desde la primavera hasta mediados de agosto.

Las hembras ponen sus huevos alrededor de las ramas superiores de los árboles de olmos, sauces, perales, majuelos y álamos.

El insecto adulto pasa el invierno en lugares secos y oscuros, como árboles huecos o edificios. A finales de febrero o principios de marzo las mariposas empiezan a salir al exterior y se aparean.

Las orugas son gregarias, muchas son depredadas por las aves. La larva produce una faja de seda alrededor de una ramita más abajo del árbol y cuelga de ella por medio de ganchos en su extremo posterior, hace un capullo para transformarse en una crisálida que es de color marrón grisáceo con un ligero brillo plateado. Después sufre una metamorfosis y se transforma en insecto adulto.

Los machos esperan a las hembras en los claros y márgenes de los bosques, donde defienden su territorio.

 

Bibliografia.

https://mariposass.com

GRUPO ATROPA Abubilla

Andrés Rodríguez González Febrero 3rd, 2019

GRUPO ATROPA

Abubilla Upupa epops

La abubilla es el único representante europeo de un orden de aves tropicales, las bucerótidas. Difiere enormemente de las restantes aves de su orden, no sólo por su hábitat, sino también por su comportamiento y muchas otras peculiaridades.

Es un ave que resulta inconfundible por su aspecto. Tiene un moño característico que puede desplegar y colores de plumas a base de canela canela, blanco y negro muy llamativos. Poseé un  pico largo y curvo que utiliza para desenterrar larvas que encuentra mientras camina sobre el suelo y tiene un vuelo ondulante, con frecuentes y bruscos cambios de dirección. En vuelo tiene un aspecto listado de blanco y negro, y lleva el moño desplegado. Puede trepar por los troncos, pero raramente lo hace.

Se encuentra ampliamente distribuido, en estepas, bosque, praderas, grandes áreas de frutales, cultivos de secano.

Se mueve entre las zonas templadas y tropicales de Europa y África, y el sureste asiático, sur y levante de la Península Ibérica, Magreb y África subsahariana, donde pasa los inviernos.

En primavera se oye su reclamo monótono y repetitivo día y noche, “up-up-up”, que ha contribuido a la formación del nombre científico de la abubilla. El sonido es sordo y aflautado pero de gran alcance, y lo emite con la garganta esponjada y el pico ligeramente abierto, inclinándolo sobre el pecho. A finales de junio deja de reclamar. También emite un graznido como llamada.

La abubilla incuba en huecos de árboles podridos, en graneros, tejados, en montones de madera, en franjas de terreno de escaso arbolado, también en las grietas de las rocas, en muros, en pozos, incluso en aquellos en los que diariamente beben los rebaños; también en montones de piedras y paredes arenosas. La cavidad que alberga el nido es diferente cada año, siendo poco acomodada con tallos y hojas mustias.

En el sur la época de cría empieza en marzo; en Europa central a mediados de mayo. En las regiones sureñas puede tener lugar una segunda puesta en julio. Al principio sólo incuba la hembra, siendo alimentada por el macho, de 5 a 10 huevos; hacia finales de la incubación puede colaborar en el trabajo el macho y les ocupa unos 16 a 18 días. En ocasiones hacen dos puestas anuales.

Los polluelos salen del cascarón sin apenas plumón. Los jóvenes, y también la hembra durante la incubación, desprenden una secreción defensiva pestilente de sus glándulas uropigiales; además los jóvenes se defienden con una rociada de heces dirigida contra el agresor. Esto, junto con la nula limpieza del nido, por la acumulación de excrementos, les ha ganado el apodo de “aves apestosas” y su nombre común en algunos idiomas. Los polluelos permanecen entre 22 y 24 días en el nido, siendo alimentados con insectos. Después de aprender a volar, siguen todavía un corto espacio de tiempo con la familia, hasta que ya no necesitan recibir el alimento de los progenitores. Pronto resultan idénticos a los adultos.

