Archive for the tag 'Torrecilla'

NATURALISTAS EN LA SERRANÍA DE RONDA. Capítulo XIV. Francisco Molina. Frasquito el guarda “El guarda del pinsapar de la Sierra de las Nieves”.

Andrés Rodríguez González Febrero 14th, 2019

NATURALISTAS EN LA SERRANÍA DE RONDA.

Francisco Molina. Frasquito el guarda

“El  guarda del pinsapar de la Sierra de las Nieves”.

Promovido y organizado por la Asociación Senderista Pasos Largos, el seis de marzo 1997 se realizó un homenaje a Francisco Molina, popularmente conocido como Frasquito el guarda, un personaje fundamental en la conservación del pinsapar de los Montes de Propios de la Sierra de La Nieve, núcleo matriz del Parque Natural Sierra de Las Nieves.

¿Quien fue nuestro personaje?

“…Después de unas lomas entre 1.200 y 1.300 m. alt. y ya en la Sierra de La Nieve, entramos en la consocietas de Abies pinsapo casi tocando con la casita de Molina y choza, situadas junto a la fuente del Pinar. Aquí tiene Frasquito el entusiasta guardador del pinsapar un reducido albergue que él se ha construido para protegerse de las  inclemencias de la Naturaleza durante el desempeño de su misión (Depende de Guardería Forestal del Cuerpo de Montes. Hace ya tiempo que una sociedad y elementos culturales de Málaga se interesan por que el pinsapar sea declarado Parque Nacional. Pero nada se ha conseguido todavía).

Es Francisco un hombre franco, cordial y entendido, muy amante de sus pinsapos como admirador de su mérito; nos atendió admirablemente y debo advertir que no hay necesidad de recomendación para ello, pues le basta saber que uno se interesa por los pinsapos para que le sirva y atienda y le colme de atenciones. Molina conocía muy bien a Gros a quien había acompañado años atrás en la búsqueda de Atropa baetica por estas sierras…”.

Con estas palabras describía José Cuatrecasas en 1930 su encuentro con Frasquito Molina,  nuestro personaje,  en un artículo titulado  “Una visita al pinsapar de Sierra de la Nieve”,  publicado en el Butleti del Institució Catalana d´Historia Natural, 2ª serie; Barcelona.

Otros autores y viajeros también conocieron y estimaron la compañía de Frasquito.

En Mayo de 1.917 Fernando de los Ríos hizo una excursión de Málaga a Ronda con su amigo Pablo de Azcarate quien tuvo el acierto de tomar notas detalladas del itinerario, notas  que  fueron  publicadas  en  la revista Javega en 1.981. El autor hace una pequeña introducción en la que entre otras cosas dice:  “Hace algún tiempo encontré entre mis papeles  un  viejo cuaderno con mis notas sobre la excursión que hice  acompañando a Fernando de los Ríos en el mes de Mayo de 1.917, por lo que estoy tentado a llamar “su” Serranía de Ronda; tal era la emoción y el amor con que contemplaba aquellas lomas y barrancos y conversaba con aquellos solemnes y sentenciosos campesinos”.

El relato contiene  jugosos contenidos, desde la descripción de las tres horas de camino que tardaron entre Fuengirola y Marbella o el resumen detallado del presupuesto anual de Parauta (12.560 pts).

Tomamos textualmente la descripción de la subida al Torrecilla que realizaron el día 27 de Mayo. Dice así: “Excursión a la sierra de Tolox para subir a la Torrecilla, lo más alto de la Serranía: 1.918 metros (según Orueta), y a la vuelta ver el pinsapal. Salimos del cortijo a las siete de la mañana; es necesario llevar un buen guía; los caminos son terribles; no viéndolo no se creería que por ellos se pueda ir a caballo. Desde el primer alto intentamos ver cabras monteses sin conseguirlo. Después, a la izquierda vista de  Ronda. Se atraviesan una especie de hoyas que recuerdan a los puertos de Peña Ubiña en la montaña de León. Por allí encontramos al guarda del pinsapar, un viejo muy templado y famoso que nos acompañó todo el día, y algún pastor de los rebaños de ovejas que por allí abundan”.

