NATURALISTAS EN LA SERRANÍA DE RONDA: Pablo Prolongo.

Andrés Rodríguez González Enero 20th, 2020

NATURALISTAS EN LA SERRANÍA DE RONDA

Pablo Prolongo.

Era uno de los seis hijos del matrimonio formado por Juan Prolongo Navarro y Francisca García Moreno-Flores, formando parte de una familia acomodada de la Málaga decimonónica que se dedicaba a la actividad comercial.

En 1823, tras estudiar latín, filosofía y matemáticas en el Seminario Conciliar, entró como aprendiz en la farmacia de Félix Haenseler donde inició su interés por la Química y la Botánica. Dos años más tarde marchó a Madrid para realizar estudios superiores en la Universidad Central. En 1828, obtuvo el título de Bachiller en Artes, siguiendo al mismo tiempo cursos de Botánica, Zoología y Mineralogía en el Museo de Historia Natural. Más tarde se matriculó en la Dirección General de Minas para seguir un curso de química. El día 13 de julio de 1830 alcanzó el grado de Bachiller en Farmacia y el de Licenciado el 10 de agosto de este mismo año. Durante esta etapa madrileña, que duró hasta 1832, Prolongo entro en contacto con Simón de Rojas Clemente y Rubio y a Mariano Lagasca, recomendado por Félix Haenseler y así mismo intentó conseguir por oposición una plaza de viceprofesor de Botánica en el Museo de Historia Natural, con resultado negativo para sus intereses.

Vuelto a su ciudad natal abrió una Oficina de Farmacia en la calle Salinas que pronto se convirtió en un pequeño centro científico visitado por las más importantes figuras de la botánica europea. En 1837, Edmund Boissier viajó a España para realizar su trabajo de herborización del sur de la Península, siendo acompañado en Málaga por Pablo Prolongo y Félix Haenseler; posiblemente ya tuvieran prácticamente herborizada esta provincia, muchos de cuyos datos debieron facilitar a Boissier. Pablo Prolongo fue amigo de Heinrich Moritz Willkomm y, en 1845, prestó sus conocimientos a Edward F. Kelaart para determinar las plantas que se crían en el Peñón de Gibraltar. En diciembre de ese año fue nombrado socio corresponsal del Colegio Farmacéutico de Madrid. De nuevo, en 1846, toma parte en unas oposiciones a la Cátedra de Organografía y Fisiología Vegetal de la Universidad Central también con resultado adverso. El 15 de abril de 1849 fue nombrado socio corresponsal de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid.

Su preocupación fundamental estaba centrada en los problemas malagueños, de manera que, conociendo las secuelas de la parasitación de la vid en la Anarquía desde 1850, estudió microscópicamente el Oidium Tuckeri; en 1854, cuando el cólera volvió a presentarse en la ciudad, aportó soluciones eficaces y baratas al problema de la desinfección, y más tarde, en 1884 estuvo al frente de una comisión nombrada al efecto por la Sociedad Malagueña de Ciencias. El día 10 de enero de 1853 fue nombrado socio de mérito de la Sociedad Económica Amigos del País de Málaga. El 4 de septiembre de 1862 se doctoró en Ciencias y poco después ocupó la Cátedra de Física en el Instituto General y Técnico de Málaga. En 1868 un incendio destruyó su Farmacia y su domicilio. Sin embargo, hasta 1882 estuvo al frente de la farmacia que tenía abierta en Puerta del Mar aunque, a partir de aquel año, había comenzado a padecer una enfermedad que le imposibilitaba caminar.

Como farmacéutico es de destacar que Pablo Prolongo fue el primero en preparar cloroformo en Málaga, lo que suponía una notable alternativa al uso del éter en la anestesia.

En 1872 con Domingo de Orueta y Aguirre, entre otros, fue fundador de la Sociedad Malagueña de Ciencias Físicas y Naturales aportando a la misma el prestigio y la tradición científica genuinamente local. Fue nombrado presidente honorario perpetuo de la misma en la sesión extraordinaria del día 21 de diciembre de 1874. Posteriormente, en 1884, fue elegido su presidente. Falleció en Málaga el 13 de junio de 1885.

Ni a Félix Haenseler ni a Pablo Prolongo se le ha dado el reconocimiento merecido por la calidad científica ni por la importancia que sus trabajos tuvieron en el descubrimiento y descripción botánica del pinsapo.

Bibliografía

ALCOBENDAS, MIGUEL, Málaga, personajes en su historia. Málaga, Arguval, 1986.

CUEVAS, CRISTÓBAL, Diccionarios de escritores de Málaga y su provincia. Madrid,

Ed. Castalia, 2002.

GARCÍA DE LA LEÑA, CECILIO, Disertación en recomendación y defensa del famoso vino malagueño Pero-Ximen y modo de formarlo. Reimpresión de la edición de Málaga, Luis de Carreras, 1792. Palabras preliminares de Modesto Laza Palacios.

LAZA  PALACIOS, MODESTO,  “Algunas observaciones geobotánicas en la Serranía de Ronda”. Boletín de la Sociedad Española de Historia Natural. Tomo XXXVI. 1936

LAZA PALACIOS, MODESTO,  “Estudios sobre la flora y la vegetación de las Sierras de Tejeda y Almijara”, Anales Inst. Bot. Cavanilles, 6(2), 1946, Pp. 217-370.

LAZA PALACIOS, MODESTO, El laboratorio de Celestina, Málaga, edita Instituto de Cultura de la Exma. Diputación de Málaga, 1958.

PÉREZ-RUBIN, JUAN, “El naturalista y farmacéutico germano-español Felix Haenseler Jeger (1780-1841) en la Málaga de su época”, Acta Botánica Malacitana tomo 37, 2012, pp. 141-162

RICO VÁZQUEZ, CARMEN, “Modesto Laza Palacios”, Revista Gibralfaro, nº 72, Mayo-Junio 2011.

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply