Archive for the tag 'Cardo borriquero'

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA CARDO BORRIQUERO

Andrés Rodríguez González Febrero 10th, 2020

PLANTAS DE LA SERRANIA DE RONDA

CARDO BORRIQUERO, Alcachofa borriquera, ansarina. Onopordum acanthium

 

Planta de la familia Asteráceas, la misma de las conocidas popularmente como Margaritas.

Es una Hierba bienal que puede alcanzar una altura de entre 50 cm a dos metros. A pesar de su tamaño es una planta bienal, la roseta de hojas emerge en otoño y desarrolla una raíz pivotante fuerte que sirve como reserva de alimento, luego en el segundo año crece el tallo florífero.

Tiene el tallo cubierto por espinas fuertes, ampliamente alado, áspero, densamente piloso, con pelos blancos por todas partes. Las flores forman capítulos o grupos que son similares a una sola flor, de 4-7 cm de ancho, rodeados por brácteas, poseen cinco estambres. Gineceo compuesto por 2 carpelos unidos. Involucro prácticamente esférico, brácteas involucrales apenas ovales, duras, con puntas espinosas, de ahí que se les considere como plantas del grupo de los Cardos sin serlo, poseen pelos. Capítulos solitarios o en pequeños grupos en ramas de la copa. El período de floración es entre julio a septiembre.

Las hojas son alternas, sin peciolo, con un limbo oval a claramente elíptico, lóbulos con dientes grandes, cubierto de espinas. El fruto es tipo Cipsela de color marrón grisáceo, con manchas negras, de 4-5 mm de largo, con pelos rojizos en la punta, no ramificados, de 7-9 mm de largo.

Vive en zonas humanizadas como patios, montones de tierra, bordes de caminos, terrenos baldíos, basureros, escombreras. Pero es apreciado como planta ornamental por su belleza y los pocos cuidados que requiere.

El cardo borriquero es una de las hierbas más grandes y con espinas más fuertes de los países nórdicos. Su gran tamaño, sus hojas y tallo densamente pilosos con pelos blancos, y sus capítulos de color magenta, también lo convierten en uno de los cardos más hermosos. La especie se ha propagado por Europa, donde crece en sitios habitados, especialmente en lugares soleados con suelos fértiles.

Se ha adaptado con tanto éxito a los veranos secos de la región mediterránea que se ha transformado en una especie foránea problemática en los climas templados. No ocurre así en los países nórdicos donde el clima frío ha impedido hasta ahora que el cardo borriquero se extienda.

Como especie invasora y como planta ornamental cultivada, puede encontrarse en varios sitios por casi toda la mitad sur de Finlandia, en sitios habitados, alrededor de edificios y al lado de caminos y riberas costeras.

El cardo borriquero es la flor nacional de Escocia. Según la leyenda, las tropas de embarque normandas de origen escandinavo iban a atacar a los escoceses una noche, cuando un soldado desafortunado se paró sobre una roseta de hojas de un cardo borriquero. Su grito alertó a los defensores a tiempo, por ello los escoceses, agradecidos, adoptaron al cardo borriquero como la flor nacional. Esta buena anécdota es hermosa para contarla, pero el cardo borriquero aún no había llegado a las tierras escocesas en la Edad Media.

 

Bibliografía

http://www.luontoportti.com/

 

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA Cardo mariano

Andrés Rodríguez González Diciembre 21st, 2016

PLANTAS DE LA SERRANÍA DE RONDA

Cardo mariano Silybum marianum.

