Archive for the tag 'plantas de la Serranía de Ronda'

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Ericillos

Andrés Rodríguez González Diciembre 9th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Ericillos. Arenaria erinacea.

Se conoce también como Arenaria aggregata ssp. cantábrica.
El género Arenaria es cosmopolita característico de roquedos calizos y dolomíticos de zonas de montaña. Son hierbas anuales, bienales o perennes. Está compuesto por unas 1400 especies descritas, de las cuales menos de la tercera parte están aceptadas. Su diversidad es abundante en la Península Ibérica.
Es una bonita planta herbacea perenne de 2 a 10 cm de altura, forman un césped denso o adquieren forma semiesférica, de ahí el nombre popular, tienen  una cepa leñosa consistente y muy ramificada. Hojas lanceoladas agudas y aristadas de 2 a 6 mm de longitud y 1 mm de anchura aproximadamente, opuestas, enteras, algo arqueadas. Flores pentámeras, solitarias o en gupos densos de 2 a 5 flores con 3 estilos. Pétalos blancos de 6 a 10mm mayores que el cáliz. Fruto capsular de 3 a 5 mm. Semillas negras y arriñonadas.
Florece de junio a agosto, según altitudes.
Frecuente en pedregales y roquedales siempre calizos de zonas de montaña, tanto en enebrales y sabinares como en cumbres desarboladas, desde 1.000 m de altitud hasta cerca de 2.000 m. Especialmente adaptada a parajes ventosos y desprotegidos
Se encuentra distribuida por las montañas calizas de la Península Ibérica. Relativamente abundante en la zona de la Meseta de Quejigales hasta el Torrecilla.
El género fue descrito por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum 1: 423. 1753.
Arenaria: nombre genérico que deriva del término latino arenarius  “de arena, arenoso”. La planta a la que J.Bauhin dio este nombre en 1631 vive en terreno arenoso.

Bibliografía
www.ecured.cu
es.wikipedia.org

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Belladona andaluza. Tabaco gordo, Tabaco borde, Tabaco de pastor.

Andrés Rodríguez González Diciembre 4th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Belladona andaluza. Tabaco gordo, Tabaco borde, Tabaco de pastor.
Atropa baetica

Es una planta herbácea originaria del centro y sur de la Península Ibérica y norte de África . Comparte algunas características y propiedades que la Atropa belladonna por su alta concentración de alcaloides, y está extrechamente emparentada con ella hasta el punto que hibridan; por eso y por su distribución, se conoce como belladona andaluza. El parecido de sus hojas con las del tabaco ha marcado su nombre popular, conociéndose como tabaco borde, tabaco de pastor, tabaco gordo o tabaco basto.
Es una hierba perenne, glabra, rizomatosa, que produce cada año una parte aérea hasta dos metros de altura o poco más. Tiene hojas alternas, pecioladas, ovadas, hasta de 14 x 7 cm. Poseé flores amarillentas, con un pequeño pedúnculo, de sinco sépalos, actinomorfas, solitarias, hermafroditas, en las axilas de las pequeñas ramitas. Cáliz en forma de campánula con 5 lóbulos tan largos como el tubo. Corola gamopétala, infundibuliforme, de unos 25 mm de diámetro, aproximadamente 2 veces más larga que el cáliz, con 5 lóbulos anchamente ovados. Poseé 5 estambres, que alternan con los lóbulos de la corola, con filamentos de distinta longitud, libres entre sí y pelosos en la base. Anteras de 2 mm, amarillentas, separadas. Ovario súpero, bilocular, con varios rudimentos seminales por cavidad, y un estilo largo, curvado, que termina en un estigma capitado. Produce un fruto en forma de Baya de unos 10 mm, globosa, negra. Floración: de junio a agosto.
Tiene un elevado interés como planta medicinal. Sus virtudes son parecidas a las de la belladona (Atropa belladona), que es de distribución más amplia en el continente europeo. Encontrada por Willkomm en 1845 y por Porta y Rigo, en 1890, en el Valle del Barrancón. Poco después desapareció del citado valle, al parecer por la recolección de sus raíces para usos farmacéuticos. Está incluida en la Lista roja de la flora vascular española, calificada como “En peligro” y en la Lista roja de la flora vascular de Andalucía.
Se encuentra por encima de los 1100 m, en suelos que han sufrido algún tipo de alteración, en laderas secas, rocosas o pedregosas, bien soleadas, aunque crece también en lugares herbosos húmedos, cerca de cursos de agua, en sitios relativamente sombreados.  Hace unos años desapareció la única población existente en el Parque Natural Sierra de Grazalema, actualmente se puede considerar que ha experimentado un pequeño incremento en sus poblaciones del Parque Natural Sierra de Las Nieves.
Quizás sea una leyenda pero se cuenta que las mujeres nobles de la época clásica y de la Edad Media extendían por sus párpados extractos de esta planta, al introducirse en los ojos sus pupilas se dilataban, que junto a la piel blanca, aportaba signo de nobleza a la mujer en contraste con las pupilas reducidas y la piel curtida por el sol de las mujeres plebeyas que pasaban mucho tiempo trabajando a la intemperie.
Muy rara y difícil de encontrar.
Bibliografía
www.ecured.cu

