Archive for the tag 'Julian de Zulueta'

Capitulo 9 D. Julián de Zulueta y Cebrian. El Señor de los Mosquitos

Andrés Rodríguez González Mayo 21st, 2018

Capitulo 9 D. Julián de Zulueta y Cebrian. El Señor de los Mosquitos

Fue un científico de talla mundial que eligió Ronda y la Serranía para vivir su jubilación. En esa ciudad murió, pero antes sufrió la incompresión de gran parte de sus habitantes. Afortunadamente tuve la suerte de compartir con él muchos recorridos por la Sierra de Las Nieves, paseos que no hicieron sino acrecentar mi admiración por ese hombre singular, genial, de fuerte personalidad, a quien nunca interesó integrarse en una sociedad que le despreciaba por ser diferente.

Es fácil y muy hispano hablar bien de las personas muertas, para mí D. Julián siempre fue una persona admirable, por eso me ponía enfermo cuando veía como aseteaban a D. Julián con críticas absurdas, con descalificaciones sin justificación alguna y con difamaciones de toda índole. Por eso creo que es mi obligación rescatar diversos artículos publicados en medios de comunicación para informar y que quede escrito que en Ronda y Serranía vivió y murío unos de los genios científicos y conservacionistas más importantes del siglo XX.

- Con nuestro amigo común Agustín Rubira Tobaruela escribí un artículo que decía así.

“Nada une más a gentes a quienes nada les une, que hablar mal de otro”, dice el refranero español.

A raíz de la última reunión del Comité Español del Hombre y la Biosfera (catalogada por alguno como “grupo de amiguetes”) celebrada en Ronda, en la que participaron las personalidades más importantes que lo componen, estamos asistiendo a otro vergonzoso espectáculo de intento de linchamiento verbal a D. Julián de Zulueta. Si les parece excesivo este calificativo, como mínimo, parece evidente una campaña de descrédito público y sistemático hacia él, por parte de algunos, que por ignorancia, estrechez de miras, intereses egoístas, estulticia o simple mala fe han personificado en Zulueta la responsabilidad de los perjuicios que para Ronda, su Comarca, e incluso para Andalucía toda, puedan derivarse del posible informe negativo que dicho Comité emita en París ante la UNESCO, si no cambian mucho las cosas en nuestro entorno de aquí al año 2.005. Es más fácil culpar a aquel que denuncia un daño e intenta evitarlo que a quien lo causa.

Vamos a ser claros: Si la Sierra de Las Nieves y su entorno aún ostentan la catalogación de Reserva de la Biosfera es gracias a D. Julián. Fue él quien propuso el nombramiento y quien siempre ha defendido los valores ambientales que han hecho merecedora a estas tierras de tal título. Ha sido la administración medioambiental la que ha tenido abandonado este Parque Natural, con su pasividad en la gestión del espacio protegido (ya que durante varios años no existía interlocutor por carecer de Director-Conservador), con su permisividad ante disparates ecológicos tales como que en el Area de Reserva  (la zona más protegida de un Parque Natural) se siga pastoreando, o que  junto a dicha Área de Reserva exista un albergue explotado privadamente para turismo rural (Cortijo de Quejigales), o que junto al río Verde, a unos cinco metros del cauce de agua que marca el límite del Parque, se hicieran perforaciones. Todo ello no ha hecho sino aumentar la impresión, ante la UNESCO, de que la Sierra de Las Nieves no es un espacio que merezca, de seguir las cosas así, la consideración de Reserva de la Biosfera.

Con la realidad de un circuito de alta velocidad y con las nuevas amenazas de los campos de golf y sus urbanizaciones aledañas en las cercanías del Parque Natural, dentro de los límites de la Reserva de la Biosfera, tal vez los buenos oficios de D. Julián no consigan arreglar esta vez el desaguisado, pero si se perdiera la catalogación sería a pesar de Zulueta y no por su causa.

Hay 50 campos de golf en la provincia de Málaga y 70 más proyectados. ¿Alguien cree que esto es lo que va a dar singularidad a Ronda y, por ende, mayor atractivo, más turismo de calidad y más puestos de trabajo?. Lo que todo esto traerá será especulación, enriquecimiento de unos pocos inversores foráneos, encarecimiento del suelo, envenenamiento de nuestros principales acuíferos con pesticidas, herbicidas, nematicidas, fertilizantes, etc., deterioran en suma de nuestro medio ambiente y perdida del prestigio nacional e internacional de nuestra serranía. Al final los especuladores llevaran su dinero a otro sitio donde mejor invertir y aquí sólo dejaran pobreza y deterioro que serán muy difíciles de reparar. Seria más lógico potenciar nuestro extraordinario entorno, exigir la construcción de un nuevo y bien dotado hospital que, no olvidemos, es la más importante empresa en creación de puestos de trabajo que existe en la comarca, hacer realidad de una vez la depuración de nuestras aguas residuales, potenciar nuestras vías pecuarias, etc. Todo eso si crearía riqueza. En estas luchas también está D. Julián.

¿Por qué, entonces, esa animadversión hacia él por parte de algunos, incluso compañeros de partido?. En cualquier otro lugar estarían orgullosos de tener un vecino como D. Julián. Aquí no sólo no se le valora en su justa medida sino que se le ha insultado y menospreciado. Argumentos para desprestigiarle tales como que no es rondeño, que le interesan los mosquitos y no el flamenco, que no se le ve en los bares, que usa pantalones muy cortos, que lleva botas antiguas y otros aún más peregrinos los hemos iodo dirigidos a esta personalidad de talla mundial.

Otro motivo que esgrimen sus detractores para intentar desprestigiarle a nivel de Ronda es el asunto de la antigua depuradora: La vieja depuradora que D. Julián mandó cerrar maldepuraba la mitad de las aguas residuales de Ronda. Si sólo se limpia la mitad del caudal y se vuelve a mezclar con aguas sin depurar, en pocas horas el nivel de microbios existentes en al agua mezclada vuelve a ser el mismo que si las aguas no se hubiera hecho nada. Es decir, un gasto inútil. D. Julián tomó pues la decisión de cerrarla, para evitar el costo económico de su mantenimiento y para forzar a la administración a construir una nueva.

Zulueta es una personalidad de enorme prestigio en España y fuera de ella, por sus aportaciones médicas sobre el paludismo. Recientemente decía en Barcelona el descubridor de la última, y quizás la más eficaz, vacuna contra la malaria, el español Pedro Alonso, que el Dr. Zulueta ha sido el referente mundial más importante de la lucha contra el paludismo durante gran parte del siglo XX. Ya jubilado, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha requerido sus servicios en diversos países del tercer mundo (Irán, Afganistán, Libia, Guinea Ecuatorial, etc.) por sus conocimientos científicos y por el respeto que en dichos países se le profesa. Asesor de la OMS durante muchos años y hombre profundamente comprometido con el medio ambiente, posee  altas distinciones honoríficas concedidas por los gobiernos español, italiano y británico entre otros.

En Ronda no se le ha dedicado ni una calle; ¿para que sugerir siquiera nombrarle hijo adoptivo?.

Decidió libremente, sin ningún compromiso que lo empujara, quedarse a vivir entre nosotros, simplemente porque se enamoró de Ronda y de la Serranía. Se le puede achacar que nunca debió meterse en política, y pudiera ser verdad, pero para alguien con conciencia social es fácil sentir la tentación, ante la oportunidad de desarrollar sus ideales. Tampoco olvidemos que a D. Julián le utilizaron, en su día, los gobernantes socialistas, por su prestigio internacional, para ganar unas elecciones municipales en Ronda. Su gestión tuvo luces y sombras como casi todas; pero es de resaltar que nunca cobró de las arcas municipales ni siquiera el sueldo como alcalde, al que renunció. (Lo que no deja de llamar la atención en los tiempos que corren: ver El Mundo de Andalucía del día 6-11-04, o el acta del pleno municipal del 4-11-04).

