Archive for the tag 'Dioscorides'

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Hipérico o Hierba de San Juan.

Andrés Rodríguez González Octubre 18th, 2018

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Hipérico, Corazoncillo o Hierba de San Juan, Hipericum perforatum.

Es una planta medicinal perenne muy conocida y usada por ser considerada un antidepresivo natural. Principalmente se utilizan las flores de la hierba de San Juan para uso medicinal.

En esta entrada me voy a centrar en sus usos en medicina natural. No sólo es un conocido antidepresivo natural, tiene otras muchas aplicaciones terapéuticas.

Dioscórides, médico de la antigua Grecia, ya tenía bien documentadas las propiedades del hipérico y sus usos medicinales.

Entre sus principios activos más conocidos están los taninos, los flavonoides, aceites esenciales, hipericina y la hiperforina

En este artículo vas a encontrar información muy útil sobre las propiedades del hipérico, los beneficios y usos de la hierba de San Juan, cómo tomar el hipérico y las contraindicaciones del hipérico. La hierba de San Juan es una de las plantas medicinales más estudiadas y utilizadas que nos informan sobre su acción medicinal: Antiséptica, Vermífuga, Antiviral, Digestiva, Antiespasmódica, Expectorante, Antibiótica, Cicatrizante, Vulneraria, Analgésica, Astringente, Diurética y Sedante

Como todas las plantas medicinales, se debe tomar siempre bajo la supervisión de un profesional que pueda valorar la progresión y las dosis a usar.

Especialmente se ha usado para tratar la ansiedad, insomnio, el nerviosismo, la irritabilidad y la depresión leve. También puede ser muy útil para aliviar síntomas de la menopausia como los cambios de humor. Se puede tomar en infusión.

Para las personas que sufren de cefalea, ya sea migraña o jaqueca, tienen en la hierba de San Juan un aliado natural para aliviarlo y sentirse mejor. Para los casos de gastritis, dolor de estómago, malas digestiones ardor de estómago se toma una infusión de hipérico tras la comida. Se utiliza de manera externa o tópica para reactivar la circulación y mejorar las varices. También se puede hacer baños de asiento con la infusión de hierba de San Juan para las hemorroides externas. Para aliviar la piel y favorecer la curación de las quemaduras, se puede aplicar la infusión de hipérico sobre éstas a una temperatura ambiente o ligeramenta fría. Se aplica con gasas o compresas limpias que se dejan durante 20 minutos. Tanto para las personas que están dejando de fumar, la hierba de San Juan puede ser de gran ayuda para aliviar la ansiedad, la tensión y nerviosismo que puede producir la adicción a la nicotina. Para aliviar de una manera natural los dolores producidos por neuralgias, como el caso de la ciática, aplicar el aceite de hipérico sobre la zona afectada dando un suave masaje. En general, el hipérico es muy efectivo para el dolor de espalda. Podemos reducir o eliminar los dolores musculares y articulares usando el aceite de hipérico. Debido a su acción antiinflamatoria y analgésica si lo utilizamos para masajear la zona que nos duele o que está inflamada notaremos mejoría.

Para preparar la infusión de hipérico sólo tienes que poner una cucharadita de flores secas en una taza y añadir 200 ml de agua caliente. Se tapa y se deja reposar 5 minutos. Después se cuela y se bebe poco a poco según se va enfriando.

Otra manera de tomar la hierba de San Juan para uso interno es con tintura. La tintura es un preparado concentrado y para usarla se deben diluir unas gotas (su número dependerá de la persona y de la dolencia a tratar) en un vaso de agua.

El uso tópico y local de la hierba de San Juan se realiza con el aceite de hipérico o también usando la infusión. En ambos casos se aplica de manera local mediante un masaje suave (con el aceite) o mediante compresas o gasas impregnadas con la infusión.

Una receta sencilla para hacer aceite de hipérico en casa y aprovechar sus propiedades tan beneficiosas para la salud. Los ingredientes son 2 vasos de flores frescas de hipérico o 1 vaso en caso de ser flores secas, aceite de girasol, de oliva o de almendras dulces, un frasco de crista y frasco de cristal opaco

Primero echamos las flores de hipérico en el frasco y pondremos tanto aceite como necesitemos hasta cubrirlas por completo. Las dejaremos durante 40 días, en los que le de la luz del sol. Cada día removeremos con una cuchara de palo. Verás que el aceite va tomando un color rojizo. Transcurridos los 40 días colamos el aceite y lo echamos en un frasco de cristal opaco, además  machacamos bien las hojas en un mortero para obtener el máximo de sus beneficios y el líquido resultante lo añadimos también.