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Ágave americana, Pita, Pitera.

Andrés Rodríguez González Noviembre 20th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Ágave americana, Pita, Pitera. Agave americana

Planta de la Familia Agaváceas. Originaria de México de donde fue traída a Europa en el siglo XVI  por los conquistadores españoles. Se encuentran naturalizados en otros muchos lugares. Su nombre procede del griego, “Agaue”, admirable.

El género Agave comprende unas 100 especies, los hay muy grandes (hojas de más de 1 metro) mientras que otros miden unos centímetros.

El Agave americana es la especie la más conocida dentro de los ágaves se trata de un arbusto de unos 2 m de alto por ancho, si bien cuando se cultiva en maceta o contenedor no alcanza esa altura. Posee unas hojas largas, de color gris azulado dispuestas en roseta basal y terminadas en una potente espina por lo que si se tiene en jardín es necesario tener mucho cuidado con los  niños. Las puas se pueden cortar con una podadora.
Una de las cosas más espectaculares de esta planta es que tiene una floración verdaderamente espectacular, cuando la planta llega a su madurez, entre los 10 y 20 años de edad, emite un tallo floral de 10 ó 12 metros de altura. Ese enorme tallo de flores emerge en primavera y puede vivir meses y cuando su vida termina, la planta muere. La reemplazan múltiples hijos a su alrededor que se pueden transplantar con facilidad.

El jugo de las hojas puede producir ceguera en contacto con los ojos; en la piel produce irritación. Manipularla con guantes y manga larga, por ejemplo, para cortar hojas. En Méjico se hace una bebida fermentada llamada “pulque” con el jugo azucarado que se obtiene de cortar los escapos jóvenes. De sus hojas se extrae una fibra que se usa para fabricar hilos, cuerdas y sogas.

Crece asilvestrada en taludes y sitios incultos de la región mediterránea y es plantada a menudo en jardines.

En jardinería se utilizan tres variedades con las hojas jaspeadas. Se usa en jardín para adornar jardines rocosos, laderas, taludes, o bien se coloca en grandes maceteros para adornar entradas o parques. Necesita mucha luz aunque también crece bien a pesar de que no esté a pleno sol. Aguanta la sequía.

En la zona del Bajo Llobregat en picudo rojo está afectando y produciendo la muerte de las pitas, según información suministrada por Miguel Angel Camacho a quien se lo agradezco mucho. También me ha suministrado una foto de un ejemplar de este terrible escarabajo.
Bibliografía
http://fichas.infojardin.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Salvia

Andrés Rodríguez González Noviembre 15th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Salvia Salvia officinalis