Efectivamente Frasquito era un entusiasta guarda del pinsapar, estimado por los botánicos por su amabilidad, atención, dedicación y entendimiento del tema; pero también por la gente del pueblo en Ronda. Según cuentan sus familiares más directos, dos ancianos sobrinos José y Miguel Molina González, Frasquito recogía leña para traerla al asilo de ancianos de Ronda, ciudad en la que vivía (Calle Real 11) y donde bajaba una vez a la semana.

Frasquito Molina García tenía 11 hermanos, él hacía el cuarto de mayor edad, estuvo de guarda unos 50 años sí contamos los anteriores y posteriores a la Guerra Civil. Con su caballo de nombre “Picuo” y su perro setter ingles llamado “Yanqui” cuidaba el pinsapar bajo las ordenes del ingeniero jefe D. Eladio Caro. Persona querida y respetada por todos desde  los bandoleros Flores Arrocha y Pasos Largos con los que convivió en la zona, los botánicos y viajeros que pasaron por el pinsapar de Ronda y la gente del pueblo llano, buena prueba de ello es que lo mantuvieron en su puesto una vez superado el terrible drama de la Guerra Civil española.

Aún se conserva la “Fuente  de Molina” (fuente del Pinar), junto a la que tenía la choza; en un enorme pinsapo seco se construyó un asiento a modo de mirador y las raíces descarnadas de otro servían para  casa a su perro “Yanqui”. La fuente no está lejos del actual refugio de Quejigales, junto al camino que conduce al pinsapar de la “cañada de Las Animas”.

Un hermano de Frasquito, de nombre Cristóbal, fue el primer guarda de la Alameda de Ronda, a éste le siguió en el cargo su hijo.

Gracias a la amabilidad de sus dos sobrinos, nonagenarios pero con buena memoria y salud, hemos podido recopilar algunos de  estos datos. Desde aquí nuestro agradecimiento.

Las fotos antiguas las ha cedido para su publicación Rafael Flores, a quien agradezco el detalle. También que me haya permitido usar el texto anterior que elaboramos los dos y utilizamos como memoria informativa para pedir a la Delegación Provincial de Medio Ambiente la realización de un homenaje y colocación de una placa conmemorativa a Francisco Molina.

Bibliografía

CUATRECASAS ARUMI, JOSEP, “Una vista al Pinsapar de la Sierra de La Nieve”, Butleti Institucío Catalana d´Historia Natural 2ª Serie 10,  1930, Pp. 65- 67.

FLORES DOMINGUEZ, RAFAEL y RODRIGUEZ GONZALEZ ANDRÉS, La Sierra de las Nieves. Guía del Excursionista, Ronda, Editorial La Serranía, 2005.

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Ericillos

Andrés Rodríguez González Diciembre 9th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Ericillos. Arenaria erinacea.

Se conoce también como Arenaria aggregata ssp. cantábrica.
El género Arenaria es cosmopolita característico de roquedos calizos y dolomíticos de zonas de montaña. Son hierbas anuales, bienales o perennes. Está compuesto por unas 1400 especies descritas, de las cuales menos de la tercera parte están aceptadas. Su diversidad es abundante en la Península Ibérica.
Es una bonita planta herbacea perenne de 2 a 10 cm de altura, forman un césped denso o adquieren forma semiesférica, de ahí el nombre popular, tienen  una cepa leñosa consistente y muy ramificada. Hojas lanceoladas agudas y aristadas de 2 a 6 mm de longitud y 1 mm de anchura aproximadamente, opuestas, enteras, algo arqueadas. Flores pentámeras, solitarias o en gupos densos de 2 a 5 flores con 3 estilos. Pétalos blancos de 6 a 10mm mayores que el cáliz. Fruto capsular de 3 a 5 mm. Semillas negras y arriñonadas.
Florece de junio a agosto, según altitudes.
Frecuente en pedregales y roquedales siempre calizos de zonas de montaña, tanto en enebrales y sabinares como en cumbres desarboladas, desde 1.000 m de altitud hasta cerca de 2.000 m. Especialmente adaptada a parajes ventosos y desprotegidos
Se encuentra distribuida por las montañas calizas de la Península Ibérica. Relativamente abundante en la zona de la Meseta de Quejigales hasta el Torrecilla.
El género fue descrito por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum 1: 423. 1753.
Arenaria: nombre genérico que deriva del término latino arenarius  “de arena, arenoso”. La planta a la que J.Bauhin dio este nombre en 1631 vive en terreno arenoso.

