Archive for the tag 'Sierra de Grazalema'

ARACA Multitudinaria marcha en defensa de los caminos públicos en la Sierra de Grazalema

Andrés Rodríguez González Octubre 9th, 2017

ARACA
Multitudinaria marcha en defensa de los caminos públicos en la Sierra de Grazalema

Unas 600 personas participaron ayer en la marcha convocada por la “Plataforma Ciudadana para la recuperación de Caminos Públicos y Vías Pecuarias de la Sierra de Cádiz”, la más multitudinaria realizada en la provincia de Cádiz con este objetivo. La marchan recorrió toda la ruta prevista, a pesar de los intentos de impedirla por todo tipo de medios -algunos violentos- por parte de los numerosos guardas de seguridad contratados por la sociedad “Breña del Agua Investments S.L.”, propietaria de las fincas que atraviesan el camino público y la vía pecuaria por las que transitó la marcha.
Tras la concentración en El Bosque, los manifestantes se dividieron en dos grupos, uno se dirigió por el Camino de los Pescadores y la Colada del Argamazón al Puerto de Alhucemas, terminando en la Laguna del Perezoso. Esta ruta se desarrolló sin incidentes, al haberse eliminado la semana pasada las alambradas que impedían el paso. No obstante, los guardas de seguridad estuvieron grabando a todos los asistentes en un acto de pura provocación.
El segundo grupo partió de Benamahoma, y nada más iniciar la marcha por el camino público que se dirige a Zahara, se encontró con una densa alambrada que impedía el paso, tras la que se dispuso un numeroso grupo de guardas privados que aseguraron que la marcha no pasaría por allí. A pesar de que se les informó que la marcha estaba autorizada en base al derecho constitucional de manifestación, y que impedirla constituye un delito, los guardas amenazaron a los asistentes, incluso  intentaron agredir a alguno arrastrándolo hacia la alambrada de espinos, lo que les podría haber originado serias heridas. Tras cortarse la valla y abrir el camino, la marcha prosiguió, pero los guardas se dispusieron delante para impedir el paso a las 400 personas que participaban en esta ruta. En esos tensos momentos hizo acto de presencia la Guardia Civil, que tras requerir la autorización a los asistentes –lo que no deja de ser insólito pues estaban informados por la Subdelegación de Gobierno-, tuvieron parada la marcha media hora, negándose a levantar denuncia contra los guardas y representantes de la sociedad que habían intentado impedir de forma violenta una manifestación legal. Nunca la Guardia Civil ha paralizado una manifestación legal. Tras varias gestiones telefónicas y conversaciones con los representantes de la sociedad “Breña del Agua Investments S.L.”, el responsable de la Guardia Civil dejó continuar la marcha al comprobar su legalidad. Más adelante el grupo encontró otra alambrada que cerraba el camino, tras cortarla, se prosiguió ya sin incidentes, aunque continuamente grabados por los guardas de seguridad, hasta la Laguna del Perezoso, donde confluyó con los participantes en la otra ruta.
Tras comer en el monte público Breña Chica, el nutrido grupo de senderistas regresó sin incidentes a Benamahoma, con la satisfacción de haber completado el recorrido previsto y de haber impuesto con la fuerza de la legalidad y de la movilización ciudadana el derecho de paso por estos caminos públicos usurpados, a pesar de los continuos intentos por impedirlo de los responsables de la sociedad “Breña del Agua Investments S.L”.
La Plataforma muestra públicamente su agradecimiento a los cientos de personas que han acudido a esta marcha en defensa de los caminos públicos y las vías pecuarias de la Sierra de Grazalema, y en solidaridad con las personas que vienen sufriendo coacciones y amenazas por parte de responsables y guardas de seguridad de la mencionada sociedad, y muy particularmente con Juan Clavero, tras su indignante detención el pasado mes de agosto tras realizar este mismo recorrido.
La Plataforma espera que tanto el delegado de la Consejería de Medio Ambiente como el alcalde de Grazalema cumplan con sus compromisos para abrir al público esta vía pecuaria y este camino público. La Consejería de Medio Ambiente adecuando un sendero accesible por la colada del Argamazón; el Ayuntamiento de Grazalema aprobando el deslinde definitivo del camino de Benamahoma a Zahara, señalizándolo y restaurándolo.
Esperemos que en poco tiempo todas las personas que lo deseen puedan circular libremente y con garantías por esta vía pecuaria y este camino público que atraviesan algunos de los bosques y paisajes más bellos del Parque Natural Sierra de Grazalema, y se proceda a inventariar y recuperar la totalidad de los caminos púbicos de los municipios de la Sierra de Cádiz.
Paisajisticamente la ruta permite contemplar ñugares extraordinarios, como una visión muy poco conocida de las laderas del Torreón donde se asienta el famoso pinsapar de Grazalema, más cerca pero sin pasar por él, el pequeño pinsapar de El Hinojal y en la terminación de la ruta se puede ver preciosas vistas de los pueblo de Algodonales y Olvera. Parte de la ruta discurre por las laderas de un paraje de singular valor ecológico en cuanto a diversidad y estado de conservación, un lugar extraordinario, la Sierra del Labradillo, con un bosque mixto de Algarrobos, pinsapos, encinas, quéjigos, con lentiscos arbóreos y otros matorrales como labiérnago y aulagas entre otros.












