Archive for the tag 'tórtola común'

Fauna de la Serranía de Ronda:Tórtola común o europea.

Andrés Rodríguez González Julio 24th, 2012

Tortola
También llamada tórtola común o tórtola europea. De nombre científico Streptopelia turtur.
Se trata de una especie de la familia  Columbidae, popularmente conocidas como “Palomas”. A pesar de sus casi 30 cm de longitud, sus 150 gramos de peso y su envergadura (con las alas abiertas de punta a punta) de 50 cm, es la más pequeña de todas las palomas. Pueden vivir hasta 10 años, lo que se considera muy longevo para un ave. Su hábitat se extiende desde el Norte de África, por toda Europa, hasta Asia Central.

Es un ave muy llamativa, la tórtola europea mezcla en sus alas los colores marrones, negros y ocres. El pecho es de color rosado y el vientre blanco, llamando poderosamente la atención la mancha orbital de color rojo, así como la gran mancha distintiva de listas negras sobre fondo blanco que lucen en el cuello cuando son adultos. Su cola es de color negro con la punta de color blanco. No existen diferencias apreciables entre ambos sexos. Habita en zonas de escasa vegetación, zonas de monte bajo de tipo mediterráneo y encinares. Son sobretodo lugares donde hay grandes arbustos y es escasa la densidad arbórea como las lindes de los bosques y las estepas arbustivas. También habita las zonas de cultivos de cereales. Su alimentación se basa fundamentalmente en brotes de hierbas y semillas. Es decir se alimenta esencialmente de vegetales, aunque en época de cría pueden que capturar algún insecto pequeño. La tórtola suele alimentarse caminando por el suelo, picoteando en busca de alimento. Como ocurre con las palomas, las tórtolas beben aspirando agua de una forma continua, a diferencia de otras aves que tienen que levantar la cabeza para que el agua les llegue a la garganta. Tienen un vuelo muy acrobático, realiza fuertes aleteos seguidos de pequeños planeos, no demasiado lejos del suelo. Puede adquirir gran velocidad, a diferencia de las palomas, su aleteo es más rápido y ligero. Un vuelo muy diferente de sus parientes y cada vez más abundantes, las tórtolas turcas, que han invadido jardines y alrededores de zonas habitadas de todas las ciudades, éstas poseen un vuelo lento, torpe y de poca duración.

El reclamo de la tórtola europea o común es un suave runruneo que repite tres veces seguidas generalmente y que puede variar dependiendo de la situación, (según si es en época de celo o marcaje de su territorio). Su nido lo instalan a una altura de entre 2 y 5 metros del suelo. Pero no es un nido muy elaborado ni con gran acumulación de materiales, es una pequeña plataforma forrada de palitos y ramas donde la hembra incubará dos huevos de color blanco. Los pollos nacen tras 12 días de incubación y dos semanas más tarde saldrán del nido. Suele haber dos nidadas anuales.
Está considerada como especie cinegética, es decir, se puede cazar, pero se cataloga como vulnerable ya que cada vez escasean más. La población europea de tórtolas se calcula que oscila entre los 2,8 y los 14 millones de parejas, la mayor parte de ellas reproductoras en Rusia, España, Turquía y Francia, estimándose la población española entre 790.000 y 1.000.000 de parejas, se encuentra catalogada en el Libro Rojo de las Aves de España como Vulnerable, debido a que este ave ha experimentado un acusado declive a lo largo de los últimos decenios, estimándose los datos disponibles que éste supera el umbral de vulnerabilidad del 30% en las últimas décadas, provocado tanto por la degradación de los hábitats de cría e invernada como por la sobrecaza en períodos sensibles.
No es lógico que aún se considere como una especie cinegética ya que su número disminuye continuamente. Tampoco es razonable que se conceda permiso de media veda ya que, en agosto (la media veda suele comenzar sobre el 15 de agosto), existen aun nidos activos de tórtola y muchos de los ejemplares que caen abatidas por los disparos están aun criando, con lo que su muerte también supondrá la de la nidada. Otro riesgo añadido de comenzar tan pronto la media veda es el de cuando comienza ésta, muchos pollos aunque están plumados y volatean, son todavía incapaces de efectuar vuelos largos, con lo que las posibilidades de salvarse de los tiroteos de los cazadores son mínimas.
La tórtola es una especie que aun siendo relativamente abundante aún, su población está disminuyendo de forma alarmante ante la práctica impasibilidad de los responsables públicos en la gestión del medio natural, habiéndose indicado que “la gestión cinegética vigente no contribuye a la conservación de la tórtola, sometida a una excesiva presión”. Al tiempo que se ha apuntado a  que “En muchas regiones se caza más de lo que se produce, sobrexplotando el recurso. Es el caso de Andalucía o Extremadura, donde anualmente se cazan más del doble de jóvenes de los que nacen” (Libro Rojo de las Aves de España, 2005, pág. 284).
Las fotos son de Juan Oñate a quien damos las gracias por permitir su uso.