Es dificil comprender por qué en lugar de acosarle no aprovechamos el potencial que para Ronda y Andalucía suponen su prestigio internacional y las excelentes relaciones que posee a nivel de las más altas instancias del Estado y de la Junta, como están haciendo en Asturias y Cantabria.

Desde aquí, nuestro sincero homenaje y nuestro agradecimiento a D. Julián.

- Con motivo de la concesión del Permio Nacional de Medioambiente y el reconocimiento a  nivel nacional que se ha realizado en la persona de D. Julián de Zulueta publiqué en un periódico de ámbito provincial el siguiente artículo.

Mis felicitaciones por este merecido premio, espero que no sea el último y para otro en que suena desde hace un tiempo pero que por diversas cuestiones no se le ha otorgado aún, espero que también le sea concedido en breve. D. Julián es uno de esos escasos maestros que saben de todo y que tienen la suficiente experiencia como para poder opinar de todo con soltura y acierto. Con él viví interesantes experiencias como aquella en que pagó de su bolsillo la liberación de un cepo en el coche de un desconocido que no tenía dinero. Con él conocí y aprendí a amar la Sierra de Las Nieves, me enseño La Nava de S. Luis, el Pinsapo de La Escalereta, La Caina, la Cañada de Las Ánimas, la Meseta de Quejigales, el arroyo Carboneras, La Fuenfría, Los Sauces, La Fuensanta, entre otras muchas zonas; en silencio junto a  él, aprendí como se luchaba contra el paludismo hace medio siglo o de que murío el gran emperador Carlos V o como descubrió y puso al alcance el gobierno español que un galeón hundido por los ingleses frente a las costas portuguesas y su tesoro pertenece a todos los españoles y no a los cazatesoros americanos, con su experiencia me indicó con acierto que Afganistán sería la tumba del comunismo soviético. Una lástima que sus experiencias, como todas las de las personas mayores, no sean tomadas en cuenta, si se le escuchara, sin duda que sería muy positivo y nos ahorraría dinero a todos y hasta vidas. En Ronda se le recuerda por haber cerrado la depuradora. Voy a repetirlo una vez más, aunque no sirva de mucho, (ya se lo digo a mis alumnos, es imposible explicar nada y hacer comprender algo a alguien que no quiere aprender o enterarse), y aquí no quieren enterarse que una depuradora que depura la mitad del agua que le llega no sirve de nada, porqué inmediatamente, en cuestión de minutos, toda el agua vuelve a estar igual de contaminada que antes de ser depurada. Zulueta ha dado más a Ronda que Ronda a él, ahora, aprovechando la concesión del Premio Nacional de Medioambiente a su persona, se podría realizar algún homenaje a tan insigne vecino.

- Nuevo artículo publicado en un medio andaluz.

Desmemoriados y Aduladores de Muertos

El nuestro es un país que tradicionalmente tiene poca memoria. Y que, también tradicionalmente, olvida reconocer los méritos de las personas mientras están vivas y sin embargo, las lisonja, adula y casi venera cuando mueren.

Desmemoriados: Se habla ahora continuamente de la urgente necesidad de construir el ferrocarril costero en la provincia de Málaga. A Domingo de Orueta y Duarte también le hablaron de él, en su libro “Estudio Geológico y Petrográfico de la Serranía de Ronda”, cita textualmente que le habían comentado “que la construcción de un ferrocarril costero entre Málaga y Estepona era INMINENTE”, el libro está publicado en el año ¡1.917¡ .

Aduladores: Nunca se han reconocido las aportaciones que D. Julian de Zulueta ha realizado a la ciudad de Ronda. Nunca se reconoció que este prestigioso investigador, en lugar  de disfrutar de su jubilación (como médico de la O. M. S.), viniera a ésta ciudad y se implicara en la siempre dificil gestión municipal. Fue abandonado por todos, su grupo municipal, su grupo político y el vicepresidente que le comprometio a presentarse a la alcaldía. Antes de que la noticia pierda actualidad, quiero dejar constancia de que Julian de Zulueta ha sido quien ha aportado gran parte de las pruebas en el “Caso Odyssey”, pruebas que han sido utilizadas por el gobierno español para conseguir que un juez estadounidense haya dictaminado que el buque era la fragata española “Nuestra Señora de las Mercedes”, hundida en un acto de piratería en 1.804 y que, por lo tanto, las monedas y cuanto se encuentre entre sus restos es propiedad del Estado Español. Los méritos a cada cual y en su momento, afortunadamente a D. Julian, le reconoció su buena gestión el anterior ministro de Cultura.

Bibliografía de Julián de Zulueta y Cebrian

Según el libro “Tuan Nyamok (el Señor de los Mosquitos). Relatos de la vida de Juan de Zulueta contados a María García Alonso”, editado por Publicaciones de la Residencia de Estudiantes en el año 2011, la vida de Julián de Zulueta tuvo cuatro grandes intereses: El estudio de la malaria, la defensa del medio ambiente, la política y su labor como historiador en temas relacionados con la medicina.

Nace en Madrid el 30 de noviembre de 1918. Hijo del escritor y político Luis de Zulueta y de la pedagoga Amparo Cebrián, sobrino del biólogo Antonio de Zulueta y de la científica y feminista Dolores Cebrián, hermano de la escritora y filósofa Carmen de Zulueta.

En 1923 entró a estudiar en la Institución Libre de Enseñanza y en 1928 en el Instituto-Escuela de Atocha. En 1933, vivió durante un año en Berlín, acompañando a su padre que había sido nombrado embajador en Alemania por el gobierno de la República. Vive allí hasta 1934, cuando cambia el gobierno de la República. En 1934 vuelve al Instituto-Escuela, en esos momentos situado en los Altos del Hipódromo.

En 1936 visita Andalucía y Marruecos. Termina el Bachillerato y se traslada con toda la familia a Roma, donde su padre fue embajador ante la Santa Sede. Tras el estallido de la Guerra Civil, en setiembre marcha a París, en diciembre la familia se exilió a Colombia. D. Julián solía comentar que con el trasladoa Colombia su padre trató y consiguió evitar que participara en la Guerra Civil Española. Entre los pocos exiliados republicanos que eligieron Colombia se encontraba el botánico catalán Josep Cuatrecasas, con quien su padre trabó gran amistad.

En 1937 inició la carrera de medicina en la Universidad de Bogotá, culmina sus estudios en 1943 con una tesis sobre el paludismo. Consigue una beca para realizar estudios de posgrado en la Universidad de Cambridge, donde se casó en 1946 con Gillian Owtram, también estudiante en Cambridge, con quien tuvo tres hijas. Contaba D. Julián que tuvo que pedir y obtener un permiso especial al rectorado para poder  cantar “estudiantinas” bajo el balcón de la residencia femenina de Gilliam para cortejarla. Sin duda fue el primer caso de esta peculiar forma de cortejo que se daba en tan prestigiosa universidad.

En 1947 comenzó a trabajar en el laboratorio de Medicina Tropical de la Fundación Rockefeller en Villavicencio (Colombia), en el que permaneció hasta 1951 y donde se expuso deliberadamente a las picaduras del mosquito vector del «plasmodium» para entender mejor el proceso de la malaria. En junio de 1947 llega a Colombia su esposa. En 1948 nace su primera hija, Felicity. En abril  de ese año se desata un periodo convulsivo conocido como La Violencia Colombiana.

En 1951 la persecución a la que le somete la policía le obliga a trasladarse con la familia a Bogotá, consigue un trabajo en la Universidad de los Andes, nace su hija Cayetana, conocida siempre como Tana.