La salvia pertenece, como el tomillo, el romero, o la lavanda, a las “plantas aromáticas”, la gran familia de las Labiadas.
Forma matas leñosas, densas, de hasta medio metro de alto, con las hojas oblongo lanceoladas, de tono grisáceo, sedosas al tacto, y flores azuladas, reunidas en inflorescencias largas y espigadas, distribuidas por pisos o verticilos. Emana una fragancia intensa con sólo tocarla, lo que explica que sea tan valorada en jardinería y también en cosmética, como veremos.
De la salvia se utilizan tanto las hojas como los ramilletes de flores, el mejor momento para cogerla es la primavera o principios del verano. Es conveniente cosechar sólo aquel volumen de planta que estés dispuesto a utilizar en un tiempo razonable –uno o dos años–, y ten en cuenta también que es mejor tomar un poco de aquí y allá de diferentes plantas, antes que encarnizarse en un solo ejemplar, hasta dejarlo pelado. Una vez en casa, debes dejar secar los ramilletes en un ambiente seco, exento de humedad y de humos procedentes de la cocina, y alejado de la luz solar, pero bien aireado.
El nombre de salvia procede del término latino salus o salve, por salud o por salvar, lo que en cualquier caso alude a su capacidad curativa y reparadora. Era bien conocida en el antiguo Egipto como potenciadora de la fertilidad. En la antigua Grecia, en tiempos del médico Dioscórides, las infusiones de salvia se utilizaban para detener hemorragias severas, cicatrizar heridas, para provocar la orina, y también para estimular la menstruación.
La salvia se ha empleado como planta medicinal desde la Antigüedad. Posée una gran variedad de virtudes, desde potenciar la salud de la mujer a su empleo para tratar problemas bucales y digestivos.
En el Dioscórides renovado, del profesor Pius Font i Quer se recoge la elocuente frase, de origen medieval,  que dice “¿de qué puede llegar a morir un hombre que tiene salvia en su huerto?”, frase que alude a la gran variedad de usos medicinales aludiendo de esta planta tan fragante, que nos permite tratar todo tipo de dolencias corrientes.
Hay pocas plantas de herbolario a las que se les puedan atribuir tantas virtudes diferentes como a la salvia. Se integra en numerosas formulaciones herbarias para el tratamiento de afecciones muy diversas. Pero, además, la salvia constituye un recurso importante en la cocina, para condimentar guisos o sazonar sopas, en cosmética al ser incorporada en perfumes y jabones y, por supuesto, en jardinería, por la vistosidad de sus ramilletes floridos, por su capacidad de resistencia a las condiciones climáticas más severas, y por su especial fragancia.
Se conocen unas 500 especies distintas de salvias en todo el mundo, muchas de las cuales se encuentran en ambientes tropicales o subtropicales.
En Europa contamos con una docena de especies diferentes. La más conocida es sin duda la salvia que ahora nos ocupa, la salvia medicinal Salvia officinalis, de la que se distinguen diversas subespecies. Se distribuye de forma natural por la cuenca mediterránea, por la mitad este de la península Ibérica y la costa de la Provenza, más el norte de Marruecos, en su subespecie lavandulifolia, y por los Balcanes, sur de Italia, Grecia y costa turca en su subespecie officinalis. En jardinería se emplean diversas variedades dentro de esta segunda subespecie.
La salvia aparece, muchas veces de forma abundante, en collados secos, matorrales abiertos expuestos a una importante insolación, en laderas pedregosas y orlas forestales, sobre suelos calizos, asociada a veces al espliego, al tomillo y al romero.
De la salvia se cosechan tanto las hojas, muy fragantes, como los ramilletes floridos, siendo el mejor momento la primavera o principios del estío. Si te decides a hacer tu mismo la cosecha,
La salvia es muy rica en aceite esencial, lo cual explica su gran potencial como planta aromática.

