Archive for the tag 'plantas de la Serranía de Ronda'

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: COLIFLOR

Andrés Rodríguez González Diciembre 23rd, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

COLIFLOR Brassica oleracea variedad botrytis

La coliflor es una hortaliza de la familia de las crucíferas, también llamadas Brasicáceas, como la col, el repollo o el brócoli.

Se cultiva por su flor de enormes dimensiones, a lo largo del tiempo se han ido seleccionando especies de coliflor para conseguir la formación de una masa floral gruesa y compacta. Las coliflores son coles a las que se han seleccionado para que su flor sea muy patente. Es una especie bienal que en el primer año forma vegetación y en el segundo flor.

Las coliflores son plantas que se desarrollan en épocas frías, pero es muy importante es que el momento de floración no coincida con meses muy calurosos o con heladas. Las flores no deben permanecer en el huerto en pleno verano, porque entonces completarían su incipiente floración. Son más sensibles al frío que los brócolis y por ello, ha de tenerse en cuenta las posibles heladas y protegerlas en el caso de zonas donde las temperaturas bajen excesivamente. Actualmente se cultivan variedades tardías, de recolección a finales de invierno o principios de primavera, debiendo cosecharlas antes de que las se abran y dejen de proteger la pella.

Es una planta muy parecida al Brócoli pero de hojas más redondeadas y rectas. Del tallo principal salen menos tallos laterales. La diferencia más importante está en que la pella es blanca, más compacta y solo se forma en el tallo principal.

Se siembran coliflores a finales de primavera, para recogerlas en pleno invierno; o muy pronto, a finales de invierno, siempre antes de la llegada del calor.

Las coliflores cuentan con elevadas concentraciones de vitamina C y fibra; son antirreumáticas, diuréticas y desintoxicantes.

Es una especie de amplia adaptación en suelos, aunque prefiere los profundos.

La coliflor se siembra en semillero. La semilla se cubre ligeramente con una capa de tierra, se aplican numerosos riegos. Nacen las pequeñas plantitas diez días después  aproximadamente de la siembra. Si el semillero está muy espeso es conveniente aclararlo para que la planta se desarrolle de forma vigorosa.

Se transplantan solo las plantas más vigorosas y bien desarrolladas, cuando llegan a unos 20 cm de altura y tienen unas 6 u 8 hojas. Se deberán eliminar las plantas débiles y las que tengan la yema terminal abortada o rota, particularmente importante en las variedades de pella.

El riego debe ser abundante y regular en la fase de crecimiento. Cuando ya la pella esté formada conviene que el suelo esté sin excesiva humedad, pero algo húmedo.

Es un cultivo que requiere un alto nivel de materia orgánica, que se incorporará dos o tres meses antes del trasplante. El abonado nitrogenado también es fundamental para este cultivo.

Las coliflores deben cosecharse con el número de hojas exteriores necesario para su protección; conviene que estén lo más cubiertos posible. Cuando llegue el invierno, ataremos las hojas para proteger el cogollo, de esta forma, la inflorescencia será más blanca.

En el caso de zonas donde las temperaturas bajen excesivamente, se cultivan variedades tardías, de recolección a finales de invierno o principios de primavera, debiendo cosecharlas antes de que las se abran y dejen de proteger la pella

Padece numerosas enfermedades como la Mosca de la col que puede atacar las plántulas recién trasplantadas. La Oruga de la col  de la mariposa Pieris brassicae. Las coliflores además pueden ser atacadas por la Pulguilla blanca, Pulgones, Babosas y Caracoles. También el Minador de hojas, un díptero de color amarillo y negro. Es una plaga peligrosa, actúan labrando galerías en las hojas, no afectan a los tallos y la flor pero si a las raíces, suelen producir graves daños a las cosechas.

Otras anomalías pueden ser causadas por deficiencias de nutrientes, como es la aparición de tallos huecos causada por deficiencias de boro, o un pobre crecimiento de las plántulas debido a una deficiencia de molibdeno.

La coliflor se cosecha cortándo las inflorescencias junto a algunas hojas tiernas. Es conveniente seleccionar cogollos pequeños y blancos, evitando que lleguen a ponerse amarillos (síntoma de maduración excesiva). Una vez recolectadas, pueden guardarse en el frigorífico durante una semana o bien las puedes colgar boca abajo en un lugar fresco y ventilado durante unas tres semanas.

Bibliografía

http://www.clementeviven.com/

https://www.planetahuerto.es/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Brócoli

Andrés Rodríguez González Diciembre 21st, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Brócoli, Bróccoli, Brecol Brassica Oleraceae Variedad Itálica.

El brócoli es una hortaliza que pertenece la familia de las Crucíferas, el mismo grupo de las coles, la coliflor y el repollo, entre otros.