Bibliografía
www.ecured.cu
es.wikipedia.org

La Bella Decrepitud del Pinsapar de La Yedra.

Andrés Rodríguez González Julio 5th, 2015

La Bella decrepitud del pinsapar de La Yedra.

Situado en la base de la ladera suroeste del Torrecilla, en la Sierra de las Nieves, es, para mí, el más impresionante de los pinsapares.
Se presenta a los ojos del que por allí anda, como si una banda de maleantes destroza-árboles hubiera tenido como fin y misión única el romper ramas, arrancar árboles enteros, desgajar troncos o talar copas de pinsapos gigantes. Y doy fe que han cumplido con creces esa macabra función.

Es un pinsapar que ocupa el lecho de un torrente, el arroyo de Los Pilones que cae bruscamente desde las grandes alturas de la Meseta de Quejigales hasta Río Verde. Esta situado entre el pico Torrecilla y el Cerro Alzaba también llamado La Muela.
Las laderas son de tan elevada pendiente que es más seguro andar a cuatro patas que a dos, sin duda los pinsapos sufren como en ningún otro lugar las fuertes ventiscas, las nevadas y las inclemencias del tiempo más duras que imaginemos.
Si ya es una aventura hacer la ruta de acceso desde el Carril de Tolox, entrar y salir desde la Meseta de Quejigales requiere una buena forma física, pero si eso mismo se hace con nieve la aventura se transforma en peligrosa y si se hace en medio de una nevada entrando desde el Carril de Tolox e intentando salir por la Meseta de Quejigales, es muy posible que acabe con algún aventurero seriamente dañado.

Ha sido durante varios siglos el pinsapar situado a más altitud en la Sierra de Las Nieves, quizás por ello ha sido intensamente ramoneado por cabras y ovejas de forma que la regeneración es muy escasa, son pocos los pinsapos jóvenes que por allí se ven y menos aún los pinsapos maduros productivos de muchas semillas. En su inmensa mayoría son pinsapos muy viejos, amputados, con grandes ramas caídas por el suelo hasta el punto que resulta muy difícil andar y desplazarse, más aún cuando el viejo camino apenas está dibujado en muchos lugares y los grandes troncos, caídos o arrancados de cuajo por las ventiscas  y el peso de la nieve han hecho que muchos tramos de la vieja vereda sean totalmente impracticables.

Cuentan los viejos pastores que en el Pinsapar de La Yedra existía un gigantesco pinsapo donde anidaban una pareja de águilas, cuando los pollos estaban ya crecidos y su demanda de alimentos era grande, los pastores mandaban subir hasta el nido a los muchachos que los acompañaban y ayudaban a guardar el ganado, cuando subían colocaban un palote de madera en el pico de los pollos que les impedía tragar los conejos que les traían la pareja de águilas adultos. Los niños subían de nuevo cada vez que las águilas traían conejos. Era cuestión de esperar para conseguir asi varios conejos cada día.

Avance del informe del Grupo de Investigación Atropa

Andrés Rodríguez González Enero 28th, 2015

25 enero de 2015

Sr. Director Conservador del P.N. Sierra de Las Nieves

Avance del informe del Grupo de Investigación Atropa, formado por Andrés Rodríguez González, Juan Ríos Pimentel, Gonzalo Astete Sánchez y Vicente Astete Sánchez sobre Actividades de Investigación en la Sierra de Las Nieves, autorizado por medio de escrito Delegación  Territorial nº 20598 con fecha de salida 04 de septiembre 2014.

Las plantas objeto de seguimiento hasta ahora son las siguientes: Atropa baetica, Cotoneaster granatensis, Merendera androcymbioides, Prunus insititia, P. prostrata, Lonicera arborea y Digitalis purpurea. También vamos a realizar estudios en cuanto broten de las poblaciones de Armeria colorata y de Hymantoglossum hircinum. No descartamos incluir otras nuevas. Los Insectos (hormigas, ropaloceros y coleópteros) serán estudiados cuando estén activos.