Se usa para problemas de digestión, la falta de energía, los trastornos de la mujer, la piel y la boca, son de manera sucinta los ámbitos en los que esta planta prodigiosa que es la salvia se revela como una solución natural a explorar. Se muestra como estimulante del apetito, tónica, antiasténica, antiséptica, astringente, antiespasmódica, antiinflamatoria, estrogénica, antisudoral, eupéptica, carminativa, ligeramente hipoglucemiante, regeneradora epidérmica y cicatrizante.
Las principales indicaciones de la salvia son las que te exponemos a continuación:
Posee un efecto tónico y vigorizante importante. Se destina a tal efecto a combatir los estados de debilidad, atonía, astenia y falta de energía.
Completando el supuesto anterior, aporta su capacidad para estimular el apetito y vencer la desgana. Está indicada en caso de inapetencia continuada, anorexia leve, convalecencia de una enfermedad por infección vírica o bacteriana.
Por su efecto antiespasmódico y astringente, contribuye a aliviar los dolores de la menstruación y a normalizar el periodo.
Muestra un efecto estrogénico y antisudoral, que han hecho de ella uno de los mejores recursos herbarios para tratar los diferentes síntomas ingratos de la menopausia, como los sofocos y la sudoración nocturna, pero también la irritabilidad, el dolor lumbar y la migraña.
Como tónico digestivo, alivia los espasmos gastrointestinales y está indicada en caso de gastroenteritis y dispepsias o digestiones lentas y difíciles, así como en indigestiones nerviosas, que cursan con náuseas y vómitos.
Como planta carminativa y desinfectante, la salvia se usado para combatir el mal aliento o halitosis y para eliminar el mal sabor de boca. Para tales casos bastaba con masticar las hojas frescas.
Muestra una moderada acción astringente y antidiarreica, sirve para aliviar diarreas ocasionales, y en tal caso es mejor si la combinas con otras plantas antidiarreicas como la agrimonia y el rosal silvestre.
Por su efecto antiséptico, antiinflamatorio y antiviral, se ha destinado al tratamiento de afecciones del sistema respiratorio, bronquitis leves, resfriados, procesos gripales, amigdalitis y faringitis.
Se le atribuye un cierto efecto hipoglucemiante, para el tratamiento de apoyo de la diabetes mellitus, por cuanto ayuda a aminorar el nivel de azúcar en sangre y orina.
Alivia los dolores articulares, por su efecto antiinflamatorio y se incluye en algunas fórmulas antirreumáticas.
Se la incluye también en formulaciones herbarias para tratar la hipertensión arterial, por su efecto diurético potente.
Favorece la emisión de orina y ayuda a combatir los focos de infección en las vías urinarias. De nuevo, en este caso, cabe asociarla con otras plantas que refuercen su acción, como la brecina, el maíz, o la gayuba.
Por vía externa, la salvia se revela como un gran aliado de la salud bucal. Está indicada en caso de dolor dental, inflamación de las mucosas bucales, inflamación de la lengua o glositis, y para frenar el sangrado de las encías y aliviar otros síntomas de la gingivitis.
Por su efecto astringente, se usa asimismo sobre úlceras, aftas y llagas bucales, que muchas veces resultan muy molestas.
En forma de infusión, pero también de gargarismo, la salvia se muestra muy efectiva para aliviar la irritación de garganta, en faringitis y laringitis, y para tratar la inflamación de las amígdalas o amigdalitis.
Combinada con romero y tomillo, contribuye a fortalecer el cabello, y se aplica en forma de loción para acabar con la caspa en dermatitis seborreicas, y para frenar la caída del cabello y prevenir la alopecia.
La loción de salvia se había utilizado tradicionalmente para disimular las canas, con un éxito muy relativo.
La salvia es también un excelente remedio para la piel, a causa de su poder regenerador a nivel celular y por sus efectos astringentes, cicatrizantes y desinfectantes. Se indica en caso de picaduras de insectos, heridas con o sin sangrado, llagas, urticarias con ronchas e inflamación de la piel, ulceraciones, etcétera.
En usos tradicionales, la salvia se ha hecho servir para blanquear los dientes.
La salvia, como sucede con la mayoría de las plantas de su familia, las labiadas, no es especialmente problemática, y puede ser consumida con cierta tranquilidad, pero cabe tener en cuenta algunas excepciones si queremos tomarla sin sustos, o saber en qué casos o personas está contraindicada y se debería evitar su uso.
Su aceite esencial tiene una importante actividad terapéutica, pero a dosis elevadas o inapropiadas podría generar toxicidad a nivel neuronal, e incluso convulsiones a nivel motor; por todo ello, los expertos recomiendan consumir dicho aceite por vía oral con cautela en dosis moderadas, y siempre consultando con un especialista. Incluso aplicado por vía tópica, el aceite esencial ha provocado irritación en pieles sensibles.
Además, antes de acudir a tu herbolario en busca de esta planta, debes tener en cuenta las siguientes contraindicaciones o precauciones en el uso de la salvia:
Precauciones de uso de la salvia
-    Los tratamientos con salvia deben contemplar periodos de descanso, de unos diez o veinte días, para evitar el efecto acumulativo de sus componentes más activos, como la tuyona.
-    Las personas diabéticas deben acudir a su médico si optan por el tratamiento de apoyo con salvia, para que éste controle su nivel de azúcar y prevenga cualquier descompensación.
-    Por su efecto estrogénico (estimula la producción de estrógenos), y como medida de prudencia, no se recomienda tomar salvia durante el embarazo y el periodo de lactancia.

Bibliografía
www.webconsultas.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Azafrán

Andrés Rodríguez González Octubre 30th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Azafrán  Crocus sativus
La especia más cara del mundo