Tórtola Turca

Andrés Rodríguez González Abril 20th, 2011

FAUNA DE LA SERRANÍA DE RONDA

Tórtola turca (Streptopelia decaocto) es un ave Columbiforme (como las palomas), originaria de Ásia, ha invadido toda Europa, sobre todo las ciudades, parques y urbanizaciones. Por causas desconocidas, a partir de mediados del siglo XX inició una fulgurante carrera de expansión por todo el mundo que le llevó tanto al Círculo Polar Ártico como a la India, Japón y el Caribe. La primera tórtola turca española se vio en Asturias en 1960, el primer nido se encontró en Santander en 1974. A partir de 1980 conquistó toda la península Ibérica y Baleares. En 1985 saltó a Marruecos y en 1990 llegó a Canarias.
Mide entre 28 y 33 cm, tiene un plumaje sin manchas, los adultos son de colr gris claro. Tienen un característico collar negro ribeteado de blanco en el cuello. Cabeza gris y algo rosada, pecho gris rosado claro, cola grisácea por encima, con punta y bordes blancos por debajo, ancha banda terminal blanca. El Pico es negro y las patas rojizas.
Hay dos variedades de color, la marrón con una ligera tonalidad gris y la blanca. Ambos sexos son iguales en colorido. El macho se distingue de la hembra porque arrulla.
Habita casi siempre en árboles y más raramente en edificios, el nido es una plataforma con palitos y tapizada con materia vegetal o defecaciones de ellas mismas. Ponen dos huevos blancos en abril, mayo e incluso en verano, los incuban durante 14 días elñ macho y la hembra, una vez nacidos los pollos abandonan el nido en unos 20 días.
Su alimentación es a base de semillas.
Es un ave muy sociable, al contrario de sus parientes las tórtolas comunes (Streptopelia turtur) que son muy asustadizas.  No es extraño que permanezcan cerca del hombre aparentemente sin ningún temor. Las tórtolas comunes son cada vez más escasas, lo contrario que las turcas. Sólo en Extremadura, donde son más abundantes, sus poblaciones han caído más del 60% en apenas diez años. Las causas son muchas, las comunes han sido intensamente cazadas, la recogida del cereal a base de maquinas cosechadoras deja pocas cantidades de grano en los campos, el uso de pesticidas, la homogenización del paisaje, el uso de pesticidas y fertilizantes, las sequías y la pérdida de encinares donde anidan.
En las ciudades las tórtolas turcas se están convirtiendo en una fuente de suciedad y enfermedades. A veces son verdaderas plagas que hacen necesario realizar campañas de exterminación, como en Zaragoza donde llegaron a utilizar hace unos años un Camión Trampa con el que capturaron en pocos días más de 3.000 de estas aves.
Ya desde sus orígenes, la tórtola turca se ha visto como una maldición. De ahí le viene precisamente su nombre científico, decaocto, dieciocho, que es lo que machaconamente parece repetir en idioma griego.


Cuentan en Grecia que cuando Jesucristo agonizaba en la cruz, un soldado romano se apiadó de él y quiso comprarle un cuenco de leche con el que aplacarle la sed. Una vieja vendedora le pedía 18 monedas, pero el centurión tan sólo tenía 17. No hubo manera de regatear. No bajaba de 18. Jesús la maldijo por ello, convirtiéndola en esa tórtola que sólo sabe decir en griego machaconamente esa cifra 18, 18, 18. Dicen en Grecia que, cuando las tórtolas digan 17, se convertirán de nuevo en humanos. Pero también dicen que si sube el precio a 19, significará que el fin del mundo está cerca.

