Archive for the tag 'Puerto de Lifa'

PILARES, FUENTES Y ALBERCAS DE LA SERRANIA DE RONDA: PILAR DE LA HIDALGA

Andrés Rodríguez González Marzo 12th, 2016

PILARES, FUENTES Y ALBERCAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Con Juan Castaño

PILAR DE LA HIDALGA

Pilar situado en las coordenadas
LATITUD 36º44´41.28º N LONGITUD: 5º 5¨25.27º O
En el camino de Lifa, cuando termina la llanura y empieza la cuesta existe un paso canadiense, una vez superado se abre un camino a la derecha que en ligera bajada lleva a este bonito y pequeño pilar que siempre tiene agua.
Es un punto de parada obligado para cualquiera que se adentre en el Camino de Lifa para afrontar el tramo de subida final hasta el puerto del mismo nombre. Muy cerca, en el arroyo, existen las ruinas de un molino y en la ladera situada por encima de la fuente se pueden ver una interesante tubería de arcilla.

Berrea en la Serranía de Ronda

Andrés Rodríguez González Septiembre 23rd, 2014

Con las precipitaciones de lluvia llega uno de los espectáculos naturales más impactantes: La Berrea.

En este caso presento una fotografía de Gonzalo Astete, un ciervo en la zona del Puerto de Lifa, muy cerca de los límites del Parque Natural Sierra de Las Nieves. Serranía de Ronda

Paisaje de la Serranía 26: Peñon del Buho

Andrés Rodríguez González Noviembre 12th, 2013

Paisaje Serranía de Ronda

Peñón del Búho

Situado en Sierra Blanquilla, la Sierra que cierra la Meseta de Ronda entre la Hidalga y El Cancho de la Pepa, no llega en altitud ni espectacularidad con el Pico del Viento. Es un peñón calizo más cercano al Puerto de Lifa que a la zona más hacia el oeste de la sierra, poco conocido porque su acceso se hace a través de una finca privada dedicada a caza mayor.

Sus coordenadas son 36º 45, 13  N      5º 04, 51   O. Su altitud es de 1172 metros.

El nombre tampoco es apenas conocido, de hecho fue Paco Marín quien nos indico que esa era su denominación.

Ruta a El Burgo por el Puerto de la Mujer y la Fuensanta

Andrés Rodríguez González Octubre 29th, 2009

El Patronato Deportivo Municipal de Ronda (PDMR) y la Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces (A.R.A.C.A.), hemos organizado un recorrido entre Ronda y El Burgo. Una más de las magníficas e  interesantes iniciativa del PDMR que fomenta así una práctica deportiva en la que pueden participar personas de todas las edades y condiciones físicas, sin afán competitivo, en un ambiente sano que aprovecha el rico patrimonio medioambiental de la Serranía de Ronda. La realización de esta ruta y de otras que hemos realizado, como el Castaño Santo y la Vía Verde, cuenta con la colaboración imprescindible del PDMR.


Fue el día 17 pasado cuando realizamos la ruta entre Ronda y El Burgo por  el Puerto de Lifa. El tiempo nos acompaño en todo momento; el tramo primero, el recorrido por los Llanos de Aguaya y la subida al Puerto de Lifa, no se hizo pesada porque no hizo calor, y cuando éste apretó un poco estábamos en los pinares de El Burgo, donde la frescura del bosque aminora las altas temperaturas. El ambiente en el nutrido grupo de senderistas sencillamente perfecto y los paisajes preciosos y variados.
Fuimos un nutrido grupo de unas ochenta personas de edades variadas, desde un niño de 12 años acompañado de su madre, naturales de El Burgo aunque viviendo en Ronda (a cual más ilusionado en la realización de la travesía) hasta un señor de 69 años acompañado de su esposa, a destacar  también la presencia de varias jóvenes orientales estudiantes de español, acompañadas de sus tutoras en Ronda, que nos amenizaron todo el recorrido con sus charlas en un perfecto castellano.  Salimos sobre las nueve y cuarto del Polideportivo de la carretera de El Burgo. Partimos de la carretera de circunvalación de Ronda en el cruce con la carretera de El Burgo; un carril en dirección Este se dirige hacia la Sierra Hidalga. Apenas hemos recorrido 200 m. se pasa un pequeño puente sobre el arroyo de La Toma, que recibe el nombre porque aguas abajo, en las cercanías de la muralla de Ronda, fue la puerta de acceso de las tropas de los Reyes Católicos en la conquista de la ciudad a los “moros”.