A PROPOSITO DEL CAMBIO DE NOMBRE DEL P.N. SIERRA DE GRAZALEMA

Andrés Rodríguez González Febrero 26th, 2014

A PROPOSITO DEL CAMBIO DE NOMBRE DEL  P.N. SIERRA DE GRAZALEMA

Por Andrés Rodríguez González. Ex Director Conservador del Parque Natural Sierra de Grazalema

Lo primero que voy a decir es que un cambio de nombre de este u otro espacio natural protegido de Andalucía no sirve para nada si no se cambia de forma radical antes el modelo de gestión actualmente en uso. Un Parque Natural debe ser el motor de desarrollo sostenible del Espacio donde está ubicado y no lo que son ahora, una cortapisa para la iniciativa de sus habitantes, a base de normativas restrictivas y desconfianza mutua entre la administración medioambiental, los alcaldes de los municipios dentro del parque y los ciudadanos que lo habitan que solo ven en la administración los efectos negativos que los Parques Naturales tiene sobre ellos y sus propiedades y en los alcaldes la excusa perfecta para su poca operatividad. Los Parque Naturales deberían acercarse al ciudadano con una administración más ágil, menos sancionadora y que facilitara la creación de productos con la categoría de Denominación de Origen para la artesanía, ganadería y agricultura del los pueblos que estuvieran dentro del Espacio Protegido.

Concretamente en el caso del P.N. Sierra de Grazalema, propongo que se integre en un gran Parque Nacional que se denomine Serranía de Ronda y que abarque los actuales parques naturales de Sierra de Las Nieves, Sierra de Grazalema y el Paraje Natural de Sierras Bermejas, la unión entre los dos primeros se llevaría a cabo declarando como espacio natural con la categoría de Parque el Valle del Genal , que unido a las Sierras del Oreganal, Almola y Jarastepar (Corredor Verde del Pinsapo propuesto hace años por Oscar Gavira) uniría con el actual Parque Natural de Grazalema. La administración se llevaría desde el propio parque, se crearía un gran Centro de Interpretación, de Visitantes y de Servicios del Parque que estaría ubicado en Ronda ciudad.

Reconozco lo utópico de lo que acabo de proponer por dos razones, se potenciaría una Comarca Natural actualmente en fase de destrucción por la arbitrariedad de los límites provinciales  entre Málaga, Cádiz y Sevilla, también por que las “capitales” de provincia perderían peso e influencia en el territorio. Si lo que propuse en primer lugar no se lleva a cabo, (me temo que no)  y se pretende dejar los Parque Naturales tal y como están ahora, entonces SI me decanto por un cambio de nombre que propongo se llame Parque Natural de las Sierras de Grazalema y Libar. Así sin perder importancia la denominación “Grazalema”, también se le daría a la Sierra de Libar. Que por cierto bien que lo merece, importancia en cuanto a la geología con las abundantes simas y cuevas, los canchales de caliza y los Valles a más de 1000 metros de altitud (popularmente Llanos), la botánica a base de los extraordinarios quejigos, orquídeas y otras muchas plantas de interés, la ganadería de ovejas, cabras y vacas pajunas, los restos de cortijos, los caminos empedrados, la cultura popular que aún queda en forma de Pilas de agua, algibes, fuentes y un largo etc. Por otra parte no se haría competencia a Grazalema y otros pueblos de la provincia de Cádiz, más bien se complementaria con los pueblos de Málaga presentes en el Parque, como son Montejaque, Benaojan, Cortes de la Fra., Jimera de Libar y Ronda.

