Archive for the tag 'abejorros.'

Abejorros. Género Bombus

Andrés Rodríguez González Agosto 18th, 2018

Abejorros. Género Bombus

Bombus es un género de himenópteros de la familia Apidae. Le puso ese nombre el entomólogo Latreille en 1802.

Los Himenopteros son unos insectos sumamente interesantes, entre ellos se encuentran las abejas y las hormigas que son considerados como animales Eusociales por tener una grado muy superior de organización social.

Los Bombus son animales robustos, normalmente de más de 2 centímetros de tamaño, generalmente de color negro, aunque recubierto de un vello sedoso que puede presentar bandas amarillas, blancas o anaranjadas. Esta cubierta constituye una capa aislante que les permite volar en condiciones climatológicas adversas e imposibles para otras especies.

Las hembras tienen unas curiosas estructuras en las patas posteriores para almacenar el polen que recolectan para las crías mientras los adultos se alimentan principalmente de néctar, utilizando su probóscide formada por varias piezas que constituyen un complejo tubo. Son excelentes polinizadores, aunque algunas especies “roban” el polen de algunas flores perforando la base del cáliz, sin polinizarlas.

Presentan grandes dimorfismos sexuales y sociales, siendo las reinas considerablemente más grandes y robustas que los zánganos y las obreras. Sólo las hembras presentan aguijón.

Tienen glándulas en el tórax que segregan una especie de saliva que mezclan con el polen y con otras sustancias para la construcción de los nidos. Otras glándulas del abdomen producen cera.

Se incluyen más de 250 especies, de distribución mundial, y son bastante frecuentes, en especial en regiones templadas.

Bibliografía

http://animalandia.educa.madrid.org

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Abejorro de la madera o Abejorro azul.

Andrés Rodríguez González Julio 31st, 2016

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA
Abejorro de la madera. Abejorro azul. Xilocopa violácea
El género Xylocopa comprende distintas especies de himenópteros difíciles de diferenciar. Los Himenopteros son las abejas, avispas, hormigas y abejorros.

Es muy fácil verlos entre las flores recolectando polen y néctar. Poseen un vuelo potente y ruidoso, no dudan en sobrevolar a nuestro alrededor o incluso intimidarnos si les resultamos molestos, a lo que ayuda el tamaño de su cuerpo, entre 2 y 3 cm, y su envergadura alar cercana a los 5 cm.
Una de las pregunta habituales es si el abejorro carpintero pica. La respuesta es que las hembras tienen aguijón y pueden emplearlo, pero son muy pacíficas si las comparamos con las avispas comunes de las que son parientes y que no dudan en picar. Por lo general, su aspecto grande y su zumbido son suficientes para alejar a personas y otros animales que pudieran molestarles. A no ser que capturemos alguna hembra con la mano, será muy raro que usen su aguijón contra nosotros. Es decir que hay que esforzarse bastante para que nos piquen.
Las xylocopas son consideradas como solitarias, es decir, no forman colmenas o enjambres como otros himenópteros, aunque los nidos de las diferentes hembras sí pueden estar muy cerca unos de otros en lugares adecuados para su construcción, lo que podrían considerarse casi como una agrupación.
En algunas especies del género Xylocopa la madre convive con las hijas y llegan a distribuirse el trabajo, unas vigilan y cuidan del nido, mientras que otras acuden a conseguir alimento, pero nunca llega a ser una estructura tan organizada como la de las abejas o avispas sociales.

Los machos del abejorro carpintero suelen tener los ojos más grandes que las hembras, algo fundamental en su constante labor de vigilancia y observación de las hembras, a las que persiguen para la cópula.
Los abejorros carpinteros hacen sus nidos en la madera, pero no se alimentan de ella. Los restos de madera que se encuentran cerca de los nidos de estos abejorros son el resultado de la excavación que practican con sus mandíbulas para elaborar galerías. En éstas depositan sus huevos, no muchos,  y almacenan el polen y el néctar para sus larvas que pueden tener 3 cm de longitud. En muchas casos los abejorros carpinteros deciden instalar su nido en alguna construcción humana de madera. Esta decisión la mayoría de los casos no reviste gravedad alguna porque las xylocopas no crean enjambres, así que no hay peligro de que lleguen a crear una gran colonia, y en segundo lugar, porque no se alimentan de madera y sus túneles suelen ser superficiales, pero también es cierto que se han citado agujeros de hasta 30 cm de profundidad en la madera por lo que sus nidos pueden originar problemas por deterioro de algunas maderas de techumbres.
Una de las especies del género es Xylocopa violacea, caracterizada por el tono violáceo o azulado de su cuerpo y alas, que reflejan unas bonitas irisaciones. Al igual que el resto de sus parientes del género son grandes polinizadoras. Las podemos encontrar distribuidas por toda la Península Ibérica, en cualquier lugar donde haya flores de las que puedan obtener el preciado alimento para sus larvas.

Biliografía.
www.guadarramistas.com

Tabarro

Andrés Rodríguez González Diciembre 5th, 2008

Fauna de la Serranía
Tabarro. Abeja azul de la madera (Xylocopa violacea).
El nombre común de abejorro se aplica a distintas especies de himenópteros grandes, entre ellas al Tabarro.
Dice un refrán de la Serranía “Año de Tabarros, año de Barros”, lo que viene a indicar que cuando en el verano aparecen muchos de estos insectos va ser un buen año de lluvias. También es muy conocida la frase “Dar la Tabarra” que, sin duda, hace referencia a estos animales ya que su vuelo y el gran tamaño que presentan pueden resultar molestos en verano, que es cuando se presentan en abundancia.
Pertenece a un grupo muy amplio de insectos llamados Himenópteros que incluye a las abejas, avispas y hormigas. Dentro de ellos, se incluyen en la Superfamilia de los Apoideos, son todas las abejas, un grupo muy importante que incluye a la conocida Abeja de la Miel y a los Abejorros.

foto Andrés Rodríguez González

Tabarro en madroño.

Las abejas del género Xylocopa son fácilmente distinguibles por color de su cuerpo, que es negro violáceo, brillante. Son conocidas como abejas carpinteras debido a que suelen anidar en agujeros taladrados en la madera. La abeja perfora un túnel en la madera con ayuda de sus fuertes mandíbulas. Después crea secciones en el túnel separadas por tabiques de madera masticada. En cada sección deposita un huevo muy alargado y algunas provisiones de polen para que la larva se alimente. Se alimenta, como tantos otros abejorros y abejas, del polen y el néctar de las flores.
En Europa hay varias especies muy parecidas difícilmente identificables, con una excepción, el macho de Xylocopa violacea, inconfundible por tener en sus antenas dos segmentos cerca del ápice de color rojizo.

El Tabarro es uno de los abejorros mayores de la Serranía, a veces puede llegar a medir 3 cm de longitud. Se trata de una de las abejas europeas más grandes. Afortunadamente son muy pacíficas, aunque un poco nerviosas, visitando muchas flores pero quedándose muy poco tiempo en cada una, lo que no la hace un modelo fácil para fotografiarlo y justifica el nombre con el que se las conoce en la Serranía, Tabarros.
En la imagen la vemos sobre flores de madroño, una planta muy interesante y característica de algunas zonas de la Serranía, que da unos frutos muy apreciados y presenta la particularidad de que a la vez están presentes en la misma planta flores y frutos.