Sus orígenes están en el Mediterráneo Oriental, ya se cultivaba en tiempos de los romanos, la llamaban “Los cinco dedos verdes de Júpiter”. Durante la Edad Media fue fundamental en la alimentación popular, por ser una de las hortalizas de mayor valor nutritivo, al igual que las otras coles, con alto contenido en fibra. Actualmente es recomendada en gran cantidad de dietas.

Es una planta herbácea de tallo grueso, hojas grandes y lobuladas con bordes ondulados, de color verde grisáceo y una inflorescencia central compuesta por pequeñas flores amarillas. El tallo principal ó central es el que va a dar lugar a la inflorescencia primaria, formada por un corimbo ó racimo de flores denominado “pella”. La formación de la pella es la fase anterior a la etapa de floración, antes de abrirse las flores del brócoli. Después de la formación de la pella central, en las yemas de las hojas laterales se irán formando otras pellas más pequeñas que también sirven de alimento.

El brócoli florece en época invernal y dependiendo de la variedad, que pueden ser, temprana, intermedia ó tardía, florecerá desde otoño hasta la primavera. Las flores del brócoli son amarillas, pequeñas y compuestas de cuatro pétalos en forma de cruz. El conjunto de flores, también llamado “cabeza del brócoli” debe cosecharse antes que sus flores se abran y pueden consumirse tanto crudas como cocidas. Las cabezas del brócoli se cortan apenas comienzan a abrir las primeras flores ó al dispersarse del tallo central, entonces se realiza un corte en diagonal de la cabeza floral.

El brócoli se reproduce fácilmente por semillas ó esquejes. Para obtener semillas para la próxima siembra, una vez polinizadas las flores que no se han cosechado, se habrán formado unas vainas, llamadas silíquas, de aspecto alargado que contendrán unas veinte o treinta semillas, dependiendo de la variedad, especie y tamaño del cultivo. Una vez formadas las silicuas ó vainas dejas de regar y cuando estén maduras y secas se retiran de la planta, extraes las semillas de sus vainas y las guardas en lugar fresco, seco y a la sombra, en frasco cerrado hasta la siembra de la próxima temporada.

Bibliografía

https://eljardinencasa.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA. Candilitos

Andrés Rodríguez González Diciembre 14th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Candilitos. Arisarum vulgare / simorrhinum

Es una planta herbácea de hasta 40 cm de altura, perenne, de la familia de las Aranáceas.

“Arisarum”, el nombre genérico, deriva de “arista”, por el espádice de la inflorescencia y “arum”, la espata o vaina que protege la inflorescencia.

Arísaron era un nombre utilizado por Dioscórides para Arisarum vulgare. El epíteto se forma a partir del  latín “símus”, plano, con el griego “rhín, rhinós”, nariz, de nariz plana, en referencia al ápice de la espata más o menos achatado. Vulgare es un epíteto latino que significa “vulgar, común”.

Tiene un órgano subterráneo con forma de tubo, parecido a un rizoma, que tiene superficie irregular y coloración exterior parduzca, blanquecina por su interior, del que parten varias hojas, herbáceas y relativamente grandes, con limbo de hasta 15 cm de longitud, acorazonadas, redondeadas, también astadas, largamente pecioladas y agrupadas hasta tapizar el suelo.

La espata, es una bráctea u hoja modificada, está recorrida por trazos longitudinales verdosos o parduzcos, que se ensanchan hasta converger en su parte final en una superficie completamente teñida. En su interior se encuentra una estructura alargada, curvada y apenas engrosada en su extremo, que  sobresale de la espata, llamado espádice, lleva en su base las flores, que son masculinas las superiores y femeninas las inferiores. Florece de diciembre a marzo.

El fruto es una baya verdosa y capsular que contiene hasta 5 semillas cada una.

La distinción entre A. simorrhinum y A. vulgare no es nada fácil, puesto que las diferencias morfológicas son pequeñas, A. simorrhinum es muy variable y pueden darse híbridos entre las dos. Hay quien ha propuesto considerar A. simorrhinum una subespecie de la vulgare, pero tanto Flora Iberica como The Plant List aceptan las dos como especies distintas.

Los caracteres diferenciadores que parecen más seguros son el pedúnculo de la inflorescencia que tiene forma de y normalmente es más corto o igual de largo que los pecíolos de las hojas en el A. simorrhinum, más erecto y más largo que los pecíolos en el vulgare. La espata es globosa en el simorrhinum, cilíndrica en el vulgare.

Ambas especies viven en terrenos removidos, en sotobosques claros, algo húmedos y abonados con nitratos. Según Flora Ibérica la primera sería sobre todo del oeste peninsular y la vulgare del este y sureste, pero en Anthos la distribución de las citas es muy parecida.

Es una planta que se considera venenosa si se ingiere. Los rizomas se consumen cocidos y mezclados con miel aunque no están exentos de toxicidad también. Sus parte útiles son las hojas y el rizoma. Las hojas se recolectan antes de la floración. Los tubérculos o rizomas en verano. Contiene como principios activos féculas, saponina y alcaloides pirrolidínicos.

Es laxante, diurético, expectorante, bronquítico y cicatrizante. Se considera afrodisíaco. Se ha usado para el reumatismo, para callos y verrugas. En forma de cataplasmas contra heridas, llagas, tos, equimosis y contusiones.

Es absolutamente desaconsejable en uso interno. La planta fresca es tóxica para el hombre y los animales produciendo irritación de la mucosa bucal, gastroenteritis y reacciones alérgicas, pudiendo llegar en ocasiones a producir la muerte. Se ha usado como abortivo.

Bibliografia

https://sites.google.com/a/arbabajojarama.com

http://herbariovirtualbanyeres.blogspot.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Espárragos de cultivo

Andrés Rodríguez González Diciembre 2nd, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Espárragos de cultivo. Asparagus officinalis

Son plantas perennes con un corto periodo de recolección. Pero ante todo hemos de tener paciencia, no podremos comer nuestros espárragos, como pronto, hasta dentro de un año.

Por su peculiar  y su textura crujiente son un alimento muy cotizado en la mesa

 

Lo que se considera con el nombre de “espárrago” es tan solo el brote tierno, llamado “turión”, de la planta que crece en su mayor parte bajo tierra. El tallo principal y las raíces forman la parte subterránea de la planta. Los turiones si los dejáramos crecer formarían los tallos aéreos que producirían flores, frutos y semillas, pero a efectos de cultivo y consumo, eso no nos interesa en absoluto ya que las partes comestibles de la planta son precisamente esos brotes tiernos.

El espárrago necesita un suelo de cierta profundidad, más bien arenoso y suelto, que permita que las yemas broten sin problemas y  es muy importante que el lugar elegido para cultivarlos, cuente con un buen drenaje. En cuanto al clima el óptimo de temperatura es entre dieciocho y veinticinco grados, es decir clima cálido pero sin excesivo calor.

El espárrago se puede cultivar por semillas, plántulas o garras. La siembra por semillas debe hacerse en dos líneas separadas entre sí unos 25 centímetros, se deja un espacio de un metro para sembrar otro par de líneas. Las semillas son la forma más lenta de cultivar espárragos. Con las plántulas y garras podremos tener, en un clima cálido, cosecha ya al año de haberlas plantado. Se llama garras a los rizomas de la esparraguera que se pueden separar para el trasplante. Como mínimo deben pesar más de 20 gramos, siendo la garra ideal la que esté sobre los 60 gramos de peso. La época para trasplantar las garras es en primavera y las plantaremos a una profundidad de unos 15-20 cm y con una separación entre ellas de 20-30 cm. Durante los dos primeros años hay que procurar mantener el terreno bien limpio de malas hierbas que puedan robar los nutrientes necesarios para el desarrollo de la planta. Al año, en zonas cálidas, o a los dos años en zonas más frías podremos cosechar nuestros primeros espárragos en primavera.

La primavera es la estación de los espárragos por antonomasia, es el momento de la recolección de los brotes tiernos de . La primavera también es la estación para cultivar los espárragos, a comienzos de la estación es el momento idóneo. La planta necesitará tres años en producir brotes comestibles.

Una plantación de espárragos puede durar hasta diez años.

Podemos encontrar tres tipos de espárragos cultivados. El espárrago blanco es producto de un proceso denominado blanqueo, que consiste en privar al brote de la luz solar. El espárrago morado se obtiene recubriendo el brote de tierra pero dejando la cabeza o extremo del espárrago al aire. Se cosecha un poco más tarde, el cuerpo es blanco y la cabeza de color ligeramente morado. Y el espárrago verde que tiene todo de ese color por haber estado expuesto a la luz solar y por lo tanto  haber realizado la fotosíntesis.

Unos buenos espárragos deben ser rectos y lisos, tener las escamas de la cabeza cerradas y no tener ninguna mancha en el cuerpo del brote. Además deben tener un color intenso y brillante. Los espárragos deben consumirse en el día de la recolección o como mucho a los dos días. Se pueden guardar en la parte baja del frigorífico envueltos en un trapo húmedo para que no se deshidraten. Cocidos acompañados de una buena mayonesa o en revueltos con huevos y otros ingredientes, los espárragos dan mucho juego en la cocina y hay infinidad de recetas para consumirlos. Sus cualidades depurativas y diuréticas los hacen muy recomendables para consumir en primavera para limpiar nuestro cuerpo toxinas después del invierno.

 

 

Bibliografía

https://www.portalfruticola.com/

 

 

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA AZAFRÁN

Andrés Rodríguez González Noviembre 22nd, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

AZAFRÁN. Crocus sativus 

La especia más cara del mundo

Azafranes silvestres se conocen unas 80 especies distintas en el mundo, la mayoría se distribuyen por el Mediterráneo y Asia Menor. En la península Ibérica y Baleares contamos con ocho especies distintas, suelen encontrarse tanto en zonas boscosas, en zonas de montaña y en prados abiertos; la mayoría de estos azafranes tienen su floración en otoño. El azafrán del que se obtiene la especia no existe en estado natural, solo en cultivos, actualmente muy limitados.

El azafrán  es una planta bulbosa de entre 6 y 10 cm de alto, una especie del género Crocus dentro la familia Iridaceae, denominada vulgarmente como Rosa del Azafrán. Es una planta muy apreciadas por sus propiedades tanto culinarias, como medicinales y cosméticas, que le han valido el apelativo de “flor de la salud”.

Poseé las hojas largas, en forma de tiras, de hasta 3 cm de largo, provistas de suaves y pequeños pelos en sus márgenes y una fina línea longitudinal blanca a lo largo de toda su superficie. La flor es de color lila, con los estigmas de color rojo intenso el rojo de los estigmas y los estambres amarillos. Los azafranes florecen a mediados de octubre y la floración dura unos 25-30 días. De cada bulbo surgen entre cinco y 15 flores, en función de su tamaño. Se recolectan cuando las flores aún no se han abierto por completo, una operación que procura hacerse en las primeras horas de la mañana, evitando las horas de mayor insolación.

La parte femenina de todas las  plantas se denomina “Pistilo”. Está situado en el centro de la flor y compuesto generalmente de tres partes: estigma, estilo y ovario. El “Estigma” es la parte pegajosa en la punta del pistilo. Está unida  al tubo largo que se llama “Estilo”. El “Ovario” es donde están son las células femeninas del huevo llamadas óvulos. En el estigma se depositan los granos de polen con sus células masculinas, éstas se desplazan por el estilo hasta llegar a las células femeninas del ovario para fecundarlas.

El pistilo de cada flor de azafrán alberga tres largos estigmas de color rojo sangre o amarillo brillante, una vez recolectado y tratado adecuadamente, se convierte en el azafrán como condimento. Son lo verdaderamente importante de la planta, la parte culinaria y medicinal.

Por sus virtudes y porque su cultivo, recolección y manipulación suponen un trabajo manual que no tiene precio, convierten el azafrán en la especia más cotizada del mercado, cuyo precio es tan elevado que se le ha llegado a conocer como “oro rojo”.

El azafrán como especia destaca por su característico color, sabor amargo y aroma intenso, seco y penetrante. Estas características proceden de sus componentes químicos: la “picrocrocina” y el “safranal”. También contiene un tinte de tipo carotenoide denominado “crocin”, que es el responsable de otorgarle a los platos ese característico color amarillo y que ha hecho del azafrán un condimento imprescindible en la cocina asiática y europea. El azafrán es un ingrediente esencial de muchas recetas, sobre todo paellas, arroces y “risottos”, pero también algunos platos de carne, pollo, pescado y mariscos y algún que otro postre. Otorga a cualquier plato un toque de color, sabor y olor de lo más rotundo, intenso y reconocible, y combina muy bien con el jengibre, limón, ajo, tomillo y tomate.

Además de su uso culinario, el azafrán se ha empleado desde la más remota antigüedad en perfumería, cosmética y medicina.

Los persas lo usaban para teñir textiles y como componente de desodorantes y perfumes. Hoy en día siguen siendo muchas las aplicaciones que se le dan al azafrán en perfumería, ya que gracias a su peculiar aroma es un componente importante en todas las fragancias especiadas, como también en salud y cosmética.

La Rosa del Azafrán sirve como condimento, fragancia, tinte y medicina. Por ello se considera un ingrediente de lujo, tanto por sus propiedades beneficiosas y su versatilidad, como por su complicado proceso de elaboración. Se necesita nada menos que 1 kilogramo de flor de azafrán para obtener 8-10 gramos de azafrán puro y, además, la plantación de los bulbos, la recolección de la flor y el posterior proceso de separación del estigma son labores totalmente manuales. También influye en su tan alto coste la mucha superficie que se necesita para lograr una producción pequeña, además de que el suelo destinado a su cultivo debe descansar al final de la temporada de cosecha hasta el comienzo de la siguiente, durante el período de descanso no es posible cosechar ninguna otra planta. No es de extrañar, entonces, su elevadísimo precio. En 2021, un azafrán de buena calidad español al por menor se sitúa entre 8 y 10 euros al gramo, es decir, entre 8.000 y 10.000 euros el kilo.

El mayor productor y exportador de azafrán es Irán, seguido por España, Marruecos, India y Grecia. Sin embargo, si hablamos en términos de calidad, el azafrán español es el mejor del mundo por el tamaño de las hebras y por tener un aroma muy floral que adquiere con el tueste.