Cada población de estas especies se ha geolocalizado con GPS (en aquellas que ha sido posible), contado número de individuos y estado en que se encuentran, periodo de floración y propuestas para su conservación.

Para las diferentes especies se detalla a continuación el trabajo realizado hasta ahora:

- Atropa baetica. Se han localizado hasta el momento 11 poblaciones en el Parque Natural, seis de ellas en la Cañada de Las Boas, ninguna protegida con alambrada, cinco en otros lugares del parque, una de ellas en un lugar muy al paso y sin ninguna medida de protección lo que la hace especialmente vulnerable, de echo desapareció totalmente al ser devorada por cerdos asilvestrados o jabalíes, estamos a la espera de que brote; pero es urgente y necesario que sea protegida por una alambrada. Otra población, situada cerca de la verdad de los 1.500 se encuentra en un estado deplorable, muy erosionada aunque protegida por una pequeña alambrada.

- Cotoneaster granatensis. La única población encontrada parece encontrarse en un estado saludable, con abundantes brotes algunos de los cuales incluso salen fuera de las mallas de protección sin que se observe ataque alguno de herbívoros.

- Merendera androcymbioides. Descrita por Benito Valdés en 1978 con ejemplares procedentes de las “cercanías de Ronda”. Baltasar Cabezudo intento sin éxito su localización. En 2006 Manuel Becerra Parra la localizó en la zona del puerto de Quejigales. A comienzos de enero de 2015 Juan Ríos Pimentel la vuelva a encontrar en Sierra Hidalga, en una población bastante abundante (quizás unos 100 ejemplares) en una ladera con fuerte pendiente orientada al sur- sureste, sobre arcillas, mucha piedra suelta y escasa vegetación tipo matorral.

- Prunus insititia. Única población encontrada de Prunus insititia en la cuneta del acceso a Quejigales, en buen estado con abundantes brotes jóvenes. En el tiempo que llevamos siguiendo esta población (3 años) hemos observado que sus frutos son recolectados cada año cuando están maduros. Esta población de Prunus será objeto de un especial seguimiento durante este año, ya que  estamos observando caracteres muy interesantes.

- P. prostrata. Esta población situada en la altura de 1500m entre la Cañada de las Animas  y El Canalizo se encuentra muy ramoneada por los herbívoros (ovejas) que hemos podido encontrar en la zona varias veces, y en condiciones muy difíciles de supervivencia, la próxima primavera contaremos los ejemplares de la zona y los geolocalizaremos y es evidente que necesita protección urgente.

- Lonicera arborea. Varios ejemplares localizados al comienzo del carril de subida a Pilones. Siendo esta la única población encontrada hasta la fecha, contando con 12 individuos adultos (sin regeneración).

- Digitalis purpurea. El ejemplar situado al inicio de la subida al Torrecilla, a la izquierda, se encuentra ya brotado el día 17 de enero de 2015. Está situado a una altura de 1633 m. Sería conveniente protegerlo con una valla para impedir que las cabras lo devoren. En la Cañada de las Boas, cerca del Pilar de Tolox, según se desciende, se encuentran numerosos ejemplares en el mismo estado que el ejemplar del inicio del Torrecilla. Están brotando, con varias hojas, un poco más adelantados que el citado en primer lugar.

Fdo: Andrés Rodríguez Glez.

Serranía de Ronda. Sierra de Las Nieves: La Fuenfría

Andrés Rodríguez González Enero 23rd, 2015

Alcojona,

Torrecilla,

Cerro Abanto,

Arroyo de la Fuenfría,

 

Fuenfría Baja y Pinar,

Fuenfría Alta,

Pinsapar,

Cerro de La Tala,

ladera Cerro de La Tala

Cabañuelas para febrero 2014

Andrés Rodríguez González Enero 29th, 2014

Cabañuelas para febrero 2014

Tal como es el día de San Blas, será Semana Santa y Navidad


Dicen las Cabañuelas de mi pueblo, Garbayuela aplicadas a la Serranía de Ronda que

Los primeros días de la quincena serán fríos, ventosos, con lluvias, vamos de invierno típico de la Sierra. Según se acerca la mitad de mes se despejará y llegará un tiempo más suave y soleado.