El olvido al que ha sido sometido tradicionalmente la zona “malagueña” del Parque Sierra de Grazalema, se debe en gran medida a la pasividad de la administración medioambiental andaluza a nivel de la provincia de Málaga, con otras palabras, a la Delegación Provincial de Medioambiente de Málaga que se ha despreocupado por ese territorio como si no fuera de su responsabilidad. Una medida urgente que demostraría que la administración se interesa por este territorio podría ser que un día a la semana, el Director-Conservador de Sierra de Grazalema debería atender al público y a sus responsabilidades en la oficina de La Casa del Guarda de Ronda o en otro lugar de la zona del parque dentro de los límites provinciales de Málaga. Esta medida fue tomada por mi cuando trabaje como Director-Conservador del Parque desarrollando mis actividades los martes en territorio del parque de la zona malagueña, bien en la oficina de Ronda o bien en terrenos del espacio protegido, no fue bien aceptada por Delegación de Cádiz que trataba de boicotear mi iniciativa citándome los martes a reuniones en Cádiz capital.

Es muy importante que la Delegación Provincial de Málaga no actúe a remolque de las circunstancias y tome iniciativas que la acerquen a los ciudadanos, una de ellas bien podría ser que solucione de una vez por todas el extraño y peculiar caso de un guarda de la finca el Pantanillo que actúa a la vez (y desconozco si con el mismo horario) como guarda particular y como Agente Forestal de la Junta. Es con actuaciones valientes y comprometidas como los ciudadanos queremos que se manifieste el interés del Delegación Provincial y no con palabras vacías de contenido.

Efecto Fohen en Grazalema

Andrés Rodríguez González Enero 5th, 2013

Efecto Fohen en Grazalema 

El 15 de diciembre ocurrió un fenómeno en Grazalema que no por conocido es menos espectacular. La Estación Meteorológica Automática de la Agencia Estatal de Meteorología ubicada en Grazalema, recogió la increíble cantidad de 200,9 litros por metro cuadrado, en el total de 24 horas. ¿Qué ocurrió?. Es el llamado Efecto Fohen. Esa acumulación de precipitación es algo sumamente espectacular mientras que, en los alrededores, las cantidades fueron muy inferiores. En Ronda apenas cayeron unos pocos litros de agua. El nombre “Fohen” es el de un característico viento de los Alpes del norte

El llamado “Efecto Fohen” es similar a las llamadas “lluvias orográficas”, se produce cuando una barrera montañosa obliga a los vientos cálidos y cargados de humedad procedentes de un océano a elevarse, al subir a capas más altas de la atmósfera donde la temperatura es menor la humedad del aire se condensa produciéndose lluvias intensas. La explicación es la especial orientación de la Sierra de Grazalema que dio lugar a que los vientos del oeste y suroeste, cargados de humedad, se viesen obligados a ascender por la ladera de barlovento. Al verse obligados a ascender, todo el vapor de agua contenido en la masa de aire en ascenso se ve obligada a transformarse en precipitación, que estuvo cayendo durante toda la jornada, con el continuo aporte de los vientos de poniente.

La Sierra de Grazalema, como en el caso de otros sistemas montañosos importantes del país, pueden actuar como verdaderos extractores de humedad sobre flujos de vientos, si estos inciden de los accidentes orográficos de forma adecuada. Un meteorólogo lo exponía muy graficamente este efecto es como coger una esponja de baño mojada, y estrujarla para sacarle todo el agua.

El pasado 15 de dicembre, el enorme flujo de vientos húmedos de componente oeste, se puede considerar como un enorme río de humedad atmosférica que unió Estados Unidos y Europa cruzando todo el Atlántico Norte. Esos vientos muy húmedos se desplazaron hacia el sur de tal modo que afectó al cuadrante suroeste peninsular, aunque se extendía de oeste a este formando un arco. Esta humedad atmosférica elevada vino asociada a la inyección de masas de aire de origen subtropical marítimo, ya que una borrasca se sitúo en una posición del Océano Atlántico que atrajo grandes cantidades de vientos cálidos y muy húmedos de zonas tropicales, por ello, la evolución de las temperaturas (máximas, mínimas y media) registradas por la estación de Grazalema las hicieron casi similares. Otra cuestión que favoreció las lluvias intensas, durante ese día el clima de la zona se parecío un tanto a un clima ecuatorial, temperaturas homogéneas durante varias horas y altísima humedad atmosférica (casi de saturación).

En la Meteorología la influencia de la orografía en la formación de nubes es muy importante. En ocasiones un relieve como puede ser una montaña, una cordillera u otro tipo de obstáculo, aunque no sea muy acusado, dificulta el flujo de aire. Esta masa de aire en movimiento, en el intento de salvar este obstáculo, en parte lo rodea y otro porcentaje se ve obligado a ascender originando así el proceso de condensación o sublimación conocidos. Cuando esto sucede nos podemos encontrar con claros contrastes de tiempo entre la vertiente de barlovento, expuesta al viento, y la de sotavento, que se encuentra resguardada. En la de barlovento la nubosidad puede ser abundante e incluso con precipitaciones, mientras que en la de sotavento el aire desciende calentándose, disminuyendo su humedad y dejando un tiempo despejado.  Claros ejemplos de pueden ver en algunos casos entre las tierras de la vertiente norte de la cordillera cantábrica (Asturias, Cantabria, Euskadi), en la que frecuentemente se encuentran nubes y precipitaciones, nevadas, etc..,y en las sur de Castilla León y del Ebro, despejadas y soleadas o poco nubosas. Otro ejemplo lo encontramos en la sierra de Gredos con las tierras de la vertiente sur del Tiétar, un poco más secas que las del Alberche (norte). Una variante de este efecto,  que se manifiesta más en la zona de sotavento, es el llamado efecto “Foehn” tomando el nombre de un característico viento de los Alpes del norte. Mientras que en la parte de la montaña, que da el viento, se producen importantes precipitaciones, en la otra hay buen tiempo, e incluso el aire pierde humedad y baja más seco y algo cálido, siendo en algunos casos importante el aumento de temperatura. Este calentamiento puede producir alteraciones en el manto de nieve que puede desencadenar la formación de aludes. Este fenómeno es común en los Alpes y en la parte del Pirineo Español.

Imágenes de un Otoño que se muere.

Andrés Rodríguez González Diciembre 19th, 2012

Serranía de Ronda, país de contrastes.

Con esas palabras definía el gran geólogo alemán Durr, el paisaje de la Serranía.

Contrastes que se manifiestan con toda su belleza en un el otoño que llega a su fin,

y con toda su dureza, cuando el otoño, además, es lluvioso.

Es entonces cuando las setas crecen por doquier

y las piñas de los pinsapos se abren,

dejando volar su simiente, como vienen haciendo los últimos millones de años.

Pasa la vida, como vienen unas aves y se van otras.

Los días nacen con intensas heladas o espesas nieblas que son un mar de nubes,

y dan paso, en tan solo una línea que asemeja al borde mareal costero,

a una luz intensa con una atmósfera nítida limpiada por las lluvias intensas.

La Sierra de las Nieves mira por encima del mar de nubes a su hermana gemela la Sierra de Grazalema.

Y en un momento, el cielo se cubre de nuevo de oscuras nubes,

los chubascos intensos empapan la saciada tierra,

los regueros se transforman en atrevidos torrentes,

y el arco iris ilumina el cielo como presagio,

de que los dioses están siempre presentes, porque nacieron para servirnos.

Y las abejas, aprovechando las pocas horas de calor,

recogen néctar y polén de las flores que los atrevidos nísperos,

se atreven a exponer a las heladas, junto a los madroños,

son únicos árboles que desafían con sus adornos las bajas temperaturas,

para, con los maduros membrillos, los duros quejigos y las doradas hojas marchitas de los castaños,

aportar la nota de colores diferentes a los intensos verdes que dominan el paisaje de la Serranía de Ronda,

en el País de los Contrastes donde los días de otoño se mueren con las puestas de sol más maravillosas del mundo.

Donde hasta el subsuelo es bello y agreste a base de simas y cuevas.

Sol y sombras, montañas desnudas y frondosos bosques, muerte y vida, luz y niebla, nieve y de nuevo, sol.

Contrastes que forjan la personalidad de la Serranía de Ronda.

Naturalistas Históricos en la Serranía de Ronda: Juan Tebar

Andrés Rodríguez González Junio 1st, 2009

Naturalistas Históricos de la Serranía: Juan Tébar.

