Archive for the tag 'Sierra Bermeja'

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Roble Melojo, rebollo.

Andrés Rodríguez González Junio 5th, 2016

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Roble Melojo, rebollo.
Quercus pyrenaica

Árbol caducifolio de hasta 25 m de altura, con follaje de color verde claro en verano y pardo en el invierno. Es fácil de distinguir por su tonalidad y sobre todo por las hojas. Suele estar mezclado con encinas en las partes más bajas de su distribución y con pinares o matorrales de alta montaña en la parte superior de las montañas ibéricas donde habita. Cuando llega el otoño su típico color de primavera y verano, se torna pardo amarillento.
Las hojas son caducas, grandes, con lóbulos profundos cuyas incisiones en muchos ejemplares casi alcanzan el nervio central. Son pelosas por ambas caras, aunque se aprecia mejor este carácter por el envés, que muestra un tono verde más claro; esto es importante para diferenciar esta especie de los verdaderos robles. Cuando comienzan a brotar, muestran un tono algo rosado que cambia bruscamente al verde claro, y llegado el otoño se tornan pardo-amarillentas al secarse.
En las ramas es posible encontrar unas agallas muy características, provocadas por la picadura de una pequeña avispa, que pone sus huevecillos en los tejidos de la rama. Dichas agallas son de aspecto globoso y color pardo, con unos piquitos a modo de corona en la parte superior y, sobre todo en las que se encuentran en el suelo, un pequeño agujerito por donde ha surgido el individuo adulto derivado de la larva que se había alimentado de la agalla. Las agallas son mecanismos de defensa de la planta ante el ataque del insecto.

El rebollo es de los más extendidos representantes del género en la flora ibérica, ya que en nuestro territorio se encuentra el máximo de su distribución. Se extiende por las montañas que bordean la meseta del Duero, es decir, Cordillera Cantábrica, Sistema Central, Sistema Ibérico y las montañas del NE de Portugal. Además se encuentra en algunas zonas de Montes de Toledo, Sierra Morena y algunas sierras béticas, como Sierra Nevada. Fuera de la Península aparece en el sudoeste de Francia y en Marruecos, cubriendo además un amplio margen de altitudes, desde cerca del nivel del mar hasta más de 1700 m.
En la Serranía de Ronda son poco abundantes, probablemente por haber sido talados, en la Sierra de Las Nieves tan solo se conservan dos árboles en el Puerto del Robledal, cerca de la Fuenfría. El nombre del lugar, Puerto del Robledal, sin duda hace referencia a la presencia de estos árboles en número elevado, pero, tal vez por el pastoreo excesivo, quizás para obtención de madera, vigas para apuntalar galerías de minas, por incendios forestales o por todas esas causas a la vez está casi desaparecido. Aunque hace pocos años se ha realizado una repoblación importante en la zona. También existen en poca cantidad en Sierra Bermeja  y en los picos de Los Alcornocales como el Aljibe. (Gracias Carlos Guerrero Barragan por la información)
Curiosamente, a pesar del epíteto específico “pyrenaica” que indicaría su presencia en esta cordillera, realmente solo se encuentra en algunos puntos del Pirineo navarro. Ecológicamente desempeña un papel intermedio entre las especies más claramente xerófitas (encinas y quejigos) y los verdaderos robles. Se desarrolla principalmente sobre suelos silíceos (granitos, gneises, pizarras), muy raramente en calizas; deben ser húmedos, aunque en menor medida que para los robles por antonomasia. Soporta climas continentales, con fuertes heladas en invierno y un cierto grado de sequía veraniega, entre algo menos de 400 y hasta casi 2000 m como altitudes extremas. Puede formar masas puras (melojares o rebollares, localmente extensos en las montañas castellanas o en el Sistema Central) en que se encuentran arbustos como genistas o piornos y plantas herbáceas como las peonías o el helecho común. Puede también mezclarse con la encina y el quejigo en las altitudes inferiores, con el haya en las zonas más húmedas o con pinos de montaña a mayores altitudes.

Aunque las bellotas se pueden aprovechar para montanera, la producción es baja e irregular en comparación con la de la encina o el alcornoque.
La madera, muy fibrosa y de difícil secado, se ha empleado para hacer vigas, traviesas de tren y en minería. Se ha utilizado sobre todo para la producción de leña y carbón vegetal.

Bibliografía
http://www.arbolesibericos.es/

Sierra de Las Nieves camino hacia un Parque Nacional.