En 1952 se incorporó a la sección de malaria de la Organización Mundial de la Salud, donde desempeñó diferentes cargos de responsabilidad hasta que en 1977 se retiró de la organización. Se traslada a Ginebra, después a la India, luego a Malasia donde se reúne con su esposa y sus dos hijas. En estos veinticinco años de trabajo en la O.M.S. además de su trabajo en las sedes de Ginebra y Copenhague, fue responsable de proyectos sanitarios en numerosos países (Malasia, Uganda, Líbano, Jordania, Siria, Irak, Irán, Marruecos, Argelia, Turquía, Pakistán…), especialmente de las campañas contra la malaria. Su labor durante estas campañas le valieron el apelativo de Tuan Nyamok (”El señor de los mosquitos”). Después de su retiro, siguió siendo consultor tanto de la OMS como de otros organismos internacionales y como tal viajó a Irán, Madagascar y sobre todo a Pakistán para ocuparse de los refugiados afganos.

En 1954 fue un año difícil medicamente hablando, sufrió enfermedades, le extirparon por error el apéndice, nació su hija Paquita en Brunei y se traslada de nuevo a Suramérica siempre luchando contra la malaria.

En 1955 trabaja en Ginebra.

En 1956 se marcha a Irán, su padre con Gillian y sus hijas se quedan en Ginegra. Entre 1957 y 1959 la familia y Julián viven en Ginebra.

En 1958 participa en una misión médica en Grecia y Panamá.

Desde 1959 y 1961 trabaja en Uganda, primero solo, después le acom`paña su esposa e hijas.

En 1962 investiga la malaria en Mexico.

En 1964 es trasladado a Beirut como jefe del proyecto antimalaria en Oriente Medio. Permanece en ese cargo hasta 1973, realiza trabajos en Líbano, Siria, Irán, Irak, Afganistán y Jordania es condecorado con la Estrella de la Independencia por su labor.

Su trabajo en Afganistan es reconocido y valorado por las diferentes tribus de la zona. Su prestigio le permitía moverse con soltura y a salvo por la protección de los jefes de las tribus que le consideraban “un hombre bueno” según recuerdos de D. Julián compartidos conmigo en nuestros paseos por la Sierra de Las Nieves. Su conocimiento sobre la personalidad de las gentes de Oriente Medio tal vez pueda ser mostrada con la anécdota que a continuación les cuento, cuando los sovieticos invadieron Afganistán recuerdo que me comentó que era imposible vencer a ese pueblo porqué sobrevivían perfectamente en las montañas con la leche de una cabra como único sustento y con un Kalasnikof como arma era imposible expulsarlos de aquellas altas montañas donde habitan y que conocían perfectamente. Recuerdo que me comentó: “Afganistán será la tumba del soviet.”

En 1966 sus hijas se marchan a estudiar a Inglaterra.

En 1973 trabaja en Copenhague y en Argelia.

En 1974 visitó Ronda por primera vez, y se trasladó a vivir allí en 1978. Según sus propias palabras cuando  viniendo desde Algeciras, vislumbró desde el Mirador del Pino la ciudad, quedó tan profundamente enamorado que supo que era su lugar para vivir cuando se jubilara.

En 1975 trabaja en Copnhague, Marruecos y Grecia.

En 1976 y 1977 trabaja en Pakistán. Compra su casa en Ronda. Una casa ubicada en una antigua mezquita árabe.

En 1977 se retira de la OMS pero sigue trabajando con ellos como “Consultor”.

En 1978 vive entre Ronda e Italia.

En 1980 publica un artículo en The Mariner`s Mirrot titulado “Trafalgar: The Spanish view”. El éxito es tal que la Society for Nautical Research lo convierte en Miembro Numerario.

Recuerdo que al respecto me comentó que  el éxito de la Marina de Guerra Británica se debía a que los marinos ingleses eran profesionales mientras los españoles procedían de “levas” obligatorias y que las enfermedades que se daban en lasrgas navegaciones como el escorbuto se  combatían en los barcos ingleses a base de tomar ron con limón mientras que en los barcos españoles esas mismas enfermedades se convertían en epidemias que diezmaban las desmoralizadas tropas.

En 1983 fue elegido alcalde de esta localidad por el Partido Socialista Obrero Español, cargo en el que permaneció hasta 1987.

El Ministro de Sanidad de la época, Ernest Lluch, le impuso la Gran Cruz de la Orden Civil de Sanidad.

La variedad de sus intereses intelectuales le llevó a interesarse por múltiples y muy diversos temas, desde la conservación del medio ambiente hasta la investigación histórica. En este ultimo campo, destaca el estudio en el que estableció que la malaria fue la causa de la muerte de Carlos I de España. La investigación fue posible gracias a unas sofisticadas técnicas de rehidratación de tejidos momificados que permitieron mostrar la presencia del «plasmodium» en la sangre del monarca.

En 1986 es llamado de nuevo por la OMS para realizar campañas antimalaria en Irán. En 1988, lo hace en Madagascar y en 1989 en Pakistán.

En 1990 fue propuesto por unanimidad como presidente de la Fundación Francisco Giner de los Ríos, y en 1997 entró a formar parte como vocal del Comité Español del Programa sobre el Hombre y la Biosfera de la UNESCO.

Desde comienzos de los años noventa desarrolla labores de conservación del osos en los picos de Europa y pasa temporadas en una casa que adquiere en Somiedo (Asturias).

En 1996 viaja a Guinea para estudiar el origen de la malaria que padecen unos niños ecuatoguineanos emigrados en Ronda.

En 1997 entra a formar parte como vocal del Comité Español del Programa sobre el Hombre y la Biosfera.

En 1998 participa en la Conferencia Internacional sobre la conservación del oso pardo en Europa.

En 2002 la Universidad de Turin le nombra Doctor Honoris Causa en Medicina Veterinaria.

En 2010 el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino le concede el Premio Extraordinario de Medio Ambiente.

Murió en Ronda el 8 de diciembre de 2015.

Paisaje de la Serranía de Ronda: La Nava en Verano

Andrés Rodríguez González Septiembre 5th, 2017

La Nava me acuna.

Tres de septiembre. Para mí, ir a La Nava, en cualquier época del año, me aporta paz interior y relajación. Fue el primer lugar de la Sierra de Las Nieves que conocí llevado por D. Julian de Zulueta que me presentó al padre del actual dueño y al guarda, Manuel, de ambos aprendí mucho, después he visitado la finca muchas veces. Allí he vivido muchos de los mejores ratos de mi vida, conocí a un personaje que me inspiró alguno de mis relatos, Felipe, que me mostró la bondad y naturalidad de las gentes del campo. En sus casas rurales tengo algunos de los mejores recuerdos familiares. Tengo la suerte de gozar de una vieja amistad con Paqui, Tom y sus hijos.

Recuerda que es una propiedad privada, por lo tanto el acceso puede ser denegado por los dueños, entre otras cosas porque se esté cazando. Pide siempre permiso y no recolectes fauna, ni flora, ni piedras ni cuernas de animales. Siempre puedes alquilar una estancia en sus casas rurales.

En esta visita que contó con los permisos necesarios, Gonzalo y yo, encontramos una “pala” de gamo que, como debe ser, se la dimos a los dueños al regreso del paseo.

Bajo el Cerro Alcor - o Alcojona- se encuentra La Nava antes llamada Nava de San Luis. Las moscas (si vas en verano puede ser que vuestro olor corporal atraiga a estos dipteros, debemos usar un repelente específico antimoscas porque pueden ser muy insistentes y pesadas) y las mariposas (como la hermosa Pandora y la disimulada Hipaparchia semele) son muy abundantes,


se ven cabras también en las cercanías de la finca. Las raíces de pinsapo, como las de alcornoque se agarran al suelo arcilloso del bosque de alcornoques impidiendo que los torrentes lo arrastren a las profundidades de las dolinas del llano a través de los sumideros.

El ciruelo silvestre muestra sus grandes frutos que algunos prefieren a los pequeños endrinos para producir su propio pacharán. En el bullicio silencioso del bosque se hace un silencio total, tanto que hasta las moscas parecen quietas, pasa en vuelo rápido sobre el “aguaero” donde esperamos que los pequeños pájaros entren, recortando troncos de pinsapo, un Gavilán. Como diría un antiguo y desaparecido amigo “por esto sólo ha compensado echar el día”.