El azafrán tiene muchas aplicaciones medicinales, ya que contiene esencia, materia colorante y principios amargos, que le otorgan propiedades estimulantes a nivel del sistema nervioso central y del aparato digestivo, tónicas, carminativas, antiespasmódicas, antiinflamatorias, antibacterianas, antioxidantes y analgésicas. Además, es un alimento rico en vitaminas y minerales.

Estudios recientes indican que es eficaz para tratar la depresión leve, proteger los tejidos frente a los compuestos tóxicos, reducir el apetito, potenciar las habilidades cognitivas y la memoria, mejorar la vista en adultos con degeneración macular relacionada con la edad, aliviar el síndrome premenstrual, en la piel, calma el picor, protege de los rayos del sol y mantiene la hidratación. Además, puede usarse para combatir la infertilidad, el colesterol y la hipertensión.

El consumo de azafrán como medicamento por periodos prolongados puede provocar efectos adversos, como sequedad de boca, cefalea, ansiedad, somnolencia, mareos, náuseas, cambios en el apetito, así como reacciones alérgicas. Además, está contraindicado en personas con trastorno bipolar, en caso de embarazo y lactancia y en mujeres que sufran sangrados uterinos. En último, podría modificar el efecto de algunos medicamentos para la hipertensión, anticoagulantes y antidepresivos.

El azafrán puede usarse molido o en hebras. El azafrán molido ya viene listo para usar, pudiéndose aplicar directamente al caldo o disolver en un poco de agua tibia.

El azafrán en hebras puede usarse sin tostar, aunque se recomienda tostarlo ligeramente para sacarle el máximo partido. Una vez tostadas, las hebras deberán triturarse en un mortero.

En todo caso, hay que emplear cantidades pequeñas, ya que tanto su sabor como su poder colorante son muy intensos y un uso incorrecto podría estropear el plato.

El nombre de azafrán puede derivar del término árabe safaran.

En España, donde este cultivo había sido muy importante en el pasado, ahora ocupa poco más de 180 hectáreas, estando considerado un cultivo preferente y protegido. Las áreas más significativas se hallan en La Mancha y en Aragón (Valle del Jiloca–)y, en menor medida, también en Valencia, Mallorca, Lleida, Navarra y Valladolid.

Parece ser que la actual planta Crocus sativus procede de Crocus cartwrightianus, especie que fue seleccionada de forma artificial en Creta durante la Edad del Bronce. La planta se cultivaba en Asia Menor ya en épocas anteriores a Cristo, y se piensa que tiene su origen en unas especies silvestres precursoras. El azafrán es nativo del sudoeste asiático, sin embargo, aunque fueron los botánicos asirios los que documentaron la especia por primera vez en el siglo VII a.C., existen frescos de época grecorromana que muestran la recolección del azafrán y que entre datan el 1600-1500 a.C. El azafrán se fue expandiendo a través de Eurasia, alcanzando partes del Norte de África, Norte de América y Oceanía, siendo su uso posteriormente extendido a China y la India. En Europa, el cultivo de la planta se vio interrumpido con la caída del Imperio Romano y volvió a florecer con la llegada de los árabes, estableciéndose su cultivo primero en España, luego en Francia, Italia y el resto de Europa.

Ya en la época del antiguo Egipto, los faraones profesaban una particular predilección por esta especia, que elegían para ser embalsamados. En la Persia antigua ya se utilizaba para teñir tejidos y como perfume y desodorante, en la Grecia clásica se usaba para aromatizar atuendos y salones, y los árabes hicieron de ella un artículo de culto durante el Califato de Córdoba.

Se sabe que la capa del rey Enrique VIII de Inglaterra estaba coloreada con este polvo rojizo, como también lo están los mantos de muchos monjes budistas. Lo cierto es que el azafrán promovió un comercio floreciente entre Oriente y Occidente, que tuvo en el puerto de Venecia un punto principal de distribución durante el Renacimiento.

La recogida del azafrán es motivo de fiesta en muchos pueblos. Entre el 15 y el 25 de octubre es el periodo de la recogida de esta cotizada especia. Se realiza de forma manual y respetando con sumo cuidado tanto el suelo como la flor. Lo más recomendable es hacerlo durante las primeras horas de la mañana evitando así el marchitamiento de la flor para que el producto final no pierda calidad. Por eso también es recomendable hacerlo en días nublados. El siguiente paso es la monda de la flor, es decir separar las hebras del azafrán de la flor. Este proceso hay que hacerlo el mismo día de la recogida para evitar que se eche a perder.

Bibliografía

https://www.finedininglovers.com/

https://www.webconsultas.com/

https://www.clubrural.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Banderita Española.

Andrés Rodríguez González Noviembre 7th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Banderita Española, Lantana. Lantana camara

Es una planta invasora que se ha impuesto en jardinería por sus hermosas flores.

