Archive for the tag 'mariposas'

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA: Avispa Ophion

Andrés Rodríguez González Febrero 12th, 2021

FAUNA DE LA SERRANIA DE RONDA

Avispa Ophion

 

Estas avispas pertenecen familia Ichneumonidae, Icneumonidos, unas avispas incapaces de picar a los humanos excepto precisamente el género Ophilon.

Dentro de esa gran familia existe la subfamilia Ophioninae. Tienen distribución mundial. La tribu Ophionini, dentro de la subfamilia, comprende en la región paleártica un restringido número de géneros, que en España se reducen a cuatro, uno de ellos es el género Ophion. A nivel mundial son 32 géneros especialmente abundantes en las regiones tropicales.

Generalmente los Icneumonidos son grandes, delgados, de color naranja con el abdomen comprimido y curvado. Miden 6-29 mm. Tienen ocelos grandes, los ocelos son ojos simples colocados en la zona frontal de la cabeza entre los dos ojos compuestos. Son especies endoparasitoides de larvas de mariposas. Solo una especie de Ophion parasita a un escarabajo.

Suelen ser activos de noche y son atraídos por las luces artificiales. Se los encuentra en una gran variedad de hábitats. Es muy característico tener un apéndice en la punta trasera del abdomen que les sirve para poner los huevos dentro del cuerpo de las larvas de mariposa, ese apéndice se denomina “Ovopositor”. En el caso de los “Ofilones” el ovopositor es corto y filoso, capaz de perforar la piel humana, a diferencia de la vasta mayoría de los icneumónidos, que no pueden picar.

Otra característica de las avispas Icneumonidos es tener una cintura muy estrecha, el cuerpo alargado y en las hembras un oviscapto como una jeringuilla que utilizan para inyectar el huevo en la oruga o larva que después la larva propia parasitará. La oruga parasitada crece a pesar de que la larva de la avispa Icneumonida se la va comiendo interiormente, respetando los órganos más vitales. Las larva de insectos (que suelen tener forma de gusano) se encierran en una estructura semirrígida llamada Crisalida donde terminan su desarrollo y de las que salen convertidas en Mariposas adultas, pero de las crisálidas parasitadas por las avispas Icneumonidas, no emerge la esperada mariposa, sino la avispa adulta que la ha parasitado.

Los icneumónidos cumplen una función importante en los ecosistemas, son los principales controladores de orugas que pueden ocasionar plagas.

Foto de Isabel M. Rubira a quien agradezco su cesión.

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/

http://digital.csic.es/

https://elmedinaturaldelbages.cat/

Mariposa Cleopatra

Andrés Rodríguez González Octubre 11th, 2008

Naturaleza Serranía de Ronda. Fauna
Mariposa Cleopatra (Gonepteryx cleopatra).
Las mariposas, como todos los insectos tienen seis patas, aunque es este caso son poco funcionales, pero por lo que son bien reconocidas es por sus grandes y coloreadas alas que son cuatro, el número característico de alas de los insectos, si bien algunos han perdido la totalidad como las pulgas, otros conservan dos como las moscas y otros tan sólo dos son operativas como los saltamontes siendo las otras dos de protección.
Uno de los grupos más llamativos dentro de los Insectos, son las mariposas. La Mariposa Cleopatra pertenece al grupo de los Pieridos, dentro de amplia familia de las Mariposas o Lepidopteros. Los Pieridos son muy abundantes, bien representados por muchas especies, generalmente de color blanco (como la Mariposas de la Col o amarillos como las Gonepteryx). En casi todas las especies los machos y hembras son bastante diferentes y casi siempre tiene dos generaciones por año que a veces presentan ciertas variaciones como el color y el tamaño. Este es el claramente el caso de las Gonepteryx, con dos especies muy parecidas y con variedad de colorido desde el naranja hasta el verde amarillento. La Gonepteryx rhamni popularmente conocida como “Limonera” es más pequeña que la Goneptryx cleopatra  y menos amarilla, siendo a veces difícil de identificar para un profano, sobre todo si tienes una mariposa solo y no puedes comparar, o como en este caso, mi amiga y compañera de excursiones con su marido Jesús Ripalda,  Ana María Gámez, me muestra una fotografía.

Fotografía de Ana María Gámez

Me inclino a pensar que se trata de una Mariposa Cleopatra,  una buena voladora, de tamaño más bien grande, que vuela entre Mayo y Junio, aunque a veces lo hace más tarde según los lugares donde habita, que se extiende por toda España, países mediterráneos y las islas  hasta Grecia y norte de África. Vive cerca de bosques claros y zonas abiertas desde el nivel del mar hasta los 2.000 metros. Existen dos variedades en las Islas Canarias y una en Madeira.
Las larvas de la Mariposa Cleopatra se alimentan de matorrales del Genero Rhamnus, unos espinos abundantes en las sierras de la comarca. Los adultos se dedican a sus tareas de apareamiento pero no desprecian utilizar su larga trompa enrollada como unamanguera para absorber líquidos azucarados de las flores de las plantas.