Los primeros días de la segunda quincena seguirá la dinámica de finales  de la primera quincena, despejado y soleado pero frío, después vendrán nuevos frentes de abundantes chubascos alternando con días despejados y sol aunque con mucho frío.

Ruta Desde Conejeras a San Pedro por el Castaño Santo.

Andrés Rodríguez González Junio 16th, 2013

 

Ruta Desde Conejeras a San Pedro por el Castaño Santo.

A.R.A.C.A. 

Recorrido: Unos 33 Kms. desde el Área Recreativa de Conejeras. Dificultad: Media por la distancia. Tiempo: 8 horas. Época recomendada: Primavera y Otoño.

Este interesante recorrido lo hemos organizado como terminación de la temporada de rutas 2012 – 13. Tuvimos la suerte de ir acompañados durante unos kilómetros por Manuel Becerra Parra, de la empresa Micogest, excelente botánico y naturalista, que nos asesoro sobre las plantas y el paisaje de esta parte de la Serranía de Ronda.

 

Fue el día 9 de junio, a las 8 horas 30 minutos, partimos del Área Recreativa de Conejeras, situada a la entrada del Parque Natural Sierra de Las Nieves, en la carretera de Ronda a S. Pedro. Estamos en Conejeras, junto a la entrada del camping, por la izquierda se abre un carril nuevo que es el rehabilitado Cordel de Los Pescaeros que lleva hasta Ronda. Muy cerca del comienzo del recorrido del Cordel, existe un monumento con un aguila de bronce. Tomamos como punto de inicio la entrada al Camping. Podríamos seguir el carril principal hasta encontrar el arroyo de la Fuenfría pero la ruta que hicimos es una buena alternativa, por ser bastante más atractiva y sobre todo evita el carril que cada día es más transitado por vehículos que suben al Refugio de Quejigales.

Cuando hemos recorrido casi 1 Km. del carril principal que conduce al Refugio de Quejigales, junto a un llano, encontramos una señal que indica “Sendero de Conejeras”, abandonamos el carril y nos internamos en un camino que discurre por un encinar joven en plena expansión, un poco más y llegamos a una balsa antincendios situada a 1,5 Kms del inicio. Como 1 Km más adelante, desembocamos en el carril de la Fuenfría al que nos incorporamos siguiendo hacia la derecha, el camino discurre cerca y, a veces, por el cauce del arroyo, a la izquierda queda la alambrada de la finca de La Nava poblada de encinas y grandes matorrales entre los que sobresalen enormes pinsapos, el camino nos deja, en apenas 2 Kms más en el llano de la Fuenfría Baja donde existen varias casas.

El camino inicia una suave subida hasta llegar a poco más 6 Kms. del inicio llegamos a una fuente cerca de unas ruinas de instalaciones de las antiguas minas de El Robledal que están muy próximas, en los alrededores se encuentran los bancales de antiguos cultivos donde se recolectaban las mejores patatas de la comarca, los terrenos que atravesamos se hicieron famosos por que en ellos ocurrieron los asesinatos que fueron imputados a Flores Arrocha. Continuamos el carril principal que asciende entre bancales con enormes cedros, durante casi un kilómetro hasta llegar al Puerto del Robledal, desde aquí se ve la línea las urbanizaciones costeras, si el día es claro podemos observar Gibraltar y las montañas del Atlas africano. El camino principal siempre se encuentra bien marcado. De él parten caminos secundarios como el que se dirige, al final de un falso llano denominado la Oreja del Burro, por la derecha, a “Las Chozas del Canca” el lugar donde murio Francisco Flores Arrocha en un enfrentamiento a tiros con la guardia civil el último día del año 1.933. Estamos a unos 11 Kms. del inicio. Tambíen a la derecha sale la rehabilitada Vereda de Ronda a Marbella, el camino original antes de la construcción de la pista actual. Por la izquierda también salen algunos carriles que van a la cabecera de Río Verde y ladera sur del Torrecilla.

Seguimos en descenso por terrenos de rocas peridotíticas que se distinguen fácilmente por su color rojizo. La belleza del paisaje es notable, grandes precipicios y generosos arroyos en épocas de lluvias presididos, a la izquierda, por la impresionante mole caliza y blanquecina del Torrecilla, a la derecha los terrenos rojizos de Sierra Real, el camino, siempre en descenso zizaguea entre pinares que tapizan los suelos quemados por el espantoso incendio del año 1.991.

