Archive for the tag 'Grupo de Trabajo del Valle del Genal'

Atropa baetica amenazada en Sierra de Las Nieves

Andrés Rodríguez González Julio 23rd, 2014

Andrés Rodríguez González , en nombre y representación de cuatro organizaciones de defensa de la naturaleza ha enviado un escrito dirigido al Delegado de Medio Ambiente de la Consejería de M.A. en Málaga a la Presidenta de la Junta Rectora del Parque Natural Sierra de Las Nieves y al Director Conservador del Parque Natural Sierra de Las Nieves en los siguientes términos:

El Libro Rojo de la Flora Silvestre Amenazada de Andalucía, editado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía cataloga a la planta Atropa baetica, popularmente Tabaco Gordo o Tabaco de Pastor, entre las plantas en peligro crítico de extinción (CR), que, por definición, supone se ha reducido hasta en un 80% en los últimos 10 años o en 3 generaciones, que su área de distribución es de menos de 100 km2,  su área de cobertura es de menos de 10 km2 y que tiene menos de 250 individuos maduros.

Atropa baetica, vulgarmente llamado Tabaco Gordo, pertenece a la familia de las Solanáceas, se distribuye siempre por encima de los 1.100 metros de altitud. Se trata de una especie cercana a la Belladona que contiene potentes alcaloides lo que ha motivado el interés y uso como planta medicinal en otros tiempos. Respecto a la distribución en esta zona de este endemismo ibérico y norteafricano, en 1996, en la Guía de la Flora del P.N. Sierra de Grazalema, de Abelardo Aparicio y Santiago Silvestre, se encuentra la cita textual siguiente “…solo se conoce una población en los márgenes estabilizados de un canchal, bajo el Torreón, a 1.250 de de altitud”. Actualmente dicha población ha desaparecido y desde hace varios años no se la ha vuelto a encontrar por lo que se puede decir que esta Solanácea se ha extinguido en el P. N. de Grazalema.

El Libro Rojo de la Flora Silvestre Amenazada de Andalucía, se menciona que existe el claro riesgo de extinción a corto plazo, por el reducido número de núcleos de población y su pequeño tamaño y la existencia de una mortalidad apreciable por causas desconocidas y por una muy evidente “…la elevada presión de los vertebrados herbívoros que llegan a comerse el 100% de los frutos y de las hojas al final del ciclo de la planta, cuando ésta es más vulnerable por producirse una disminución del nivel de alcaloides. También es debido al pisoteo regular de grandes mamíferos que sufren muchas plantas por encontrarse asociadas a caminos o pistas…”. Como medidas de conservación, el citado libro, propone textualmente “…algunas de sus poblaciones se encuentran en espacios naturales protegidos, pero incluso en éstas zonas, es necesario la utilización de vallados que impidan la actuación de vertebrados.”

Respecto a la distribución en el P. N. Sierra de Las Nieves, se tiene constancia histórica de la presencia de Atropa baetica, posiblemente de la población  en los Hoyos de la Caridad, en la visita que Josep Cuatrecasas realizó al pinsapar en el año 1.929 y de una visita anterior de Gros en 1.922.

En dicho Parque, existen tres poblaciones conocidas. Una en la  zona de los Hoyos de la Caridad, protegida por un vallado, la cual muestra un estado de conservación excelente, con una buena regeneración, numerosas plantas jóvenes y abundancia de flores. Si bien sería necesario ampliar la zona vallada de manera que las plantas estuvieran más alejadas de la alambrada y, por ello, más protegidas. Otra población se encuentra en la zona de la Vereda de los 1.500, también protegida por un vallado, pero el terreno tiene una fuerte pendiente y alta erosión, de manera que las plantas corren serio peligro de desaparecer por corrimientos de tierra o ser arrastradas por el canchal de piedras sueltas. En este caso, consideramos necesario para protegerlas, bancalizar levemente el terreno evitando en gran medida la erosión.  La última población se encuentra en la Cañada del Cuerno,  y no cuenta con medida física de protección. Esta población, recientemente visitada, presentaba un aspecto similar a la población de los Hoyos de la Caridad. Actualmente se encuentra en muy mal estado con numerosas plantas arrancadas de raíz y todo el terreno circundante pateado y levantado como consecuencia de la acción directa de grandes herbívoros ungulados.

En resumen, las poblaciones de una de las que una de las plantas más en peligro de extinción de la flora andaluza, que en el P. N. ésta relativamente bien representada con tres poblaciones actualmente conocidas, se encuentran en serio peligro de desaparición, una de ellas corre serio peligro de ser aniquilada, otra peligro de desaparecer por la acción erosiva y por último la única que puede considerarse en buen estado de conservación, se encuentra muy próxima al vallado de exclusión lo que la hace muy vulnerable a la herbivoría.

