Archive for the tag 'Solanáceas'

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA HIERBA MORA. Tomatillo del diablo

Andrés Rodríguez González Marzo 13th, 2019

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

HIERBA MORA. Tomatillo del diablo

Su nombre científico es Solanum nigrum.

Planta herbácea, anual, crece de manera silvestre en casi todo el mundo.

Familia de las Solanáceas, como el tomate, la berenjena, pimientos y patata. Posee tallos de hasta cincuenta centímetros de altura, ramosos y velludos, hojas lanceoladas, con dientes en el margen, flores axilares, de corola blanca y fruto en baya negra de un centímetro de diámetro. De origen sudamericano

Es una planta a la que no suele prestarse atención, pero al menos se debe saber que es tóxica, aunque, como suele ocurrir con la flora que contiene alcaloides potencialmente peligrosos, también ha sido usada por la medicina natural. La hierba  mora contiene propiedades analgésicas y sedantes, pero no debemos olvidar que es una planta tóxica y por lo tanto, no debe usarse. Se ha hallado un glucoalcaloide llamado solanina. Según el terreno y las condiciones de nutrición varían las concentraciones de la sustancia tóxica incluso en plantas muy cercanas unas a otras, pudiendo llegar a ser sumamente peligrosa.

El alcaloide lo emplea la planta como defensa contra los predadores; sin embargo, cuenta con cierto uso en fitoterapia. En medicina popular se ha utilizado para untarla sobre la piel en zonas golpeadas, heridas, abscesos y para el dolor de muela para disminuir el dolor. En el caso de las heridas, se colocaba la hierba mora previamente machacada, para producir la cicatrización, al parecer con efectos inmediatos, según dicen si se aplica la hierba mora toda la noche, al día siguiente la herida se estará cicatrizada completamente. No solo se ha usado para uso externo, puesto que si se toma el jugo de las hojas frescas de la hierba mora, también se puede aliviar los dolores estomacales. El fruto maduro de la hierba mora se ha usado para mermeladas y  y conservas, en otros lugares se lo comen como a cualquier otra fruta. Se usa como infusión para aliviar los cólicos digestivos, empachos, vómitos, espasmos y las lombrices. En algunos lugares del mundo, como en las Antillas, se ha cultivado para consumir sus hojas como si fueran espinacas (previamente hervidas para eliminar la efectividad de sus componentes tóxicos).

La planta posee pequeñas flores que parecen estrellas blancas con corazones amarillos en su centro, forma arbustos de un verde intenso y que crece por doquier entre el resto de la flora sobre todo en invierno. Su cáliz es como una pequeña campana de cinco sépalos sobre la que se asienta una corola blanca y estrellada, de seis a doce milímetros de diámetro. En su centro se observan las amarillas anteras de los cinco estambres, y en verde, se distingue el estigma. Esta flor guarda mucha similitud con la flor de la patata, lo cual no es de extrañar porque también con esta planta comparte familia, la de las solanáceas, un amplio grupo en el que se incluyen especies que son alimentos coma la berenjena, pimientos y tomate pero también otras especies conocidas por su toxicidad como la belladona o el estramonio.

Las flores se convierten en bayas oscuras del tamaño de un guisante y bastante tóxicas, sobre todo al madurar, cuando contienen mayor concentración de alcaloides como la solanina. De hecho, las referencias a casos de intoxicación señalan que muchas de ellas han podido producirse por confundir estas bayas con guisantes. Plinio, en su Historia natural, escribió de esta planta, usada por sus efectos psicoactivos, que «bastan algunas gotas de su zumo para perturbar la razón. Sin embargo, los autores griegos juegan con ella: según dicen, a la dosis de una dracma provoca imaginaciones lascivas, visiones fantásticas, que parecen reales; a dosis doble, una verdadera locura, y a cualquier dosis mayor, la muerte». Y puede leerse en la entrada sobre Solanum nigrum en el libro ‘Plantas medicinales. El Dioscórides renovado’, de Pio Font i Quer. Lo cierto es que Plinio podría referirse a S. villosum, que algunos autores consideran una de las variedades más extendidas de S. nigrum, mientras que otros la diferencian de tal modo que podría tratarse de una especie distinta. Cuestiones taxonómicas que a menudo resultan controvertidas y que a veces se reducen a tecnicismos poco prácticos aplicados a la divulgación.