Hermosos y pequeños pinsapos crecen por todas partes, hasta en las grietas de las rocas, a veces con troncos solitarios, otras en forma bífida, triple o cuatrupe y hasta cinco troncos juntos que nunca sabré si es uno solo que se divide desde el suelo o son cinco árboles diferentes.

Imagina que todos te miran con curiosidad desde los pequeños -pidiéndote que no los pises-, hasta los grandes que lo harán con poderío y curiosidad.


Yo los miro con admiración, como a los alcornoques y a los demás miembros de esta ciudad-bosque. Nunca sabré si los escasos pinsapos que crecen, lentos y débiles, son pequeños que esperan con paciencia a que alguno de los gigantes muera para que le llegue la luz y la energía contenida en los restos putrefactos del gigante derribado o son errores cometidos por los gigantes al dejarlos vivir bajo su protección, tal vez sea, simplemente, el ciclo de vida y muerte, muerte y vida, que, además es único: morir para que otros vivan sobre los cadáveres de los muertos.


¡ Que poco hemos aprendido los humanos de los verdaderos sabios de la vida: los árboles¡.


Nos despedimos de la familia.


Hablo con Clara, hija mayor de los dueños, vive la finca como sus padres le han enseñado, sintiéndola como uno más de la familia, con el cariño que da considerar la finca como un hermano, con sus dotes naturales de observación y su formación científica, me explica la posible razón de la existencia de pinsapos “de color azul y otros de color verde oscuro”, pero eso lo dejamos para otro paseo. Como dice Paqui, “La Nava me acuna”.

Contrastes en la Sierra de las Nieves

Andrés Rodríguez González Abril 23rd, 2016

Contrastes en la Sierra de las Nieves
Apenas se ha acabado la nieve y ya la echo de menos. Como recuerdo os regalo cuatro fotos de la Sierra de Las Nieves a las que tengo un especial cariño por lo que representan para mí.  La Nava, primer lugar que conocí de la Sierra de las Nieves acompañado de D. Julian de Zulueta. Cañada de Las Ánimas, el sitio donde me gustaría morir un día de invierno. Pinsapos nevados y a la vez con sol, que representan la esencia de la vida de la Sierra de Las Nieves. Quejigos con hielo en la Meseta de Quejigales donde se aprecia los fuertes contrastes que marcan la personalidad de estas tierras.

Naturalistas Históricos : Josep Cuatrecasas y Enric Gross

Andrés Rodríguez González Agosto 16th, 2014

Capítulo 6.- Dos catalanes en la Sierra de Las Nieves

Josep Cuatrecasas Arumí había nacido Camprodón, Gerona, en 1903 , murió en Washington, en 1996 donde vivía casado con una norteamericana y nacionalizado como estadounidense desde 1953.

Hijo de José Cuatrecasas Genis y de Carmen Arumí, obtuvo en Barcelona en 1923 una licenciatura en Farmacia, la carrera característica de los botánicos en aquella época. Sus maestros fueron Pio Font i Quer, Carlos Pau y Emilio Huguet del Villar y su influencia se deja notar en su tesis titulada Estudios sobre la flora y vegetación del Macizo de Mágina, leida en 1928. Una obra de extraordinaria solidez que revela una excepcional capacidad y originalidad.

En esos años viajó a Ginebra, estudiando Fitogeografía y Ecología con Chodat, y colaboró con Font i Quer en la edición de la revista Cavanillesia y del Butlletí de la Institució Catalana d’Història Natural, que fue la vanguardia de las ciencias de la naturaleza española, publicando también en el Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural. En 1931, con sólo 28 años, obtuvo la cátedra de Botánica Descriptiva de la Facultad de Farmacia en la Universidad Central de Madrid. Antes había sido profesor asistente de Botánica en esa universidad.

En 1932 fue comisionado para representar a los botánicos y al gobierno de España en la conmemoración del centenario de José Celestino Mutis, viajando a Colombia por primera vez. Impresionado por la diversidad de la flora colombiana, elige convertirla en el centro de sus investigaciones. Con el material recolectado se dirigió a Berlín, cuyo Jardín Botánico le ofrecía los medios necesarios para sus estudios. Allí se casó con su profesora de alemán, la checa Martha Maria Nowack, con la que tuvo tres hijos. Durante años viajó a Colombia en abril, regresando a Alemania en agosto con nuevo material, antes de empezar el curso en octubre. El resultado de sus investigaciones se plasmó en sus Observaciones geobotánicas en Colombia, que todavía es una obra de referencia.

Durante la Guerra Civil, Cuatrecasas ejerció el cargo de director del Jardín Botánico de Madrid, en el que se había venido responsabilizando de la sección de Flora Tropical. Rescató para su estudio los herbarios derivados de las expediciones históricas, como la de Sessé y Mociño, o las propias recolecciones de Mutis, derivándolas a especialistas transatlánticos cuando era necesario. Se ocupó de que las láminas de Mutis fueran evacuadas de Madrid a la vez que los fondos pictóricos del Prado. Sus publicaciones no solo permiten conocer la situación botánica de las zonas de estudio, también la estructura social de un momento convulso.

Al acabar la guerra civil, en 1939, Cuatrecasas, que se había jurado no volver a trabajar en España mientras mandara Franco, se vio forzado al exilio, eligiendo Colombia como destino. Allí coincide con otros exiliados ilustres como la familia Zulueta.

Cuando aún vivía consulté con el Dr. Julian de Zulueta en su residencia de Ronda y recuerda a Cuatrecasas como un hombre afable, preocupado por sus investigaciones , la situación española de la posguerra y habitual en las reuniones de exiliados en Colombia que se hacían en casa familiar de los Zulueta, también exiliados ya que, además de familia de Besteiro, su padre había sido ministro durante la República.

Desde su primera visita a Colombia había sido profesor de la Universidad Nacional de Bogotá. A partir de 1942 y hasta 1947 lo fue de la Facultad de Agronomía en Palmira (Valle del Cauca). La riquísima flora tropical encontró en su enorme vocación y capacidad de trabajo una ocasión única, que se saldó con la descripción de más de mil especies nuevas, no sólo de Colombia, sino de Ecuador, Venezuela, Costa Rica, Trinidad, Brasil, etc.

En 1947 se trasladó a Estados Unidos, donde estuvo vinculado, con diversos cargos y financiación siempre de la National Science Foundation, al Chicago Natural History Museum, primero, y a la Smithsonian Institution, después. En esta última trabajó, como investigador asociado, desde 1955 hasta 1977, y desde esa fecha hasta su muerte, como emérito. Su nombre aparece asociado además a la monumental Flora Neotropica, de la que fue director científico para plantas vasculares desde 1964 a 1971, presidiendo la organización entre 1972 y 1975.

En 1983 fue nombrado director honorario del Real Jardín Botánico de Madrid, pero a pesar de la simpatía declarada con que miraba a las generaciones científicas que sobrevivieron al franquismo, nunca quiso abandonar el trabajo que le absorbía desde hacía tantos años, especialmente la monografía sobre las Espeletiinae, unas plantas denominadas popularmente Frailejones, todavía sin terminar de editar por sus colaboradores.

Frailejones en Colombia

Recibió el reconocimiento por su obra en muy diversas formas, como la Cruz de Boyacá (Colombia, 1959) y en España la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil (1986) y, póstumamente, la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio (1995). Con su nombre la Smithsonian Institution creó un fondo (el José Cuatrecasas Botanical Fund) que financia proyectos de investigación y conferencias. Una medalla que lleva su nombre (José Cuatrecasas Medal for Excellence in Tropical Botany) premia cada año a un investigador que haya destacado en el estudio de la Botánica Tropical.

Legó su extensísima colección de tipos nomenclaturales al Real Jardín Botánico de Madrid, y su biblioteca al Instituto Botánico de Barcelona, una institución municipal de enorme solera, donación con la que quiso subrayar su condición de catalán que amaba su tierra.