Este aceite casero se puede utilizar durante un año.

Bibliografía

https://www.ecoagricultor.com/

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA: Zamarrilla

Andrés Rodríguez González Junio 28th, 2017

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA
Zamarrilla. Polio. Teucrium lusitanicum

Planta de la familia de las Lamiáceas de amplia distribución que habita en bosques y bosquetes de climas secos, forma parte de matorrales basófilos, acidófilos y nitrófilos, también vive en pastizales, pedregales y pendientes rocosas, desde nivel del mar hasta los 1500 m.

Es una mata de pequeño tamaño con pelos ramificados; tallos de erectos a ascendentes, blanquecinos, verde-amarillentos, grisáceos o amarillos, pubescentes o tomentosos. Hojas opuestas o en verticilos de tres, sésiles, oblongas, lanceoladas o lanceolado-lineares, crenadas desde el tercio inferior o desde la mitad. Inflorescencia en panícula de cabezuelas ovoides y pedunculadas, o en cabezuela terminal. Flores zigomorfas, hermafroditas o femeninas, pentameras. Caliz tubular, con 5 dientes. Corola unilabiada, blanca, crema o rara vez amarillenta; lóbulos 5, los latero-posteriores oblongos y glabros.

El Dr. Font Quer, en la pág. 650 de su magnífico Dioscórides renovado, explica:
“Se considera tónica y estimulante, y se usa como las especies del mismo género.
Quer, en la página 115 del tomo VI de la “Flora española”, se expresa así acerca de esta planta:
La zamarrilla amarilla es mejor por más aromática y apreciable para la composición de la triaca y el mitridato; se debe elegir bien guarnecida de flores de brillante color amarillo dorado, bien seca entre papeles y de olor activo y aromático, se emplean particularmente las extremidades o cogollos floridos.
El polio es diurético y promueve los menstruos, y se aprecia para la curación de la hidropesía, tericia y mordedura de bestias venenosas, para este efecto emplean la infusión de las hojas y flores en forma de té, lo que también excita los menstruos y orina, y quita las obstrucciones.
Chomel, en su “Historia de plantas usuales”, dice que hacen beber, en la Provenza, para los cursos de vientre molestos, el agua de poleo macerado en ella.
Arizaga, en el libro repetidamente citado (página 76) cuenta que los monjes Benedictinos de Valvanera la llaman hierba del humor y la usan para el reumatismo crónico; su método es hacerla polvos y después de untar la parte con miel la cubren con polvos, y me aseguró el cirujano y otros monjes que siempre se ha quitado el dolor. Lo cierto es que tenían prevención de esta planta, que me enseñaron para que les dijese lo que era.

Sobre su historia nos explica:
“Dioscórides trata del polio en el capítulo 118 del Libro III, y lo considera útil contra las mordeduras de las serpientes, contra la hidropesía, la ictericia y las enfermedades del bazo; relaja el vientre y provoca el menstruo. En las “Experiencias y remedios de los pobres”, de Antonio Bandinelli, que figuran como segunda parte del “Tesoro de Pobres” del Maestro Julián (pág. 241), se lee una curiosa “Receta para los gusanos, la mejor que se pueda hallar y más fácil, aunque los tengas de muchos años”: En el mes de mayo tomarás del masclo, a diferencia del ordinario, que éste tiene como unos botones blancos por los cabos de las ramas y tiene el olor muy fuerte, más que el otro. Pondrás, dentro de un lienzo delgado, de las hojas y de la flor de los cabos, y harás como un botón muy recio, y te lo atarás a los ojales de la camisa, que esté a la parte de dentro que toque a la carne, y en particular el hoyo debajo de la garganta, que experimentarás luego el remedio quedando sano. De ahí, probablemente, el nombre catalán de herba cuquera y herba dels cucs que se da a esta planta. ”
Bibliografía
http://www.montesdemalaga.org

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA Brezo.

Andrés Rodríguez González Noviembre 21st, 2016

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA
Brezo. Erica arbórea
Planta perteneciente a la Familia de las Erináceas, como el Madroño, las Azaleas  y el Arándano. Son casi 3.000 especies distribuidas en unos 100 géneros. Algunas se cultivan como plantas ornamentales como las Azaleas, otras son medicinales como el Arandano que se emplea contra la diabetes, además es astringente y se usa contra la fragilidad capilar, el Madroño posee frutos comestibles constituyendo una parte importante de la dieta de los animales salvjes en otoño. Son arbustos, pequeños árboles o matas.
El nombre “Erica” significa en griego “Quebrar” en alusión a que sus ramas se rompen fácilmente, “arborea” hace referencia a “matorral”. El nombre Erica lo utilizó Dioscorides para nombrar a la Brecina, el único brezo que se parece al Tamarisco. Linneo lo interpreto correctamente cuando denomino Erica vulgaris a la brecina, pero ese nombre se ha perdido y la brecina ha pasado a denominarse como Calluna vulgaris, ya que es más antiguo, con lo que esa planta ha perdido hasta el nombre del género. La nomenclatura científica tiene estas cosas.