Pertenece a la familia Verbenaceae y es considerada una de las 100 especies más invasoras del mundo en la actualidad.

Se distribuye principalmente por regiones tropicales de América Central y la parte norte de Sudamérica. Esta especie coloniza las áreas gracias a muchas especies de aves que se alimentan de sus frutos y diseminan sus semillas.

Se caracteriza por ser una planta arbustiva que puede alcanzar entre 1-2 metros de altura y más de 5 metros cuadrados de área porque su tallo es muy ramificado. El crecimiento de esta especie es muy acelerado, conquistando grandes áreas de terreno en muy poco tiempo.

Tiene hojas simples con su margen dentado a modo de pequeños dientes que pueden medir más de 5 cm de largo aunque a veces pueden llegar a tener entre 8 a10 cm de largo. La textura de las hojas es rugosa y poseen un color verde intenso

Las flores son abundantes, arómaticas y pequeñas. Se disponen en una inflorescencia agrupada tipo “capitulo” y surgen por encima de la base de las hojas. La coloración de las flores varía según la madurez de estas, las flores más jóvenes tienden a ser más anaranjadas-amarillas o blancas-rosadas y las maduras son de color rojo o morado oscuro. Existen otras variedades donde las flores son de otros colores. La maduración de las flores en las inflorescencias ocurre desde las flores del borde hacia el centro. El pedúnculo que sostiene cada inflorescencia puede medir entre 2-6 cm de largo.

Los frutos parecen pequeños racimos, se llaman “drupas”, son de color negro brillante

La Lantana tiene muchas variedades según la coloración de sus flores. Como la Lantana camara flava, de flores amarillas completamente; la Lantana camara victoria, de flores blancas con centro amarillo; la Lantana camara sanguínea, de flores amarillas y rojas y la Lantana camara mutabilis, de flores rosas a los bordes y amarillas hacia el centro.

Prefiere los climas cálidos y una buena exposición solar. Es muy resistente y con un elevado potencial reproductivo. En muchos países ha conquistado grandes extensiones de tierra desplazando a especies nativas. Se considera una especie invasora y, por lo tanto, dañina para la agricultura y la biodiversidad ecológica. Esta especie es extremadamente resistente en los climas tropicales. Puede resistir grandes sequías pero es sensible a las bajas temperaturas. Esta especie es tan fuerte que incluso después de ser quemada, con el tiempo puede llegar a renacer, puede sobrevivir a los incendios forestales.

La banderita española florece durante todo el año en climas muy cálidos. La floración es tan abundante haciendo a la planta muy llamativa en parques, carreteras y jardines. Se utiliza principalmente para cubrir enrejados y embellecer áreas recreativas.

Debe cultivarse esta planta donde exista una exposición solar intensa. A pleno sol aunque se desarrolla bastante bien a semisombra. Admite casi cualquier tipo de sustrato pero se desarrolla mejor en un suelo bien fertilizado. Necesita temperaturas cálidas durante todo el año, no inferiores a 15 grados y elevada humedad relativa durante todo el día.

Se reproduce por semillas o retirando un esqueje después de la etapa de floración. La reproducción por semillas se realiza de forma natural por las aves. Es atacada por pulgones, cochinillas, hongos y un nemátodo del género Meloidogyne que le provocan pequeñas agallas, he  incluso puede llegar a producir la marchitez permanente.

Bibliografía

https://naturalezatropical.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Flámula

Andrés Rodríguez González Noviembre 2nd, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Flámula. Clematis flammula

Conocida también como Clemátide olorosa, Cola de ardilla, Flámula, Muermera, Jazmín de monte.

Especie perteneciente a la familia Ranunculaceae. Es una planta trepadora originaria de Europa del Sur que puede llegar a alcanzar hasta cuatro metros de altura si cuenta con otras estructuras vegetales por donde trepar, suele encontrarse en los encinares y bordes de caminos.

Tiene unas bellas flores de color blanco que son hermafroditas. Por sus racimos de perfumadas flores blancas de verano creciendo sobre árboles o arbustos, la facilidad de crecimiento y los pocos cuidados que necesita hacen que estas plantas sean utilizadas en jardinería para cubrir setos y vallados.

Posee hojas caducas.

Se desarrolla mejor en suelos con pH ácido, neutro, alcalino o muy alcalino. Su parte subterránea crece con vigor en soportes con textura arenosa, franca o arcillosa, siempre que se mantenga ligeramente húmeda. No tolera los encharcamientos. Tampoco exposición directa al sol, en caso de cultivarse lo mejor es situarla en semisombra. Al vivir protegida por otros árboles y arbustos aguanta las temperaturas frías, también los vientos fuertes, su crecimiento en condiciones óptimas es rápida.

