Archive for the tag 'Sanguijuela Baja'

Plantas de la Serranía: Feijoa

Andrés Rodríguez González Abril 29th, 2012

Plantas de la Serranía de Ronda
Feijoa Acca sellowiana


“La planta de la eterna juventud”

La feijoa se denomina también guayabo, guayabo del país, guayaba o guayabo del Brasil. El botánico alemán Berg la nombró feijoa en honor a Joao da Silva Feijo, director del Museo de Historia Natural de S. Sebastian (Brasil) en el siglo XVIII. Hasta hace pocos años su cultivo era ornamental pero actualmente se ha extendido de forma industrial en zonas tropicales y subtropicales. Se produce en Nueva Zelanda, Israel, Italia, Francia y EEUU en la zona de California.
Planta que pertenece a la familia de los Mirtos. Es un arbusto, puede llegar a ser un árbol de pequeño tamaño que alcanza hasta cuatro 4 metros de altura, desarrolla un pequeño tronco que se ramifica a poca altura. Originaria de las tierras altas del sur de Brasil, Colombia, Uruguay y norte de Argentina. Es resistente al frío pero no por debajo de los menos cinco grados, sin embargo es bastante sensible a las temperaturas muy elevadas y a la excesiva sequedad del aire. No soporta bien la poda, aunque se puede llevar a cabo pero puede que la planta paralice su producción de fruta por un periodo de hasta dos años. Se propaga por medio de semillas, pero la multiplicación por esqueje proporciona buenos y rápidos resultados. También se multiplica bien por acodo.
Presenta una corteza de color gris, un poco áspera y escamosa, es de hoja perenne, es decir que las tiene durante todo el año, son simples, opuestas, con un largo peciolo, tienen forma ovoide, son de color verde oscuras por el haz y blanquecinas por el envés. Produce flores solitarias con 4 sépalos y 4 pétalos color blanquecino, tienen numerosos estambres, el polen es recogido sobre todo por las abejas que son los principales polinizadores, aunque también pueden hacerlo los pájaros. Su fruto es tipo “baya” de unos cinco por seis centímetros de largo, recuerda a un huevo de pequeño tamaño verde oscuro en la madurez, con aroma peculiar muy agradable. Para que maduren los frutos es necesario un clima algo fresco. La pulpa del fruto es carnosa, blancuzca o amarillenta y olorosa.
Unas variedades de esta especie necesitan otra planta de la misma especie para la fecundación y sin embargo, algunas se autofecundan por lo que no necesitan otra planta para dar frutos.
Es comestible, de sabor agradable y peculiar, un poco ácido, semejante a una mezcla de piña, guayaba y fresa; las semillas son comestibles, muy numerosas y apenas se aprecian al comerlas. Al caer del árbol madura con rapidez, se vuelve más fragante con aromas florales y frescos a medida que alcanza su estado óptimo de maduración. Durante la época de cosecha se consume en zumos por su dulzor o fresca en rodajas rociada de jugo de limón para que no se oxide. También se usa para la elaboración de helados, zumos, postres, jaleas, mermeladas, gelatinas y compotas. Muy rica en vitamina C y B. Tiene también un alto contenido en Yodo, en menor grado aporta Potasio, Fósforo, Magnesio, Sodio y Calcio.
Es considerada como un buen rejuvenecedor, ya que es la única fruta que contiene Complejo Alfa3, capaz de oxigenar las células de todo el organismo, principalmente las cutáneas. También baja el colesterol y favorece el crecimiento de los niños.

Si encuentran esta curiosa fruta pueden fabricar el llamado “Coctel de la Eterna Juventud” de la manera siguiente: Se licuan de tres a cuatro feijoas, se mezclan con miel de abejas y un gramo de jalea real pura. Se le pueden agregar una cucharadita de polen de abejas. Consumir antes del desayuno por ciclos de 30 días, descansando por 15 días. Es un tonificante orgánico sin igual que rejuvenece la piel, fortalece el cabello, baja el estrés y organiza el sueño.
En la comarca de la Serranía de Ronda solo he visto dos ejemplares en el precioso y muy interesante jardín de la Sanguijuela Baja, en la Bodega de Federico Schatz.