Se alimenta de insectos, sobre todo saltamontes y muchos grillos. Es fácil verlas en el suelo buscando larvas bajo las pequeñas piedras. También se alimenta de crisálidas de procesionaria del pino y orugas recién enterradas, larvas de coleópteros, hormigas, dípteros y sus larvas. Se atreve con los grandes miriápodos, como la escolopendra, y come también arañas, caracoles y lombrices. Las presas son descompuestas a picotazos, a menudo lanzadas al aire y luego capturadas con tanta habilidad que resbalan dentro de la boca de la abubilla.

En septiembre, las abubillas, en solitario o en pequeños grupos, emprenden viaje con dirección al este de África, donde se encuentran con las aves de su mismo orden afincadas en aquella zona. En algunos países del centro de Europa está seriamente amenazada ante el incesante avance de la técnica y la polución que lleva consigo. En la Península se ven con menos frecuencia que antes.

Como ave de la estepa, suele bañarse en la arena, pero nunca en el agua. Cuando se alimenta de forma natural no necesita beber agua

Bibliografía

https://www.faunaiberica.org

Orquídea gigante. Barlia robertiana. Himantoglossum robertianum

Andrés Rodríguez González Enero 29th, 2019

GRUPO ATROPA. ORQUIDEAS

Himantoglossum robertianum (Barlia robertiana). “Orquídea gigante”.

Las fotografías proceden de las cercanías de la ciudad de Ronda fueron realizadas el día 29 de enero de 2019.

Es una planta alta, robusta, llamativa y de gran belleza en relación a la mayoría de nuestras humildes orquídeas ibéricas.

Es la primera orquídea o una de las primeras, en florecer y lo hace en pleno invierno. En zonas de costa y cálidas puede empezar en enero, aunque lo habitual es que lo haga en la Serranía de Ronda progresivamente desde febrero hasta bien entrado marzo, varia la fecha dependiendo de las condiciones climáticas. Este año ya las tenemos en la Serranía a partir de finales de enero. El grupo Atropa, donde disfrutamos un grupo de amigos entusiastas y aficionados a la naturaleza en general, seguimos la tradición de buscarlas en sus lugares habituales y no han faltado a la cita, pudimos disfrutar de ellas en las cercanías de Ronda, en un lugar donde había varias decenas de Barlias dispersas por una zona bastante pequeña, algunas empezando a abrir las flores y otras en pleno crecimiento y sin desarrollar aún la inflorescencia.

Con las revisiones botánicas ha cambiado varias veces de nombre, así, inicialmente, se denominó Orchis robertiana, luego Barlia robertiana, nombre por el que la conocemos la mayoría. Finalmente ha pasado a Himantoglossum robertianum (Loisel) P. Delorge (1999).

Es una orquídea terrestre de la zona europea mediterránea y del norte de África que crece en garrigas, taludes, claros de pinar, bordes de caminos y carreteras, olivares, dunas, etc. hasta una altura de unos 1.200 metros, a plena luz o semisombra, en zonas calizas con suelo moderadamente seco. En España aparece en muchas regiones de Norte a Sur, estando ausente en el Sistema Ibérico y la Depresión del Ebro. En algunas Comunidades está catalogada como especie en declive o amenazada. Al ser una orquídea alta y de color llamativo es más fácilmente localizada, lo que la hace más vulnerable que otras que suelen pasar desapercibidas.

Puede llegar hasta los 90 cms. aunque la media ronda los 50 cms. Tiene dos, a veces tres tubérculos ovoides grandes. La roseta basal está formada por hojas caulinares, grandes, carnosas, verde claro brillante, siendo común encontrarlas mordisqueadas por el ganado. La espiga floral destaca claramente entre la hierba, con numerosas flores grandes resupinadas, de tonos entre el rosa claro hasta el morado intenso con manchas y motas que suelen adornar el labelo y los sépalos. En nuestra zona tienen una suave fragancia y presentan un espolón floral con orientación descendente. Son característicos el gran labelo y la galera o especie de casco que presenta la flor, así como las brácteas alargadas situadas entre los botones florales. Existe gran variedad cromática en las flores, desde tonos muy claros a otros muy intensos, incluso un ejemplar hipocromático que venimos siguiendo ha aparecido este año de nuevo.