En los cortados rocosos de los caminos han vallado algunos trozos de terreno donde crecen pequeñas poblaciones de una pequeña, elegante y endémica planta la Armería colorata, algunas chorreras han sido encauzadas formando fuestes, también se ha construido algunos miradores, uno de ellos presenta excepcionales vistas del Torrecilla. A unos 12,5 Kms. del inicio encontramos un cambio brusco del paisaje, la monotonía de la vegetación típica de las peridotitas deja lugar a suelos de esquistos metamórficos donde crecen muchos y variados vegetales como brezos y diversas especies de jaras; de entre todos ellos destacan los alcornoques, muchos se quemaron también en el incendio pero consuela ver como unos se han recuperado y otros han vuelto a brotar desde la base, no ha ocurrido igual con los pinsapos que habitaban en las cañadas más húmedas. Unos 500 metros más delante de los primeros alcornoques encontramos un cruce de tres caminos, es el Puerto de La Refriega, un hermoso madroño preside el cruce de caminos. Tomamos el camino más a la derecha que bien pronto es cruzado por el arroyo del Hoyo del Bote con sus preciosas chorreras. Los llamativos nombres de la zona como Plaza de Armas o Puerto de la Refriega hacen referencia a la sublevación de los moriscos que se hicieron fuertes en estos difíciles terrenos.

Hemos recorrido unos 15,5 kms, cuando encontramos un camino que desciende bruscamente por la izquierda, se encuentra marcado por un hito de madera, es obligado apartarse del carril principal y continuar en descenso como medio km hasta encontrar el increible “Castaño Santo”. Es difícil de describir, lo mejor es visitarlo y contemplar de cerca este árbol, cualquier descripción no haría honores a este espectáculo que tenemos que ver para creer su existencia. Si no hemos parado mucho y hemos venido andando sin mucha prisa podemos haber tardado unas tres horas y media desde Conejeras.

Después de volver al camino principal y continuar en descenso pasamos por una casa destruida que se llama “Venta Quemada” situada a unos 19 kms. del inicio. Ahí llega la Vereda de Ronda a Marbella. Continuamos en descenso, poco más adelante, a unos 25 Kms del inicio, parte por la izquierda un camino hacia Istán.

Ya estamos en terrenos más transitados por excursionistas y ciclistas de la cercana Costa del Sol. Unos 10 kms más adelante llegamos al río Guadaiza y tras cruzar el puente encontramos el campo de golf “La Quinta”. Aquí finalizó nuestra ruta y nos recogió el autobús.

 Si quisiéramos seguir hasta S. Pedro iríamos por una carretera asfaltada 4 kms más hasta llegar a la carretera de Ronda a S. Pedro muy cerca de la Autovía de la Costa del Sol.

 

La Serranía es mucho más que una editorial.

Andrés Rodríguez González Junio 12th, 2013

Para mí, La Serranía es mucho más que una editorial

A lo largo de los años he tenido siempre la sensación de que “he rozado la historia” sin participar plenamente en ella. Para mí la vida va pasando como quien ve una película. Como ir a ver un espectáculo flamenco y no participar en el fin de fiesta. Cuando iba a ver una actuación de un cantautor, tipo Pablo Guerrero, me negaba a encender el mechero al tararear “Que tiene que llover a cantaros”. No terminaba de participar, de vivir la ilusión colectiva, de compartir el momento. Siempre alguna reticencia, algún “pero”… algo que paralizaba la entrega total, apasionada, plena en lo que se hace que es la única forma viva de vivir. Qué lástima de tiempos y vivencias perdidas. Qué penoso que tenga que venir un niño como Rafa Nadal a enseñarme a vivir cuando dice, después de ganar el octavo trofeo de Roland Garros:“Vivo todo lo que hago con pasión”.