El camino comienza un suave ascenso, a la derecha queda el cerro de La Pastora; trás un repecho, al coronar el Puerto de Bilbao, encontramos a la derecha las ruinas del cortijo del Quemado, a ambos lados del carril se abren unos amplios campos de cultivo, los Llanos de Aguaya en los que se ha practicado la agricultura desde tiempos remotos.
A 3,5 Km. junto a la antigua Venta Ramirón, rehabilitada como cortijo, parte a la izquierda un desvío hacia el Pilar de Coca, situado en el magnífico encinar del Coto Cortina, a la derecha parte el reabierto Cordel de los Pescaeros que se dirige a Conejeras (comienzo de la Sierra de Las Nieves). Los Cordeles son vías pecuarias que tienen una anchura legal de 37 metros, el Cordel de Los Pescaeros ha sido rehabilitado en casi todo su recorrido y forma parte en las cercanías de Ronda de la amplia red de caminos que son utilizados para la práctica deportiva, senderista y bicicleta de montaña, por parte de una parte importante de la población.
No tomamos ni a derecha, ni a izquierda, continuamos al frente y pronto comenzamos a ascender. A 5,3 Km. justo cuando abandonamos los últimos campos de cultivo y comienza la parte más dura de subida se encuentra la primera cancela, los matorrales son cada vez más frecuentes.  Encontramos un paso canadiense junto a una verja, su objeto es impedir que el ganado y la caza mayor se escape de la propiedad, una señal nos advierte que está prohibido el paso de vehículos. A la derecha, encontramos restos de un molino y el nacimiento de la Hidalga. Este nacimiento, aunque dentro de la propiedad de la finca de Los Peñoncillos, es patrimonio de todos los rondeños y formaba parte de una red de suministro de agua a la ciudad, actualmente podemos beber sus aguas en la fuente del Pilar de Coca. El mantenimiento de este y otros nacimientos y caminos públicos es responsabilidad del Ayuntamiento de Ronda como propiedad municipal que son, la mejor manera de pedir su mantenimiento es usarlos.
La subida se endurece entre la vegetación de matagallos, esparrageras y aulagas en los márgenes del camino, siempre por nuestra derecha vemos la Cañada de la Hidalga, por donde un torrente solo lleva aguas cuando las precipitaciones son importantes. Restos de Caleras y encinas de escaso porte y jóvenes, son una prueba más de la deforestación que toda la zona sufrió por carboneros, pastores y fabricantes de Cal. La deforestación no sólo afecto a los encinares y matorrales, si observamos la ladera norte de Sierra Hidalga vemos que sobreviven algunos pinsapos, restos de lo que fue el pinsapar más cercano a Ronda. Una lástima que aún no se hayan realizado medidas de protección sobre esta interesante y escasa masa forestal. Estamos en zona de caza mayor, es necesario extremar las precauciones y no apartarse del carril bajo ningún concepto.

El carril de Los Peñoncillos lo dejamos a la izquierda, estamos a 7,5 Km del inicio. A 9 Km. del inicio parte a la derecha un carril en dirección Sur a la ladera de la Sierra Hidalga, si lo siguiéramos podríamos subir a la Peineta de Sierra Hidalga y acceder a la Sierra de las Nieves por el Cortijo de El Sabinar. Esta cortado al acceso a vehículos por una cadena. Nosotros seguimos por el camino de Lifa en dirección a El Burgo, llegamos muy pronto a una nueva alambrada y una cancela con un paso canadiense para evitar que pase el ganado, este lugar es el Puerto de Lifa, Km 9,2 un cartel nos indica que estamos en el Parque Natural Sierra de Las Nieves. Estamos a poco más de mil metros de altura sobre el nivel del mar. A nuestra derecha queda la impresionante imagen del Carramolo del Queso con sus 1.324 m de altitud. Estamos en la cancela del comienzo de la finca de Lifa. Continuamos en descenso por el carril principal en dirección Este por el llamado Valle de Lifa. Atravesar los llanos de Lifa hasta llegar a los proximidades de los restos de la Torre Vigia árabe situada cerca del Cortijo de Lifa acompañados de las ovejas y cabras y vigilados por los pocos pinsapos que sobreviven en  las escarpadas laderas que  enmarcan los llanos, es un hermoso paisaje que ha variado muy poco en los últimos siglos. Son algo menos de dos kilómetros de descenso hasta llegar a un cruce de caminos, a la derecha, muy cercano, el cortijo de Lifa, junto a una alambrada parte un  camino, pasamos una valla metálica y continuamos en dirección Este, es un terreno muy húmedo y que se enfanga frecuentemente, poco más adelante superamos otra valla y encontramos a la izquierda un camino bien marcado bajo los postes de un tendido eléctrico, a la derecha tenemos la Torre árabe de Lifa, son restos de un torreón de vigilancia de los que fue un sistema de comunicación defensiva que se extendía por toda la Serranía.