En 1.930 del siglo pasado Josep Cuatrecasas, publicó un artículo titulado “Una vista al Pinsapar de la Sierra de La Nieve”, en el Butleti Institucío Catalana d´Historia Natural. En él se puede leer textualmente

“…Después de unas lomas entre 1.200 y 1.300 m de altitud y ya en la Sierra de La Nieve, encontramos en las consocietas (Comunidades vegetales de composición florística simple), casi tocando con la casita de Molina y choza, situadas junto a la fuente del Pinar. Aquí tiene Frasquito, el entusiasta guardador del pinsapar,  un reducido albergue que él mismo se ha construido para protegerse de las inclemencias de loa naturaleza durante el desempeño de su misión…”  “…Molina conocía muy bien a Gross a quien había acompañado años atrás en la búsqueda de Atropa baetica por estas sierras…”.

El texto nos da pie para nuestro segundo personaje, Enric Gross.

Al contrario que otros con los que trabajo,  Gross no ha sido reconocido como lo que es, un botánico de gran categoría del siglo XX. Un Científico fundamental en el desarrollo de la botánica española.

Había nacido en el seno de una familia de pastores en 1.864. Desde muy joven realizó gran cantidad de oficios como segador, carbonero, leñador. Hasta los 20 años no aprendio a leer ni a escribir. Poco después marchó a Cuba donde trabajo como jardinero y después como voluntario en los primeros experimentos contra la fiebre amarilla, siendo uno de los pocos voluntarios que sobrevivio. Regreso a Barcelona donde empezó a trabajar con el Naturalista y Oceonógrafo Odón de Buen. Fue contratado como ayudante de prácticas en su laboratorio de la Universidad de Barcelona.  En 1.906 pasa a trabajar en el laboratorio biológico marino de Porto Pi, en las Islas Baleares. En 1.912 es contratado por el Laboratorio de Málaga, allí aprende a recolectar plantas y se realciona con el botánico Carles Pau. Gross tenía 52 años cuando empezó a trabajar en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona.

En mayo de 1.917 es contratado por el gran botánico Pio Font i Quer con quien realiza 10 campañas de recogida de plantas de forma sistemática, con el estilo Font i Quer, en el mismo lugar donde fueron descritas. La confianza de su jefe en Gross era tal que Gross era quien realizaba las expediciones mientras Font i Quer se limitaba a organizarlas. Su reputación y conocimientos eran tan grandes que todas sus remesas y etiquetado se daba por bueno: “si Gross dice que ha encontrado una especie nueva, es una especie nueva” . Además tenía la capacidad de moverse con soltura por un país pesimamente comunicado. A lomos de mulas recorrió gran parte de la geografía española y del norte de Marruecos muestreando vegetales.  Igual que un siglo antes había hecho otro ilustre botánico Simón de Rojas Clemente y Rubio. En sus mulas llevaba las prensas y el papel para herborizar;  el material recopilado era enviado hasta Barcelona por ferrocarril y en esas mismas Estaciones, Font i Quer le detallaba por carta, las zonas y las especies a buscar por medio de breves descripciones y dibujos de las plantas.

En 1.922, Gross visita la “Sierra de La Nieve” según cita de Ibañez Cortina en Dos Document de Pius Font i Quer en Le Projecte de la Flora Hispanica.  Francisco Molina, popularmente conocido como Frasquito Molina, le acompañó en su búsqueda de la Atropa baetica, Tabaco Gordo, como cita Josep Cuatrecasas en su artículo sobre el Pinsapar del año 1930. Me inclino a pensar que la población de Tabaco Gordo que vieron debió ser la más cercana a la ubicación de la choza de Frasquito, la existente aún en los Hoyos de la Caridad.

Hacía 1931, y ya con 67 años, Gros no estaba para aquellos trotes. Cambió las expediciones por el jardín botánico del museo hasta que, tiempo después, decidió trasladarse a Calvià, en Mallorca. Allí se instaló en la misma época en la que la Guerra Civil pondría fin al proyecto del gran herbario. Murió, con una mínima pensión que entendía más de títulos que de valía y, según Font i Quer, «más pobre que una rata».

Bibliografía.

- CUATRECASAS, J. 1930. “Una vista al Pinsapar de la Sierra de La Nieve”, en el Butleti Institucío Catalana d´Historia Natural 2ª Serie 10: 65- 67.

- Diario EL MUNDO. 02/05/2.012. Gross, un espía entre la Flora.

- GONZÁLEZ BUENO, A. 1997 “Josep Cuatrecasas Arumí”, en Boletín de la Real Sociedad Española de Historia Natural (Actas). Vol. 94. pp.73-65.

- www.mcmbiografias.com

- IBAÑEZ CORTINA, N.  2013. “Dos Document de Pius Font i Quer de la Le Projecte Flora Hispanica”.  Digital.CSIC

- TEIXIDÓ GÓMEZ, F. www.biologia-en-internet.com

Actividades ARACA temporada 2011-12

Andrés Rodríguez González Junio 18th, 2012

 ACTIVIDADES DE ARACA EN LA TEMPORADA 2011-12
El día 4 de junio de 2.012, ARACA, la asociación rondeña de amigos de los caminos andaluces, a través de su presidente Agustín Rubira y su secretario, Andrés Rodríguez, llevaron a cabo un acto para premiar a una persona a quien tenemos un especial cariño y con él a la asociación que preside. Con algunos de nosotros anduvo los caminos de la Sierra de Las Nieves y de gran parte de la Serranía de Ronda. Estimamos que era el momento  y la persona adecuada para cumplir con uno de los objetivos de esta asociación, el reconocimiento anual  a la labor de conocimiento del Medio Ambiente de la Serranía y la protección de los Caminos Públicos que desarrollan determinadas personas y asociaciones.  El premio “A la Defensa de los Caminos Públicos” ha recaído en el conocido senderista Rafael Flores Dominguez y la asociación Pasos Largos, al considerar que en ellos se reunen todos los valores que lo hacen merecedor de ello.
La Asociación Senderista Pasos Largos potenciado desde hace muchos el senderismo en la Serranía de Ronda, han hecho de este deporte un recurso importante de la comarca, han contribuido poderosamente al conocimiento y protección de los Caminos Públicos y el Medio Ambiente (y conocer es querer y querer es proteger) y son un referente a nivel autonómico y nacional en los deportes de montaña.
En nuestra modestia otorgamos un documento como acreditación y un libro que reune los documentos trascritos y estudiados del viaje a Andalucía de Simón de Rojas Clemente y Rubio entre los años 1.804 y 1.809.
Los anteriores premiados son:
-    Año 2.006. Premiado D. Julian de Zulueta
-    Año 2.007. Premiado Centro de Educación y Congresos “La Algaba”. Ronda. Representado por D. Juan Terroba.
-    Año 2.008. Premiado D. Francisco Moreno.
-    Año 2.009. Premiado Francisco Marín Bustamante, Paco Marín.
-    Año 2010. Premiado Rafael Marquez.
-    Año 2011. Premiado Ernesto Fernández Sanmartin. Premio Extraordinario Joaquín Araujo.

ARACA durante la temporada 2011-12 ha participado en diversas actividades: Reivindicación de apertura de caminos públicos en el término municipal de Ronda. Comisión que actualmente elabora la propuesta de Declaración del Tajo de Ronda como Monumento Natural. Hemos realizado diversas rutas por la comarca, prácticamente con una periodicidad mensual (Sierra de Algodonales, Puerto del Viento a El Burgo, Ronda a El Burgo, Puerto de Los Empedraos, Ronda a Grazalema, Ronda a Acinipo). Participamos en la Plataforma en Defensa del Tajo de Ronda.
Como objetivos para la temporada próxima nos hemos propuesto seguir realizando rutas, intentaremos conseguir la recuperación del Pilar de la Sanguijuela Baja y estamos preparando una propuesta para que el Ayuntamiento de Ronda otorgue la declaración de Hijo Adoptivo al Doctor Julián de Zulueta.

LA ASOCIACIÓN RONDEÑA DE AMIGOS DE LOS CAMINOS ANDALUCES A.R.A.C.A.