Una de las plantas que más nombres populares recibe. Cardo borriquero, cardo alcachofero cardo alpistero, cardo blanco, cardo borde, cardo borrico, cardo borricuno, cardo borriqueño , cardo burral, cardo burrero, cardo burreño, cardo cabrero, cardo capotero, cardo capotudo, cardo de María, cardo de Santa María, son sólo algunos de los nombres populares que le dan. Es una planta herbácea anual o bienal, de tallo simple o ramificado hacía el ápice, que puede alcanzar 3,5 m de altura. Dichos tallos son de sección más o menos circular, no alados y con costillas longitudinales, foliosos sobre todo en la base, y con un denso indumento blanquecino araneoso. Las hojas pueden medir hasta 40 por 12 cm y son pecioladas o sentadas; las basales más o menos pecioladas, pinnatipartidas en 4-6 pares de lóbulos con márgenes con grandes espinas amarillas de hasta de hasta 1,5 cms, y de haz verde brillante con un retículo blanquecino; las superiores, similares pero sésiles y más pequeñas. Los capítulos son terminales y solitarios con pedúnculos tomentosos tienen el involucro ovoide, sin pelos con 5-7 series de brácteas mayores hacia dentro pero con las medias mayores que las internas; las externas y medias tienen base oblonga, muy ensanchada en un apéndice 15-50 mm, ovado y con margen dentado-espinoso en su base. El cardo mariano es una especie nativa de los países ribereños del Mediterráneo y Asia hasta India y Siberia; naturalizada en el resto del mundo y también cultivada en Hungría, Argentina, Venezuela, Ecuador y China. Crece en bordes de cultivos, caminos y carreteras, baldíos, etc…, en suelos muy nitrificados, desde el nivel del mar hasta 1300 m de altitud. Florece de abril a agosto. La especie fue creada y descrita primero por Carlos Linneo como Carduus marianus en Species Plantarum. Atribuido luego al género Silybum por Joseph Gaertner y publicado en De Fructibus et Seminibus Plantarum. Etimologicamente  Silybum procede del Latín Silybum. Y marianum es un epíteto que viene de María. Hace referencia a la Virgen María, ya que hay una leyenda medieval sobre esta planta que dice que ella utilizó las grandes hojas de un cardo para ocultar a Jesús de los soldados de Herodes. Al momento de escapar, de su pecho cayeron algunas gotas de leche, que han perdurado para siempre en esta especie para recordar aquel señalado día. Este cardo quedó, entonces, bendecido y lleno de virtudes. Es por ello que en la medicina medieval se recomendaban esta planta a las puérperas y nodrizas, a fin de aumentar la secreción de leche. Por eso su nombre en muchos idiomas se refiere a la leche y a María.

Se hibrida ocasionalmente con Silybum eburneum, la otra, y única, especie aceptada del género. Uso medicinal, aunque no existen estudios con metodología y rigor científico que avalen los beneficios para la salud humana descritos aquí. Las semillas del cardo mariano se han venido usando desde hace siglos con fines medicinales. De ellas se obtienen sustancias como la silimarina, que se usa en afecciones crónicas del hígado y la vesícula biliar; la silibinina que se usa en casos de intoxicación por ingestión de amanitas (por ejemplo la Amanita phalloides o la Amanita muscaria). Otras sustancias de interés medicinal presentes en las semillas son la silydianina y la silychristina. Otros beneficios atribuidos al cardo mariano son que interviene favorablemente en casos de piedras en riñones y vesícula, baja el azúcar en sangre, ser el más potente hepatoprotector conocido con acción sobre cirrosis, hepatitis, hígado graso, envenenamiento hepático. Protege también las células de los riñones en caso de insuficiencia renal.Tiene propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladores. Impide el daño hepático y renal provocado por ciertos medicamentos antivirales, analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios. Tiene acción antioxidante en tejidos grasos. Induce la apoptosis en células cancerosas. Rebaja los niveles de colesterol.Reduce la insulinoresistencia en pacientes con diabetes de tipo 2 que también padecen cirrosis. Podría tener aplicaciones en la prevención del cáncer. Se usa para tratar complicaciones en pacientes de sida. El cardo mariano también se usa en multitud de productos que aseguran reducir los efectos de la resaca. Se usa como complejo vitamínico especialmente para aumentar la producción de leche en mujeres tras el parto. Pero insisto en que no existen estudios con metodología y rigor científico que avalen los beneficios para la salud humana citados. La planta puede contener altas concentraciones de nitrato de potasio, lo cual es potencialmente peligroso para el ganado rumiante, en el estómago del cual la flora bacteriana lo transforma en nitrito que se combina con la hemoglobina, produciendo anoxia y fracaso circulatorio periférico.

Bibliografía Wikipedia