Allí paramos a tomar un tentenpie.
Desde aquí iniciamos un brusco descenso llevando a nuestra derecha un precioso Cornicabral, estamos en una zona de alta protección dentro del Parque Natural por lo que debemos extremar las precauciones y los cuidados ambientales, si marchamos en silencio es posible ver lagartos ocelados, buitres y hasta algún ciervo. Desde la torre se inicia un descenso por un camino pedregososo que tiene a la izquierda las laderas de la Cañada de Sopalmito, donde mataron al último bandolero de la Serranía, Pasos Largos, y a la derecha el increíble bosque de Cornicabras. Lo que en todos los lugares son matas de poca altura, aquí, es un verdadero bosque con árboles de varios metros de altura. Por eso es una zona de alta protección del Parque Natural Sierra de Las Nieves. Es importante no arrojar ningún resto de basura, el camino es ahora una estrecha vereda que desciende bruscamente hasta el final de la finca de Lifa marcada con una angarilla en la alambrada. Entramos en terrenos públicos, el camino está bien marcado ahora ya que ha sido recientemente rehabilitado por los voluntarios del Parque Natural Sierra de Las Nieves. En las inmediaciones tenemos dos cortijos abandonados, el viejo camino pasa junto a los restos de lo que fue el Cortijo de la Trocha (o de Muñeguito) y el de Buena Vista, situado en lo alto de una loma, de las construcciones y los restos del huerto apenas quedan unas ruinas, el manantial está destrozado por los jabalíes y los pocos olivos que sobreviven están comidos de Muerdago, las repoblaciones de pinos han sustituido a una forma de vida desaparecida para siempre.


En una oquedad de la gruesa y baja pared de piedra que limita el camino, muy cerca del cortijo de La Trocha, encontré los restos de una pistola que he donado al Museo del Bandolero de Ronda, de la empuñadura de madera, nada queda pero el cañón aunque un poco oxidado se conserva perfectamente.
La unión de los arroyos de Lifa y el de la Higuera, es para muchos, el nacimiento del río Turón, que más abajo se llama Río de El Burgo. Pasamos el arroyo que no es fácil en época de lluvia y buscamos un camino que en empinada cuesta nos deja en un amplio y bien conservado carril. A la izquierda, siempre en descenso, tras unos siete Kms se llega  Pueblo de El Burgo. Los Huertos, las pozas de agua, los pinares, las hermosas vistas y las chimeneas de alivio de la presión del agua, acompañan en el recorrido. Varios senderistas  a los que venían a recoger sus familiares y no tenían plaza de regreso en el autobús, tomaron ese carril. El resto ascendimos por el carril que discurre entre grandes pinares de repoblación hasta el Puerto de La Mujer desde donde nos dirigimos hasta el antiguo molino de La Fuensanta donde comimos en el Área Recreativa que ha montado la Consejería de Medio Ambiente.  El agua fresca que nace detrás del viejo molino reconforta para poder continuar el corto trayecto que nos queda, efectivamente una vez superadas las  últimas rampas del Puerto de Los Lobos aparece las blancas casas de El Burgo, allí nos esperaba para traernos de regreso a Ronda, el autobús que había facilitado el PDMR al que siempre agradeceremos su colaboración generosa y su buena disposición para con nosotros en particular y con todas las iniciativas que para favorezcan la práctica del deporte en Ronda. El total casi 27 Kms que no se hicieron pesados en absoluto a pesar de que la cifra pudiera indicar lo contrario.

Datos Generales:
- Distancia: Unos 27 Kms por la Fuenfría y el Puerto de Los Lobos. De Ronda a El Burgo por el carril del río Turón, unos 23 Kms. Entre el Cortijo de Lifa y el enganche con el Carril del río Turón 4 Kms y desde este punto a El Burgo 7,5 Kms.
- Tiempo aproximado: 7 horas
- Modalidad: a pie, se puede hacer en bicicleta (entre el Cortijo de Lifa y en el carril del río Turón, solo para ciclistas muy acostumbrados a duros recorridos en Bici de Montaña). El paso de vehículos está prohibido a partir de la primera cancela que encontramos desde Ronda, en la entrada a Los Peñoncillos.
- Grado de dificultad: Alto por la distancia y las dificultades en el tramo entre Lifa y el carril del río Turón.
- Época recomendada: Primavera y Otoño.
- Consejos prácticos: Llevar calzado de botas y agua. No olvidar que parte del recorrido se hace por unos terrenos junto a propiedad privada donde se caza. El trazado ha sido recientemente señalizado como GR  por parte de la Diputación de Málaga y forma parte del GR de la Sierra de Las Nieves.