Algunos expertos aseguran que apenas seis bayas de esta planta pueden resultar mortales para un adulto, a pesar de que la toxicidad y sus efectos dependen de múltiples variables más allá de la cantidad del veneno. En cualquier caso, esta planta tan peculiar es citada en todas las listas de flora que hay que mantener lejos de perros, gatos y niños. Hay que tener en cuenta, asimismo, que su veneno puede ser efectivo a través de la piel, por lo que tampoco es conveniente tocarla. Y, a pesar de todo ello, y por sus propiedades narcóticas, la hierba mora se ha empleado tradicionalmente como analgésico, así como para tratar afecciones de la piel

Existen diversas variedades de esta especie y cierta confusión entre ellas. Actualmente, muchos expertos consideran que S. nigrum y S. americanum son una única especie. Y tanto ella como sus variedades se encuentran en la lista de casi 200 plantas cuya venta está prohibida en España (orden SCO/190/2004 de 28 de enero), aunque no parece haber necesidad de adquirirla dada la abundancia que de ella se encuentra en prados y sembrados.

Como curiosidad, la denominación del género Solanum parece provenir del viento solano, que sopla del Este, tal vez por la forma de estrella de su flor o por antiguas leyendas que cuentan que esta planta, al igual que el influjo continuo de ciertos vientos, puede inducir a la locura.

Bibliografia

https://www.adipiscor.com

https://www.sertox.com.ar

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: MANDRÁGORA.

Andrés Rodríguez González Octubre 10th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
MANDRÁGORA, la planta mágica

Su nombre científico es Mandragora  autumnalis. Es la planta de la magia y las brujas europeas más importante y conocida, con más leyendas, supersticiones y usos en la magia que ninguna otra, en torno a ella se han tejido historias fantásticas y de muerte. Al igual que la belladona, produce efectos narcóticos y alucinatorios y, por ello, los clásicos la utilizaron en medicina, los germanos la usaban en brujería, los romanos para elaborar filtros mágicos y en el medievo fue la planta de rituales de brujería más utilizada.
Actualmente no se usa, pues es extremadamente tóxica
La Mandrágora es una planta solanácea, que como todas las de esa familia en mayor o menor grado posee determinadas sustancias químicas que en algunas plantas no son peligrosas pero en otras de la misma familia se pueden convertir en una droga o incluso provocar la muerte de quien las usa.
Esta planta crece en los bosques y lugares más bien umbríos aunque la planta de la que se han obtenido las fotos estaba en una zona despejada, de fuerte insolación pero con presencia de agua a pocos metros. Esta planta posee flores rojas, blancas o azules, tiene grandes hojas y frutos semejantes a una diminuta manzana. Muy característico es su gruesa raíz bifurcada en forma de figura humana. Es originaria de los países mediterráneos.
La raíz contiene un alcaloide, “mandragorina”, de propiedades similares a la atropina, narcótico y antiespasmódico, en la antigüedad se le atribuían cualidades maravillosas.
Sus mitos y leyendas son muchísimos, voy a citar algunos.
La raíz de la madrágora tiene una forma algo parecida al cuerpo humano, por ello se aceptaba que, cuando alguien tenía una dolencia en cualquier parte del cuerpo, el trozo de mandrágora que hay que aplicar a esa zona corporal correspondía al trozo de mandrágora equivalente.
Entre las historias y supersticiones acerca de esta planta, se dice que, quien arranca, aún de forma involuntaria, una raíz de mandrágora corre el serio peligro de quedarse ciego o morir. Si alguien la arranca por voluntad propia, ha de volver al lugar de donde la ha arrancado y, como compensación, dejar allí un trozo de pan, algo de sal y una moneda.
Curaba la languidez, la jaqueca y los dolores de cuello. Hildegardo de Bigen detalló sus virtudes en el siglo XII: tomada con vino, la mandragora ahuyenta la melancolía del alma y reanima a quien sufre náuseas. Y Pierus Valerian, nacido en 1477, decía que esta raíz humana da un humo al arder cuya fuerza está entre el veneno y el sueño.
La mandrágora, protege contra el enemigo, cualquier enfermedad,  contra robos, incendios y catástrofes. Favorece la serenidad del espíritu, exorciza los estados melancólicos y constituye una garantía para que los negocios funcionen de acuerdo con las expectativas. Como procedimiento de adivinación, permite conocer la intimidad de las personas y desvelar lo que a uno le va a ocurrir.