Tórtola Común

Andrés Rodríguez González Octubre 18th, 2009


TORTOLA COMÚN O EUROPEA (Streptopelia turtur)
Se trata de un ave muy conocida y popular, del mismo grupo de las palomas, científicamente se les conoce como Columbiformes.
Su peso es de unos 150 gramos aproximadamente. La envergadura con las alas abiertas puede llegar al medio metro y la longitud hasta 27 cms. aproximadamente, por lo tanto es un ave de tamaño entre mediano y grande. Con todo esto se considera la más pequeña de las palomas. Es fácil de identificar por lo vistoso de su colorido plumaje. La tórtola europea mezcla en sus alas los colores marrones, negros y ocres, que le dan un aspecto muy llamativo. El pecho es de color rosado y el vientre blanco, llamando poderosamente la atención la mancha orbital de color rojo, así como la gran mancha distintiva de listas negras sobre fondo blanco que lucen en el cuello cuando son adultos. Su cola es de color negro con la punta de color blanco. No existen diferencias apreciables entre ambos sexos.
Vive en zonas de escasa vegetación y zonas de monte bajo de tipo mediterráneo. Son sobretodo lugares donde hay grandes arbustos y es escasa la densidad arbórea como las lindes de los bosques y las estepas arbustivas. También habita las zonas de labranza con grandes setos. Especialmente abundante en zonas adehesadas que se cultivaban periódicamente con cereales.

Se alimenta fundamentalmente en brotes de hierbas y semillas de cereales y girasol. Su alimentación es esencialmente vegetal, aunque en época de cría pueden que capturar algún insecto pequeño. La tórtola suele alimentarse caminando por el suelo, picoteando en busca de alimento. Como ocurre con las palomas, las tórtolas beben aspirando agua de una forma continua, a diferencia de otras aves que tienen que levantar la cabeza para que el agua les llegue a la garganta. Tiene un vuelo acrobático, realiza fuertes aleteos seguidos de pequeños planeos, no demasiado lejos del suelo. Puede adquirir gran velocidad, a diferencia de las palomas, su aleteo es más rápido y ligero. Es una de las diferencias con la Tortola Turca que ha invadido muchas zonas de España desde hace unos años. Otra es que mientras la tórtola común es “montuna”, la turca vive en jardines y zonas rurales urbanizadas cerca de pueblos y ciudades.
Anida en árboles a poca altura, entre 2 y 5 metros del suelo. Hace una pequeña plataforma en ramas gruesas o en el cruce de ramas que es forrada de palitos y ramas donde la hembra incubará dos huevos de color blanco. Los pollos nacen tras 12 días de incubación y dos semanas más tarde saldrán del nido. Puede haber dos nidadas anuales.
El canto de la tórtola común es un suave runruneo que repite tres veces seguidas generalmente y que puede variar dependiendo de la situación  (época de celo, marcaje de su territorio). Se trata de un runruneo que manifiesta reiterativamente un gran número de veces.

Pese a que la población europea de tórtolas se calcula que oscila entre los 2,8 y los 14 millones de parejas, la mayor parte de ellas reproductoras en Rusia, España, Turquía y Francia, estimándose la población española entre 790.000 y 1.000.000 de parejas, se encuentra catalogada en el Libro Rojo de las Aves de España como Vulnerable, debido a que este ave ha experimentado un acusado declive a lo largo de los últimos decenios, estimándose los datos disponibles que éste supera el umbral de vulnerabilidad del 30% en las últimas décadas, provocado tanto por la degradación de los hábitats de cría e invernada como por la sobrecaza en períodos sensibles. Así se ha denunciado que cuando se concede el permiso de media veda en agosto (la media veda suele comenzar sobre el 15 de agosto), existen aun nidos activos de tórtola y muchos de los ejemplares que caen abatidas por los disparos están aun criando, con lo que su muerte también supondrá la de la nidada. Otro riesgo añadido de comenzar tan pronto la media veda es que muchos poyos aunque están plumados y volatean, son todavía incapaces de efectuar vuelos largos, con lo que las posibilidades de salvarse de los cazadores son mínimas.
La tórtola es, por tanto, una especie que aun siendo relativamente abundante aún, su población está disminuyendo de forma alarmante. Se calcula que en Andalucía y Extremadura se cazan más del doble de las que nacen.
Aunque puede vivir hasta 10 años casi ninguna tórtola que viva en el campo alcanza esa edad ya que suelen ser cazadas antes.