Planta tipo bulbo que fue descrita por Linneo en 1753.
Se trata de un bulbo del género Crocus. El nombre del género deriva de la palabra griega krokos, que, a su vez, es probablemente una palabra tomada de una lengua semítica, quizás del hebreo, del arameo o del árabe que significan “azafrán” “azafrán amarillo” o la cúrcuma. Algunos autores hacen proceder las palabra del Sanscrito.  El nombre popular Azafrán, es muy parecido en todas las lenguas, en las latinas deriva de “Safranum”, en las demás parece derivar de “zaferan” que viene del persa y significa “oro” y “zar” que significa “pluma o estigmas”. Existen referencias del azafrán que datan del año 2300 a. C. A partir de esta fecha son variadas y diversas las anotaciones sobre su uso en ritos y ceremonias religiosas, en medicina, en la gastronomía, etc.
El azafrán se caracteriza por su sabor amargo y su aroma.  También contiene un colorante de tipocaroteno llamado “Crocin”, que da a la comida un color amarillo dorado. Esto hace del azafrán un componente apreciado en muchos platos en todo el mundo. En España se utiliza como componente indispensable de las paellas, también se usa en la elaboración de carnes y mariscos. El azafrán tiene asimismo aplicaciones en medicina.
El azafrán alcanza precios muy elevados porque su cultivo, recolección y manipulación son muy elaborados y a mano. Por su alto valor económico se ha denominado oro rojo, habiendo sido objeto de muy diversas adulteraciones y falsificaciones aprovechando su nombre y su valor.
Es la especia más cara. En el mercado mundial, tanto en producción como exportación, ha estado siempre encabezado por Irán, seguido por otros países como España, Marruecos, India y Grecia.  Se necesitan 250.000 flores de azafrán para lograr un kilogramo de azafrán puro. En 2010 el precio del azafrán en España rondaba los 3000 euros el kilo.
Según las investigaciones de los egiptólogos, ya se empleaba mucho en el antiguo egipto. En los Cantos de Salomón se mencionaba ya el nombre de Karkom, como uno de los productos más alabados del reino vegetal. En la literatura griega y romana se cita con frecuencia. El azafrán es mencionado en la Biblia y en la Iliada.
El azafrán tuvo extraordinaria importancia en el ámbito comercial y sigue siendo un artículo importante especialmente en España donde ya se cultivaba a mediados del siglo X, probablemente introducida por los árabes.
España es actualmente el segundo país productor de azafrán del mundo y dispone de una denominación de origen protegida para el que se produce en La Mancha, Azafrán de la Mancha. Su precio es determinado por la mano de obra que necesita su cosecha y no por su dificultad de cultivo.
Aunque el azafrán es una especia cara, su cultivo es en realidad sencillo y accesible a cualquier persona. En efecto, puede ser cultivado casi en casi todas partes, lo importante es la propia naturaleza del clima de la región donde se desea implantarlo. Se planta desde junio hasta mitad de septiembre, su estado vegetativo es durante el invierno, florece todo el mes de octubre, desde el primer año de plantación para los bulbos gordos, produce las flores en otoño que es cuando se obtienen los tres estigmas que son lo que va a formar el apreciado “azafran”.
Se cultiva en suelo bien drenado, para que no acumule agua de lluvia, nunca se debe plantar en tierras arcillosas, lo ideal es disponer de una tierra arcillo-calcárea o limosa neutra  con PH 6 hasta 8. El “azafranal” debe de ser implantado en un lugar soleado incluso en otoño en el momento de la florescencia. Para pequeñas superficies como en un huerto o en macizos, es fácil de corregir la tierra con arena, turba o mantillo.
La foto es de Gonzalo Astete Sanchez, a quien doy las gracias por permitirme su uso.

Bibliografía
Wikipedia
www.bulbosdeazafran.com

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Lentisco

Andrés Rodríguez González Octubre 19th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Lentisco Pistacia lentiscus