Es, sin duda, uno de los fotógrafos de Naturaleza más importantes de España y, en mayo pasado, tenemos la oportunidad de disfrutar de sus imágenes en una extraordinaria exposición montada en el Palacio de Congresos de Ronda.
Juan Tébar nace en Cádiz en 1966. Desde muy temprana edad se interesa por la fotografía de naturaleza, fue precisamente en su Cádiz natal donde inicia su carrera como fotógrafo ante la observación de las inmensas posibilidades plásticas que ofrecen las marismas y salinas de la Bahía de Cádiz, estuario al que está  intensamente unido sentimental y profesionalmente. El tratar de captar el aspecto en continuo cambio de las marismas, la luz que junto al agua modela los esteros, fueron su primera fuente de inspiración. Aquellas primeras imágenes siempre están presentes en su obra, cada vez que puede vuelve a realizar fotografías del estuario, imágenes que nunca son iguales, siempre busca algún nuevo matiz, a veces son las aves de la Marisma las que lo aportan, otras veces es la marea que al subir lo inunda todo, otras imágenes las obtiene desde el aire, a cierta altura, y en cada una es capaz de captar sutiles diferencias que a muchos nos pasarían desapercibidas. En la exposición montada en Ronda no podía faltar la Bahía de Cádiz, tenemos una preciosa imagen de los anárquicos esteros, imagen de una enorme fuerza tomada desde el aire para aproximarse a los detalles que, curiosamente, solo de lejos somos capaces de ver.


Otra fuente de inspiración extraordinaria para él es la Sierra de Grazalema, esos farallones rocosos que también le cultivan. Toda la Naturaleza le interesa, desde los paisajes marismeños hasta las montañas de la Sierra de Las Nieves. A veces es el pinsapar nevado, o un paisaje adehesado, otras los profundos surcos de un campo de cereales, una tormenta a punto de descargar, o un buitre dándose un banquete en el vientre abierto de una cabra. Pero no solo encuentra el contraste adecuado para  encauzar su pasión en zonas cercanas a su Cádiz natal, también ha buscado la belleza por los húmedos acantilados del Atlántico Norte y entre las aves marinas que los habitan. En su búsqueda de la perfección y la belleza plástica le han hecho viajar a  Irlanda del Sur, Escocia, Islas Orcadas, Islas Shetland, Islas Lofoten, Normandía y Noruega. Además ha tenido la oportunidad  de viajar a Kenia y Tanzania.
Juan nunca renuncia a una buena imagen si hay que aplicar tesón y técnica; siempre afirma que un buen trabajo fotográfico se gesta mucho tiempo antes de disparar la cámara, planificando al detalle la empresa fotográfica a realizar, de modo qué, no trunquemos los sutiles y delicados procesos de la Naturaleza, consiguiendo plasmar con la cámara la esencia misma de la vida.


Sus imágenes de fauna y flora salvajes escudriñan tanto el comportamiento único de las mismas como su sencilla belleza, haciendo especial hincapié en la acción. Pocos fotógrafos son capaces, como él, de captar los momentos precisos en los que un águila pascadora atrapa un pez, un Martín pescador se zambuye en el agua o una lechuza captura un ratón.
Desde 1985 ha obtenido importantes premios tanto a nivel nacional como internacional. Es autor de once libros con textos y fotografías originales. Ha fotografíado todos los carnívoros ibéricos y todas las aves de la Península. Incluidas otra de sus grandes especialidades, las aves marinas.
Ha recorrido el Parque Nacional de Doñana fotografiando sus amenazados linces ibéricos;  Asturias y Cantabria a través del Parque Nacional de Picos de Europa y la Reserva Nacional de Caza del Saja-Besaya; Covadonga; Galicia, desde la Costa de la Muerte, Cabo Vidio, Cabo Bustos, Estaca de Bares, Cabo Vilano, As Catedrais, Islas Cies, Islas de Ons, Onza y el Cangrejo; los Pirineos; el gran humedal de la Laguna de Gallocanta  y sus grullas invernantes; el Parque Regional de Gredos; las Dehesas de Extremadura y, por supuesto otras zonas más cercanas como la Laguna de Fuente de Piedra con sus flamencos, el Parque Natural Sierra de las Nieves, el Parque Natural de los Alcornocales, el Parque Natural Torcal de Antequera y el Acantilado y pinar de Barbate.
Fuera de España ha fotografiado la Fauna y paisajes africanos en Serengueti, Masai Mara, Parque Nacional de Nairobi, Lago Nakuru y Samburu.


De sus muchas exposiciones, si Juan Tebar tuviera que seleccionar una de ellas, eligiría la que realizó hace pocos años en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid, quizás por ser el primer andaluz que allí ha expuesto.
Sus reportajes y fotos han sido publicadas en las mejores revista de naturaleza, desde National Geographic España hasta Quercus.
Recientemente ha expuesto en la Diputación de Cádiz al otorgársele el galardón de Personaje del Año en esa provincia.