Ha decidido otorgar el

Premio a la Protección de los Caminos Públicos 2012

a D. Rafael Flores Dominguez, como Presidente de la Asociación Senderista Pasos Largos, al considerar que esta Asociación reune una gran cantidad de valores que la hacen merecedora de ello.

Reunidos en Asamblea los miembros de ARACA se decidio otorgar el premio anual a la Protección de los Caminos Públicos y la Naturaleza de la Serranía de Ronda a la Asociación Senderista Pasos Largos, por haber potenciado desde hace muchos el senderismo en la Serranía de Ronda, haber hecho de este deporte un recurso importante de la comarca, haber contribuido poderosamente al conocimiento y protección de los Caminos Públicos y el Medio Ambiente (y conocer es querer y querer es proteger) y ser un referente a nivel autonómico y nacional en los deportes de montaña.

En nuestra modestia otorgamos este documento como acreditación y un libro que reune los documentos trascritos y estudiados del viaje a Andalucía de Simón de Rojas Clemente y Rubio entre los años 1.804 y 1.809.

Firmado en Ronda el día 05 de junio de 2012 por el Presidente de la Asociación y el Secretario, Agustin Rubira Tobaruela y Andrés Rodríguez González.

Premios de ARACA 2011

Andrés Rodríguez González Julio 9th, 2011

Joaquín Araujo, Premio Extraordinario de ARACA por su Defensa de la Naturaleza.
La Asociación Rondeña de Amigos de los Caminos Andaluces ha otorgado el Premio Extraordinario a toda una vida en Defensa de la Naturaleza a Joaquín Araujo.
El día 30 de Junio se hizo entrega del premio en las instalaciones del Centro de Educación Ambiental Algaba de Ronda.

Al acto de entrega participaron un nutrido grupo de amigos de la asociación ARACA y que pudimos disfrutar de una conferencia sobre los Bosques Españoles a cargo del homenajeado Joaquín Araujo. Se conmemora en el 2011 el Año Internacional de los Bosques, por ello, a Araujo se le ocurrio la feliz idea de dar una Conferencia al respecto. Fue un verdadero deleite tanto sus palabras como unas imágenes de bosques que nos ofreció, palabras sencillas, sin falsa modestia, naturales, como es él. Joaquín Araujo es un genio polifacético, lo mismo de bien realiza su faceta de escritor, de agricultor, se3mbrador de árboles, periodista, calígrafo, divulgador científico, ha sido asesor medioambiental de varios ministros. Es Columnista habitual en los principales periódicos de España, trabaja asimismo como director, realizador, guionista y presentador de series y documentales de Televisión y muchas más cosas que podemos consultar en su dilatado curriculum. Es Presidente de Proyecto Gran Simio en España. Sus primeros trabajos los realizó con Félix Rodríguez de la Fuente con quien publico la Enciclopedia Salvat de la Fauna Ibérica y Europea.

Con sus palabras e imágenes supo trasmitirnos su sensibilidad hacia los bosques. Comprendimos la generosidad de los árboles que, al contrario que los humanos nos dan muchos más de lo que reciben. Nos aportan agua del subsuelo, madera, fruta y hojas para alimentos, purifican el aire con la fotosíntesis, son el cobijo de la vida , retienen el suelo frente a la erosión, son fuente de inspiración para poetas y tantas otras cosas nos mostró Araujo que, al final de la conferencia, no sabíamos si nos había hablado un naturalista, un filósofo o un gestor económico de bosques. Pero si adquirimos conciencia de que cuando se acaben los bosques, se terminará la vida. Y a todos, cada uno en lo que pueda nos corresponde evitarlo. Es nuestra responsabilidad para con el futuro de la Tierra.
En la comida que continua al acto pudimos disfrutar de su amena charla, salieron al exterior aspectos de su vida poco conocidos, como que en los últimos cuarenta años lleva de media más de una entrevista diaria, que ha plantados miles de árboles con sus propias manos, que su bosque preferido es el que él mismo ha creado en su tierra de adopción,  Extremadura, nos comentó que no tiene más remedio que ser optimista ante el futuro aunque el nº de árboles disminuya de forma drástica y la sensibilidad social no será propicia a la conservación. Y no tenemos más remedio que ser optimistas porqué no queda lugar para el pesimismo, es nuestra obligación creer y luchar por que las cosas mejoren medioambientalmente y la mejor de actuar es conservar los bosques.


Joaquín Araujo tiene multitud de premios y menciones como el Premio  ADELPHA a la mejor divulgación medio ambiental por la serie “El Arca de Noé” (1983)
Premio especial al mejor guión por los dos programas “El encinar y La dehesa” de la serie “El Arca de Noé” en el V Certamen Internacional de Cine de Madrid (1984). Premio  VIDA SANA por su trayectoria profesional en los medios de comunicación (1984). Premio  “AMIGOS DE LA TIERRA” por su labor en defensa de la naturaleza a través de TV (1985)  Premio ” GLOBAL 500 ” por su labor divulgadora a favor del medio ambiente otorgado por la ONU (1991). Lo recibió, de manos del rey de Suecia, en el Ayuntamiento de Estocolmo el 5 de junio de ese mismo año. Se trata del galardón internacional honorífico más importante en este campo. Lo han recibido, entre otros, David Attemborough, Chico Medes, Greenpeace, WWF, Amigos de la Tierra, René Dumont, J.I. Cousteau, Gerald Durrel, Robert Redford, Jimmy Carter, David Bellamy, Petra Kelly… Fue el primer español en recibirlo. Premio Adenex 1995, a su labor como creador de la reserva biológica Vento, en Extremadura. Premio Nacional de Medio Ambiente, en la modalidad de Medios de Comunicación (1997).  Premio/reconocimiento a la mejor serie de la Historia de la TV. En 1999 la Academia de Televisión concede esta distinción a el “Hombre y la Tierra” en la que trabajó en diversos cometidos y que tras la muerte de Félix Rodriguez de la Fuente culminó como responsable de los textos y guiones. Premio Ondas 2003 por ser miembro del programa  de Pepa Fernández, “No es un día cualquiera”. Premio de la Asociación de Periodismo Especializado por la mejor divulgación en el campo de la Ecología, Cáceres 2004
Ese mismo día 30 de junio de 2.011, los miembros de la Asociación A.R.A.C.A. hicimos un sencillo acto para premiar a una persona a quien tenemos un especial cariño. A alguno de nosotros nos enseñó por primera vez los caminos de la Sierra de Las Nieves y de la Serranía. Estimamos que era el momento  y la persona adecuada para cumplir con uno de los objetivos de esta asociación, el reconocimiento anual  a la labor de conocimiento del Medio Ambiente de la Serranía y la protección de los Caminos Públicos que desarrollan determinadas personas.
El premio “A la Defensa de los Caminos Públicos 2.011” ha recaído en el conocido profesor  y montañero Ernesto Fernández Sanmartín, al considerar que en esta persona se reunen todos los valores que lo hacen merecedor de ello.  Por citar algunas, es amigo con quien recorrimos muchos de los Caminos Públicos, nos ha enseñado a conocer y apreciar esos caminos, ha mantenido el interés en su defensa cuando nadie se interesaba por ello, es persona sensible ante cualquier necesidad de Defensa de la Naturaleza, ha ejercido desde la coherencia y la sensibilidad ambiental su labor docente durante muchos años en Málaga capital. Y otros muchos valores que le harían merecedor de ésta distinción, para demostrarlo podríamos consultar su amplio curriculum, los libros publicados o su labor en el Jardín Botánico de la Concepción.
Ernesto es pionero en la defensa de los Caminos Públicos en la Serranía de Ronda y ha participado activamente en la defensa de los mismos.
Por ello, cuando en la última ruta antes del verano que realizó ARACA por el Pinsapar de Grazalema, el secretario de la Asociación Andrés Rodríguez realizó la propuesta de otorgar el premio “A la Defensa de los Caminos  Públicos y Valores Medio Ambientales de la Serranía de Ronda a Ernesto Fernández, en 2011”, fue acogido con entusiasmo por el presidente Agustín Rubira y se decidío por unanimidad de los presentes en la Ruta que Ernesto es merecedor  del tradicional Premio a la Defensa de los Caminos Públicos.
Los anteriores premiados son:
-    Año 2.006. Premiado D. Julian de Zulueta
-    Año 2.007. Premiado Centro de Educación y Congresos “La Algaba”. Ronda. Representado por D. Juan Terroba.
-    Año 2.008. Premiado D. Francisco Moreno.
-    Año 2.009. Premiado Francisco Marín Bustamante, Paco Marín.
-    Año 2010. Premiado Rafael Marquez.