Se decía que sus virtudes maravillosas procedían del hecho de ser el producto vivo de donde salió Adán, el primer elemento vital de la humanidad, de los animales y de las plantas. Viejas leyendas afirman que son precisas ciertas precauciones para recoger la mandragora en la tierra: escoger el día propicio, que podía ser el viernes, o día de Venus, o el sabbat, es decir, el sábado. Unos aconsejaban la oscuridad de la noche y otros el alba. Otros, los primeros días de septiembre. Escogido el momento, se rodeaba la planta de un triple círculo mágico y se grababa en su corteza la triple señal de la cruz. Un perro negro entrenado para hurgar la tierra ayudaba a arrancar la raíz atándola a su cuerpo. Corría en pos de su amo llevando consigo la planta entera, que lanzaba gemidos de niño herido. A continuación era sacrificado el perro a las divinidades subterráneas y se enterraba en el mismo agujero de donde salió la raíz. Una vez arrancada, era preciso bañarla, alimentarla con leche o vino, vestirla de rojo y blanco para ahuyentar a las potencias demoníacas que quisieran apoderarse de ella. Después era conservada en un armario bien protegido o en una caja en cuya tapa se hubiera dibujado una horca, un ahorcado y una planta, porque era creencia generalizada que la mandragora crecía bajo los ahorcados y su esperma la generaba.
Una raíz de mandrágora entera, colocada sobre la chimenea del hogar, dará a la casa protección, fertilidad y prosperidad. La mandrágora también se cuelga del cabecero de la cama para que dé protección durante el sueño; si se lleva consigo atrae el amor y evita contraer enfermedades.
La sensibilidad de la mandrágora obliga a que cuando ésta vaya a ser recogida con el objeto de ser convertida en talismán, el recolector ha de ser una persona moralmente intachable y presentarse con un aspecto impecable, es decir, aseado y con indumentaria de fiesta.
Para “activar” una raíz de mandrágora seca (es decir, para despertar sus poderes), se ponía en algún lugar prominente de la casa y se dejaba allí durante trés días después se metía en agua templada y se dejaba toda la noche en ella, a la mañana siguiente, la raíz queda “activada” y podía ser empleada en cualquier acto de magia. El agua dentro de la que estuvo inmersa la raíz se puede esparcir por las ventanas y las puertas de la casa para protegerla, o sobre personas para purificarlas.
La mandrágora también ha servido durante largo tiempo como muñeco (fetiche) en la magia de imágenes, pero su escasez y elevado costo normalmente obligan al mago y al brujo a buscar sustitutos; entre otras se han empleado raíces de fresno, manzanas, raíz de nuez y manzana  americana.
Se dice que el dinero colocado junto a una raíz de mandrágora (sobre todo las monedas de plata) se duplica, y que el perfume de la mandrágora produce sueño.  Donde haya una mandrágora no pueden habitar los malos espíritus, por eso esta raíz se usa en exorcismos.

Pero todo esto no son sino tonterías y hoy día sabemos que son las potentes sustancias químicas que posee esta planta las responsables de la “magia” que se encerraba en su raíz durante tantos siglos.

Bibliografía

wiccasolitario.mex.
http://www.hechizos.us/

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA: Estramonio. Trompeta del diablo.

Andrés Rodríguez González Septiembre 1st, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Estramonio. Trompeta del diablo. Burladora, chamico, revientavacas, hierba hedionda, higuera del infierno.