Andrés Rodríguez González Junio 27th, 2014

Sierra de Las Nieves. ¿Parque Nacional?.

Desde que se anunciara el proyecto de declarar el Parque Natural Sierra de las Nieves (bajo la administración andaluza) como parque nacional, la asociación ecologista, Silvema Serranía de Ronda, incluida en Ecologistas en Acción; ha apoyado la iniciativa y estudiado la posibilidad de que esa figura de protección se extienda hasta Sierra Bermeja, otra de las unidades de Paisaje más representativas de la Serranía de Ronda.

Ha realizado un importante trabajo de recopilación de planos y estudios para avalar esta posibilidad. Para su debate y adopción de una postura común, convoca a una reunión monográfica sobre el parque

nacional para este SÁBADO, 28 DE JUNIO, a partir de las 16:30 horas, en la

sede de CCOO Ronda que se encuentra en la calle Lola Peña Parres, S/N, donde se explicará la situación actual de la propuesta y mostraran el trabajo realizado.

Están especialmente invitadas todas las personas que trabajan por la

conservación de la Sierra de las Nieves y las que llevan años esforzándose

porque Sierra Bermeja también sea parque nacional.

Calendario Natural marzo: Sequía e incendios

Andrés Rodríguez González Marzo 9th, 2012

¿De quién fue la responsabilidad del incendio del Genal?.

Continúa el pulso entre la Junta de Andalucía y el Gobierno sobre la causa del fuego originado en Pujerra, después de que hace escasas fechas se produjera la detención de seis miembros de un retén del Infoca como presuntos responsables del incendio que calcinó más de 750 hectáreas en el Alto Valle del Genal y Sierra Bermeja, por una posible negligencia al quemar restos vegetales el día anterior al siniestro. Los agentes del Seprona creen que no se aplicó el protocolo, que exige tajantemente la presencia de una autobomba para evitar riesgos y la obligación de apagar este tipo de fuegos con agua.
Dos de los trabajadores han quedado en libertad sin cargos después de declarar ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Ronda. La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Susana Radío (PSOE), apuntó que los otros cuatro trabajadores del retén del Infoca en Igualeja presuntamente implicados declararán en los juzgados de Ronda y que “existe abierta una segunda línea de investigación”.
Por otro lado, el subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández Mollar (PP), informó que las imputaciones de los seis trabajadores del retén son fruto de la investigación realizada por el Seprona y la Brigada de Investigación de Incendios Forestales, como consecuencia de los testimonios de los testigos y la comprobación física del lugar y que además se está procediendo “con rigor y siguiendo los pasos habituales”.
Por su parte, Jesús Guzmán, delegado sindical de CC.OO. y compañero de los imputados, afirma que se cumplió en todo momento el protocolo establecido. aseguró que “ha habido un maltrato en cuanto a la forma de proceder de la Guardia Civil, ya que justo a la salida de un incendio en Igualeja, a las ocho de la mañana, los seis trabajadores fueron escoltados hasta el cuartel de Ronda sin poder cambiarse de ropa o hablar con la familia, para posteriormente ser interrogados durante doce horas de manera ininterrumpida”. Sobre las declaraciones de los detenidos quiso destacar que “hubo coherencia en todo momento”.
Además, Guzmán señaló que “existe un informe de la Agencia de Medioambiente y Agua de la Junta de Andalucía realizado por un experto en incendios forestales de la Junta de Andalucía, que reconoce que el fuego no pudo ser provocado por la quema de rastrojos llevada a cabo por los miembros del retén”. Por ello, “no entendemos cómo han podido sacar una investigación y un posible delito a través de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales”, añadió.
La lucha política, como se puede ver, llega a todas las esferas sociales, pero el gran perdedor, como siempre es la Naturaleza, en este caso las más de 750 hectáreas quemadas en el Valle del Genal. Y mientras tanto no se puede hablar de sequía para no alarmar a la población, los responsables (mejor dicho los irresponsables) políticos dicen que tenemos agua para consumo durante tres años y para regadío durante dos, pero Medio Ambiente (no se sabe si de la Junta o del gobierno central) ha aprobado ampliar el periodo de prohibición de quema de pastos, rastrojos y restos vegetales.


En estos tiempos de sequía no está demás traer una imagen de agua, se trata de una de las fuentes del Nacimiento de Cuevas del Becerro, que recordemos se surte de un acuifero que puede ser secado por la construcción del proyecto Merinos Norte.