Archive for the tag 'Carduelis carduelis'

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA Jilguero

Andrés Rodríguez González Marzo 19th, 2017

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Jilguero (Carduelis carduelis)

Orden Passeriformes; familia Fringillidae
El jilguero es una de las especies más comunes y extendidas en nuestro territorio, especialmente en los alrededores de los núcleos úrbanos..
Es un pájaro muy gregaria, sobre todo en invierno, suele agruparse en bandos mixtos con otros fringílidos que vagabundean en busca de alimento. En invierno recibimos abundantes ejemplares procedentes de otras latitudes europeas, que se unen a la fracción sedentaria de la población. Debido a su aspecto y vistoso canto es frecuentemente capturado como ave de jaula.
Posee una longitud de 12 cm y una envergadura de 21-25,5 cm
Los jilgueros se distinguen con facilidad por el juego de vistosos colores de su plumaje. En la cabeza muestran una característica careta roja, junto a sendas manchas blanca y negra. Poseen un pico de base ancha, largo y acabado en una fina punta. Su cola es negra, con el obispillo y el extremo distal blanco; además, las plumas más externas de la cola pueden tener amplias manchas blancas. En vuelo se reconocen bien por la presencia de dos amplias bandas alares de color amarillo dorado. No hay dimorfismo sexual fácilmente perceptible, aunque los machos  lucen hombros más negros y careta roja más amplia que las hembras. Por otra parte, el plumaje varía notablemente con la edad; así, antes de mudarlo a finales de verano, los volantones carecen de la coloración descrita para la cabeza, pero mantienen las distintivas franjas alares amarillas.
El macho en celo tiene un variado canto, que combina gorjeos muy diversos, aunque lo pronuncia sin la aceleración de los verdecillos. En vuelo emite tintineos cortos, penetrantes, que se entremezclan con gorjeos cortos.

Bibliografía
www.seo.org

Calendario Natural. Mayo 2011: Explosión de vida.

Andrés Rodríguez González Mayo 8th, 2011

En mayo la Vida explota en la Naturaleza.
Tanto en el huerto y como en jardín, en primavera y más concretamente en mayo es un mes en que no se para de trabajar, es necesario cavar, plantar y escardar sin parar, y más con la cantidad de lluvia que ha caído a finales de mes y durante los primeros días. Acompañada de que el sol va adquiriendo cada día más fuerza, tenemos todos los ingredientes para que las plantas crezcan sin parar, tanto las que hemos sembrado como las malas hierbas.
Ya no se deben sembrar bulbos, pero es el momento de pasar del semillero a suelo la mayoría de las plantas de huerto.
Los rosales ya están produciendo rosas, es el momento de un abonado, recordar que una manera de que los rosales sigan en producción es cortar las rosas marchitas y no dejar que se sequen los botones florales en las matas, es mejor cortar con tijera que no con la mano, la herida con la tijera es más limpia.
No olvidar aplicar los tratamientos antiparásitos  en los árboles y arbustos frutales, si se utiliza como abono sulfato de hierro es necesario evitar que toque las partes verdes ya que produce quemaduras.
El césped es necesario podarlo frecuentemente, suelen aparecer matas de trébol, es preferible arrancarlas con la mano ya que los tratamientos de herbicidas suelen debilitar cuando no secar el césped y la grama.
Ya es necesario sacar al jardín las macetas que se han protegido de las heladas y el frío durante el invierno. Debemos resembrar los geranios que hayamos perdido en el invierno, recordar estas plantas son muy agradecidas y salen bien por esquejes, necesitan exposición al sol, suelos o macetas bien drenados, no mucha agua, sin encharcamientos. Es la planta fundamental en nuestros jardines por ser rustica y aguantar la sequía, lo mismo que la fundamental en el huerto es el tomate por la riqueza de su fruto y sus pocos cuidados, tan solo escardar el suelo con frecuencia y aclarar las yemas basales dejando dos o tres por mata, es necesario despuntar y poner cañas para que no se caiga ya que los frutos en contacto con el suelo se pudren.
El en campo los matorrales como las retamos en flor dan un toque de color amarillo intenso, también las jaras que junto con una multitud de herbáceas hacen que los bordes de caminos y laderas presenten una tremenda belleza.
Mientras los pájaros se afanan en intentar engüerar sus puestas y en arreglar el deterioro que las tormentas han producido en sus nidos recién hechos. Ya se ven mariposas y abejas afanadas en la recogida de polen. Las ranas croan buscando aparearse y marcar territorio. Si teneis ocasión de ver la cópula de las libélulas podréis apreciar uno de los apareamientos más delicados que se pueden presentar en la naturaleza.
A propósito de mayo dicen dos refranes populares: “Febrero revuelto, marzo ventoso y abril lluvioso, sacan a mayo florido  y hermoso”. “Cuando Marzo mayea, Mayo marcea”.

La fotografía es de un jilguero (Carduelis carduelis) en un pinsapo con pequeñas piñas femeninas.