Por otra parte, queremos hacer constar nuestra sorpresa al ver como pasta a sus anchas un gran rebaño de ovejas por toda la zona baja de las Tres Cañadas de Ronda, si bien reconocemos la labor de limpieza de monte que las ovejas realizan pero no podemos estar de acuerdo en que pastoreen por zonas donde se está regenerando el pinsapar y, sobre todo, sin la mínima vigilancia de un pastor, como ocurre en el caso citado.

Los abajo firmantes proponen diversas medidas para la protección integral de Atropa baetica en el Parque evitando que ocurra lo que ya ha pasado en el P. N. Sierra de Grazalema. Así mismo estamos abiertos a cualquier consulta o reunión con la Junta Rectora del Parque y con el Sr. Director Conservador para buscar soluciones a tan grave tema. Disponemos de un amplio archivo fotográfico relacionado con la planta y sus amenazas que ponemos a su entera disposición.

Hemos informado a investigadores del CSIC (Estación Biológica de Doñana) que nos han hecho saber que van a elaborar un escrito de protesta.

Firmado:

Juan Ríos Pimentel y Andrés Rodríguez González por parte del Grupo de Estudio y Protección de Plantas de la Serranía de Ronda.

Fernando Ruíz Fernández por parte de la Asociación Senderista Pasos Largos.

Juan Terroba por parte de Silvema Serranía de Ronda.  Ecologistas en Acción.

Oscar Gavira por parte de  Grupo de Trabajo del Valle del Genal.

Incendio en el Genal

Andrés Rodríguez González Febrero 12th, 2012

Incendio en el Genal

La asociación Grupo de Trabajo del Valle del Genal ha publicado un comunicado en el que lamenta el reciente incendio forestal que ha afectado a casi 1.000 hectáreas de vegetación  protegida por la Directiva 92/43 de la Red NATURA 2000 de la Unión Europea. La zona afectada alberga una enorme biodiversidad en flora y fauna y una gran riqueza paisajística. De hecho, se encuentra catalogada como “Lugar de Interés Comunitario” (LIC) por la Unión Europea, como Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo por la UNESCO y los colectivos ambientalistas han demandando en reiteradas ocasiones su declaración como Parque Natural o Parque Nacional. De ahí que este siniestro sea de una tremenda gravedad, máxime si se tiene en cuenta que el origen del fuego estuvo supuestamente en una quema realizada junto a la cooperativa de Pujerra, en una parcela propiedad de la administración arrendada a un particular. Y todo ello a pesar de la magnífica labor en la extinción llevada a cabo por los trabajadores del INFOCA, la Unidad Militar de Emergencia y personal voluntario para el control y extinción de las llamas.

Tras el incendio que ha calcinado unas mil hectáreas en la Serranía de Ronda, el Grupo de Trabajo Valle del Genal advierte que las labores de quema sin control son habituales a pesar de la escasez de lluvias. La investigación policial sobre las causas del incendio ya está en marcha y determinará las causas y el juez determinará las responsabilidades, pero lo cierto es que la normativa autonómica permite la quema de restos agrícolas durante los fines de semana sin establecer criterios de control, pese a que el otoño-invierno actual se está caracterizando por la escasez de precipitaciones y el territorio permanece seco. Además, en el Valle del Genal también son habituales las quemas en días laborables con total impunidad y a cualquier hora, sin que nos consten sanciones contra quienes incumplen la legislación. Y todo ello, en un momento en el que el operativo del Plan INFOCA se encuentra con un mínimo número de operarios (25 personas para toda la provincia de Málaga).

Por todo ello, el Grupo de Trabajo del Valle del Genal considera que la Junta de Andalucía está incurriendo en una dejación de funciones. La falta de vigilancia disuasoria y la ausencia de controles sobre las quemas son evidentes. Solo en tres días se han declarado tres incendios en la Serranía de Ronda: el sábado 4, en Pujerra; el domingo 5, en Casares; y el lunes 6, en Igualeja. Ante esta realidad, se deberían paralizar las labores de quemas agrícolas en las zonas rurales de la Comunidad hasta que vuelvan las lluvias.

Por otra parte, el hecho de que aún no se haya desarrollado un Plan de Ordenación de Recursos Naturales para la zona catalogada como Lugar de Interés Comunitario y que el Gobierno autonómico aún no haya dado cumplimiento al mandato del Parlamento de Andalucía que en 2002 solicitó la declaración del valle como Parque Natural, ponen de manifiesto la desidia de la Junta de Andalucía para proteger este lugar único en la Península Ibérica.

De otro lado, esta asociación quiere advertir a la población rural de que, lejos de traer beneficios, la quema de restos de poda u hojarasca es una mala práctica agrícola. Además de suponer un elevado riesgo de incendios, provoca daños sobre la biodiversidad, destruyendo los refugios de pequeños animales, erosionando los arroyos y eliminando indiscriminadamente toda la vegetación.