El brezo es un arbusto que puede llegar a tener cuatro metros de alto, aunque a veces puede llegar en Andalucía a tener hasta 7 metros. Sus hojas son muy estrechas y lineales, se agrupan en grupos de tres o cuatro. Las flores son de color blanco o sonrosado con una corola en forma de campana muy característica. Florece entre febrero o marzo a julio o agosto según el clima de donde se encuentre. Vive en bosques aclarados y con otros matorrales siempre que el sitio sea fresco y algo umbrío sobre todo en suelos que carezcan de cal. En la Serranía de Ronda es frecuente encontrarlo en el Valle del Genal y Montes de Cortes.
En España vive en toda la península, hasta Canarias y Baleares, se extiende por Europa occidental y África oriental.
Su madera es muy dura y pesada, de un bello color rojo, muy buena como combustible y para carbón. Las cepas se utilizan para fabricar pipas de fumar después de un largo proceso de secado ya que tienden a hendirse y torcerse.

Bibliografía

Guía del Incafo de los árboles y arbustos de la Península ibérica. Ginés López González. CSIC. Madrid 1.982

Plantas de la Serranía de Ronda: Amapolas.

Andrés Rodríguez González Junio 12th, 2012

Plantas de la Serranía de Ronda: Amapolas.

Dedico este artículo a Pepa, a quien le encantan las amapolas. Una planta libre y bella que, cuando se corta en un intento de llevarnos esa belleza con nosotros, se marchita de inmediato.

Amapola  común (Papaver rhoeas). También conocida como Abadol .

Planta anual de la familia de las Papaveráceas.
Es una planta silvestre que puede alcanzar una altura de entre 25 y 90 cm. Es erecta, con tallos color verde claro con cerdas y hojas simples en la base, alargadas y lobuladas en el resto de la planta. Produce una flor en primavera de tamaño grande con cuatro pétalos de color anaranjado a rojo, base a menudo negra y muchos estambres. El fruto es una cápsula, llena de semillas. Los pétalos se caen con facilidad. Toda la planta produce un látex de color blanco.
Vive en campos, antiguos cultivos y caminos de casi todo el mundo.
Posee  principios activos importantes, contiene glucósidos  como la antocianina y alcaloides  como la rheadina. No obstante, su composición no la hace tóxica, al contrario que su pariente, la Adormidera.

La amapola común ejerce un suave efecto sedante sobre el sistema nervioso y sirve para hacer disminuir la tos y para expectorar al facilitar la salida de las mucosidades de los bronquios. Como todos los sedantes, se debe administrar sólo cuando es absolutamente necesario. Tomada en infusión no tiene efectos secundarios ni tóxicos importantes.
Sus semillas, al ser tostadas, son utilizadas para condimentar panes. Se utilizan a veces junto a semillas de sésamo y de girasol en los panes integrales

Tradicionalmente, se ha utilizado en hechizos de fertilidad, amor, dinero y suerte. Seguramente por su poder sedante, se asocia a la adivinación en los sueños. Un “hechizo” dice que al echar semillas de amapola en la comida de la persona amada, ésta cae rendidamente enamorada.

El gran Botánico Dioscorides dice de ella “Coceras cinco o seis cabezuelas de la Papaver en 3 ciatos de vino, hasta que se resuelvan en 2 y darás de beber el tal cocimiento a los que quieras que se adormezcan”.

En la Serranía de Ronda, no hace muchos años, a los niños “revoltosos y traviesos” (tal vez hoy les llamaríamos “hiperactivos”), se les daba para calmarlos infusión de amapolas.


Amapola de Grazalema
(Papaver rupifragium).
Es una especie única que solo se conoce en el Parque Natural Sierra de Grazalema. Vive en las fisuras de paredones calcáreos y a veces en pendientes pronunciadas en alturas superiores a los 900 metros.
Más del 50% de los tallos reproductores son comidos por las cabras, monteses y domésticas.
Es una planta que mide entre 20 y 30 cm. de alto. La flor consta de cuatro pétalos de color amarillo salmón, de hasta 5 cm de diámetro. Sus hojas son muy suaves y de color verde azulado. Es más pequeña y de aspecto más frágil que su pariente la Amapola común.
Las semillas germinan en otoño y completan su desarrollo en primavera. El porcentaje de supervivencia de plántulas en la población natural es muy escaso, apenas el 0,1 por ciento. En condiciones óptimas de suelo y humedad, las plántulas pueden alcanzar la madurez sexual al final de la primavera. Después de la dispersión de las semillas, muchas plantas de la población mueren, mientras que otras ramifican su cepa que originará nuevas ramas floridas en años sucesivos, algunas durante más de 15 años.