Una verdadera pena da cuando no se aprovechan recursos naturales como las orquídeas silvestres para desarrollar un tipo de turismo de naturaleza que podría aportar un beneficio económico del que tan necesitada está la comarca natural de la Serranía de Ronda.

Bibliografia

elorquideario.blogspot.com

AVES DE LA SERRANIA DE RONDA Grupo Atropa Roquero solitario

Andrés Rodríguez González Enero 26th, 2019

AVES DE LA SERRANIA DE RONDA

Grupo Atropa

Roquero solitario Monticola solitarius

Ave del orden Passeriformes; familia Turdidae

Su tamaño es de aproximadamente 23 cm de largo con una envergadura de 33-37 cm, se puede considerar, por lo tanto, como de mediano a pequeño tamaño, similar al de un mirlo.

Es muy fácil de reconocer. El macho posee un plumaje azul oscuro muy característico. La hembra tiene una librea gris o gris-parda, y en las partes inferiores presenta un suave jaspeado con motas blancas . Se pueden confundir con los mirlos, pero estos son más grandes y corpulentos, y los roqueros mucho más estilizados y colilargos; además, a diferencia de aquellos, suelen habitar en zonas rocosas.

Es una especie rupícola. Prefiere moverse en roquedos en zonas soleadas, secas y cálidas, desde el nivel del mar. Presente tanto en cerros de media montaña, acantilados costeros y construcciones humanas.

Es un ave residente durante todo el año en la provincia de Málaga. Inicia la reproducción en abril. Hace una sola puesta de 4 a 5 huevos. Nido lo situa en grietas de taludes o rocas. Su alimentación es tipicamente insectívora que complementa su dieta otoño-invernal con frutos carnosos.

Los roqueros se conocen en Málaga simplemente como “solitarios” por sus hábitos individuales. Es raro ver a la pareja junta y mucho más frecuente poder observar al macho posado erguido y solitario en alguna posición elevada.

La especie emite notas suaves, aflautadas y penetrantes, con piídos vibrantes. Algunos trinos y notas recuerdan al canto de mirlos y zorzales, pero el roquero es más melodioso. Ambos sexos pueden cantar, pero la hembra lo suele hacer posada, mientras que el macho se atreve tanto posado como en vuelo. Las notas de alarma del roquero consisten en un piído corto y fuerte, seguido rápidamente por chasquidos ásperos.

Las fotos son de Gonzalo Astete.

Bibliografía

https://www.seo.org

http://www.malaga.es

Grupo Atropa Nueva población de Merendera androcymbioides encontrada en la Serranía de Ronda.

Andrés Rodríguez González Enero 21st, 2019

Grupo Atropa

Nueva población de  Merendera androcymbioides encontrada en la Serranía de Ronda en enero 2019

En este caso se trata del miembro del Grupo Atropa Gonzalo Astete Sánchez que ha localizado el día 20 de enero de 2019 una población no vista hasta el momento actual en la subida al Puerto de Las Palomas, en el P.N. Sierras de Grazalema. Se amplia así el área conocida en la Serranía de Ronda de tan interesante especie que es estudiada desde hace varios años por miembros del grupo Atropa. Hace unos meses se publicó un trabajo de investigación sobre su distribución en la Serranía de Ronda en la revista de la Sociedad de Historia Natural de Cádiz “El Corzo”.

Las merenderas o quitameriendas son un género de liliáceas bulbosas de flores blancas o rosadas que anuncian la llegada del otoño. Estos nombres vernáculos hacen alusión a la estacionalidad de la floración, generalmente de otoñal-invernal, en el que, en tiempos antiguos, los días más cortos adelantaba la hora de la cena, suprimiendo la comida correspondiente a media tarde, la merienda. Habitualmente aparecen ligadas a pastizales montanos con gran intensidad de pisoteo y pastoreo. En la península ibérica se conocen 3 especies.

En 1978 el botánico Benito Valdés describía una nueva especie de Merendera la cual llamó Merendera androcymbioides (Valdes, 1978), epíteto que hacía alusión al parecido con Androcymbium. Fue descrita a partir de ejemplares recogidos en la Serranía de Ronda, más concretamente en “las cercanías de Ronda”. Actualmente según comunicación personal a uno de los miembros del Grupo Atropa (A.R.G.), el catedrático de Botánica de la Universidad de Málaga, Baltasar Cabezudo, se encuentra realizando un trabajo de revisión de este interesante género.

Merendera androcymbioides es una planta que alcanza los 5-20 cm, de hojas lineales, enteras y generalmente acanaladas, que aparecen de forma simultánea a las flores. Presenta de 1 a 5 flores trímeras y hermafroditas por bulbo, con 6 tépalos libres de color blanco o lila pálido. Cada flor consta de 6 estambres con anteras de 3-5 mm de color amarillo-verdoso y ovario súpero con 3 estilos libres. Floración invernal, de diciembre a marzo.

Este endemismo andaluz es típico de pastizales subnitrófilos y pedregosos, con escasa cobertura de matorral, en un rango altitudinal de entre 500-1500 m. También puede aparecer en bordes de olivar, en sustratos calizos o arcilloso-calizos. Sólo se conocen poblaciones en las provincias de Córdoba, Jaén, Granada, Málaga y Cádiz.

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Mariposa Arlequín

Andrés Rodríguez González Enero 16th, 2019

MARIPOSAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Mariposa Arlequín. Mariposa de las Aristoloquias españolas. Zerynthia rumina

Llamada así por sus colores y formas de sus dibujos que posee en las alas que recuerdan a las vestiduras de un arlequín, también se la conoce como mariposas de las Aristoloquias españolas. Dentro de las mariposas cual pertenece a la familia Cola de golondrina o Papilionidae

Se trata de una mariposa de tamaño mediano que posee una envergadura de 4 a 5 cm. Las alas contienen, en su cara superior, un ajedrezado amarillo, negro y negro reconocible y único, por ello no se puede confundir con ninguna otra especie.

Normalmente vuelan cerca del suelo y por encima de los matorrales de forma errática.

Cuando tiene las alas abiertas se ven claramente unas manchas amarillas, negras y algunas rojas, estas últimas pueden ser bastante tenues y a veces parecen anaranjadas. Existen variedades de tonalidad dentro de la coloración, algunas de estas mariposas tienen un color entre amarillo y naranja. En el margen exterior de cada ala, hay cortes negros ondulados con terminaciones blancas. Con las alas cerradas la apariencia es similar a la descrita anteriormente, pero el color predominante es el blanco con manchas amarillas y pequeñas manchas negras. El borde exterior de las alas posteriores es ondulado, coloreado en blanco, negro y rojo y amarillo. En sus alas superiores tiene una ventana translúcida cerca del ápice. Mientras que en las alas posteriores se pueden observar una serie de ocelos de color rojo muy llamativo y característico de esta especie.

Las mariposas arlequín son de una gran belleza y constituyen una verdadera joya entre las mariposas de la Península.

Esta especie se puede encontrar durante todo el año. Dos generaciones por cada año permiten verla a menudo sobre todo a finales de invierno y primavera. Se puede ver en días soleados que este invierno tan raro estamos teniendo.

Sus orugas viven principalmente en el bosque, donde se alimentan de la Aristolochia baetica una curiosa planta de la que ya hablaremos otro día.

Los adultos amantes de la sombra se encuentran típicamente en áreas boscosas en las cercanías de sus plantas hospederas. A menudo se las ve posadas en la superficie superior de las hojas con alas semiabiertas, girando y saltando de una percha a la siguiente.