Como en años anteriores, el premio consistió en la entrega de un diploma acreditativo y un ejemplar del libro de Simón de Rojas Clemente y Rubio: “Viaje a Andalucía, Historia Natural del Reino de Granada (1.804-1809)”, transcripción y estudio de Antonio Gil Albarracin.
En sus palabras de aceptación del premio Ernesto Fernández tuvo frases de agradecimiento hacia la asociación ARACA y unos sentidos comentarios sobre lo que le inspiran los caminos de la Serranía de Ronda, tantas veces recorridos por él.

Opinión: Zulueta, premio Nacional de Medio Ambiente

Andrés Rodríguez González Agosto 7th, 2010

Reconocimiento nacional, ignorancia local.

El título de esta sección hace referencia al reconocimiento a  nivel nacional que se ha realizado en la persona de D. Julián de Zulueta con la concesión del Permio Nacional de Medioambiente. Mis felicitaciones por este merecido premio, espero que no sea el último y para otro en que suena desde hace un tiempo pero que por diversas cuestiones no se le ha otorgado aún, espero que también le sea concedido en breve. D. Julián es uno de esos escasos maestros que saben de todo y que tienen la suficiente experiencia como para poder opinar de todo con soltura y acierto. Con él viví interesantes experiencias como aquella en que pagó de su bolsillo la liberación de un cepo en el coche de un desconocido que no tenía dinero. Con él conocí y aprendí a amar la Sierra de Las Nieves y el pinsapo, me enseño La Nava de S. Luis, el Pinsapo de La Escalereta, La Caina, la Cañada de Las Ánimas, la Meseta de Quejigales, el arroyo Carboneras, La Fuenfría, Los Sauces, La Fuensanta, entre otras muchas zonas; en silencio junto a  él, aprendi a andar de noche, como se luchaba contra el paludismo hace medio siglo o de que murío el gran emperador Carlos V o como descubrió y puso al alcance el gobierno español que un galeón hundido por los ingleses frente a las costas portuguesas y su tesoro pertenece a todos los españoles y no a los cazatesoros americanos, con su experiencia me indicó con acierto que Afganistan sería la tumba del comunismo soviético. Una lástima que sus experiencias, como todas las de las personas mayores, no sean tomadas en cuenta, si se le escuchara, sin duda que sería muy positivo y nos ahorraría dinero a todos y hasta vidas. En Ronda se le recuerda por haber cerrado la depuradora. Voy a repetirlo una vez más, aunque no sirva de mucho, (ya se lo digo a mis alumnos, es imposible explicar nada y hacer comprender algo a alguien que no quiere aprender o enterarse), y aquí no quieren enterarse que una depuradora que depura la mitad del agua que le llega no sirve de nada, porqué inmediatamente, en cuestión de minutos, toda el agua vuelve a estar igual de contaminada que antes de ser depurada. Zulueta ha dado más a Ronda que Ronda a él, ahora, aprovechando la concesión del Premio Nacional de Medioambiente a su persona, se podría realizar algún homenaje a tan insigne vecino.

A la derecha pinsapar del Alcojona, detras del llano bosque mixto de pinsapos y encinas, al fondo a la izquierda, el Torrecilla.

A otra persona a quien se le debería reconocer de alguna manera, nombrarle rondeño del año a algo parecido, es al hombre del tiempo de la cadena 1 de TVE, casi en todos los telediarios de la noche nombra a Ronda. Propaganda gratuita como cuando Cuevas del Becerro salió en portada del diario El País con motivo de la huelga general contra Los Merinos Norte y su proceso de especulación urbanística que llevaba aparejado la desecación del acuífero.

Calendario Natural para diciembre 2008

Andrés Rodríguez González Diciembre 2nd, 2008

Calendario Natural de diciembre 2.008.

En cuanto a la lucha contra los CFC, un informe reciente de National Geographic indicaba que Estados Unidos era el principal país del mundo en producción de Clorofluorocarbonos  (CFC) en 1.986, con 311.000 toneladas, actualmente ese dudoso honor lo ostenta China con una producción de 13.000 toneladas. Estos gases son los causantes del Agujero de Ozono. Este problema afecta a la Capa de Ozono, que desde la Atmósfera terrestre nos protege de los cancerígenos Rayos Ultravioleta. Los CFC se utilizan en un amplio abanico de actividades, desde refrigeración para neveras domesticas hasta esprais para el pelo. Se lleva luchando contra ellos desde el Protocolo de Montreal, en 1987, desde entonces 197 países se han comprometido a detener la producción y uso de los CFC. Pero los efectos de estos y otros gases han sido tan negativos que veinte años después de que se empezarán a controlar, el Agujero en la Capa de Ozono alcanzó una cifra record, unos 30 millones de Kilómetros Cuadrados, casi el tamaño de Africa. Cuando se causa una grave alteración en la Tierra, las soluciones son difíciles y lentas. Se estima que hasta el año 2.050 no empezaremos a ver los efectos positivos de las medidas que ahora se están tomando.
En 1.986 España producía 33.728 toneladas de estos peligrosos gases, ahora se producen en nuestro país 2.964 toneladas. En Estados Unidos se producen actualmente 1.088 toneladas, es decir se lo han tomado más en serio que nosotros.
El siguiente paso debería ser el cierre de las fábricas que alimentan el mercado negro de electrodomésticos viejos, que aún usan CFC, en Asia; una actividad ilegal que genera unos 35 millones de euros al año.

Fotografía de Chico Mendes publicada en www.margencero.com

En Efemérides tenemos que el Miércoles 3, es el Día Mundial de No Uso de Plaguicidas; el Viernes  5, Día Internacional de los Voluntarios para el Desarrollo Económico y Social; el Miércoles 10se celebra el Día Mundial de los Derechos Humanos, en conmemoración a la aprobación de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el 10 de Diciembre de 1948. Han pasado muchos años y seguimos celebrando ese día, sigue siendo necesario recordar y recordarnos que queda mucho por hacer. También este es el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. El Jueves 11, Día Internacional de las Montañas, recordar al respecto que ninguna parte del mundo se encentra libre de contaminación provocada por el hombre, así, se cita el Himalaya como uno de los lugares fuertemente contaminados, en este caso son los montañeros que dejan basuras y restos de sus expediciones abandonadas en las laderas de las montaña más alta del mundo. El Lunes 15, es el Aniversario del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUD) y para terminar con las efemérides, el Lunes día 22, se conmemora el Aniversario del Asesinato del Sindicalista Brasileño y Defensor del Bosque Amazónico “Chico” Mendes. Fue un 22 de diciembre de 1988 cuando cayó asesinado.

A nivel nacional resaltar que Esperanza Aguirre suscribe “al cien por cien”, el escepticismo de Aznar sobre el calentamiento global, respecto a las armas de destrucción masiva de Irak, no se ha pronunciado.

A nivel andaluz comentar que el lince encontrado muerto en Andujar, se ha confirmado que murió envenenado.
Y otro gran problema, más de 1000.000 barcos pasan por el Estrecho, las aguas de Gibraltar son utilizadas para la recarga de combustible por buques nodriza que tienen los hidrocarburos a precio más barato, con estas premisas no es de extrañar que ocurran vertidos de petróleo o accidentes como los provocados por el New Flame, Fedra o Tawe. El único barco que tiene la Unión Europea para luchar contra los vertidos de petróleo irá a Algeciras para desarrollar tan función. La ministra Bay (Comisaria Europea de Medio Ambiente), aún no ha decidido si ésta será su base definitiva o temporal. Recordar que las gasolineras flotantes de Gibraltar incumplen la normativa europea.

