Archive for the tag 'Paisajes'

Ruta de Ronda a Alpandeire por Encinas Borrachas y el río Audalazar.

Andrés Rodríguez González Octubre 29th, 2012

Ruta de Ronda a Alpandeire por Encinas Borrachas y el río Audalazar.

ARACA a través de Andrés Rodríguez Glez. ofrece esta ruta que también pueden leer en www.laserranianatural.com

Características Generales

El día 13 de octubre de 2012, treinta y tres andadores hicimos el recorrido desde Ronda a Alpandeire por EL Puerto de Encinas Borrachas y el río Audalazar. Se trata de un hermoso recorrido que nos permite recorrer tres paisajes muy diferentes de la comarca de la Serranía de Ronda, salimos de la Meseta, pasamos a las Sierras Blancas o calizas y llegamos al Valle del Genal. Tres zonas con suelos muy diferentes que dan paisajes con características muy peculiares, esta es una de las muchas características de la Serranía, en pocos kilómetros se puede  pasar de unos paisajes a otros absolutamente diferentes. Fueron tan sólo 18 Kms en los que ascendimos desde Ronda hasta el Puerto de Encinas Borrachas para bajar con gran brusquedad y ciertas dificultades hasta el precioso pueblo de Alpandeire.

Descripción

Punto de inicio es la plaza del barrio de  S. Francisco, continuamos por la calle del mismo nombre hasta que dicha calle se convierte el carril después de dejar atrás el antiguo convento y actual colegio. El carril es cortado por la carretera de circunvalación que debemos cruzar con cuidado. Un indicador con el nombre de “Portal de Romero” nos muestra que vamos bien orientados. El camino se estrecha hasta convertirse en un sendero tapizado de plantas trepadoras como la zarzaparrilla, pasamos cerca de la Casa de la Luna para acabar en el carril de la Yerbabuena o del Pilar de Cartajima que está asfaltado hasta prácticamente el Pilar de agua.  Zarzas, coscoja, hiedras, algunos nogales, olivos  y algunos pinos nos acompañan. En un cruce de caminos a la izquierda parte el antiguo camino que una vez superado el arroyo de Las Culebras se dirige hacia Cartajima. Sin cruzar el arroyo, debemos descender hasta las cercanías del curso de agua para llegar al cercano Pilar. Una vez reagrupados y tras beber las frescas aguas del chorro de agua que llega al pilón, marchamos por un camino junto al arroyo que lo llevamos siempre a nuestra izquierda. Los chopos acompañan a tramos el curso de agua. La fuerza erosiva del agua a causa de las aguas caídas ha destrozado el carril haciendo profundos cortes en el terreno y partido numerosos árboles y matorrales. Pronto el carril (lo que queda de él) desaparece para convertirse en un estrecho sendero limitado por el arroyo y la valla de limitación de una propiedad que ha asumido como suyos los restos de un curioso acueducto de nombre “la Yerbabuena” que traía agua al barrio de S. Francisco. Cuando salimos del estrecho camino llegamos a un amplio carril, lo tomamos, en ascenso a la derecha, es un carril encementado, pronto aparecen dos caminos paralelos al principio, tomamos el de la izquierda que asciende hasta las cercanías de un poste transformador de luz, a partir de él, el carril cambia a una débil vereda que asciende hasta un cerro desde donde se ve la carretera de Algeciras y unas ruinas de la casa de peones camineros, ese es nuestro objetivo, es fácil, solo tenemos que seguir la línea que marcan los postes de la luz. En la antigua casa de peones camineros situada junto a la carretera paramos un momento y para continuar por el borde de la carretera unos 50 metros, justo cuando encontramos un poste indicador de carreteras que marca el punto Km 6, cruzamos la carretera y buscamos una angarilla en una alambrada, la cruzamos y dejamos de nuevo cerrada.  Estamos en la antigua carretera que desde Ronda iba al Puerto de Encinas Borrachas, atrás queda la carretera actual y ahora iniciamos un continuo y más bien duro ascenso, a unos 4,5 kms del inicio de la ruta, el carril se bifurca, vamos por el camino de la derecha que se cuela entre dos paredes de rocas, a la derecha encontramos una alambrada que es doble, quizás para que los animales del interior de la finca no se escapen, en descenso llegamos a la fuente del Higuerón. En la finca que queda a la derecha, Coto Alto, se ve una extraña construcción, una especie de lago adornado de imitaciones de columnas clásicas. Siempre en descenso llegamos a un cruce, a la derecha tenemos la entrada a Coto Alto, con una enorme portada, es un camino público aunque la vigilancia de la propiedad cuida con celo que no se salga nadie del trazado del camino, en caso de seguir por ahí, llegaríamos al Tajo del Abanico, pero nuestra ruta es a la izquierda, siguiendo una indicación que marca “Cañada Real”. Pronto alcanzamos un llano, en realidad es una enorme dolina, una formación geológica característica de los paisajes calizos, también se aprecian restos de una calzada ¿romana?,  y los restos de un dolmen, llamado de Encinas Borrachas. Una cancela nos lleva a la carretera, por ella marchamos un corto tramo en dirección a Algeciras. Estamos en el Puerto de Encinas Borrachas también llamado Arrebatacapas, a 1.000 metros de altitud y a unos 8 kms de incio de la ruta. Trás un corto recorrido por la carretera la abandonamos por la izquierda para pasar, por una estrecha cancela, a un camino mal conservado que desciende bruscamente hacia el suroeste. El terreno está muy erosionado, tan solo algunas matas de encinas y algarrobos están presentes además de las molestas aulagas y las grandes matas de retama. Toda la zona está siendo repoblada con pinos. En nuestro descenso pasamos por el Dolmen de los Monteros y la fuente del mismo nombre. Hemos de tener cuidado con no perder la vereda hasta llegar a una cancela a partir de la cual el camino está ya bien marcado. Rocas de naturaleza margocaliza con caprichosos pliegues marcan el camino, cuentan que las tropas francesas fueron hostigadas y diezmadas en estos desfiladeros durante la Guerra de la Independencia.  En un lateral del camino encontramos la Fuente de la Piedra, los rosales silvestres y las retamas son contemplados por los abundantes buitres que pasan en dirección al sur, se ven algunas colmenas de corcho, las adelfas en los arroyos indican la presencia de humedad en los cauces y que la temperatura es más elevada en estas laderas por su orientación hacia la solana. El camino sigue descendiendo paralelo al cauce del arroyo hasta llegar a unas ruinas, es el cortijo de la Mimbre, por la derecha entra un arroyo acompañado de chopos, almendros, nogales, granados e higueras, lo pasamos al otro lado, el arroyo ahora discurre por nuestra izquierda según descendemos a media ladera, va quedando cada vez un poco más lejos, no debemos descender demasiado para no perder el camino. Un hombre de la zona que encontramos nos cuenta que el camino que va junto al río ha sido destrozado por las fuertes lluvias, por lo tanto hemos de dar esta pequeña vuelta para evitarlo.