Para mí, la Editorial La Serranía es mucho más que una editorial donde ver mi nombre impreso, donde saciar mi orgullo, donde reafirmarme, que son gran parte de los justificantes por los que escribo. Y es mucho más, porque escribir para la Editorial La Serranía es participar plenamente en un proyecto desde que presentas el material manuscrito hasta que el libro está impreso y en las librerías. Desde que conocí a José Manuel supe que tenía algo especial, desde el primer momento creí en sus posibilidades, completadas perfectamente por Isabel  y complementadas por sus colaboradores más directos. En La Serranía como editorial no rocé la historia como casi en el resto de las cosas que he hecho, aquí participe con ilusión y sin reticencias en uno de sus primeros proyectos, la guía de la Sierra de Las Nieves, junto al amigo Rafa Flores, como autor.

José Manuel llegó y nos hizo creer que podíamos hacer algo grande, que teníamos posibilidades reales de hacer una guía diferente a todas las que en ese momento existían en el mercado. Sin engatusarnos, con sinceridad, sin cuentos ni zalamerías andaluzas, sin necesidad de tomar copas ni cerrar bares arreglando el mundo, planificó el trabajo, dejando margen a la iniciativa personal, con corrección y respeto a unos autores nóveles y, por tanto, inexpertos. Sin crear más expectativas de las posibles y reales, sin exageraciones, con mesura, con prudencia. Trabajando incansablemente.

Años después, tras una gran cantidad de libros editados, tras muchas personas conocidas y tras poner en contacto a mucha gente, José Manuel sigue igual que era, prudente, sincero, lógico, correcto, temperamental, pero sabiendo atemperarse, sin prisas. Dicen que junto a un gran hombre existe una mujer excepcional; en el caso de la Editorial La Serranía se cumple plenamente: Isabel completa las numerosas virtudes de José Manuel con su inteligencia natural, su don de gentes, simpatía personal y espontaneidad.

Estoy orgulloso de haberme implicado en el proyecto editorial de La Serranía, haber creído en él y en las personas que lo llevan adelante cada día. En esto sí he participado plenamente. En la historia de Andalucía, en su desarrollo cultural, un hueco importante está siendo llenado por todo lo que representa la Editorial La Serranía. No sólo en la edición de libros, también en su presencia en todas las manifestaciones culturales en las que está inmersa.

Espero y deseo que sigamos celebrando muchos cumpleaños a decenas. Merece la pena el mucho trabajo que conlleva.

 

Quiero dedicar esta foto del la Serranía de Ronda a la editorial La Serranía. Contiene algunos de los paisajes más característicos de la Serranía de Ronda, como las rocas Peridotitas, los pinares que viven sobre ellas y el pico Torrecilla, al fondo sobre calizas.

PAISAJES DE LA SERRANíA Cerro Alcojona.

Andrés Rodríguez González Mayo 14th, 2013

PAISAJES DE LA SERRANÍA

Cerro Alcojona.

Con Vicente Astete

Las coordenadas del Cerro Alcojona son

36º40´46´´N

5º03´21´´O

Su elevación es de 1501 metros sobre el nivel del mar.

Situado en la subida a la Sierra de Las Nieves alberga en su cara norte un hermoso pinsapar.


En la foto se aprecia hacia el fondo y la izquierda una montaña de tono rojizo, es el cerro Abanto, que significa rojo, ese color se lo dan las rocas de las que está compuesto, son Peritotitas, un material de origen magmático que en la Serranía presenta un afloramiento de importancia. Más cercano y a la derecha encontramos en la foto el cerro Alcojona o Alcor, de naturaleza caliza, entre ambos encontramos el Puerto Capuchin o Capuchino. La unión de los dos materiales da origen al arroyo de Los Caballos que junto al Cambuyón de Vélez que viene del Torrecilla y la Meseta de Quejigales, son los dos torrentes principales de la cabecera de Río Verde.

Es noticia destacada la intensa lluvia y las nevadas

Andrés Rodríguez González Marzo 11th, 2013

Noticia destacada: LAS LLUVIAS INTENSAS

Los más de 600 litros caidos en Ronda en el año hidrológico actual (de 01 de octubre de 2012 a 30 septiembre de 2013) superan con creces las precipitaciones del año anterior (530 litros por metro cuadrado), y todavía falta la primavera que suele aportar cantidades a veces importantes.

La nieve caída y las muy abundantes lluvias de los días 6 y 7 de marzo, además de poner en evidencia  mis predicciones de las Cabañuelas han supuestos fuertes destrozos en campos, caminos y puentes  por el desbordamiento de ríos y arroyos.

Next »