Aunque el lentisco se presente habitualmente como un pequeño matorral, a veces, con buenas podas se puede conseguir un arbolito de bella factura.
Es una planta muy abundante en el monte mediterráneo, quizás por eso no tiene la consideración que se merece. Sin embargo, su uso en jardinería puede ser muy conveniente; su rusticidad y su buena tolerancia a ser recortado lo hacen ideal para jardines en nuestra zona. Es perfecto para ser empleado en la formación de setos, además de ser muy decorativo, puede ahorrar bastante tiempo y dinero. Necesita muy poca agua, le afectan muy poco las enfermedades y las plagas y no es exigente en cuanto al tipo de suelo.
Tradicionalmente ha sido tratado como un matorral invasivo que merecía ser cortado y eliminado, hoy, nosotros lo vamos a contemplar como una de las mejores plantas que podemos tener en un jardín de tipo mediterráneo por su aguante a la sequía, su aceptación de podas y en general por su magnífica adaptación a nuestros suelos y clima.
El lentisco tiene otras muchas ventajas para ser usado en jardines, como ser un arbusto siempre verde, con lo que viste un jardín en cualquier momento del año. Con las condiciones adecuadas suele alcanzar gran tamaño: sobrepasa con facilidad los tres metros, por lo que no es raro verlo también con apariencia de árbol. Tiene un olor fresco y resinoso muy agradable, que evoca el recuerdo del bosque mediterráneo.
Es fácil identificarlo, posee unas características hojas compuestas formadas por entre 3 y 6 pares de foliolos lanceolados y de textura coriácea. Tiene los tallos rojizos cuando jóvenes, contribuyendo a aderezar el verde brillante de sus hojas. Más tarde su corteza se tornará gris. Las flores del lentisco aparecerán en primavera. Serán muy pequeñas y formarán unas inflorescencias axilares poco ornamentales (rojas o verdes, dependiendo del sexo del ejemplar), pero que colaboran aportando un toque de color. El lentisco es una planta dioica, es decir con sexos separados.
El término “Pistacea” hace referencia a su pariente el productor de Pistachos (Pistacia vera). En el lentisco, no obstante, los frutos (llamados “drupas” rojas o negras cuando maduras) solo son comestibles para los pájaros. Adornarán la mata durante el otoño, eso sí.
Del mismo género y bastante similar es la cornicabra (Pistacia terebinthus), muy frecuente en matorrales de la Serranía de Ronda
El uso del lentisco en jardinería es muy interesante por su bajo mantenimiento.
Puedes cultivarlo en maceta o jardinera, dando buenos resultados por su escasa necesidad de atenciones. Pero será en el suelo del jardín donde muestre todo su potencial, alcanzando alturas considerables sin apenas riego ni abono. Es perfecto como seto libre, pues sus formas son tupidas y redondeadas. Acepta el recorte de buen grado, por lo que si prefieres un seto algo más formal tampoco será ningún problema.
Encaja perfectamente en jardines de estilo mediterráneo y también es buena opción en xerojardinería (jardines que necesitan poca agua). No acepta problemas de encharcamiento.
Se puede plantar a finales del invierno o a principios de la primavera. Mejor en un lugar soleado y con espacio. Si quieres formar un seto, separa en la plantación los distintos pies, entre 80cm y 1m estará bien. Crecen lentos, pero irán ganando volumen. Sus ramas acabarán cubriendo todos los huecos.
La poda para los setos y arbustos en esta Pistacia se limitará a las ramas secas o mal orientadas y a despuntar las de crecimiento excesivo.  También puedes esculpir formas geométricas.
Su reproducción se lleva a cabo más bien por semillas, durante el otoño o la primavera pero siempre con temperaturas suaves. Se aconseja ponerlas en agua durante unas horas para ablandarlas y separar las viables de las que están vacías, las últimas flotarán. Después utiliza una mezcla de turba y perlita, siempre controlando la cantidad de humedad. Tras unos meses las semillas germinarán.

Bibliografía
www.joseeljardinero.com

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Labiérnago, agracejo

Andrés Rodríguez González Octubre 10th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Labiérnago, agracejo Phillyrea latifolia

Matorral que a veces alcanza tamaño de un pequeño árbol de hasta ocho metros de altura.
Es perennifolio, es decir que sus hojas siempre están presentes. Posee hojas simples, opuestas, lanceoladas o elípticas, lampiñas (sin pelillos) por ambas caras y de borde levemente aserrado.
Sus flores son pequeñas, poco vistosas, amarillentas, semejantes a las del olivo, en pequeños grupos que nacen de las axilas de las hojas. El fruto asemeja una aceituna esferoidal menor de 7 mm, de color negro en la madurez.
Vive por todo el sur de Europa, suroeste de Asia y noroeste de África. En la Península aparece en condiciones de clima mediterráneo algo suavizado: litoral levantino, costa atlántica portuguesa, Andalucía, Cantabria y País Vasco. En la comarca aparece en laderas con mucho matorral orientadas al sur sobre todo en la parte oeste y en el Valle del Genal. Tolera bien la sequía siempre que la temperatura veraniega no suba en exceso, huye de los fríos invernales y es indiferente al tipo de sustrato. Aparece mezclado con encinar y con alcornocal.
Es muy apreciada por el ganado y los cérvidos que suelen comer sus hojas y tallos tiernos por lo que a veces, los ejemplares se encuentran muy ramoneados en sus partes bajas.
La madera es dura, de color blanco a amarillento, aunque escasamente utilizada porque los ejemplares de porte elevado son escasos.
La Phillyrea angustifolia es llamada popularmente “olivilla”. Dificilmente se encuentra ejemplares de más de 3 m de altura y  casi siempre la vemos de porte arbustivo. El ejemplar fotografiado llama la atención precisamente por su altura y porte que le hacen parecer un árbol.
Bibliografía
www.arbolesibericos.es