No tiene las propiedades irritantes de la piel de su pariente cercana la Clemátide o Hierba de los Pordioseros, llamada así porque untada en la piel y frotándola contra ella originaba grandes llagas que usaban los pobres para pedir en la puerta de las iglesias.

Bibliografía

http://www.botanicayjardines.com/clematis-flammula

https://fichas.infojardin.com/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Mastranzo

Andrés Rodríguez González Octubre 23rd, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Mastranzo Mentha suaveolens

Una planta anual perenne de la familia de las Labiadas.

Una de las plantas medicinales más utilizadas como prueban los abundantes nombres populares que tiene. Ha sido denominada con los nombres atapulgas, berdonia, betónica, brava, cándalo, hierba áspera, hierba brava, hierbabuena bastarda, hierbabuena de borrico, hierbabuena de burro, hierbabuena silvestre, hierba sapera, hortelana, hortelana de perro por sólo citar algunos.

Fue descrita por Jakob Friedrich Ehrhart  en 1792.

Existen numerosas variedades y subespecies.

Es planta rizomatosa, con pelos, con tallos erguidos, ramosos, de hasta 70 cm de altura. Sus hojas son casi sésiles, elípticas u oblongo-ovadas, de 1,5 a 4,5 cm. de longitud, rugosas, con el borde ligeramente festoneado, de color verde por el haz, vellosas y de color blanco a gris tomentoso el envés, más o menos pelosas y muy arrugadas, anchas, similares a las de la salvia. Las flores son de color blanco o rosado. Son muy característicos sus inflorescencias en espigas densas, algo más aclaradas cuando fructifican, salen en varias espigas estrechas y alargadas terminales, de las cuales la central de mayor longitud. Esas inflorescencias producen flores pequeñas, con el cáliz verde, glandular, peloso, con una corola de 3 a 3,5 mm de longitud, de color rosa pálido, violáceo o blanquecino. Tiene un olor suave parecido al de la hierbabuena pero más aspero, menos fino.

Tiene un fruto seco, encerrado en el cáliz y con cuatro semillas.

Vive en suelos con algo de humedad; en zonas cercanas a cauces de agua. Suele convivir con zarzas y junqueras.

Se distribuye por los alrededores del Mediterráneo siendo algo más rara en el norte de Europa.

En medicina popular se ha usado, tomada en infusión, como analgésica, tambén se emplea para tratar la fiebre y el dolor de cabeza, usada como carminativa y digestiva.

En dosis altas es tóxica y no la pueden tomar las mujeres embarazadas.

Está demostrado que el extracto obtenido de las ramas de Mastranzo ejerce una actividad antibiótica contra las bacterias. Por la presencia de aceites esenciales ricos en mentol, tiene un fuerte olor aromático, por lo que se usa también contra los insectos.

Bibliografía

https://www.naturalista.mx/taxa

http://www.redjaen.es/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Tradescantia Fluminensis Tricolor

Andrés Rodríguez González Octubre 3rd, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Tradescantia Fluminensis Tricolor

 

 Es una planta perenne, perteneciente a la familia Commelinaceas y concretamante al genero Tradescantia.

Originaria de Argentina y Brasil. Es una variedad de rápido crecimiento con hojas tricolores muy decorativas. Forma matas colgantes o rastreras de poca altura que pueden cubrir el suelo rapidamente. Por esta causa, sus fáciles cuidados y la belleza tricolor de sus hojas es muy valorada como planta ornamental.

Sus tallos son largos, rastreros o colgantes, delgados y cilíndricos, carnosos, están cubiertos por hojas ovales y puntiagudas de color verde, presentan dibujos lineales de color crema y rosados, especialmente en las hojas de los extremos de los tallos. Su floración es insignificante, la belleza radica en su vegetación. En primavera produce unas pequeñas flores de color blanco en el extremo se los tallos. 

Se debe situar en zona sombreada, nunca a pleno sol, pero en lugares muy iluminados, en situaciones de poca luminosidad sus hojas pueden perder los matices rosados y sus tallos suelen volverse larguiruchos y débiles.  Los rayos directos del sol que pueden provocar quemaduras en sus hojas, especialmente en verano y en las horas centrales del día, puede soportar sol directo suave a primeras horas del día o a ultimas de la tarde. Utilizar un suelo de plantación suelto y bien drenado. Se debe añadir algo de abono mezclado con el agua de riego, desde la primavera a principios de otoño, época de máximo desarrollo, suele ser suficiente aplicar el abono una vez al mes. Es perfecta para macetas colgantes, en solitario o combinada con otras plantas formando composiciones, en climas de temperaturas moderadas puede cultivarse como tapizante.

Se debe regar regularmente en primavera y especialmente en verano con temperaturas altas, en invierno necesita menos riegos, evitar empapar el sustrato dejando secar la tierra ligeramente entre riegos para evitar pudriciones. Necesita un poco de humedad ambiental. Cortar los tallos demasiados largos para favorecer nuevos brotes y conseguir una planta más compacta. Prefiere cultivarse en climas de temperaturas templadas, con temperaturas invernales no inferiores a diez grados, por debajo de estas temperaturas la planta sufre. Si las temperaturas son inferiores es recomendable cultivarla como planta de interior, al menos durante los meses de frío intenso.