En Navidad, y no sólo por la crisis, es necesario intentar moderar el consumismo, un derroche de energía y un contrasentido en un mundo en crisis, las iluminaciones de Navidad, a nivel local, se ha pedido, una vez más que se evite tanta luminaria navideña o, al menos que se coloquen bombillas de bajo consumo.
Saludar al nuevo concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Ronda, su presencia, buena actitud e ilusión en el trabajo que piensa desarrollar, constituye una esperanza en que podamos disfrutar de un desarrollo sostenible en la Comarca Serranía de Ronda. No lo va a tener fácil, la amenaza de Los Merinos y otros macroproyectos urbanísticos se cierne sobre nosotros esperando aterriza en cuanto lo permita la crisis. Yo creo en él y le he ofrezco mi colaboración y trabajo. Al cumplirse el noventa aniversario del nacimiento de Julián de Zulueta vuelvo a solicitar un reconocimiento público de tan importante personaje, que tanto ha luchado por la conservación de la Naturaleza y el reconocimiento mundial de los valores naturales de la Serranía de Ronda. Políticos locales ¿para cuando dedicar una calle a D. Julián?.

Mientras los vecinos de Cuevas del Becerro conmemoran los dos años de la huelga general que paralizó el pueblo, en una finca vecina a Los Merinos, Carrasco, se planea una gigantesca urbanización de 15 hoteles de 250 plazas y el Parlamento Andaluz rechaza una proposición contra Los Merinos propuesta por Izquierda Unida.

Ruta por La Nava

Andrés Rodríguez González Enero 6th, 2008

RUTA POR  LA NAVA DE S. LUIS.

Por Andrés Rodríguez, de A.R.A.C.A.
 
Los llanos de La Nava están comprendidos entre las Sierras del Oreganal, de La Nieve y Alcojona, también llamado Cerro Alcor. En esta planicie se encuentran, en orden de cercanía a la carretera de S. Pedro, el Área Recreativa de Conejeras, el Camping Conejeras, Rajete, La Fuenfría y la finca de La Nava de San Luís.
El acceso más cómodo y fácil a la Nava es a través del carril de Quejigales, el cual se toma en la carretera de Ronda a San Pedro de Alcantara y a unos 11 km de esta primera población un panel del Parque Natural indica el inicio de este carril.
La finca de La Nava de S. Luis es de propiedad particular, está situada en el camino de acceso al Área Recreativa de Quejigales. Las vistas de las montañas que la rodean, los materiales geológicos (Brecha de La Nava), los bosques de encinas, el magnífico pinsapar de la ladera del Alcojona, los pastizales, el interés micológico, los bosques mixtos de encinas y pinsapos y alcornoques y pinsapos la hacen enormemente atractiva para el botánico, el geólogo, naturalista y también para el caminante que guste de disfrutar de un paisaje inigualable.
Si queremos visitar un pequeño e interesante alcornocal partimos de un camino justo detrás de la casa en dirección este, muy cerca de las edificaciones se divide en dos tomamos el de la izquierda que a penas a ochocientos metros nos deja en el alcornocal, atrás hemos dejado el llano antiguamente dedicado al pastoreo y formaciones vegetales con matorral y mezcla de encinas, alcornoques y algún pinsapo que poco a poco va dejando paso a los alcornoques.

 
La finca ha pasado por diferentes vicisitudes tanto en la propiedad como en el estado de conservación de la masa arbórea. En 1.917 era propiedad de Rafael Corró, con el nombre de Las Navas de la Asunción según un curioso escrito de Pablo de Azcárate; en el año 1970 pudo haber cambiado la suerte de este lugar debido a un oscuro intento de especulación urbanística que afortunadamente no se produjo; pasó a sus actuales propietarios en los años ochenta con el nombre actualmente conocido.
Ha sido dedicada tradicionalmente al pastoreo de ovejas y cabras. Es propiedad privada por lo tanto, siempre debemos pedir permiso para visitarla. Otro de sus usos es el cinegético, actualmente tiene introducidos muflones y gamos, otra razón para pedir permiso por que depende de la jornada de caza donde se este desarrollando haremos uno u otro recorrido. Otro de sus usos es para de turismo rural.
El pastoreo abusivo fue el origen del estado de absoluto deterioro que
 encontró Laza Palacios en 1.935 en los bosques de la finca; los pinsapos eran eliminados por los rebaños y una oruga parásita; a pesar de todo el autor muestra cierto optimismo sobre la regeneración si se protegiera el pinsapar “por la gran vitalidad y capacidad de resistencia que da muestras este bosque”. Efectivamente, el estado actual del pinsapar de la Nava confirma las previsiones que este autor realizó hace más de setenta años. Como curiosidad, decir que hace muy pocos años fue victima de una nevada un enorme matagallo de porte arbóreo que existia en la parte trasera del cortijo. Cerrando la finca por el sur encontramos el cerra Alcojona y cerro Abanto
El Alcojona o Cerro Alcor, se alza sobre el gran llano de La Nava con sus 1420 m. de altitud, se le ha dado también el nombre de Alcor. El Alcojona es calizo; el Abanto, peridotítico; el contacto de los dos cerros se denomina Puerto Capuchino, de aquí desciende un torrente llamado arroyo de los Quejigos que junto al Cambullón de Vélez forman la cabecera de río Verde. Al cerro Abanto también se le conoce como cerro Negro. Tiene una altitud de 1450 m.
Al fondo en sentido contrario a la entrada de la finca y ya fuera de La Nava se encuentra el Pinsapo de La Escalereta que es el mayor ejemplar de la sierra. Para acceder a él lo mejor es regresar a la entrada de la finca y comenzar a ascender por el carril que lleva a Quejigales, a unos 2,5 Kms parte a la izquierda un carril que es conocido tradicionalmente como el Camino al Puerto de Las Golondrinas, es nuestro camino, descendemos unos 2 Kms teniendo a nuestra derecha las preciosas vistas de La Nava, vemos como los pinsapos intentan con éxito extenderse hacia las partes bajas de la ladera compitiendo con las encinas y escalando las alturas del Alcojona. Cuando perdemos de vista La Nava, el camino hace un recodo alrededor de un magnífico pinsapo piramidal, parte entonces un camino a la derecha que debemos seguir, en un llano situado a penas a quinientos metros donde encontramos pinos encinas y pinsapos, parte a la izquierda una vereda que en pocos centenares de mettros nos dejara en el extraordinario Pinsapo de la Escalereta.

 

El árbol alcanza unas proporciones realmente gigantescas. Según datos de Julián de Zulueta, el tronco tiene 5,10 m. de circunferencia y 1,62 m. de diámetro. Según cálculos de Juan Antonio del Cañizo, la edad es de entre 351 y 528 años y según estimaciones del propio Zulueta tiene unos 400 años. En el libro “Árboles de Málaga”, se describen los siguientes datos: Se encuentra a 1100 m de altitud, edad unos 200 años, su sombra abarca unos 200 m2, su altura es de 26 m, a los 3 m de altura, el tronco se divide en tres ramas de 80 a 90 cm de circunferencia y una de éstas se subdivide a su vez en dos. Visto en su medio es sencillamente impresionante, incluso por sus dimensiones puede parecer de mayor edad, pero lo cierto es que los pinsapos no son árboles tan longevos como los tejos o los cedros.
Este pinsapo ha merecido la calificación de árbol notable de la provincia de Málaga, además está incluido en el catálogo de monumentos naturales de Andalucía.
Para ascender al Cerro Alcojona lo mejor es dirijirse hacia el sur desde el pinsapo de la Escalereta buscar el filar de rocas que marca el límite entre los materiales calizos del Alcojona y los peridotíticos del Abanto. La subida directa desde La Nava es muy dura.