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Narcissus cavanillesii

Andrés Rodríguez González Octubre 3rd, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Narcissus cavanillesii

Narcissus nombre genérico que hace referencia del joven narcisista de la mitología griega Narkissos hijo del dios río Cephissus y de la ninfa Leiriope; que se distinguía por su belleza, cavanillesii: epíteto otorgado en honor del botánico español Antonio José de Cavanilles.
El nombre deriva de una palabra griega que significa narcótico y se refiere al olor penetrante y embriagante de las flores de algunas especies. Para algunos investigadores proviene de una palabra persa que se pronuncia Nargis, que indica que esta planta es embriagadora.
Planta bulbosa perteneciente a la familia de las amarilidáceas y el único miembro del género Narcissus de la sección Tapeinanthus. Es originaria del sur de la Península Ibérica y Norte de África.
Tiene flores amarillas que se producen en otoño. La corona está casi completamente ausente, por lo que durante mucho tiempo a esta especie se le asignó a un género diferente.
Narcissus cavanillesii fue descrita por Barra & G.López y publicado en Anales del Jardín Botánico de Madrid 41: 202, en el año 1984.
Número de cromosomas de Narcissus cavanillesii es de 2n=283
Puede ser considerado en nuestra zona como el primero de los Narcisos que anuncia la temporada de los representantes de este género en la comarca, su presencia es fíel a la llegada del otoño pero esta temporada por la sequía son mucho menos abundantes que años anteriores.
Suele darse en prados y bordes de bosques.
La foto es de Gonzalo Astete a quien agradezco que me haya permitido usarla.

Bibligrafía
Wikipedia

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Azucena amarilla, Azafrán dorado Sternbergia lutea

Andrés Rodríguez González Septiembre 30th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Azucena amarilla, Azafrán dorado
Sternbergia lutea

Bulbo de la Familia Amarilidáceas, que tiene su origen en la Región Mediterránea. Pequeña planta herbácea bulbosa de un palmo de altura como máximo. Crece en determinados lugares de la zona de Grazalema aunque se naturaliza fácilmente en jardines formando pequeñas orlas de color amarillo vivo de gran belleza. A menudo confundida con un crocus amarillo de otoño.

Tiene hojas estrechas y obtusas, canaliculadas y presentes a la vez que las flores, con un escapo erecto sosteniendo una flor única solitaria de color amarillo oro en forma de embudo. Florece a finales del verano o principio de otoño. Cuando se las ve en las laderas soleadas de los alrededores del pueblo de Grazalema es el anuncio de que el otoño está muy cercano.
Se pueden plantar los bulbos apenas cubiertos de tierra, antes de las primeras lluvias de otoño, en un lugar caluroso y siempre soleado ya que no florecen a la sombra. No requiere un suelo especial; puede crecer incluso sobre una pared seca, que le da el drenaje perfecto que necesita. Las hojas se secan en verano. Si crece en grupos demasiado apiñados se pueden dividir sin problemas pero siempre que estén en fase de bulbos. Puede que no aparezcan flores el primer año. También se pueden cultivar desde semillas pero es más complicado y florecen más tarde.

Bibliografía
http://fichas.infojardin.com
Experiencia personal

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Almendras

Andrés Rodríguez González Septiembre 8th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