Se reproduce por esquejes a principios de primavera, podemos utilizar los restos de poda para obtenerlos y conseguir nuevas plantas. Las plantas cultivadas como tapizantes crecen bastante en anchura, sus tallos producen raíces si quedan en contacto con la tierra húmeda.

Tradescantia Fluminensis tricolor es una planta resistente a plagas de insectos y enfermedades, ocasionalmente en condiciones cálidas de mucha humedad, puede sufrir ataques de cochinillas o ácaros que deberán ser tratados con insecticidas específicos en pulverizacion. El exceso de riego o mal drenaje del sustrato puede ocasionar problemas con hongos y pudriciones. Es necesario mantener las plantas bien ventiladas y siempre proporcionarles un drenaje perfecto.

 

Bibliografía

https://paramijardin.com/

 

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA CIRUELO SILVESTRE

Andrés Rodríguez González Septiembre 20th, 2021

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

CIRUELO SILVESTRE Prunus insititia

 

Prunus era el nombre romano del ciruelo y el que se dio después también a las especies de frutos semejantes con un hueso; insititia deriva de insititius, que quiere decir ‘injertado’, aludiendo a que se usa mucho como patrón de injerto. Sus frutos son laxantes.

Arbolillo caducifolio o arbusto de hasta 5 m, muy similar a Prunus domestica, del que no es fácil de diferenciar. A veces provisto de espinas, con ramas grisáceas o algo rojizas y pelosas de jóvenes. Hojas más o menos elípticas, alternas, caducas, de margen aserrado con dientes finalizados en glándulas, con pelos en el envés de las hojas, especialmente en los nervios. Tienen algo de pilosidad en los nervios y el rabillo, que mide aproximadamente 1 cm y carece de glándulas. Flores blancas en grupos de 2-3 que surgen a la vez que las hojas, sujetas por pedúnculos pelosos; pétalos blancos. Fruto de 2 a 5 cm de longitud, con forma de pequeña ciruela de 2-3 cm de diámetro y de color verde o violeta, cubierta de una capa que parece polvillo (una materia denominada pruina). Color variable en color aunque predominantemente violáceo a purpúreo. Su sabor es áspero, entre ácido y amargo. Puede tener algunas ramas con espinas, pero normalmente es inerme, es decir, sin espinas. Es un árbol monoico con flores hermafroditas (en el mismo ejemplar hay flores con ambos sexos). La polinización es entomófila, es decir, la llevan a cabo los insectos, sobre todo abejas y mariposas. El fruto es muy apetitoso para determinadas especies de aves u otros animales que los ingieren y favorecen su dispersión. Florece entre abril y mayo y fructifica entre septiembre y octubre.

Este arbolito suele ser acompañante de los bosques de hoja caduca o persistente, suele vivir asociado a zonas frescas y con cierta humedad, en cursos de agua, valles, barrancos o vaguadas. Se da en claros, orlas arbustivas y crece desde los 500 hasta los 1500 m de altitud.

Aunque es originario de la Europa del centro y sur, también se distribuye por todo el norte de África y el suroeste de Asia. Falta en Baleares y en la Península Ibérica se halla muy disperso e hibrida con otras especies del género, pero es más abundante en su mitad septentrional y principalmente en el cuadrante noreste. En la comarca de la Serranía de Ronda vive exclusivamente en la Sierra de las Nieves. El ciruelo silvestre aparece en los catálogos de flora amenazada y protegida de Andalucía, por lo que no está permitido la recogida de sus frutos.

Con sus frutos se elaboran mermeladas y licores, pues crudos no son muy agradables al paladar. Es muy valorado para la fabricación del pacharán, para el que se utiliza el fruto del endrino, un arbusto muy parecido pero más espinoso y de ciruelas más pequeñas. El pacharán se prepara dejando las ciruelas en maceración con anís durante unos meses. Es conveniente después sacar los frutos porque con el tiempo amargan la bebida. Se puede aromatizar con granos de café, corteza de canela o cáscara de limón. La aspereza de la ciruela se compensa con el dulzor del anís, que suele ser de baja graduación alcohólica para suavizar su sabor.

Se puede confundir con otras especies del género Prunus (almendro, cerezo, melocotonero…) ya que todas se parecen bastante. La única forma de diferenciar esta especie de las otras es por su fruto más pequeño y amargo, así como por su porte casi arbóreo. Además, sólo se localiza en la Sierra de las Nieves.

Bibliografía

https://www.arbolapp.es/

https://www.arbolesibericos.es/

https://www.malaga.es/

Next »