Datura stramonio

Es una planta del grupo de las Solanáceas, caracterizada por ser especialmente muy tóxica. Puede ser mortal, es muy aconsejable no usarla para nada. Aunque la datura o estramonio tiene posibles aplicaciones medicinales, es poco recomendable su uso casero por los venenos que contiene. Es una planta de bella estampa con flores muy llamativas, cada vez se extiende por más lugares hasta el punto que se puede considerar como cosmopolita.
De todas las partes de este vegetal, las semillas son las más tóxicas, más de treinta pueden constituir una dosis letal. Contiene varios alcaloides peligrosos como hiosciamina, escopolamina y atropina. La actividad de estos alcaloides produce un delirio alucinatorio incontrolable de numerosas horas, y en muchos casos la muerte, puesto que es la más venenosa de todas las solanáceas, peligrosa  también en sus usos mágicos y chamanes, aunque ha sido empleada para prácticas adivinatorias desde la antigüedad.

A partir de Datura stramonium el químico alemán Albert Ladenburg aisló en 1881 la escopolamina. Muy pequeñas cantidades bastan para inducir una intoxicación grave o mortal y la ingestión de cuatro o cinco gramos de hojas basta para matar a un niño. Como echo histórico se cita un caso de intoxicación colectiva ocurrido en Jamestown (Estados Unidos) en 1616, cuando con ocasión de una rebelión el capitán John Smith dio a sus soldados una ensalada que contenía unas pocas hojas de Estramonio. Hace pocos años su uso como droga por parte de unos jóvenes en las cercanías de Madrid ocasiono una intoxicación colectiva y la muerte de algunos de ellos. En caso de envenenamiento, conviene hospitalización de urgencia y le será practicado un tratamiento a base de lavado de estómago, sedación, inyección de benzodiacepinas y rehidratación intensa.

Las hojas se usan en altares, los chamanes la fumaban junto con el tabaco para entrar en “trance”. Evidencias arqueológicas  indican su presencia en contextos funerarios en el períodos antiguos.
Aunque puede tener uso medicinal nunca debe ingerirse, siempre su uso será externo, como las hojas previamente hervidas junto con malva y marrubio que curan las hemorroides, para esto se dan baños de vapor lo más calientes que se tolere tres veces al día o, se amasan las hojas con cebo y pomadas calientes y se aplican en el ano, también han sido usadass como antiinflamatorias de la matriz, para el reuma, para el dolor de cintura y espalda, dolor muscular, pero siempre su uso será externo. Para las várices se aplican con barro en la zona afectada.
Se está estudiando su uso en tratamientos del síndrome de Parkinson.

Bibliografía
www.taringa.net

Árbol de las trompetas, Trompetero

Andrés Rodríguez González Noviembre 27th, 2014

Árbol de las trompetas, Trompetero, Floripondio blanco, Trompeta del Juicio, Estramonio. Nombre científico: Brugmansia arborea. También se utiliza el nombre sinónimo Datura arbórea.

Como curiosidad podemos decir que entre las plantas de jardín posee las flores de mayor tamaño.

Es un arbusto de hoja perenne de la familia de las Solanaceas, originario de Perú y Chile. Son muy características y llamativas sus grandes flores de hasta 30 cm.

Puede llegar a alcanzar una altura de 5 metros.

Sus hojas son alternas y ovales presentando por el envés aspecto piloso. Posee un color verde mate. En lugares fríos como la Serranía de Ronda necesitan estar resguardados del viento del norte pero aun así pierden muchas de sus hojas en invierno y las que le quedan las muda en primavera.

Florece de verano a otoño, según la variedad, con flores de gran tamaño, de color blanco, aromáticas. Produce muchas flores en climas templados y en lugares calientes y abrigados.

Los frutos son muy diversos según las variedades.

Esta planta no es recomendable ponerla en lugares donde haya niños ya que todas sus partes son tóxicas si se ingieren. Puede ser un riesgo hasta chuparse los dedos después del contacto. Su consumo podría producir problemas de aprendizaje, falta de atención y concentración, entre otros mucho más graves.

El consumo ritual de Brugmansia es un importante aspecto del chamanismo en algunos pueblos indígenas del este del Amazonas como los Jivaros.  También es la parte central de la cosmología y practicas chamánicas de pueblo usarina.

Toda la planta es tóxica. Las semillas, aún más tóxicas que las flores, son utilizadas con más frecuencia por su fácil acceso y la cantidad en la que se presentan (una cápsula puede contener 50 o 100). Sólo cinco semillas son suficientes para causar alucinaciones intensas llegando a provocar escenas de terror o experiencias euforicas y agradables. La persona no se siente consciente de sus acciones, de lo que escucha o lo que ve a su alrededor.

Algunas veces las plantas se ingieren por diversión o en ceremonias chámanicas ya que contiene alcaloides como la escopolamina, sin embargo dada la variación en la potencia de sus compuestos tóxicos, el grado de intoxicación es impredecible y puede ser fatal. Produce alucinaciones, visión de colores y figuras que no son reales o concretas también alucinaciones persecutorias llegando a causar escenas de terror o experiencias euforicas y agradables, la persona que ha consumido Brugmansia no estará consciente de sus acciones, de lo que escucha o lo que ve a su alrededor, también se produce sinestesia, distorsión de imágenes, sueño, recuperación de algunos recuerdos perdidos y sequedad de las mucosas de nariz y garganta. A veces los sintomas son similares a los del LSD, aunque según la cantidad varía el tiempo de los efectos. Al igual que el LSD causa cambios en la personalidad y el estado de ánimo. También se puede llegar a experimentar una sensación de euforia y bienestar, mientras que en algunos casos se tiene una experiencia de terror y miedo intenso.

Se usa como planta ornamental fundamentalmente aunque de sus semillas se extraen numerosos alcaloides.

Necesita suelo fresco pero bien drenado para que suelte el agua de riego que debe ser siempre abundantes y, a poder ser, deben repetirse cada día o cada dos días, por lo menos, calculando 3-4 litros de agua para ejemplares que tengan una altura de un metro, más o menos.

Es mejor cultivarla en suelo del jardín pero también puede hacerse en maceta grande, en este caso requiere más abonado.

Se multiplica bien por semillas y por esqueje semileñoso.

Las fotos del Árbol de las Trompetas que se muestran en esta entrada corresponden a un ejemplar del jardín de la Bodega de Los Descalzos Viejos, un lugar que por estar resguardado del norte muestra una riqueza en especies de climas cálidos muy interesante.

Bibliografía:

- fichas.infojardin.com

- tusplantasmagicas.blogspot.com

Atropa baetica amenazada en Sierra de Las Nieves

Andrés Rodríguez González Julio 23rd, 2014

Andrés Rodríguez González , en nombre y representación de cuatro organizaciones de defensa de la naturaleza ha enviado un escrito dirigido al Delegado de Medio Ambiente de la Consejería de M.A. en Málaga a la Presidenta de la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Las Nieves y al Director Conservador del Parque Natural Sierra de Las Nieves en los siguientes términos:

El Libro Rojo de la Flora Silvestre Amenazada de Andalucía, editado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía cataloga a la planta Atropa baetica, popularmente Tabaco Gordo o Tabaco de Pastor, entre las plantas en peligro crítico de extinción (CR), que, por definición, supone se ha reducido hasta en un 80% en los últimos 10 años o en 3 generaciones, que su área de distribución es de menos de 100 km2,  su área de cobertura es de menos de 10 km2 y que tiene menos de 250 individuos maduros.

Atropa baetica, vulgarmente llamado Tabaco Gordo, pertenece a la familia de las Solanáceas, se distribuye siempre por encima de los 1.100 metros de altitud. Se trata de una especie cercana a la Belladona que contiene potentes alcaloides lo que ha motivado el interés y uso como planta medicinal en otros tiempos. Respecto a la distribución en esta zona de este endemismo ibérico y norteafricano, en 1996, en la Guía de la Flora del P.N. Sierra de Grazalema, de Abelardo Aparicio y Santiago Silvestre, se encuentra la cita textual siguiente “…solo se conoce una población en los márgenes estabilizados de un canchal, bajo el Torreón, a 1.250 de de altitud”. Actualmente dicha población ha desaparecido y desde hace varios años no se la ha vuelto a encontrar por lo que se puede decir que esta Solanácea se ha extinguido en el P. N. de Grazalema.

El Libro Rojo de la Flora Silvestre Amenazada de Andalucía, se menciona que existe el claro riesgo de extinción a corto plazo, por el reducido número de núcleos de población y su pequeño tamaño y la existencia de una mortalidad apreciable por causas desconocidas y por una muy evidente “…la elevada presión de los vertebrados herbívoros que llegan a comerse el 100% de los frutos y de las hojas al final del ciclo de la planta, cuando ésta es más vulnerable por producirse una disminución del nivel de alcaloides. También es debido al pisoteo regular de grandes mamíferos que sufren muchas plantas por encontrarse asociadas a caminos o pistas…”. Como medidas de conservación, el citado libro, propone textualmente “…algunas de sus poblaciones se encuentran en espacios naturales protegidos, pero incluso en éstas zonas, es necesario la utilización de vallados que impidan la actuación de vertebrados.”

Respecto a la distribución en el P. N. Sierra de Las Nieves, se tiene constancia histórica de la presencia de Atropa baetica, posiblemente de la población  en los Hoyos de la Caridad, en la visita que Josep Cuatrecasas realizó al pinsapar en el año 1.929 y de una visita anterior de Gros en 1.922.

En dicho Parque, existen tres poblaciones conocidas. Una en la  zona de los Hoyos de la Caridad, protegida por un vallado, la cual muestra un estado de conservación excelente, con una buena regeneración, numerosas plantas jóvenes y abundancia de flores. Si bien sería necesario ampliar la zona vallada de manera que las plantas estuvieran más alejadas de la alambrada y, por ello, más protegidas. Otra población se encuentra en la zona de la Vereda de los 1.500, también protegida por un vallado, pero el terreno tiene una fuerte pendiente y alta erosión, de manera que las plantas corren serio peligro de desaparecer por corrimientos de tierra o ser arrastradas por el canchal de piedras sueltas. En este caso, consideramos necesario para protegerlas, bancalizar levemente el terreno evitando en gran medida la erosión.  La última población se encuentra en la Cañada del Cuerno,  y no cuenta con medida física de protección. Esta población, recientemente visitada, presentaba un aspecto similar a la población de los Hoyos de la Caridad. Actualmente se encuentra en muy mal estado con numerosas plantas arrancadas de raíz y todo el terreno circundante pateado y levantado como consecuencia de la acción directa de grandes herbívoros ungulados.

En resumen, las poblaciones de una de las que una de las plantas más en peligro de extinción de la flora andaluza, que en el P. N. ésta relativamente bien representada con tres poblaciones actualmente conocidas, se encuentran en serio peligro de desaparición, una de ellas corre serio peligro de ser aniquilada, otra peligro de desaparecer por la acción erosiva y por último la única que puede considerarse en buen estado de conservación, se encuentra muy próxima al vallado de exclusión lo que la hace muy vulnerable a la herbivoría.

Por otra parte, queremos hacer constar nuestra sorpresa al ver como pasta a sus anchas un gran rebaño de ovejas por toda la zona baja de las Tres Cañadas de Ronda, si bien reconocemos la labor de limpieza de monte que las ovejas realizan pero no podemos estar de acuerdo en que pastoreen por zonas donde se está regenerando el pinsapar y, sobre todo, sin la mínima vigilancia de un pastor, como ocurre en el caso citado.

Los abajo firmantes proponen diversas medidas para la protección integral de Atropa baetica en el Parque evitando que ocurra lo que ya ha pasado en el P. N. Sierra de Grazalema. Así mismo estamos abiertos a cualquier consulta o reunión con la Junta Rectora del Parque y con el Sr. Director Conservador para buscar soluciones a tan grave tema. Disponemos de un amplio archivo fotográfico relacionado con la planta y sus amenazas que ponemos a su entera disposición.

Hemos informado a investigadores del CSIC (Estación Biológica de Doñana) que nos han hecho saber que van a elaborar un escrito de protesta.

Firmado:

Juan Ríos Pimentel y Andrés Rodríguez González por parte del Grupo de Estudio y Protección de Plantas de la Serranía de Ronda.

Fernando Ruíz Fernández por parte de la Asociación Senderista Pasos Largos.

Juan Terroba por parte de Silvema Serranía de Ronda.  Ecologistas en Acción.

Oscar Gavira por parte de  Grupo de Trabajo del Valle del Genal.