Los estadios inmaduros del Arlequín se alimentan de las hojas relativamente jóvenes de la planta huésped.

Una oruga de la mariposa arlequín recién nacida mide, 2mm de  longitud, y tienen un olor muy fuerte a la planta de la que se alimentan. Las pupas se presentan unidas con la parte frontal hacia arriba, en los tallos de plantas. Permaneciendo pegadas en el resto de las plantas secas desde el verano hasta la primavera siguiente. El huevo tarda entre 3 y 4 días en eclosionar.

El desarrollo de la oruga dura desde mayo a julio, pueden generalmente encontrarse, en grandes grupos, sobre diversas especies de Aristoloquia. Contienen vivos colores: amarillo, anaranjado con tubérculos rojos y negros, cada uno de ellos recubiertos de numerosas púas que crecen sobre la base que forma una pequeña verruga.

Bibliografía

https://mariposass.com

ORQUÍDEA DE LOS ARROYOS.

Andrés Rodríguez González Julio 15th, 2018

ORQUÍDEAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
ORQUÍDEA DE LOS ARROYOS. Dactylorhiza elata 


Etimológicamente, Dactylorhiza proviene de las palabras griegas dactylo y rhiza, dedo y raíz, haciendo referencia a la morfología de sus tubérculos, digitados y palmeados, que dan idea a los dedos de una mano. El epíteto específico elata, del latín elatus, en referencia a su porte robusto y notable altura. Es decir, Dactylorhiza elata vendría a significar la orquídea robusta y alta de raíces con forma de dedo.


Especie Mediterráneo occidental, distribuida por la Península Ibérica, Francia y norte de África (Marruecos, Argelia y Túnez). En España se localiza en los Pirineos, Sistema Central, Cordilleras Béticas y diversos enclaves del sur y norte.


Hierba perenne, con órgano subterráneo tuberoso, 2-3 veces digitado, palmado. Tallos de hasta 1 m de longitud, relativamente gruesos, huecos, con estrías, glabros. Hojas de color verde oscuro, raramente con manchas, erectas, sin llegar a formar una roseta, 1-3 basales y 2-3 caulinares, estas últimas más cortas, algo envainadoras. Inflorescencia espiciforme, primero cónica, después cilíndrica, con flores muy numerosas, incluso más de 100. Brácteas linear-lanceoladas, foliáceas, que superan a las flores. Sépalos laterales erectos, lanceolados, y pétalos externos algo más cortos. Labelo de 1,5 x 2,5 cm, entero o trilobulado, rosado purpúreo, con trazos lineares, punteaduras y anillos en su parte central, del que parte un espolón robusto, de cilíndrico a cónico, curvado hacia abajo. Ovario sentado, retorcido, que se transforma en fruto de tipo cápsula, que contiene miles de semillas.


Vive en los márgenes de arroyos de montaña, pastizales húmedos y frescos, entre juncos, también en las proximidades de balsas, acequias y fuentes. Es una especie propia de suelos húmedos o encharcados, principalmente calizos.


Especie muy polimorfa en cuanto a su tamaño en conjunto y al de la inflorescencia, y variable en el número de flores. En general, carece de máculas en las hojas, pero en algunas poblaciones situadas en diferentes lugares de la Serranía de Ronda, hemos observado ejemplares con estas características. Como ejemplo de variabilidad ponemos estas dos imágenes de la misma especie pero con características diferentes.

Se ha atribuido su variabilidad dentro de los taxones D. elata subsp. durandii (Boiss. & Reuter) , D. munbyana (Boiss. & Reuter) Holub, y D. elata subsp. sesquipedalis (Willd.) Soó. Al primero corresponderían las formas con inflorescencias laxas, al segundo, las formas robustas con grandes hojas, y al tercero los ejemplares con inflorescencias densas.

 

Bibliografía
www.regmurcia.com
www.orquideasibericas.info

 

Next »