Almendras

Las almendras son las semillas del árbol llamado almendro, una planta del importante grupo de las Rosáceas al igual que los albaricoques, los melocotones o las cerezas. Junto con las nueces, son un fruto seco imprescindible que puede proporcionarnos numerosos beneficios para la salud. Hay dos clases de almendras: las dulces, muy apreciadas por sus numerosas propiedades nutricionales; y las amargas, que no deben consumirse, ya que contienen ácido prúsico, un componente muy tóxico.
Las almendras, además de ser una magnífica fuente de energía, contienen muy poca agua y todos sus componentes están muy concentrados, por lo que disponen de cantidades importantes de los principales nutrientes:
Las almendras son excepcionalmente ricas en proteína. De hecho, contienen más proteína que la carne a igual cantidad de alimento ingerido. El problema es que nunca comemos tanta cantidad de almendras como de carne o huevos (de hecho, serían indigestas) pero son una fuente importante de proteínas en cualquier caso que no debemos descuidar, sobre todo si seguimos una dieta vegetariana. Recuerda, no obstante, que la proteína vegetal es de bajo valor biológico, es decir, cada vegetal de manera independiente no contiene todos los aminoácidos esenciales y por eso es necesario combinar distintos tipos de vegetales (legumbres, cereales, frutos secos y semillas) para obtener así todos los aminoácidos que le hacen falta a nuestro organismo.
Las almendras son muy ricas en ácidos grasos esenciales muy beneficiosos para la salud. Contienen un alto porcentaje de grasas monoinsaturadas, protectores del sistema cardiovascular, y poliinsaturadas, que son aquellos ácidos grasos que el organismo no puede sintetizar a partir de otras sustancias y que debemos ingerir necesariamente a partir de la dieta. Por último, una mínima parte (alrededor del 3%) de sus grasas está compuesta de ácidos grasos saturados. El consumo regular de almendras crudas está relacionado con una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares o del corazón como arteriosclerosis, infarto de miocardio, angina de pecho, hipertensión, etc.
La almendra es también un fruto seco rico en hidratos de carbono, la mayor parte de los cuales son de absorción lenta, es decir, aquellos que el cuerpo puede almacenar y utilizar cuando necesite sin desequilibrar los niveles de azúcar, al contrario de lo que ocurre con los alimentos ricos en azúcares simples (como la miel, la fruta, la bollería industrial, etc). Por eso las almendras son especialmente aconsejables para personas diabéticas, ya que suponen una importante fuente de energía pero contienen un índice glucémico bajo. Las almendras aportan, además, una buena cantidad de fibra soluble, imprescindible para mantener una buena salud del intestino y colon.
La almendra contiene cantidades significativas de vitaminas del grupo B, pero donde resalta especialmente es en su aporte de vitamina E, convirtiéndola en un poderoso aliado antioxidante para combatir el efecto de los radicales libres.
Algunos de los minerales que encontramos en las almendras son zinc, fósforo, sodio, potasio, magnesio y hierro. Pero donde destaca especialmente la almendra es en su aporte de calcio. La almendra es una de las principales fuentes de calcio que podemos encontrar en el reino vegetal, junto con las semillas de sésamo. No obstante, debemos tratar de buscar distintas fuentes de calcio variadas en la dieta, ya que los distintos minerales incluidos en los alimentos se contrarrestan o equilibran entre sí.
La mayoría de los expertos y estudios epidemiológicos coinciden en señalar que un consumo regular de entre 7 a 15 almendras al día puede desarrollar gran cantidad de beneficios en organismo como los que aportan sus grasas poliinsaturadas al equilibrio entre colesterol DHL y LHL y a una menor oxidación del colesterol LHL. Estas grasas benefician enormemente la salud de las arterias y previenen todo tipo de afecciones relacionadas con el corazón. Se sabe desde hace tiempo que las poblaciones que comen habitualmente frutos secos tienen menos riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. El consumo regular de almendras se asocia a una menor incidencia de sobrepeso u obesidad. Es más, la Revista Internacional de Obesidad o la revista Obesity aseguran que las almendras, de hecho, ayudan a bajar de peso.
Numerosos estudios, como el realizado por el Colegio Americano de Nutrición, señalan que el consumo regular de almendras previene y mejora la diabetes tipo II fundamentalmente porque regula la sensibilidad de los enfermos a la insulina, necesaria para equilibrar los niveles de glucosa.
Para aprovechar los muchos beneficios del consumo regular de almendras, te ofrecemos unos consejos que puedes llevar cabo fácilmente:
Las almendras deben ser consumidas crudas y con piel, ya que conservan mejor sus propiedades. Además, las que vienen peladas suelen estar tratadas con elementos químicos y aditivos para que se conserven más tiempo.
Procura consumirlas biológicas para evitar pesticidas que hayan sido utilizados en su cultivo. Evita por completo las almendras amargas, ya que son tóxicas. Incluye unas cuantas almendras en el desayuno (con el muesli, por ejemplo) y en la comida (en cualquier guiso o ensalada). Las almendras ofrecerán una deliciosa textura y un sabor muy agradable a todos tus platos. Además, este versátil fruto seco combina bien con platos tanto dulces como salados. Otra forma de beneficiarnos de las propiedades de las almendras es haciendo leche de almendras casera. Simplemente bate unas almendras con agua, cuela la mezcla y añade un poco de sirope de ágave o azúcar integral de caña, canela y una ramita de vainilla.

Bibliografía
http://www.vidanaturalia.com

Next »