Esta especie se encuentra protegida legalmente en la Comunidad Andaluza, su hábitat está restringido al macizo calizo montañoso de Grazalema y sierras de alrededores con un hábitat muy específico, lugares predilectos de la cabra montés, su gran enemigo.


La foto que acompaña es de Manuel Canto, trabajador infatigable en la protección de la Flora del Parque de Grazalema. Su lugar de trabajo, el Jardín Botánico de El Castillejo, en El Bosque, es uno de los lugares que no se deben dejar de conocer.

Adormidera. Papaver somniferum. También llamada Amapola el Opio.

Planta anual que puede llegar a más de un metro de altura. Florece desde mediados de la primavera hasta la mitad del verano. Su hábitat natural es en campos y caminos de casi todo el mundo, pero se cultiva ampliamente para la industria farmaceútica.
Similar a la Amapola común, se diferencia en las hojas, carnosas, anchas y de márgenes ondulados, en el matiz del tallo, que es verde azulado, en el color y forma de sus flores, blancas o violetas y formando una copa profunda, con el fondo a menudo oscuro. El fruto es una cápsula, llena de semillas.
Sus semillas son tóxicas si se utilizan sin tratar, pero se utilizan para fabricar medicamentos que alivian la tos convulsiva por su contenido en Codeina, las diarreas nerviosas por el Opio y el dolor agudo, en forma de Morfina. Estimula el centro del vómito. Causa Estreñimiento por disminución  del tono intestinal, peristaltismo y secreciones intestinales. Con esta planta se realiza la Miosis que es una prueba diagnostica del consumo de opiáceos. También de ella se extrae un alcaloide, la heroína, droga que es altamente adictiva y peligrosa.
Las sustancias que se derivan de ella, desde el opio hasta la morfina, bien empleadas por profesionales de la medicina, sirven para aliviar el dolor a enfermos terminales.
Pero no debe utilizarse como remedio casero ya que puede resultar muy peligrosa.
En la actualidad, muchos agricultores cultivan la adormidera, por ser muy demandada por la industria farmacéutica, es un cultivo bastante rentable y sirve de alternativa a otros menos demandados. Debido a la presencia de alcaloides se han aplicado fuertes medidas de control sobre su cultivo, restringido a agricultores expresamente autorizados. Se han firmado acuerdos internacionales para erradicar su cultivo ilegal, aunque el 90% de este cultivo ilegal se concentra en Afganistan y Birmania.
En las llanuras de Antequera se pueden ver extensos campos de cultivo de adormidera. En algunos lugares de la Serranía se pueden ver algunas matas sueltas, sin duda se han naturalizado procedentes de jardines.

Amapola loca, Glaucium corniculatum.
También llamada Glaucio rojo, Adormidera cornuda, Hierba lagartera, Glaucio, Lagartera, Amapola cornuda
El látex que exuda esta planta al cortarla desde siempre se utiliza por sus propiedades para reducir las verrugas.
Se encuentra en terrenos baldíos, cultivos de cereal y barbechos. Su presencia se suma a la de otras amapolas de aspecto y colorido diferente que habitan en este medio. El látex que segrega es corrosivo y algunos autores describen su uso en la medicina natural para reducir las verrugas. Otra especie muy similar es Glaucium flavum, pero ésta tiene las flores de color amarillo y crece en zonas costeras.
Sus flores comienzan a brotar durante la primavera y lo hacen hasta los primeros meses de verano, a veces hasta julio.
En lo que se refiere a la recolección, sus pétalos deben ser recogidos cuando las flores se encuentran completa y totalmente abiertas. Deberán ser secadas al aire libre y guardadas en tarros herméticos. Tomada en infusión tiene un sabor un tanto peculiar que se palia endulzada con miel o azúcar. Como casi todas las amapolas es calmante y antiespasmótica, es sedante para la tos causada por resfriados y gripe, tiene propiedades febrífugas, es decir baja la fiebre y favorece el sueño.

La Amapola loca se parece bastante a la común, se distingue gracias a que en la base de los pétalos presenta unas manchas negras muy visibles y que su fruto, aunque es en forma de cápsula como todas las amapolas, es bastante más alargado que la capsula de la común