Los matagallos, encinas, jaras y la amplia gama de vegetación  nos indican que el tipo de suelo ha cambiado, de calizas hemos pasado a materiales metamórficos típicos del Valle del Genal. Un camino desciende bruscamente a la izquierda, será el nuestro pero avanzamos un poco hasta las ruinas de un cortijo, es las Rosas Bajas, medio destruido el horno permite ver su interior, está realizado en piedra y tapizado por dentro de rocas volcánicas tipo piedra pómez, restos de las construcciones y las pilas excavadas en el suelo son otra de sus interesantes imágenes, en los cortados rocosos de enfrente vemos un curioso dibujo triangular en las rocas, es el Ojo de Dios.


Regresamos atrás para coger el camino que “giraba brusco a la izquierda” de antes, nos lleva al río Audalazar entre zarzales, agua encharcada y grandes adelfas, tras cruzarlo cogemos un bien dibujado camino que excavado en la piedra a tramos, empedrado en otros o en forma de bancales nos permite ver algunos preciosos paisajes encajonados entre el río a la derecha , las paredes rocosas a la izquierda y los bosques de encinas y castaños del Valle del Genal al fondo.  Los acebuches indican que el clima es más suave que en las montañas, el sendero se transforma en un carril, los campos se abren y las laderas se cultivan con olivos y almendros. Pasamos por el cortijo de la Vasija y la fuente del mismo nombre, la Cruz Chiquita con su pequeño Cristo y su ranura para las monedas invita a que aportemos un donativo, el carril, llamado Camino Antiguo de Ronda termina en el pueblo de Alpandeire, fin de nuestra ruta.

La ruta en pocas palabras:

Distancia Total: 18 Kms

Modalidad: A pie. En bicicleta se puede llegar bien hasta Encinas Borrachas, se puede regresar por Coto Alto y el Tajo del Abanico.

Dificultad: Entre Mediana y Alta.

Época recomendada: Cualquiera. En verano puede resultar un poco dura por el calor.

Duración estimada: Cinco horas.

Consejos Prácticos: Llevar agua, calzado cómodo y nunca nuevo.

Puntos estrella de la ruta: Puerto de Encinas Borrachas con los Dolmenes. Contactos geológicos. Paisajes. Río Audalazar. Alpandeire

La próxima ruta la haremos desde RONDA  A JUZCAR por el Almola y los Riscos de Cartajima. Regreso en autobús. Será el día 11 de noviembre, domingo.

La hora de salida y el lugar de concentración la anunciaremos unos días antes en www.laserranianatural.com.